Reinar, abdicar, reinar

Comprar_tirar_comprar

¿Y si lo reyes, como las bombillas, tuvieran fecha de caducidad previa? Eso que llaman obsolescencia programada; lo que permite reducir la vida útil de los productos para impulsar su consumo. Todo ello al mismo tiempo que se despierta en el ciudadano un irrefrenable deseo de sustituir ese modelo anticuado por un otro más joven, más alto, más moderno y más del Atleti. Ya saben eso de cambiar todo para que todo siga igual.

Hubo un tiempo en el que los reyes y los papas, como antes ocurría con las bombillas, duraban toda la vida –o incluso varias generaciones–. Pero luego se dieron cuenta de que diseñar productos con un fin prefijado podía ser muy rentable. No hay nada más dañino para el sistema de consumo que esa bombilla de un pueblo de Estados Unidos o La Moraña, ya no recuerdo bien (vean el documental ‘Comprar, tirar, comprar’ para salir de la duda), que lleva más de un siglo arrojando luz.

Eso fue antes de que los fabricantes se pusieran de acuerdo para diseñar bombillas que no tuvieran más de mil horas de vida. Pero… ¿cuantos años son el equivalente a mil horas de luz en el reinado de un monarca? ¿Hemos tenido demasiado Juan Carlos I o nos hemos quedado con ganas de más? ¿Quizás sea la Corona la que se ha pasado demasiado tiempo iluminando este país?

Uno se pone a preguntarse cosas y es un no parar. Yo qué sé… por plantear una hipótesis, ¿cuándo gastarán sus mil horas de luz de acción sindical Cándido Méndez? Ya digo que es solo un ejemplo de los muchos personajes “eternos” que han aprovechado la marcha del Rey para hablar, sin sonrojarse, de “nuevas etapas”. Eso del “renuévate tú que a mí me da la risa” rompe la perspectiva y acabas sin saber quién trae la antorcha del cambio. Me pasa incluso en clave abulense. Llevo días pensando quién es más renovador: Blanco Vs. Muñoz. ¿Estaré cegado ante tanta luz?

Ajedrez…

Hoy vengo a hablar de juegos de estrategia, juegos en los que antes de dar un paso tienes que haber pensado las posibles consecuencias, no solo de ese sino de los posibles siguientes. Juegos en los que tienes que saber cuando hay que atacar y cuando debes defender. Juegos con muchos intervinientes y miles de opciones para llevar tu empresa a buen puerto o caer derrotado por el enemigo a las primeras de cambio por un mal paso.

DownloadedFileLa guerra lo que tiene, es que a veces se va dejando gente atrás por el camino. Gente que antes te servía pero que tras realizar su función puede resultar prescindible. Para eso están los caballos y los alfiles. Su función es el desgaste cuando pasan de la defensa al ataque. Tras cubrir posiciones y retener los ataques contrarios ven un hueco, apenas un descuido del rival que aprovechan infaliblemente para colarse tras las líneas enemigas provocando un daño sin precedentes en el contrario, consiguiendo debilitarlo mientras se recompone para paliar los daños.

Otros dos pesos pesados listos siempre para trabajar duro son las torres. Compañeros que no dudan en salir a dar la cara cuando la ocasión lo requiere y que no les duelen prendas en atacar sin contemplaciones cuando se les llama y mucho menos en recular a defensa si es necesario. Tienen libertad de movimiento dentro de sus limitaciones y funcionan a la perfección cuando se necesita hacer uso de ellas. Disposición y valor son sus armas principales y no vacilan un instante en sacar la cara para defender a su Rey. 

Rey, por cierto, que cuenta siempre con la inestimable ayuda de la Reina. Esa persona polifacética que vale para todo y casi todo lo hace bien. La que te duele perder cuando las cosas van mal y no queda más remedio que sacrificarla o, peor aún, un error o un movimiento rival con el que no contabas te deja sin ella. Pero mientras está, está y es imparable. Todos los campos, todas las situaciones y cualquier decisión a tomar se hace en base a su posición y posibilidades de movimiento y, aunque es la que más se vigila de la formación contraria, es la que más peso tiene en la toma de decisiones para no dar un paso en falso.

Y entre medias de todo esto nos encontramos con los peones. Los que cada día día están ahí con su duro trabajo. Aquellos que lo dan todo por la causa y cuyos intereses apenas cuentan. Aquellos que están limitados en casi todos sus movimientos. Aquellos que deben frenar cuando alguien está delante, aquellos que pocas veces participan en las jugadas principales y si lo hacen pasan casi desapercibidos. Su vida no vale nada, muy poca gente da un duro por ellos y avanzar se les hace muy difícil. En ocasiones, muy contadas ocasiones, y con el apoyo de algunos de los citados alfiles, caballos o torres, consiguen dar un gran paso y se convierten en reinas. Su valor en la cruzada y su decisión en el avance consiguen proyectarles hasta lo más alto para conseguir un papel protagonista en la película pero, no suele ser lo más habitual y muy complicada se tiene que volver la situación para que les ayuden a conseguirlo… Muchas bajas en la batalla.

Y todo esto para defender la integridad del Rey. El manda más, el más importante. Todo pasa por que a él no le pase nada, por que no tenga problemas ni inconvenientes. Es una pieza por lo general bastante delicada y su poder es escaso pero es la representación de un ideal que hay que defender por difícil que sea, la imagen que no puede caer para que no caigan todos los demás a pesar, como ya está demostrado, de que son los demás quienes libran las batallas, son los demás los que hacen avanzar al grupo y los que con su valentía y valía consiguen sacar la guerra adelante aunque, repito, todos ellos son, a diferencia del Rey, prescindibles.

¿Ajedrez?

No. Política.

Sota, caballo y rey

Me lanzaban un balón desde twitter. Nuestro palo extremeño, Alberto, me preguntaba si me atrevería a hacer una entrada en este blog sobre el programa de Fiestas de La Santa. La respuesta la doy aquí mismo y en el día de hoy. NO. No tengo ninguna intención de diseccionar el programa de fiestas lo cual no quita que hable, si me lo permiten, del adelanto que del mismo se hizo en la jornada de ayer. Sé que con esto me arriesgo a no saber las horas de los campeonatos de petanca, calva, las actividades para los niños y el chocolate con churros de los mayores pero en esta ocasión voy a hablar, únicamente, del plano musical y de las actuaciones que se han contratado para las fechas.

Si algo me han enseñado los años que llevo en esta ciudad, todos los de mi vida, es que en Ávila hay muchas cosas que no funcionan por sí solas. No funciona, por ejemplo, el hacer una macro discoteca de lujo, con zona VIP, con un módico precio de acceso y con copas a precios impopulares. Esto no es algo que diga yo y ya está, a las pruebas, la malograda Aixa Galiana, me remito. Lo mismo que había en dicha discoteca es lo que presumiblemente se avecina para el próximo día 7 de octubre, día en que comienzan los espectáculos musicales de los días festivos. Juan Magán, Josepo, Agatha Pher, Miguel Lara (Violin Live) y Melisa Dols (Vocal Live) tienen  a su disposición ese Templo del Sonido conocido como la Cubierta Multiusos para llevar a cabo lo que han llamado el Ávila House Festival. Los amantes de este tipo de ‘música’ están de enhorabuena ya que este año se sacan de la manga un evento dedicado a ellos. Otros que están también de enhorabuena, más que los amantes de la música House, son los fabricantes de tapones para los oídos que preveo que se van a forrar. Y es que si ya pienso que un Ávila House Festival no tiene ningún sentido en Ávila sin una proyección más allá de nuestras fronteras para atraer a gente de otros lugares e intentar llenar el Templo Abulense del Sonido, lo que viene después no es mucho más esperanzador.

Una de las cosas que siempre me ha repateado de nuestra maravillosa ciudad es la escasez de eventos de música en directo, exepciones festivas aparte. Lo cierto es que no suelen ser muchas y la mayoría de las veces se publicitan a medias. Digo esto porque, para una de las semanas del año que sí hay música y actuaciones, se le ocurre solapar eventos y utilizar una misma fecha y horas similares para actuaciones diferentes y en diversos puntos de la ciudad. ¡Tiene pelotas! Y es que el día 8 de octubre, el día en que se celebra el cada año más venido a menos pregón de fiestas, hay hasta tres espectáculos musicales diferentes. Dos pases del musical ‘Pretty Woman My Love’ en el Centro de Congresos, el concierto postpregón en el Chico que este año será de la internacional y alabadísima artista Tamara que resulta que la han dejado sacar un disco más, espero que el último, y un ‘festival de rock’ en el Music Center of Ávila que nos traerá a Los Suaves, La Fuga y Tako. Me detengo en este último evento para analizarlo un poco más a fondo y es que, me van a disculpar, pero no tengo claro que el concierto se celebre, o al menos no con los tres grupos. Los Suaves ganan en edad a mi padre y no tengo claro que lleguen todos en buenas condiciones para subirse al escenario. Ojo, Rock’n’Roll con el famoso ‘Dolores se llamaba Lola’ por bandera que hace 10 o 12 años habría sido un concierto de excesivo caché para nuestras viejas murallas pero que a estas alturas se me antoja ya un espectáculo de un grupo venido a menos que espero estén en condiciones de tocar como sus seguidores y su público se merece. Antes de estos ‘cabeza de cartel’ nos visitan los depojos de ‘La Fuga’. Sí, lo he dicho bien, y además sé que habrá alguien, con quien ya he mantenido similar conversación, que me diga que ahora suenan mejor. Lo único que tengo claro es que en julio pudimos ver a Rulo y la Contrabanda sobre un escenario en la plaza de toros y, quizá esta es la información que le faltaba al concejal, no dejaba de ser el alma de un grupo que sin él, ahora, suenan como una banda de amigos, sin carisma y sin nada que recuerde a épocas anteriores y mejores, más que un repertorio de canciones que dudo suenen igual sin la triste voz Rulo. De todas formas y por bien que suenen o buenos que sean (sigo dudándolo) no creo sea de proceder un concierto de La Fuga cuando no hace aún 3 meses ha tocado la otra mitad del grupo llevando en setlist un gran número de canciones que seguro escucharemos la noche del ocho. Sin duda, debo decirlo, lo mejor de esta jornada, con mucha diferencia, son el grupo Tako. No engañaré a nadie, no los conocía. Rubén Negro me puso sobre su pista hace unos días y ahora, mientras escribo estas líneas suenan de fondo y suenan muy bien. Rock, del de siempre, con sus temitas más duros y sus canciones más moñitas. Bien hecho, sin grandes alardes pero con mucho estilo. Los eruditos me crucificarán por decir eso pero van en la línea no ofensiva del Rock estatal y es un grupo digno de escuchar si no lo conocéis. Mención aparte merece la versión de ‘Solo le Pido a Dios’, canción versionada ya por otros artistas como Ana Belén y que incluyen en su último disco ‘El taller de los caprichos’. Dadles una oportunidad, suenan.

No sé si os acordaréis de hace unos años, creo que por 2008, el gran concierto que dieron Los Secretos en Ávila. Lo mejor de todo, permítanme la licencia, es que era gratis. Del resto del concierto no puedo recordar ni decir mucho más, bueno, sí, que el Chico no se llenó y que hacía algo de frío, o no. ¿He dicho que era gratis? Vale, pues ahora te rascas 15 euracos y te bajas a verlos al Templo del Sonido. Ya me contáis después, ¿vale? No creo que pueda acercarme por motivos de salud, de la mía auditiva para más señas. Esto el día 11  y el miércoles 12, muy buena fecha por ser laboral el día siguiente, el festival ‘Nuestra Música’ con los grupos ‘Aguaseca’ y ‘Llamalo X’. No conozco a Aguaseca, cuando les vea os cuento. Sabéis que sí conozco a ‘Llamalo X’ y que me parece un grupazo como la copa de un pino, pero, ya tuvieron una gran oportunidad en las anteriores fiestas de mostrarnos lo que saben hacer y en Ávila, me voy a arriesgar mucho ahora, hay más de dos grupos y la mayoría con ganas de una oportunidad igual que la de estos chicos. No tengo nada en contra suya, de verdad, ellos lo saben, pero hay más gente que también lo merece.

Y seguimos con sota, caballo y rey. Se han empeñado en aburrirnos hasta la saciedad y repetirnos los conciertos quizá con la intención de que nos las aprendamos de memoria para examinarnos en noviembre. El día 14 de octubre tendremos  sobre el escenario, también en el Templo del Sonido, a los grandísimos ‘Despistaos’!!! Qué grupazo, menudos músicos buenos, y en la víspera del día de Fiesta Grande de verdad. Y ahora mi verdadera opinión, cuando tocaron en el mismo sitio hace unos años les cayó un truñaco de fecha dominguera y quieren tener un detalle con ellos para que no se enfaden. Es lo único que se me ocurre para repetir, en relativamente poco tiempo, un grupo que lo mejor que ha hecho, siendo muy generoso, es la sintonía de alguna serie fulera de televisión. Pero todos tranquilos que no vienen solos. Vienen teloneados por los Sexy Cebras. Ahora dejo la ironía a un lado para decir que, dentro de que no son mis preferidos, suenan muy bien y son un grupazo, eso sí, que nadie se olvide que que en julio también nos visitaron y de eso no han pasado poco más de 3 meses.

Echo de menos, a grupos de primer nivel como El Canto del Loco, Melendi, o David Civera. Visto lo visto podían haber contratado un dos por uno en las fiestas de verano y se habían ahorrado trabajo para éstas. La originalidad de nuestros concejales no deja de sorprendernos y cualquier día, que nadie se olvide de lo que voy a decir, son capaces de contratar al hijo del Fary y colarlo gratis en el Chico, primero para el pregón, la noche de después en la mutiusos a 10 euros y cuatro días más tarde en la plaza de toros por 20. Ese día llegará.

Sé que no digo nada del gran evento del día 15 de octubre, eso que en Ávila Digital dicen que es “la fiesta ‘Top Start Desde Ibiza’, con Angie Fernández, Robert Ramírez, Marta Sánchez, Brian Cross, Polo (Pignoise), Jesús (Dover) y DJ Danny Ávila, así como con Johann Wald, de MTV, como presentador”. Prefiero, no saber, de qué va un evento en el que cabe, primero, Marta Sánchez que ya me quede con ganas de colgarla del cuello con el empachón que nos dio con Baute, uno de Pignoise, otro de los ‘maquiétnicos’ Dover, un tal DJ Danny Ávila y un presentador de la MTV que recuerdo que hubo una vez que grababa buenos conciertos acústicos a grupazos pero que hace tanto tiempo que no lo puedo hacer con claridad.

Quizá tenía razón Cánovas cuando leía mi otra entrada de las Fiestas de Verano y me decía “Otro vendrá, que bueno me hará”. Madre mía, qué fiestas nos esperan. Lo único bueno, de verdad, y que tengo ganas de que ocurra, es que los integrantes de este blog nos juntaremos por primera vez alrededor de unas cervezas para terminar de ponernos cara entre nosotros, algunos aún no lo hemos hecho, y conocernos un poquito más los que ya nos hemos visto. Será, sin duda, lo mejor que nos suceda a Los 4 Palos, amén de que nos toque la lotería o algún otro pelotazo imprevisible.

A %d blogueros les gusta esto: