Los programas electorales para Ávila, uno a uno (y II)

Aquí la primera parte. Vamos con los cuatro programas electorales que nos faltaban, en el orden elegido por el vaso mágico.

PSOE Ávila. Programa.

Votos igual no se llevan muchos -o no tantos como quisieran- pero el premio al programa más bonito lo tienen: colorines, fotografías resultonas y una bandera republicana de tapadillo. La candidata sale en la última página acompañada de todo su equipo. He hecho zoom a la foto para ver si se veía a Manoli Prieto detrás de algún matorral pero no parece. Muchas almohadillas y cosas por hacer; prescinden de esos subrayados tan feos de la cartelería.

Una frase: “Somos una candidatura preparada para gobernar”. Aquí se vinieron arriba.

Una propuesta:  “Construcción de un aparcamiento en superficie en la explanada trasera del Centro de Exposiciones y Congresos con conexiones permanentes y periódicas al centro mediante transporte urbano”

El programa del PSOE local, al igual que todos, está muy limitado por la realidad económica y presupuestaria, pero es de agradecer que, además de los habituales verbos ilusionantes, incluya un par de decenas de propuestas concretas. Propuestas, claro, con la que se puede estar o no de acuerdo, pero que van más allá de apoyar lo bueno y buscar la felicidad y rechazar lo malo y la tristeza. Cambiar la hora de los plenos, cumplir la Ley de Memoria Histórica, laicidad, aumentar las plazas de la escuela infantil, homogeneizar terrazas e inmobiliario en el centro, etc.

Patrimonio, cultura y turismo. El PSOE propone crear un Centro de Interpretación de la Semana Santa, reformar el funcionamiento de la tarjeta turística, instalar puntos de información turísticas en las estaciones de tren y autobuses y descentralizar las actividades culturales. Bien lo de la tarjeta, los puntos de información y la descentralización. Lo de la Semana Santa me parece una tontá, perdonen la expresión, cuando el Ayuntamiento cuenta con contenedores culturales vacíos y museos a medio gas. Ni una palabra sobre el patrimonio.

Ahora Decide. Programa

El programa de Ahora Decide es verde, todo texto, ni una foto. ¿Se dejaron el book en el PSOE al salir? Apuesta más por las parrafadas largas y explicativas que por las enumeraciones de propuestas. Una duda que no me resuelve el programa, y con esto acabo con las tonterías, es el uso aleatorio de las mayúsculas y las minúsculas en el nombre del partido. ahora DECiDE. ¿Por qué “ahora” en minúsculas? ¿Por qué esa “i” minúscula? ¿DEC i DE? ¿Son las siglas de los fundadores? ¿Decio y Demetrio? Esta gente de izquierdas siempre con sus secretismos. El programa no está mal, con algunas medidas concretas fácilmente implantables (adiós a los concejales liberados, plenos por las tardes)  aunque de calado relativo. Mi impresión es que es un programa muy parecido al del PSOE y que ambos coinciden en muchas cosas con los demás partidos de la oposición.

Una frase: “Es por ello que con la fundación de este nuevo partido, Ahora Decide, hemos querido dar una respuesta a los problemas de la gente (…)” No sé, pero intuyo que en esa frase falta algo de contexto. Cof, cof (gestora), cof, cof.

Una propuesta: “Propondremos que Ávila acoja un puerto seco de mercancías para la distribución y logística de mercancías a través del ferrocarril hacia el noroeste de la península.” 3000 empleos dicen que se crearán. ¡Póngame dos!

Patrimonio, turismo y cultura. Hay un párrafo que me gusta especialmente. “El turismo, por su idiosincrasia, requiere de un gasto público importante en cuanto el mantenimiento de limpieza, patrimonio y promoción que parte casi en exclusiva de las arcas municipales teniendo un retorno a través de impuestos bastante reducido en comparación con su gasto.” Si justo después hubiese una propuesta para atajar eso, habría aplaudido con las orejas. Como pasa con el resto, la descripción de las servidumbres de nuestro turismo es muy acertada, pero no hay propuestas para solucionarlo. En cultura, junto a la descentralización, proponen la celebración de una “Gran Semana Cultural” de la que concretan poco. Ninguna referencia en concreto al patrimonio.

Vox Ávila. Programa.

“Somos como tú” reza la primera página del programa. Repuestos del sustito, el programa de Vox recoge 100 medidas para conseguir “un Ávila con empleo y transparencia” ¿Un Ávila? ¿Un? Yo siempre he pensado que el nombre de la ciudad era femenino. ¿No os suena feo en masculino? Algo rudo incluso. El programa, sin fotos, va en verde y negro. Un verde muy parecido, por cierto, al de Ahora Decide. Todo confusión.

Una frase: “Un municipio para las personas, no para los políticos” Los políticos no son personas, son cyborg. O gnomos. O gamusinos. Pero personas no, eso seguro. A Agustín le pinchas un dedo y no le sale sangre, le sale una subvención.

Una propuesta: Voy a poner dos, que estoy generoso. “Eliminación zona azul”. Es también una propuesta, es verdad, pero es que hay pocas frases que no sean propuestas. Una curiosidad: el test de afinidad política abulense del otro día era un formulario de Google que registraba las respuestas de los participantes en una tabla de Excel. Muchos consideraron que el mayor problema de Ávila de entre las opciones posibles era la ORA. Nunca había pensado que provocase tanta inquina ¡Más incluso que el edificio de Moneo!

“Símbolos nacionales, en el Ayuntamiento de Ávila ondeará en lugar preferente y destacado la bandera nacional, conforme establece la Ley de banderas. De igual manera en todos los actos de relevancia municipal se terminará con el himno nacional, todo ello como señal de identidad y unidad con el resto de Municipios de España. Promoción para que la banda de alcalde sea con la bandera española.”

Grave problema que nos afecta a todos los abulenses, claro que sí.

Patrimonio, cultura, turismo: Mecenazgo y colaboración público-privada para la recuperación del patrimonio, ofrecer los edificios públicos -centros culturales y bibliotecas incluídos- en periodos de baja afluencia a empresarios y emprendedores, promoción del turismo “de todas las formas posibles”, promoción de los productos de Ávila, etc. Poca chicha, la verdad.

Ciudadanos Ávila. Programa

En el programa de Ciudadanos no sale Albert Rivera ¡pero tiene gráficos! ¡y mapas! Tengo que reconocer que esto, colocado estratégicamente en las primeras páginas, hizo que me leyese el resto del programa con otro espíritu. Un gráfico bien puesto da empaque. Antes de empezar esperaba encontrar un documento breve con algunas generalidades modernetas y no ha sido así. No es breve y además de algunas cosas de modernetas, que las hay, también tiene un popurrí de medidas, algunas buenas, otras regulares y otras ni tan buenas ni regulares. Además, hay propuestas que figuran también en otros programas y otras que podrían estar perfectamente en los documentos de otros partidos de izquierda, de derecha, de centro, de arriba y de abajo. Transversal lo llamarán algunos, ni carne ni pescado dirán otros, ¡abajo las ideologías! gritarán algunos. Me sorprende lo concreto que es la parte de medio ambiente.

Una frase: “C’s  velará porque  las  banderas  de  España  y  de  las  CCAA  ondeen  en  todos  los edificios públicos y en actos oficiales así como la bandera del municipio en los términos previstos en la Ley de Símbolos y Banderas”

Vox y Ciudadanos peleando el voto de Antonio Alcantara, director gerente de Estandartes y Banderas.

CFjgtVNWEAEX15M

Una propuesta: También voy a poner dos, se nota que estamos acabando y me estoy viniendo arriba “Implantación del servicio de chat con alcalde o concejal”. Esta es una de las moderneces que les decía. Vivir sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que chateo porque no chateo.

La otra propuesta que me ha llegado al corazón es esta: “Plan específico de resurgimiento de los olmos”. Los olmos son amor. Abajo los escarabajos del género Scolytus.

Patrimonio, cultura y turismo: Descentralización de la cultura, nuevas bibliotecas, miradores turísticos, asesores turísticos municipales, desarrollo del plan especial del Casco Histórico. Algo flojo, sobre todo en patrimonio. Nada de lo que pone me parece mal, pero aportan poco.


Leídos todos los programas, nos queda lo más difícil: decidir nuestro voto. Piensen en su ciudad, en sus vecinos, en ustedes y en sus familiares. Y piensen también, ya que estamos, en aquellos que no podemos votar en Ávila.

Acierten, por favor.

¡O nosotros o el caos!

Y respondía el chiste de Hermano Lobo “El caos, el caos”.

La campaña, al contrario que las europeas, se está volviendo en contra de los partidos “alternativa“. El foco informativo se deslizó hacia Ciudadanos toda la primera semana de campaña, y no fue casualidad. La razón se encuentra en la letra pequeña de las encuestas. Para que nos entendamos, una cosa es la intención de voto y otra la estimación. La estimación funciona con una suma de la “simpatía” y del “voto recordado”. Es decir, si el encuestado responde que ha sido anteriormente votante del PSOE y se coloca en un 4 (centro izquierda) como afinidad política, se le cuenta como votante de Tudanca (poniendo como ejemplo Castilla y León).

Así, una intención de voto del 10% más un “es posible que vote PSOE” más el voto recordado del 20 y pico, dan al socialista una estimación de 20-24 procuradores (véase post de las encuestas de ayer).  Mientras, si Ciudadanos marca un 11% de estimación de voto, dado que no hay voto recordado, se le otorga un 13-14%. Eso pasó con Podemos en las europeas, que el CIS ya marcaba que había ahí un partido con posibilidad de dar la campanada… pero la cocina se quedó corta en el salto de intención a estimación.

Ese fallo no lo han vuelto a cometer en las cocinas… de los partidos. Ciudadanos marca en Castilla y León más intención+simpatía que el PSOE en muchas provincias y eso sería una debacle socialista de traducirse en sorpasso. Y un partido naranja fuerte pondría en serios aprietos la mayoría popular. Algo similar pasa en algunas capitales o localidades importantes. Sin embargo, era conocido a la vez que, fruto de hacer un partido en 3 meses, Ciudadanos tiene candidatos buenos … y otros muy flojos. Por no hablar de pufos como el de Miranda de Ebro.  Por eso se ha dado orden interna en el PP de atacar directamente a los candidatos naranjitos, muchos de ellos sin experiencia o rebotados de otros partidos. Véase, sin ir más lejos, este tuit de ayer de Rivas. Mientras, hoy mismo Marco Antonio Serrano está tuiteando a lo “I have a dream”.

¿Y qué nos espera de aquí al final de la campaña? Pues es posible que el foco deje de estar en Ciudadanos, a los que ya se les ha logrado detener el ascenso fulgurante que tantas sillas hizo temblar aquí y allá. La portada de hoy de “El Mundo”  es, por ejemplo, un recordatorio a Podemos (que estaban algo olvidados por los mass media) de que no se han olvidado de ellos. Mientras, el PSOE ayer mismo en Ávila hizo un contundente ataque sobre la corrupción de cargos del PP. ¿Desde dónde lanzó Tudanca el mensaje? Desde Barco de Ávila, ejemplo de quien “acumula cargos y sueldos e implicaciones” dijo el socialista.

“¿El caos? Da igual, también somos nosotros”

Así que es posible que empiece ahora el fuego cruzado multidireccional. No descarten que salga algún nuevo papel de Bárcenas, la trama solar, eólica, el fracking o cualquier pufo guardado en el cajón hasta el último momento.

Está todo abiertísimo, como nunca lo ha estado. IU también parece estar remontando, por ejemplo. Hay un altísimo porcentaje no sólo de indecisos, sino de voto volátil. Aunque sea injusto (ya hemos hablado en otras ocasiones de programa, de trayectoria, de casta, de regeneración, de necesidad de cambio, de alternativas) seguramente lo que pese finalmente sea la última metida de pata. Si aparece a última hora un factor Cañete (es decir, una metedura de pata como aquella de las europeas) ahí se ganarán o perderán muchos votos. Porque en España somos más de castigar esas cosas que de castigar por ejemplo la corrupción. Somos un país bastante complejito para esas cosas.

Así que no hagan caso a ningún gurú, a ningún analista. Ni siquiera a ningún articulista de Los 4 Palos. Aún puede pasar cualquier cosa, y la hora final está llegando.

PD: No se pierdan la particular cruzada tuitera de “AvilaenCastilla” #CRPP

La mayor fuerza política

Estamos a 9 días de escuchar la frase “yo no voto, da igual, si siempre ganan los mismos”.

Lo comentábamos ayer en el whatsapp interno de los salvapatrias de este blog: ¿Alguien sabe si la encuesta sobre voto en Ávila indicaba porcentaje de indecisos y de abstención? “Creo que no” respondía el postureista Willy. “Vaya chufa” merengueaba el vendido al poder llamado Alberto. Pablo no contestaba, estaría quitándose el disfraz de Daredevil con el que ha empezado a patrullar el Mercado Chico… o tal vez anduviera de cañas con el viñetero para celebrar el cumpleaños del viñetero Illo. 

Eso era ayer.

Esta mañana, en la ciudad vecina, “El Adelantado de Segovia” lleva a portada a los indecisos. Según los acueductados paisanos, el 33´6% de indecisos decidirán el color de voto de la capital. Lo cual es tanto como decir que cualquier encuesta que haya salido hasta la actualidad vale de muy poco, porque la mayor fuerza política a 9 días de las elecciones seguramente sea la abstención. El voto final (los que finalmente vayan) se decidirá por la simpatía, por la última metedura de pata del Cañete de turno o por el globo que den al sobrino o nieto en el paseo del viernes 22.

No debería ser tabú decir que la sociedad de Sálvame es perjudicial para la democracia. Nuestro sistema se debería basar en el análisis consciente de una sociedad informada sobre las propuestas de unos partidos y otros y el trabajo de las organizaciones sociales y colectivas para el bien del sistema común. Pero no, aquí al final hay un 4% de voto, siendo generosos a la baja, que se decide porque el candidato o la candidata da bien en cámara. Por ser simpático.

Albert Rivera se dio ayer un baño de masas en Pucela. El pueblo que andaba paseando por el centro de Valladolid empezó a seguir cual rebaño a la multitud. ¿Quién es? ¿Quién es? ¡El de Ciudadanos! ¡Ay, que guapo! ¡!Pues yo pensaba que era más alto!

– ¿Qué le parece Albert Rivera?

* ¡Es muy guapo! ¡Y muy joven!

– ¿Le va a votar?

* Ay, pues… ¡a lo mejor sí!

Oiga, que no. Que Albert no se presenta a su ciudad. Ni a su ciudad ni a ninguna otra. Pero vamos, que digo Rivera como digo Pedro Sánchez, que también va de guapazo. Y es injusto, porque a mí el que me impresionó en persona fue Rajoy, un día que estuvo haciendo como que compraba manzanas en el Mercado Chico. De Mariano no te esperas que es un tiarrón de 1’90 M. Enamora, vaya.

Así que iba a decir que la gente proceda a estudiar las propuestas de unos y otros, pero me he venido abajo. Indecisos, hagan lo que quieran… ¡Quién se puede resistir a hacerse un selfie con un famoso!

¡Candidatos! ¡No digan nada! Es posible que pierdan el voto por presentar una propuesta, atrevida cuestión. Es mejor pasear por la ciudad repartiendo sonrisas y cantando. No descartaría yo que el PP local acabara su campaña haciendo un flashmob al estilo José Mota, como quien pide la mano del votante en pleno Mercado Grande

¡Gru Alcalde! ¡Minions Salvapatrias!

(Yo también quería poner unos dibujicos)

Alegrado el espíritu, regrese la consciencia: Indecisos, vayan a votar. No podemos estar luego cuatro años diciendo que hay que escuchar al pueblo, que la fuerza está en la gente, que no nos escuchan u otras zarandajas. La campaña empezó con 4 partidos empatados (a nivel nacional, digo). Primero se concentró fuego en Podemos, al que se dejó más que tocado. Luego se ha esperado a que el omnipresente Willy Fog Rivera se equivocara en 2/3 frases desafortunadas para exprimir todo lo posible al Efecto Naranjito. No se sabe si PP y PSOE intercambiarán artillería antes del 24M, más allá de la guerra de efectos especiales que se traen en Andalucía. Pero vamos, todo indica que Alberto tenía razón, que “Todo es fabuloso”, que la anestesia funciona bien y que en 9 días no nos jugamos nada más allá que el no quedar últimos en Eurovisión.

PD: Se recomienda visita por la web “Desmontando Ávila” que nos enlazaban en los comentarios de los lectores.

Decepcionante

“Los runner sois como los de Ciudadanos. Ha habido un boom ahí de gente que no se explica”. Algo así me dijo entre cañas @hovejo23 (por otra parte, un tuitero abulense al que hay que seguir porque es mordaz y necesario). Lo dijo con bastante gracia… Guillermo que leerá esto podrá atestiguarlo. Algún día en esta ciudad habrá justicia para con ciertas cosas…

Estaba yo pensando en Naranjito cuando Hovejo me dijo eso. En la pelota, vaya. En el Adolfo Suárez, con el equipo jugándose el descenso y 0-0 en el marcador, un grupo de aficionados se había encarado con uno de los futbolistas canarios. Con el jovencito, con Kilian. Desde arriba no sé quién empezó la estúpida trifulca, pero sí detecté el mal: nadie creía que la salvación era posible. El Ávila tenía que ganar y esperar que sus dos rivales pincharan. ¿Difícil? Pues el caso es que al día siguiente los dos rivales pincharon. Pero nadie creía el sábado. El estadio vivía entre el mutismo de unos y las ganas de sacar el hacha de otros. El equipo marcó y ni así se lo creyó. Juanito no movía piezas ni hacía un Simeone para enchufar al gélido respetable. Del 1-0 se pasó al 1-2, que se antojó como si fuera un 1-7.  El equipo descendió pero la ciudad ya lo había hecho. Algunos me hablaban de refundación, y yo pensaba en refundar la ciudad en sí.

No ayudó tampoco que en el bar en donde estábamos echando la cerveza hubiera gente de Cebreros. Paisano que venía con cara de haber estado en el Adolfo, paisano al que le caía un “¡vaya cara eh! Tanto canario, tanto canario” Fue entonces cuando Illo, nuestro culé viñetero, pegó un respingo: Pedrito acababa de meter de chilena. La tarde, pensaba yo, no podía ir a peor.

Todavía faltaba lo de Casillas. O lo de Alves, si prefieren por afinidad con Navalacruz.

Pero volvamos a la política, que yo pretendía hacer un simil. Este tuit resume cómo anda el partido:

Además, empecé la semana leyendo el último artículo de Santiago Abascal. Oigan, no me miren así, hay peores vicios que lo de la política. Que no se diga que no hablamos de Vox. El caso es que como dice este tuit…

El partido se da por perdido. El partido electoral, digo. Y uno tiene la sensación de que si UPyD hubiera tenido ocasión de unas elecciones como éstas pero en 2014, Vicente podría haber disputado la alcaldía, el primer puesto. El problema es que la política es la que es, no la que pudo ser.

Que Rivera iba a dar el salto a la política nacional era algo que se veía venir a poco que se mirara. Rosa Díez no supo ver venir la ola, o pecó de soberbia. Eso ya está más que analizado. El caso es que el desastre magenta se amplificó en Castilla y León, y en Ávila, con cambios de cara y deserciones varias.

Así que queda Ciudadanos, aupado por las encuestas a la situación de alcaldables. Pero Ciudadanos vive con el complejo “Ciudad Real”. Se trata del síndrome (pinchen, pinchen en el enlace anterior) de “mejor estar calladito y recoger lo que parece que tendremos que liarla”.

Vamos, que nadie quiere ganar. Con hacer una campaña olfativa se van pasando los días y ya.

El PSOE ha tenido lo suyo, UPyD le pone constancia pero salen desde boxes, Ahora Decide lleva la mancha en el blanco… sigo alabando la campaña de Trato Ciudadano, y sobre todo la normalidad de IU. Tenemos la porra electoral (revisad algunos lo puesto) y veo muy poca confianza en el resultado electoral del PP. No va a ser tan malo, viendo lo que se ve.

El candidato (con o sin chaleco, con o sin artículos publicitarios) se deja ver, hace la campaña como se ha hecho toda la vida. Terminabas la 10K (por cierto, mejorable organización) y al ir a pedir la caña en el Lienzo Norte, te lo encontrabas con su equipo. Y cogías el periódico y veías que había ido a visitar un barrio anexionado. Saludando, estrechando manos. Esos votos valen tanto como el de cualquier afamado tuitero, aunque sea diostuitero.

Así que de ahí la decepción. Esperaba una campaña a cara de perro, con todo abierto, y los días van sumando en el lado de la modorra. No les quepa duda a ninguno de que el 24M cosecharán los resultados merecidos respecto a la posición de partida con la que salieron. Eso sí, aún todo es posible.

A nivel regional la decepción está siendo Podemos. Ciudadanos lo está haciendo razonablemente bien, el PSOE tiene maquinaria y la está sabiendo mover, Herrera sigue siendo un lobo feroz para tan poca oveja… hay mucho voto en juego y se nota.

Y ustedes… ¿cómo lo ven?

La era de Ultrón

¡El Mercado Chico será nuestro!

¡Mi reino por un concejal!

¡Mi reino por un concejal!

La era de Ultrón ha llegado a la portada del Diario de Ávila. Nos lo contaba ayer Alberto y el terremoto del seismo se sigue notando una vez pasadas las horas. Que una cosa es que en la bitácora de los tipos malvados lleven unos años diciendo que las cosas estaban cambiando, y otra pensar que el reino se tambaleara tanto. Hay algunos y algunas, tanto en el PP como en el PSOE, que no pensaban que la cosa fuera para tanto. Aquí en Ávila y a nivel autonómico. Pues ahí va el aviso en las portadas, con dos semanas para intentar variar el rumbo. Si es que eso es posible.

Y el caso es que no hay Ultrón que valga en esta historia, no hay un candidato potente que esté haciendo que los resultados cambien. Solamente pura lógica. Dijimos que no era lo mismo que el candidato fuese Miguel Ángel en el PP a que fuera otro. Y también advertimos que el proceso de desintegración del PSOE no podía salir gratis. En lo que nadie nos ha hecho caso es en lo de “el que haga buena campaña se llevará un buen puñado de votos”. De hecho, hasta hace unas horas para mí la mejor campaña la estaba haciendo Cerrajero, además de Trato Ciudadano. Se les veía moverse o reunirse, más allá de hacerse fotos random y poner tuits al tuntún como hacen otras fuerzas de la ciudad.

Ante la inasistencia de Ultrón a la contienda, el ciudadano muestra su intención de votar a Albert Rivera al ayuntamiento o a Pablo Iglesias a las Cortes de Castilla y León, para fastidiar al gran enemigo del planeta: el bipartidismo. Es decir, votando por simpatía nacional y no pensando en lo de aquí. Tan triste como esperable. Porque no es que se pueda decir que Ciudadanos esté bordando su campaña en Ávila, o que Podemos se merezca salir con cerca de 10 procuradores en Cortes en toda la Comunidad. Hay un alto porcentaje de electores que va a votar con las tripas, después de cuatro años de titulares nefastos sumados a la crisis económica. Todo está más que volátil aún ahora, a tan escasas fechas de jugarnos los cuatro próximos años.

Porque la historia va de eso. De los próximos cuatro años. Por eso la insistencia de tipos raros como Alberto de que los partidos presenten sus programas y propuestas. Aunque luego se haga lo que se pueda/quiera, sería nuestro deber como ciudadanos el conocer lo que propugnan unos y otros de cara a las elecciones; y no votar porque te cae bien Rajoy, Rivera, Iglesias o Pedro Sánchez.

¡Ay, Pedro Sánchez! Que viene a Ávila por la mañana, habla de deporte (en un oportuno momento en el que estamos que nos salimos), augura que Yolanda Vázquez será alcaldesa.. y todo en un acto poco publicitado, no fuera a ser que se presentara algún decididor o ex juventud socialista a reventar la fiesta, sin duda mal agendado y que por supuesto ha pasado de puntillas.

El Partido Socialista tendrá que hacer muchísima autocrítica. No solo por comerse a si mismo, sino por haber sido incapaz durante largos años de mostrarse como alternativa. Resulta que Ávila no vota PP sí o sí, sino que llevaba mucho tiempo optando por los populares al no haber propuesta ilusionante enfrente. Hay un nicho en el centro/centro-derecha que podría dejar de votarles. También lo habría a la derecha más derecha si VOX o quien fuese hiciera algún día las cosas bien.

Pues nada, Los Vengadores llegarán a las urnas. Digamos que la encuesta puede ser analizable; yo tampoco me creo que el PP baje tanto y Ciudadanos esté tan arriba, y sospecho que IU está más cerca del 3 que del 2; pero pongamos que pone un marco de inicio a la campaña.

¿Es el techo de Ciudadanos 8-9? Porque si realmente apretaran en la campaña, ese 10 sería optar a la alcaldía sin dudas. ¿Puede el PSOE salvar los muebles apelando a su electorado tradicional? ¿Resistirá UPyD como para conseguir concejal a pesar del efecto Rosa Díez y del voto útil? ¿Limará Trato Ciudadano con su campaña barrio a barrio el voto en la izquierda? ¿Es una utopía que el PP no consiga 5, sino 4 procuradores a las cortes?

Tras una legislatura de prepotencia cainita socialista, y de olvido total del gobierno nacional – paracaidista mediante – de Ávila capital, su provincia y sus necesidades, con un paro galopante y una falta total de esperanzas… una nueva era llega. No digo que vaya a ser mejor, pero sin duda va a ser diferente. El futuro no nos traerá robots justicieros, tampoco a Scarlett enfundada en un traje de cuero, pero el martillazo del Elec-Thor (después de esto me retiro a un convento con Eva Hache) amenaza con ser una realidad a disfrutar en apenas 19 días.

PD: ¡Vote UPyD: Ultrón, Palos y Drones!

El PP perdería la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Ávila

¿Está usted sentado? ¿No? Pues hágalo. ¿Ya? ¿Es una silla mullidita? ¿Tiene respaldo? Sí, perfecto. Bien, pues empecemos, pero tenga las sales a mano.

La caída del Imperio Romano de Occidente, la independencia de los Estados Unidos, la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, la Revolución Francesa, el fin de la mayoría absoluta del PP en Ávila. Sí, ha leído usted bien. Sí, de verdad. Según la encuesta que publica hoy el Diario de Ávila, el PP perdería la mayoría absoluta en la ciudad en las próximas elecciones municipales. Ante esta hecatombe, todos los sucesos que usted creía vitales en la historia política de occidente empequeñecen, se marchitan, se tornan grises.

Según la citada encuesta, elaborada por Sigma Dos para el Diario, el PP se quedaría con 10 concejales y un 34,7% de los votos, Ciudadanos ocuparía el segundo lugar con 8 o 9 concejales y un 30,8% de los sufragios, el tercer puesto, muy lejos, sería para IU que conseguiría 2 concejales, igual que el PSOE y Trato Ciudadanos. UPyD, rozando el 5%, podría quedar fuera del Ayuntamiento o conseguir un concejal.

Vamos por parte. El PP perdería cuatro concejales y 17 puntos respecto a las pasadas municipales y casi cuatro puntos respecto a las europeas del año pasado, lo que hace no mucho parecía imposible. Rivas y la presunta renovación de su lista no convence al votante popular, a pesar de los posados que del candidato y sus chicos nos regala la prensa. Ciudadanos recoge ese descontento y se queda a menos de cuatro puntos del PP. Para que quede claro, esos cuatro puntos son, con una participación similar a la de las últimas municipales, ¡menos de 1200 votos! Las sales, Antolín, las sales.

Entre el PP y Ciudadanos obtendrían 18-19 asientos en el pleno, es decir que estos dos partidos podrían hacerse con el 75% de los concejales. Bipartidismo de ese, a no ser que solo consideremos bipartidismo al PPSOE. Monólogo de la derecha y la nueva derecha local. Ciudadanos pasa de obtener en las europeas un 4,4% a tener la victoria a tiro de piedra. Aquí es necesaria una reflexión reposada. En el momento en que se realizó la encuesta, acababa de conocerse la composición de su lista y no se sabía nada de su programa porque aún hoy seguimos sin saberlo. Hace cuatro años, el candidato a alcalde de Ciudadanos, conocido solo por el 34% de los abulenses, se presentó con el partido regionalista PCAL y obtuvo un 2,3% de los votos. Dejando a un lado el carisma de Albert Rivera, ¿que ven los abulenses en Ciudadanos? ¿Tan solo una forma de castigar al PP? Si me pregunta a mi, yo diría que sí. Un 32,7% de la población considera que la situación de Ávila es mala o muy mala y la gestión del PP solo es considerada buena por un 25% de los abulenses.

¿Y después de las elecciones? ¿Pacto PP-Ciudadanos? Parece lo más lógico, pero ¿se imaginan un pacto entre los demás partidos para dejar al PP sin la alcaldía? Las cuentas salen y no podemos descartarlo. ¿No es eso precisamente lo que vende Ciudadanos, el cambio? Si Ciudadanos obtiene 9 concejales, un pacto con dos de las tres fuerzas restantes le bastaría.

Y ahora, la conspiranoia. Si las encuestas suelen responder a los intereses de quien la paga ¿qué nos quiere decir esta encuesta? Bien pudiera ser una llamada de atención al votante popular que pensaba quedarse en casa el 24 de mayo. Señalar un riesgo inexistente para que el votante temeroso de Dios olvide sus dudas. ¡Prietas las filas! También puede ser que, no lo descartemos, nos estén pintando todo muy gris para que luego el PP, obteniendo 11 concejales, nos pueda vender el resultado como una gran victoria, con querubines alados y trompetas.

Pero ¿y si la encuesta es un reflejo fiel de cómo están ahora las cosas? Los resultados de la encuesta no son tan distintos a los que se apuntaban por aquí hace un mes. Si completamos el trasvase de electores desde UPyD a Ciudadanos, hablábamos por entonces del PP en 10/11 y de Ciudadanos en 6/7. En ese mes el PP ha sumado escándalos, UPyD y el PSOE local se han desangrado y Ciudadanos ha ganado presencia en los medios. No es descabellado pensar que cuando se realizó la encuesta las cosas estaban tal y como refleja esta o muy cerca.

¿Y qué efectos va a provocar en el electorado a un veinte días de las elecciones? Decíamos más arriba que quizá esto es un toque de corneta para el electorado del PP, pero ¿y si es al contrario? ¿Y si la posibilidad de un cambio en la Alcaldía da alas a Ciudadanos? Si Ciudadanos es visto como una alternativa real puede terminar de recoger el voto de los descontentos del PP, de aquellos que se mantenían fieles a UPyD y de algunos indecisos. Recordemos que apenas mil votos separan al PP de Ciudadanos según la encuesta.

Nos vamos a divertir.

PS.- De los demás partidos no hemos comentado nada porque la noticia está donde está, pero alguna nota. La encuesta se realizó con el cisma del PSOE en ciernes, pero sin lista de Ahora Decide sobre la mesa. Igual esto afecta al resultado del PSOE aunque aquí somos bastante escépticos. Trato obtendría dos concejales, lo que no está nada mal para un movimiento como el suyo. Habrá que ver si la campaña barrio a barrio que está realizando puede movilizar más. IU pierde un concejal pero aguanta bien. Yo no descartaría que se llevasen tres.

Día D -23

Jesús Gil en bañador, en un jacuzzi, con una copa de champán y abrazado a dos rubias en bikini es una de las imágenes icónicas de la televisión de los 90. Seguramente todos ustedes hayan visualizado la escena dentro de sus cabecitas mientras leían las líneas precedentes. Mis disculpas. Probablemente también sean capaces de recordar a Jesús Gil llegando a las manos con el presidente del Compostela, a Jesús Gil por las calles de Madrid hablando con su caballo Imperioso o a Jesús Gil presidiendo un pleno del Ayuntamiento de Marbella. Jesús Gil es un icono de la España de los 90, de la España casposa, corrupta y verbenera. En 1999, Jesús Gil presidió en Madrid el 1er Congreso nacional del Grupo Independiente Liberal, su partido, el G.I.L., que por entonces gobernaba ya algunos pueblos del sur. Ese acto pretendía ser la antesala del salto del GIL y de Gil a la política nacional, salto -con voltereta y tirabuzón- que daría en las elecciones generales del año siguiente, las de la mayoría absoluta de Aznar. El GIL se presentaba como un partido de centro, una tercera vía para acabar con el bipartidismo, la renovación necesaria de la política española. El lema de aquella convención era “Gil, la voz del pueblo en el Congreso”.

Invocar al pueblo, a la ciudadanía, a la gente o a las personas normales (sic) es frecuente en estas entrañables fechas en las que nos encontramos. Pero apelar es una cosa y explicar es otra. A menos de un mes de las elecciones, con los partidos en las calles repartiendo publicidad como si fuesen un restaurante con menú del día y con los pabellones a rebosar de niños repeinados para aplaudir al líder, seguimos sin saber qué nos proponen la mayoría de los partidos. De momento, tan solo UPyD ha hecho público su programa. El otro día, por Twitter, pregunté a todos los partidos que aspiran a gobernar el Ayuntamiento por su programa. Ciudadanos me remitió a su cabeza de lista -para que luego no digamos que son un partido personalista-, PSOE e IU me dijeron que estaban en ello, VOX me pasó sus líneas maestras por mensaje privado y me aseguraron que pronto serían más concretos. Trato, Ahora Decide y el PP guardaron un respetuoso y reflexivo silencio. Con calma, que las prisas no son buenas.

A la espera de tener negro sobre blanco sus propuestas, nos queda ir siguiendo la campaña, con sus reuniones con asociaciones, besos a los infantes y abrazos a jubilados. Si el actual alcalde en su despedida pareció olvidarse de todos los alcaldes de su mismo partido que le precedieron –cuando García Nieto llegó a la alcaldía había calles sin asfaltar en la ciudad, los niños se bañaban en los charcos y los lobos campaban a sus anchas por el Rastro– el objetivo del candidato popular en la campaña es que nos olvidemos de que ahora mismo su partido gobierna en la ciudad. Rivas se ha reunido con tanta gente y les ha prometido tanto que es posible que ya haya prometido varias veces una cosa y su contraria. Estamos a la espera de ser convocados; nosotros nos conformamos con que nos ponga una rotonda.

El PSOE, que se reúne tanto o más que el PP, bastante tiene con lo que tiene. El partido ha acabado partido por la mitad, con más de medio centenar de expulsiones y viendo como algunos de sus candidatos encabezan las listas de otro partido, Ahora Decide, que ha presentado 40 candidaturas en la provincia. IU quiere peatonalizar más el centro mientras mira de reojo al PSOE y se rie por lo bajito. De UPyD, además de su programa, sabemos que se hicieron una foto con la estatua de Suárez y que quieren ampliar/reformar el estadio de fútbol, también llamado Adolfo Suárez. Una necesidad perentoria, claro está, porque aquello se llena siempre e igual la UEFA no nos deja disputar allí la semis de la Champions. En Ciudadanos quieren cambiar la ciudad, lo que es loable pero poco concreto y VOX también quiere cambiar la ciudad, lo que es también loable, poco concreto y repetitivo. De Trato, tras los resultados de las primarias, tampoco sabemos mucho. Están organizando reuniones por los barrios, con nula o escasa repercusión en los medios de comunicación.

Y por si se nos había olvidado, también tenemos que votar al próximo presidente de la comunidad autónoma. ¿Repetirá Juanvi Herrera? ¿Sacará Tudanca al PSOE de la atonía? ¿Qué papel jugarán Ciudadanos y Podemos en la región? Sí, no, abstención de ambos. Posiblemente sean las elecciones menos plácidas para el PP regional en décadas. Un candidato que parecía en retirada hace no mucho, con el alcalde de la no-capital metido en más líos de los que acostumbra y con alguno de sus subordinados en la páginas de la prensa por asuntos, siendo amables, poco claros y que desmienten que la corrupción no haya pasado por la comunidad. Castilla y León ha dejado de ser un oasis de paz para el PP, pero la falta de una alternativa les asegura un resultado por encima de sus méritos aunque luchen con una mano atada a la espalda o a un aerogenerador.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: