La era de Ultrón

¡El Mercado Chico será nuestro!

¡Mi reino por un concejal!

¡Mi reino por un concejal!

La era de Ultrón ha llegado a la portada del Diario de Ávila. Nos lo contaba ayer Alberto y el terremoto del seismo se sigue notando una vez pasadas las horas. Que una cosa es que en la bitácora de los tipos malvados lleven unos años diciendo que las cosas estaban cambiando, y otra pensar que el reino se tambaleara tanto. Hay algunos y algunas, tanto en el PP como en el PSOE, que no pensaban que la cosa fuera para tanto. Aquí en Ávila y a nivel autonómico. Pues ahí va el aviso en las portadas, con dos semanas para intentar variar el rumbo. Si es que eso es posible.

Y el caso es que no hay Ultrón que valga en esta historia, no hay un candidato potente que esté haciendo que los resultados cambien. Solamente pura lógica. Dijimos que no era lo mismo que el candidato fuese Miguel Ángel en el PP a que fuera otro. Y también advertimos que el proceso de desintegración del PSOE no podía salir gratis. En lo que nadie nos ha hecho caso es en lo de “el que haga buena campaña se llevará un buen puñado de votos”. De hecho, hasta hace unas horas para mí la mejor campaña la estaba haciendo Cerrajero, además de Trato Ciudadano. Se les veía moverse o reunirse, más allá de hacerse fotos random y poner tuits al tuntún como hacen otras fuerzas de la ciudad.

Ante la inasistencia de Ultrón a la contienda, el ciudadano muestra su intención de votar a Albert Rivera al ayuntamiento o a Pablo Iglesias a las Cortes de Castilla y León, para fastidiar al gran enemigo del planeta: el bipartidismo. Es decir, votando por simpatía nacional y no pensando en lo de aquí. Tan triste como esperable. Porque no es que se pueda decir que Ciudadanos esté bordando su campaña en Ávila, o que Podemos se merezca salir con cerca de 10 procuradores en Cortes en toda la Comunidad. Hay un alto porcentaje de electores que va a votar con las tripas, después de cuatro años de titulares nefastos sumados a la crisis económica. Todo está más que volátil aún ahora, a tan escasas fechas de jugarnos los cuatro próximos años.

Porque la historia va de eso. De los próximos cuatro años. Por eso la insistencia de tipos raros como Alberto de que los partidos presenten sus programas y propuestas. Aunque luego se haga lo que se pueda/quiera, sería nuestro deber como ciudadanos el conocer lo que propugnan unos y otros de cara a las elecciones; y no votar porque te cae bien Rajoy, Rivera, Iglesias o Pedro Sánchez.

¡Ay, Pedro Sánchez! Que viene a Ávila por la mañana, habla de deporte (en un oportuno momento en el que estamos que nos salimos), augura que Yolanda Vázquez será alcaldesa.. y todo en un acto poco publicitado, no fuera a ser que se presentara algún decididor o ex juventud socialista a reventar la fiesta, sin duda mal agendado y que por supuesto ha pasado de puntillas.

El Partido Socialista tendrá que hacer muchísima autocrítica. No solo por comerse a si mismo, sino por haber sido incapaz durante largos años de mostrarse como alternativa. Resulta que Ávila no vota PP sí o sí, sino que llevaba mucho tiempo optando por los populares al no haber propuesta ilusionante enfrente. Hay un nicho en el centro/centro-derecha que podría dejar de votarles. También lo habría a la derecha más derecha si VOX o quien fuese hiciera algún día las cosas bien.

Pues nada, Los Vengadores llegarán a las urnas. Digamos que la encuesta puede ser analizable; yo tampoco me creo que el PP baje tanto y Ciudadanos esté tan arriba, y sospecho que IU está más cerca del 3 que del 2; pero pongamos que pone un marco de inicio a la campaña.

¿Es el techo de Ciudadanos 8-9? Porque si realmente apretaran en la campaña, ese 10 sería optar a la alcaldía sin dudas. ¿Puede el PSOE salvar los muebles apelando a su electorado tradicional? ¿Resistirá UPyD como para conseguir concejal a pesar del efecto Rosa Díez y del voto útil? ¿Limará Trato Ciudadano con su campaña barrio a barrio el voto en la izquierda? ¿Es una utopía que el PP no consiga 5, sino 4 procuradores a las cortes?

Tras una legislatura de prepotencia cainita socialista, y de olvido total del gobierno nacional – paracaidista mediante – de Ávila capital, su provincia y sus necesidades, con un paro galopante y una falta total de esperanzas… una nueva era llega. No digo que vaya a ser mejor, pero sin duda va a ser diferente. El futuro no nos traerá robots justicieros, tampoco a Scarlett enfundada en un traje de cuero, pero el martillazo del Elec-Thor (después de esto me retiro a un convento con Eva Hache) amenaza con ser una realidad a disfrutar en apenas 19 días.

PD: ¡Vote UPyD: Ultrón, Palos y Drones!

A %d blogueros les gusta esto: