El pelota

“Me pasé no hace mucho por vuestra taberna en la red y estáis algo más flojitos“, me reprochó el muy canalla.

La memoria escocesa turba mis recuerdos pero recuerdo a ciencia cierta que el prócer no era de complexión recia ni seco de carnes; siempre le había dado fuerte cuchara al desayuno parlamentario. Tampoco puede decirse que fuese enjuto de rostro, aunque en días como estos todos andemos con las legañas en la niebla. Ni siquiera hablamos de un gran madrugador salvo que nos refiramos a amanecer pronto para subirse a los esquís, pongamos que en Riaza.

Nunca vivió mal, supongo, aunque en invierno vista de pana.

“El truco está en pillarles la debilidad a los que están arriba. Y todos tienen la misma: el buen comer y que les den la razón”.

Su debilidad, ya lo adivinan, era la de soltar carrete cuando el anís se asienta, así que pedí otra ronda.

“No es cuestión de mamar años en las tropillas internas y aplaudir en los mítines. Hay que saber llegar pero sobre todo quedarse. Al pelota común se le desprecia porque se le ve venir. Hay que identificar cuando el jefe necesita una barra de bar y una sonrisa dispuesta: A mediodía con buen vino y un jamón, a la noche invirtiendo el orden y añadiendo picante cuando es necesario”.

Pasamos al café – con unos chorritos de alegría – mientras intentaba localizar con la vista unos taquitos de jamón que alargaran la sobremesa…

“Y entonces un buen día te lanzan la confidencia y ya tienes algo con lo que negociar. Pero no lo haces de inmediato, sino con el tiempo. Primero te has convertido en valioso, por escuchar y por callar, y más aún por no incordiar. Entonces un día te ofreces a comerte un marrón que era suyo, te ensucias las manos. Y al poco tiempo le descubres un lugar discreto, alejado de los sucios periodistas y de las miradas inquietas. Un sitio en el que todos los que estén compartan camaradería discreta y buen yantar. Ahí ya es tuyo, eres su caballo de confianza”.

Los taquitos del jamón, eso sí lo recuerdo, eran excelentes.

“Siempre tuve claras las reglas pero cada vez está más difícil. Muchos lo intentan y no van a llegar, se van a equivocar de bando.  Si te lees las encuestas aquí nadie tiene ya el sillón asegurado. Lo que nos puede salvar es la llegada de trepas a las otras filas. En este negocio no hay santos y las puñaladas no conocen de carnet de partido.Va a ser una batalla fea, no os va a faltar menú para la taberna”.

La camarera nos seguía desde lejos, discreta. Nunca he sabido cuánto hay que dejarles de propina.

“A los que intrigan los reconocerás el día de los escrutinios, mirando al móvil con sonrisa nerviosa o con pánico en los ojos. Cuchicheando con alguien en el auricular. Pero esos no son los verdaderamente peligrosos, los peligrosos son los que estarán esperando detrás del líder, aguardando el momento y dejando pasar y morir a los encontradizos y advenedizos. Con calma, el timing, ya haya caído o ganado, para hacerle recordar con una mirada o un apretón de manos que están ahí, que siempre estuvieron ahí, que qué hay de lo suyo. Y esos somos los que siempre estamos, los que nunca perdemos. Tal vez me llames pelota pero yo lo llamo supervivencia y vieja política”.

La cuenta, por favor.

“Escríbelo dentro de un tiempo en vuestro blog ese, anda. Y adórnalo un poco, que parezca de los otros o de los de en medio. Total, creo que a la siguiente no me presento. O tal vez sí, que fuera hace mucho frío. Qué coño, Negro, tómate otro anís que hay una niebla del demonio ¿A ti no te gusta esquiar? Pues deberías.”

Ni esquiar ni el gin tonic. Siempre nos quedará la quiniela.

* All characters appearing in this work are fictitious. Any resemblance to real persons, living or dead, is purely coincidental.

Un café con… Sonsoles Sánchez-Reyes

Esta vez llego puntual. Me da tiempo a asomar la cabeza a la puerta del bar y fumar un cigarro mientras me ponen el café solo que he pedido. Apuro el cigarro, entro, repaso mis notas… En ese momento llega Sonsoles, sonríe… “Qué puntual Juan Luis”, dice… Me levanto para saludar, la camarera no está y debemos esperar un poco a su regreso para pedir la Coca-Cola que tomará ella, producto del que dice ser consumidora habitual, tomamos asiento. “De pequeña no me dejaban tomar Coca-Cola ni Gaseosa… “, termino yo el comentario “Y como basta que te prohibiesen algo para que después lo hicieses con más ganas, ¿no? Como todos los niños pequeños… “ Sentencia con un “Efectivamente…” y nos ponemos finalmente en marcha con nuestra charla una vez conseguido el refresco.

Sonsoles Sánchez-Reyes es abulense de nacimiento y de convicción. Así lo reconoce desde el primer momento y este dato me ayuda después a comprender otras cosas. Nace en 1968 en “ese año de las revueltas estudiantiles”. Reconoce orgullosa raíces gallegas, su madre es de allí así como su familia por esa parte. Se forma en Salamanca “como tantos y tantos abulenses” en Filosofía y Letras por un lado y Derecho por otro, los mismos estudios que realizó su abuela a la que define como “una mujer valiente que estudió cuando casi ninguna mujer podía estudiar y dedicó su vida a la docencia llegando incluso a ser directora de su instituto en una época en la que las mujeres lo tenían más difícil que ahora”. Termina sus estudios en el año 1991 y pasa los dos años siguientes trabajando en un colegio local antes de acceder a la Escuela de Educación en calidad de asociada. En 2004 Justo Bolekia confía en ella, teniendo ya la plaza en propiedad, y accede a la subdirección de la escuela y tras cuatro años y el respaldo y apoyo de sus compañeros se presenta finalmente al puesto de directora en 2008, cargo que ha renovado en este año 2012.

En el contexto de la conversación me cuenta que la Universidad le ha servido para encontrar muy buenos amigos, para crecer mucho como profesional y como persona. “Es muy importante que quien quiera acceder a la universidad pueda hacerlo en las mejores condiciones y, sobre todo, que ni por razones económicas, ni por razones ideológicas… Una Universidad es universal. No puede ser universidad con apelativos, con un adjetivo añadido, la universidad es de todos, es para todos y así también crece la propia universidad”. En este punto incido en todo el asunto que estamos viviendo ahora referente a recortes educativos, subida de tasas universitarias… “¿Es, quizá, el momento más duro al frente de la escuela?”, pregunto… “Es el momento que está resultando más crítico desde que estoy en la Universidad. No solamente por las tasas que es una noticia malísima y algo incomprensible, es la impresión de que todo el mundo se fusione con todo el mundo. Es el querer reorganizar de forma ciega y con fiebre, que los centros se organicen sin pararse a pensar si realmente un centro funciona o no. Además es algo que desmoraliza a la gente de dentro, al profesorado… Me produce un gran disgusto y una gran tristeza pero es el momento en el que más hay que dar de uno mismo y cuando las cosas van mal es cuando más se te necesita.”

Sonsoles es Teniente de Alcalde de Cultura, Deporte y Educación en el Ayuntamiento de Ávila. Gestiona directamente la Concejalía de Cultura y supervisa lo que se hace desde las otras dos. Le pregunto por lo que le mueve a entrar en política y es cuando me reconoce que siempre ha tenido inquietudes, sobre todo en el aspecto cultural, que le hacían pensar que algunas cosas se podían hacer mejor movida por ese abulensismo que me reconocía al principio. “Siempre suelo decir que hay tres cosas que siempre me han movido. La primera todo lo que tiene que ver con cultura y conocimiento. Me gusta, es mi oficio y soy una persona curiosa a la que le gusta aprender. La segunda es todo lo que tiene que ver con Ávila, una ciudad de la que cada vez me voy encariñando más. Y por último todo lo público. Vengo de una familia de funcionarios y vi lo mucho que se dejaban la piel todos los días para sacar adelante su trabajo lejos del concepto de que el funcionario se dedica a poner sistemáticamente sellos en las cartas.” Continúa. “Unos buenos servicios públicos que estén bien, que estén mimados, creo que es algo muy necesario e importante.”

La charla va bien, ambos, creo, estamos a gusto y Sonsoles tiene mucha conversación y muy interesante… Me cuenta que era abril de 2011 cuando el Alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, se pone en contacto directamente con ella para comunicarle su intención de contar con su ayuda de cara a la siguiente legislatura. Sonsoles, tras la sorpresa inicial y varias consultas,decide aceptar la propuesta. No era en aquel momento afiliada a Partido Popular y no lo es ahora. “¿Le habrías dado prioridad a la Universidad en detrimento de la política?” Su respuesta no puede ser más clara. “Por supuesto, sin ninguna duda” y con esa convicción consigue la mía. “Cuando adquieres un compromiso hay que llevarlo hasta el final y creo que en la Universidad queda mucho trabajo y debo acabar lo que he empezado”.

Normalmente tenemos un concepto de la política. Una idea, cuando la miramos desde fuera, que no tiene por qué ser lo que hay dentro. Para bien o para mal… Tiro por ahí… “Antes acudía a los medios de comunicación para conocer las noticias, ahora veo las noticias que ya conozco y veo cómo se tratan y el trabajo que hay detrás de todo eso, en ese sentido me ha servido para valorar mucho más el esfuerzo que hacen los periodistas por trasmitir los acontecimientos. El apoyo que tienes por parte de gente de forma desinteresada que te ofrecen proyectos, dar charlas, exposiciones… es una riqueza la de gente que está dispuesta a ayudar y colaborar contigo, es lo que más me ha gustado en el tiempo que llevo en el Ayuntamiento.” Pregunto por el “punto fuerte” de Ávila culturalmente hablando. Abulensis y la Orquesta Sinfónica de Ávila son los dos proyectos por los que más ilusión muestra y por los que de manera más decidida apuesta como referentes en la ciudad. A nivel personal hace referencia al Foro de Guiomar de Ulloa. “El proyecto que más de mí lleva es este foro. Guiomar de Ulloa fue una mujer que dinamizó mucho en su momento a base de juntar a personas muy heterogéneas a hablar… El sentarse a hablar es una noticia buenísima y sí, he echado de menos foros y reuniones para eso, para sentarse a hablar. En este sentido salía todos los días de este foro contenta de haber incentivado cierto debate. Habrá una segunda edición antes de que acabe el año…. Nombra más de pasada eventos realizados como Avicine y los actos del Día del Libro así como la Farsa de Ávila, cita que también se repetirá… “En muchas ciudades se hacían rutas por el cementerio”, le preguntaba por el acto que más “miedo” le había dado poner en marcha. “Pasé dos días un poco malos. Hubo comentarios que me hicieron dudar. Hacer una cosa un poco arriesgada como ésta podía dar una imagen diferente, antes de ver la actividad. Al final salió todo muy bien pero reconozco que es el momento que pasé un poco más de miedo… Repetiremos con esas visitas. Estamos ya cambiando la organización para acoger a tanta gente como hubo. No esperaba a más de 100 personas y me encontré con 400 y un sólo guía. Lo mejoraremos y lo repetiremos”.

¿Y la subida de IVA que ha sufrido la cultura?. “Es una noticia malísima. Es como la subida de las tasas. Como subir una valla para que la gente tenga más difícil el acceso. Yo me volcaré a que no haya nadie que quiera acceder a la cultura y no pueda. Buscaré fórmulas, reorganizaré, reestructuraré… La idea que tengo siempre en cultura es intentar no repercutir al ciudadano y mantener los precios porque es verdad que no se puede poner puertas al viento y la cultura es algo fundamental y necesario… ” .

“¿Qué posibilidades tiene una persona que quiera exponer en Ávila su arte?” Aludo al cierre de la última galería privada de arte que había en la ciudad. Sonsoles me remite al programa Inciarte. Dicho programa es para expositores noveles, que nunca han mostrado sus creaciones en exposición. Este programa consta de exposiciones de dos semanas y entre una y otra se presta el espacio, El Episcopio o el Auditorio de San Francisco, a otros artistas. No queda dentro de dicho programa pero es la alternativa que se puede ofrecer a los artistas ya experimentados con un pasado expositivo. En este punto patino, como mal entrevistador que soy, y pregunto por el Museo Provincial. Me aclara Sonsoles que el museo es de gestión regional, depende de la Junta de Castilla y León y no tienen competencias en su gestión.

Vuelvo al asunto personal y le pregunto por la disciplina artística que más le gusta. ” Yo me quedo con la palabra. Me encanta hablar, escuchar, leer y escribir. Me fascina, lo paso muy bien con las palabras”. “¿Escribes? ” . “Sí, claro, todo el mundo escribe algo. Antes de saber escribir ya dictaba cosas que se me pasaban por la cabeza.” Siguiendo este hilo me descubre que no tiene nada publicado pero que “es mi asignatura pendiente”. Hablamos de música… “He pasado por muchos momentos, hablando de música clásica me quedo con Chaicovski, me transmite mucha fuerza… Me gusta mucho la música de piano. Escucho mucho, por las raíces, la música de Hevia y Carlos Núñez y si me preguntas por Pop me gusta mucho grupos como Cold Play Gustos muy variados.” Cambio de tercio y le pregunto por el libro que ahora tiene en su mesilla. Me gusta mucho la respuesta y me reafirma en la imagen que tenía de Sonsoles de una persona trabajadora y documentada. “El último libro que he leído es “La encrucijada de octubre” que presentamos en el Episcopio hace tres o cuatro días. En mi mesilla tengo “Detrás de la lluvia” que presentaremos en Ávila el día 9 de octubre”.

Dos horas de conversación dan para esto y para mucho más. Una charla amable y cordial con Sonsoles que, como ella decía, “a ver si repetimos, no ya para el blog, no tiene por qué, sino por hablar”.

Por supuesto… Gracias, Sonsoles.

Un café con… Tony Romero

Llego tarde, apenas unos minutos, entro en el bar, tranquilo, casi vacío. Al fondo de la barra con el Diario de Ávila del día y una cerveza recién pedida me espera Tony Romero, él ha sido puntual. Me ve acercarme, me hace un gesto y cuando la distancia entre nosotros se reduce me tiende la mano amistosamente. Nos saludamos y se acerca el camarero, pido mi café, solo y doble, como siempre…

Hará unos 12 años, cuando comenzaba yo a hacer mis primeras incursiones en el mundo del diseño gráfico, tuve la suerte de coincidir con Tony en un curso intensivo de diseño. Desde entonces hasta la fecha puedo decir que nuestra relación nunca ha sido muy cercana pero siempre la hubo y de forma amable y cordial. Vernos por la calle, saludarnos, interesarnos por trabajo y por el bienestar del otro, lo normal. Mientras el camarero servía mi café Tony me pregunta por mi situación actual, sobre todo, en cuanto a trabajo se refiere. Le cuento, charlamos unos minutos sobre ello pero tampoco mucho, quería que me hablase de él y eso es lo que vengo a contar aquí.

Tony Romero nace en La Habana, Cuba, en 1964. Es una persona humilde, pausada, tranquila, cualidades que se echan de menos hoy en día visto el ritmo de vida que llevamos. Es productor y director de cine. Ya lo era en su tierra natal y ha continuado con la labor una vez afincado en Ávila. Me cuenta que la Universidad de Salamanca se puso en contacto con él, por medio de un amigo, para ofrecerle la posibilidad de gestionar unos talleres sobre Audiovisuales en la Facultad de Magisterio de Ávila. Corría el año 1997 y a finales del mismo cayó por nuestras tierras. Los talleres eran, en principio, para un año pero las cosas bien hechas bien parecen y finalmente se alargaron durante nueve años más. Al no ser su vinculación con la universidad una dedicación a tiempo completo, Tony, se embarca en otros proyectos. El primero de ellos es al año de su llegada y se trata de la Asociación Diferente. Una entidad sin ánimo de lucro que se dedicaría a la producción de documentales. Es importante resaltar que Tony Romero es una persona con mucha conciencia social, preocupado por las injusticias que le rodean, por las desigualdades… De ahí que la mayoría de los trabajos que ha realizado sean documentales o reportajes en los que cuenta una historia, siempre interesante, pero siempre desde dentro. No deja de lado pequeñas ficciones, incluso alguna serie que rodó destinada a la televisión de Guinea Ecuatorial que se podía calificar de comedia pero Tony defiende: “Lo importante para mí es contar historias” las historias que están por debajo de lo que queremos ver, lo que te encuentras en los rincones si quieres mirar.

El primer trabajo resultante de la Asociación Diferente se llamó “Foto de Familia”. Se trataba de un corto documental sobre la situación de una familia dominicana en Ávila. El trabajo trataba de dar continuidad a otros proyectos personales iniciados en Cuba y que versaban sobre los afrocaribeños. Tony habla con mucha ilusión de este corto pues, no en vano, le proporcionó varios premios, uno de ellos de la SGAE, y consiguió con él una repercusión internacional que no esperaba al principio. Para poder desarrollarlo tuvo que contar con el apoyo de otra productora de Valladolid con la que reconoce haber terminado entablando una gran amistad. A este trabajo le siguen otros. Su primera ‘ficción’ data de 2003 y se tituló “Angustia”. Se estrenó oficialmente en el extinto cine Tomás Luis de Victoria y su éxito fue meter a 700 personas en la sala (lleno absoluto) el día de su primera proyección. Destacar que se trata también de un corto, lo que da más valor aún a dicho llenazo.

“Llegar al Cielo”, obra sobre un disidente guineano y vetada en aquel país se estrenó en el Nacional Black Arts Festival en Atlanta city y se proyectó después en Ávila para viajar después a otros espacios como el el Festival de Cine Africano de Tarifa. “Soy música, soy raíz” era un documental sobre músicos africanos en España, “Afran, rostros en la memoria” contaba la historia de un pintor guineano afincado en Italia, “Lo que me dijo Xiomara” dedicado a la artista cubana Xiomara Alfaro, contemporánea de Celia Cruz… Son algunos de sus documentales y cortometrajes durante todo este tiempo que ha estado en su centro neurálgico en Ávila. A todas estas producciones hay que añadirles conferencias, talleres y cursos impartidos por Tony en diferentes lugares como Atlanta, Marruecos, Ávila, A Coruña y sin dejar de acordarme del ciclo de Cine en Formato Joven que hizo en nuestra ciudad y que atrajo a nuestra tierra a actores de reconocida fama como Nancho Novo o Enma Suárez.

Cuando se le pregunta por el futuro cuenta, con cierto recelo, algunos detalles de su próximo estreno previsto para octubre. Selecciona muy bien la información, hay cosas que aún no se pueden contar. Se trata de un largometraje de ficción pero sin dejar de lado la realidad de los personajes que en él aparecen. “Mixto” es un ambicioso proyecto que comienza a gestarse en el año 2004. El inicio de este proyecto implica el cierre de la Asociación Diferente y la apertura de la empresa que actualmente gestiona, TR Movies. “Mixto” es una mirada a la igualdad de oportunidades y trato que reciben las parejas ‘mixtas’, sus protagonistas son dos parejas en las que cada miembro procede de un país distinto y que buscan sobrevivir como pareja a pesar de las condiciones sociales y de sus diferencias culturales. Un relato basado en historias reales. Cuenta con Emilio Buale (actualmente con un papel en la serie La Fuga que se emite en T5), Erinson Veras, Daniela Saludes, Catalina Londoño o Jimmy Roca, así como con otros actores locales, de aquí, de Ávila, como el responsable de Nueva Escena, Juanjo Severo, al que seguro que todos conocéis. La película está rodada íntegramente en Ávila y a falta de unos detalles de sonido está a punto de ser terminada. ¿Qué esperas de esta película? Le pregunto. “De la película, como de la vida, espero muy poco, me gusta que la vida me sorprenda, no me pongo metas”. Considera un éxito el mero hecho de estrenar la película. Lo que venga a partir de ahí será bueno. “Me conformaría con que los abulenses vieran la película. A pesar de contar con actores de fuera este largometraje se ha rodado íntegramente en esta ciudad. Hay mucha gente que ha colaborado para que el proyecto saliese adelante y tengo la deuda moral de terminarlo y proyectarlo en esta ciudad”. Puedo asegurar que el proyecto promete.

Mi café con Tony se alargó más de la cuenta. Os aseguro que la conversación era demasiado interesante. Aquí plasmo solo una pequeña parte de lo que pudimos hablar pero al llegar a las tres horas de conversación fuimos conscientes de que debíamos dejarlo. Estoy seguro de que habríamos hablado durante otras tres horas y la conversación no habría perdido un ápice de interés.

Terminaré con la respuesta que me dio Tony al preguntarle por Ávila. Decía: “Me gusta ser amable con esta ciudad. Muchas veces me han entrado ganas de salir corriendo y dejarla atrás pero pueden más las otras veces que me he sentido protegido entre sus piedras”. Defiende Ávila como una ciudad cómoda para escribir, rodar… Pero sobre todo resalta que “hay muchas historias en Ávila esperando ser contadas desde la honestidad y teniendo en cuenta todo lo que supone vivir en una ciudad castellana y fría”.

Gracias, Tony, por una magnífica conversación. Repetiremos.

No dejéis de visitar los enlaces que os dejo a continuación. En ellos encontraréis más datos sobre Tony Romero y sus proyectos, y no le perdáis de vista, os adelanto que tiene en mente cosas muy interesantes que prometió contarme con detalle cuando “llegue el momento”.

Enlaces: Web de TR Movies
                 Facebook
                Canal YouTube

A %d blogueros les gusta esto: