Los programas electorales para Ávila, uno a uno (y II)

Aquí la primera parte. Vamos con los cuatro programas electorales que nos faltaban, en el orden elegido por el vaso mágico.

PSOE Ávila. Programa.

Votos igual no se llevan muchos -o no tantos como quisieran- pero el premio al programa más bonito lo tienen: colorines, fotografías resultonas y una bandera republicana de tapadillo. La candidata sale en la última página acompañada de todo su equipo. He hecho zoom a la foto para ver si se veía a Manoli Prieto detrás de algún matorral pero no parece. Muchas almohadillas y cosas por hacer; prescinden de esos subrayados tan feos de la cartelería.

Una frase: “Somos una candidatura preparada para gobernar”. Aquí se vinieron arriba.

Una propuesta:  “Construcción de un aparcamiento en superficie en la explanada trasera del Centro de Exposiciones y Congresos con conexiones permanentes y periódicas al centro mediante transporte urbano”

El programa del PSOE local, al igual que todos, está muy limitado por la realidad económica y presupuestaria, pero es de agradecer que, además de los habituales verbos ilusionantes, incluya un par de decenas de propuestas concretas. Propuestas, claro, con la que se puede estar o no de acuerdo, pero que van más allá de apoyar lo bueno y buscar la felicidad y rechazar lo malo y la tristeza. Cambiar la hora de los plenos, cumplir la Ley de Memoria Histórica, laicidad, aumentar las plazas de la escuela infantil, homogeneizar terrazas e inmobiliario en el centro, etc.

Patrimonio, cultura y turismo. El PSOE propone crear un Centro de Interpretación de la Semana Santa, reformar el funcionamiento de la tarjeta turística, instalar puntos de información turísticas en las estaciones de tren y autobuses y descentralizar las actividades culturales. Bien lo de la tarjeta, los puntos de información y la descentralización. Lo de la Semana Santa me parece una tontá, perdonen la expresión, cuando el Ayuntamiento cuenta con contenedores culturales vacíos y museos a medio gas. Ni una palabra sobre el patrimonio.

Ahora Decide. Programa

El programa de Ahora Decide es verde, todo texto, ni una foto. ¿Se dejaron el book en el PSOE al salir? Apuesta más por las parrafadas largas y explicativas que por las enumeraciones de propuestas. Una duda que no me resuelve el programa, y con esto acabo con las tonterías, es el uso aleatorio de las mayúsculas y las minúsculas en el nombre del partido. ahora DECiDE. ¿Por qué “ahora” en minúsculas? ¿Por qué esa “i” minúscula? ¿DEC i DE? ¿Son las siglas de los fundadores? ¿Decio y Demetrio? Esta gente de izquierdas siempre con sus secretismos. El programa no está mal, con algunas medidas concretas fácilmente implantables (adiós a los concejales liberados, plenos por las tardes)  aunque de calado relativo. Mi impresión es que es un programa muy parecido al del PSOE y que ambos coinciden en muchas cosas con los demás partidos de la oposición.

Una frase: “Es por ello que con la fundación de este nuevo partido, Ahora Decide, hemos querido dar una respuesta a los problemas de la gente (…)” No sé, pero intuyo que en esa frase falta algo de contexto. Cof, cof (gestora), cof, cof.

Una propuesta: “Propondremos que Ávila acoja un puerto seco de mercancías para la distribución y logística de mercancías a través del ferrocarril hacia el noroeste de la península.” 3000 empleos dicen que se crearán. ¡Póngame dos!

Patrimonio, turismo y cultura. Hay un párrafo que me gusta especialmente. “El turismo, por su idiosincrasia, requiere de un gasto público importante en cuanto el mantenimiento de limpieza, patrimonio y promoción que parte casi en exclusiva de las arcas municipales teniendo un retorno a través de impuestos bastante reducido en comparación con su gasto.” Si justo después hubiese una propuesta para atajar eso, habría aplaudido con las orejas. Como pasa con el resto, la descripción de las servidumbres de nuestro turismo es muy acertada, pero no hay propuestas para solucionarlo. En cultura, junto a la descentralización, proponen la celebración de una “Gran Semana Cultural” de la que concretan poco. Ninguna referencia en concreto al patrimonio.

Vox Ávila. Programa.

“Somos como tú” reza la primera página del programa. Repuestos del sustito, el programa de Vox recoge 100 medidas para conseguir “un Ávila con empleo y transparencia” ¿Un Ávila? ¿Un? Yo siempre he pensado que el nombre de la ciudad era femenino. ¿No os suena feo en masculino? Algo rudo incluso. El programa, sin fotos, va en verde y negro. Un verde muy parecido, por cierto, al de Ahora Decide. Todo confusión.

Una frase: “Un municipio para las personas, no para los políticos” Los políticos no son personas, son cyborg. O gnomos. O gamusinos. Pero personas no, eso seguro. A Agustín le pinchas un dedo y no le sale sangre, le sale una subvención.

Una propuesta: Voy a poner dos, que estoy generoso. “Eliminación zona azul”. Es también una propuesta, es verdad, pero es que hay pocas frases que no sean propuestas. Una curiosidad: el test de afinidad política abulense del otro día era un formulario de Google que registraba las respuestas de los participantes en una tabla de Excel. Muchos consideraron que el mayor problema de Ávila de entre las opciones posibles era la ORA. Nunca había pensado que provocase tanta inquina ¡Más incluso que el edificio de Moneo!

“Símbolos nacionales, en el Ayuntamiento de Ávila ondeará en lugar preferente y destacado la bandera nacional, conforme establece la Ley de banderas. De igual manera en todos los actos de relevancia municipal se terminará con el himno nacional, todo ello como señal de identidad y unidad con el resto de Municipios de España. Promoción para que la banda de alcalde sea con la bandera española.”

Grave problema que nos afecta a todos los abulenses, claro que sí.

Patrimonio, cultura, turismo: Mecenazgo y colaboración público-privada para la recuperación del patrimonio, ofrecer los edificios públicos -centros culturales y bibliotecas incluídos- en periodos de baja afluencia a empresarios y emprendedores, promoción del turismo “de todas las formas posibles”, promoción de los productos de Ávila, etc. Poca chicha, la verdad.

Ciudadanos Ávila. Programa

En el programa de Ciudadanos no sale Albert Rivera ¡pero tiene gráficos! ¡y mapas! Tengo que reconocer que esto, colocado estratégicamente en las primeras páginas, hizo que me leyese el resto del programa con otro espíritu. Un gráfico bien puesto da empaque. Antes de empezar esperaba encontrar un documento breve con algunas generalidades modernetas y no ha sido así. No es breve y además de algunas cosas de modernetas, que las hay, también tiene un popurrí de medidas, algunas buenas, otras regulares y otras ni tan buenas ni regulares. Además, hay propuestas que figuran también en otros programas y otras que podrían estar perfectamente en los documentos de otros partidos de izquierda, de derecha, de centro, de arriba y de abajo. Transversal lo llamarán algunos, ni carne ni pescado dirán otros, ¡abajo las ideologías! gritarán algunos. Me sorprende lo concreto que es la parte de medio ambiente.

Una frase: “C’s  velará porque  las  banderas  de  España  y  de  las  CCAA  ondeen  en  todos  los edificios públicos y en actos oficiales así como la bandera del municipio en los términos previstos en la Ley de Símbolos y Banderas”

Vox y Ciudadanos peleando el voto de Antonio Alcantara, director gerente de Estandartes y Banderas.

CFjgtVNWEAEX15M

Una propuesta: También voy a poner dos, se nota que estamos acabando y me estoy viniendo arriba “Implantación del servicio de chat con alcalde o concejal”. Esta es una de las moderneces que les decía. Vivir sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que chateo porque no chateo.

La otra propuesta que me ha llegado al corazón es esta: “Plan específico de resurgimiento de los olmos”. Los olmos son amor. Abajo los escarabajos del género Scolytus.

Patrimonio, cultura y turismo: Descentralización de la cultura, nuevas bibliotecas, miradores turísticos, asesores turísticos municipales, desarrollo del plan especial del Casco Histórico. Algo flojo, sobre todo en patrimonio. Nada de lo que pone me parece mal, pero aportan poco.


Leídos todos los programas, nos queda lo más difícil: decidir nuestro voto. Piensen en su ciudad, en sus vecinos, en ustedes y en sus familiares. Y piensen también, ya que estamos, en aquellos que no podemos votar en Ávila.

Acierten, por favor.

Ensalada electoral

Estaba releyendo la entrada de Alberto “The more the merrier” sobre las elecciones municipales, pero fijándome esta vez en las siglas. La vida a veces es graciosa, y si no que se lo digan a Monedero, que con ese apellido debería estar -qué sé yo- optando a la presidencia de Confae.

Tenemos al Partido Popular, seguramente en su momento de mayor impopularidad de la década. El Partido Socialista Obrero Español sólo está ya partido, con sus últimos fuegos artificiales en Madrid como añadido. Parece que Pedro J. Muñoz está cerca de conseguir el objetivo por el que tanto ha trabajado desde hace años denodadamente: conseguir perder el diputado por Ávila.

Más infortunado todavía parece lo de Izquierda Unida. No es un mal original de Ávila, claro, pero desde luego unida unida la izquierda no está. El Frente Popular de Judea le hace ojitos al Frente del Pueblo Judaico, que a su vez preferiría ir en agrupaciones colectivas con el Frente Judaico Popular. Y ya no saben si podemos, si ganemos, si toman la palabra o si lo dejamos en Equo.

Luego está lo de UPyD. Dijeron que no a la Unión con Ciudadanos, con lo que el Progreso electoral se les ha quedado un tanto retraído. La unión hace la fuerza sin la fuerza de la unión, debe ser. De democracia sí que van bien, por eso han decidido quitar al equipo que había obtenido un tremendo resultado en Ávila para apostar por caras nuevas con un incierto camino por delante.

Y VOX. El grupo que no se sabe dónde quedó. Vox se ha quedado sin vox, veremos pronto si también sin voto.

El partido, dirán algunos, anteriormente conocido en Ávila como Tierra Comunera ahora sonará como Ciudadanos. En principio la melodía queda bien, lo integrarán efectivamente ciudadanos de la ciudadanía, pero está el detalle de que también tenemos por aquí a Trato Ciudadano que ya veremos si al final hay truco… o trato.

Al final lo más seguro sería votar al PACMA. Deberían presentarse.

Ensalada electoral aparte, la batalla está por comenzar. Habrá unos resultados si se presenta García Nieto o si no. El PSOE debería cosechar los frutos de años de infame división. UPyD tiene en contra el efecto Rosa Díez, el empezar de cero y la irrupción de Ciudadanos. Los naranjas… el recuerdo de ser mismo perro con distinto collar. VOX sigue muy verde, Izquierda Desunida y sin converger, Podemos Ávila parece seguir yendo de farol…

… así que si alguno decide empezar a trabajar bien, seguramente se haga con buena parte del pastel. Si no, volverá a ganar el PP, fruto de lo que hayan hecho bien (no todo lo hacen mal, es obvio) y también de lo mal que lo hacen sus rivales, entre divisiones, indefiniciones y silencios.

Se busca persona con carisma que encabece cartel electoral. Hasta en Ávila, en esa Ávila en la que dicen que nunca pasa nada… pasarían cosas.

Y si no nos abstenemos ¿a quién votamos?

Preguntaba Rubén el otro día si considerábamos la abstención como una posibilidad para las próximas elecciones europeas. El arriba firmante se creció y sin darle las necesarias dos vueltas afirmó, valiente, que la abstención es el refugio de los cobardes. Inmediatamente me di cuenta de que me había puesto la zancadilla y que semejante afirmación suponía tener que votar a alguien -o votar en blanco. Horrorizado y abrumado a partes iguales, dediqué el domingo por la tarde a escribir en un papel una lista con las principales opciones, sus pros y sus contras. Cada uno tiene sus aficiones, no me miren ustedes así.

Descartados los nacionalistas y regionalistas -mi patria son mis sábanas y mi biblioteca, y de momento mi Kindle no parece tener ambición política- el resultado de mis reflexiones es un panorama sombrío y poco alentador.

PP.- La campaña del PP gira en torno a tres ideas fuerzas: Zapatero, un candidato pedigüeño y Cataluña. Lo de Zapatero se veía venir. El Gobierno que no se iba a quejar de la herencia recibida -el plumilla que puso esas palabras en aquel discurso de Rajoy ahora es aguador en el Gobi- no ha dejado de hacerlo en toda la legislatura y ahora, precisamente ahora, es mal momento para guardar en un cajón el fantasma de ZP. Paro, despilfarro, corrupción, gays casados abortando impunemente a los 18 meses de embarazo, cuando el feto ya saluda en el portal y lee a Kant, y anticlericalismo. Prietas las filas. Y bajaron las pensiones. Prieto el frente de juventudes y su movilización masiva. Que la mitad de todo eso sea aplicable al actual Gobierno o sea mentira, que lo mismo nos da, es un detalle que parece pasar desapercibido.

Cañete es el candidato del PP y sus méritos para tal honor son evidentes: ha aceptado el puesto. Desde Génova nos señalan además que ha viajado mucho -eso siempre es bueno- y que en Europa, cuando estuvo la última vez, que Cañete es viejo conocido al norte de los Pirineos, consiguió mucho dinero para nuestros agricultores, ganaderos y pescadores.  Mientras llegan las elecciones y hace la maleta, Cañete sigue siendo ministro. Desde la oposición se dice que es para utilizar el cargo público para promocionarse, pero conociendo a Rajoy lo más probable es que le dé pereza andar cambiando de ministro, aprendiendo el nombre del nuevo o de la nueva y añadiendo su número a la agenda del móvil. Y además en pleno sprint final de la temporada, con la tele llena de fútbol, baloncesto y curling.

Solo votaría al PP si mi papeleta sirviera para llevar a Europa a Floriano. Marca España a cascoporro. Con Cañete de Comisario -eso dicen- y Pons de primer espada, la alineación de Floriano como tres supondría el mayor acontecimiento planetario -gracias, Leire, por tanto- desde la caída del asteroide que acabó con los dinosaurios una soleada tarde de domingo, con todos los Diplodocus de resaca.

Los abulenses pueden tener el aliciente de votar a Díaz de Mera, exalcalde de Ávila, exdirector general de la Policía de Rubalcaba -estaba al mando durante los atentados del 11M y la conspiración de la Orquesta Mondragón-, exdiputado y exsenador. En Europa lleva desde 2004, así que ya sabe donde tomarse una caña con pincho en Bruselas y Estrasburgo. Un valor seguro.

PSOE.- Los de Ferraz siguen de peregrinaje por el desierto y el sol empieza a afectarles. Es la única explicación que encuentro a la campaña que han perpetrado. Abrazos, besos y tonos pastel que ya han provocado dos hospitalizaciones, seguramente por sobredosis de azúcar, entre los asistentes a los mítines de la candidata. Por si esto fuera poco, Valenciano inunda las redes sociales de autofotos, actuando como esas señoras mayores que para parecer modernas salpican sus conversaciones de expresiones y muletillas que estuvieron de moda cinco años antes de que ellas empezaran a utilizarlas.

La posición de los socialistas no es fácil, hay que reconocerselo. En transición entre un pasado que no saben si reivindicar o esconder, representado por un expresidente del gobierno de tapadillo, y un futuro confuso, el PSOE ha optado por dar pena, intentando así que los ciudadanos les voten por compasión. ¿Qué otra explicación puede tener la inclusión en la lista de Pepe Blanco? Dentro de esa brillante estrategia se enmarca el acto del otro día en París, donde los socialistas europeos denunciaban los recortes mientras los socialistas franceses los anunciaban. Un timing tan medido no puede ser casualidad.

La orientación de la campaña puede servir, eso sí, de excusa para los previsibles malos resultados de los socialistas en Castilla y León y en Ávila. Nada desagrada más a un castellano que los abrazos y besos de un desconocido.

IUPyD.- La crisis, elfindelbipartidismo y el PPSOE impulsan las expectativas de ambos partidos, situados a la izquierda del PSOE y en una esfera superior a todos los mortales respectivamente. IU llega a las elecciones con la esperanza de dar un gran salto y pisarle los talones al PSOE. Su gran baza: un discurso social que conecta fácilmente con el cabreo de la calle, aunque similar conexión con la realidad resulte más difícil. Willy Meyer, su cabeza de lista, lleva en el parlamento europeo desde 2004, como Díaz de Mera, con lo que es otro valor seguro, aunque supongo que no frecuenten los mismos bares.

El candidato de Rosa Díez lleva menos tiempo dedicado a estas tareas, con lo que igual no se conoce tan bien los bares y tabernas de la zona. Con todo, el principal escollo de UPyD es que el nacimiento de nuevos “partidos” pone en riesgo su liderato en el ranking de partidos construidos en torno al ego de su líder y que tantas alternativas a ambos lados pueden restarle votos entre los desafectos al bipartidismo.

Ciudadanos – Uno de esos partidos que aspiran a quitarle votos a UPyD es Ciudadanos, que prepara el salto de su líder a la arena nacional con estas elecciones. En las últimas horas hemos visto a Rivera intentando darse a conocer entre la España más cañí haciéndose una foto con Belén Esteban en Sant Jordi. Si los selfies de Valenciano son un buen motivo para que los selfies pasen de moda, esta foto lo es para que abandonemos la fotografía y volvamos a pintar garabatos en las cuevas.

VOX.- En el PP, el partido verde fosforito rojigualda preocupa bastante. Yo no termino de entenderlo, y las últimas encuestas conocidas parecen darme la razón, pero igual estamos todos equivocados y dan la sorpresa… declarándose comunistas.

Podemos, Movimiento RED, Partido X.- La parte del espectro político más disputada en las próximas elecciones va a ser el llamado voto “nideizquierdasnidederechas”, aka “el voto del sentido común”. Por un lado, tenemos al partido de Pablo Iglesias, el tipo de la coleta. La aclaración no pretende ser peyorativa -ya me gustaría a mi tener pelo para hacerme una coleta-, sino servir para diferenciar a este Pablo Iglesias del otro Pablo Iglesias, al tertuliano de la TDT del parroquiano de Casa Labra. Que tu partido se llame como tú, como el viejo Grupo Independiente Liberal de Jesús Gil, tiene que molar; pero que tu partido utilice tu jeta como logo tiene que ser la hostia. Además de intentar conseguir el voto de los cabreados, Podemos compite contra IU por el voto más de izquierdas. Podemos es el Pueblo, mientras que IU es la gente. Marx se tiraría de los pelos.

Mi principal duda respecto a Movimiento RED, el partido del juez y showman Elpidio Silva, es quién son las personas que acompañan a este en la lista y cómo han llegado hasta ahí. ¿Amigos del Facebook? ¿Miembros del Club de Fans de Elpidio? ¿Son personas de verdad o son mascotas muertas como en aquel capítulo de Los Simpsons? Si Elpidio consigue un escaño y nos terminan expulsando de la UE, no seré yo quién se lo reproche a Bruselas.

Nos queda el Partido X, que como su nombre indica, es toda una incógnita. Hace unos meses, una chico joven se me acercó y tendiendome la mano me dijo “Hola, soy del Partido X”. Yo le di la mano como si acabase de contactar con el mundo exterior y aquel hombre fuese de Andrómeda, y él me la devolvió blanda y flácida como si en su planeta todos los seres vivos fuesen invertebrados. ¿De qué sirve recoger miles de firmas si luego das así la mano?

Lo peor de todo es que entre las 41 candidaturas no se encuentra Alternativa Motor y Deporte, refugio y último recurso de abstencionistas, alonsistas y pronadores; aunque nos quedan el Partido Humanista, Los Verdes o el Partido Pirata.

Al final nos teníamos que haber presentado.

ACTUALIZACIÖN: Rajoy, ante la presión ejercida por este blog, ha decidido nombrar nueva ministra de Agricultura. Así hace pocos minutos, el día de la semana con menos retransmisiones deportivas.

La convención del PP y las europeas

Se acercan la primavera y las elecciones europeas, el tiempo de las flores, las alergias, los primeros hombros al aire y los mítines con jubilados de bocata y refresco. Sin ir más lejos, el pasado fin de semana, el PP regional se reunió en un pueblecito de Palencia para darse ánimos, preguntarse por las familias y prepararse de cara a las próximas europeas. A mi no me invitan a estas cosas, supongo que porque tienen los canapés contados, pero según la prensa, de la convención salieron todos convencidos de tres cosas: la recuperación es un hecho -a pesar de Zapatero-, Europa es importante -a pesar de Zapatero y de los Zapateros de otros países- y el objetivo del PP es ganar las elecciones -gracias a Zapatero. Este último punto, a juzgar por los discursos escuchados, es el verdaderamente importante. No descarto que discutiesen de otras cosas en privado, como del relevo de Herrera, de lo verdes que están los campos o de los topillos; pero el mensaje central fue que había que ganar las elecciones.

Esta sinceridad es de agradecer porque luego acudimos a las urnas ilusionados buscando propuestas y programas y nos llevamos una decepción. Hay que ganar y luego ya veremos qué hacemos allí en Bruselas rodeados de extranjeros. De todas formas, no creo que nadie esperase otra cosa del PP regional. Si yo estuviera en su situación haría exactamente lo mismo o algo muy parecido. Quizá con otros colores y otra fanfarria, y con menos polos de esos de las banderitas de España y menos laca, que uno tiene conciencia ecológica y miedo a lo rápido que se tienen que propagar los incendios de cabellera en cabellera. Tal vez pusiese también una zona VIP para los colegas y un saloncito con un par de videoconsolas para amenizar la fiestuqui, pero en general el resultado sería muy parecido, como mucho un poco más aburrido.

Hay que comprender al PP regional. Tras más de dos décadas de poder sin oposición, para ellos las elecciones -municipales, europeas o miss universo- son un mero trámite. El PP de nuestra comunidad birregional y conjuntiva vive en una continua y placentera siesta, una de esas de pijama y orinal, de la que solo se despierta para celebrar victorias y dar la vuelta a la almohada porque el charquito de salivilla que se le estaba formando bajo el moflete le empieza a incomodar. En Castilla y León, el PP no necesita amañar las elecciones como en Castilla-La Mancha para ganarlas sin despeinarse. Méritos propios -el PP regional es una representación fidedigna del conservadurismo tradicionalista de muchos de nuestros paisanos, lo cual es muy loable porque de eso se trata esto de la política- y deméritos de los contrarios, claro.

El PSOE de la región está como está, IU es lo que es, UPyD no termina de crecer fuera de determinadas ciudades y de los nuevos actores el que más puede preocupar al PP es Vox, pero seguramente ladre más que muerda y arañe pocos votos. De todo este, por desgracia, trámite electoral europeo, lo más interesante puede ser ver el reparto de votos en Ávila capital y lo que de ese reparto podamos inferir, con todas las cautelas que ustedes quieran, de cara a las municipales. ¿Perderá el PP votos suficientes como para ver peligrar su mayoría absoluta en las próximas municipales? ¿Se acercará UPyD? ¿En qué puesto quedará el PSOE? ¿Cuántos votos rascarán los pequeños? ¿Volveré a perder la porra electoral del blog?

Yo diría que sí, también, cuarto y pocos, pero como la respuesta a la última pregunta también es un sí, no deberían fiarse mucho de mis predicciones.

Vox #Habla en Los 4 Palos

Hace justo una semana nacían en la red con este tuit…

“Desde Ávila y porque #HayFuturo #Habla #VOXEspaña, a trabajar por la regeneración democrática, con ilusión y ganas”

Hay ganas de escuchar nuevas voces, de ver qué es lo que tienen que decir. El país se cambia o con barricadas o con política; y, ahora que se acercan los compromisos electorales, nos gusta estar pendientes desde esta página de las nuevas propuestas. Vox Avila (el partido verde “Voxforito” me decía un gurú de esos del tuiter) salía a la luz y en apenas seis horas superaba ampliamente los 50 seguidores. En ese mismo momento, el pasado jueves, les pedimos una entrevista de amplio cuestionario que ahora nos remiten completa. Desde entonces, en una semana, ya superan los 220 seguidores).

Nuestra interlocutora es Aurora Pimentel Igea que se define como “Lectora, creyente, alegre, consciente, felizmente casada, dueña de una perra. Escribiendo. Con esperanza siempre”.

“Esto es un tema de conciencia y de pensar que no podrías mirar a las nuevas generaciones a la cara si no lo haces. El ejemplo de Ortega Lara para mí ha sido fundamental. ¿Cómo quedarse en casa cuando personas así dan el paso?¿Posibles insultos de gente anónima? Estar en política y tener una vida previa y amplia te hace medir mejor este tipo de cosas. Cuando tienes mucho trabajo no tienes tiempo para prestar atención a esas bobadas que ya califican a quienes las hacen”.

Le preguntamos por esa imagen de marca de VOX… “el nombre me gusta porque la voz es importante, como lo es siempre el tono de ésta. Es también la voz de tanta gente que tiene que hablar, y ya digo que no es sólo votar, es pronunciarse y no comulgar con ruedas de molino. El color verde transmite optimismo y esperanza”.

aurorapimentel

Foto: @aurorapimentel (Twitter)

– En el primer tweet introducís un “Habla” y las palabras ilusión, ganas y futuro. ¿Por qué ese “habla”? ¿Es esa vuestra apuesta por conectar con el ciudadano?

– Efectivamente. Pensamos que es tiempo de hablar y, como sigue nuestro lema, de convencer y de actuar. Creemos que hay muchos ciudadanos que están de acuerdo con las ideas que defendemos y les pedimos, por eso, que hablen, y no sólo con su voto, que pediremos para las elecciones europeas cuando toque, sino manifestando sus ideas y participando más a nivel público, no solo en la tertulia quejándose de cómo está todo.

– Ávila tiene fama – injusta o no – de movilizarse poco, de votar siempre lo mismo… ¿Es reversible esa situación o no hay nada que hacer?

– Es necesario un cambio que empieza por superar ese fatalismo tan español y dar un paso adelante. Esto implica quebrar el actual status quo de partidos que se han convertido sobre todo en máquinas de poder y electorales, pero también animar al ciudadano a que tome la iniciativa recuperando un espacio que es suyo. Sin ambas cosas será difícil la regeneración que necesitamos en España, Ávila no es una excepción.

 “Yo me quedo alucinada con la omnipresencia, tanto a nivel nacional como autonómico y provincial, de la política, digamos con p minúscula, en todo, es decir, de los partidos y cargos: en los periódicos, en las noticias del telediario, vas a una conferencia y ahí está el concejal de turno inaugurando, en las universidades, etc”.

– ¿Qué le diríais a aquellos que resumen VOX como la derecha del PP, el ala dura del PP, o los que “solo quieren eliminar las autonomías”?

Somos conservadores-liberales. Nuestro manifiesto explica nuestros principios y lo que queremos hacer, y dice algo más que eliminar las autonomías, que es un punto importante en el que, por cierto, están de acuerdo personas de todo el espectro político según estudios recientes: casi un tercio de los españoles. Por otro lado, creo que arrojar etiquetas es un modo estupendo de no entrar en el debate, especialmente en un país como España donde en los últimos años algunos han trabajado a conciencia para separar a los ciudadanos, para hacer un país cainita donde si eres de X ya no eres de Z, o eres de los nuestros o de los otros, un sectarismo bien alimentado los últimos diez años por ciertas cabezas, políticos y hasta periodistas con pocas luces y un sentido nulo de la responsabilidad.

Honradamente, creo que hay muchos liberales-conservadores que no saben que lo son, aunque las ideas que tienen lo sean, es una labor pedagógica también que hay que hacer, está claro. Y vamos a intentar conectar tanto con quienes se saben liberales-conservadores como con quienes no saben que lo son, sin complejos y con mucha ilusión y entusiasmo.

– El presidente Herrera ha sido siempre un autonomista, defensor del actual modelo. ¿Funciona bien Castilla y León como autonomía? 

Los grandes partidos se sostienen sobre esas autonomías que financiamos todos los ciudadanos. Además de las Cortes de la nación soportamos así 17 parlamentitos con un total de 1.200 diputados, más consejerías y todo el entramado. Las autonomías tienen mucho que ver con un storytelling que da vergüenza ajena, y muchas personas de buena fe, por no parecer “menos”, o por entender que si no lo asumían no eran “buenos” castellanos han caído en ese discurso que daría risa sino fuera por el dinero que nos quita a los ciudadanos y por lo poco efectivo que ha demostrado ser, con temas gravísimos como sanidad y educación que deberían ser comunes y que producen serias desigualdades en el territorio español. Yo no tengo los mismos derechos como paciente aquí o en otro lado. Además, determinadas autonomías y leyes hacen muy complicada la movilidad geográfica interna que es clave para nuestro país: si encuentro un trabajo en Barcelona y tengo niños en edad escolar, me va a resultar imposible educarlos en castellano, tendré que pagar un privado. Es una desigualdad muy grave. Y así con otros temas. Muchos opositores saben muy bien de lo que hablo, porque no concurren en igualdad de condiciones en todo el territorio español. También de esto saben muchos empresarios.

– ¿Y no sería muy costoso revertir todo ese modelo?

Revertir el modelo no se hará de un día para otro, pero puede iniciarse un proceso para ello, y nosotros vamos a trabajar en este sentido. ¿De qué vamos a estar en Europa y en un mundo cada vez más globalizado, manteniendo unas autonomías que son una auténtica patraña, una fuente de gastos y desigualdades, de desunión y que alimenta a una casta que en la mayoría de los casos no ha hecho nada antes de estar en política? Creemos que hace falta superar ese apelar a lo local o autonómico como llamada atávica en la política, en los partidos. No vamos a entrar a eso del tazón de leche y las esencias regionales. Vox es un partido nacional, con vocación europea, y no vamos a hacer el paripé en este ámbito porque al final es el ciudadano el que pierde y nosotros no nos lo creemos y nos parece que eso no es hacer país.

Hablamos con Aurora sobre este espacio, sabiendo que dentro de nuestro amplio panorama de lectores pueden encontrar comentarios en contra de su propuesta, tanto desde la derecha como de la izquierda, siempre desde el respeto… “No hay problema, os sigo la pista”

“De política real o con mayúsculas no se habla casi, no hay debate de ideas, no se hacen propuestas, es todo superficial y anecdótico, eslóganes y proclamas o ingenuidades. De repente se lleva la palabra “emprendedores” y todo el mundo entra a trapo y nos dan clases de “emprendimiento” personas que no han montado nada en su vida. Es de traca. O, también, se piden cosas que son imposibles: si estamos en crisis, si no hay dinero ¿cómo es que se pide más Estado y no menos? Nos acaba de pasar el desastre de las cajas, producto precisamente de su politización, y algunos piden nacionalización de la banca. ¡Pero si ya la tuvimos y hemos visto lo que ha pasado!”

– Ávila es ciudad con un mayoritario voto conservador dentro del panorama nacional ¿Puede convertirse VOX con el tiempo en un caballo ganador?

Vamos a trabajar por convencer a nuestros conciudadanos. Hay que ser valientes también y decir la verdad de dónde y cómo nos posicionamos y por qué lo hacemos. Y hay que saber que hay temas básicos donde habrá que buscar el acuerdo. Es una combinación de convicciones y de tejer en favor de los ciudadanos. Adicionalmente, creemos que muchos van a apoyar a un partido que ha atraído a muchas personas que llevamos toda nuestra vida trabajando fuera de la política, con experiencia amplia y variada y que nos hemos sumado a Vox porque sabemos que no habrá regeneración si personas de la calle no damos la cara y estamos en política.

– Ha sorprendido el impacto que ha tenido la salida de Abascal del PP, la aparición de Ortega Lara apoyándoles o la figura emergente de Cristina Seguí… ¿Fue el terrorismo la gota que colmó el vaso? ¿Considera que, como algunas voces han dicho o escrito, ha traicionado el PP de Rajoy a las víctimas?

Yo sólo sé que es una vergüenza que hoy se sienten en las instituciones los que no han condenado el terrorismo y le han facilitado la vida. Y en eso estamos de acuerdo un amplio espectro de ciudadanos, Vox no es el único, hay otros partidos que piensan lo mismo y que han actuado en consecuencia. Al terrorismo se le debe ganar siempre con la ley en la mano, pero ganarle, no hacer componendas. Y aceptarlas, sea vía, por cierto, del terrorismo de Estado de infausto recuerdo, sea vía ceder a lo que no se puede ceder, es mostrar la debilidad de las instituciones y traicionar el sentido de la democracia. Es no haber entendido qué es un Estado de derecho. Y es ser cobardes en ambos casos.

– ¿Se presentará VOX a las municipales y autonómicas en Ávila o dependerá de los votos que se consigan en las europeas?

La verdad es que no lo sé con certeza. Será una decisión que habrá que tomarla más adelante.

“Europa para nosotros es fundamental. Somos europeístas convencidos, algo que entronca bien con ese acabar con las autonomías, porque es España, pero es España siempre en Europa y mirando a Iberoamérica. Somos europeos, pero además compartimos lengua y mucho más con una comunidad pujante y diversa, con mucho que decir en el mundo, como la iberoamericana. Lo recuerdo aquí porque esta doble vocación está en el manifiesto de Vox y es muy importante, no es anecdótico para nada”.

– El sistema electoral actual, de cara a próximas citas, no favorece a las nuevas opciones. ¿Piensan que ese voto que se aleja del bipartidismo va a estar muy disputado y que pueden acabar perjudicándose unos a otros? ¿Por qué votar a VOX y no al partido de Rosa Díez o al de Albert Rivera? ¿Qué opina de ellos?

En elecciones europeas jugamos como una circunscripción única y eso cambia también en cierta medida el panorama. Lo que no puede ser en ningún caso es que sigamos con lo del voto útil. Reclamamos el voto con cabeza e ilusión, con ganas, y no con miedo. Ya está bien de ir a votar con la nariz tapada o al mal menor. Hay que animar a los españoles a que voten de acuerdo a sus principios y sabiendo que nunca se debe refrendar ni la corrupción ni el incumplimiento clamoroso de programa. Hay otras posibilidades. Respeto tanto a esas formaciones como a ellos como líderes que son. Pero tenemos un ideario diferente en puntos importantes, como también tenemos puntos de coincidencia. El voto liberal-conservador creo que encontrará en Vox a su partido.

– Sabemos que acaban de empezar, pero ¿cuánta gente está en VOX en Ávila? ¿Cómo van a trabajar para captar afiliados y simpatizantes?
De momento estamos contactando con afiliados y simpatizantes a quienes se les ha dado nuestro correo a través de redes sociales, etc. Pero vamos a salir a la calle a darnos a conocer porque creemos que es fundamental hablar con la gente, escuchar a los ciudadanos.
___

Pd: Nuestra charla con Aurora Pimentel fue incluso más extensa de lo que hemos publicado, aunque esperamos haber reflejado lo fundamental. Nos parecía interesante ofrecerles un espacio más amplio que el que un medio tradicional puede dispensar y promover el debate que como siempre es libre, desde el respeto, en los comentarios abiertos a los lectores de este rincón.

A %d blogueros les gusta esto: