De fiestas y jarrones

Un año y un día han pasado. Contando todos los factores, entre ellos los que nos han llevado a que el último mes de febrero tuviera 29 días, hablamos de 367 días en total los que han pasado desde que en los inicios de este blog escribiese la entrada de las Fiestas de Verano de 2011. Un entrada que, si la recordáis o la releéis, no trataba más que de ironizar un poco sobre las actividades que se presentaron en el momento para los días de celebración. Esos días en que la gente sale más de casa por el mero hecho de ser fiesta, muchos sin saber apenas lo que se celebra, pero conscientes de que ‘fuera’ hay más y, debería ser, mejor diversión que cualquier otro día. Mejor oferta de lo que a diario ofrece la ciudad…Ya de por sí aquel programa se llevo varias críticas, pequeñas cosas que no me convencían y que como tal dije aquí y la verdad es que la idea era, este año, no hacerlo. Lo primero por no repetir, que también hay que intentar decir cosas diferentes y lo segundo por la facilidad de hacerlo este año. Año en el que el propio programa se descalifica prácticamente solo y año en que viviremos las fiestas más pobres que hemos tenido en la ciudad amurallada desde que yo tengo memoria. De hecho, revisando un poco el programa de actividades, podríamos estar hablando incluso de las fiestas de Ávila de 1983. Nada más hay que ver un poco el panorama musical que se moverá por la ciudad estos días y darnos cuenta de que la mayoría de los grupos que actuarán para amenizar nuestras noches eran por aquella época grupo de primer nivel que han pasado a malvivir cantando las canciones que un día les hicieron famosos, por cuatro perras y sin apenas grupo propio… Iguana Tango, Un Pingüino en mi ascensor, Miguel Costas (por cierto, la tercera o cuarta vez que viene a Ávila en apenas dos años…)… Sin comentarios… Os dejo aquí el programa de este año…

Y estamos de acuerdo, ¿eh? Que la cosa no está bien y que hay que gastar menos dinero. Es evidente que el panorama económico local, provocado por la herencia recibida, no es nada alentador y es comprensible que si hay que hacer inversiones importantes se dejen de un lado las actividades de ocio y se dedique dinero a cosas realmente necesarias y que puedan ayudar a sacar a la ciudad del agujero en el que se encuentra. Ya nos enteraremos, supongo, de a qué se dedica todo el dinero ahorrado en unas fiestas sencillas y pobretonas… O no…

La foto es de David Castro y la he ‘robado’ de la web de Diario de Ávila

Total, que por aquello de no repetirme no quería yo encenderme con las fiestas pero, la verdad, el otro tema que me ha llamado la atención esta semana también está ya tocado. Y es que resulta que ayer, jueves, el señor Jesús Terciado, recibía su Premio Gredos. Un premio que en realidad se le concedió hace un año, por lo que me cuentan, y que no había podido recibir desde entonces, imagino que por problemas de agenda. Un premio que puede que mereciera, por qué no… No tengo claros los criterios que se siguen al dar dichos premios, no voy a engañarles, de ahí mi duda de que el señor Terciado pudiera merecerlo el año pasado o no. Lo que sí tengo claro es que se le entrega un año tarde y se hace en medio de un proceso en el que el presidente de CEPYME está inmerso en calidad de imputado acusado de apropiación indebida, lo cual me lleva a pensar que, aunque mereciera la distinción hace un año, quizá ahora había dejado de merecerla. Que igual eso no funciona así, ¿eh? Puede que sea yo el raro y que esté equivocado al pensar que darle premios a personas inmersas en procesos judiciales como imputados por supuestos delitos es un mal ejemplo. Evidentemente no me corresponde a mí, ni mucho menos, decirles a los responsables de los Premios Gredos a quien deben entregar o no el Búcaro de la Suerte, visto el nombre del galardón igual sí es mejor buscar gente que necesite suerte como el señor Terciado en su proceso judicial a ver si el búcaro le ayuda a salir airoso del asunto pero siendo así puede que haya gente que merezca más el premio y quizá, quien sabe, el año que viene nos encontremos con otros pobrecitos que necesiten un cable del azar y veamos recibiendo el jarroncito de marras a mi tío Ángel o a su amigo Agustín. Puestos a repartir suerte, en plan lotería de navidad, creo que les vendría bien una mano también a estos dos. Ahí lo dejo, sólo como idea, por si para el año que viene seguimos con excedente de jarrones y queremos regalar otros cuantos.

¡Premio!

Este tema de los premio me tiene fascinado, parece que hoy en día es fácil conseguirlo… Es, incluso, más fácil darlo. En realidad hacen falta pocas cosas. Un poco de voluntad, algo de dinero (sí, ya estamos con el maldito dinero) y alguien que quiera venir a hacerse la foto al recogerlo. El asunto del premiado no es fácil. Es relativamente complicado cuadrar agendas y conseguir la visita del famoso de turno para intentar darle prestigio a los premios…

Premio entregado hace tres años a Van Nistelrooy

Búcaro de la suerte entregado hacer tres años a Van Nistelrooy

Os cuento para que lo entendáis. Leo, en el Diario de Ávila, que mañana se hace entrega, otra vez, de varios de los Premios Gredos 2011. Algunos de estos galardones, correspondientes también a este año, ya se entregaron en su día y mañana se hace una nueva entrega. En este caso se trata de homenajear la figura de Ángeles González-Sinde. Por si hay alguien que no lea más que este blog y pase olímpicamente del resto de datos y páginas aburridas que hay en la red, diré que la señora en cuestión es la actual Ministra de Cultura del Gobierno de España y diré también que ya dejó otros cargos importantes como el de Presidenta de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España. Es guionista y directora de cine y no, no pienso entrar a valorar su mierda de obra. Deben disculparme pero lo que me transmite esta señora, nada más verla, es tan visceral que no sería capaz de transmitirlo con palabras y por gestos sería demasiado desagradable. Pero no quiero seguir hablando de ella.

Los citados Premios Gredos se entregan en nuestra provincia desde hace 23 años, algunos de los que nos leéis no vivíais cuando se entregó el primero y, el que escribe, no alcanzaba aún los 10 años de edad. Veo que estos premios los entrega una asociación llamada Sociedad Cultural Aleroañil. El premio en sí consiste en lo denominado un ‘búcaro de la suerte’ ósea, una ‘Vasija hecha con arcilla, principalmente para usarla como jarra para servir agua, de la suerte’ o si queréis un ‘florero de la suerte’.  Sí, sí. Un florero. 

Entonces… Una Sociedad Cultural encarga unos floreros que denomina ‘de la suerte’ y consigue que gente como Vicente del Bosque, Pilar Rubio, Hugo Silva, Flo, cargos políticos y otros personajes nacionales, pasen un día por la provincia a por su florero. No sé la repercusión que esto tiene fuera de nuestra provincia pero no me negaréis que dentro es bastante. No se regala un florero a nadie, por mindundi que sea, sin que aparezca en la prensa local y sin que la mayoría de los abulenses nos enteremos de ello, aunque los premiados tengan poco o nada que ver con Ávila.

Ya lo veo. Un día nos juntamos los miserables responsables de este blog, dos malas cervezas y liada. Nos acercamos a cualquier tienda de recuerdos local, compramos 6 figuritas de ‘Los 4 Palos’ de esas de 6 euros cada una y nos ponemos a  buscar gente que quiera tener el honor de ser los primeros galardonados de ‘Los 4 Palos Awards’. Premio ‘Los 4 Palos’ a la Mejor gestión municipal, a la mejor promoción cultural, al deportista abulense del año, al periodista con menos faltas de ortografía, o al bloggero más guapo.  Quién sabe. Igual dentro de 23 años se lo damos a algún ministro por nada.

Fuera de bromas quiero transmitir mi ánimo y mi apoyo a la Sociadad Cultural Aleroañil. Lo que hacen, con la entrega de sus ‘Floreros de la suerte’ es sin duda bueno para Ávila, para la provincia, para la promoción de nuestra marravillosa sierra de Gredos y para Guisando, lugar donde se entregan los galardones.

Os dejo, para terminar, una pregunta ya que el escribir estas líneas me ha hecho pensar y preguntarme: Si hiciéramos ‘Los 4 Palos Awards’ ¿a quién le daríais uno? ¿Por qué? Ya sabéis, los comentarios son vuestro espacio para que nos dejéis ideas. ¿Quien sabe? Igual nos animamos…

A %d blogueros les gusta esto: