La conspiración

La última vez que pido una pizza barbacoa familiar solo para mí, pensó mientras se limpiaba el sudor de la frente con la manga de la camisa. Sabía que iba a terminar así, sentado en el retrete durante quince minutos, intentando deshacerse de la forma más sibilina posible de su mayor vicio, pero cuando llegó a casa después de la reunión no pudo evitar caer en la tentación. Conspirar da mucha hambre. Su estómago no dejaba de quejarse mientras expulsaba el sobrepeso, pero había disfrutado como un gorrino devorando porción a porción la circular tentación. Lo volvería a hacer, qué demonios. Cuando pensó que ya había terminado, dejó el móvil sobre la parte posterior del retrete, junto a la cadena, y procedió a higienizarse la parte donde la espalda pierde su casto nombre. Siempre le había hecho gracia esa expresión. La gente y sus remilgos. Cuando acabó de limpiarse el culo, se levantó y tiró de la cadena. El móvil empezó a vibrar nervioso sobre la superficie blanca del retrete. Un LED verde, un mensaje del guasap. Sería su primo enviándole fotos guarras. Ese hombre tiene un problema y si su mujer se enterara tendría dos. Introdujo el patrón de desbloqueo -una zeta por los viejos buenos tiempos- y deslizó la barra de notificaciones. No era su primo, era Tomás Blanco, el Secretario General del PSOE de Ávila, en el grupo que tenía con otros mandamases del partido a nivel regional.

-¿Berenjena, caca con ojos, flamenca?

Sin duda, el mensaje era críptico. ¿Qué querría decir Tomás Blanco con esos iconos? ¿Berenjena? Igual la caca con ojos era Villarrubia. ¿Sería Óscar López la flamenca? No veía al número tres del PSOE subido a un tablao marcándose un zapateao, pero el PSOE es un partido que siempre sorprende. Se guardó el teléfono en el bolsillo, se arregló el pelo en el espejo y se dispuso a volver a su despacho a terminar de leer la prensa. Un segundo ¿y si era un mensaje en clave? ¿Y si aquella sucesión de dibujitos sin aparente sentido era la señal para dinamitar el PSOE y echar a Villarrubia? ¿Se había puesto en marcha la operación? Tenía que llamar a Blanco.

Con la adrenalina por las nubes -a él estas cosas de espías y conspiraciones le habían gustado desde el instituto- volvió a sacar el móvil del bolsillo y este, caprichoso, se resbaló de sus manos y con un elegante tirabuzón rebotó en el borde del inodoro y se precipitó al agua.

– Mierda, mierda, mierda.

Y nunca mejor dicho. Por fortuna, había tirado de la cadena, así que cuando su mano se introdujo en el agua el único bulto que palpó fue su móvil. A pesar de su rápida reacción, el aparato había pasado a mejor vida. Salió del baño como alma que lleva el diablo, chocando con las paredes en una carrera frenética, gritando, ante el pasmo de todos los presentes, que necesitaba hablar urgentemente con Tomás Blanco.

A medio camino entre el baño y la locura, se encontró con su jefa de prensa.

– Necesito hablar con Blanco.

– ¿Pepe o Tomás?

– Tomás.

– ¿Para?

– Es un asunto personal -contestó mientras le guiñaba un ojo, subía las cejas y sacaba la lengua.

Su jefa de prensa le dejó su teléfono móvil, preocupada por la posibilidad de que su superior estuviese sufriendo un ictus o algún tipo de alucinación relacionada con el mus. Él se encerró en su despacho y marcó el teléfono de Blanco.

-Dime.

-Oye, soy yo. -no era buena idea decir su nombre, pensó, por si les estaba grabando el CNI o la CIA. – He perdido el móvil. ¿Qué quería decir tu último mensaje?

-¿Qué último mensaje?

-El del Whatsapp. La flamenca y eso.

-¿De qué flamenca me estás hablando?

-De la que me has enviado.

-¿Qué te he enviado una flamenca?

-Sí, al grupo que tenemos. El grupo para tuyasabesqué.

-¿De qué cojones me estás hablando?

-¡De la puta flamenca, la berenjena y la caca con ojos que has enviado en el grupo que tenemos para cargarnos a Villarrubia! ¿Es la puta señal?

-¿Qué señal?

-¡La señal para echar a Villarrubia!

-Espera un segundo. -al otro lado de la linea, Blanco se alejó el teléfono de la oreja y comprobó que efectivamente había enviado una flamenca, una berenjena y una caca con ojos- ¡Coño! Es verdad.

-¿Entonces?

-Nada, tio. Ha sido sin querer. Habrá sido al meterlo el móvil en el bolsillo. De todas formas, estate tranquilo ¿eh? Que te veo un poco tenso con todo esto.

-Cagüen la puta, Tomás. ¡Qué susto me has dado! Pensé que todo había echado a andar.

-Nada, nada, tranquilo. Hay que ir paso a paso.

-Ya que estamos hablando de esto Tomás ¿no crees que es un poco peligroso que dejemos todas estas cosas por escrito? Acuérdate de los mensaje de Bárcenas y Rajoy.

-En absoluto. Son cosas totalmente distintas. ¿A quién de nosotros le iba a interesar que esto se sepa? Tú estate tranquilo, de verdad. Y busca tu móvil o comprate uno nuevo, que te tengo que pasar un montaje que he hecho con la cara de Villarrubia y el cuerpo de Joselito. Te vas a partir el culo.

El tsunami

El despertador es casta.

Le miré, me dije “¡Podemos!” Pero ahí seguía estruendoso, eligiendo eliminar mi derecho a decidir. Lo dicho: casta.

erescasta

Se habla de diversas teorías de la razón de que el Rey haya adelantado la abdicación. Los hay que niegan ese punto: la decisión estaba tomada desde hace meses. Los hay maliciosos: todo es por Corinna. Y los hay que hacen cuentas: es porque las encuestas apuntan a que lo de la mayoría pronto ya no sale. Y con Rubalcaba como último baluarte de lo que queda del PSOE la cuenta todavía sale. Sucesión asegurada. Entre protestas y amenazas de rotura de costuras, pero sale.

Ya se sabrán las razones.

El caso es que hoy arrancamos semana con encuestas y el diagnóstico está claro: el país (o la demoscopia) (o ambos) está de atar.

“La Corona gana apoyo y el 73% cree que Felipe será buen Rey” dice Sigma 2 hoy en portada de “El Mundo”, que apunta a que un referendum daría el triunfo a la Monarquía por 20 puntos. Pues ni tan mal, ¿no?. Pero ahora vayamos a “El Periódico” (rotativo que, por cierto, fue el primero que adelantó el titular de la abdicación). Victoria del PP en las elecciones…

Pero miren esa bonita letra pequeña… ¿Partido con mayor intención de voto? Es decir, sin estimación. Es decir, sin cocina. Pues sí, Podemos con un 16,7%. Y arrastrando a Izquierda Unida a cifras que deberían preocupar. No es extraño que ayer Alberto Garzón les hiciera ojitos como el que mira a una chica (o al despertador) y promete que “no, cariño. Yo no soy casta”. Y es que no es la única encuesta del día. Ya saben que las encuestas no sirven para nada, pero más o menos suelen acertar las tendencias. ¡Ay, las tendencias!

Mientras tanto, Tomás Blanco (Renovator the First) va a dar una rueda de prensa hoy en Valladolid en la puerta del PSOE de Castilla y León para destapar las malignas fuerzas que están detrás del apuñalamiento a Villarrubia. Nada que no pasara en Roma. La decadencia del imperio. Los libros de historia mirarán a esta época y clamarán: ¡Cómo no lo vieron venir! ¡Si estaba claro!

Puro cambio.

federatas_oscar

Fe de Ratas (ABC CyL, 08-06-2014)

As time goes by, en Twitter (de donde surgen coletas, trendings y castas) lo más comentado a primera hora de la mañana es la NBA y la Virgen del Rocío. Arsa.

Pd: Podemos ¡Estrella de la Muerte!

P.I.E.C.

* La noticia original en ÁvilaRed.

Negro pide cambiar el nombre del Partido Socialista
por el “desprestigio de sus dirigentes”

“Dado el rechazo actual de la gente a sus representantes y el de dichos representantes a sus propias siglas”, ha manifestado Negro, el ciudadano común no entiende que se mantengan las cuatro letras del Partido Socialista Obrero Español, que datan de 1879, “para dar nombre a un colectivo que prácticamente ya no ejerce el servicio público de oposición”. “En Ávila, todo lo que queda es lo de partido: entre lópeces, blancos, caros y oscuros”.

Tras insistir en que “no tiene sentido” mantener el actual nombre del partido, Negro ha asegurado desde Los 4 Palos que “aquí solo falta que fichen al padre de Neymar” y apuesta por buscar una denominación “de consenso, que posibilite a todos estar cómodos, algo real, tradicional, que evoque la unidad, algo así como Partido Infantas Elena y Cristina“.

Eso sí, el articulista manifiesta que “no va a proponer ningún otro nombre porque parecería una confrontación” y lo que persigue en este artículo es “que ahí dentro alguien se centre en ofrecer propuestas de verdad que interesen a los ciudadanos de modo que al menos retengan un concejal en las próximas elecciones” porque “lo que está claro es que en las generales el PP se endosará el Hat-Trick”.

PIEC, pa´que os quiero.

Puro cambio

Cuando aterricé de vuelta a Castilla – allá por 2011 – me recibió el puro cambio. Era un día de bonitos paisajes nevados y chiripitifláuticos en la sierra segoviana cuando Óscar López, escoltado entre otros  por Pedro José Muñoz y Tomás Blanco, se fue quitando ropa de esquiador hasta quedarse con una camiseta de “Puro Cambio”. Empezaba su Tour 2011 con los dirigentes del PSOE de Ávila como los Manolo Saiz del invento. Fue algo tal que así…

Martes 21 de Enero de 2014, ayer. Abro “El Mundo” y leo una muy buena entrevista de Antonio García a Tomás Blanco en la que entre otras cosas el socialista dice…

“… lo de Fabio López es sencillamente una barbaridad democrática de Pedro José Muñoz (…) Son las cosas que hace Pedro José Muñoz en toda su vida de cargo público”.

Y añade después…

“Mientras esté Pedro José Muñoz allí (en Ferraz), allí no hay ninguna justicia, porque manipulará todo a su interés”.

Está siendo prolífico Tomás Blanco en entrevistas estos días. Enlazo esta otra en Tribuna,  por cierto con interesantes comentarios y enganchones  de los lectores que también merecen lectura.

Lo cierto es que parece que ha tenido años Tomás Blanco, el Benjamin Button de la política abulense, para darse cuenta de si Muñoz urdía tejemanejes a conveniencia. Mientras tanto-monta como monta-tanto fueron intercambiando poderes y posiciones no hubo choque aparente. Ponte tú aquí, te dejo esta portavocía, yo me presento a esto y tú a aquello. Colócame esta prebenda que necesita un huequico. Que ahora se utilice la expresión-denuncia “en toda su vida de cargo público” cuando has estado a esa vera unas cuantas legislaturas suena un poquito a llanto tardío.

Puro cambio, será. El que necesita el Psoe de Ávila, digo, porque poco ha cambiado allí en … ¿unos 15 años? De derrota en derrota hasta la insignificancia total.

Fatality

peleaPsoe

The Finger Contract

image

Los Idus de Mordor

Tom Duffy: Get out, now. Or otherwise…

Stephen Meyers: Otherwise, I’ll end up like you?

Tom Duffy: Yeah, you end up being a jaded, cynical asshole, just like me. (Los Idus de Marzo)

____

Primero les pongo en situación y luego desarrollo la idea. Empezaré presentando al que será desconocido para una gran mayoría de los abulenses…este artículo toma como referencia unas palabras escritas por Cecilio Vadillo la semana pasada en “El Día de Valladolid” (creo que no hay enlace disponible al artículo en sí). Vadillo – para entendernos – es el César Martín de la ciudad del Pisuerga: ha sido subdelegado del gobierno durante los últimos años, ha optado ahora a la dirección provincial y ha perdido por escasos votos. ¿Les suena la historia? Perdió la secretaría ante un peso fuerte del partido en Valladolid capital el cual al presentarse  ya recibió de entrada el apoyo de buena parte de los jefes más potentes del recinto… Soraya Rodríguez, Óscar Puente, Tomás Rodríguez Bolaños, Jesús Quijano, Ana Redondo. Lo que se llama exhibir músculo.

Pues bien…a ver cómo lo explico sin alejarme de lo publicado. Es una pena no tener aquí el original, debería haberme guardado el recorte. El artículo de Vadillo venía a expresar su tristeza ante el hecho de haberse quedado a apenas unos votos de conseguir el objetivo de ponerse al frente del Psoe de Valladolid después de una reñida contienda. Lo que escribía se podría resumir como algo así…“Hay que felicitar al otro candidato, no poner excusas ni parecer mal perdedor. Es una pena porque íbamos con un proyecto, pensábamos que se podían hacer las cosas de otro modo, mucha gente nos trasladó su simpatía…pero no lo logramos”.

La guinda final es que Vadillo acaba su artículo invitando a que los lectores contemplen la película de Clooney sobre el mundo de la política. Largometraje que así resume la Wikipedia…

“Meyers se verá involucrado en el mundo de la política, pleno de traiciones, cruel y mentiroso, en el que nada es lo que parece; sus ideales tratarán de permanecer por encima de la corrupción, sin conseguirlo. Un drama entre la moral y la política que en la cinta parecen no tener puntos comunes.”

Poder y traición titularon la película en México. Secretos de estado en Argentina. No parece que ni Javier Izquierdo ni Tomás Blanco den para un Watergate pero no me digan que la referencia no es cuanto menos inquietante, que diría Martin Landau

Juguemos a política ficción. Olvidando la trama de la chica – que no creo que vaya por ahí el paralelismo – la verdad es que el resto de piezas tampoco me encajan. Imaginándome Ávila … ¿Quién es Stephen Meyers/Ryan Gosling? ¿Rodríguez Cembellín?

“Meyers es tanteado por Tom Duffy (Paul Giamatti), el jefe de la campaña del otro pre-candidato demócrata, ofreciéndole un puesto de importancia en la campaña del bando contrario, pero éste se niega. “

Hombre, Paul Giamatti bien podría ser un Muñoz. Pero no, la verdad es que no. Ni en Ávila ni en Valladolid da la cosa para tanto. Tampoco Oscar Puente da ese perfil ni Soraya Rodríguez es CJ Cregg precisamente.

Y les cuento por qué. El asunto es que la comparación falla porque ninguno de ellos es Clooney, que en definitiva es el guapetón que se lleva el Ristretto. Me van a perdonar los amigos de Vallamordor (y los de Murallaidem) pero aquí Clooney son De La Riva y Nieto. George De La Riva y Miguel Ángel Clooney. Los que acaban paseando a Miss Daisy. En Twizy. Otros cuatro años más.

La realidad es la que es mientras los socialistas juegan a películas de Lampedusa; todo lo cambian para que todo siga igual.  No es que se me haya indigestado el café  sino que además les doblo apuesta. En la capital amurallada, ecoloideas mediante, UPyD va rascando y rascando. No tengo encuestas pero sí la demoscopia de mi entorno… y no se extrañen si la segunda posición empieza a cambiar de color. Y en Valladolid imagino que no será tan fácil pero no perdería de vista la buena labor de Saravia y María Sánchez en Izquierda Unida. Uno representa al político ilustrado (como nuestro añorado Pedro Tomé en Ávila) y la otra la juventud peleona y sin embargo afable, cercana y de rápida respuesta.

Vuelvo al comienzo para terminar.   Vadillo siempre ha sido enormemente accesible, simpático y cercano. Un político que al menos hacia el exterior se esforzaba en el servicio público. ¡Ojalá hubiera más Vadillos! Pero no se engañen en una cosa, amigos abulenses… También Izquierdo da buena planta. Es un buen orador y en Twitter demuestra reflejos como descubrirán si le hacen follow.

Lo de Ávila es lo que no deja opción a la esperanza. Aquí Lampedusa no se molestaría ni en escribir el prólogo.

..

.

Pd: Por lo demás a mi la película de Clooney me dejó bastante frío. El plano de la bandera por detrás y poco más. El género ha dado cosas mucho mejores. Veanla en cualquier caso, que se pasa el rato.

A %d blogueros les gusta esto: