Lo que hay que Wert

Dice usted que le gus­tan los Beatles… ¿sabe cuán­tas veces habrá sido inter­pre­tada —por otros indi­vi­duos— «Hey Jude»? ¿Cuán­tas veces habrá sido inter­pre­tada… y rein­ter­pre­tada —¿puede algo ser más ver­sá­til que eso?— ¿Se da usted cuenta del poten­cial alcance de una buena com­po­si­ción? ¿Cuán­tos músi­cos habrán inter­pre­tado «Yes­ter­day» en el metro de infi­ni­dad de ciu­da­des por todo el mundo para inten­tar sub­sis­tir? ¿De quién parte esa «herra­mienta» que les per­mite sacar cua­tro duros sin la ayuda de nadie?

Escribe lo anterior Luis Asiaín … un paisano atrevido, creativo, peleón, interesante siempre. Un hombre libre que no suele callar y que defiende sus ideas con vehemencia. Desde Triolocria interpelaba al ministro Wert a cuenta de una entrevista en la Rolling Stone de polémico titular “Puede que los músicos deban cobrar menos por la crisis”.

Expone Asiaín…

“De modo que en lo que a noso­tros con­cierne, recorte usted lo que le dé la gana, puesto que los músicos-compositores-intérpretes de base NO reci­bi­mos rigu­ro­sa­mente nin­guna ayuda por parte de las ins­ti­tu­cio­nes (…) los que pagan para alqui­lar una sala para poder dar un con­cierto de quin­tas a bre­vas, lle­va­mos toda la vida acos­tum­bra­dos a no exis­tir y a no estar regu­la­dos —de facto—. (…) Cíñase a la indus­tria, y déje­nos en paz a los MÚSICOS… que bas­tante tene­mos ya.”

Este texto de Asiaín tuvo bastante eco a través de las redes sociales, meneame y otras plataformas. Tal fue el eco que el propio Ministro – y eso le honra – contestó, aunque fuera brevemente, via Twitter:

“Tenéis razón, me he expresado mal. Me refería solo al cache de los “grandes bolos”. Mis disculpas. Ruego retwitear” (aquí enlace)

“Marazu” en la Calle San Segundo.

Mientras todo esto sucedía me encontraba disfrutando de una actuación al aire libre en Ávila: “Las cosas de la Calle San Segundo”. No conocía la iniciativa y me sorprendió para bien. Los bares se llenaron de gente, podías ver la actuación desde las terrazas… Una idea estupenda sobre todo para una ciudad como la nuestra. Algunos turistas paraban y echaban un vistazo. Otros pedían su caña. Todos ganan con la iniciativa. La verdad, ver una actuación (una actividad cultural, tirando a mayores) con nuestro patrimonio cultural de fondo es un activo que nuestra ciudad debe explotar y mucho. Aquí que tantas veces criticamos iniciativas, me parece de justicia poner en valor ésta. Es un buen camino.

Me recordó en cierto modo a las Visitas Teatralizadas a la Muralla. Un uso inteligente de lo que tenemos.

Y qué quieren que les diga… yo he pirateado música, series, películas y hasta algún libro. Es lo que hay, en una gran medida. El negocio ha cambiado. A los músicos modestos les toca patear mil escenarios y sobrevivir con la mayor dignidad posible. A estos últimos mi apoyo y un modesto apunte de esperanza: nunca he ido a tantos conciertos como ahora.

Qué bonito sería que Ávila fuese una cuna de actuaciones tan modestas como interesantes.

A %d blogueros les gusta esto: