Día D -23

Jesús Gil en bañador, en un jacuzzi, con una copa de champán y abrazado a dos rubias en bikini es una de las imágenes icónicas de la televisión de los 90. Seguramente todos ustedes hayan visualizado la escena dentro de sus cabecitas mientras leían las líneas precedentes. Mis disculpas. Probablemente también sean capaces de recordar a Jesús Gil llegando a las manos con el presidente del Compostela, a Jesús Gil por las calles de Madrid hablando con su caballo Imperioso o a Jesús Gil presidiendo un pleno del Ayuntamiento de Marbella. Jesús Gil es un icono de la España de los 90, de la España casposa, corrupta y verbenera. En 1999, Jesús Gil presidió en Madrid el 1er Congreso nacional del Grupo Independiente Liberal, su partido, el G.I.L., que por entonces gobernaba ya algunos pueblos del sur. Ese acto pretendía ser la antesala del salto del GIL y de Gil a la política nacional, salto -con voltereta y tirabuzón- que daría en las elecciones generales del año siguiente, las de la mayoría absoluta de Aznar. El GIL se presentaba como un partido de centro, una tercera vía para acabar con el bipartidismo, la renovación necesaria de la política española. El lema de aquella convención era “Gil, la voz del pueblo en el Congreso”.

Invocar al pueblo, a la ciudadanía, a la gente o a las personas normales (sic) es frecuente en estas entrañables fechas en las que nos encontramos. Pero apelar es una cosa y explicar es otra. A menos de un mes de las elecciones, con los partidos en las calles repartiendo publicidad como si fuesen un restaurante con menú del día y con los pabellones a rebosar de niños repeinados para aplaudir al líder, seguimos sin saber qué nos proponen la mayoría de los partidos. De momento, tan solo UPyD ha hecho público su programa. El otro día, por Twitter, pregunté a todos los partidos que aspiran a gobernar el Ayuntamiento por su programa. Ciudadanos me remitió a su cabeza de lista -para que luego no digamos que son un partido personalista-, PSOE e IU me dijeron que estaban en ello, VOX me pasó sus líneas maestras por mensaje privado y me aseguraron que pronto serían más concretos. Trato, Ahora Decide y el PP guardaron un respetuoso y reflexivo silencio. Con calma, que las prisas no son buenas.

A la espera de tener negro sobre blanco sus propuestas, nos queda ir siguiendo la campaña, con sus reuniones con asociaciones, besos a los infantes y abrazos a jubilados. Si el actual alcalde en su despedida pareció olvidarse de todos los alcaldes de su mismo partido que le precedieron –cuando García Nieto llegó a la alcaldía había calles sin asfaltar en la ciudad, los niños se bañaban en los charcos y los lobos campaban a sus anchas por el Rastro– el objetivo del candidato popular en la campaña es que nos olvidemos de que ahora mismo su partido gobierna en la ciudad. Rivas se ha reunido con tanta gente y les ha prometido tanto que es posible que ya haya prometido varias veces una cosa y su contraria. Estamos a la espera de ser convocados; nosotros nos conformamos con que nos ponga una rotonda.

El PSOE, que se reúne tanto o más que el PP, bastante tiene con lo que tiene. El partido ha acabado partido por la mitad, con más de medio centenar de expulsiones y viendo como algunos de sus candidatos encabezan las listas de otro partido, Ahora Decide, que ha presentado 40 candidaturas en la provincia. IU quiere peatonalizar más el centro mientras mira de reojo al PSOE y se rie por lo bajito. De UPyD, además de su programa, sabemos que se hicieron una foto con la estatua de Suárez y que quieren ampliar/reformar el estadio de fútbol, también llamado Adolfo Suárez. Una necesidad perentoria, claro está, porque aquello se llena siempre e igual la UEFA no nos deja disputar allí la semis de la Champions. En Ciudadanos quieren cambiar la ciudad, lo que es loable pero poco concreto y VOX también quiere cambiar la ciudad, lo que es también loable, poco concreto y repetitivo. De Trato, tras los resultados de las primarias, tampoco sabemos mucho. Están organizando reuniones por los barrios, con nula o escasa repercusión en los medios de comunicación.

Y por si se nos había olvidado, también tenemos que votar al próximo presidente de la comunidad autónoma. ¿Repetirá Juanvi Herrera? ¿Sacará Tudanca al PSOE de la atonía? ¿Qué papel jugarán Ciudadanos y Podemos en la región? Sí, no, abstención de ambos. Posiblemente sean las elecciones menos plácidas para el PP regional en décadas. Un candidato que parecía en retirada hace no mucho, con el alcalde de la no-capital metido en más líos de los que acostumbra y con alguno de sus subordinados en la páginas de la prensa por asuntos, siendo amables, poco claros y que desmienten que la corrupción no haya pasado por la comunidad. Castilla y León ha dejado de ser un oasis de paz para el PP, pero la falta de una alternativa les asegura un resultado por encima de sus méritos aunque luchen con una mano atada a la espalda o a un aerogenerador.

El hundimiento

Bruno Ganz, el protagonista de la película que presta su título a este post, ha pasado a la historia del cine por reencarnar como pocos lo han hecho los últimos momentos de Adolf Hitler y del régimen nazi. En uno de esos giros tan propios de la postmodernidad fluida en que vivimos, Bruno Ganz forma parte también a la historia de internet. La escena en la que Hitler, al borde del síncope, descubre cómo todo está a punto de derrumbarse sobre su búnker ha servido de base para uno de los memes con más éxito de la red: “Hitler se entera de…”. Una búsqueda rápida en Google nos devuelve casi medio millón de resultados. Hitler se entera de la muerte de Michael Jackson, Hitler se entera de que van a cobrar las bolsas de plástico en el súper, Hitler se entera de que va a llover en Semana Santa, incluso hay un vídeo en el que Hitler se entera, con el rostro desencajado, de los vídeos de Hitler se entera. Si Ávila fuese una ciudad smart de verdad Hitler habría comentado todo el Centenario de la Santa. ¿Por qué no tenemos un Hitler se entera de que no viene el papa?

Dejando esto a un lado, el título de la entrada se podría aplicar en la actualidad a varios procesos, desde el hundimiento de Rodrigo Rato -de mejor ministro de Economía de la Historia a “ese señor del que usted me habla”- al hundimiento de UPyD, cual Titanic, con Rosa Díez atrincherada en la sala del timón para que nadie pueda quitarle el placer de decidir en qué parte del fondo del mar deposita su buque. Comentan los entendidos que la situación en UPyD CyL es terminal y que Caronte ya los tiene apuntados en su lista de pasajeros.

Pero si solo pudiésemos aplicar el título de la entrada, por cosas del marketing o de la propiedad intelectual, a una cosa, a un único irse a hacer gárgaras, el hundimiento del PSOE de Ávila brilla con luz propia y cegadora. La implosión, la gestora, el retraso de las primarias, las primarias, la lista, el número dos de la lista, la cabeza de la ganadora de las primarias en una pica… Incluso contamos con artistas invitados de talla mundial como Beatriz Talegón. El último capítulo, de momento, de este entuerto con ritmo de charanga ha tenido lugar esta semana, cuando la excandidata socialista y aún concejal Manoli Prieto acusaba a su partido de fraude y a su compañera y ahora candidata Yolanda Vázquez de tener “un ansia de poder sin límites”. También dejaba caer que igual encabezaba la lista de otro partido, Ahora Decide, una formación que está formada por disidentes socialista zamoranos, según el Diario de Ávila. El partido, que aparece inscrito en el Ministerio del Interior con fecha 12 de marzo de este año, ya ha presentado su candidatura en algunos municipios, como la capital zamorana y Benavente.

En la misma rueda de prensa en la que Manoli Prieto decía todo esto -lo del fraude, que la candidata es una trepa y que igual se presenta bajo otras siglas- afirmaba que no lleva su caso a los tribunales para no hacer daño al que todavía es su partido y no dejar “la imagen del PSOE por los suelos”. Tal afirmación solo habría ganado credibilidad de haberla hecho mientras sostenía un machete ensangrentado, un muñeco de vudú con la cara de Pedro Sánchez con cuatro docenas de alfileres clavados en sus partes o tras invitar a los periodistas a presenciar la quema de un pelele con la cara de Yolanda Vázquez.

Y todo esto a un mes de las elecciones ¿Será Ávila la primera capital española en la que el PSOE no obtenga ni un solo concejal? ¿Hacemos un Hitler se entera de los resultados en las municipales del PSOE de Ávila?

Los amigos de Madrí

Cuando estábamos en plena jornada de reflexión para las europeas -por cierto, habrá algún día que acabar con esa atuntería de la jornada de reflexión o con la de no poder publicar encuestas en los últimos días- paseé por la Gran Vía de Madrí. Había quedado con un par de amigos del mundo comunicativo/educacional: uno habitaba por “Gran Vía 32” y otro ejercía de profesor en una de esas facultades de las que salen los rojos como si fuera la factoría Mordor de Saruman. El caso es que estaba la arteria madrileña llena de carteles y paradas de autobús con la foto-pitufo de Cañete y otras de Elena Valenciano… y en alguna pared, medio arrancadas, se veían carteles de cuatro duros sobre la nueva formación esa, “Podemos”. Salían en ella, cual fotomatón, los ahora presumiblemente pronto ex-eurodiputados del partido.

Escribí un whats’app a ambos:

“Vosotros que sabéis de esto… ¿los de Podemos van a salir? Los de la foto del Coletas digo. Porque si veis las intenciones de voto de las encuestas podrían ir más fuertes de lo que pensamos”.

Ahora lo suyo es que les dijera que me contestaron que sí, que iban a ser la sorpresa. Pero no, no fue eso lo que me dijeron sino: “si acaso sacarán dos como mucho”. Vamos, que no acertó nadie aquello. O casi nadie.

Lo que sí acertamos por este humilde blog fue a decir que lo de la efectividad de las campañas tradicionales estaba muy en cuestión. Escribía por aquí, una semana antes del gran zasca electoral…

¿Y las redes sociales? Podemos – o Pablemos – cada vez tiene mejor pinta en número de apoyos de cara a las Europeas. Pero… ¿ha sido por la presencia televisiva de su líder o por la acción política en canales más novedosos? ¿Hasta donde es eficaz estar presente en redes sociales, cuántos apoyos da y cuántos quita?

¿Sigue siendo la mejor forma de conseguir votos la de patear pueblos y hablar con los paisanos puerta a puerta? ¿Os gusta recibir en el correo convencional el sobre electoral con la papeleta, y una carta de los candidatos? A mi casa en particular, por ejemplo, ha llegado una carta de Cañete/Rajoy y una de Sosa Wagner.

O… ¿es directamente inútil todo esfuerzo en estos 15 días y la partida ya estaba echada de antes?”

Y aquí estamos otra vez. Los sondeos, en Andalucía, han acertado bastante más que en las últimas citas. Parece que las cocinas van “calando” las respuestas de los encuestados. Ayer en nuestro terruño salió una primera encuesta de las que se nos avecinan. El PP estaría cerca de la mayoría absoluta, pero no está garantizada. En Ávila, Podemos y Ciudadanos obtendrían procurador a las Cortes arrebatando ambos uno cada uno al PP. El PSOE, según Sigma 2, a nivel provincial aguantaría en Ávila. En esto, como en las europeas, puede que haya sorpresas en cualquiera de las direcciones posibles.

Y luego está el tema de las municipales. Ha habido un debate realmente interesante en los comentarios de la entrada “Lo nuevo” al respecto de Trato Ciudadano. Les invito a leerlo.

Pero este blog u otros, por mucho que nos quieran callados las fuerzas políticas de la ciudad, no tiene un tirón realmente apreciable en la sociedad. Los debates que aquí tengamos podrán tener una cierta influencia pero será realmente escasa. En el votante de Duruelo, en la empadronada en Piedralaves y el habitante más oriental de Peguerinos es donde se van a jugar las autonómicas. En el señor que juega al mus en el centro social, en el mozo que ha pateado las calles de La Cacharra, en la autónoma que malvive para mantener su casa en la Toledana y en la pareja joven que habita junto a las rotondas inhumanas de la avenida de los derechos humanos… en esos -que no leen este blog- es donde Trato, el PSOE, Ciudadanos, IU y Ahora Aquí Juntos Podemos Decidir y sus variantes se juegan la tostada.

Mucho va a depender de los amigos de Madrí. No de los míos, que ya está demostrado su olfato político. Mucho va a depender de Rivera, Pablo Iglesias y Rosa Díez, me refiero. Porque esos 10 procuradores que Sigma 2 da a Ciudadanos o Podemos en las Cortes Autonómicas, o el 0 magenta, son por Rivera, Pablo Iglesias y Díez y no por lo poco que han dicho Luis Fuentes, Pablo Fernández o Rafael Delgado. Que a lo mejor no han dicho poco, pero no los conoce nadie.

Es decir, que está todo por trabajar y por decidir. Porque el voto va a depender mucho del recuerdo y de la simpatía, pero lo que decantará la balanza será un detalle final. Dicen que Pablo Iglesias ha estado un rato sin salir de la cueva porque la sobre-exposición les estaba perjudicando. Todos tendrán que salir de sus respectivas cuevas… pero ¿cuánto será bueno y cuánto será malo? ¿Habrá que esconder las siglas? ¿Será mejor que el candidato exhiba sonrisa en el cartel o que ponga gesto serio? ¿Será mejor directamente no poner cartel? ¿Pondrá Ciudadanos a Luis Fuentes con Rivera como UPyD ponía a Sosa con -lo que es la vida- Rosa Díez?

La campaña empezó ya, y algunos de momento llevan rumbo al desastre y otros tienen viento a favor pero lo van a perder. Hay uno que parece que lo tiene claro, y ese es Juan Vicente Herrera (no tanto alguno de sus grandes espadas). De momento, y esto es sólo mi opinión, es el que mejor lo está haciendo a nivel CyL.

¿Y en Ávila? Nadie. Aún nadie. Y con la ventana tan abierta sí hay una cosa clara: hacer lo de siempre no va a funcionar. 

Tic, tac.

El molto longo año 2015

Me ponía el otro día una mujer por Internet: “No entiendo que ha hecho Ciudadanos para despertar tanta ilusión”. Fácil: No tener a Rosa Díez, mostrada ya ante la sociedad como el tapón de la tercera vía.

“Y sin embargo”.

Ahora iremos al “Y sin embargo”. A nivel nacional, los grandes partidos han cometido los suficientes errores  como para que les salieran competidores en sus laterales. Corruptelas y clientelismos aparte, también en comunicación: con una política suicida de portavoces nefastos, dejadez o nepotismo ante lo mediático y mensajes erróneos.

Rivera, por su parte, era un muerto político hasta que empezó a ir a todas las tertulias televisivas, consciente de su capacidad dialéctica y de que tiene pinta de buen chico. Además, se ha convertido en la imagen de una Cataluña amable para el electorado nacional, mientras UPyD es anecdótico en la Corona de Aragón. Hasta ahí algunos de sus aciertos.

En los últimos días UPyD ha presentado nuevas querellas contra los corruptos en los bancos. La lucha contra la corrupción es un mérito del partido magenta, como lo es también la transparencia que le es reconocida en los análisis o tener el mismo discurso aquí y allá. Lo digo porque Ciudadanos, por ejemplo, defiende el fuero navarro. Eso, en una España que apuesta por la regeneración y por el “todos somos iguales” y “construyamos juntos” suena muy medieval.

Es decir, que objetivamente me parece que UPyD es más coherente en su labor. Pero, y el Pero es muy grande, ha perdido la batalla de imagen desde que Rosa Díez, Gorriarán y alguno más procedieron a defenestrar de malos modos a Sosa Wagner y quedar como los inflexibles en la negociación posterior con Rivera.

Las diez diferencias entre UPyD y Ciudadanos que escribió Díez el otro día deberían haberse escrito antes de que las encuestas le bajaran al 2% de voto.

La “bronca” de Patzo Unzueta (también en “El País”) le está bien merecida.

Había fuerzas económicas -y fácticas, valga la redundancia- locas por la música de apoyar una tercera vía (ya cuarta), sobre todo ante el auge de Podemos. Díez no supo verlo o no tuvo la ambición de arriesgar, de pisar el barro. Y es injusto no reconocerle a UPyD cosas que sí ha hecho bien. Políticamente digo, más allá de ideologías. Han hecho cosas bien.

Pero ahora, en las andaluzas (participen de nuestra porra), Ciudadanos seguramente saque representación y obtenga una primera baronía de importancia más allá de Cataluña. La primera de muchas, si se cumple lo esperado.

Y sin embargo…

No está muerto UPyD y no está muerta políticamente (aún) Rosa Díez. Ciudadanos está creciendo rápido. Quizás demasiado rápido. Lo sucedido en Ávila o en otras provincias de la comunidad es una buena muestra. Al partido han llegado gente con ideales (lógicamente), gente valida (no lo dudo), pero también buscadores de puestos, rebotados tóxicos y extrañas compañías.  En eso seguramente UPyD fue mucho más cauto, lo que ha tenido la parte buena de no agitar ciertas aguas y la parte mala de estancarse en un partido que nunca ha parecido tener ganas de disputar de verdad la gran batalla nacional de convertirse en alternativa real.

Qué largo va a ser 2015. Imaginen que a Rivera le encuentran un pufo: ¿Qué sería de Ciudadanos? Pongámonos que algún cargo de Ciudadanos dice alguna boutade, o le sale alguna corruptela presente o futura. ¿Actuarán con contundencia? ¿Es posible hablar de regeneración y defender que unas comunidades tienen derechos históricos que les definen?  No todo van a ser buenas compañías en Ciudadanos, como en Podemos. Lo que hagan con ellas definirá en buena parte su futuro.

Y podría ser, por otra parte, que un alto jefazo de una caja fuera a la cárcel gracias a la labor de UPyD. ¿Sabrían explotar esos logros? ¿Sabrán salir de la imagen de partido antipático aka “Partido de Rosa Díez”?

O, por ejemplo, imaginen en un futuro a un portavoz popular del ayuntamiento de Ávila pudiendo utilizar este mantra sin descanso durante toda la próxima legislatura:

“Señor concejal de UPyD. Perdón, de Tierra Comunera. Perdón… de Ciudadanos. Ha estado usted en tantos partidos que ya no sé a cuál de ellos me dirijo”.

Y eso no va a pasar sólo en Ávila, así que ya veremos lo que sucede de aquí a las generales. Con Ciudadanos, con UPyD, con Podemos, con el PSOE y el PSOE Auténtico y el PSOE de los Auténticos Autentíficados. Y con el PP, que también tiene mucho partido pendiente aún en/de los juzgados.

Lo que sí puede pasar sólo en Ávila es algo histórico: mayoría absoluta a la búlgara del PP, 25 a 0, ante la incomparecencia de toda la oposición. O, como apuntaba algún palero por Twitter, un ayuntamiento 17-1-2-1-2-2.

Largo partido por delante. Molto longo.

Nadie dé por muerto a nadie (excepto, quizás, al PSOE de Tronos de Ávila Capital).

En plena cuenta atrás

Decía el otro día Zarzalejos en El Confidencial que uno de los principales damnificados por la forma de ser y de gobernar de Rajoy era el Partido Popular. Zarzalejos, que pasa por ser uno de los gurús de la derecha, uno de los más virtuosos intérpretes de vísceras de gaviotas y uno de los mejores conocedores de cómo funcionan las válvulas, engranajes y correas de la maquinaria popular; afirmaba que el PP se ha quedado sin banquillo y que ante la perentoria necesidad de renovación en alguna de sus plazas, Rajoy y compañía habían tenido que recurrir a medianías, parches o viejas glorias.

Como todos ustedes son muy listos, ya saben lo que viene ahora. ¿Está en esta situación el PP de Ávila? El anuncio de la candidatura de Jose Luis Rivas me pilló frente al castillo de Arévalo y he de reconocer mi sorpresa. No era uno de los nombres que sonaban y en la encuesta que este mismo blog publicó, del centenar de participantes ninguno pensó en él. Por aquí son más de Woody y del actor secundario Bob (mira que sois malos). ¿Es Rivas renovación? ¿Es banquillo, medianía, parche o vieja gloria? No tengo el placer, así que daremos al candidato el beneficio de la duda. Respecto a su perfil renovador, sí y no. Él mismo presume de experiencia, aunque no haya sido en primera línea hasta hace poco. ¿Tiene banquillo el PP de Ávila? En una situación así, la retirada del alcalde, quizá hubiese parecido más lógico recurrir a uno de sus más directos colaboradores. ¿Hector Palencia, José Francisco Hernández, Patricia Rodríguez? Igual no es falta de confianza por parte del partido, igual se lo ofrecieron y ellos lo rechazaron. ¿Lo rechazó también Alicia Garcia? Creo que Rivas no ha sido la primera opción del PP abulense, puede que incluso no fuese la segunda, pero es tan solo una suposición.

Una de las cosas que he oído o leído destacar sobre el alcaldable popular -perdonen mi imprecisión, pero he estado de vacaciones- es que nunca había salido de Ávila más que para estudiar la carrera. Como abulense residente fuera de la ciudad este tipo de afirmaciones me producen ciertos reparos y no solo porque me inhabilitan como candidato del Frente Popular Palero – Unión, Palos y Democracia (FPP-UPyD). Unas declaraciones, eso sí, muy del gusto del Delegado del Gobierno en Andalucía. Los chistes ya están todos hechos y Jabois retrata muy bien la situación, pero ¿queremos que Ávila sea gobernada por un partido que tiene como logo una gaviota? ¿Cuántas gaviotas hay en Ávila? ¿No sería mejor una cigüeña? ¿Queremos que nos gobierne alguien que se llama José Luis? Estos nacionalismos de campanario tan patrios cada vez son más vergonzosos.

No me resisto a hablar de la leal oposición, empeñada a todas luces en facilitar la mayoría absoluta del PP. El PSOE está a un tris de implosionar y veremos qué pasa en UPyD. Los del puño y la rosa aprobaron anoche la lista que presentarán al Ayuntamiento sin contar con los partidarios de la candidata, ni siquiera con el número dos que ella misma había anunciado. La lista contó con un amplio respaldo, sobre todo por que la candidata y sus partidarios se levantaron y se fueron ¿Será Manoli Prieto nuestra Tania Sánchez? ¿Habrá una escisión en el PSOE local? ¿PSOE versus PSOE-Auténtico? Sea como fuere, pelear por el segundo puesto en las listas puede terminar siendo una pérdida de tiempo.

En UPyD las aguas bajan casi tan revueltas como en el PSOE. Manuel Vicente ha dejado la formación magenta y se va a Ciudadanos, donde se ha puesto a disposición del partido. ¿Será el candidato de los de Albert a la alcaldía? ¿Será Manuel Vicente candidato por Vox dentro de cuatro años? ¿Del PSOE dentro de ocho? ¿Volverá al PP dentro de doce? ¿Se dejará coleta, verá la luz y recalará en Podemos? Y respecto a UPyD ¿sobrevivirá a Rosa Díez o será esta su fundadora y liquidadora?

Fijense como estarán las cosas que el partido que parece más en calma a pocos meses de la cita electoral es Izquierda Unida. ¡De locos!

PS.- Lo último que sabemos de Trato Ciudadano es este manifiesto de doce puntos por una ciudad amable. El documento está bien, tan bien que podría ser firmado por todos los habitantes de la ciudad, de la provincia y de la galaxia. Arriba lo bueno, abajo lo malo. Supongo que terminarán derivando de cada uno de esos doce puntos varias medidas concretas. ¿Cómo garantizar desde el Ayuntamiento servicios básicos, sobre todo aquellos sobre los que no se ejerce ninguna competencia? ¿Cómo encaminamos la economía de la ciudad hacia el bien común? Esperamos ansiosos sus respuestas.

2015 llega tarde para UPyD

Aprovechando la visita de Alberto (ya saben, esta tarde a las 20 horas cita en el Episcopio) realizamos conciliábulo este pasado fin de semana con un tema principal en el orden del día: “Alberto, carajo, reempadrónate que tenemos que presentarte a las elecciones”. Ese “Objetivo 2015” nunca nos pareció más necesario de ejecutar.

Entre bocata obrero y licor de ciervo analizamos la situación de la ciudad con terribles resultados: había quien decía de votar a Trato Ciudadano, otros se inclinaban por la abstención y alguno incluso por el actor secundario Bob. No es el único, parece según nuestra encuesta. En Los Sotanillos, donde se dan cita las gargantas profundas de la ciudad, dos rumores llegaron a nuestros oídos: el primero decía que alomojó el PP no presentaba candidato sino candidata, y que habría sorpresa al estilo Silván en León. “¿Alicia pues?”, nuestro deepthroat torcía el gesto en señal reprobatoria. El segundo apuntaba a la posibilidad de que en UPyD hicieran un Burgos, véase tensiones y marchas, y un posible movimiento tectónico de algunos hacia la caña de pescar de Albert Rivera. No en vano, cuando el terremoto de Sosa Wagner, UPyD Ávila se posicionó a favor de unir esfuerzos con Ciudadanos. 

Luego, ya saben: Cerrajero le ganó las primarias a Vicente y será el candidato a la alcaldía, como indica ya su perfil captador de amistades en Facebook.

Que tarde llega 2015 para UPyD. Especialmente en Burgos y en Ávila. No es exagerado pensar que hubo algún momento en el que seguramente habrían podido ser con Vicente serios candidatos a la alcaldía. Pero las legislaturas duran lo que duran, son muy largas, y todavía teníamos que ver el espectáculo circense del PSOE, la irrupción de Podemos y… el error estratégico de Rosa Díez con Ciudadanos.

Albert le salió rebelde a Rosa. Díez intentó dinamitar Ciudadanos desde dentro, y no lo consiguió. Con una desastrosa campaña en Cataluña permitió que Albert Rivera, que era un cadáver político tras su primera legislatura, resurgiera. Y un partido nacional no puede serlo si no pinta nada en la comunidad autónoma que ha marcado el tiempo político en los últimos años. Las europeas eran el momento de Ciudadanos para probar la idea de dar el salto a nivel nacional y les salió bien.

Ávila capital – Europeas – Mayo 2014: UPyD 2674 votos, Ciudadanos 914. La hipotética suma habría convertido a ¿UPyCs? en segundo partido, triplicando casi a la sorpresa Podemos.

Pues no lo vieron, y no me refiero a Ávila sino a toda España. Pensaron que dándole un portazo a Rivera, desoyendo a Sosa, y cerrando filas en torno a la lideresa saldrían adelante. Sigue Díez sin ver que Rivera es un joven con astucia y olfato… y con siete vidas políticas, más que las de Toni Cantó.

Andalucía va a ser el inicio del terremoto en UPyD. Sea justo o no, porque UPyD ha hecho cosas bien (en materia de corrupción y transparencia, por ejemplo) lo cierto es que Rivera vende mejor que Díez, es más jóven, más guapo y suena a más nuevo, aunque también lleve sus años en política.

Y hay algo fundamental en esto: cuando Podemos presenta algo, dicen “Cambiaremos, haremos”. Hablan del futuro como suyo. Ciudadanos también se muestra ambicioso, por ejemplo presentando su programa económico en un gran acto, o con el eslogan que Rivera repite cada vez que puede “No hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo”. Son discursos de partido al alza, de gente que se presenta como alternativa. Además, tampoco hay que ser ciegos para ver que hay ciertos poderes fácticos que están aupando a Ciudadanos para convertir el tablero a 3 en tablero a 4. Rosa, te has equivocado. Y la culpa no es de los elementos.

Nunca fue tan posible un cambio en la alcaldía de Ávila, yendo a lo nuestro. Con un PP desgastado (y a ver si repite Miguel Ángel o no), con un PSOE gestorizado a balazos, con Podemos jugando al póker e Izquierda Unida sin un Pedro Tomé.. UPyD habría tenido una poderosa baza, con la experiencia de una -creo- digna labor en la oposición los últimos cuatro años. Pues bien… gana otro equipo la batalla interna, con todo por demostrar. A nivel nacional pasa lo que pasa y la cosa en Ávila queda… pues como queda. Y eso que Ciudadanos Ávila tampoco es que haya aportado grandes cosas al debate todavía, más allá de dar un favorito aquí o un “Somos Real Ávila” allá.

Si yo fuera el responsable de campaña electoral popular estaría sacando cuatro vasitos y la botella del ciervo. Clinc,clinc. Gracias a todos por hacernos el trabajo.

2015, que tarde le llegaste a UPyD.

___

PD: Vox, por cierto, tuvo un nada desdeñable apoyo en las europeas del 4´12% en la capital. Si presentan un candidato viable (y siguen saliendo a la calle) yo no les descartaría. Más aún si Ortega Lara, como parece, entra en campaña en Castilla y León.

El candidato que haga buena labor comunicativa, de calle, tiene por delante muy buenas posibilidades de captar apoyos. Este año hay mucho voto por ganar

Ensalada electoral

Estaba releyendo la entrada de Alberto “The more the merrier” sobre las elecciones municipales, pero fijándome esta vez en las siglas. La vida a veces es graciosa, y si no que se lo digan a Monedero, que con ese apellido debería estar -qué sé yo- optando a la presidencia de Confae.

Tenemos al Partido Popular, seguramente en su momento de mayor impopularidad de la década. El Partido Socialista Obrero Español sólo está ya partido, con sus últimos fuegos artificiales en Madrid como añadido. Parece que Pedro J. Muñoz está cerca de conseguir el objetivo por el que tanto ha trabajado desde hace años denodadamente: conseguir perder el diputado por Ávila.

Más infortunado todavía parece lo de Izquierda Unida. No es un mal original de Ávila, claro, pero desde luego unida unida la izquierda no está. El Frente Popular de Judea le hace ojitos al Frente del Pueblo Judaico, que a su vez preferiría ir en agrupaciones colectivas con el Frente Judaico Popular. Y ya no saben si podemos, si ganemos, si toman la palabra o si lo dejamos en Equo.

Luego está lo de UPyD. Dijeron que no a la Unión con Ciudadanos, con lo que el Progreso electoral se les ha quedado un tanto retraído. La unión hace la fuerza sin la fuerza de la unión, debe ser. De democracia sí que van bien, por eso han decidido quitar al equipo que había obtenido un tremendo resultado en Ávila para apostar por caras nuevas con un incierto camino por delante.

Y VOX. El grupo que no se sabe dónde quedó. Vox se ha quedado sin vox, veremos pronto si también sin voto.

El partido, dirán algunos, anteriormente conocido en Ávila como Tierra Comunera ahora sonará como Ciudadanos. En principio la melodía queda bien, lo integrarán efectivamente ciudadanos de la ciudadanía, pero está el detalle de que también tenemos por aquí a Trato Ciudadano que ya veremos si al final hay truco… o trato.

Al final lo más seguro sería votar al PACMA. Deberían presentarse.

Ensalada electoral aparte, la batalla está por comenzar. Habrá unos resultados si se presenta García Nieto o si no. El PSOE debería cosechar los frutos de años de infame división. UPyD tiene en contra el efecto Rosa Díez, el empezar de cero y la irrupción de Ciudadanos. Los naranjas… el recuerdo de ser mismo perro con distinto collar. VOX sigue muy verde, Izquierda Desunida y sin converger, Podemos Ávila parece seguir yendo de farol…

… así que si alguno decide empezar a trabajar bien, seguramente se haga con buena parte del pastel. Si no, volverá a ganar el PP, fruto de lo que hayan hecho bien (no todo lo hacen mal, es obvio) y también de lo mal que lo hacen sus rivales, entre divisiones, indefiniciones y silencios.

Se busca persona con carisma que encabece cartel electoral. Hasta en Ávila, en esa Ávila en la que dicen que nunca pasa nada… pasarían cosas.

A %d blogueros les gusta esto: