Golpe de remo (y chupito)

- ¿Pues sabes que categorización, internacionalización, simplificación, colaboración público-privada, transparente, abierto, participativo, dialogante, con responsabilidad, rehabilitación, regeneración, edificabilidad y consolidación?

- Puede ser, pero no es menos cierto que hay que redimensionar la consolidación, garantía, incidencia, congestión, hoja de ruta, dinamización, revitalización, concertación, binomio, año 15, explicitación, casuística del espectro.

- Podríamos convenir pues que desregulación, gobernabilidad, contundente, relevo, particularización, perduración, paradigma y antagonismo.

- E incluso proactivo, intangible y priorización. Es decir, sensibilización y transversalidad.

(…)

- Sois casta. ¡Sí se puede!

__________

El error consiste en pensar que la nueva figura emergente, y sus componentes, son zotes que morirán cual moda pasajera. El error adquiere toda su gravedad al no dar la batalla ideológica, que sería la ganable, sino persistir en utilizar palabras huecas y vacías, como si el no hablar de la realidad eliminara la realidad. Porque a palabras los nuevos son mejores o utilizan mensajes que llegan más en estos tiempos. Conceptos fáciles (antes de ayer ZP y Talante, hoy Coleta y Podemos) que siempre calan bien por estas tierras frente a retóricas anticuadas. Estamos ante tiempos históricos, como Alberto dijo ayer aquí, y no parece que los dirigentes actuales estén a la altura de los desafíos que vienen. En dos años, España será muy diferente (lo que no tiene que ser peor por definición).

En cuanto a lo de ayer…

1.) No estoy seguro de la forma que utilizará Podemos para las elecciones municipales. Incluso no estoy de acuerdo en que todo se reduzca a Pablo Iglesias y del resto no puedan emerger nuevas figuras con tirón. Integrarse en plataformas puede hacerles diluirse cual azucarillo en esos procesos  y su capacidad de influencia se ha multiplicado tras las elecciones. Será interesante si hacen valer su innegable capacidad de arraste para imponer estar al frente de dichos colectivos. No veo yo que vaya a ser fácil una cosa u otra.

2.) Muy interesante ver en las encuestas el marronazo también histórico que se avecina en IU. Han dejado de molar y han de ver si quieren rendir el fuerte o… vuelta mi burra al trigo…dar batalla de ideas frente al discurso de Podemos.

3.) En UPyD tienen motivos también para ponerse a analizar el pinchazo que se les intuye.

4.) El gran beneficiado de 1,2 y 3… más Ley D´Hondt más posibles cambios en el sistema electoral es el PP. Pero con Cataluña en el horizonte y la probable pérdida generalizada de poder autonómico … tampoco hay muchos brotes verdes que se diga.

2014: y nos lo queríamos perder.

Hay partida

¿Qué es más impactante, el cabezazo de Sergio Ramos o la cabeza de Rubalcaba a punto de rodar lejos de su cuerpo*? ¿Qué estrategia fue más efectiva, la de Simeone o la de Arriola? ¿Funciona peor la placenta de yegua o los abrazos de Valenciano? ¿Fue mejor fichaje Bale o Cañete? ¿Está más cachas Cristiano o Pablo Iglesias? ¿Es la ceja de Carleto la que nos marca el camino o una flecha color magenta UPyD? Son tantas y tantas las preguntas y tenemos tan poco tiempo para contestarlas que no nos queda más remedio que desechar la mayoría, archivar en nuestra memoria las imágenes de Casillas con la copa al viento, las de Cañete imitándolo en la sede de Génova, y poner nuestros ojos en lo más inmediato: el próximo Mundial.

Pero como aún quedan algunos días para que vuelva a rodar el balón, hay que rellenar el hueco como se pueda e intentar superar el síndrome de abstinencia manteniendo la cabeza ocupada. Hoy hay buena etapa del Giro, pero para los no interesados en el ciclismo, aquí les dejo un artículo de política local, que también es droga dura. (Síndrome de abstinencia, ciclismo, drogas… cada día estoy más cerca de fichar como guionista de algún programa de La Sexta)

El Alcalde afirmó ayer ante la prensa que los resultados de las europeas no son extrapolables a las municipales, pero a esas horas todo el mundo en la ciudad -nosotros, la frutera de mi barrio, los demás partidos políticos y también el suyo- ya habían echado cuentas: si lo del domingo hubieran sido unas municipales, el PP habría perdido su mayoría absoluta. A pesar de lo que apuntaban las casas de apuestas londinenses, ahora ya sabemos que, aunque la diferencia sea leve, es más probable el cambio de gobierno local que la congelación del infierno. De repetirse el resultado del domingo, el PP se quedaría con 12 concejales, a uno de la mayoría absoluta y aparecería en el horizonte, cual bandera pirata en medio del Caribe, la posibilidad de un cambio de gobierno**. ¿Hay nervios en el Nido de la Gaviota? Diría que sí, que la sola posibilidad matemática intranquiliza. Falta de costumbre, supongo. Nos esperan meses divertidos en los que no hay que descartar baile de nombres, proyectos ilusionantes e ilusorios y castillos en el aire. El enésimo anuncio del AVE está más cerca, quién sabe si no se pondrá nueva fecha -cercana a las elecciones- al Museo del Prado y habrá que esperar para ver qué empresa está estudiando implantarse en la ciudad. Prepárense además para ver concejales del PP frecuentemente en los lugares más insospechados: fiestas de barrio, partidos del Real Ávila, supermercados, museos o Twitter.

¿Y en los demás partidos? ¿Nervios, intriga y dolor de barriga? En el PSOE, para sorpresa de propios y extraños, parecen aliviados, casi contentos, con los resultados. Sí, yo tampoco lo entiendo. Allí siguen buscando su suelo de votos, pero parece que bajo el ojo morado dibujan una sonrisa. ¿Será la caída de Rubalcaba la que les consuela? ¿La presumible caída de Óscar López con Rubalcaba? ¿La celebración de un Congreso y un nuevo reparto de fuerzas? Yo, la verdad, no estaría tan contento. En Ávila los socialistas mantienen el segundo puesto porque las nuevas alternativas restan votos a las viejas alternativas (Ciudadanos a UPyD y Podemos, presumiblemente, a IU). En Ferraz, los resultados se han cobrado la cabeza de Rubalcaba pero aquí, con el 15% de los votos en la ciudad y el 20% en la provincia, el mar parece estar en calma y todas las cabezas en su sitio. Caras nuevas y nuevos proyectos sí, pero en Madrid.

Acostumbrados a la travesía por el desierto del PSOE, los ojos se vuelven a los malos resultados de UPyD e IU. Sí, malos. UPyD pierde dos puntos respecto a las pasadas municipales y los de Cayo Lara apenas suman un punto. Con todo a favor, creo que el resultado de ambas formaciones es desilusionante. ¿Han tocado techo en nuestra ciudad? Si en UPyD están vendiendo ya la piel del oso, llamemos así a la Alcaldía, deberían esperar a cazarlo. El PP ha perdido 13 puntos desde las municipales, el PSOE 3 y ninguno ha ido a parar a su formación. ¿Confían en que para las municipales, ese voto abandone formaciones alternativas a las alternativas para recalar en UPyD?  Por si esto fuera poco, desalojar al PP pasaría ahora mismo por conformar un tetrapartido encabezado por el PSOE. Ya saben por dónde va a ir la estrategia del PP: o nosotros o el caos. Cosas más raras se han visto, es verdad, pero de momento creo que estamos hablando de un (casi)imposible. Quizá la pregunta clave sea si habrá candidatura de Ciudadanos, Vox y Podemos para las municipales. Si yo fuera del PP, haría todo lo posible para que así fuera.

Y luego están los chicos de Pablo Iglesias. Ella no sabe que va a salir en este post, así que no se chiven. Es un secreto entre ustedes y yo. Ayer a media tarde, después de compartir una foto de un amanecer con una frase de Coelho -el alba, el rocío de la mañana, los osos amorosos, unicornios enamorados de la brisa de poniente o algo así- subió una foto de Pablo Iglesias, con su camisa blanca, en medio de un mar de sonrisas. Ella se mostraba feliz por el resultado de Podemos y se identificaba como votante y simpatizante del mismo. Si hacemos caso a lo que dijo ayer el ultracentro sobre Pablo Iglesias y compañía, estamos ante una votante de extrema izquierda, filocomunista, admiradora de Chaves, de Maduro, de Lenin y del 15M. Su siguiente mensaje en Facebook también era de contenido político: una foto del Alcalde de Sestao y una frase de apoyo a sus declaraciones racistas. Igual etiquetar a los votantes de Pablemos como de extrema izquierda es un poco apresurado.

Podemos es la gran sorpresa de las pasadas europeas y, como dijo Rubén a las pocas horas de conocerse los resultados, nadie lo vio venir: ni los demás partidos, ni los comentaristas políticos, ni los sondeos, ni los apostantes de las porras salvo honrosas excepciones. El resultado de Podemos es impresionante y la forma de conseguirlo aún más. En nuestra comunidad, Podemos se ha quedado a 2000 mil votos de ser tercera fuerza política y es tercera fuerza, por delante de IU y de UPyD, en Burgos, León, Zamora y Soria. En Ávila, Podemos suma en casi todos los pueblos de la provincia, desde los más grandes hasta las aldeas más remotas, es tercera fuerza en muchos de ellos y segunda en sitios como Martiherrero, Navahondilla, Navarredonda de Gredos, Umbrías o Zapardiel de la Ribera. En Berrocalejo de Aragona, 44 habitantes, se queda a un voto de ganar las elecciones. Esto lo pones el día de antes de las elecciones y pasas la noche a costa de los contribuyentes en un centro de reclusión psiquiátrico. ¿El impacto de los medios de comunicación y las redes sociales? Algo habrá de eso ¿Un giro a la izquierda de la sociedad española? Quizá también haya algo de eso.

Alberto Plaza, concejal de nuestro Ayuntamiento, retuiteaba anoche una imagen que comparaba el programa de Podemos con el del Frente Nacional francés. Sí, hay algo de inquietud, mariposillas en el estómago, en nuestros gobernantes. Y sí, es posible que no todo, pero sí una parte -yo diría que una parte importante- del voto de Podemos sea puramente voto de cabreo, que ha acabado allí luchando contra la casta igual que podría haber acabado en otro lado si hubiesen señalado con acierto a otros enemigos. Votos populistas o el famoso voto nidederechasnideizquierdas donde pesa más la rabia y el enfado por la situación que la ideología o el sentido común que se suman a votos de izquierdas desencantados con las otras formaciones de esa zona del espectro. Transversal es quizá la palabra. Veremos si en Podemos son capaces de canalizar este apoyo y de organizarse de cara a las próximas citas electorales, si terminan confluyendo con IU (buena suerte a ambos convenciendo a sus respectivos votantes de mantenerse en la nave común) o si, en definitiva, terminan siendo una alternativa sólida con posibilidad de tocar poder.

Yo soy pesimista, creo que hoy por hoy es muy difícil que el PP no repita mayoría absoluta en la ciudad, pero sí, es innegable, hay partida. Y nosotros estaremos por aquí para comentarlo.

*Nota para el fiscal: esto es una metáfora.
**Como ya adelantó Rubén, el Ayuntamiento quedaría así: PP 12 concejales, PSOE 4, UPyD 4, IU 3 y Podemos 2. Por lo tanto, este artículo de Ávilared está mal. Ni Ciudadanos, ni Vox sacarían concejal porque en las elecciones municipales se desestiman las candidaturas con menos del 5% de los sufragios (artículo 180 de la Ley 5/1985 de 19 de Junio del Régimen Electoral General). Este del Diario, en cambio, sí realiza el cálculo correcto.

Y si no nos abstenemos ¿a quién votamos?

Preguntaba Rubén el otro día si considerábamos la abstención como una posibilidad para las próximas elecciones europeas. El arriba firmante se creció y sin darle las necesarias dos vueltas afirmó, valiente, que la abstención es el refugio de los cobardes. Inmediatamente me di cuenta de que me había puesto la zancadilla y que semejante afirmación suponía tener que votar a alguien -o votar en blanco. Horrorizado y abrumado a partes iguales, dediqué el domingo por la tarde a escribir en un papel una lista con las principales opciones, sus pros y sus contras. Cada uno tiene sus aficiones, no me miren ustedes así.

Descartados los nacionalistas y regionalistas -mi patria son mis sábanas y mi biblioteca, y de momento mi Kindle no parece tener ambición política- el resultado de mis reflexiones es un panorama sombrío y poco alentador.

PP.- La campaña del PP gira en torno a tres ideas fuerzas: Zapatero, un candidato pedigüeño y Cataluña. Lo de Zapatero se veía venir. El Gobierno que no se iba a quejar de la herencia recibida -el plumilla que puso esas palabras en aquel discurso de Rajoy ahora es aguador en el Gobi- no ha dejado de hacerlo en toda la legislatura y ahora, precisamente ahora, es mal momento para guardar en un cajón el fantasma de ZP. Paro, despilfarro, corrupción, gays casados abortando impunemente a los 18 meses de embarazo, cuando el feto ya saluda en el portal y lee a Kant, y anticlericalismo. Prietas las filas. Y bajaron las pensiones. Prieto el frente de juventudes y su movilización masiva. Que la mitad de todo eso sea aplicable al actual Gobierno o sea mentira, que lo mismo nos da, es un detalle que parece pasar desapercibido.

Cañete es el candidato del PP y sus méritos para tal honor son evidentes: ha aceptado el puesto. Desde Génova nos señalan además que ha viajado mucho -eso siempre es bueno- y que en Europa, cuando estuvo la última vez, que Cañete es viejo conocido al norte de los Pirineos, consiguió mucho dinero para nuestros agricultores, ganaderos y pescadores.  Mientras llegan las elecciones y hace la maleta, Cañete sigue siendo ministro. Desde la oposición se dice que es para utilizar el cargo público para promocionarse, pero conociendo a Rajoy lo más probable es que le dé pereza andar cambiando de ministro, aprendiendo el nombre del nuevo o de la nueva y añadiendo su número a la agenda del móvil. Y además en pleno sprint final de la temporada, con la tele llena de fútbol, baloncesto y curling.

Solo votaría al PP si mi papeleta sirviera para llevar a Europa a Floriano. Marca España a cascoporro. Con Cañete de Comisario -eso dicen- y Pons de primer espada, la alineación de Floriano como tres supondría el mayor acontecimiento planetario -gracias, Leire, por tanto- desde la caída del asteroide que acabó con los dinosaurios una soleada tarde de domingo, con todos los Diplodocus de resaca.

Los abulenses pueden tener el aliciente de votar a Díaz de Mera, exalcalde de Ávila, exdirector general de la Policía de Rubalcaba -estaba al mando durante los atentados del 11M y la conspiración de la Orquesta Mondragón-, exdiputado y exsenador. En Europa lleva desde 2004, así que ya sabe donde tomarse una caña con pincho en Bruselas y Estrasburgo. Un valor seguro.

PSOE.- Los de Ferraz siguen de peregrinaje por el desierto y el sol empieza a afectarles. Es la única explicación que encuentro a la campaña que han perpetrado. Abrazos, besos y tonos pastel que ya han provocado dos hospitalizaciones, seguramente por sobredosis de azúcar, entre los asistentes a los mítines de la candidata. Por si esto fuera poco, Valenciano inunda las redes sociales de autofotos, actuando como esas señoras mayores que para parecer modernas salpican sus conversaciones de expresiones y muletillas que estuvieron de moda cinco años antes de que ellas empezaran a utilizarlas.

La posición de los socialistas no es fácil, hay que reconocerselo. En transición entre un pasado que no saben si reivindicar o esconder, representado por un expresidente del gobierno de tapadillo, y un futuro confuso, el PSOE ha optado por dar pena, intentando así que los ciudadanos les voten por compasión. ¿Qué otra explicación puede tener la inclusión en la lista de Pepe Blanco? Dentro de esa brillante estrategia se enmarca el acto del otro día en París, donde los socialistas europeos denunciaban los recortes mientras los socialistas franceses los anunciaban. Un timing tan medido no puede ser casualidad.

La orientación de la campaña puede servir, eso sí, de excusa para los previsibles malos resultados de los socialistas en Castilla y León y en Ávila. Nada desagrada más a un castellano que los abrazos y besos de un desconocido.

IUPyD.- La crisis, elfindelbipartidismo y el PPSOE impulsan las expectativas de ambos partidos, situados a la izquierda del PSOE y en una esfera superior a todos los mortales respectivamente. IU llega a las elecciones con la esperanza de dar un gran salto y pisarle los talones al PSOE. Su gran baza: un discurso social que conecta fácilmente con el cabreo de la calle, aunque similar conexión con la realidad resulte más difícil. Willy Meyer, su cabeza de lista, lleva en el parlamento europeo desde 2004, como Díaz de Mera, con lo que es otro valor seguro, aunque supongo que no frecuenten los mismos bares.

El candidato de Rosa Díez lleva menos tiempo dedicado a estas tareas, con lo que igual no se conoce tan bien los bares y tabernas de la zona. Con todo, el principal escollo de UPyD es que el nacimiento de nuevos “partidos” pone en riesgo su liderato en el ranking de partidos construidos en torno al ego de su líder y que tantas alternativas a ambos lados pueden restarle votos entre los desafectos al bipartidismo.

Ciudadanos – Uno de esos partidos que aspiran a quitarle votos a UPyD es Ciudadanos, que prepara el salto de su líder a la arena nacional con estas elecciones. En las últimas horas hemos visto a Rivera intentando darse a conocer entre la España más cañí haciéndose una foto con Belén Esteban en Sant Jordi. Si los selfies de Valenciano son un buen motivo para que los selfies pasen de moda, esta foto lo es para que abandonemos la fotografía y volvamos a pintar garabatos en las cuevas.

VOX.- En el PP, el partido verde fosforito rojigualda preocupa bastante. Yo no termino de entenderlo, y las últimas encuestas conocidas parecen darme la razón, pero igual estamos todos equivocados y dan la sorpresa… declarándose comunistas.

Podemos, Movimiento RED, Partido X.- La parte del espectro político más disputada en las próximas elecciones va a ser el llamado voto “nideizquierdasnidederechas”, aka “el voto del sentido común”. Por un lado, tenemos al partido de Pablo Iglesias, el tipo de la coleta. La aclaración no pretende ser peyorativa -ya me gustaría a mi tener pelo para hacerme una coleta-, sino servir para diferenciar a este Pablo Iglesias del otro Pablo Iglesias, al tertuliano de la TDT del parroquiano de Casa Labra. Que tu partido se llame como tú, como el viejo Grupo Independiente Liberal de Jesús Gil, tiene que molar; pero que tu partido utilice tu jeta como logo tiene que ser la hostia. Además de intentar conseguir el voto de los cabreados, Podemos compite contra IU por el voto más de izquierdas. Podemos es el Pueblo, mientras que IU es la gente. Marx se tiraría de los pelos.

Mi principal duda respecto a Movimiento RED, el partido del juez y showman Elpidio Silva, es quién son las personas que acompañan a este en la lista y cómo han llegado hasta ahí. ¿Amigos del Facebook? ¿Miembros del Club de Fans de Elpidio? ¿Son personas de verdad o son mascotas muertas como en aquel capítulo de Los Simpsons? Si Elpidio consigue un escaño y nos terminan expulsando de la UE, no seré yo quién se lo reproche a Bruselas.

Nos queda el Partido X, que como su nombre indica, es toda una incógnita. Hace unos meses, una chico joven se me acercó y tendiendome la mano me dijo “Hola, soy del Partido X”. Yo le di la mano como si acabase de contactar con el mundo exterior y aquel hombre fuese de Andrómeda, y él me la devolvió blanda y flácida como si en su planeta todos los seres vivos fuesen invertebrados. ¿De qué sirve recoger miles de firmas si luego das así la mano?

Lo peor de todo es que entre las 41 candidaturas no se encuentra Alternativa Motor y Deporte, refugio y último recurso de abstencionistas, alonsistas y pronadores; aunque nos quedan el Partido Humanista, Los Verdes o el Partido Pirata.

Al final nos teníamos que haber presentado.

ACTUALIZACIÖN: Rajoy, ante la presión ejercida por este blog, ha decidido nombrar nueva ministra de Agricultura. Así hace pocos minutos, el día de la semana con menos retransmisiones deportivas.

La convención del PP y las europeas

Se acercan la primavera y las elecciones europeas, el tiempo de las flores, las alergias, los primeros hombros al aire y los mítines con jubilados de bocata y refresco. Sin ir más lejos, el pasado fin de semana, el PP regional se reunió en un pueblecito de Palencia para darse ánimos, preguntarse por las familias y prepararse de cara a las próximas europeas. A mi no me invitan a estas cosas, supongo que porque tienen los canapés contados, pero según la prensa, de la convención salieron todos convencidos de tres cosas: la recuperación es un hecho -a pesar de Zapatero-, Europa es importante -a pesar de Zapatero y de los Zapateros de otros países- y el objetivo del PP es ganar las elecciones -gracias a Zapatero. Este último punto, a juzgar por los discursos escuchados, es el verdaderamente importante. No descarto que discutiesen de otras cosas en privado, como del relevo de Herrera, de lo verdes que están los campos o de los topillos; pero el mensaje central fue que había que ganar las elecciones.

Esta sinceridad es de agradecer porque luego acudimos a las urnas ilusionados buscando propuestas y programas y nos llevamos una decepción. Hay que ganar y luego ya veremos qué hacemos allí en Bruselas rodeados de extranjeros. De todas formas, no creo que nadie esperase otra cosa del PP regional. Si yo estuviera en su situación haría exactamente lo mismo o algo muy parecido. Quizá con otros colores y otra fanfarria, y con menos polos de esos de las banderitas de España y menos laca, que uno tiene conciencia ecológica y miedo a lo rápido que se tienen que propagar los incendios de cabellera en cabellera. Tal vez pusiese también una zona VIP para los colegas y un saloncito con un par de videoconsolas para amenizar la fiestuqui, pero en general el resultado sería muy parecido, como mucho un poco más aburrido.

Hay que comprender al PP regional. Tras más de dos décadas de poder sin oposición, para ellos las elecciones -municipales, europeas o miss universo- son un mero trámite. El PP de nuestra comunidad birregional y conjuntiva vive en una continua y placentera siesta, una de esas de pijama y orinal, de la que solo se despierta para celebrar victorias y dar la vuelta a la almohada porque el charquito de salivilla que se le estaba formando bajo el moflete le empieza a incomodar. En Castilla y León, el PP no necesita amañar las elecciones como en Castilla-La Mancha para ganarlas sin despeinarse. Méritos propios -el PP regional es una representación fidedigna del conservadurismo tradicionalista de muchos de nuestros paisanos, lo cual es muy loable porque de eso se trata esto de la política- y deméritos de los contrarios, claro.

El PSOE de la región está como está, IU es lo que es, UPyD no termina de crecer fuera de determinadas ciudades y de los nuevos actores el que más puede preocupar al PP es Vox, pero seguramente ladre más que muerda y arañe pocos votos. De todo este, por desgracia, trámite electoral europeo, lo más interesante puede ser ver el reparto de votos en Ávila capital y lo que de ese reparto podamos inferir, con todas las cautelas que ustedes quieran, de cara a las municipales. ¿Perderá el PP votos suficientes como para ver peligrar su mayoría absoluta en las próximas municipales? ¿Se acercará UPyD? ¿En qué puesto quedará el PSOE? ¿Cuántos votos rascarán los pequeños? ¿Volveré a perder la porra electoral del blog?

Yo diría que sí, también, cuarto y pocos, pero como la respuesta a la última pregunta también es un sí, no deberían fiarse mucho de mis predicciones.

L4P: Objetivo 2015

L4P2015

“Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde” Sir Francis Bacon

Vivimos tiempos aciagos, lúgubres y oscuros. La pertinaz crisis, como la sequía, ha cercenado el presente, el futuro, las ilusiones y los planes de millones de personas. Cada vez más gente tiene como único objetivo sobrevivir, aguantar, llegar a fin de mes. Puede que la macroeconomía mejore, que la prima de riesgo se modere y que los número de las grandes empresas mejoren, pero a pie de calle, la economía real, anémica, sigue boqueando desesperada buscando oxigeno. Los parados se siguen contando por millones, las empresas siguen cerrando y el túnel parece no tener fin. No es necesario que llegado este punto les recordemos las dramáticas cifras que nos azotan desde los medios de comunicación, ni que les relatemos dramas que seguramente vivan ustedes en persona, entre su familia, sus amigos o en sus entornos más cercanos.

Pero la crisis no es solo económica, nos engañaríamos si así pensásemos. Sufrimos una crisis económica, sí, pero también una crisis política y social que no va a desaparecer aunque se cree tímidamente empleo y se maquillen las cifras del INEM; una crisis que no se va a solucionar esperando sentados a que deje de llover. Como el dinosaurio de Monterroso, todos estos problemas seguirán ahí cuando despertemos. La corrupción pronto exigirá un espacio en los telediarios dedicado en exclusiva a la crónica judicial. La descomposición de partidos y sindicatos es solo la parte más visible, la punta del iceberg, de unas estructuras -políticas y económicas, pero también sociales- agrietadas y carcomidas, sustentadas durante años por una burbuja tan irreal como la fingida salud del sistema. La desconfianza del ciudadano hacia sus instituciones es un problema grave que también hay que afrontar. Y esta descripción se puede aplicar a nivel nacional, regional o local; Ávila no se escapa del lento eclipse de nuestro modelo de convivencia.

Ha llegado el momento de dar un paso adelante. No creemos en soluciones mágicas, ni en bálsamos de fierabrás. No se puede cambiar el mundo con un “Me gusta”, con un RT o firmando una petición de Change.org; hay que levantarse del sofá y salir a la calle. Este blog ha servido como plataforma de debate, como altavoz para nuestras quejas y nuestras propuestas, pero no nos podemos conformar con mirar el contador de visitas. Es necesario hacer política, política de verdad. Si queremos cambiar algo -nos conformamos de momento con esta ciudad- es necesario que nos remanguemos, que salgamos a la calle y que estemos dispuestos a ocupar los despachos desde los que se gobierna el mundo real. Esto no va de conseguir fologüers, el objetivo es conseguir votos, porque no hay herramienta más potente que esa para transformar la realidad.

Por todo esto, hemos decidido constituirnos como partido político y presentarnos a las elecciones municipales de 2015. Ya hemos comenzado los trámites administrativos necesarios y el siguiente paso es construir un programa político que presentar a la sociedad abulense antes de solicitar su apoyo en las urnas. Pretendemos desarrollar un proyecto global, pensado para toda la ciudad, en el que todos los abulenses puedan verse representados, pero consideramos que hay una parte de la sociedad abulense que se está viendo afectada especialmente por la crisis, por el modelo de ciudad diseñado por nuestros regidores y por el modelo de representación política tradicional: los jóvenes. A ellos -a nosotros, pues también somos jóvenes- va especialmente dirigida nuestra propuesta.

Todas las encuestas reflejan que el interés de los jóvenes por la política es bajo y que un alto porcentaje de ellos no votan. Nuestro primer objetivo, por lo tanto, debe ser convencer a los jóvenes de que la única forma de que nuestras necesidades y preocupaciones sean tenidas en cuenta es organizándonos, movilizándonos y votando. Si no hacemos política, la harán otros por nosotros. Y no, una biodanza no es política.

No pretendemos saltar al vacío, por lo que contamos con todos vosotros, con vuestras ideas e iniciativas, y ya hemos comenzado a sondear la opinión de diversos colectivos. Estos primeros contactos nos han permitido perfilar algunos aspectos de nuestra propuesta y planificar algunos de nuestro primeros pasos. Este es un proyecto en construcción y por eso lo anunciamos con tiempo, para poder construirlo juntos.

Creemos que el cambio es posible, pero somos conscientes de nuestras fuerzas y de lo difícil de nuestra empresa. También lo somos de que si no actuamos con inteligencia podemos convertirnos en un freno al cambio que pretendemos conseguir. La aritmética electoral puede hacer que los votos que recibamos sirvan para apuntalar al partido en el poder a pesar de la presumible sangría de votos que sufrirá en los próximos comicios. Por eso, nuestra campaña va a estar muy centrada en movilizar el voto que hasta ahora no se sentía representado por ningún partido. Sin renunciar a ellos, no queremos restar votos a ningún partido de oposición sino sumar votos al cambio. Queremos el voto de aquellos que no suelen acudir a las urnas, ser su voz, sus representantes, sus intermediarios en las instituciones.

En las pasadas elecciones municipales solo acudieron a las urnas el 66% de los abulenses con derecho al voto. 15000 abulenses, muchos de ellos menores de 35 años, se quedaron en sus casas. Ahí está el hueco. Nuestro objetivo es conseguir que 3000 de esos ciudadanos confíen en nosotros. Pueden parecer muchos, pero solo son una parte minúscula de los abulenses que tienen que estudiar o trabajar fuera de la ciudad, de los que se sienten excluidos por los de siempre, de los que saben que su futuro no está en Ávila, de los que se sienten expulsados de la ciudad donde nacieron y donde les gustaría seguir viviendo. Ávila no puede seguir siendo una ciudad de cartón-piedra que solo palpita tres días al año.

Queremos ser una fuerza decisiva en un momento decisivo, un momento que se augura de cambio político, de alternativa. Queremos abrir las ventanas del Ayuntamiento y que el viento que viene limpio de la sierra recorra hasta el último rincón de nuestra vetusta ciudad. Creemos que podemos lograrlo. ¿Nos acompañas?

PS1.- En las próximas semanas habilitaremos un espacio en el blog dedicado en exclusiva a este proyecto con información, enlaces, zona de descargas, etc. También habilitaremos un espacio para colaborar con el proyecto. Pretendemos realizar una campaña muy personal, inspirada en el modelo desarrollado por el Partido Demócrata, y necesitaremos “agentes electorales”. Tenemos pensado realizar un importante esfuerzo con las comunidades abulenses residentes fuera de nuestra ciudad. Si eras un “abulense exiliado”, te necesitamos especialmente.

PS2.- Por Ley, estamos obligados a que nuestras listas electorales sean paritarias. Si eres mujer y estás dispuesta a ser parte fundamental de nuestro proyecto, en breve te diremos cómo colaborar.

___________________________

*

¡28 de Diciembre fun-fun-fun!

Esta entrada – junto con el gancho del relato – fue nuestra tradicional entrada conmemorativa de los Santos Inocentes. De momento no damos el salto a la política, aunque aceptamos propuestas y aguinaldos.

Felices fiestas para todos.

El espectro político

Es posible que usted, que asomaba la patita en la foto de la tortilla y se pirraba por los pantalones de pana…de repente un día se haya descubierto a sí mismo enganchando a una tertulia de 13 TV y dando la razón a Hermann Tertsch…que al fin y al cabo fue de El País. O, por el contrario y harto de bigotes y gurtel, haya dejado atrás el JuanVicentePresidente y se haya pasado a la simpática bicefalia de Villarrubia y López. Hay gente de todos los colores.

¿Eres de izquierdas o eres de derechas? Hay gente que se levanta de una cosa y se acuesta de la otra, pero por lo general la ideología suele estar bastante definida. Lo que sí es verdad es que puede haber trampa en el estereotipo: ¿Si eres de derechas tienes que ser monárquico, conservador y católico y si eres de izquierdas un republicano, moderno, cool y guay o directamente un quemaiglesias?

Pues un poco de verdad en todo ello hay, el estereotipo no sale de la nada, pero no parece muy ajustado si usamos una lupa más seria. El CIS – por ejemplo – te pregunta dónde te colocas de 1 a 10 entre derecha e izquierda. No debería ser algo tan fácil, pero alguna herramienta hay que usar para ubicar al ciudadano/votante/electorado. Y la gente suele ser de media una cosa así como de centro izquierda pero que a veces vota al PP. Eso hasta que Rosa Díez sucedió a Rosa Díez y abrió una nueva esperanza sin aguirre.

El caso es que existen test políticos que abren más aristas a la ecuación. Es el caso del Diagrama de Nolan o el Gráfico de Pournelle, de los que si pinchan obtendrán mayores referencias.  De hecho pueden poner en comentarios – si quieren – sus resultados. Aunque como en todos los test…las preguntas sean un poco tramposillas.

Test de Nolan – Test de la Brújula Política

(Instagram: drepazos)

(Instagram: drepazos)

Hecha la introducción, voy a la segunda parte de mi artículo. España, ahora mismo, está cambiando electoralmente. Cualquier encuesta refleja que está habiendo movimientos en las urnas. Aquí alguno me dirá “El voto no es de ninguno”. Ya, eso está claro. Pero lo cierto es que tradicionales votos que han recabado Psoe y PP se están moviendo a otras partes en dicho espectro político.

“El Psoe es el partido que más se parece a España”, creo que es una frase que dijo Zapatero en su día.  Y es cierto que durante su mandato expandió su espectro político. Su apuesta pasó por coquetear con el votante más de izquierdas, el regionalista, decir una cosa aquí y otra allí… El problema es que el Psoe también ha generado efectos sobre la propia España, como su indefinición en Cataluña, los juegos de poder, pactos diversos. Digo el Psoe de Zapatero como gran ejemplo de todo esto, aunque es algo a lo que juega hasta Coalición Canaria: ocupar espectro político y sobre todo ocupar sillones de poder.

Y llegados a la gran crisis, ante el desencanto con los grandes partidos, es lógico que los nuevos emergentes busquen esa centralidad que se refleja en los test y encuestas. ¡Vótame a mí que soy el que más me parezco a lo centradico! Por eso algunos evitan definirse de izquierdas o derechas y hablan de la transversalidad… aunque lo cierto es que algo son o algo tendrán que ser dentro de esas escalas de derecha a izquierda o el rombo de Nolan y Pournelle. ¿Izquierda liberal, derecha buenrollito, anarcocapitalismo, agente de Shield? Dibujen las mencionadas aristas. En Cataluña, donde el debate se centra en España sí – España no… Ciudadanos rasca de izquierda y derecha. Pero… ¿qué opinan de economía, sociedad, religión? Si alguno lee el programa, puede que se lleve una sorpresa. O tal vez, simplemente, lo vea como un mal menor porque lo importante es parar la independencia. Cada uno tiene sus propias preferencias y ahí entra en juego también el debate nacional.

A lo que voy es a hacer un llamamiento a la importancia del programa. Al cumplir los diecimuchos, un buen amigo me ayudo a la hora de decidir a quién votar: “Léete los programas”, me dijo. Otra cosa es que luego lo cumplan o no, pero que sepas cuáles son sus ideas de máximos. Para tu ciudad. Para tu comunidad autónoma. Para tu país y para Europa. Y cada pregunta tiene su propia respuesta. Hay que fijarse más en los detalles de lo que proponen unos y otros.

Y con ello de nuevo la gran pregunta ¿Qué queremos de aquí a diez años? ¿Qué viejos o nuevos líderes pueden ayudarnos para ir a buen puerto?

¿Es mejor la Rosa Díez conocida que el Albert Rivera por conocer? ¿Son todos iguales? ¿Es preferible la astucia de poder de Rubalcaba o el tancredismo Marianil? ¿Esperanza o Patxi López? ¿Qué somos y qué queremos ser?

Se avecinan años de cambios políticos interesantes. O tal vez no.  ¡Viva España y Portugal!

Despertares, confusiones y “pegeouses”

Como ustedes seguramente ya saben -tener un blog es malísimo para la intimidad- soy de despertar lento, como las versiones antiguas de Windows. Desde que suena el despertador hasta que estoy medianamente operativo puede pasar perfectamente media hora. Los diez primeros minutos son especialmente críticos, con las funciones cerebrales en servicios mínimos y los reflejos maniatados por piquetes de neuronas sindicalistas. Tanto es así que mi pareja, como medida de seguridad pública, me tiene prohibido acercarme a cualquier cosa peligrosa durante ese rato: nada de tocar cosas con filo, aparatos de cocina en apariencia inofensivos o la tarjeta de crédito. También me mantiene alejado de las principales tareas relacionadas con la elaboración del desayuno para evitar sucesos cataclísmicos: microondas inundados de café, este mismo líquido en tazas pero regado con sal o tostadas untadas por ambas caras.

En ese rato en que no soy persona y apenas soy ser vivo, me ha sucedido esta mañana un hecho, como diría Mariano, verdaderamente notable: durante un rato he estado de acuerdo con el Alcalde. Acaba de dejar sobre el plato media tostada con mermelada de ciruela y, mientras me chupaba los dedos para eliminar los restos de la azucarada sustancia, ojeaba por encima la prensa local con la misma atención y retentiva que extiendo al pasear por la zona de ropa infantil de un Zara. Sucesos, un conductor sin carnet, lobos, algún incendio, unas fiestas en un pueblo, el expolio del Corneja, las reales prótesis de las reales caderas… Leía solo los titulares y solo entendía los más sencillos. Tras dar un nuevo mordisco a la tostada, un par de neuronas, supongo que animadas por el azúcar, se dieron cuenta de que en la parte de arriba de todos los medios locales se repetía la misma noticia: algo relacionado con un juez, unas siglas, un Alcalde enfadado y gente magenta contenta.

Al parecer -no me hagan mucho caso que todavía no estoy despierto del todo- el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha anulado la aprobación de la sexta modificación del Plan General de Ordenación Urbana de nuestra ciudad tras un recurso presentado por UPyD (los nuevos jueves, siempre en medio) y la Federación de Empresario de la Construcción y Obras públicas de la provincia de Ávila. Llegados a este punto, extenuadas por el esfuerzo y tras despedirse de la familia y amigos, las dos neuronas responsables de entender semejante asunto se suicidaron y marcharon al cielo de las neuronas, siendo sustituidas por otras dos que pasaban por allí aún con el gorrito de dormir. La sentencia, recurrible, supone que no se reclasificarán, urbanizarán y construirán un millón de metros cuadrados (no sé a cuánto corresponde en camposdefútbol, lo siento) entre la ciudad y NaturÁvila. Unas cuatro mil viviendas y una zona comercial que son, al parecer, el resultado de un convenio entre el Ayuntamiento (¡guapos!) y un particular (¡guapo!) que permitió el crecimiento del CyLOG, el aparcamiento ese que tiene la Nissan junto a las vías del tren.

A mi todas estas cosas con siglas me confunden, y más a estas horas con el café aún caliente y los dedos pringosos de mermelada. Fruto de esa confusión y de los servicios mínimos neuronales, me encendí. ¡Quién es el Tribunal ese que osa frenar el desarrollo, crecimiento y cementización de la ciudad! ¿Qué pasa si queremos construir más casas? ¡Ese campo es nuestro y si queremos poner farolas las pondremos! ¡Malditos magentas protestones! A punto estuve, me retuvo el cable del portátil anudándose a mis tobillos, de salir a la terraza en pijama y ponerme a gritar ¡Modificación del PGOU, sí! ¡TSJCyL, no! mientras agitaba el puño con furia.

El Alcalde, leía a continuación, estaba de acuerdo conmigo. ¡Faltaba más! ¡A las barricadas! Anunciaba futuro recurso y daba en el clavo: el Tribunal no tiene ni idea y la sentencia provoca inseguridad jurídica. ¡Inseguridad jurídica! El Tribunal ese quiere convertirnos en Argentina, Venezuela o Bolivia. ¿Qué será lo siguiente? ¿Expropiar algún quiosco de pipas? ¿Convertir a las administraciones públicas en las principales empresas de la ciudad y la provincia? ¿Vestir todos con chándal?

Aún enfurecido, me di una ducha y en albornoz me puse a escribir una encendida defensa del Alcalde, el progreso, el ladrillo y las aceras a ninguna parte; pero con la cabeza algo más despejada me costaba mantener el nivel de excitación anterior. Las dudas empezaron a asaltarme como inspectores fiscales. Igual el Tribunal tenía algo de razón. Igual UPyD y esos otros señores a los que no conozco no estaban tan equivocados. Venga, segunda lectura.

En primer lugar, el Tribunal no entiende la urgencia y necesidad de la modificación. 4000 nuevas viviendas no parecen necesarias cuando quedan 10000 viviendas por ejecutar de las planeadas anteriormente y hay tropocientasmil viviendas vacías en la ciudad. Pues igual tiene algo de razón. Tampoco parece muy lógico pensar, como afirma el Ayuntamiento, que de aquí a 2018 van a llegar a la ciudad 10000 nuevos habitantes. Suerte si no se van en cifras similares. Y, ya puestos, resulta difícil defender que ese brazo urbano que se extendería hasta Naturávila (o hasta el infinito, si le place al que diseña el plano) contribuye a crear la ciudad compacta de la que habla la normativa vigente.

Mierda, pensé, ¿y qué hago yo ahora con las 3000 camisetas que he mandado imprimir para apoyar al Alcalde en su lucha a brazo partido contra el Tribunal? ¿Me devolverán la fianza por el alquiler de los autobuses que pensaba fletar para acompañar al Ayuntamiento al presentar el recurso? ¿Podré sacar del buzón la carta con insultos y amenazas que he enviado a UPyD?

No sé si como dice el PP, en el caso de que gobernase IU (se refiere a IU pero valdría cualquier otro, en el Ayuntamiento son del “o nosotros, o el caos”) nos veríamos obligados a vender la muralla. Lo que parece difícilmente refutable es que la gestión del PP en los últimos años se ha basado en reclasificar el presente de la ciudad y los campos que la circundan y en hipotecar el futuro de los abulenses a golpe de proyectos de escaso interés ciudadano, mínima viabilidad y, a juzgar por la sentencia del TSJCyL, dudosa legalidad.

Ya lo ven, pasé de estar de acuerdo con el Alcalde a estar de acuerdo con UPyD. Debo tener fiebre; me vuelvo a la cama.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.223 seguidores

%d personas les gusta esto: