Cambio de calendario

Hoy vengo con un dato que me parece curioso. Seguramente no descubra nada nuevo a muchos de los lectores de este blog pero creo que es algo que merece la pena mencionar como algo extraordinario. De hecho ha ocurrido una vez en nuestro país y fue por allá por el año 1582, un año que no gozó de todos sus días, como estamos acostumbrados, sino que de manera excepcional fue un año con 10 días menos en su calendario. Es, para más señas, el año en el que pasamos a regirnos por el calendario Gregoriano, al haberse detectado fallos en el Juliano, en vigor hasta entonces, pero, los abulenses, tenemos ese año en la memoria por ser, también, el año en que muere nuestra paisana más universal, Santa Teresa. De hecho, si alguien se para a leer la biografía de La Santa, verá, así hacia el final, que la fecha en que muere es el 4 de octubre de 1582 y, en muchos textos, se recoge que su entierro fue el 15 de octubre por coincidir esos días con la adopción del nuevo calendario Gregoriano. Que nadie piense que tuvieron a la buena de Santa Teresa guardada 10 días antes de darle sepultura, no fue eso, fue que en aquel año se pasó directamente del día 4 de octubre al 15 de octubre por orden del Papa Gregorio XIII. ¿Y eso, por qué? Vamos a ver…

Hasta aquel momento de la historia nos regíamos por el calendario Juliano que había puesto en funcionamiento Julio César en el año 46 a.C. y que basaba sus cálculos en el supuesto movimiento del sol alrededor de la tierra. Según dicho calendario el año tenía un total de 365,25 días. Por ese motivo se contemplaba ya la existencia de años bisiestos como los tenemos hoy en día. Por otro lado, con la Iglesia Católica ya en marcha, se celebró en el año 325 el Concilio de Nicea. En él se acordó que la Pascua cristiana debía celebrarse el primer domingo después de la primera luna llena que hubiera tras el equinocio de primavera en el hemisferio norte, por esta circunstancia es por la que se dieron cuenta del error ya que se descubrió que en 1582 equinocio de primavera fue el día 11 de marzo cuando, en realidad, en el 325, año del concilio, había sido el 21 de ese mismo mes. El Papa del aquel momento, reunió un equipo de expertos que estudiasen el caso llegando a la conclusión de que los cálculos en los que se basaba el calendario Juliano contenían un pequeño desfase entre el año Juliano y el año trópico. Si bien el primero indicaba que los años estaban constituidos por 365,25 días, descubrieron que la cifra correcta era un poquito inferior, 365,24 días. Esta diferencia no significaba mucho más que   11 minutos cada año pero esto, sumado año tras año, desde 325 a 1582, daba un total de 10 días que, se habían vivido, pero no computado. Es decir, había que adelantar el calendaro 10 días. 

El Papa Gregorio XIII, promulgó el uso de este calendario mediante la bula Inter Gravissimas y después, cada uno de los países fue adaptando sus fechas poco a poco. Si bien en algunos, los católicos, se hizo de golpe en aquel mismo año (España, Italia, Bélgica), en otros lugares se hizo algún año después (Holanda en 1583, Suiza en 1584…), hubo algunos lugares que no adoptaron este calendario hasta cien años después, Francia lo hizo en 1682, y otros que no lo han hecho hasta el año 1923 como, por ejemplo, Grecia.

Este hecho, nos lleva a la casualidad que comentaba al principio. En España se cambia el calendario de forma que del día 4 de octubre de 1582, día en que fallece Santa Teresa, se pasa directamente al 15 de octubre. De ahí que parezca que no se le da sepultura hasta 10 días después. De ahí que su festividad sea el 15 de octubre y no el 5. Un dato que me pareció curioso en su momento y que ha caído en mis manos por casualidad hace unos días, un dato que creo que es curioso conocer y que provocó más anécdotas históricas pero que no tienen que ver con Ávila. Como seguro que algunos las sabéis, os invito a compartirlas en los comentarios.

—————————————————-

ACTUALIZACIÓN: El caso de Shakespeare y Cervantes.
El asunto del cambio de calendario y de su paulatina adaptación según los países ha dado otros casos curiosos como bien comenta Iñaki en esta entrada. Uno de ellos es el de la coincidencia o no en la fecha de la muerte de Cervantes y Shakespeare. Como ya he contado, España se adapta al cambio de fechas en 1582 pero Inglaterra no lo hace hasta 170 años después, en 1752. La muerte de estos dos escritores se produce en en el año 1626, en pleno desfase de fechas entre los dos países. De esta forma, Cervantes fallece el 23 de abril de ese año según el calendario Gregoriano ya instaurado en nuestro país. En el caso del autor inglés, su muerte se produce el mismo día, el 23 de abril, pero según el calendario vigente en su país, el Juliano. Esa fecha, según el calendario Gregoriano, se corresponde con el 3 de mayo. Es decir, la diferencia de calendarios lleva a confusión pero en realidad la muerte de ambos escritores se produce con 10 días de diferencia. En la wikipedia fechan su muerte según ambos calendarios para que no haya dudas… 

De viñeta en viñeta

Levantarse por la mañana y ver este tuit de Pepe Herráez:

Y ver que el tío insiste con otra grandeza:

Y pensar que en estos tiempos convulsos, en los que los medios de comunicación andan buscando una salida a base de inventos y reinventos, las viñetas de los periódicos me parecen la tabla más segura a la que agarrarse en medio del naufragio. Los humoristas gráficos, quizás por valor, quizás por intuición, han sabido dar a los lectores lo que los periodistas no hemos logrado, tal vez por cobardía, tal vez por ceguera.

Forges, El Roto, Sansón, JM Nieto o PPT, entre muchos otros, son capaces de contar, en unos centímetros cuadrados, lo que otros no sabemos reflejar en páginas y páginas. Hasta tal punto que si hoy viniera una chica del futuro a ofrecerme la lejía del próximo milenio y me preguntara, mientras tendemos la ropa, cómo nació, creció y se reprodujo esto de la crisis, le recomendaría que saltara de viñeta en viñeta.

Por eso me alegra saber que uno de esos locos dedicados al humor gráfico, José Luis Serna (PPT), va a ser el encargado de dar vida a Santa Teresa en un cómic. Ya habló @__Willy_ de esa mítica obra llamada ‘Ávila a vista de pájaro’, argumento más que sólido para esperar un buen resultado. Ya se han podido ver algunas páginas, y en mayo lo tendremos todas en nuestras manos.

Comic_Santa_Teresa

Solo una cosa más: recomendaros a otro viñesta. Se hace llamar Illo y no tiene Twitter. Tampoco tiene desperdicio.

La lotería de la vida

La Iglesia considera que los juegos de azar son “moralmente inaceptables”, preocupada, esto es una suposición mía, por la competencia que le hacen a la hora de prometer un futuro mejor. Competencia desleal, además, porque lo que unos ofrecen tras años de sacrificios, rezos, esfuerzos y mucha contención; los otros lo venden por pocas rupias en administraciones, droguerías y puntos de venta autorizados. ¿Ir todos los domingos a misa o gastar un euro y medio en una apuesta del Gordo de la Primitiva? ¿Memorizar el credo o comprar un boleto de lotería de navidad? ¿San Pedro y sus llaves o el calvo de la lotería y sus millones? ¿Los angelotes gordos de Murillo o los delicados niños de San Ildefonso? No hay color. Quizá el cielo dure eternamente y los millones se acaben con un par de Ferraris, pero los seres humanos, en general, somos bastante malos pensando a largo plazo.

También dicen que la lotería es el impuesto que pagan los que no saben de matemáticas, como si para saber que es prácticamente imposible que te toque hiciese falta una carrera o echar cuentas en el cristal de casa, como hace el sobrevalorado Russell Crowe en la sobrevalorada “Una Mente Maravillosa” después de darse cuenta de que ligar no era lo suyo. Puede ser que sea cierto, que todo sea un ardid de Montoro y sus antecesores desde tiempos de Carlos III, no les digo que no, pero me confieso pecador y de letras, aunque sea solo a pequeña escala.

La lotería es -de nuevo una suposición mía- una cuestión de clase social, que es como llamamos a las cosas de pobres los formados en el “materialismo histórico”. Tras comprobar que casi nadie se hace rico trabajando de forma honrada, la lotería es el último gran ascensor social, la indulgencia plenaria del pobre, la última esperanza que le queda a la clase media para dejar de serlo. También es un forma estupenda de lavar dinero, pero ese es un tema del que ya se están encargando los tribunales.

Si ir a misa dominical es el ritual por antonomasia de la liturgia católica, comprobar el resultado de un sorteo lo es de la liturgia lotera. Abrir el periódico o la web correspondiente (el teletexto también sirve si usted se quedó en los felices noventa) con el cupón delante, con el corazón encogido, la frente sudorosa, para descubrir, una vez más, que al día siguiente no podrás ir al trabajo a cantarle a tu jefe las verdades del barquero, del maquinista, del contramaestre, del grumete de babor y del tipo que vendía granizadas a los pasajeros de primera clase. El sorteo del Gordo de Navidad es el gran momento de la fe lotera, su Misa del Gallo con toques de Domingo de Resurrección, y ese listado infinito de números agraciados las tablas a las que se agarran los náufragos que el día anterior no acabaron con las existencias de cava delante de las cámaras de televisión.

En política, los Presupuestos Generales del Estado -PGE para los amigos- son el gran sorteo del año y sus miles de páginas, tablas y libros de colores, el listado de los agraciados. Allí rebuscan año tras año su número los políticos locales y regionales para salir de pobres o, al menos, para intentar asegurar su reelección. ¿Hay algo mejor que un proyecto multimillonario para ganar unos miles de votos? ¿Cuántas elecciones ha ganado el AVE?

Si es cierto aquello de que “afortunado en el juego, desafortunado en amores”, Ávila debe tener más admiradores que Justin Bieber (nota para mayores de 16 años: un chaval de esos que berrea y vuelve loca a las adolescentes) ya que ni nos toca el Gordo de Navidad, ni pasamos de la pedrea en los PGE: 32 millones este año, de los que se ejecutarán vaya usted a saber cuántos. Algo para trenes, algo para carreteras, un puente, algo para medio ambiente y una partida (2 millones de €) para el Palacio de los Águila/Museo del Prado/La historia interminable. Lo más novedoso -el reintegro- es la declaración del V Centenario de la Santa como “acontecimiento de excepcional interés público” lo que asegura jugosos beneficios fiscales a las empresas que colaboren con su celebración.

Mientras llega la Santa (Ya es V Centenario en El Corte Inglés), o nos sentamos en serio a mirar los PGE y sus libros de colorines, ayer se conocían los datos de paro del mes de septiembre. No, no se van a librar ustedes de ver mis maravillosas gráficas.

ParoÁvilaSep13

Como anticipaba La Razón, novedoso órgano de comunicación del Ministerio de Empleo, septiembre no ha sido mal mes para el asunto laboral a nivel nacional si lo comparamos con la hecatombe que arrastramos a nuestras espaldas. Aumenta el paro, pero no tanto como otras veces, baja la afiliación, pero no tanto como otras veces y desestacionalizados los datos son buenos. En Ávila la cosa queda un tanto desdibujada, no ha sido un septiembre especialmente malo, pero tampoco vamos a tener que adelantar los cohetes de La Santa. Mejor septiembre que los dos pasados, pero peor que el de 2010, cuando Zapatero y Salgado nos hablaban de brotes verdes que olían a primavera y azahar. Se firman más contratos, pero los indefinidos siguen escaseando. Y no podemos olvidar que estos datos parciales se levantan sobre otros: los 4.724.355 parados a nivel nacional, y las 17.665 personas sin empleo en nuestra provincia.

ComparativaSep

 

 

Y para que no se vayan ustedes con mal sabor de boca y no piensen durante todo el día que les he arruinado la jornada -no queremos fomentar su alcoholismo-, un último gráfico: la evolución del paro desde que comenzó el año.

Evoluciónanual

 

Igual estamos cerca del final de la crisis, o de que nos toque la lotería.

PS.- Y todo esto sin los superpoderes que, como nos han enseñado los cómic, habrá conseguido Mariano Rajoy tras visitar Fukushima. ¿Supersiesta? ¿Bostezo mortal? ¿Pereza infinita? ¿HiperDonTancredismo? ¿Se imaginan a Rajoy con los calzoncillos por fuera de los pantalones como un superhéroe al uso?

Audacia

Pedí turno esta semana en el blog después de la entrada de Pablo porque me había quedado picueto. Sí, picueto. Un perico picueto. Si no leyeron lo de ayer, pinchen por aquí. Garcinuño es uno de los sarcásticos más brillantes que conozco. A veces mira la realidad y le pone un prisma que no podríamos imaginar ningún otro: La Palomilla Perica. Toma nísperos. Marco incomparable sería aquello. Fotos por doquier.  Me lo imaginé y me gustó…claro que yo sí soy del Espanyol desde que aún llevaba eñe y jugaba en Sarriá.

Y al instante, por estas cosas tontas de la vida y la memoria, me vino a la mente un viejo programa de televisión. Se llamaba Audacia y lo presentaba “El Capitán de audaces por excelencia: ¡Jordi Estadella!“.

 Me acordé del programa por un concursante que fue un día al mismo. Donde todos se presentaban y decían “Soy Juan Luis del Pozo, presidente de Plumeros Sin Fronteras” el tipo aquel dijo algo así como “Soy Pepito Martínez y hoy voy a ganar porque estoy lleno de Audacia”.

Ya ven las cosas tontas que a veces guarda el cerebro. Me acuerdo de aquello y de que vi el programa entero… y de que por supuesto el tipo fue eliminado bien pronto. Más que lleno de audacia estaba lleno de falta de humildat y valors, por seguir con lo de los pericos.

Sin embargo, todo aquello le honró al concursante. Si vas a un programa en el que todos hacen el papagayo al empezar, decir algo diferente debería haber estado premiado. Haberle dado una vida extra. Inyustisia, ¿Pur qué?

He recordado todo esto porque tras leer lo de la palomilla perica me he venido arriba. Lo del turismo lo podemos hacer mejor o peor pero no nos va a sacar de pobres. La fábrica de policías la tenemos a la espera de mejores tiempos en las arcas del estado y Nissan…mejor no usar mucho la palabra no vaya a ser que vuelvan los nubarrones. Lear ya no está, el parking de Gredos no nos renta… En fin, que algo hay que inventar para salir de la cuesta abajo.

Y lo que nos falta es Audacia. Ser un Buñol o un Bérchules. Porque, por ejemplo,… ¿cómo surgió lo de la Tomatina?

“Un hombre se encontraba en la plaza de la ciudad cantando y tocando música, cuando un grupo de jóvenes que se encontraban escuchándole decidieron comenzar a lanzarle tomates”.

¿Y lo de celebrar la Nochevieja en Agosto?

“Desde 1994, a raíz de un corte del suministro eléctrico coincidiendo con la Nochevieja (…) A consecuencia se organizó una manifestación (la primera en este pueblo de 800 habitantes) en la que participó casi el 95% de la población.”

Si es que en España somos muy de manifestarnos por las cosas importantes. Pues eso, que lo que hay que ser es oportunistas y audaces, y así encontrar algo que nos dé pasta, guita, empleo y beneficie a nuestros entusiastas comercios y bolsillos.  De ahí que piense que lo de ayer de Pablo no es ninguna broma: ¡Es la puñetera salvación!

Lo que necesitamos es un equipo de gobierno lleno de audacia, que aproveche la ocasión. Si lo de La Santa Perica queda muy blasfemo, que puede serlo un poco, la verdad… pues hagamos otra cosa. Concurso masivo de bigotones. Un carnaval de Cremalleras gigantes en torno a la Avenida de Madrid. La Lieja-Hervencias-Lieja que propuse no hace tanto. Ser ciudad amiga del friki eurovisivo.

O aprovechemos nuestros puntos fuertes:

– Concurso nacional de la patata revolcona. Yo me apuntaba.

– Macromeeting internacional del Dardo. Abrir la mayor tienda del mundo de accesorios y frikadas en torno a la diana.

– Ponerle una plaza a Michelle Jenner. Y hacerle socia de honor del Real Avila y del Obila y del equipo de balonmano y de voleibol OhWait. Podríamos hacer para ello otra Estrella Gigante, donde La Viña o así.

– Ciudad libre de impuestos para los que reposten en gasolineras junto a rotondas. O cualquier idea que se os ocurra sobre rotondas.

– Capital mundial del halón disparado, con un túnel intercontinental:  Avila-Cern-Avila.

Pueden dejarnos en comentarios sus ideas. El futuro nos llama, ciudadanos amurallados. Colón nos ha señalado el camino. Ya lo decía Jordi Estadella:

“No sabemos exactamente si nuestros audaces serán hoy muy audaces o si serán millonarios dentro de un instante. “

Los minolles están para los que se apunten a la foto de la torllita de la audacia. Que este post puede parecer broma pero ¿y si no lo fuera?. ¡Oh, cielos, Leoncio! ¡Qué lástima que se nos hayan ido las grandes voces, caso de Estadella! Ese hombre sí que tenía audacia. ¡Que le pregunten al inspector Gadget o al Comandante Imperial Nemet!

Popurrí de noticias

La verdad es que Agosto está resultando un mes de lo más anodino, nada parecido a la tormenta de sangre y fuego que anticipábamos hace unos meses. El mundo no se ha acabado, el Euro sigue en nuestras carteras, Grecia sigue estando donde estaba, ha vuelto el fútbol y Mariano se ha podido tomar sus merecidas vacaciones, visita a la Virgen del Rocio incluida. No me resisto a compartir aquí las sabias palabras que pronunció en su visita a la citada deidad y que a buen seguro han contribuido a alinear los chakras de buena parte de la ciudadanía: “A veces estamos pensando siempre en lo material, y al final los seres humanos somos sobre todo personas, con alma y con sentimientos, y esto es muy bonito y me reconforta mucho”. Coelho, tu reinado sobre la filosofía barata y la autoayuda con pretensiones está llegando a su fin.

Decía que no ha sido un verano de sangre y fuego, aunque por desgracia de este último sí que hemos tenido nuestra ración. Mil hectáreas quemadas en el incendio que afectó durante los últimos días a Solana de Ávila, Palacios de Becedas y Casas de la Vega. Un drama humano, ecológico y económico que por desgracia palidece al lado del desastre vivido en la Gomera, en la provincia de León, en Galicia o en el Levante. Más allá de los posibles recortes que hayan podido sufrir los servicios de prevención y extinción de incendios, creo que tenemos un problema con la gestión del territorio, sobre todo en áreas como la nuestra donde la despoblación avanza dejando montes, campos y campiñas desprotegidas frente a los desaprensivos.

Dejando a un lado los incendios, la actualidad veraniega ha transcurrido por los derroteros habituales: pocas noticias relevantes, declaraciones de políticos desde sus lugares de veraneo o de sus segundas espadas, calor, noticias chuscas, medusas, anécdotas convertidas en temas de debate, asaltos a Mercadonas, etc. Lo normal. ¡Incluso los mercados parecen haberse ido de vacaciones! España se paraliza y Ávila no podía ser menos. La actualidad escasea y eso se nota en los medios de comunicación y también en este rincón que, falto de noticias de enjundia, tiende a languidecer un tanto en Agosto, tiempo que también aprovecha mucha gente para desconectar y “cargar las pilas” antes de que septiembre nos devuelva a la rutina. Como tampoco es mi intención hacer más dura la vuelta al redil y el síndrome postvacacional, voy a limitarme a comentar brevemente algunas noticias de las últimas semanas, para ir desperezando las neuronas:

– Primero lo más inmediato: Esta misma noche se celebra en el Episcopio el certamen “Sombras en el Adarvedel que les habló Pablo el otro día y en el que participa. Un paso más en nuestra estrategia de infiltrarnos en todos los ámbitos de la vida de la ciudad y un paso más, esto ya en serio, en la toma por parte de la ciudadanía de la iniciativa cultural al margen, o al lado, de las instituciones públicas. De esto también se habló el otro día por aquí a propósito de las Juventudes Musicales de Ávila y de la orquesta sinfónica que estrenamos a principios de julio.

– Junto a esas buenas noticias, otras no tan buenas. Las obras de restauración de la portada de la Catedral avanzan y confirman lo que era observable a simple vista: el grave deterioro del conjunto escultórico y su difícil, en muchas casos imposible, restauración y conservación. El proceso será largo y posiblemente termine con la retirada de las piezas que se encuentre en peor estado – ya se han retirado ocho – y su sustitución por réplicas. Y aprovechando que hablamos de patrimonio y restauraciones, aunque a estas alturas ya lo habrá visto todo el mundo, una de las serpientes del verano: la “restauración” del Cristo de Borja. No me digan ustedes que no ha quedado ideal. Desdramatizando un poco, tampoco hemos perdido “Las Meninas”, la obra no tenía gran valor antes de la intervención de esa buena mujer. Y mezclando ambos temas, la restauración de conjuntos escultóricos y la chapuza bienintencionada, algunos ejemplos polémicos: la muralla de Jayran, en Almeria; Santa Eulalia de Abamia, en Cangas de Onís y Santa Maria de Arce, en Navarra.

– Más noticias regulares tirando a malas. IU ha enviado una carta al subdelegado del Gobierno para preguntar sobre el estado de las obras del Centro de Gestión del Museo del Prado, haciéndose eco de los rumores que corren por lo mentideros de la corte acerca de la paralización de las obras y de los dineros que no llegan a pesar de que, como les anunciábamos aquí hace unos meses, las partidas contaban con cantidades significativas asignadas en los últimos Presupuesto Generales del Estado y en la previsión de gastos para el año que viene. La obra empezó en 2003 y veremos si termina antes de 2014. En esto, como en todo, pero aquí con algo de razón, el Ayuntamiento y el Gobierno pueden echar mano de la herencia recibida, cosa imposible al hablar del Museo de la Ciudad/Palacio Caprotti del que no sabemos nada desde hace meses. En las casas de apuestas londinenses deben estar ya cruzando fechas para ver cual de los dos proyectos se demora más.

– Museos, rehabilitación de monumentos y actividades culturales son pilares básicos para el buen funcionamiento de la primera industria local: el turismo. En un mismo día nos enteramos de que casi todo iba bien, el Ayuntamiento cifraba en rueda de prensa en un 6% el aumento del número de visitantes, y que todo iba mal, cuando horas después los hosteleros calificaban la campaña de nefasta y hablaba de una ocupación un 40% inferior a la registrada el año anterior, en línea con las previsiones que hacia el sector, a nivel nacional, al hablar del turismo de interior. Un cruce de declaraciones y datos que deja en papel mojado cualquier cosa que se puedan decir Montoro y el ministro ese que se afeitó el bigote para no parecerse a Aznar. Actualizacion 10:40.- Acaban de salir los datos de INE sobre pernoctaciones de Julio. La provincia de Ávila pierde 5.300 pernoctaciones con respecto a Julio de 2011, algo más de un 10%, y la ocupación media pasa del 29,9% al 26,4%.

– Si usted, fiel lector o visitante ocasional, es católico o agnóstico teresiano – lo que vendría a ser una versión abulense en temas religiosos del republicano juancarlista –  es un buen momento para que haga click en la crucecita roja de la parte superior derecha de la página. En medio de una gran expectación, como dice la crónica del Diario, ha llegado hasta la ciudad el pie de Santa Teresa, aunque la mala suerte ha querido que sea el izquierdo. El periódico local y la mayoría de los medios hablan de que el pie está “incorrupto”, pero solo hace falta echar un vistazo a la foto para ver que el pie está tan “corrupto” como cabría esperar después de 500 años – y no me vengan con que qué sabré yo de pies del siglo XVI porque algún contacto, nunca mejor dicho, he tenido con la materia. Optimismos antropológicos aparte, el fetichismo católico por las reliquias es algo que viene de lejos, desde tiempos de los primeros cristianos, que puesto de moda durante las cruzadas – momento en el cual todo caballero que se preciase volvía de tierra santa con un prepucio sagrado, un clavo de la verdadera cruz de Cristo o una astilla del arca del Noe – fue revitalizado tras la contrarreforma. En el caso de Teresa, su cuerpo fue descuartizado – sí, descuartizado, como suena – poco después de morir y se encuentra repartido por buena parte de Europa: una parte de la mandíbula – hay que ser bestias para arrancar una mandíbula – está en Roma, la mano izquierda en Lisboa, el corazón en el Museo de iglesia de la Anunciación de Alba de Tormes, el ojo izquierdo y la mano derecha en Ronda, un dedo en París y otras partes de su cuerpo en Gent y en Antwerpen, en Bélgica. Iba a comentar que todo esto – desde el despiece de los cadáveres hasta la adoración de los restos – me parece de un primitivismo y de un salvajismo tremendo, pero me guardo el comentario, que en este país por menos te llevan a juicio.

Una última cosa, por ir cubriendo flancos: el comentario anterior, lo del salvajismo y tal, sería igualmente válido si estuviésemos hablando del prepucio de Mahoma, de la vesícula de Moisés, de la uña del dedo gordo de Anakin Skywalker, de la válvula de la tetera rosa que da vueltas alrededor del universo o de parte del FSM. Dicho sea esto con todos mis respeto hacia los fieles de cualquier sistema de creencias, en especial los Jedi.

La semana que viene más y mejor, que empieza el curso. Disfruten, los que puedan, de sus últimos días de vacaciones.

Como momia

by Illo

La Pista de Hielo

Era el año 2004. Se acercaba la Navidad y se hacía pública la gran novedad que se llevaría a cabo en esas fechas con la instalación de una pista de hielo en la plaza de Santa Teresa (El Grande) para uso y disfrute de grandes y pequeños en las fechas del insultante buenrrollismo y la espontánea alegría que nos invade sin más motivo aparente que la excusa, bien servida, de ponernos hasta las trancas de comida y bebida con el atenuante de que son fechas de excesos y ya me arrepentiré en enero…

Tres años, si no he contado mal. Aquel 2004, el siguiente 2005 y el posterior 2006, se decoró El Grande con aquella pista. Tres años de bonanza económica en los que gastarse 60.000 € apelando a la estimulación del comercio local era tan habitual como construir bloques y bloques de casas. Tres años en lo que los más osados pudieron demostrar su destreza con esos patines de cuchilla, que no ruedas, no sin algún aterrizaje de emergencia y algún que otro susto. Pero algo cambió. Con lástima y lágrimas en los ojos nos llegaba aquella triste noticia, en diciembre de 2007, que convertiría aquella Navidad en una Navidad más triste que las anteriores. Ese 2007 no se instalaría dicha pista.

¡¡¡Lógico, por la crisis!!! Ehh, Uhh. NO.
No se trataba de la crísis, aún. El asunto, o lo que se nos dijo desde los medios de comunicación, era que (cito) La razón para que este año no acompañe la pista de hielo a las fiestas de Navidad, según el gerente de Ávila Centro, Jesús García Ahijado, se debe a la decisión del Ayuntamiento de no permitir que la plaza de Santa Teresa vuelva a admitir instalaciones que puedan estropear el suelo.” 

¿Qué ha cambiado? El suelo de la plaza de Santa Teresa sabemos que no. ¿Acaso las millonarias partidas presupuestarias dedicadas a I+D+i han dado sus frutos y se ha conseguido construir una pista con materiales que no dañen el suelo sobre el que se instalan? De haber sido así poco bombo le han dado a tan magnífico hallazgo. De no ser así… ¿Los antiguos materiales no dañaban el suelo tanto como se creía? ¿Nos pusieron la excusa del suelo como podían haber puesto cualquier otra? Si no recuerdo mal, en 2007 apenas intuiamos que entraríamos en una crisis económica mundial y hoy, cuatro años después, lo tenemos aprendido y bien aprendido. ¿Qué hace que este año sí y hace cuatro no? Me van a permitir que lo deje claro: NO LO ENTIENDO. No sé a qué viene recuperar algo que vale una pasta en un momento como el que estamos cuando lo poco que ha cambiado ha sido a peor. No creo que los parados de la ciudad, por mucho tiempo libre y espíritu navideño que tengan, se gasten 5 euracos en acceder a la pista.

Dos cosas para terminar. La primera que, al igual que pasase allá por el año 2004, la pista de hielo ha tenido que retrasar un día su apertura al público por un asunto técnico. La segunda es un extra que me llega por diferentes vías. ¿Alguien ve algo raro en la siguiente foto? Que ustedes lo patinen bien…

A %d blogueros les gusta esto: