Deconstrucción

La primera vez que escuché hablar de deconstrucción – lo confieso -fue asociado a la palabra “genialidad”, ahora se lo explico. Pero resulta que no, que la palabreja había nacido como término utilizado por el filósofo postestructuralista nacido en Argelia Jacques Derrida. Lo dice la Wikipedia:

“Consiste en mostrar cómo se ha construido un concepto cualquiera a partir de procesos históricos y acumulaciones metafóricas (de ahí el nombre de deconstrucción), mostrando que lo claro y evidente dista de serlo, puesto que los útiles de la conciencia en que lo verdadero en sí ha de darse, son históricos, relativos y sometidos a las paradojas de las figuras retóricas de la metáfora y la metonimia.”

No me voy a perderme por ahí, no sabía yo tanto. La verdad es que lo había escuchado entre fogones.

¿Un huevo frito?

Entrando en materia, lo que quería contar es que lo que consideramos como evidente no es más que una invención humana. Somos una pelotita azul acompañada de un satélite que da vueltas alrededor de una estrella. Las fronteras, gobiernos y leyes las hemos construido así porque el devenir histórico lo ha querido. Nada excepto nosotros pispos hizo que esto se llamara Ávila, que tuviera murallas, que hiciésemos una barbacoa en las hervencias y fuésemos leales y caballeros.

Las naciones se crearon por cuestiones históricas, guerras, cosas en común, cuestiones estratégicas o fastidie del vecino, veáse Gibraltar. En general, los países están formados por gentes que tienen cosas en común . Las administraciones que hemos creado van en una línea similar. A veces hemos pensado que es bueno cuanto más cerca esté nuestro regente. Otros opinan que es mejor un Palpatine que domine la galaxia.

Cuando ser mileurista era algo indeseable, había un debate abierto sobre la globalizacion y el pensamiento común. Existía el miedo de que se acabara con las tradiciones locales bajo el maligno influjo de la MTV. A estas alturas, se temía, era posible que todos nos no-vistieramos desnudos a lo Miley Cyrus, escucháramos raps y fuéramos con gorras hacia atrás y caras de Karim Benzema. En Ávila se rodaría La Cacharra Shore en vez de jugar a la calva.

tumblr_ms31e2jxK21qe2wr1o1_500

Al final con la crisis eso quedó un poco aparcado. Pasamos a hablar de Lehman Brothers, las preferentes y lo vacío que tenemos el bolsillo. Pero ese debate también está ahi.

En definitiva, que el post se me ha deconstruido a la vez que lo escribía. Recupero. El asunto al que quería llegar es que ni es el fin de la historia como pronosticó alguno, ni tenemos garantizado un estado del bienestar ni ni siquiera nuestro propio estado.

Damos por hecho que España es España – con sus cosicas varias – que estamos en la Unión y que pagamos en euros. Y lo mismo España pierde otro trozo en breve, ese trozo se queda fuera de la Unión, y con la crisis acabamos volviendo a la peseta, que sus defensores tiene.

Es el momento de deconstruir algo más que blogs. Es el momento de pensar a lo grande, a quince años vista. ¿Qué España queremos? Es más… ¿Queremos España?

A mí me gustaría una España republicana (con la bandera rojigualda), laica, federal, sin complejos en quererse a si misma y reivindicarse ante el mundo, que apueste por la innovación y deje de hablar de problemas internos. Un proyecto en el que esté quien quiera estar y el que no quiera que siga con su camino (eso sí, sin trampas). Ya les he contado otras veces que creo en el iberismo (unirnos del todo con Portugal) y que mi Castilla iría de Santander a Albacete.

Ese sería mi programa de máximos, que está claro que no es el mayoritario. De vuelta al mundo real, procuraré por tanto defender ideas ¿locas? como ésas en blogs como éste y darle mi voto y mi apoyo a los partidos políticos, colectivos o charlas en los que se impulsen ideas audaces. Porque lo que está claro, defiendan cada uno de ustedes lo que defiendan, es que si queremos tener futuro hay que dejar de hacer el Mariano Tancredo y apostar por nuevas ideas, audaces y ambiciosas.

Porque lo claro y evidente dista de serlo. Y huir de ese modo de esa frase espantosa que reza… “Es que aquí eso será siempre así, nunca cambiará”.

La marca Ávila (España)

No la he vuelto a ver. Miro cada vez que paso por Vallsur y no la veo. Imagino que se habrá ido fuera de España, ganando más de 800 euros y tal vez con posibilidades de ascender en algo. Se lo merecería. Espero que te vaya bien, chica del frescco.

Voy a volver sobre muchas ideas ya escritas por aquí, que han regresado a mi memoria tras ver el telediario nacional y el de Castilla y León. En el parte patrio, el ministro Margallo hablaba de la Marca España, de lo mucho que ésta ha mejorado (por lo visto, ajam) y también salía el Marqués de lo Políticamente Correcto, también conocido como Vicente Del  Bosque, asegurando que un claro ejemplo de ello es que los futbolistas españoles son contratados por toda Europa.

Sí, son buenos. Pero si están fuera es porque aquí ya no hay valencias, zaragozas o deportivos que paguen como antes. O que paguen, directamente. En fútbol y en todo lo demás.

En el parte de la Comunidad birregional, vitaminazada y mineralizada, la consejera abulense Alicia García repetía una vez más el mantra/credo de la legislatura:

“Los esfuerzos de la consejería de Turismo se encaminan a la comercialización, la internacionalización y la colaboración público-privada”

Si no es internacionalización no son los auténticos. Que sí, que la idea es buena. Pero no hace falta repetirla en cada reunión, fitur, intur, pitur y ñotur como si se hubiera descubierto América cada semana. La marca Castilla y León por el mundo. [Elijan aquí su viñeta de @humorjmnieto preferida, valdrían muchas] [yo me quedo con ésta]

La verdad es que me he puesto a escribir, he releido “El fin del españolito” y he visto que me iba a salir lo mismo otra vez. Que las portadas del Hola siempre resisten y que si queremos salir de ésta, esta vez vamos a tener que cambiar. Que…“España necesita patriotas. De los de verdad, no banderitas en los balcones o salvapatrias vociferantes e insultones en los estadios. Digo patriotas de pensar en clave país, en bien común. Que a lo mejor lo patriota es dejar ir al que no quiera estar o elevar el proyecto común a instancias más altas.”

Estuve en el Bernabéu en un Madrid-Barça de estos últimos. En la puerta, un chaval algo pasado de mahous, entonaba arrastrando a otros cuantos en ello un “In-Inde-Independenciá” a lo que otro grupito, esta vez de mesetarios, respondía con un “Catalanes, hijos de puta”.

Lo de siempre. Desde que nací lo he visto. España es así. Pues no. Que no. Que así no vamos a ningún sitio. Algunos fantoches de por aquí también son muy dados a gritar puta león, puta segovia, puta salamanca, puta becerril de campos, puta cualquier parte que juegue contra el ávila u obila u otros. ¿Será así en todos los países? No, no lo creo. O sea, sí. Habrá idiotas en todas partes. Pero no, aquí somos campeones del mundo en un par de cosas: la envidia y el otro deporte nacional, el de tirarse piedras al tejado común.

La marca Ávila, la que debemos internacionalizar, es la de hacer mejor lo nuestro, desde nuestros propios pasos y actos. Criticar lo malo para hacerlo mejor. Y defender lo bueno, que es mucho. Con orgullo pero sin aldeanismos ni patriotismos excluyentes. Ni Puta Segovia, ni Puta Cataluña ni Puta América del Sur ni Puto Satélite Titán.

La marca Ávila, la marca España, empieza en leer libros, continúa en tener cultura, ser crítico, ser constructivo, mejorar tú y hacer que los otros mejoren, construir y no destruir. Integrar y no vociferar e insultar.

¡Carajo! ¡Persigamos quimeras! <– ésta es otra intertextualización. Ser todos como la chica del Frescco. Me quedo con esa sensación, tras leer a Alberto ayer y disfrutar de Spacey en “House of Card”. Vivimos en una gran mentira que solo podemos cambiar, poquito a poco, desde nosotros mismos. Una revolución posible es la de ser exigente cada uno en lo suyo, ejemplarizar. Que lo ejemplar sea nuestra marca y no el trinque y el chanchullo. Nos llevará años pero algún día habrá que empezar el camino.

Es eso o seguir en el abismo, este infierno tan calentito.

A %d blogueros les gusta esto: