Santa Hipster

Es un empeño histórico de “esta nuestra comunidad bloguera” el fomentar que Ávila y provincia sea smart. Pero más que smart, moderna que te rilas. Con esa intención, aquí hemos pedido que se impulsen iniciativas como que la Palomilla se haga del Espanyol, se fomente un macromeeting internacional del Dardo o el ponerle una plaza a Michelle Jenner.

Y esta vez vengo con algo más audaz si cabe. No les pillará por sorpresa porque al fin y al cabo es el título de la entrada…

Celebremos “Santa Hipster”.

La idea me llegó tras un intercambio de tuits sobre la cuestión catalana. Doña @PJGarcinuno apuntaba que…

Y, oigan, poca broma con el tema. Según se lee en Ávila Turismo sobre la leyenda referida…

“Desesperada porque nota como se acerca el susodicho, pide a Dios que ‘le diese alguna fealdad en el rostro’ y de su rostro nace al momento una densa barba `tan espesa y tan compuesta como si fuera varón’.”

Aparte del hermanamiento que supondría con nuestro país vecino – siempre llevando el tema de forma delicada para que Olivenza no fuera invadida a modo de desagravio –  este acto sería todo ventajas. Podrían venir de invitados desde el nuevo Rey (y de paso se invitaba a Doña Letizia a un buen chuletón, que nunca viene mal para el estilismo) a Justin Timberlake, Batman, Illarra (valga la redundancia), su pony, Xabi Alonso, Russian Red y Arda Turan . Será por colchoneros en Ávila

El tema es que esto habrá que organizarlo rápido, que las modas vuelan y las barbas del vecino se ponen a remojar. Es decir, que lo hipster pronto será ir afeitado porque lo de los pelacos será ya demasiado mainstream.

Propuesta de mascota para el evento.

Propuesta de mascota para el evento.

Como primera medida, propongo que se organice un flashmob – desde la UCAV mismamente – con todo el equipo municipal embarbado, custodiados por Los 4 Pelos, Michelle Jenner y un invitado especial… el más moderno de todos los modernos.

¡Pablo Iglesias!

¡Claro que se puede! Los modernos, como es bien sabido, son muy además de gastarse las perricas en la zona de celebración: merchandising, marketing, fotos con la mascota de la ciudad. Lo que se tercie. Por si fuera poco, la polémica estaría servida con lo que eso ofrece de publicidad gratuita: entre lo laico y lo religioso, lo moderno y lo tradicional, lo irreverente y lo innovador. Directo de La Sexta noticias garantizado, con lo que pones a Ávila en el mapa, internacionalizas y categorizas.

Yo dejo ahí la idea, sin necesidad de royalties ni ná.

Pd: Lo de la barba adjunta en el gif se podría hacer con revolconas y torreznos.

Los PGE de 2015 para Ávila y provincia.

image

El PP ha organizado hoy sábado un acto en nuestra ciudad para difundir los Presupuestos Generales del Estado para el año 2015 aprobados ayer por el Gobierno de la Nación. El acto, que ha contado con la participación de varios altos cargos del gobierno nacional y regional, entre ellos el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el vicesecretario general de comunicación del PP, Carlos Floriano, ha sido clausurado por María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha.

El siguiente vídeo es un resumen de las declaraciones realizadas por los diferentes cargos presentes en el acto sobre el impacto de los citados presupuestos en la ciudad y provincia de Ávila.

 

Smartizados

Como todos ustedes saben, y si no ya se lo cuento yo, Ávila es una ciudad moderna. Pero moderna de la hostia. Nada de camisas de franela a cuadros, barbas y gafas de pasta. Moderna de verdad: farolas led, aparcamientos subterráneos, tiendas de yogurlado, coches que vuelan, códigos QR para los bomberos, androides de protocolo en cada esquina, redes sociales, redes móviles de octava generación a prueba de macroeventos, fibra óptica, minicentrales hidroeléctricas… Una ciudad inteligente o, como se dice ahora, una smartcity (así todo junto y con acento del este de NY).

Como su propio nombre indica, una ciudad inteligente es una ciudad lista, culta, instruida, que sabe latín, leída y viajada, que compara antes de cambiar su seguro de coche o de comprar un billete de avión. Una ciudad abierta al mundo física, virtual y mentalmente; sin fronteras. Ahora todas la ciudades de la cristiandad hispana -no, esto no ha sido idea nuestra- quieren ser smart, de la misma forma que antes todas querían tener un edificio de Calatrava, un tranvia a ninguna parte, un palacio de congresos feo o un museo de arte contemporáneo vacío. Las modas, ya saben ustedes, que afectan a todas las personas, incluso a las jurídicas.

Por desgracia, la implantación de las nuevas tecnologías no se está produciendo al mismo ritmo en todos los barrios. Mientras en algunos rincones la modernidad lo impregna todo como un suave perfume, otras partes de la ciudad siguen oliendo a siglo XX y a modems que suenan como gatos sometidos a tortura. Y no, no estoy hablando del ADSL del Fresno; hablo del Ayuntamiento. ¿Del nuestro? Sí, del nuestro.

Hasta el Ayuntamiento de Ávila, o más concretamente hasta los despachos de los que allí mandan, no parecen haber llegado nuevas remesas de tecnología desde que sustituyeron el ábaco por calculadoras Casio. Allí el siglo XXI aún no se ha abierto paso. ¿Pruebas? Las que ustedes quieran. Aquí les dejo unas pocas.

Prueba nº1: El alcalde y el teniente de alcalde José Francisco Hernández Herrero preparan un pleno municipal. Elementos tecnológicos de la imagen: la virgen románica del fondo de la imagen, que por cierto luciría más expuesta en un museo, y la lámpara que confiamos sea LED.

Prueba nº2: Otra instantánea natural y espontánea, también previa a un pleno. Aquí la tecnología sí esta presente: el aparato de aire acondicionado/calefacción del fondo. También hay un plato de cerámica pintada encima de la mesa, lo que nos permite datar la imagen en algún momento posterior a la invención del torno

Prueba nº3: Otra reunión, está parece menos preparada que la anterior. La lámpara, muy parecida por cierto a la de la primera prueba, vuelve a ser el principal elemento tecnológico de la imagen. Antes de continuar, dediquemos un minuto de silencio a todos los árboles caídos para nutrir de celulosa a esta reunión.

Prueba nº4: Últimos preparativos para el día del deporte en la calle. Los responsables son sorprendidos (codazo, codazo, guiño) en medio de una reunión, de pie, mirando unas fotocopias. Todo muy dospuntocero. Como la fotocopiadora no sale en la foto, el reloj del policía pasa a ser el elemento tecnológico más puntero de la imagen.

Prueba nº5 (y última): Presentación de la Operación Asfalto. Hay un micro, pero igual es prestado. Los planos extendidos sobre la mesa, algo seguramente de tremenda utilidad para los periodistas que estén sentados en frente

Queremos, antes de finalizar, mandar un mensaje de tranquilidad a los abulenses: hay ordenadores en el Ayuntamiento, al menos uno. Lo de la pantalla ¿es Internet Explorer?

A coste cero

Una de las cosas que más promete de una ciudad como la nuestra es, a mi modo de ver las cosas, la ya conocida Orquesta Sinfónica de Ávila. Un proyecto puesto en marcha por Juventudes Musicales de Ávila con el esfuerzo y dedicación altruista de sus miembros. Altruista porque, de momento, la orquesta sigue en proceso de crecimiento y necesita promoción y caché para que el proyecto sea rentable para aquellos que participan de él. Tras algo más de 2 años de andadura, no es más que un niño que necesita crecer y desarrollarse. Este año opta, entre muchos otros candidatos, a la distinción de “Abulenses del Año”, premio que, considero, sería merecidísimo para ellos y les daría, seguramente, una visibilidad que les vendría demasiado bien para seguir trabajando y continuar con su difícil objetivo de consolidación. Hoy termina el plazo para la votación popular, si os dais prisa aún podéis apoyarles, cosa que agradecerán, seguro.

Pero esa visibilidad que otorga esta distinción de “Abulense del Año” se queda en prácticamente nada si se la compara con la que pueden dar otros actos y eventos que se van a celebrar en nuestra ciudad en las próximas fechas. Me refiero, efectivamente, al V Centenario del Nacimiento de San Teresa. Esta celebración contendrá grandes actos para los que se quiere contar con una gran orquesta y un gran coro que armonice las celebraciones. La ya anunciada misa inaugural, la de clausura, la hipotética visita del Papa… Actos multitudinarios, se espera, en los que la Orquesta Sinfónica de Ávila obtendrá una repercusión acorde a su calidad y a sus necesidades…

Un momento, suena el teléfono… Ahora vuelvo… No os vayáis…

(&%”#@¬)

Perdón, os pido disculpas. Me informan que el Obispado ha decidido montar orquesta y coro por su cuenta. En lugar de aprovechar la maravillosa orquesta que tenemos en la ciudad han preferido contar con dos profesores de conservatorio para organizar una orquesta paralela que sea la encargada de poner música a los actos del V Centenario. Otro despropósito más en todos estos preparativos llenos de monjas que diseñan logotipos, trabajos que se cubren con voluntarios y demás asuntos. Un V Centenario en el que muchos tienen puestas muchas expectativas y que mucho me temo que verán como se derrumban debido a la falta de profesionalización que se está poniendo en todo lo que se refiere a su celebración. Hacer las cosas a coste cero implica mermar la calidad de lo que se oferta. Eso es así. El Centenario, mucho me temo, que al final nos va a salir caro. Un evento que tendría que servir para colocar a Ávila en el mundo, un evento que tendría que dar visibilidad a todo lo bueno que tenemos, que es mucho, y que no va conseguir darnos la repercusión que la ciudad y sus colectivos se merecen.

La Orquesta Sinfónica de Ávila DEBE, por obligación, por profesionalidad, por necesidad, por orgullo, por sentido común… participar en los actos del V Centenario. Pero eso no depende de ellos, y es una lástima. Con la Iglesia hemos topado.

La quimera y los sueños (lo demás es cosa vana)

No hay sino nacer y morir, lo demás es cosa vana.

Y hasta aquí el espoiler.

medina_vana

La primera vez que escuche hablar de “Lo demás es cosa vana” (Cristóbal Medina, Editorial Chiado) fue a través de Pablo Garcinuño. No recuerdo si fue entre cañas, en un tuit o bajo qué medio, pero sí que las palabras del 4palero fueron algo así como: “Tenéis que leer el libro, porque ves en la Ávila de hace siglos la Ávila de hoy”.

Aquello me picó la curiosidad, y prometí darle una oportunidad al libro si llegaba el momento. Y llegó, gracias a aquel encuentro de novelistas del que saqué un buen botín de libros.

Tardé en empezarlo (es un libro contundente) pero al hacerlo el ritmo fue de 150 páginas cada tirón. La narrativa de Medina engancha, con una mezcla de aventuras y humor bien conformada que te lleva de Ávila al Nuevo Mundo en un intrépido viaje tras una quimera.

“Me enamoré del México antiguo documentándome para mi novela” ponía el autor en su Twitter. Y así vas haciendo también como lector desde que sales de la Muralla camino del sur, aunque antes, en esa senda, una peculiar sonrisa se cruce en tu camino…

¿Les va picando la curiosidad? Una novela con abulenses que se adentran en una de las mayores aventuras de la historia. Pero… ¿de dónde viene el título? Copiopego del blog de Cristóbal… “La frase del encabezado, que expresa la sabiduría de la resignación, se la oí por primera vez, en una conferencia al profesor Serafín de Tapia, hablando de convertidos a la fuerza a una religión, que no era con la que fueron amamantados. Él la recogió de una judeoconversa, yo la aplico a un morisco. Lo mismo da. No hay, sino nacer y morir, lo demás es cosa vana.”

¿Un adelanto?

El final me encantó, con un tono agridulce como no podía ser de otra forma por el propio devenir de la historia. Espero que hagan como yo, y si en algún momento la curiosidad les puede, o en una librería buscan una obra con la que vivir un viaje diferente… apuesten por meterse de marineros en el navío de Cristóbal Medina, sin duda uno de los mejores escritos a los que he echado el diente en los últimos meses. Escrito de forma cuidada, equilibrando el crecimiento de los personajes, la presencia del humor y de la aventura, y los golpes que sin duda nos han de venir.

Enhorabuena, Cristóbal.

Olvidos y olvidadizos. Sobre Santa Escolástica

BxuKuyVIIAAB9B8

Ayer recibimos una buena noticia sobre nuestro patrimonio, la segunda en pocos días tras el anuncio de la restauración del San Andrés de la Catedral en los talleres del Instituto del Patrimonio Cultural de España. Tras años de abandono, la portada gótica del antiguo hospital de Santa Escolástica va a ser rehabilitada gracias a la iniciativa del Rotary Club de Ávila.

No podemos sino congratularnos ante esta buena nueva, pues supone asegurar la supervivencia de una parte del patrimonio de la ciudad que se encontraba hasta ahora en un estado calamitoso, acosado por el tiempo, el olvido, el tráfico y los contenedores, como señala José Luis Gutiérrez Robledo en este magnífico artículo de Ávila Abierta. Además, es un ejemplo de esa colaboración público-privada de la que tanto se oye hablar y tan poco se sabe, sobre todo en el ámbito del patrimonio y la cultura tras la defunción de las obras sociales de las difuntas y enterradas Cajas de Ahorro.

Sin dejar de felicitarnos, no podemos evitar una pequeña reflexión sobre las declaraciones del alcalde publicadas por la prensa que asistió a la presentación ayer del inicio de las obras. Según García Nieto, la portada gótica, un edificio “olvidado pero muy hermoso”, “pasaba un tanto desapercibida” porque siempre “estaba tapada por los coches”. Vale la pena preguntarse quién sería el responsable de todos esos males, de que el edificio estuviese olvidado, abandonado o acosado por lo coches hasta el día de ayer, porque a juzgar por las palabras del alcalde ni él, ni el Ayuntamiento que regenta sabían nada al respecto. Se echa en falta que el Ayuntamiento y su alcalde entonen un sentido mea culpa. Si la portada estaba olvidada y abandonada era por su culpa. Si la portada estaba tapada por los coches y los contenedores era su responsabilidad.

Y no hablamos de una actuación excesivamente onerosa. La restauración va a costar diez mil euros y apartar los coches y los contenedores para mejorar la visibilidad de la fachada y su conservación salía gratis. Y mal de dinero no debemos andar si este año podemos gastarnos 70000€ más en las fiestas de la Santa y fijar una “tarifa plana religiosa” para la recogida de basuras.

Igual eran el alcalde y su corporación los que habían olvidado, voluntariamente o no, la existencia de esta portada. Igual es esa mala memoria la responsable del estado de Las Gordillas, de la fábrica de la luz, de los restos del acueducto, de las tenerías de San Segundo, del palacio de los Sofraga…

El otro septiembre

La actividad en Ávila durante el mes de septiembre puede llegar a ser apabullante. Da gusto ver la ciudad con tanta gente por la calle y con tantas cosas que hacer y ver durante los fines de semana. Dejando a un lado algunos ratos de verdadero agobio en el Mercado Medieval o ciertos problemas para ver los espectáculos de ‘Cir&Co’ en lugares con poca capacidad de público –Palacio de Los Verdugo, por ejemplo, o incluso el Mercado Chico debido a la colocación de las gradas y de las terrazas-, la cosa parece que ha ido de lujo.

En medio de esa vorágine, dos “animalitos” abulenses, Juan Miguel Estévez (ya hablamos de él en este blog) y Pablo Jiménez, han recorrido 712 kilómetros (356 cada uno) ‘non stop’ por la provincia, corriendo y en bici. Un reto deportivo de 27 horas de duración con el que quisieron “dar a conocer el sencillo proceso por el que puedes convertirte en donante de médula ósea y recaudar donaciones económicas para paliar las carencias presupuestarias de la AECC de Ávila, a fin de mejorar el bienestar de los enfermos de cáncer”.

1409397609888

Y una semana después, en concreto, este sábado 20 de septiembre, el deporte volverá a ser una excusa para defender una buena causa. La III Carrera Ávila Solidaria recaudará fondos para la Asociación de Esclerosis Múltiple Abulense (Adema). Los que no se animen con ninguna de las dos distancias (5 o 10 kilómetros), pueden optar por el Dorsal Cero.

10511334_750384148358455_8429120975495328272_n

Dos buenos ejemplos (cada uno con su hashtag: #donamedula y #YoCorroLaSolidaria) que conforman, por así decirlo, el otro septiembre, el del esfuerzo más agradecido: el que se hace por otros.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.223 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: