Chava

“Cuando contactamos con Javier Ares y le contamos lo que queríamos hacer, nos dijo que lo extraño es que nadie lo hubiera hecho antes”

La persona que atiende a “Los 4 palos” al otro lado del hilo telefónico es Gonzalo Martín, uno de los responsables del documental “Chava, un escalador de leyenda” que está sirviendo estos días de emocionado homenaje y recuerdo a la figura del desaparecido ciclista.

Les invito a refrescar la memoria. Primero con un aperitivo y luego viendo el documental entero. Vayan al enlace anterior y adelanten al minuto 11 segundo 11. Dani Clavero y Roberto Heras acaban de saltar de la escapada, Jiménez sigue por detrás sin responder. La victoria – puede pensar cualquiera que esté viendo la carrera – se le está escapando. Él intuye que no. Tiene la fuerza del tozudo también llamada huevera avileña o si lo prefieren…tener un par de eustaquios. Así era el Chava. Por eso no lo olvidamos. Por eso tienen que ver el documental entero. No se pierdan la parte del Angliru, pone los pelos de punta.

Volvamos al teléfono. Gonzalo nos cuenta como empezó todo:

“Pensamos que teníamos que hacer algo, hablamos con Carlos Sastre, luego Ángel (Sánchez) contactó con Santi Blanco… todas las personas con las que íbamos hablando tenían muy buenos recuerdos del Chava. Conseguir que hablara la gente ha sido lo más fácil. En El Barraco la gente al ver la cámara nos paraba y nos contaba anécdotas”.

El elenco de testimonios es amplio: ciclistas como Pedro Horrillo, Santi Blanco, Perico Delgado, Ángel Arroyo o Julio Jiménez, periodistas como José María García, Javier Ares y Luis Mari Soto, directores deportivos, compañeros… y por supuesto la familia Sastre.

“Al principio lo ibamos preparando de una forma más cronológica, con una voz en off…luego pensamos que lo mejor era unir un testimonio con otro. Ha habido un gran trabajo de edición.”

De algún modo Gonzalo y Ángel han homenajeado al Chava también en forma de tesón, actuando corazón sobre cabeza. El documental terminó de grabarse hace un año, en noviembre de 2010 y el proceso de edición les ha ocupado hasta Mayo.

Lo más sencillo – cuenta Gonzalo – fue recopilar el material. La viuda del Chava (Azucena) les ayudó a conseguir imágenes de vídeo, fotografías… y los contactos de unos y otros fueron abriendo puertas para conseguir testimonios. Lo más impactante fue rememorar el nacimiento del Angliru como mito gracias a José María

“Lo que más me ha gustado es la subida con el As al Angliru, cómo La Gamonal se convierte en un mito. Las imágenes las conseguimos gracias a la Peña del Chava en Riosa. Hemos conocido gente estupenda,  de verdad” nos dice Gonzalo.

El documental ha sido emitido ahora Televisión Española pero eso tampoco ha sido fácil. Hubo que llamar a la puerta, presentar el proyecto y ajustarlo a las necesidades de la televisión pública.  El grueso del trabajo ya estaba hecho de antemano sin más bolsillos que los propios. No nos cuentan la cifra exacta que se han dejado en el trabajo… “he perdido la cuenta. En total seguro que ahora nos podríamos haber comprado un coche. Pero lo pagamos con gusto” 

Están sorprendidos del gran recibimiento.  Ni siquiera sabían que había sido emitido, les tuvieron que avisar por teléfono. Han dado gracias por Facebook, se siguen sorprendiendo de ver que al propio Pedro Delgado le sacan el tema por internet.  El Chava ha vuelto a estar en boca de todos los aficionados al ciclismo. Como siempre será.

“Recuerdo un día que íbamos de Ávila a El Barraco.  Nos pasó el Chava como un avión pero luego en una ermita en La Paramera estuvimos charlando con él. Te chocaba verle tan cercano, tan amigo de todos, tan normal”

Así era.  Tirando ya al lado personal del que les escribe esto…el Chava fue mi ídolo. Imagino que como para tantos otros abulenses. Recuerdo estar con jjman viendo la Vuelta en La Ronda esperando que ese año sí que consiguiera ganar. Recuerdo ir corriendo a casa para escuchar al Chava comentar la carrera con su inconfundible  “Yo cgeo que”…

Pudo haber ganado una, dos o tres vueltas y tener toda una colección de maillots pero prefirió ser fiel a si mismo y ganar el maillot del recuerdo eterno en nuestros corazones.

Den al play, no se arrepentirán  (y gracias Gonzalo, gracias Ángel).  Chava para siempre

Y después de Sastre la nada

Algo así advertí por otro rincón hace ya un tiempo y se ha convertido en triste realidad. La edad empieza a marcar fecha de retirada para nuestro ganador del Tour y Ávila se ubica definitivamente en una profunda ciénaga deportiva. Bienvenidos a la edad de hielo.

Saldrá algún otro Sastre con el tiempo. Un esforzado deportista – seguramente a nivel individual – que con mucha tenacidad, esfuerzo suyo y de su familia logrará superar las barreras que plantea esta provincia y nos dará buenas alegrías: karate, tiro, natación, atletismo… Espero y confío en que sea así.

Pero ahondemos más. También lo siguiente lo he contado alguna vez. Hace ya un tiempo me encomendaron hacer un reportaje sobre la financiación del deporte abulense. Mis conclusiones no eran muy favorables hacia el compromiso existente por el sector político-financiero-económico de Ávila…si es que aquí existe el guión entre esas tres palabras. Fui pagado pero aquello no se pudo publicar. No era conveniente.

En “Los 4 palos” somos libres y aquí lo repetiré…porque casi nada ha cambiado desde entonces. Miramos alrededor y cuando lo hacemos resulta siempre sangrante compararse con Segovia. Ciudad vecina, tamaño parecido, circunstancias similares. Este verano optaron en siete días a ganar la liga nacional de fútbol sala, subir a 2ªB y ser capital europea de la cultura. Esos mismos días…Ávila… bien, aquí seguíamos.

Sastre

Tiempos pretéritos…

Permítanme que hable también, por poner otro ejemplo, de algo que conozco bien: Aragón. Huesca y Teruel concretamente. Más pequeñas que nosotros y tienen equipo triunfador de voleibol, un peleón segunda división de fútbol, baloncesto y balonmano dando guerra por las canchas de España, dos equipos en Segunda División B…

Como diría aquel…¿Por qué? ¿Qué convierte a Ávila en un lugar en el que esté prohibido tener un equipo colectivo que ilusione a la gente? Somos pequeños pero no deberíamos ser invisibles.

Ah, esperen, que sí lo hubo. Vale, está bien, no es que el voleibol sea un deporte de masas. No hay más que ver el maltrecho estado de la llamada “Superliga” tanto en chicos como en chicas. Pero ese equipo paseaba el nombre de la ciudad por Europa. Yo mismo era socio y disfrutaba de aquellas jornadas continentales, esos partidos con el invencible Marichal, los piques con Burgos. Kaput. Desapareció.

Caja Segovia, Cai Teruel… ¿Qué le falta a Ávila?  ¿Un Rato?

“Avila nunca tendrá nada, no pelees contra molinos de viento”. Pues sí, peleo. El voleibol soriano no cayó porque la vicepresidenta autonómica no quiso. Y ahí siguen.

Son ejemplos y ejemplos. Ávila sale perdiendo en la comparación prácticamente con todas las ciudades. Pero eso no es sólo culpa de nuestros políticos, que también. Es evidente que ser una ciudad en la que el 5-2 y el 2-1 (y sin rechistar) está prácticamente vendido en las elecciones nos convierte en una provincia con poca voz. Tampoco destacan los nuestros por levantar la misma y reclamar qué hay de lo nuestro.

Pero, pero, pero. Es la propia Ávila la adormilada. En el deporte y en tantas otras cosas. Hay quien se alegra cuando el baloncesto pierde porque los que hay metidos allí son del partido pepito. Hay quien se mofa de que el balonmano sufra porque son cuatro gatos. Hay quien se rie del Real Ávila porque si llega un playoff siempre palma. Son nuestros agorer, los especialistas en disfrutar de las desgracias ajenas. Exterminemos la envidia y la inquina de nuestras calles.

Queridos mios, el deporte es vida pero es dinero. El deporte es salud. El deporte pasea el nombre de la ciudad como no hace ninguna feria de turismo. Siempre será mejor una Leb Oro que una Leb Plata. Siempre será bueno que no desaparezcan simples carreras populares – deportes al aire libre y para todos – que es simplemente inaceptable que se pierdan.

Si mens sana in corpore sano…estamos jodidos.

No tengo la varita mágica de cómo hacer el cambio. Sí sé que no hacer…por ejemplo anunciar a bombo y platillo centros pijograndilocuentes que se van al carajo en 88 segundos. Defendamos lo nuestro con inteligencia. Pensemos en el futuro de nuestros hijos. Clubes fuertes, apoyados, queridos…son plataformas para su enriquecimiento vital y personal.

Este es un mundo competitivo, nadie regala nada y si nos ponemos piedrecitas en vez de defender lo nuestro no vamos a ninguna parte. Esto es una crítica constructiva, no destructiva. No abrimos para eso esta página.

Hay que invertir en deporte. Ya sé que ahora es el tiempo de la austeridad y la eficacia y que todo lo que suena a inversión es prácticamente un anatema. Pero si algo es eficaz en muchos níveles, empezando por la propia salud y el ánimo de la ciudad, es apostar por el deporte.

En cualquier caso de lo que no tengo ninguna duda es de que estar a la cola en esta materia y ser una reconocida almorrana del deporte nacional no es precisamente el mejor indicador sobre el futuro de nuestra ciudad y provincia.

A %d blogueros les gusta esto: