Algo different sobre Santa Teresa

FullSizeRender

El Centenariazo está dando para mucho. Santa Teresa de Jesús se nos ha aparecido en estos meses en el teatro, en distintas exposiciones, en una tarta de yema, nata y limón… incluso en una línea de productos olfativos. De muchas y muy diversas formas se ha alabado el carácter emprendedor, andariego, feminista, literario, fundador y supinador de nuestra Doctora de la Iglesia.

Se pueden imaginar que no han sido unos meses fáciles. Agarraré un dron con las manos si escucho una vez más la historia sobre cómo la niña Teresa intentó escaparse, junto con su hermano Rodrigo, para convertirse en mártir en tierra de moros. En muchos casos ha faltado originalidad y algunas de las actividades y manifestaciones artísticas que hemos visto este 2015 se han limitado a repetir los lugares comunes “teresianos”.

Y a estas alturas del Centenariazo, perdida ya toda esperanza, cae en mis manos un libro que se ha convertido en una agradable sorpresa. Si hacen caso a la portada, ‘Santa Teresa is different’ está escrito por Percy Hopewell, nada menos que el inventor de los botes de niebla. Pero el excéntrico inglés que hace las veces de narrador no es un más que un personaje inventado por el periodista y escritor Tomás García Yebra en los años 90, en el dominical El Semanal.

El inglés, un trotamundos a lomos de un ‘Dos Caballos’, vuelve a los ruedos y lo hace aterrizando en Ávila. A través de sus ojos, llenos de ironía, vamos descubriendo tanto las peculiaridades de la ciudad como la compleja personalidad de la protagonista de la novela, “una mujer que iba a su bola”. Si al humor se le suma un escritura sencilla –con difícil que es hacerlo fácil-, tenemos un libro que más que leerse, se devora.

Se cuentan las virtudes y los defectos de ‘La Santa’ y también esas cosas que suelen ocultarse, como “el ultraje y profanación” que sufrió su cadáver. Hopewell también visita otros lugares teresianos (Duruelo, Fontiveros, Alba de Tormes, etc.) para conocer más detalles de ese “ciclón de mujer”. “Su arrojo, su tenacidad y sus seductores galanteos (el “noviazgo” con Jesús lo explotó hasta sus últimos días) pudieron con todo lo que se le ponía por delante (incluidas la arrogancia y prepontencia con la que los hombres de su siglo intentaron doblegarla)”.

Nota: Hace tiempo que tuve la oportunidad de descubrir el original museo que Tomás García Yebra tiene en Las Navas del Marqués. Si no lo conocen, no tarden en visitarlo. Más información por aquí.

No entiendo nada

logo2_color

Nos echábamos las manos a la cabeza el jueves cuando veíamos una partida de 22.000 euros aprobada en Junta de Gobierno Local que iban destinados a diferentes actividades que se desarrollarán el sábado 28 de marzo, día en que LA SANTA cumple 500 años, ahí es nada. Dentro de todo ese gasto figuraban 5.900 euros destinados a una tarta ornamental de madera y poliespán que a todos, o a la gran mayoría de la gente corriente, nos parecía un disparate. Un disparate que primero se intentó justificar diciendo que…

En la celebración “hay actividades culturales, musicales, infantiles o religiosas”, …
“Pero esta fecha necesita también de actividades populares que permitan que de forma masiva los vecinos de Santa Teresa, el pueblo de Ávila, celebren su 500 cumpleaños”, y que lo hagan “de la misma forma en la que lo celebran habitualmente los hogares abulenses cuando festejan el cumpleaños de uno de sus miembros”, que es con una tarta.

No le falta razón, en mi último cumpleaños yo mismo invertí 59,90 euros en una tarta para invitar a todos mis familiares. Cinco se intoxicaron con el poliespán y dos fueron operados de urgencia por las astillas de madera que se les clavaron en la garganta…

Bromas aparte… Se ha decidido retirar dicho gasto, lo que quizá no haya sido muy acertado es la forma de hacerlo ya que, como publica AvilaRed…

La idea “no ha sido entendida por una parte de la sociedad”, se ha argumentado desde Ayuntamiento de Ávila para eliminar la tarta de madera y poliespán para el cumpleaños de Santa Teresa. La tarta de comer sigue adelante.

Veamos. Yo lo que había entendido era que se iban a gastar 5.900 euros en una tarta de madera y poliespán meramente ornamental y enseñarla durante un acto que dudo fuera a durar más de 2 horas siendo generoso. Sí, sí. Ya sé que yo soy muy mal pensado y he podido tergiversar el verdadero espíritu de la celebración. Ya sabéis… por este rincón solíamos ser malos y malvados cuando escribíamos más a menudo…

Lo cierto es que ahora mismo me entran las dudas de si eso no estaba ya calculado. Dudo mucho de que una tarta de 5.900 euros de coste se construya en 10 días que son los que hay desde que se aprobó el gasto hasta que se fuera a usar la susodicha. Quiero decir… El pastelero/carpintero llevará ya parte del trabajo adelantado, la cosa estará ya “a medias” para poder tener el invento a tiempo… De no ser así no es que me parezca disparatado el coste sino que se iba a pagar un pastizal por una verdadera chapuza… Y esto lleva a otro pensamiento turbio y deshonesto… ¿Cómo se va a compensar al artista por el trabajo ya realizado? Porque si soy yo el perjudicado también me mosqueo, es evidente…

No se van a gastar, tras magna chapuza, 5.900 euros en una tarta de madera y poliespán, se van a gastar… cuanto… ¿2.000? ¿3.000? en pagar lo que ya se había hecho y compensar las molestias del pastelero/carpintero… Es mi humilde opinión, espero estar equivocado. Y dentro de este pensamiento también creo que no veremos la maravillosa tarta ornamental ni la partida presupuestaria de compensación al damnificado, que ambas desaparecen, pero, que os quede esto muy claro, la culpa es de una parte de la sociedad que NO ha entendido la idea…

Y aquí paz y después gloria.

A disfrutar del V Centenario, señores.

¿Cómo era el tiempo que vivía Santa Teresa?

El señor Sergio Sánchez (@serzisanz) ha tenido la amabilidad de explicarnos en este post los detalles del ciclo de ponencias ‘Ávila en Teresa’. ¡Ojo! Amenaza con pasar lista.

Avila_en_Teresa

Por si alguien todavía no se ha enterado, este año se conmemora el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa. Y salvo cambio de opinión, el papa Francisco no va a venir a ésta nuestra ciudad. Pero hay alternativas.

En este marco del Centenario, muchos son los actos que pretenden ahondar en la figura de Santa Teresa en varias facetas de su vida: mística, escritora, fundadora, reformadora, doctora de la Iglesia, andariega… Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones se han olvidado de un aspecto muy importante: el contexto histórico ¿Cómo era el tiempo que vivía Santa Teresa? ¿Y la sociedad del siglo XVI? ¿Qué pasaba en el mundo? ¿Santa Teresa iba a festivales? ¿Era Ávila una de las ciudades más boyantes de Castilla? ¿La Inquisición era el coco? ¿Gótico o renacimiento? ¿Qué opinaban los abulenses coetáneos de Teresa de Ahumada? ¿Pensaba en no salir de Ávila en ninguna manera?

Para dar respuesta a estas y otras muchas preguntas, desde la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Ávila se ha organizado un ciclo de ponencias que cubre el contexto de nuestra Santa más internacional, compuesto por tres jóvenes historiadores pues, como todo el mundo sabe, Ávila es tierra de cantos, de santos y de historiadores. Muchos, jóvenes e importantes. Como les iba diciendo, un ciclo de ponencias titulado “Ávila en Teresa”, y que tengo el privilegio de coordinar.

La primera ponencia se llevará a cabo el próximo día 2 de marzo. Lleva por título “De Iván el Terrible a Teresa de Cepeda, una visita virtual al siglo XVI” a cargo de un personaje que seguro que todos ustedes conocen, al menos por juntar letras y desvaríos en este espacio, Alberto Martín del Pozo. Historiador al que se le perdona su gusto por la prehistoria y una bellísima persona (esto no lo digo yo, lo dice él). Ha decidido pasar parte de sus vacaciones en Ávila para ofrecernos una clase magistral sobre cómo era el mundo, Europa y las Españas en el siglo XVI, pues sus plegarias han sido escuchadas y se han visto cumplidas con este ciclo. Seguro que no deja indiferente a nadie, y les dejo a su juicio si el resultado es una genialidad o un incomprendido adelantado a su tiempo. No desvelo nada más, tendrán que descubrirlo insitu.

La segunda ponencia será el 16 de marzo. “Palacios, oraciones y traidores en Ávila: el siglo de Teresa de Jesús” la expondrá Sergio Sánchez Jiménez. Historiador, investigador, archivero y servidor para lo que necesiten. Trataré de hacer una síntesis sobre cómo era Ávila en tiempos de Teresa de Jesús, haciendo un repaso por los aspectos demográficos, urbanísticos, económicos y políticos, señalando aquellos acontecimientos importantes que discurrieron por la ciudad durante el seiscientos. Y si, también hablaré de traidores, pues en Ávila no todos eran caballeros y leales.

Por último, la última charla será el 6 de abril. “Santa Teresa, viaje desde el Renacimiento hasta nuestros días”, la desarrollará Teresa Jiménez Hernández, magnífica historiadora del arte y Conservadora y Restauradora de Bienes Culturales, pero mejor persona aún si cabe. Además de poner la nota femenina al ciclo, abarcará las principales corrientes estéticas que se dan durante el siglo XVI y las influencias que en ese momento llegan a Ávila, además de hacer un recorrido por las distintas representaciones artísticas de Santa Teresa que se han realizado hasta nuestros días, no sólo a nivel local, si no por todo el mundo, pasando por la pintura, escultura y otras manifestaciones artísticas como el cine, televisión o el graffiti.

Manifestar desde aquí nuestro agradecimiento a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Ávila, en especial a Sonsoles Sánchez-Reyes y a María Carmen Jiménez por darnos su apoyo y posibilitar el desarrollo de este ciclo en el que hemos puesto nuestro esfuerzo y nuestra ilusión.

Sin extenderme más, decir que estáis todos invitados el próximo lunes día 2, el 16 de marzo y el 6 de abril a las 20 horas en el Episcopio, entrada gratuita hasta completar el aforo, donde esperemos que paséis un rato agradable y conozcáis un poco más del siglo que vivió Teresa de Jesús.

Ni que decir tiene que pasaremos lista para ver quien falta, el que más aplauda recibirá un obsequio exclusivo y el que más abuchee obtendrá unas deliciosas yemas de Santa Teresa.

A %d blogueros les gusta esto: