La chica del Frescco

[ Instrucciones de uso: Leer esta entrada desde el humor, que lo que se pretende es que empecemos la semana con buen carácter ]

Hoy les hablo del “carácter sobrio castellano” o como bien define la frikipedia…

“Son muy suyos estos de Ávila. Más suyos que la media castellana. No tuyos, ni míos: suyos de suyar. Sólo un segoviano puede entenderles porque sólo un segoviano es capaz de apreciar el pimentón en el bocata de nocilla. Por algo el DYC se inventó en Segovia”

Está claro que en Ávila hay gentes estupendas como puede ver cualquiera que siga los comentarios de este blog. Te puedes encontrar pestrucillos resalaos, risas estupendas, emprendedores joviales y estupendásticas personas en general. Cantos pero muchos santos. Bien lo sabe la palomilla.

Pero tampoco perdamos la cabeza. Aunque las generalidades son generalidades… hablan de tendencias. Y en Ávila tendemos a ser secos como el clima. No en vano tenemos las fiestas capitalinas más aburridas del panorama peninsular sin que toda la culpa sea del ayuntamiento. La culpa es nuestra que somos más bien secos, reconozcámoslo. Que cogemos la cerveza (y en tiempos el pitillo) y nos quedamos mirando a la moza a ver si Cupido pone a tono la flauta y las flechas mientras sigue sonando el Top 93, Chiquilla, los éxitos de El Barrio y Tintin bosteza desolado en el Cetro de Ottokar.

Me voy ahora a Valladolid.

Valladolid Mavericks

Les he venido a hablar de una chica anónima que me ha dado la vida, siguiendo los consejos del buen Alberto de no flagelarnos a cada minuto.

Volviendo a las generalidades….la ciudad en la que habito tampoco es que sea la fiesta continua y el colmo de la amabilidad. La capitol es conocida como Valladolor, Vallamordor o ha generado grandes éxitos como Lady Valladolid.  [Eso sí cuando la ciudad está en fiestas la gente las vive, en eso seguimos siendo campeones del mundo del sopor].

Pero hay sorpresas. El otro día fui a llenar el gaznate al Frescco, en Vallsur. Según entras en Zorrilla, un centro comercial medio grande. Ahí.  Y de repente pido una coca-cola. Y repito. Y repito. (Es gratis con el menú y tengo problemas de adicción con la cafeína)

Y sonreía. Y sonreía. Y sonreía.

Fueras las veces que fueras. Le molestaras las veces que le molestaras. La chica sonreía. A mí y a todo cliente que se le acercaba a la barra. Seguro que no es ni mileurista, que trabaja más horas de la cuenta, que no tiene el favor de sus jefes. Pero ahí la tienen. Una Profesional con mayúsculas. Tenga los problemas que tenga, que los tendrá, ante el cliente una sonrisa. Admirable.

Ya me quedé mirando con atención. Y entonces sí… cuando se agachó a limpiar algo, cuando se creía lejos de la vista del cliente… resopló. Se levantó, volvió a su puesto y puso de nuevo su sonrisa.

*_______

Traje a unos amigos a Ávila hace unos días. Los dejé por el centro. Había puestos donde comer, muralla que visitar y ciudad de la que disfrutar. Todo fue estupendo menos un apunte clásico…

“Joer, Ru. He entrado a una tienda y la dependienta tenía más ganas de que me fuera que de que comprara algo”

¿Les suena? El mejor embajador de nuestra ciudad somos cada uno de nosotros. Sonriamos, amigos.

Pd 1:  El otro día leí a alguno de vosotros (ahora no recuerdo a quién) que en Ávila no se había registrado ni un terremoto en taitantos años. Si alguien tiene el enlace que lo suba. ¡Tal vez necesitamos una buena sacudidita!

Pd 2: Por acabar con las pretendidas buenas intenciones les cuento otra historieta: Una mendiga entra a un bar céntrico de Valladolid. Nos ofrece mecheros. No fumamos, le decimos. Entonces el camarero le llama por su nombre, coge un tupper, lo llena de arroz y se lo da a la señora, que sonríe.  No pongo el nombre del local para evitar problemas al camarero (tal vez el hostelero no sea tan proclive a regalar la comida) pero si van a Valladolid pregunten dónde tomar el mejor arroz a la zamorana. Y si pueden…dejen una propina en la barra.

Los Idus de Mordor

Tom Duffy: Get out, now. Or otherwise…

Stephen Meyers: Otherwise, I’ll end up like you?

Tom Duffy: Yeah, you end up being a jaded, cynical asshole, just like me. (Los Idus de Marzo)

____

Primero les pongo en situación y luego desarrollo la idea. Empezaré presentando al que será desconocido para una gran mayoría de los abulenses…este artículo toma como referencia unas palabras escritas por Cecilio Vadillo la semana pasada en “El Día de Valladolid” (creo que no hay enlace disponible al artículo en sí). Vadillo – para entendernos – es el César Martín de la ciudad del Pisuerga: ha sido subdelegado del gobierno durante los últimos años, ha optado ahora a la dirección provincial y ha perdido por escasos votos. ¿Les suena la historia? Perdió la secretaría ante un peso fuerte del partido en Valladolid capital el cual al presentarse  ya recibió de entrada el apoyo de buena parte de los jefes más potentes del recinto… Soraya Rodríguez, Óscar Puente, Tomás Rodríguez Bolaños, Jesús Quijano, Ana Redondo. Lo que se llama exhibir músculo.

Pues bien…a ver cómo lo explico sin alejarme de lo publicado. Es una pena no tener aquí el original, debería haberme guardado el recorte. El artículo de Vadillo venía a expresar su tristeza ante el hecho de haberse quedado a apenas unos votos de conseguir el objetivo de ponerse al frente del Psoe de Valladolid después de una reñida contienda. Lo que escribía se podría resumir como algo así…“Hay que felicitar al otro candidato, no poner excusas ni parecer mal perdedor. Es una pena porque íbamos con un proyecto, pensábamos que se podían hacer las cosas de otro modo, mucha gente nos trasladó su simpatía…pero no lo logramos”.

La guinda final es que Vadillo acaba su artículo invitando a que los lectores contemplen la película de Clooney sobre el mundo de la política. Largometraje que así resume la Wikipedia…

“Meyers se verá involucrado en el mundo de la política, pleno de traiciones, cruel y mentiroso, en el que nada es lo que parece; sus ideales tratarán de permanecer por encima de la corrupción, sin conseguirlo. Un drama entre la moral y la política que en la cinta parecen no tener puntos comunes.”

Poder y traición titularon la película en México. Secretos de estado en Argentina. No parece que ni Javier Izquierdo ni Tomás Blanco den para un Watergate pero no me digan que la referencia no es cuanto menos inquietante, que diría Martin Landau

Juguemos a política ficción. Olvidando la trama de la chica – que no creo que vaya por ahí el paralelismo – la verdad es que el resto de piezas tampoco me encajan. Imaginándome Ávila … ¿Quién es Stephen Meyers/Ryan Gosling? ¿Rodríguez Cembellín?

“Meyers es tanteado por Tom Duffy (Paul Giamatti), el jefe de la campaña del otro pre-candidato demócrata, ofreciéndole un puesto de importancia en la campaña del bando contrario, pero éste se niega. “

Hombre, Paul Giamatti bien podría ser un Muñoz. Pero no, la verdad es que no. Ni en Ávila ni en Valladolid da la cosa para tanto. Tampoco Oscar Puente da ese perfil ni Soraya Rodríguez es CJ Cregg precisamente.

Y les cuento por qué. El asunto es que la comparación falla porque ninguno de ellos es Clooney, que en definitiva es el guapetón que se lleva el Ristretto. Me van a perdonar los amigos de Vallamordor (y los de Murallaidem) pero aquí Clooney son De La Riva y Nieto. George De La Riva y Miguel Ángel Clooney. Los que acaban paseando a Miss Daisy. En Twizy. Otros cuatro años más.

La realidad es la que es mientras los socialistas juegan a películas de Lampedusa; todo lo cambian para que todo siga igual.  No es que se me haya indigestado el café  sino que además les doblo apuesta. En la capital amurallada, ecoloideas mediante, UPyD va rascando y rascando. No tengo encuestas pero sí la demoscopia de mi entorno… y no se extrañen si la segunda posición empieza a cambiar de color. Y en Valladolid imagino que no será tan fácil pero no perdería de vista la buena labor de Saravia y María Sánchez en Izquierda Unida. Uno representa al político ilustrado (como nuestro añorado Pedro Tomé en Ávila) y la otra la juventud peleona y sin embargo afable, cercana y de rápida respuesta.

Vuelvo al comienzo para terminar.   Vadillo siempre ha sido enormemente accesible, simpático y cercano. Un político que al menos hacia el exterior se esforzaba en el servicio público. ¡Ojalá hubiera más Vadillos! Pero no se engañen en una cosa, amigos abulenses… También Izquierdo da buena planta. Es un buen orador y en Twitter demuestra reflejos como descubrirán si le hacen follow.

Lo de Ávila es lo que no deja opción a la esperanza. Aquí Lampedusa no se molestaría ni en escribir el prólogo.

..

.

Pd: Por lo demás a mi la película de Clooney me dejó bastante frío. El plano de la bandera por detrás y poco más. El género ha dado cosas mucho mejores. Veanla en cualquier caso, que se pasa el rato.

“Todo está bien”

Con esa atrevida afirmación y dando pasos firmes en estos tiempos que corren se presenta el disco de Teresa Martín. “Me pongo nerviosa cada vez que lo pienso” – nos cuenta. “Todo empezó cuando Enrico Barona, productor ejecutivo del proyecto se puso en contacto conmigo y me planteó la posibilidad de grabar mi primer disco”. Desde entonces han sido dos años de trabajo de organización y diseño que culminaron con la grabación del disco entre Mayo y Junio de este año en los Estudios Idemm (Parla, Madrid).

Aquí en “Los 4 Palos” nos gusta apoyar lo abulense, así que lo primero es presentar a Teresa. Nació el 21 de febrero de 1987, en Ávila. Según nos cuenta desde muy pequeña estuvo interesada en la música escuchando los múltiples discos que ponía su hermano por casa. Una guitarra lo cambió todo. No era un regalo para ella pero empezó a cogerla y desde entonces le cambió la vida.

“A partir de ese momento aprendí a tocar y un poco más tarde compuse mi primera canción. Compuse mi primera canción con muy pocos años, pero desde ese momento no he dejado de componer, casi por necesidad.”

Estudió Psicología en Salamanca y allí fue donde empezó a patear escenariosEn 2009 fue semifinalista del concurso MESCAL ´09 (Música es Castilla y León). Últimamente muchos la tendrán en la memoria por crear “Medieval el corazón” canción homenaje al Real Ávila C.F por su 88 Aniversario.

Teresa Martín en el Café Teatro

No le preguntamos por etiquetas sino por la música que ahora mismo escucha. “Un poco de todo, desde Los Brincos (en serio! jeje) hasta Lady Gaga pasando por David Gray, Enigma, Malú, Jose Alfredo Jimenez, Natalie Imbruglia, Maldita Nerea, Los Piratas, Luz Casal, Ana Torroja, Los Secretos y algunos cantautores como Andrés Suárez… Y Rocío Jurado y Lola Flores también !! “

Su disco es una realidad, ya lo ha desempaquetado por fin. Lleva la firma de Mikel Irazoki que es productor, director musical y bajo de Ana Torroja o Miguel Bosé. Colaboran en las canciones una pléyade de conocidos nombres de la escena musical. Los temas han sido mezclados y masterizados por Pepo Scherman con la producción ejecutiva de Enrico Barona.

Acaba de tocar en Valladolid (en la foto de arriba con Rodrigo Garcinuño) y en Ávila aunque pronto llegarán nuevas fechas. Ahora toca defender las canciones sobre las tablas. Que salgan muchos bolos. Y si alguien quiere conocerla algo más…que se pase por su web: “Soy Teresa Martín”.

Austeridad y externalizaciones

Les voy a contar un secreto, pero prometanme que no se lo van a contar a nadie. ¿Estamos todos de acuerdo? Está bien, allá voy. Se lo voy a decir en bajito para que no salga de aquí: las administraciones públicas (Ayuntamientos, diputaciones, etc.) no tienen ni un duro. Quizá alguno de ustedes ya se lo suponían, pero yo se lo puedo confirmar: ni un duro, cero, nothing, niet. Hay algunas que están mejor, es cierto, y otras que están fatal, pero en lineas generales todas andan escasas de liquidez. Tan compleja es la situación que nuestros políticos, habitualmente gente sosegada y de vida tirando a contemplativa, están buscando desesperadamente soluciones. Sin ir más lejos, seguramente habrán oído por la televisión, radio o prensa, el medio de manipulación que ustedes prefieran, que acabamos, ayer mismo, de reformar la constitución para calmar a los mercados. Antes, si lo recuerdan, recortamos el sueldo a los funcionarios, congelamos las pensiones y subimos algunos impuestos; y estarán hartos de escuchar que hay que apretarse el cinturón, que se necesita un esfuerzo, que vivíamos por encima de nuestras posibilidades, etc.

Ese el panorama a nivel nacional, pero el esquema se repite a nivel autonómico y, por supuesto local. Todos buscan desesperadamente soluciones. Por poner algunos ejemplos cercanos: el Ayuntamiento de Arenas de San Pedro está sopesando plantear un ERE para rebajar el gasto en sueldos del consistorio, en León el Ayuntamiento está reutilizando material de obra en los parques para intentar llegar a fin de mes y aqui mismo, en la ciudad amurallada, el Ayuntamiento tuvo que pedir un prestamo (Aviso: enlace a un post de mi blog) a principios de año para poder pagar los gastos corrientes. En general, los primeros afectados por los recortes, después de renegociar algunos contratos y de suprimir un par de vinosespañoles, desayunos para todos y excesos injustificables (por no decir delictivos), son los programas destinados a gastos sociales y cultura. Se recortan becas, subvenciones y ayudas y se recortan, mutilan o suprimen programas y actividades culturales. Un capítulo más de la serie “Siempre pagan los mismos”.

De este tema ya se ha hablado antes en estos páramos e incluso se ha propuesto algún pequeño parche para ahorrar un eurillos al erario. No voy a profundizar más en el tema ni me voy a meter, en particular, con el Alcalde de Ávila y su gestión económica (¿Saben ustedes que el Ayto. de Ávila debe más de 48 millones de euros a cierre de 2010?) Quería hablar de dos noticias recientes que me han llamado la atención. La primera local: la Junta de Castilla y León ha decidido externalizar parte del servicio de mantenimiento del Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. La segunda de esta misma semana: el Ayuntamiento de Valladolid ha sacado a concurso la revisión del PGOU por el módico precio de 1,2 millones de euros.

¿Qué tienen que ver estas dos noticias con la deuda, los cinturones ajustados y todo lo anterior? Fácil: con las administraciones al borde de la mendicidad ambas acciones suponen la externalización de servicios que podían llevarse a cabo, o se estaban llevando a cabo, por personal de la administración. Es decir, se contrata a una empresa privada para hacer algo que antes hacían empleados públicos. Ya bueno, me dirán ustedes, pero eso es para ahorrar costes. Me van a permitir que les lleve la contraria. En el caso de Valladolid el sobrecoste de la externalización es directamente de 1,2 millones. Es trabajo que podrían hacer perfectamente los funcionarios del Ayuntamiento sin suponer añadir coste alguno a las arcas públicas. 1,2 millones regalados a un empresa para que los funcionarios no desgasten sus neuronas (Ojo: la culpa no es de los funcionarios, que hacen lo que se les manda, es del Alcalde y de su equipo) ¿Y el caso abulense? La externalización se saca a concurso por 102.000 € y actualmente el coste del  mantenimiento se cifra en 80.000 €, casi 25.000 € menos. ¿Mejor servicio? Habrá que ver, pero por el Hospital ya se rumorea (Aviso: es un rumor) que se va a contratar a menos personal y que se van a utilizar muchos de los materiales y herramientas que se utilizan actualmente y que cuando se compraron pagamos entre todos.

Evidentemente, la externalización de parte de los servicios de las adm. públicas no es nueva, pero ahora ¿se externaliza para ahorrar? A la luz de estos dos casos concretos, parece que no. El coste de los servicios aumenta una vez que una empresa privada es la encargada de efectuarlos. Entonces, si no se persigue el ahorro – el Ayto. de Ávila llegó a plantearse remunicipalizar algunos servicios en su día externalizados para ahorrar – ¿cúal es la verdadera razón de la externalización? Yo, que soy muy mal pensado, diría que lo que realmente se persigue es hacer negocio con los servicios públicos y que en ocasiones se utiliza como excusa la crisis, aunque cualquier análisis más o menos serio, de ese que no abunda, deja en evidencia que las externalizaciones suponen más gastos que la situación precedente. Quizá sea una coincidencia que ambas administraciones, Junta y Ayuntamiento de Valladolid, estén gobernadas por el mismo partido, pero es sospechoso. Volviendo a ser malo ¿no será cosa de la ideología o del programa de este partido? ¿Segmentar los servicios públicos para subastarlos? Ojo, que también puede ser simplemente un error. No afirmo que lo hagan con malicia, también barajo la estulticia como explicación de sus actos.

Sea como fuere ¿es este el mejor momento para aumentar los gastos de las administraciones con actuaciones como esta que solo benefician a unas pocas empresas o empresarios? ¿Dónde quedó la austeridad que pregonaban? ¿Sólo tenemos cinturones los ciudadanos?

A %d blogueros les gusta esto: