Decepcionante

“Los runner sois como los de Ciudadanos. Ha habido un boom ahí de gente que no se explica”. Algo así me dijo entre cañas @hovejo23 (por otra parte, un tuitero abulense al que hay que seguir porque es mordaz y necesario). Lo dijo con bastante gracia… Guillermo que leerá esto podrá atestiguarlo. Algún día en esta ciudad habrá justicia para con ciertas cosas…

Estaba yo pensando en Naranjito cuando Hovejo me dijo eso. En la pelota, vaya. En el Adolfo Suárez, con el equipo jugándose el descenso y 0-0 en el marcador, un grupo de aficionados se había encarado con uno de los futbolistas canarios. Con el jovencito, con Kilian. Desde arriba no sé quién empezó la estúpida trifulca, pero sí detecté el mal: nadie creía que la salvación era posible. El Ávila tenía que ganar y esperar que sus dos rivales pincharan. ¿Difícil? Pues el caso es que al día siguiente los dos rivales pincharon. Pero nadie creía el sábado. El estadio vivía entre el mutismo de unos y las ganas de sacar el hacha de otros. El equipo marcó y ni así se lo creyó. Juanito no movía piezas ni hacía un Simeone para enchufar al gélido respetable. Del 1-0 se pasó al 1-2, que se antojó como si fuera un 1-7.  El equipo descendió pero la ciudad ya lo había hecho. Algunos me hablaban de refundación, y yo pensaba en refundar la ciudad en sí.

No ayudó tampoco que en el bar en donde estábamos echando la cerveza hubiera gente de Cebreros. Paisano que venía con cara de haber estado en el Adolfo, paisano al que le caía un “¡vaya cara eh! Tanto canario, tanto canario” Fue entonces cuando Illo, nuestro culé viñetero, pegó un respingo: Pedrito acababa de meter de chilena. La tarde, pensaba yo, no podía ir a peor.

Todavía faltaba lo de Casillas. O lo de Alves, si prefieren por afinidad con Navalacruz.

Pero volvamos a la política, que yo pretendía hacer un simil. Este tuit resume cómo anda el partido:

Además, empecé la semana leyendo el último artículo de Santiago Abascal. Oigan, no me miren así, hay peores vicios que lo de la política. Que no se diga que no hablamos de Vox. El caso es que como dice este tuit…

El partido se da por perdido. El partido electoral, digo. Y uno tiene la sensación de que si UPyD hubiera tenido ocasión de unas elecciones como éstas pero en 2014, Vicente podría haber disputado la alcaldía, el primer puesto. El problema es que la política es la que es, no la que pudo ser.

Que Rivera iba a dar el salto a la política nacional era algo que se veía venir a poco que se mirara. Rosa Díez no supo ver venir la ola, o pecó de soberbia. Eso ya está más que analizado. El caso es que el desastre magenta se amplificó en Castilla y León, y en Ávila, con cambios de cara y deserciones varias.

Así que queda Ciudadanos, aupado por las encuestas a la situación de alcaldables. Pero Ciudadanos vive con el complejo “Ciudad Real”. Se trata del síndrome (pinchen, pinchen en el enlace anterior) de “mejor estar calladito y recoger lo que parece que tendremos que liarla”.

Vamos, que nadie quiere ganar. Con hacer una campaña olfativa se van pasando los días y ya.

El PSOE ha tenido lo suyo, UPyD le pone constancia pero salen desde boxes, Ahora Decide lleva la mancha en el blanco… sigo alabando la campaña de Trato Ciudadano, y sobre todo la normalidad de IU. Tenemos la porra electoral (revisad algunos lo puesto) y veo muy poca confianza en el resultado electoral del PP. No va a ser tan malo, viendo lo que se ve.

El candidato (con o sin chaleco, con o sin artículos publicitarios) se deja ver, hace la campaña como se ha hecho toda la vida. Terminabas la 10K (por cierto, mejorable organización) y al ir a pedir la caña en el Lienzo Norte, te lo encontrabas con su equipo. Y cogías el periódico y veías que había ido a visitar un barrio anexionado. Saludando, estrechando manos. Esos votos valen tanto como el de cualquier afamado tuitero, aunque sea diostuitero.

Así que de ahí la decepción. Esperaba una campaña a cara de perro, con todo abierto, y los días van sumando en el lado de la modorra. No les quepa duda a ninguno de que el 24M cosecharán los resultados merecidos respecto a la posición de partida con la que salieron. Eso sí, aún todo es posible.

A nivel regional la decepción está siendo Podemos. Ciudadanos lo está haciendo razonablemente bien, el PSOE tiene maquinaria y la está sabiendo mover, Herrera sigue siendo un lobo feroz para tan poca oveja… hay mucho voto en juego y se nota.

Y ustedes… ¿cómo lo ven?

La hora de apretar el culico (con perdón)

Ser del Real Ávila es como ser del Atleti, pero a nivel provincial. Siempre con los nervios a flor de piel.

No es tontería lo que digo. Hay algo que caracteriza a nuestro equipo encarnado: día grande, día de fracaso. Si se llena el estadio, el equipo tiende a fracasar. No es que fuera nuevo lo de ayer, nos ha pasado desde que desfiló Casillas con el filial del Madrid. Desde entonces, día de lleno –> día de tortazo. Creo que es una medida que toma el club para poder seguir siendo una cosa de excéntricos que desafían al frío y acuden a ver partidos de tercera en noviembre. Los 250 fieles indestructibles.

A ver si un día vamos a llenar el estadio, ganar 4-0 y empezar a tener 2500 aficionados. Eso no nos lo podemos permitir, somos un equipo modesto. Mejor sufrir. Qué manera de sufrir, como escribió Sabina tras pedirse unas patatas en el Tropicana después de un Real Ávila – Valencia B o Barakaldo, Mérida, Valle Egués.

Nos hemos hecho burgueses de la tercera. Vamos de equipo grande. Se nos han olvidado los años que peleábamos por no descender en Segunda B. Recuerdo un Real Ávila – Orense emitido por La 2, con el locutor dejando una frase para la historia audiovisual

“Escuchamos a la afición abulense animar a su equipo”

Se hizo el silencio. Y entonces, para toda España y en dolby surround se escuchó perfectamente…

¡Árbitro hijo de puta!

Y es que así somos a orillas del Adaja. Siempre fuimos más de ir al partido para poder chillar al árbitro en esa encerrona que era el pasillo a vestuarios, que para animar al equipo. De hecho, lo abulense es ir al Adolfo para poder luego criticar que “bah, si nunca ganan”. Ya saben,el maleficio de las grandes tardes.

El Ávila es más de hacer los partidos gordos fuera, cuando solo están los fieles fieles. Así, de no ser por un colegiado lleno de horchata, habríamos remontado aquel día del Valencia B, por ejemplo. El Mestalla de Guaita, Sandaza y Jordi Alba.  Pues ahí estaban Jaime y compañía dejando alto el pabellón de La Cacharra y aledaños.

Me desvío queriendo. Estoy contando historias más o menos felices, o al menos de buen recuerdo, por no participar del velatorio generalizado. Nos hemos hecho burgueses de la Tercera Grupo Octavo. No sabemos sufrir. Hablaba estos días con un amigo zamorano. Están en racha negativa, podrían descender…pero aún hacen cuentas. Es lo que tiene la parte de abajo, que cuando tú pierdes el resto suele también perder: por eso están abajo. Y por eso, cuando ganas, es como si puntuara doble. Si le da al Real Ávila por ganar entre semana, volveremos a creer, renovaremos las conjuras y soñaremos con ese derby fraticida en Cebreros. El fútbol es así. Es de listos, de saber sufrir, de no volverse locos. De no dejar que los otros jueguen con tus nervios. En eso estamos siendo muy deficientes. Jugadores y afición, que lleva enterrando al equipo desde Noviembre.

“Es que no jugamos a nada”. Correcto, como todos. Es otro de los secretos de la tercera división: el resto de equipos no son el Manchester United. Por eso se puede ganar, perder y empatar en casa y fuera. Por eso, a pesar de todos los pesares, no hay muerte deportiva aún. Otra característica del aficionado encarnado es el humor ciclotímico: si se hace el equipo 10 puntos de 12, hay equipo de play off. Si se pierde con la Segoviana 1-0, somos carne de regional. Y es más… ¡¡Regional es desaparecer!!

Hace un año había un verdadero drama: el drama de que era mejor no clasificarse para el playoff, aunque no se dijera. Porque, imagínense que tocara un equipo canario. Si no había dinero para viajar a La Bañeza, para ir a jugar contra el Teide FC habría sido una fiesta. Y eso, que pensamos que solo pasa en el Real Ávila, está pasando este año también en alguno de los de arriba. Que casi mejor no ganar, a ver si no va a haber dinero para el año que viene.

Voy a decir una tontería (o no):  el empate de ayer es bueno.

Este chico se ha vuelto tonto, estarán pensando. Y tienen razón, era la oportunidad de dar un vuelco a la clasificación y al ánimo. Pero resulta que la Cebre tampoco ganó, y que se está un punto más cerca. ¡Toma ya! (estoy llevando al extremo el lado positivo, sigo cuerdo). Y, además, se hunde al Simancas en la última posición.

Piensen en el Tour de Francia. Normalmente, el que iba quinto ya no tenía nada que hacer. Pero… ¿Ahora? Ahora es mejor intentar ser cuarto, porque ya nunca se sabe. Lo mismo, luego se hace el antidoping y resulta que el primero iba hasta las trancas de chuletón, el segundo de dopadón y el tercero de clonazepadom. Y el quinto acaba segundo y fíjate tú quién nos lo iba a decir.

No es que se vayan a dopar los rivales, pero sí están dopadas algunas economías. Hay equipos que no tienen garantizado salir al próximo año. Y es más, ¿qué pasará con la licencia del Salmantino? Es decir, que puede ser importante quedar el 18 y no el 19.

¡Ya, pero pueden bajar de Segunda B! dirá el negativo. ¡Y también subir los de Tercera! dirá el optimista.

Partido a partido. Es la hora de no perder los nervios, sobre todo atrás. Que en una cosa el Real Ávila parece más el Madrí que el Atleti, en la portería. Ha habido días este mes que entre Darío y Casillas me han costado más de una indigestión y tres padrenuestros. Y los dos son de raíces de la tierra, así que habrá que mimarlos.

Partido a partido, jugar los doce puntos que quedan (no hace tanto de aquel 10 de 12) y luego esperar. A lo que hagan los demás en nuestra categoría, en la superior, en los despachos y en los bancos.

La temporada exigirá balances y análisis cuando acabe la liga. De qué se hizo mal y qué se pudo cambiar. Directiva, jugadores… y también afición. En un año que ha exigido tanto a quienes tomaron las riendas, yo que pago mi abono y compré una camiseta, no me veo con autoridad moral de criticar con saña a los que hicieron que el club no desapareciera gastando sus euroes. Criticar sí, con saña no. Aunque haya habido errores obvios como demuestra la clasificación.

Pienso que no es el momento de colaborar con el hacha, sino el momento de apretar el culico (con perdón).

¡Cintrano, Nata y nueve más!

“Los otros sueños” (y 2. César Jiménez)

Los días previos a la presentación del documental del que ya hablábamos aquí ayer, los encargados del mismo estaban con la agenda completamente llena. Eso hace que sea doblemente satisfactorio poder tener la siguiente charla con el protagonista: César Jiménez.

cesarj

César Jiménez en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza

Hace unos meses pude recuperar -gracias a mis viejos amigos de Zaragoza Televisión- un reportaje que allí emitimos sobre César. Fue en 2009 cuando pude quedar con él después de un tiempo queriendo entrevistar a mi paisano… y el día que finalmente nos juntamos fue gris: jornada de lluvia y de cierzo como solo Zaragoza sabe brindar. Me quedé con la espinita clavada de poder tener una charla más sosegada, y hablar de lo nuestro, de Ávila.

Así que esta vez, un lustro después, queríamos un huequito sin prisas ni inclemencias, con tranquilidad. Buscamos buena conexión y arrancamos charla/p>

¿Cómo le llega a César la idea del documental?

Por medio de unos amigos me ofrecen la idea de llevar a cabo la idea. Es una productora de aquí, abulense. Muchos amigos han colaborado para entre todos hacer un documental que ha quedado muy bien, la verdad. También con la ayuda de Roberto Ponce que se ha encargado de la prensa y de muchos más que han aportado su granito de arena.

¿Qué es lo primero que vemos en el documental? ¿Por dónde empieza la historia?

La historia arranca contando cómo un niño de barrio humilde logra su objetivo con sacrificio, contar una historia de deporte y de valores. Nuestra idea es que pueda servir a los chicos y chicas de Ávila para que, al igual que cuando yo era niño, tengan sueños y objetivos; y conozcan también todo el esfuerzo que eso supone.

Hay dos vertientes: una primera idea de ofrecer un producto audiovisual sobre mi vida deportiva, y otra sobre el camino de los sueños: la ilusión y el trabajo que conlleva.

Así que empezamos en Ávila…

Desde los inicios, cómo empecé en la Zona Norte, el A.D.E. que era entonces… hay entrevistas con mi entorno: familia, amigos y conocidos.

Luego a manos de Del Bosque

Marché a Madrid, donde Vicente Del Bosque era jefe de cantera. Sale también Celades, con quien tengo una amistad tremenda… o Paco Pavón.

Que también pasó por el Real Zaragoza

Sí, y de Zaragoza por ejemplo pues está Esnáider, que debuté con él y luego fue mi jefe en la Ciudad Deportiva. No me olvido de Michel, el fisio, o de Luis Costa, el jefe de la cantera con el que salto al campo.

Un chico de Ávila que llega al Real Zaragoza. Me interesa saber dónde das tus primeras patadas al balón

Yo soy del barrio Cervantes así que por ahí, la Toledana, San José Obrero…

Pero acabas en la zona norte, en el ADE, en ese campo del Seminario al que había que saltar entre las rocas…

Fue mi primo el causante. Mi primo me inicia…piensa que antes jugábamos a los 10 años, no a los 4 como ahora que hay ya equipos para los niños. En ese tiempo jugabas primero en el barrio. Mi abuela vivía en La Cacharra y yo me iba para allá a jugar. Mi primo ya estaba en el ADE, era más mayor. Así que iba a ver a mi abuela y entrenaba.

¿Quién te echa el ojo para dar el salto a Madrid?

Jugué en el Ávila con Jaime, al que imagino que conoces, y nos fuimos juntos de la mano con el equipo de Castilla y León. Recuerdo que jugamos contra Andalucía, Jaime jugaba muy bien, es muy bueno. De ahí, a través de un ojeador, me ficha el Madrid. Pasé 5 años hasta el B y me fui al filial del Zaragoza.

No es fácil tampoco llegados a ese punto el poder afianzarse en Primera

Estuve primero dos años en el B, luego vino la etapa de Almería,  ya volví a Zaragoza y bueno…llega el momento de la lesión.

[16 de Enero de 2005, la brutal entrada de Figo]

figo

¿Sale Figo en el documental?

Intentamos que estuviera, pero tiene la agenda llena con el tema de la candidatura de la FIFA. Es parte de mi vida deportiva, una parte importante, aunque no sea buena evidentemente. No, no sale, ha sido imposible.

Y ahora el fútbol desde la barrera. Te he visto últimamente en la valla del Adolfo Suárez

Sí, soy socio y voy casi siempre. ¿Cómo lo veo? El último en casa estuvo muy bien, me gustó. Pero ya sabes, el equipo salió tarde, muchos jugadores han ido y venido, ha sido complicado.

¿Tienes amigos por el club?

He hablado con Juanito alguna vez, está Pindado…

Lo digo porque con las dificultades seguro que algún paisano de la parroquia del Adolfo te habrá querido fichar

He estado en prácticamente todos los partidos de casa este año, pero voy como un socio y aficionado más.  Sé que sonó mi nombre en su día, jaja. Es normal, ya se sabe que cuando las cosas no van bien se buscan soluciones, y cuando uno es de casa es normal que acabe saliendo tu nombre.

El futuro a medio plazo, César…

Será algún proyecto relacionado con el fútbol. Pero ahora hasta que no acabe el tema del documental y desconecte unos días (Nota: la conversación fue el martes) no me pondré con ello. Este proyecto ha sido muy chulo, con mucha gente trabajando, con mucho cariño, pero ha sido agotador. Desde la semana que viene a ponerme con todo lo demás.

Quiero terminar César hablando de Ávila. Hemos tenido mejores años en lo deportivo… el Chava, siempre recordado. Tú en Primera División. El voley, Carlos Sastre. Ahora no nos funciona ni lo más modesto

Piensa que son épocas, esto son rachas como las de los delanteros. Lo que tenemos que proponernos es poner sobre la mesa qué es lo que podemos hacer para que los niños y niñas de ahora tengan una oportunidad como la que yo tuve.

Ese es un poco el espíritu del documental

Correcto. Me gustaría hacer todo lo posible para que la gente de Ávila tenga opciones, posibilidades de llegar más lejos. Que se tenga la ilusión, el sueño. Yo hablo siempre de tratar que eso sea una labor de todos, involucrarse.

Gracias César, fuerte abrazo y gracias por esta charla

Un placer, nos vemos por Ávila.

__________

Así es. Quedamos en vernos por las vallas del Adolfo Suárez, o las del Seminario.. o cualquier pista de colegio a las que los abulenses desde pequeñitos saltábamos para echarnos el partidillo de futbito con el sueño de ser un abulense en Primera División. Como César, o como Rubén Peña si todo sigue su buen camino.

Borja Jiménez: “El equipo nos ha sorprendido a todos”

Madre mía, los haters del Real Ávila.

Quien nos lo iba a decir hace un mes. Tras la victoria de hoy domingo en el Adolfo Suárez, elequipo de la capital ha sumado 4 de 6 puntos en su estreno liguero, lo que unido al excelente arranque de la Cebrereña (colider) deja un panorama absolutamente inesperado para los amantes de nuestro modesto balompié.

Borja Jiménez (1985) repite al frente del equipo encarnado desde el banquillo. Después de empezar hace diez años con los benjamines del club, ha pasado por todas sus categorías. Entrenó un año al Milan Academy, otro a la Casa Social y los últimos cuatro ha estado ligado al primer equipo del Real Ávila: dos como segundo entrenador y dos como entrenador.

“Creo que ni los mismos jugadores pensaban que podríamos competir al nivel del resto de equipos”.

Foto cedida por Borja Jiménez

Foto cedida por Borja Jiménez

– La primera pregunta, Borja, tiene que ver con el difícil inicio. El equipo está en construcción por las circunstancias que ha habido, pero se ha traído un primer punto de un campo difícil. ¿Cómo los vistes? (la entrevista se realiza poco antes de la segunda jornada)

B: La verdad que el equipo el primer día nos sorprendió muy gratamente a todos. En un equipo las pretemporadas son muy importantes para el desarrollo de todo el año y nosotros estamos en la tercera semana con las piernas muy cargadas. Miramos mas a largo plazo que lo que pueda ocurrir en estas cinco primeras jornadas. Todo lo que sumemos será un premio al esfuerzo del equipo.

– ¿Algún jugador en especial te sorprendió?

B: Me sorprendió el equipo en lineas generales. Es cierto que llevábamos pocos días juntos, pero hubo detalles de los que con trabajo podremos ir sacando cosas muy positiva: el nivel de los juveniles (16 años) y la capacidad de competir al mismo nivel.

– Imagino que el verano ha sido muy duro, con los problemas varios que han habido. ¿Quién te convence para volver a tomar las riendas del club?

B: Me convence el Real Ávila, ese sentimiento que vengo cultivando desde pequeño. Durante el verano pudo haber alguna que otra opción, pero mi prioridad siempre fue la de esperar al club donde me he criado. Creo que con el final que tuvimos el año pasado, merecía la pena que volviéramos a intentarlo. Aunque los objetivos sean muy distintos creo que si logramos mantenernos será mas meritorio que el año pasado, es un reto que afronto con mucha ilusión y ganas. Además, voy a trabajar con gente profesional de este deporte que me ayudara a seguir creciendo como entrenador.

– Se ha echado de menos en años anteriores que el Real Ávila esté presente en actos públicos, arropado por instituciones… ¿hay alguna idea o compromiso para esta nueva etapa? O preguntado de otro modo… como entrenador y también como abulense ¿Qué has echado en falta, o en qué te gustaría que mejorara el Real Ávila hacia la sociedad y la sociedad hacia el Real Ávila?

B: Creo que ya se está notando, la aportación de Juan y Pindado en cuanto a ideas e iniciativas es muy buena. Creo que debemos volver a potenciar ese sentimiento que se tiene en la ciudad por el club, poquito a poco y con mucho trabajo conseguiremos las metas que se están marcando. 

Foto cedida por Borja Jiménez

Foto cedida por Borja Jiménez

– Siguen llegando refuerzos, y aunque lo prioritario es mantenerse (sobre todo después de lo que se ha sufrido) ¿Se pone algún techo el equipo o algún objetivo?

B: Ya he comentado en alguna otra ocasión que el objetivo de este año estaba casi cumplido volviendo a competir, algo que hace un mes era impensable. Está claro que habiéndolo conseguido ahora tendremos que ir paso a paso hasta conseguir los 42 puntos que nos permitiría un año mas volver a estar en tercera. Ésta es la realidad. Sé que en la ciudad no se está acostumbrado a esto, pero este año tiene que ser así. Somos un equipo humilde, con la plantilla mas joven de tercera división incluido filiales, así que la meta será intentar competir todos los partidos independiente de quien sea el rival.

– ¿Sientes que te has ganado el respeto de los aficionados tras un comienzo de temporada pasada algo convulso?

B: No sé si el respeto exactamente, siento que lo que antes era muy negro ahora va siendo gris en algunos momentos. Creo que he ganado en cuanto a confianza, tengo que seguir trabajando para que algún día pueda formar parte de la historia del club. El año pasado creo que el esfuerzo que hicimos todos los que estábamos dentro fue digno de admirar y este año los que estamos involucrados tenemos esas mismas ganas.

___

Le cedemos el espacio para Borja Jiménez para que añada lo que crea necesario, en un momento en el que desde el club se está intentando recuperar afectos y apoyos.

“Para terminar quería aprovechar este espacio para agradecer a todas las personas que han estado ahí en los momentos difíciles, que no siempre es fácil. Agradecer enormemente el esfuerzo que está haciendo Pindado por mantener viva la llama del Real Avila y sobre todo pedir a la gente que arrope a los jugadores como si fueran abulenses porque los que están defendiendo esta camiseta son los que realmente han permitido que el club volviera a competir.

Un fuerte abrazo”. 

El precipicio

Hay un momento magnífico en “El Ala Oeste de la Casa Blanca“. En realidad hay muchos grandes instantes, así que pónganse la serie desde el inicio y disfruten. Pero en este caso me refiero a una frase que Josh Lyman le espeta a Leo McGarry, que es algo así como “Fenomenal todo lo que me estás diciendo, pero alguien tendrá que pensar en los próximos ocho años”. McGarry pensaba a corto plazo en el final de legislatura de Bartlet y Lyman ya estaba ideando como aupar a Santos, aka Obama Latino, al despacho oval.

El paralelismo es un poco forzado, pero esa escena me vino a la mente cuando hablaba el otro día con un prócer de esto del deporte en el imperio abulense. Me contaba una serie de tejemanejes poco publicables pero resumibles en una frase:

“Real y Muy Católico Ávila Fútbol Club. Esa sería la única solución para que algunos aflojaran la pasta”.

No se refería a “La número 12” que dibujara Illo en su tiempo. No era una cuestión de la Virgen de Sonsoles, sino de presiones varias para que los dineros fueran a las manos correctas. Algunos espónsores posibles cayeron por el camino, me contaba. De hecho, cuando hablamos, todo esto del Glorioso no tenía solución ni haciendo un Icebucket de esos (salvo que apareciera Charlie Sheen por la muralla).

Por allá por Julio, el exportero encarnado Pindado ponía unos tuits interesantes. Le tenía perdida la pista desde que dejara el equipo para meterse en una aventura fuera de España. Para aquellos que les guste el fútbol modesto, su relato de su llegada a Albania resulta muy curioso. Parece que su impulso ha resultado imprescindible para lograr que la pervivencia del Real Ávila se sustente en dinero llegado de fuera. No se conocen muchos más detalles de momento, así que no especularemos. Tampoco se volvió a saber de Aurelio Gurrea después de que aquellas palabras que sonaron tan bien pero que quedaron transformadas en eco, eco, eco.

Parece que hoy habrá partido y que hay nuevo preparador físico. Buena suerte. Y ahora, si se firman los papeles que falten, aváncese. También desde la afición, que si algo malo han traído estos últimos meses, lo peor ha sido ver cómo en vez de cerrar filas se han abierto aristas, rencillas, frases incorrectas, diplomas de buen y mal abulense y unas cuantas amistades perdidas en el camino.

A por el centenario, equipo. 

Cambiando de acera deportiva, al frente del Obila se ha puesto Rodrigo Martín, al que conozco desde hace muchos años y al que deseo mucha suerte. Suerte que también será la de todos. Tenemos pendiente desde hace unos días una pequeña charla, que saldrá publicada en cuanto haya respuesta, espero que para la próxima semana. De momento, el Obila en redes sociales se ha reactivado: ya se puede consultar el calendario y la campaña de abonados está abierta.

Que se actúe con acierto, que se abran los clubes a la ciudad y la ciudad a los clubes. Que paseen con dignidad y buenas maneras el nombre de Ávila por Castilla y León y por España. Y que con trabajo, ideas y un poquito de cariño sean referentes de buen hacer.

No caer al precipicio, unos y otros, ha estado muy cerca, y la amenaza no ha desaparecido. Hay que pensar en ciudad, en medio y largo plazo, ocho años y más, porque quedarse sin referentes deportivos sería un tremendo error.  Algunos, de hecho, parecían brindar ante la posibilidad de que cayeran unos, otros o unos y otros.  Peor aún, pongan ustedes la categoría, los que trabajaron de forma efectiva para que el hundimiento se produjese. Nunca lo entenderé.

Buena temporada y que siga habiendo ese futuro.

Es que en Ávila…

Hay una práctica fea en el interné que es el “yoyadije”. Es algo así como las exclusivas del Marca, que durante tres meses te portadean 40 fichajes y cuando se confirma uno te sacan el “Como adelantó Marca…” y se quedan tan panchos.

Está feo pues eso del “yoyadije” pero me voy a marcar uno. Cuando abrimos el blog hace tres años (el sábado soplamos velas) me estrené por aquí aventurando que “Y después de Sastre la nada”. Ahí estamos ya, nadeando. Con Paula Arias dando raquetazos de esperanza desde lo individual, porque lo colectivo da pena. Pena, asco, indignación, enfado. Alguno de esos adjetivos.

Un compañero de los medios me pedía el otro día “Tú que eres de Ávila” si tenía algún contacto de Real Ávila, Obila o “Algún equipo que tengáis por ahí”. Mi cara fue un poema. ¿Contactos? Eh… sí. Pero otra cosa es que cojan el teléfono o tengan algo que decir. El oscurantismo está a nivel Voldemort. Hay presidentes que no deben ser nombrados. O algo así.

Escribo esto en Miércoles, ustedes lo leen en Jueves, y puede que hoy las portadas (no la del Marca, sino las cercanas) traigan novedades, pero mientras tecleo lo único que se sabe es que se pueden estar moviendo cosas pero esas cosas pueden acabar siendo otras cosas o que las cosas no acaben en cosa sino en caso. No sé si me explico.

“Es que en Ávila”
he titulado la entrada porque aquí lo fácil sería culpar al político. Por ejemplo, si uno lee…

“Desciende casi un 45 % desde 2008 el presupuesto municipal destinado al deporte” pero luego acude a la letra pequeña “los 48 euros dedicados al deporte por habitante hacen que Ávila esté por encima de la media nacional que es de 33,02 euros.” .

Así que el problema no está ahí, o no solo ahí si lo prefieren. El problema lo reflejan bien mis apañeros Carlos y Jelko, que siempre son certeros apuntando al deporte abulense.

“Es lamentable la imagen de un club sin dirección, sin nave, sin vigía, sin timonel, sin capitán, sin NADIE al mando. Da la sensación de que desde el momento que dejaron en manos de la plataforma (ya es hora de decirlo, las peñas Siempre Fieles y el Foro No Oficial) ellos abandonaron a su suerte al club, o dicho de otro modo, encargaron amortajar al muerto a los aficionados, que son los que han sacado las castañas del fuego durante estos meses, interviniendo en el club más que los propios propietarios.” (“Un barco sin dirección”)

“El secretismo en torno a un Real Ávila que, a día de hoy, no sabemos si existirá o no la temporada 2014/2015; declaraciones de los responsables del Óbila Club de Basket en las que dejan caer que salir a competir la próxima campaña en Leb Plata o EBA es poco más que una utopía; o noticias de dirigentes, de los pocos que quedan por estos lares, que quieren dar un paso a un lado y no encuentran relevo, caso de Ángel Sastre en la Cultural y Deportiva Cebrereña.” (“Larga travesía por el desierto”).

Cojo prestada una frase de cada uno de los artículos anteriores para cerrar éste. Porque es que en Ávila parece que da igual que todo se muera, también el deporte:

“Que la crisis económica ha influido y ha hecho que ni aquellas empresas que siempre apoyaban puedan hacerlo, también. Que las infraestructuras de las que disponemos frenan a nuestro deporte y a nuestros deportistas, pues quizá.” –> ” Porque no es cierto que a la gente de nuestra ciudad no le guste el futbol o el Real Avila, no le gusta la mediocridad, la desilusión o la falta de perspectiva”.

Es que en Ávila…recogemos los frutos de la división y del pasotismo (*) que sembramos.

(*: En algún momento alguien tendrá que agradecer públicamente las pelotas que han echado este año gente como Albertxo (no ha sido el único pero es al que más conozco) que hacen ver que no a todos en Ávila les da igual que se muera lo suyo).

Over troubled water

“Muchísimas gracias por el apoyo hasta el último segundo. Despedimos la temporada con lágrimas pero muy orgullosos de vosotros y del trabajo” decía el Obila ayer en su twitter. No hubo la ansiada buena noticia de dar un paso adelante, pero queda el trabajo bien hecho y la felicitación para los nuestros.

Siempre he considerado positivo que haya un equipo que pasee el nombre de la ciudad, haga trabajo de cantera y mueva el deporte de Ávila. El baloncesto, no es un secreto, no pasa por su mejor momento económico en las Españas. El chiringuito de la FEB tiene a una ACB agarrotada, con equipos que no pueden subir (tras hacerlo deportivamente) por los excesivos avales (Burgos y Alicante año pasado) y otros – el Valladolid mismamente – con graves problemas para cerrar equipo y temporada. Me conformo pues con que sigamos teniendo equipo en la 14-15 en LEB Plata, marea verde, y que haya un proyecto viable y sostenible.

En la red del pajarito también compruebo con satisfacción que el verderón deseaba buena suerte en los últimos días al Real Ávila. Siempre hizo falta que los equipos de la ciudad se quisieran unos a otros. Borja Jiménez, técnico encarnado, ha pedido esta semana ánimos para el equipo, con foto de Roberto Ponce mediante…

En un año de tantos vaivenes, el Real Ávila apunta claramente a playoff, a pesar de todos los pesares. Los ha habido y los habrá. Imagino que no es fácil concentrarse para ir a Bembibre si horas antes no estaba claro ni que hubiera autobús. Si no fuera por el trabajo impagable de unos cuantos irreductibles, el club nacido en 1923 ya estaría muerto y enterrado.

¿Solución? Ante el vacío de poder y la opacidad, solo parece que un buen sorteo de playoff, pasar de rondas y un eventual ascenso podría dar un respiro o un alivio. ¿Habrá alguien que tome las riendas tras el verano? ¿Se dejará la rueda descarriar? ¿Habrá rueda o riendas?

Por otro lado, o tal vez por el mismo lado si se quiere ver así, habrá equipo del Dioce en aficionados (info en Deportes en Ávila). Impulsado por Barrera, con el Chino coordinando y el respaldo del hijo de Antonio Álvarez. Que ese respaldo no haya ido al Real Ávila desde hace tiempo habrá de estar en el debe de algunos dirigentes o responsables que no han sabido tocar las teclas adecuadas. Como lo de que el alcalde no suela pisar el estadio salvo milagro u otros menesteres.

Creo que fue Antonio Álvarez el que hace unos años, preguntado por el Real Ávila, respondía que él iría a Soria a preguntar cómo lo hacen, qué se podría imitar en nuestra ciudad. Luego uno ve el mapa que hoy se adjunta en ÁvilaRed con nuestros datos de paro ¡La Andalucía de Castilla, arsa! y dan ganas de traerse la mina de Borobia o qué sé yo.

En el apartado de nombres propios, es bueno ver que Pablo Lastras sigue dando guerra, que está ahí Noel Martín, Paula Arias y otros. Un poquito de calor en la edad de hielo, nosotros sí que estamos pajaritos, de nuestro deporte.

A %d blogueros les gusta esto: