La convención del PP y las europeas

Se acercan la primavera y las elecciones europeas, el tiempo de las flores, las alergias, los primeros hombros al aire y los mítines con jubilados de bocata y refresco. Sin ir más lejos, el pasado fin de semana, el PP regional se reunió en un pueblecito de Palencia para darse ánimos, preguntarse por las familias y prepararse de cara a las próximas europeas. A mi no me invitan a estas cosas, supongo que porque tienen los canapés contados, pero según la prensa, de la convención salieron todos convencidos de tres cosas: la recuperación es un hecho -a pesar de Zapatero-, Europa es importante -a pesar de Zapatero y de los Zapateros de otros países- y el objetivo del PP es ganar las elecciones -gracias a Zapatero. Este último punto, a juzgar por los discursos escuchados, es el verdaderamente importante. No descarto que discutiesen de otras cosas en privado, como del relevo de Herrera, de lo verdes que están los campos o de los topillos; pero el mensaje central fue que había que ganar las elecciones.

Esta sinceridad es de agradecer porque luego acudimos a las urnas ilusionados buscando propuestas y programas y nos llevamos una decepción. Hay que ganar y luego ya veremos qué hacemos allí en Bruselas rodeados de extranjeros. De todas formas, no creo que nadie esperase otra cosa del PP regional. Si yo estuviera en su situación haría exactamente lo mismo o algo muy parecido. Quizá con otros colores y otra fanfarria, y con menos polos de esos de las banderitas de España y menos laca, que uno tiene conciencia ecológica y miedo a lo rápido que se tienen que propagar los incendios de cabellera en cabellera. Tal vez pusiese también una zona VIP para los colegas y un saloncito con un par de videoconsolas para amenizar la fiestuqui, pero en general el resultado sería muy parecido, como mucho un poco más aburrido.

Hay que comprender al PP regional. Tras más de dos décadas de poder sin oposición, para ellos las elecciones -municipales, europeas o miss universo- son un mero trámite. El PP de nuestra comunidad birregional y conjuntiva vive en una continua y placentera siesta, una de esas de pijama y orinal, de la que solo se despierta para celebrar victorias y dar la vuelta a la almohada porque el charquito de salivilla que se le estaba formando bajo el moflete le empieza a incomodar. En Castilla y León, el PP no necesita amañar las elecciones como en Castilla-La Mancha para ganarlas sin despeinarse. Méritos propios -el PP regional es una representación fidedigna del conservadurismo tradicionalista de muchos de nuestros paisanos, lo cual es muy loable porque de eso se trata esto de la política- y deméritos de los contrarios, claro.

El PSOE de la región está como está, IU es lo que es, UPyD no termina de crecer fuera de determinadas ciudades y de los nuevos actores el que más puede preocupar al PP es Vox, pero seguramente ladre más que muerda y arañe pocos votos. De todo este, por desgracia, trámite electoral europeo, lo más interesante puede ser ver el reparto de votos en Ávila capital y lo que de ese reparto podamos inferir, con todas las cautelas que ustedes quieran, de cara a las municipales. ¿Perderá el PP votos suficientes como para ver peligrar su mayoría absoluta en las próximas municipales? ¿Se acercará UPyD? ¿En qué puesto quedará el PSOE? ¿Cuántos votos rascarán los pequeños? ¿Volveré a perder la porra electoral del blog?

Yo diría que sí, también, cuarto y pocos, pero como la respuesta a la última pregunta también es un sí, no deberían fiarse mucho de mis predicciones.

L4P: Objetivo 2015

L4P2015

“Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde” Sir Francis Bacon

Vivimos tiempos aciagos, lúgubres y oscuros. La pertinaz crisis, como la sequía, ha cercenado el presente, el futuro, las ilusiones y los planes de millones de personas. Cada vez más gente tiene como único objetivo sobrevivir, aguantar, llegar a fin de mes. Puede que la macroeconomía mejore, que la prima de riesgo se modere y que los número de las grandes empresas mejoren, pero a pie de calle, la economía real, anémica, sigue boqueando desesperada buscando oxigeno. Los parados se siguen contando por millones, las empresas siguen cerrando y el túnel parece no tener fin. No es necesario que llegado este punto les recordemos las dramáticas cifras que nos azotan desde los medios de comunicación, ni que les relatemos dramas que seguramente vivan ustedes en persona, entre su familia, sus amigos o en sus entornos más cercanos.

Pero la crisis no es solo económica, nos engañaríamos si así pensásemos. Sufrimos una crisis económica, sí, pero también una crisis política y social que no va a desaparecer aunque se cree tímidamente empleo y se maquillen las cifras del INEM; una crisis que no se va a solucionar esperando sentados a que deje de llover. Como el dinosaurio de Monterroso, todos estos problemas seguirán ahí cuando despertemos. La corrupción pronto exigirá un espacio en los telediarios dedicado en exclusiva a la crónica judicial. La descomposición de partidos y sindicatos es solo la parte más visible, la punta del iceberg, de unas estructuras -políticas y económicas, pero también sociales- agrietadas y carcomidas, sustentadas durante años por una burbuja tan irreal como la fingida salud del sistema. La desconfianza del ciudadano hacia sus instituciones es un problema grave que también hay que afrontar. Y esta descripción se puede aplicar a nivel nacional, regional o local; Ávila no se escapa del lento eclipse de nuestro modelo de convivencia.

Ha llegado el momento de dar un paso adelante. No creemos en soluciones mágicas, ni en bálsamos de fierabrás. No se puede cambiar el mundo con un “Me gusta”, con un RT o firmando una petición de Change.org; hay que levantarse del sofá y salir a la calle. Este blog ha servido como plataforma de debate, como altavoz para nuestras quejas y nuestras propuestas, pero no nos podemos conformar con mirar el contador de visitas. Es necesario hacer política, política de verdad. Si queremos cambiar algo -nos conformamos de momento con esta ciudad- es necesario que nos remanguemos, que salgamos a la calle y que estemos dispuestos a ocupar los despachos desde los que se gobierna el mundo real. Esto no va de conseguir fologüers, el objetivo es conseguir votos, porque no hay herramienta más potente que esa para transformar la realidad.

Por todo esto, hemos decidido constituirnos como partido político y presentarnos a las elecciones municipales de 2015. Ya hemos comenzado los trámites administrativos necesarios y el siguiente paso es construir un programa político que presentar a la sociedad abulense antes de solicitar su apoyo en las urnas. Pretendemos desarrollar un proyecto global, pensado para toda la ciudad, en el que todos los abulenses puedan verse representados, pero consideramos que hay una parte de la sociedad abulense que se está viendo afectada especialmente por la crisis, por el modelo de ciudad diseñado por nuestros regidores y por el modelo de representación política tradicional: los jóvenes. A ellos -a nosotros, pues también somos jóvenes- va especialmente dirigida nuestra propuesta.

Todas las encuestas reflejan que el interés de los jóvenes por la política es bajo y que un alto porcentaje de ellos no votan. Nuestro primer objetivo, por lo tanto, debe ser convencer a los jóvenes de que la única forma de que nuestras necesidades y preocupaciones sean tenidas en cuenta es organizándonos, movilizándonos y votando. Si no hacemos política, la harán otros por nosotros. Y no, una biodanza no es política.

No pretendemos saltar al vacío, por lo que contamos con todos vosotros, con vuestras ideas e iniciativas, y ya hemos comenzado a sondear la opinión de diversos colectivos. Estos primeros contactos nos han permitido perfilar algunos aspectos de nuestra propuesta y planificar algunos de nuestro primeros pasos. Este es un proyecto en construcción y por eso lo anunciamos con tiempo, para poder construirlo juntos.

Creemos que el cambio es posible, pero somos conscientes de nuestras fuerzas y de lo difícil de nuestra empresa. También lo somos de que si no actuamos con inteligencia podemos convertirnos en un freno al cambio que pretendemos conseguir. La aritmética electoral puede hacer que los votos que recibamos sirvan para apuntalar al partido en el poder a pesar de la presumible sangría de votos que sufrirá en los próximos comicios. Por eso, nuestra campaña va a estar muy centrada en movilizar el voto que hasta ahora no se sentía representado por ningún partido. Sin renunciar a ellos, no queremos restar votos a ningún partido de oposición sino sumar votos al cambio. Queremos el voto de aquellos que no suelen acudir a las urnas, ser su voz, sus representantes, sus intermediarios en las instituciones.

En las pasadas elecciones municipales solo acudieron a las urnas el 66% de los abulenses con derecho al voto. 15000 abulenses, muchos de ellos menores de 35 años, se quedaron en sus casas. Ahí está el hueco. Nuestro objetivo es conseguir que 3000 de esos ciudadanos confíen en nosotros. Pueden parecer muchos, pero solo son una parte minúscula de los abulenses que tienen que estudiar o trabajar fuera de la ciudad, de los que se sienten excluidos por los de siempre, de los que saben que su futuro no está en Ávila, de los que se sienten expulsados de la ciudad donde nacieron y donde les gustaría seguir viviendo. Ávila no puede seguir siendo una ciudad de cartón-piedra que solo palpita tres días al año.

Queremos ser una fuerza decisiva en un momento decisivo, un momento que se augura de cambio político, de alternativa. Queremos abrir las ventanas del Ayuntamiento y que el viento que viene limpio de la sierra recorra hasta el último rincón de nuestra vetusta ciudad. Creemos que podemos lograrlo. ¿Nos acompañas?

PS1.- En las próximas semanas habilitaremos un espacio en el blog dedicado en exclusiva a este proyecto con información, enlaces, zona de descargas, etc. También habilitaremos un espacio para colaborar con el proyecto. Pretendemos realizar una campaña muy personal, inspirada en el modelo desarrollado por el Partido Demócrata, y necesitaremos “agentes electorales”. Tenemos pensado realizar un importante esfuerzo con las comunidades abulenses residentes fuera de nuestra ciudad. Si eras un “abulense exiliado”, te necesitamos especialmente.

PS2.- Por Ley, estamos obligados a que nuestras listas electorales sean paritarias. Si eres mujer y estás dispuesta a ser parte fundamental de nuestro proyecto, en breve te diremos cómo colaborar.

___________________________

*

¡28 de Diciembre fun-fun-fun!

Esta entrada – junto con el gancho del relato – fue nuestra tradicional entrada conmemorativa de los Santos Inocentes. De momento no damos el salto a la política, aunque aceptamos propuestas y aguinaldos.

Felices fiestas para todos.

El espectro político

Es posible que usted, que asomaba la patita en la foto de la tortilla y se pirraba por los pantalones de pana…de repente un día se haya descubierto a sí mismo enganchando a una tertulia de 13 TV y dando la razón a Hermann Tertsch…que al fin y al cabo fue de El País. O, por el contrario y harto de bigotes y gurtel, haya dejado atrás el JuanVicentePresidente y se haya pasado a la simpática bicefalia de Villarrubia y López. Hay gente de todos los colores.

¿Eres de izquierdas o eres de derechas? Hay gente que se levanta de una cosa y se acuesta de la otra, pero por lo general la ideología suele estar bastante definida. Lo que sí es verdad es que puede haber trampa en el estereotipo: ¿Si eres de derechas tienes que ser monárquico, conservador y católico y si eres de izquierdas un republicano, moderno, cool y guay o directamente un quemaiglesias?

Pues un poco de verdad en todo ello hay, el estereotipo no sale de la nada, pero no parece muy ajustado si usamos una lupa más seria. El CIS – por ejemplo – te pregunta dónde te colocas de 1 a 10 entre derecha e izquierda. No debería ser algo tan fácil, pero alguna herramienta hay que usar para ubicar al ciudadano/votante/electorado. Y la gente suele ser de media una cosa así como de centro izquierda pero que a veces vota al PP. Eso hasta que Rosa Díez sucedió a Rosa Díez y abrió una nueva esperanza sin aguirre.

El caso es que existen test políticos que abren más aristas a la ecuación. Es el caso del Diagrama de Nolan o el Gráfico de Pournelle, de los que si pinchan obtendrán mayores referencias.  De hecho pueden poner en comentarios – si quieren – sus resultados. Aunque como en todos los test…las preguntas sean un poco tramposillas.

Test de Nolan - Test de la Brújula Política

(Instagram: drepazos)

(Instagram: drepazos)

Hecha la introducción, voy a la segunda parte de mi artículo. España, ahora mismo, está cambiando electoralmente. Cualquier encuesta refleja que está habiendo movimientos en las urnas. Aquí alguno me dirá “El voto no es de ninguno”. Ya, eso está claro. Pero lo cierto es que tradicionales votos que han recabado Psoe y PP se están moviendo a otras partes en dicho espectro político.

“El Psoe es el partido que más se parece a España”, creo que es una frase que dijo Zapatero en su día.  Y es cierto que durante su mandato expandió su espectro político. Su apuesta pasó por coquetear con el votante más de izquierdas, el regionalista, decir una cosa aquí y otra allí… El problema es que el Psoe también ha generado efectos sobre la propia España, como su indefinición en Cataluña, los juegos de poder, pactos diversos. Digo el Psoe de Zapatero como gran ejemplo de todo esto, aunque es algo a lo que juega hasta Coalición Canaria: ocupar espectro político y sobre todo ocupar sillones de poder.

Y llegados a la gran crisis, ante el desencanto con los grandes partidos, es lógico que los nuevos emergentes busquen esa centralidad que se refleja en los test y encuestas. ¡Vótame a mí que soy el que más me parezco a lo centradico! Por eso algunos evitan definirse de izquierdas o derechas y hablan de la transversalidad… aunque lo cierto es que algo son o algo tendrán que ser dentro de esas escalas de derecha a izquierda o el rombo de Nolan y Pournelle. ¿Izquierda liberal, derecha buenrollito, anarcocapitalismo, agente de Shield? Dibujen las mencionadas aristas. En Cataluña, donde el debate se centra en España sí – España no… Ciudadanos rasca de izquierda y derecha. Pero… ¿qué opinan de economía, sociedad, religión? Si alguno lee el programa, puede que se lleve una sorpresa. O tal vez, simplemente, lo vea como un mal menor porque lo importante es parar la independencia. Cada uno tiene sus propias preferencias y ahí entra en juego también el debate nacional.

A lo que voy es a hacer un llamamiento a la importancia del programa. Al cumplir los diecimuchos, un buen amigo me ayudo a la hora de decidir a quién votar: “Léete los programas”, me dijo. Otra cosa es que luego lo cumplan o no, pero que sepas cuáles son sus ideas de máximos. Para tu ciudad. Para tu comunidad autónoma. Para tu país y para Europa. Y cada pregunta tiene su propia respuesta. Hay que fijarse más en los detalles de lo que proponen unos y otros.

Y con ello de nuevo la gran pregunta ¿Qué queremos de aquí a diez años? ¿Qué viejos o nuevos líderes pueden ayudarnos para ir a buen puerto?

¿Es mejor la Rosa Díez conocida que el Albert Rivera por conocer? ¿Son todos iguales? ¿Es preferible la astucia de poder de Rubalcaba o el tancredismo Marianil? ¿Esperanza o Patxi López? ¿Qué somos y qué queremos ser?

Se avecinan años de cambios políticos interesantes. O tal vez no.  ¡Viva España y Portugal!

Despertares, confusiones y “pegeouses”

Como ustedes seguramente ya saben -tener un blog es malísimo para la intimidad- soy de despertar lento, como las versiones antiguas de Windows. Desde que suena el despertador hasta que estoy medianamente operativo puede pasar perfectamente media hora. Los diez primeros minutos son especialmente críticos, con las funciones cerebrales en servicios mínimos y los reflejos maniatados por piquetes de neuronas sindicalistas. Tanto es así que mi pareja, como medida de seguridad pública, me tiene prohibido acercarme a cualquier cosa peligrosa durante ese rato: nada de tocar cosas con filo, aparatos de cocina en apariencia inofensivos o la tarjeta de crédito. También me mantiene alejado de las principales tareas relacionadas con la elaboración del desayuno para evitar sucesos cataclísmicos: microondas inundados de café, este mismo líquido en tazas pero regado con sal o tostadas untadas por ambas caras.

En ese rato en que no soy persona y apenas soy ser vivo, me ha sucedido esta mañana un hecho, como diría Mariano, verdaderamente notable: durante un rato he estado de acuerdo con el Alcalde. Acaba de dejar sobre el plato media tostada con mermelada de ciruela y, mientras me chupaba los dedos para eliminar los restos de la azucarada sustancia, ojeaba por encima la prensa local con la misma atención y retentiva que extiendo al pasear por la zona de ropa infantil de un Zara. Sucesos, un conductor sin carnet, lobos, algún incendio, unas fiestas en un pueblo, el expolio del Corneja, las reales prótesis de las reales caderas… Leía solo los titulares y solo entendía los más sencillos. Tras dar un nuevo mordisco a la tostada, un par de neuronas, supongo que animadas por el azúcar, se dieron cuenta de que en la parte de arriba de todos los medios locales se repetía la misma noticia: algo relacionado con un juez, unas siglas, un Alcalde enfadado y gente magenta contenta.

Al parecer -no me hagan mucho caso que todavía no estoy despierto del todo- el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha anulado la aprobación de la sexta modificación del Plan General de Ordenación Urbana de nuestra ciudad tras un recurso presentado por UPyD (los nuevos jueves, siempre en medio) y la Federación de Empresario de la Construcción y Obras públicas de la provincia de Ávila. Llegados a este punto, extenuadas por el esfuerzo y tras despedirse de la familia y amigos, las dos neuronas responsables de entender semejante asunto se suicidaron y marcharon al cielo de las neuronas, siendo sustituidas por otras dos que pasaban por allí aún con el gorrito de dormir. La sentencia, recurrible, supone que no se reclasificarán, urbanizarán y construirán un millón de metros cuadrados (no sé a cuánto corresponde en camposdefútbol, lo siento) entre la ciudad y NaturÁvila. Unas cuatro mil viviendas y una zona comercial que son, al parecer, el resultado de un convenio entre el Ayuntamiento (¡guapos!) y un particular (¡guapo!) que permitió el crecimiento del CyLOG, el aparcamiento ese que tiene la Nissan junto a las vías del tren.

A mi todas estas cosas con siglas me confunden, y más a estas horas con el café aún caliente y los dedos pringosos de mermelada. Fruto de esa confusión y de los servicios mínimos neuronales, me encendí. ¡Quién es el Tribunal ese que osa frenar el desarrollo, crecimiento y cementización de la ciudad! ¿Qué pasa si queremos construir más casas? ¡Ese campo es nuestro y si queremos poner farolas las pondremos! ¡Malditos magentas protestones! A punto estuve, me retuvo el cable del portátil anudándose a mis tobillos, de salir a la terraza en pijama y ponerme a gritar ¡Modificación del PGOU, sí! ¡TSJCyL, no! mientras agitaba el puño con furia.

El Alcalde, leía a continuación, estaba de acuerdo conmigo. ¡Faltaba más! ¡A las barricadas! Anunciaba futuro recurso y daba en el clavo: el Tribunal no tiene ni idea y la sentencia provoca inseguridad jurídica. ¡Inseguridad jurídica! El Tribunal ese quiere convertirnos en Argentina, Venezuela o Bolivia. ¿Qué será lo siguiente? ¿Expropiar algún quiosco de pipas? ¿Convertir a las administraciones públicas en las principales empresas de la ciudad y la provincia? ¿Vestir todos con chándal?

Aún enfurecido, me di una ducha y en albornoz me puse a escribir una encendida defensa del Alcalde, el progreso, el ladrillo y las aceras a ninguna parte; pero con la cabeza algo más despejada me costaba mantener el nivel de excitación anterior. Las dudas empezaron a asaltarme como inspectores fiscales. Igual el Tribunal tenía algo de razón. Igual UPyD y esos otros señores a los que no conozco no estaban tan equivocados. Venga, segunda lectura.

En primer lugar, el Tribunal no entiende la urgencia y necesidad de la modificación. 4000 nuevas viviendas no parecen necesarias cuando quedan 10000 viviendas por ejecutar de las planeadas anteriormente y hay tropocientasmil viviendas vacías en la ciudad. Pues igual tiene algo de razón. Tampoco parece muy lógico pensar, como afirma el Ayuntamiento, que de aquí a 2018 van a llegar a la ciudad 10000 nuevos habitantes. Suerte si no se van en cifras similares. Y, ya puestos, resulta difícil defender que ese brazo urbano que se extendería hasta Naturávila (o hasta el infinito, si le place al que diseña el plano) contribuye a crear la ciudad compacta de la que habla la normativa vigente.

Mierda, pensé, ¿y qué hago yo ahora con las 3000 camisetas que he mandado imprimir para apoyar al Alcalde en su lucha a brazo partido contra el Tribunal? ¿Me devolverán la fianza por el alquiler de los autobuses que pensaba fletar para acompañar al Ayuntamiento al presentar el recurso? ¿Podré sacar del buzón la carta con insultos y amenazas que he enviado a UPyD?

No sé si como dice el PP, en el caso de que gobernase IU (se refiere a IU pero valdría cualquier otro, en el Ayuntamiento son del “o nosotros, o el caos”) nos veríamos obligados a vender la muralla. Lo que parece difícilmente refutable es que la gestión del PP en los últimos años se ha basado en reclasificar el presente de la ciudad y los campos que la circundan y en hipotecar el futuro de los abulenses a golpe de proyectos de escaso interés ciudadano, mínima viabilidad y, a juzgar por la sentencia del TSJCyL, dudosa legalidad.

Ya lo ven, pasé de estar de acuerdo con el Alcalde a estar de acuerdo con UPyD. Debo tener fiebre; me vuelvo a la cama.

Todos sin beca: resultados de la I encuesta sobre política municipal

El último domingo de junio os propusimos, a modo de balance a mitad de legislatura, una encuesta sobre política municipal en la que valorar la actuación durante estos dos años de nuestros políticos y partidos. Aquí van, en exclusiva planetaria, los resultados.

¿Cómo de mal lo están haciendo nuestros políticos?

En primer lugar, os pedíamos que pusieseis nota (1- Muy mal; 5- Muy bien) a todos los concejales del Ayuntamiento, gobierno y oposición. 117 respuestas después, los resultados son los siguientes:

NotamediaNingún concejal logra aprobar (3), tampoco el alcalde. La mejor nota para María Sonsoles Sánchez-Reyes, teniente de alcalde de Educación, Cultura y Deportes; que se queda muy cerca del aprobado (2,99). Detrás de ella, la portavoz de IU Montse Barcenilla (2,47) y el concejal de UPyD Alvaro Aparicio (2,44) completan el “podium”. El alcalde obtiene la sexta “mejor nota” (lo pongo entre comillas porque en general todas las notas son horrorosas) con un 2,17. La portavoz del PSOE en el ayuntamiento, Yolanda Vázquez, obtiene un 2,37 -la mejor noticia para el PSOE local desde la primera visita de Felipe a la ciudad allá en los primeros 80- y el portavoz de UPyD, Manuel Vicente Pérez, se queda en octavo lugar con un 2,11.

Por la cola, Carmen Jiménez (1,39), responsable de Empleo, Comercio, Consumo y Desarrollo Industrial; y Miguel Ángel Abad (1,46), concejal de Deportes y Tributos, digo Fiestas, cierran la clasificación.

Las notas de Los4Palos.

Hemos comparado las votaciones de los lectores con las nuestras. Resultado: sois mucho más duros que nosotros.

NotamediacomparadaAlgunos titulares:

-Nosotros aprobamos a 5 políticos, los lectores a ninguno.

- Sánchez-Reyes y Barcenilla también son nuestras preferidas, pero les damos mejor nota que los lectores.

- Los lectores valoran mucho más a Sara Doval (IU) que los responsables del blog (2,26 vs. 1,25). La diferencia es bastante acusada. En nuestra votaciones tiene la segunda peor nota, solo por delante de Félix Olmedo (1,2 en nuestras votaciones), mientras que para los lectores es la quinta política más valorada, por delante del mismísimo alcalde.

- Alberto Plaza y Noelia Cuenca, los que más mejorarían en nuestras votaciones.

¿Conocemos a nuestros políticos?

Aunque pudiese parecer que no, el grado de conocimiento de los políticos locales es muy alto.

ConocimientoEl alcalde (98,3%), Alberto Plaza (97,4%) y Félix Olmedo (96,6%) ocupan los tres primeros puestos. Por detrás, las menos conocidas son María Asunción Escobar (UPyD) a la que solo conocen el 77,7% de los encuestados y Mª del Pino González, responsable de Administración, Relaciones con los Sindicatos y Atención al Ciudadano; conocida por el 76,9% de los participantes. Curioso que la concejal responsable de la atención a la ciudadanía sea la menos conocida por la ciudadanía.

El político más conocido en la oposición es la portavoz socialista (94,9%)

¿Y los partidos políticos?

Como era de esperar viendo las notas individuales, todos los partidos suspenden.

Notapartidos

Peor nota para el PSOE, que sigue feliz y decidido su camino hacia el abismo. Mejor nota entre los lectores para IU (2,22)  y para UPyD (2,4) entre los integrantes del blog.

Transparecia palera.

Como prometimos, compartimos el archivo con los datos en bruto generados por la encuesta. Os lo subimos en un bonito PDF como el Ayuntamiento… ¡Que no! Era broma. Aquí el archivo en .xls. Si tenéis algún problema al descargarlo* o queréis otro formato que os guste más, comentadlo y haremos lo posible (y lo imposible) por dar cumplida respuesta a vuestras peticiones.

*Al visualizarlo en la web no salen algunas respuestas, misterios del señor Google. Si queréis verlo bien, descargadlo.

Gracias a todos por participar, leer y comentar.

Actualización: Por petición popular, adjuntamos un archivo .xls con los resultados númericos de la encuesta. Igual que antes, si lo descargáis se ve mejor.

La insoportable levedad del Psoe

Cuando uno va a Madrid y enfila la Carrera de San Jerónimo, a poco que le guste esto de la política, le vienen a la cabeza diferentes emociones. Puedes pensar en el 23F, con Tejero echándose un piti y Butanito haciendo una retransmisión antológica. O puedes pensar en Pavía rodeando al Congreso, catacloc, catacloc. Ves los leones y te haces una fotico intentando olvidar el feo presente o feo cercano presente, por-ejemplo-olvidar-que-sé-yo el tupé de Anasagasti. 

Pero hay algo que siempre me asusta cuando lo veo y es lo que no se ve en la tradicional foto. Justo al lado, Carrera de San Jerónimo 21, se levanta imponente el edificio de Sigma 2. Te asusta porque no puedes evitar preguntarte dónde está la soberanía popular, si en un edificio o en otro.

Gobernar a base de encuestas, que se dice. Bueno, miren, eso no se le puede reprochar a Rajoy. Gobierna contra toda encuesta y marea.

Pero bueno, que he venido a hablar de encuestas. La semana pasada conocimos la del CIS y alguna otra, como la de la Comunidad de Madrid, estupendamente analizada en Xaora. Y quería citar algo que ahí se dice…

“Ignacio González y el PP madrileño disponen de una holgada mayoría en la Asamblea de Madrid y no tienen problemas internos suficientemente relevantes como para resquebrajar la solidez de dicha mayoría. Por eso hay que considerar las encuestas como son, marcadores de tendencias; no como un adelanto de resultados. En una coyuntura cambiante a peor y con muchas posibilidades de movimientos sociales bruscos, dos años es una barbaridad de tiempo.”

Pues eso, hablando de Ávila. Que las encuestas solo indican tendencia y hay mucho partido por jugar. Empezando por los propios cabezas de lista. No sería lo mismo un resultado del PP con Miguel Angel García Nieto que con Alberto Plaza o con Antolín Sanz o con otro. Dependería. Y no es lo mismo que el Psoe se suicide con alguna otra eco-ocurrencia o vuelva a su candidato Blanco, garantía de fracaso electoral. Sin contar con lo que esté pasando a nivel nacional: Rubalcabas, Madinas, Chacones o Tomases Gómez. Queda muchísimo.

Pero, a día de hoy, sin conocer de primera mano encuestas locales, que haberlas internas haylas… estoy seguro de una cosa: la tradicional e invariable Ávila daría sorpresas.  Jueguen si quieren con este simulador de la Ley D´Hont. A mí, con mis pruebicas, me daría lo siguiente (a ojo de buen cubero, por “Agencia Intuición”, quitando votos a PP y PSOE y subiéndoselos a IU y UPyD)

Congreso: PP 3. (Sí, aunque perdieran número de votos…al perderlos también el PSOE, seguramente incluso más, lo más factible es que se anotaran los 3 porque entre Psoe, UPyD e IU se quitarían y no llegarían al mínimo).

Senado: PP 3, PSOE 1. (Aunque este último lo mismo se lo podrían anotar UPyD o IU si trabajan bien la provincia, aunque no creo que llegaran a rascar del todo la actual ventaja).

Comunidad: PP 4/5, PSOE 1/2, UPyD 0/1, IU 0/1. (En negrita mi pronóstico actual)  (Suponiendo una bajada del bipartidismo, magentas e izquierda unida se podrían meter, incluso los 2 a la vez, o al menos el que capitalizara más el cambio de voto. Sería algo tremendo, sobre todo para una provincia como la nuestra. Si el PSOE baja de 20 mil votos (tiene 24 mil) y crecen IU y UPYD… ahí ahí va a estar. Por poco, pero no sería imposible este resultado. Hay que tener en cuenta, que de 2007 a 2011, el PSOE ya se dejó 10 mil votos. ¿Dónde está el suelo, si es que lo hay?)

Y ahora viene lo más curioso…

Capital: PP 12, UPyD 6, IU 4, PSOE 3.

* Si en vez de 25, se repartiesen 17 con motivo de una reducción de concejales, actualmente el reparto habría sido 10-3-2-2 (PP, PSOE, UPyD, IU). Bajo mi “suposición” de arriba, el resultado entonces sería PP 8, UPyD 4, IU 3, PSOE 2.

* Un amigo de este blog, jugando con los datos de las encuestas, es más “bruto” aún y me asegura que le sale 10 PP -7 UPyD -5 IU -3 PSOE y en el caso de 17 concejales 7 PP -5 UPyD-3 IU -2 PSOE. Me parece demasiada bajada del PP, aunque aquí queda reflejado su análisis también.

Sí, van a pensar que me he vuelto loco. Sí, creo que a día de hoy el PSOE es la cuarta fuerza política en Ávila capital. Creo que pierde votos hacia IU y también hacia UPyD, y muy merecidamente porque el PSOE de Avila es una nulidad. Se merece el castigo: nacional, autonómico y sobre todo local. Y si UPyD sube, estando ya en 4, la mayoría del PP corre peligro. ¿Qué pactos saldrían de ahí? A eso jugamos otro día. Pero vamos, que la mayoría absoluta corre peligro.

Me remito a los párrafos anteriores para volver a decir que la situación actual no es real, porque queda mucha legislatura, es el peor momento de la crisis…y, cuando vaya a haber elecciones, los grandes partidos activarán la maquinaria. Sobre todo el PP, que tiene una base importante (y merecida, porque se la han trabajado) y harán todas las cábalas posibles: el mejor candidato, la mejor campaña, la mayor presencia en medios, para asegurarse la capital. Pero vamos, que no me digan que estos resultados no les suenan raros (o fascinantes, si lo prefieren) para una ciudad y provincia que suele parecer tan inmovilista. De verdad les digo que prueben con el simulador y sus intuiciones.

Evidentemente esto no tiene ninguna validez. Está hecho a ojo, por lo que me cuentan y por lo que veo en la vida diaria. Si quieren, prueben con el simulador y sus porcentajes y nos lo ponen en comentarios. Los míos son a ojo, de ver a los amigos que han votado PP y ahora no lo harían, los que sí lo seguirían haciendo, gente del PSOE que pasaría a IU o los que se suman a lo magenta desde uno y otro lado. Ya digo, intuición. Cero científico, que esto es solo un artículo sin más. Todos conocemos nuestro entorno lo suficiente para ver que las cosas han cambiado, las filias y fobias, apegos y desapegos.

Si he titulado este artículo como “la insoportable levedad del psoe” es porque el PSOE de Avila puede pasar a ser políticamente marginal. O no, porque lo mismo pillaban concejalía. De juventud o jardines, pero alguna concejalía. En serio, un senador (o no), 2 o 3 concejales y tal vez un único procurador en Cortes sería para hacérselo mirar. Porque lo de perder el diputado al Congreso, a día de hoy, me parece inevitable.

Cuando tanto se habla de la caida del bipartidismo…lo de Ávila puede ser antológico. No por el PP, que sigue con una base solida, sino por el PSOE. Pero todos tranquilos en Ferraz: Óscar López dice que lo importante es que se mantienen. Un tipo con fe.

¡Qué ganas de que haya elecciones! Por lo de los numericos, que me pirra. Y por todo lo demás también, qué carallo.

Por favor, no convoquen elecciones anticipadas

Llevo un par de semanas inquieto, preocupado, durmiendo poco y mal, comiendo peor. Tengo peor cara, estoy más pálido, tengo más ojeras y se me cae más el pelo. Camino como alma en pena, encogido, arrastrando los pies. Suspiro en cada esquina, no miro los escaparates y los bordillos me parecen muros infranqueables. Nada me levanta el ánimo. Me despierto deseando acostarme y me meto en la cama deseando levantarme. No estoy a gusto en ningún lado ni haciendo nada. Como otros dijeron antes que yo, vivo sin vivir en mi.

Durante algún tiempo pensé que quizás estuviese a las puertas de una depresión, algún déficit vitamínico, anemia o de algún tipo de astemia preprimaveral. Incluso un amigo me comentó que él, cuando dejó de beber, sufrió una especie de síndrome de abstinencia con síntomas similares. Pero ni he dejado las bebidas espirituosas – ni ningún otro tipo de vicio sano o insano – ni he sufrido nunca un bajón anímico relacionado con la época del año. Bueno, sí, al volver de vacaciones, pero no es el caso. ¿Tendría una depresión?

Estaba a punto de consultar el saldo de mi cuenta corriente para ver si me podía permitir pagar un psicólogo cuando encendí la tele y me descubrí observando interesado el Debate sobre el Estado de la Nación. Allí estaba Rajoy, allí estaba Rubalcaba. Allí estaban también Cayo Lara y Rosa Díez, y los del PNV, BNG, Coalición Canaria, Amaiur… Allí estaban todos. De pronto lo sentí: un nudo me cerró la boca del estómago, los intestinos se anudaron, los pulmones se bloquearon, me faltaba el aire, la cabeza me daba vueltas, las piernas me fallaban, el corazón latía sin ritmo, sincopado. Apagué la televisión y aunque seguía corriendo por mi espalda un sudor frío y pegajoso, poco a poco parecía recuperarme.

¡Dios! ¿Cómo podía no haberme dado cuenta? Entre las sinapsis de mis neuronas se llevaba tejiendo desde hacía meses un miedo atroz, un pánico salvaje. Ahora lo veía, ahora podía articularlo en palabras: Y si se convocasen mañana unas elecciones anticipadas ¿A quién demonios votaría?

A usted quizá todo esto ni fu ni fa, pero a mi, que soy un demócrata convencido de los que acude a las urnas con gorrito, matasuegras y confeti para celebrar por todo lo alto la fiesta de la democracia; estas cosas me quitan el sueño. Y es que, visto lo visto, el panorama es desolador. Y no es que crea que todos los políticos sean iguales, que no lo son, o que la democracia española parezca de segunda mano y comprada en un mercadillo, que no es así. Lo que sospecho es que nos ha mirado un tuerto y que en el peor momento de nuestra historia reciente nos han tocado en suerte las peores élites políticas de nuestra democracia reciente. Quizá también tenemos la sociedad más vergonzante de las últimas décadas y de ese polvo estos lodos, pero esa historia la podemos dejar para otro día.

Por un lado están el Gobierno y el Partido Popular. El paro, los recortes, las medidas inútiles, el reparto injusto del sufrimiento, las declaraciones sin sentido, Báñez, Montoro, Soria, Margallo, Cañete y sus yogures. Si la incapacidad manifiesta del gobierno para sacarnos de esta, por no hablar de la incapacidad manifiesta de Mariano para pronunciar todas las letras cuando habla, no eran motivos suficientes para negarles el voto, ahora nos los encontramos entrampados hasta las cejas en múltiples casos de corrupción, obcecados en negar lo innegable y en marear perdices, palomas, cigüeñas y avestruces. Y si Mariano se ve obligado a dimitir ¿quién sería el candidato? ¿Esperanza Aguirre? ¿Gallardón? ¿Monago? ¿Herrera? Casi mejor no pensarlo. ¿Floriano? ¿González Pons? Si es alguno de estos dos, me comprometo a darles una oportunidad. Sería una forma divertida de irnos al infierno.

Al otro lado, justo enfrente, está el PSOE con Rubalcaba, Valenciano, Óscar López y compañía. ¿Por qué no votar al PSOE en esas hipotéticas elecciones anticipadas? No sé ni por dónde empezar. Ya no es la corrupción, lo de Pepiño Blanco como artista invitado en varios procesos judiciales es una minucia al lado del ir y venir de sobres y tesoreros, es la sensación de agotamiento, de anemia ideológica, de fin de ciclo, de ruina, de colapso inminente. En algún momento del pasado, el PSOE se metió en un garaje sin ventilación y encendió el motor de un camión de 5 ejes antes de echar una cabezadita. Desde entonces, en la feliz ignorancia de la propia muerte, su ánima pasea errante por Congreso, Senado, comunidades y ayuntamientos. Rajoy salió fortalecido del debate porque la presencia de Rubalcaba le tendía la contrarreplica en bandeja de plata. Pero todos tranquilos en Ferraz, la renovación no corre prisa, 2025 está a la vuelta de la esquina. Hacer PSOE 2015 ¿llegará el PSOE vivo a 2015?

Votamos algo nuevo, venga, va. Adios al PPSOE, al bipartidismo y al turnismo de la transición. Miremos más allá ¿IU o UPyD? Con los primeros me pasa un poco como con la Iglesia Católica, que creo que su reino no es de este mundo. No veo a Cayo Lara viviendo en la Moncloa o a Centella de vicepresidente y portavoz y no creo que sea muy funcional convocar un referendum hasta para decidir el color de las cortinas de la Delegación de Hacienda de Burguillos del Cerro. ¿UPyD? Pues no lo sé. Quizá si jubilasen a CR7, digo, a R10, nombrasen a Gorriarán embajador en Kuala Lumpur y permitiesen a Cantó volver al teatro, al cine o a la televisión; pues igual así me lo pensaba. Hasta entonces, la rebelión frente a los políticos profesionales encabezada por la más profesional de los políticos no me convence. Igual la solución es montar una coalición por la renovación, en plan Liga de los Hombres Extraordinarios, con Rosa Díez, Esperanza Aguirre, Cascos, Pepe Bono, Jordi Pujol y Arzallus. Ministro de Economía, por supuesto, Mario Conde, otro caballero de la renovación. Si se presentan todos juntos, con los calzoncillos por fuera del pantalón y una capa magenta a la espalda, tienen mi voto.

Podría seguir mirando más allá, pero no creo que encontrase nada mejor. Si todavía viviese Labordeta… Tampoco creo que votase a ningún partido nacionalista periférico. ¿CiU? No me apetece que mande a la T.I.A. a rebuscar en mi basura ¿ERC? Las banderas no creo que llegasen a cegarme tanto. ¿BNG? No tengo muy claro qué es lo que piensan. ¿PNV? ¿Coalición Canaria? ¿Amaiur?

Pero es que si el panorama es sombrío a nivel nacional, prefiero no pensar en la posibilidad de que las elecciones que se adelantasen fuesen las locales. Si no hubiesen propuesto hace unos años poner un tranvía en la ciudad, me veía votando a Tierra Comunera, que una vez me invitaron a una cerveza en su caseta de Villalar.

Otra opción es que me monte mi propio partido y me vote a mi mismo, pero temo que de ganar terminaría defraudándome. Al final, me montaría un 15M para pedir mi dimisión, o escribiría un blog crítico contra mi gestión, desde el que, con otros tres o cuatro, dirigiría una campaña personal, pagada por mi mismo, contra mi mismo.

Eso sí sería para ir al psicólogo o para darse al güisqui. ¿Alguien quiere un chupito?

La culpa de todo la tienen las autonomías (y Yoko Ono)

Es algo muy humano, un instinto, un acto reflejo. Algo casi irreprochable. Cuando algo funciona mal, tienes un problema o te has equivocado, la mayor parte de los miembros de nuestra especie reacciona o bien poniendo excusas, o bien buscando a un tercero responsable de todo lo sucedido. Intentar escurrir el bulto es algo muy nuestro. Incluso hemos inventado figuras sobrehumanas, las llamamos dioses, a las que agradecer, pero también culpar, de todo cuanto sucede a nuestro alrededor.

Les voy a descubrir la dinamita: España tiene un problema (bueno, en realidad tiene varios, singularizo por resumir) Y como sería un ejercicio complejo echar la culpa a algún dios de nuestros males, en plan “Hay mucho parado porque dios está enfadado de que los gays se casen” o “La burbuja explotó porque marcamos poco la casilla de la Iglesia”; España, como conjunto de todos los españolitos de a pie y en especial de aquellos con barba o bigote, ha encontrado enemigos a los que culpar de sus males. Ya digo que es algo muy humano, no estamos solos en esto. Ahí tienen ustedes a Argentina y a su presidenta, con la inflación desatada y el Big Mac artificialmente bajo, agitando albicelestes para festejar sus victorias o sus derrotas contra los pérfidos ingleses y sobre el capitalismo de amiguetes que ellos mismos fomentaron años atrás. La historia también está llena de cabezas de turco, de rostros cetrinos y narices aguileñas que pagaron caro estar en el lugar inoportuno en el peor momento. Nada que no sepan.

En España, donde pasamos de la crisis a la recesión y de esta a la depresión, mental y económica; tres parecen ser nuestros enemigos favoritos, cada uno con sus propias características y superpoderes mortales, como los malos del cómic. Tenemos enemigo exterior, Merkel; enemigo invisible, los mercados; y nuestro enemigo interior, la pérfida descentralización derrochadora personificada en las CC.AA, esos entes demoniacos.

Lo de Merkel es comprensible. Al fin y al cabo es la antítesis del modelo de mujer del norte de Europa que nuestros machos alfa guardaban en su materia gris. Descubrir que los sueños del desarrollismo franquista y el destape son solo eso, sueños, jode bastante. Su sola figura ataca al subconsciente colectivo del país y a la memoria de Paco Martínez Soria y por ahí no podíamos pasar. El problema es que aunque es evidente que ella, y con ella el resto de las instituciones europeas, parecen dispuestas a matar al euro, a la unión y al ECU si se pone a tiro, con tal de convertir sus moralinas económicas en ley; tampoco podemos culparla de todos nuestros males. Merkel, por maldad o incapacidad, parece dispuesta a empujarnos por el barranco, pero hasta allí nos hemos acercados solitos, posiblemente para ver si podíamos construir una promoción de adosados con vistas.

Con los mercados sucede algo parecido. Simplificamos en un enemigo invisible y etéreo una acusación simple contra algo muy complejo. Es cierto que mucha gente se está haciendo rica apostando contra nuestro país, nuestra deuda y nuestro futuro pero no todo el mundo que deja de invertir en la piel de toro lo hace con afán especulativo. Es cierto que hay que ponerle freno a los desmanes especulativos de algunos pero ¿usted invertiría su dinero, o el de sus clientes, en un país con un 24% de paro, más de un 50% de paro juvenil y con un sistema financiero de mírame y no me eches más cemento? Y eso sin mencionar los éxitos de nuestro gobierno. Pues eso.

El tercer enemigo, el único que en parte supone cierto reconocimiento de culpa, es nuestro modelo de estado o lo que es lo mismo: las autonomías y, en menor medida, las diputaciones y municipios pequeños. Autonomías y diputaciones son la ejemplificación de todos los males que afectan al país y su aniquilación/redefinición/reforma una solución mágica para muchos de los problemas. Menos corrupción, más crecimiento, una sanidad mejor y más saludable, una educación mejor y más educativa, una tercera edad más joven y unos niños más guapos y sin pipis. Y todo ello mucho más barato, lo cual es estupendo en los tiempos que corren y nos permite comprarnos una minipimer.

No todo el mundo está de acuerdo en esto, eso sí. La destrucción reforma del sistema autonómico tienes sus fanes y sus detractores. (Sí, el enlace es a Ávilared). Entre los primeros destaca Esperanza Aguirre, siempre dispuesta a poner la zancadilla a cualquier miembro de su partido que no sea su persona, y UPyD con su lideresa a la cabeza. Ambas formaciones, Aguirre es un partido en si misma, hablan de devolver competencias, de dar marcha atrás a la descentralización y del portentoso ahorro que supondría todo esto. Al otro lado del cuadrilátero, el PSOE (aunque habría que hacer algunas matizaciones al respecto, sobre todo al hablar de las diputaciones), IU y algunos dirigentes autonómicos del PP, entre ellos nuestro amado lider birregional y conjuntivo, Juan Vicente Herrera. En su reciente visita a Moncloa, Herrera defendió el estado de las autonomías, aunque pidió un nuevo sistema de financiación. Sin que sirva de precedente: estoy completamente de acuerdo con el Presidente de la Junta.

Nadie niega que existan duplicidades, que las comunidades hayan creado organismos prescindibles por doquier, que se subvencione toda clase de cosas o que las élites políticas regionales dejen mucho que desear pero ¿todo eso se iba a solucionar tomando las decisiones en Madrid o en la capital del Estado que decidiesemos? ¿Acaso los políticos que habitan en la villa y corte son mejores que los que habitan en la no-capital de la comunidad? Piensen en Wert o en Gallardón o, que sé yo, en Mariano Rajoy. Por no ser partidista: piensen en Pajín o en Sebastian. ¿Todo esto es por culpa del modelo? ¿Las autonomías son por naturaleza corruptas e inútiles? ¿De verdad el ahorro que supondría cambiar de modelo es tan grande como dicen los apologetas de la supremacia ministerial? ¿El Estado central no malgastaría, no crearía entidades fantasma, no pondría aeropuertos y catenarias en medio de ninguna parte?

Vamos a quedarnos con esto último, aunque ya sé que hablar de dinero es de mala educación. Las cifras bailan, aunque en cualquier caso son altas. Aguirre cifraba en 48000 millones de euros el ahorro que supondría para el Estado recuperar las transferencias en educación y en sanidad. Por su parte, UPyD cifra el potencial ahorro de una reforma del modelo en 26000 millones de euros. Ambas cifras han sido obtenidas por el mismo método contable, el archiconocido OBC, o dicho en cristiano “ojo de buen cubero”. Las de Aguirre no tienen ni pies ni cabeza, el cubero debía estar borracho, y las de UPyD, aunque más comedidas, tampoco son muy creibles. El partido magenta tiene un documento titulado “El costo de la administración autonómica” en el que en teoría detalla de dónde sale la cifra y cómo se puede ahorrar sin afectar a los servicios al ciudadano. En el citado documento, la única médida que de verdad supondría un ahorro importante sería el cierre de las televisiones autonómicas, en lo que también está de acuerdo Aguirre (medida que encantará, supongo, a los periodistas). Lo demás son parches (finiquitar los defensores del pueblo regionales o los consejos consultivos regionales, reducir el número de diputados autonómicos, cerrar “embajadas” , etc) muchos de ellos necesarios, otros no tanto, pero que ni por asomo permitirían alcanzar la cifra que proponen. Como sucede con otras muchas propuestas de este partido, respuestas sencillas (y a menudo populistas) para problemas en extremo complejos.

Parafraseando un texto de Richard Dawkins en The Greatest Show on Earth acerca de los “errores” de la evolución y el diseño inteligente, nuestras administraciones públicas han ido evolucionando mediante parches y pequeños añadidos desde tiempo inmemorial. Son, como el ser humano, más fruto de la evolución, con sus aciertos y errores, que del diseño inteligente. Observando su estructura se puede recontruir la Historia de España desde la creación del Estado Moderno. Quizá va siendo hora de que volvamos a la mesa de diseño y partiendo de la necesidad e irreversibilidad de la descentralización, empecemos de cero o de uno sin lastres ideológicos y prejuicios alejados de la realidad.

Los principales problemas del modelo son la financiación autonómica y la coordinación y colaboración horizontal entre las administraciones. Lo primero no requiere ni más ni menos dinero. Requiere racionalizar el reparto y las responsabilidades de recaudación y gasto. Lo segundo, avanzar hacia un modelo federal en el que las autonomías gobiernen junto al Estado y se hagan corresponsables de todas las decisiones. Que Madrid no sea una excusa barata contra la que gobernar. Ambas propuestas, me temo, provocaran sarpullidos en aquellos que precisamente más reclaman una reforma del modelo.

Quizá lo que les sucede es que donde dicen “reformar el estado autonómico” lo que de verdad quieren decir es “acabar con el estado autonómico”

PS. ¿De verdad estamos dispuestos a acabar con un invento que ha aportado tanto a la Cultura, con mayúsculas, universal? Dos ejemplos: el maravilloso y celebérrimo “9 provincias, 1 comunidad”, el himno (oficioso) más optimista de la historia de la humanidad. El otro ejemplo, el himno de la Comunidad de Madrid. (Aquí cantado por su autor, un poeta de Zamora) Bueno, quizá después de escuchar este último tengamos alguna razón más para acabar con el estado autonómico ¿Ven como las cosas en la villa y corte también se hacen mal? ¡Madrid, uno, libre, redondo, autónomo, entero!

Resultados #Ávila20N

Al final no ha habido sorpresas: el PP revalida sus dos escaños en Ávila y el PSOE conserva el suyo, escenario que se repite en la provincia desde 1993.

Resultados con el 99% escrutado:

Un pequeño y apresurado análisis:

- PP- Mejora 3 puntos respecto a 2008, pero no alcanza su mejor resultado histórico (65,31% en 2000). En la capital, mejora 5 puntos respecto a las pasadas municipales, practicamente 7 puntos en la provincia.
- PSOE – En la linea con el resto de España, muy mal resultado. Aunque mantiene el escaño, pierde 13 puntos con respecto a 2008. Solo obtuvo peor resultado en 1979. Por aportar algo positivo, salva el segundo puesto en la capital y mejora en dos puntos su resultado respecto a las municipales.
- UPyD – Casi todo son buenas noticias para el partido magenta. Se consolidan como tercera fuerza en la capital y la provincia, aunque por poner algún pero, en la capital frena su ascenso con respecto a las pasadas municipales.
- IU – Pasa de 3ª a 4ª fuerza politica pero mejora en voto y porcentaje en la provincia. En la capital, se deja la mitad de los votos.

Los comentarios están abiertos a todos para comentar y debatir sobre los resultados. Un abrazo a todos.

Porra Electoral #Avila20N

Damas y caballeros, niños y niñas, señoras y señores, perros, gatos, caballos, lagartijas y demás fauna. Es un momento emocionante para nosotros, para ustedes y para la humanidad al completo: están ustedes ante la única, la irrepetible, la inenarrable: ¡I Porra Electoral de Los4Palos! ¿Para qué queremos democracia real o irreal, hoy o mañana, pudiendo apostar? ¿Qué hay mejor que demostrar que sabes más que el resto de la humanidad? ¿Hay mayor placer que la victoria? ¿Quién quiere un empleo pudiendo chulear en la barra del bar de haber ganado la mejor porra electoral de la vetusta democracia española? ¡Pelea por la victoria! ¡Súmate a la porra! ¡Rebélate! ¡Cada apuesta cuenta! ¡La Porra va!

Al lío, que nos vamos por las ramas. Las reglas son muy sencillas: el objetivo principal es acertar el porcentaje de votos que reciben los 4 principales partidos en la circunscripción de Ávila. Aclaramos esto: se pronostica sobre el porcentaje de voto recibido, con un decimal, por PP, PSOE, IU y UPyD. Sí, ya sabemos que se presentan más partidos, a los que deseamos la mejor de las democráticas suertes, pero incluirles en este juego lo complicaría en exceso. Gana el que se acerque más y el error se computa igual hacia arriba que hacia abajo.

Ejemplo de apuesta para Ávila: PP 24,9% PSOE 25% IU 24% UPyD:23,1%  (evidentemente no tiene por qué sumar 100 dado que hay otros partidos y variables)

Resultados Ávila

Además, en nuestro afán por convertirnos en blog castellano y leonés de referencia, incluimos como extra, para desempatar o simplemente por demostrar nuestros enciclopédicos conocimientos, el pronóstico para toda Castilla y León, en este caso sobre el reparto de diputados. Aquí podéis apostar al partido que queráis. Si creeis que Refundación Comunista Castellana saca 5 diputados y Reunificación del Alto Tormes 2, adelante al Motor, vosotros mismos. Nota: en CyL se reparten 32 escaños. Insistimos: esta apuesta sirve para desempatar o completar el resultado de la apuesta de Ávila, que es la que cuenta.

Ejemplo de apuesta sobre CyL: PP: 2, PSOE: 10, IU: 10, Equo: 10.

Resultados CyL

Os incluimos, así de generosos somos, unas preciosas tablas con los resultados de las elecciones generales, en Ávila y Castilla y León, para que os sirvan de referencia.  Y nada más, comenten y… ¡Voten!

Aclaración:  Si os fijáis en las tablas, el porcentaje de voto de los partidos es ya dentro del número de votos emitidos. Es decir, no dejéis espacio para participación/abstención.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.104 seguidores

%d personas les gusta esto: