Municipales: minuto y resultado.

IMG_1685

Tiene toda la razón Pablo -el nuestro-; cada vez es más complicado seguir esto de la política. No solo por el surgimiento de nuevas alternativas coletudas, sino también por la crisis y estertores de las habituales, los crujidos de las costuras del sistema, las opciones de reforma o los múltiples casos de corrupción. En lo que no estoy de acuerdo es en que esto nos haga más infelices. Yo, particularmente, disfruto mucho de cada nueva encuesta, me río mucho cada vez que Floriano o Cospedal actúan de apagafuegos, me maravillo con las ocurrencias de Pdro Snchz y he despejado una pared del salón para hacer un mural con las fotos de todos los implicados por casos de corrupción. Didáctico, decorativo y entretenido.

De todas formas, quizá sea bueno, en especial para todos aquellos que tienen vicios más sanos que leer la prensa, hacer un repaso de cómo están las cosas ahora que se acercan las municipales, de cómo están preparando los distintos partidos los apasionantes comicios que asoman ya a la vuelta de la esquina.

PP ¿Calma antes de la tempestad?

Lo bueno del PP es que, como partido de orden que son, en la mayor parte de los casos las trifulcas internas no se hacen públicas y los cuchillos vuelan en la intimidad de los reservados. A pocos meses de las elecciones, el debate entorno al cabeza de cartel parece aplazado ¿Repetirá el alcalde? ¿Buscarán una cara nueva que les permita vender la renovación o confiarán en el tirón electoral del actual regidor? En una ocasión en la que perder o ganar puede ser cosa de pocos votos -mi impresión a día de hoy es que ganan las elecciones pero no sé si lograrán mayoría absoluta- evaluar correctamente si un candidato suma o resta puede ser clave. ¿Qué les dirán sus encuestas internas?

PSOE ¿Tempestad antes del naufragio?

Los socialistas son últimamente el partido del espectáculo, un circo de tres pistas imprevisible. Ya decía Zapatero que el PSOE es el partido que más se parece a España. Un guionista de Lost hasta arriba de psicotrópicos no habría escrito una situación tan caótica como la que atraviesa el PSOE local, de gestora en gestora hasta el administrador concursal final. Es una pena que cuando la calma, a pesar de los pesares, parece haber vuelto al PSOE regional, en la ciudad y provincia los problemas parecen enquistados. Hablar de candidatos a estas alturas de la fiesta no solo es prematuro, roza lo quimérico. Esperemos que las aguas se calmen porque las perspectivas electorales del PSOE no están para estos sustos.

UPyD ¿Miedo al techo?

Los resultados de las últimas elecciones y los distintos sondeos deberían preocupar en los cuarteles generales magentas. ¿Han llegado a su techo electoral? ¿Hay margen de mejora? Seguramente suban respecto a las anteriores municipales aprovechando el desgaste del PP y la situación del PSOE, pero habrá que ver cuanto y cómo le afectan las nuevas fuerzas que pudieran aparecer. El campo de juego para los partidos renovadores, del sentido común, transversales, ni de izquierdas ni de derechas, cada vez está más concurrido. Además, cambian de candidato. Sin saber si esto será bueno para sus resultados -hemos hablado internamente de esto y hay división de opiniones- es un mazazo para el PP que se ha quedado sin el 80% de su argumentario contra los magentas, basado en recordar a Manuel Vicente su pasado popular.

IU ¿Confluyendo?

La posición de IU es complicada. En realidad nadie lo tiene fácil en estas elecciones, la incertidumbre es alta, pero el fenómeno Podemos ha colocado a IU en una terrible encrucijada solo unos meses después de parecer el gran ganador del descontento ciudadano. De presentarse solos a las municipales, corren el riesgo de verse superados por una agrupación de electores empujada por Podemos-Ganemos, mientras que confluir implica otros riesgos, entre ellos el de ser absorbidos por fuerzas nuevas y pujantes que les van a hacer mucho daño a nivel regional o nacional. Ya sé que el barón Cayo Lara de Courbetin dijo que lo importante era participar, el cambio y ofrecer alternativas al pueblo; pero como confío poco en la naturaleza humana sigo pensando que el objetivo de los partidos es ganar elecciones y que eso será lo que intente IU en Ávila. ¿Mi apuesta? Que IU se ha puesto a la cabeza de la posible confluencia para que no le pase por encima y que concurrirá a las elecciones inmersa en una agrupación de electores. Veremos.

Podemos ¿Lo intentarán?

Como ya anticipamos en este blog, Podemos no se va a presentar a las municipales con su marca. A las regionales sí, porque es mucho más facil controlar apenas una decena de candidaturas que más de ocho mil ¿Dejaría usted una marca con tanto tirón al alcance de cualquier friki de las circunferencias? Era un riesgo que no podían correr en el camino a la Moncloa y el clan de Somosaguas lo sabía. Pablo Iglesias y su círculo confían tanto en la gente como yo, más bien poco, pero él lo disimula con mucho garbo. Con esta panorámica, el círculo local tiene dos opciones: intentar presentarse por su cuenta o confluir con alguna plataforma.

Ciudadanos. ¿Un nuevo actor?

Recien llegados a la ciudad. Habrá que ver cómo se mueven y cómo entra Rivera en la política nacional. Pueden restar votos a UPyD entre los electores tradicio-renovadores, pero es pronto para hacer apuestas.

¿Ávila es +?

Esta misma semana se nos anunciaba la presentación de esta plataforma, puesta de largo que está generando considerable expectación y ruido mediático. En declaraciones a los medios, su portavoz Henar Alonso -miembro, si no me equivoco, de distintos movimientos relacionados con la educación- no descartó presentarse a las elecciones aunque ese no sea su principal objetivo. Además de tener una voz y un tono muy parecidos a los de Ada Colau -lo señalo aquí porque me han sorprendido las similitudes- el discurso es muy similar al de la barcelonesa. A la espera de más noticias y con las necesarias reservas, me remito a lo dicho hasta ahora sobre confluencias.

VOX

:____)

Los PGE de 2015 para Ávila y provincia.

image

El PP ha organizado hoy sábado un acto en nuestra ciudad para difundir los Presupuestos Generales del Estado para el año 2015 aprobados ayer por el Gobierno de la Nación. El acto, que ha contado con la participación de varios altos cargos del gobierno nacional y regional, entre ellos el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el vicesecretario general de comunicación del PP, Carlos Floriano, ha sido clausurado por María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha.

El siguiente vídeo es un resumen de las declaraciones realizadas por los diferentes cargos presentes en el acto sobre el impacto de los citados presupuestos en la ciudad y provincia de Ávila.

 

Sueños de verano

En nuestro país se dan en la actualidad dos procesos de ensoñación colectiva evidentes y preocupantes, al menos para los que nos situamos fuera de ambos mundos. ¿El nuevo e ilusionante proyecto de Luis Enrique, basado en la cantera y en los valores del club? ¿El “emprendedurismo”? No, pero casí. Por un lado, el proceso catalán, el sueño de la independencia y la posterior conversión de Cataluña en la nueva Atlántida, el nuevo jardín del Edén, una Arcadia feliz, un paraíso terrenal. Por otro lado, Pablo Iglesias y Podemos (en adelante por abreviar, Pablemos) que en su lucha contra la casta, enemigos de la gente de bien, van a liberar a los españoles de las reglas de los mercados capitalista y las lógicas del mundo moderno a base de eslóganes, miradas intensas y círculos.

 Ambos movimientos merecen mi respeto, al igual que todos aquellos que abrazan ambas causas. No seré yo quien les diga a los primeros que no pueden ser independentistas, cuando todos hemos querido enviar a este país a hacer gárgaras alguna vez; o quien impida a los segundos soñar con una suerte de estado postcomunista. (Nota: para mi llamar a alguien comunista no es insulto). Pero mi respeto a sus causas no evita que el andamiaje intelectual y los argumentarios que los sostienen, por no hablar del resultado de su supuesto éxito, me parezcan prospectos de productos homeopáticos, invocaciones chamanistas a la pachamama. Si alguien quiere creer en los pitufos o en el trasplante de almas, perfecto, pero que no nos mire mal cuando nos riamos.

 Una buena parte de los catalanes que quieren la secesión son ajenos a la realidad. No lo digo yo, lo dicen las encuestas. La independencia no solo no les obligaría a dejar la Unión, a pesar de las docenas de declaraciones oficiales que se amontonan en contra, sino que esta correría a pedirles la adhesión y Cataluña se convertiría en uno de los principales motores de Europa. Y si la UE fuese tan tonta como para rechazarlos ¡tampoco pasaría nada!. Cataluña se convertiría en un motor de Europa igualmente, a la vez que competiría contra ella en igualdad de condiciones, siendo una suerte de paraíso fiscal y humano, gobernados, es un suponer, por la misma burguesía que cierra camas en los hospitales, se espía y amasa fortunas con fondos públicos. Y todo esto sin hablar de aquellos catalanes que se creen a pies juntillas, supongo que llevados por la emoción y la autocomplacencia, todas las bobadas que salen del Instituto de Nova Historia sobre la catalanidad de cuanto personaje ha sobresalido en la historia europea. Nunca apoyaré la secesión de Cataluña porque me parece un error, pero creo que los catalanes que así lo deseen tienen derecho a defenderlo. Y creo que tarde o temprano la salida a esto será una suerte de consulta, pero si se llega a ese punto las preguntas tienen que ser clara y las propuestas tienen que ser realistas: no se puede preguntar a los catalanes si quieren seguir en el infierno rojigualda, con demonios, azufre y madrileños; o mudarse al país de la piruleta. Negar los enormes costes de un proceso traumático como la fractura de un país es negar la realidad.

 En Cataluña, como en el resto de España, el ascenso de Pablemos es imparable: segunda fuerza en intención directa de voto según las últimas encuestas, tercera en el conjunto de España. Un partido, recordemos, gestado y dirigido desde Madrid por un núcleo muy reducido de personas que solo ahora, después del éxito de las pasadas europeas, empieza a articularse territorialmente. En Ávila y Castilla y León, la tendencia parece ser la misma, mientras desde el PP y los medios se desgañitan acusándolos de ser ETA, Chávez y Stalin al mismo tiempo. Acusaciones que normalmente se concentran en la figura de Pablemos, erigido por los suyos en una suerte de tribuno de la plebe frente a la clase senatorial. El debate, por llamarlo de algún modo, entre este y Esperanza Aguirre el pasado sábado fue un epítome de la estrategia de ambos: tú eres casta y tú terrorista.

A mi Pablemos no me gusta. No niego que sea inteligente, o que se mueva bien delante de las cámaras, sé que no es de ETA y me da igual si ha cobrado o no de Chavez o amigos, pero creo que al igual que hacen los independentistas catalanes, se aprovecha de la situación económica y social del país para colocar a la gente artificios ideológicos en su único beneficio. Enemigos claros a los que señalar y odiar y soluciones simples y bonitas a situaciones complejas. Blancos y negros en un mundo de grises. El programa de Pablemos para las pasadas europeas puede resumirse como sigue: arriba lo bueno para la gente (33%), abajo lo malo para la gente (33%), propuestas de IU (33%). El mérito de Pablemos es que nadie habla de esto mientras su figura crece aupada por sus adversarios y los medios, IU vuelve a debatir sobre su ser y esencia, noqueada ante la que parecía su gran oportunidad, y el PSOE da vueltas sobre sí mismo mientras se palpa las urnas. Nadie dice que el programa de Pablemos es papel mojado, retórica bien construida pero prácticamente vacía, mientras él y el fenómeno Podemos se alimentan de los absurdos ataques de la caverna.

Todo mi respeto a aquellos ciudadanos que han encontrado respuestas e ilusiones renovadas en estos movimientos sociales, porque no es fácil hallar tales sustentos en los tiempos que corren. Sin negar los aspectos positivos de ambos (sobre todo la politización de amplios sectores desmovilizados, ojalá Podemos en Ávila y CyL logre esto) solo les pido que no sigan el ejemplo de Rajoy, que no consideren a la realidad su mortal enemigo.

Romancero asfáltico

Uno, que es un romántico perdido, se encontró hace un par de años con la pintada que pueden ver unas líneas más abajo y la fotografió. La cosa tiene gracia porque esta declaración de amor estaba en plena calle Jacinto Benavente.

Foto_1

Interpreté todo esto como una señal y decidí dedicar mi vida a ir cazando otras mensajes de pasión por las calles abulenses. Meses con el móvil en ristre, a la caza del romancero más callejero y asfáltico, no han dado ningún resultado.

Parece que amor, lo que se dice amor, queda más bien poco. Pero mensajes hay más que de sobra. Y yo, que voy a todos los lados con el móvil listo y dispuesto, he ido cazando algunos. Muchos de esos “versos de rima libre”, quizás por lo que nos venían diciendo estos días Alberto y Rubén, son gritos de cabreo contra el momento político que atravesamos. O quizás no, vaya usted a saber. Aquí os los dejo:

la foto 2 la foto 1 la foto 3 la foto 4

ANEXO: ¡Hay motivos para la esperanza! Gracias a @abyla_ he descubierto que el amor grafitero sigue vivo en los puentes. Incluso ha aportado fotos como pruebas:

Bs3KuyDIIAErAPR Bs3JF0jIYAE-vQU

Golpe de remo (y chupito)

- ¿Pues sabes que categorización, internacionalización, simplificación, colaboración público-privada, transparente, abierto, participativo, dialogante, con responsabilidad, rehabilitación, regeneración, edificabilidad y consolidación?

- Puede ser, pero no es menos cierto que hay que redimensionar la consolidación, garantía, incidencia, congestión, hoja de ruta, dinamización, revitalización, concertación, binomio, año 15, explicitación, casuística del espectro.

- Podríamos convenir pues que desregulación, gobernabilidad, contundente, relevo, particularización, perduración, paradigma y antagonismo.

- E incluso proactivo, intangible y priorización. Es decir, sensibilización y transversalidad.

(…)

- Sois casta. ¡Sí se puede!

__________

El error consiste en pensar que la nueva figura emergente, y sus componentes, son zotes que morirán cual moda pasajera. El error adquiere toda su gravedad al no dar la batalla ideológica, que sería la ganable, sino persistir en utilizar palabras huecas y vacías, como si el no hablar de la realidad eliminara la realidad. Porque a palabras los nuevos son mejores o utilizan mensajes que llegan más en estos tiempos. Conceptos fáciles (antes de ayer ZP y Talante, hoy Coleta y Podemos) que siempre calan bien por estas tierras frente a retóricas anticuadas. Estamos ante tiempos históricos, como Alberto dijo ayer aquí, y no parece que los dirigentes actuales estén a la altura de los desafíos que vienen. En dos años, España será muy diferente (lo que no tiene que ser peor por definición).

En cuanto a lo de ayer…

1.) No estoy seguro de la forma que utilizará Podemos para las elecciones municipales. Incluso no estoy de acuerdo en que todo se reduzca a Pablo Iglesias y del resto no puedan emerger nuevas figuras con tirón. Integrarse en plataformas puede hacerles diluirse cual azucarillo en esos procesos  y su capacidad de influencia se ha multiplicado tras las elecciones. Será interesante si hacen valer su innegable capacidad de arraste para imponer estar al frente de dichos colectivos. No veo yo que vaya a ser fácil una cosa u otra.

2.) Muy interesante ver en las encuestas el marronazo también histórico que se avecina en IU. Han dejado de molar y han de ver si quieren rendir el fuerte o… vuelta mi burra al trigo…dar batalla de ideas frente al discurso de Podemos.

3.) En UPyD tienen motivos también para ponerse a analizar el pinchazo que se les intuye.

4.) El gran beneficiado de 1,2 y 3… más Ley D´Hondt más posibles cambios en el sistema electoral es el PP. Pero con Cataluña en el horizonte y la probable pérdida generalizada de poder autonómico … tampoco hay muchos brotes verdes que se diga.

2014: y nos lo queríamos perder.

La gran incertidumbre

Usamos con demasiada ligereza el calificativo “histórico”. Hay acontecimientos históricos que no pasarían de una nota a pie en un manual de 800 páginas, partidos históricos que no repetirían ni en el canal televisivo del club vencedor y sucesos históricos que no merecerían ni un cuarto de columna en página par de un periódico de provincias. Igual ahora sí que estamos en un momento que merecería tal calificativo, pero para evitar caer en aquello que acabamos de criticar, digamos que estamos ante un momento crucial de nuestra historia reciente. Tal vez luego todo se deshinche -vísperas de mucho, días de nada- y en diez lustros estos años se narren como si de una noche loca, con resaca pero sin consecuencias, se tratase.

Si Rajoy no decide jugar con las fechas, adelantando las elecciones generales para por ejemplo hacerlas coincidir con municipales y autonómicas, en año y medio todo puede haber cambiado. O no. O sí y a la vez no. Todo esta en el aire, como el amor, la polución y los vencejos; y si no respiras, aunque te envenene, te mueres.

El ciclo empezó con las europeas, el ascenso de Pablemos y las dimisiones/abdicaciones de Rubalcaba y Juan Carlos I, y un nuevo engranaje se puso en movimiento el pasado fin de semana con la elección de Sánchez Pérez-Castejón como futuro Secretario General del PSOE. En noviembre, la posible consulta independentista catalana está marcada en rojo en el calendario, junto con las aún en el aire primarias socialistas; y luego llegan municipales, autonómicas y generales. Y no podemos descartar que mientras miramos con pasmo el discurrir de estos sucesos, un nuevo giro de guión -un banco que explota, un tesorero que canta, un encuentro en la tercera fase con pequeños hombres y mujeres de un planeta situado más allá de Orión- acabe con todo lo planeado y nos deje de nuevo colgando de un acantilado.

Hacíamos cábalas hace unas semanas con los resultados de las europeas y las futuras municipales. Que si el PP patatín, que si Podemos patatán, que si el PSOE tararí… Todos aquellos cálculos de concejales y tetrapartitos pueden quedarse en nada si Rajoy decide que la Ley Electoral es su Scattergoris y la gaviota un animal de compañía. Si una modificación de esta nos lleva a alcaldes elegidos por mayoría a una sola vuelta, el cambio en el Ayuntamiento quedaría aplazado ad kalendas graecas. Si finalmente no sale adelante este cambio legislativo -no podemos descatar que esto acabe como la reducción del número de concejales, el fin de los puentes o la regeneración democrática-, el papel de Podemos será fundamental. Mi apuesta: Podemos no se va a presentar a las municipales en la mayor parte de los núcleos si no es en coalición con otras fuerzas políticas o sociales. Plataformas como la barcelonesa Guanyem, la madrileña Municipalia (ahora Ganemos Madrid)o los que empiezan a verse en otras ciudades grandes como Valladolid o Zaragoza. ¿Puede surgir algo así en Ávila? ¿Hay movimientos en la ciudad que puedan confluir en un “Ganemos Ávila”? Creo que sí. ¿Qué peso electoral pueden tener? Veremos.

Me preguntaba el otro día Rubén, a la sombra de los Alpes, mi opinión sobre Cataluña. ¿Habrá consulta? ¿Choque de trenes? ¿Dialogarán Mas y Rajoy? No lo sé, y lo que es aún más importante, creo que ninguno de los protagonistas lo sabe. Lo que parece más probable es que la sangre no llegue de momento al río. La Generalitat convoca, el Gobierno recurre, el Tirbunal prohíbe y Mas convoca elecciones “plebiscitarias” en primavera para que ERC gane. Sí, solo aplazamos el problema, pero es lo que hay. ¿Ven ustedes otra salida? El conflicto se ha alargado tanto y de una forma tan enconada que Mas y Rajoy se han ido cerrando escapatorias. La independencia de Cataluña sigue pareciéndome un imposible -y un error gordo para ambas partes-, pero que el problema se disuelva como un azucarillo también me lo parece. Avanzar hacia un Estado realmente federal parece una salida, pero sus principales defensores, la alegre chavalada del PSC, bastante tienen con llegar vivos a su próximo aniversario.

¿Es el PSC, su descomposición interna, el futuro del PSOE? ¿Sobrevivirá el partido de Pablo Iglesias senior a la crisis? ¿Es Pedro Sánchez el Mesías? Ayer se conocieron los datos de la última encuesta postelectoral del CIS. Los españoles, en una escala del 1 al 10 donde 1 es izquierda y 10 derecha, se situaron en el 4,54. Es decir, España es de centroizquierda. También se les pedía que situasen en esa escala a los partidos políticos. ¿Saben cual es el partido más cercano a ese 4,54? El PSOE con un 4,67. Por otra parte, entre el 5 y el 3 se encuentran el 50% de los encuestados mientras que más allá del 3, más a la izquierda, solo está el 10% de la población. En ese terreno más allá del tres también están IU, Podemos y muchos de los partidos nacionalistas periféricos. Siempre he sido muy escéptico con eso del “giro a la izquierda” o con la “recuperación de los valores socialistas”, entre otras cosas porque creo que no se refiere a nada concreto. Igual lo que tiene que hacer el PSOE es ofrecer una alternativa real de centroizquierda -lugar que por otra parte siempre ha ocupado- sin hacer caso a los cantos de sirena de quienes, en muchos casos, ni han votado nunca al PSOE, ni tienen intención de hacerlo, ni han ganado, de momento, muchas elecciones.

¿Es Pedro Sánchez capaz de hacerlo? Habrá que ver, aunque seguramente de los tres candidatos era el más cercano al centro político. Algunos incluso dicen que más que socialistas o socialdemócrata, Sánchez es socioliberal, un palabro bastante feo utilizado por la Berdadera Hizquierda para señalar a aquellos que ponen ojitos al libre mercado. De momento, igual que hizo Zapatero con la salida de las tropas de Irak, ha querido mandar un mensaje obligando a los eurodiputados socialistas a votar en contra de Juncker en el Parlamento europeo. Como dicen los modernos: postureo.

Por cierto ¿ustedes lo ven guapo? ¡Si ni siquiera tiene los ojos azules!

PS.- Según Eldiario.es, el 0,76% de los abulenses están afiliados al PSOE. Igual les parece poco, pero es el mayor porcentaje de toda Castilla y León ¡Quién nos lo iba a decir!

Las cosas claras

Hay un miedo atroz a comprometerse y la política debería ser compromiso.

Pedro Sánchez Pérez Castejón, Castejón para entendernos, se presentaba por sorpresa ayer en Castilla y León. Tenía curiosidad por ver qué decía. Se repite la idea de que “España necesita un PSOE fuerte” y seguramente sea verdad, así que fui a verle a ver qué se contaba.

A primera vista, un tipo con buena presencia. Alto, guapete, sonriente. Haciéndose fotos y saludando a todos. Un político en campaña, vaya. Le presenta una militante de Palencia, quien señala que allí hay gente de las 9 provincias + 1 (El Bierzo) dando su apoyo al precandidato a la secretaría general socialista. Y, efectivamente, allí en una esquina vislumbro a Yolanda Vázquez. Empieza la presentación con más detalle: Doctor en Económicas (¡bien! no habrá que enseñarle nada en cuatro tardes), habla tres idiomas (¡carajo! ya era hora de algo así), tuvo vida fuera de la política (¡diantres! eso sí resulta fascinante)  y tiene experiencia en la política de verdad, la local (¡guau! parece interesante).

De entrada a mí me tenía ganado…hasta que decidió no mancharse en ningún lodo. ¿Villarrubia y López? Estoy preocupado por la situación en Castilla y León. ¿Si contaré con alguno en mis equipos? Quiero un proyecto de todos. ¿Qué en qué soy mejor que Madina? Voy a recorrer muchos kilómetros para exponer mi proyecto. ¿Mi proyecto? Luchar contra las desigualdades y apostar por la vía federal en el choque de trenes entre el nacionalismo y el inmovilismo de Rajoy. Y repito, no tengo ataduras. Pero…¿va a contar entonces con Óscar López? Ahora mismo soy un militante de base más.

La estrategia de manzanas traigo es muy política, pero seguramente ya no sea la hora de la corrección sino la de cambiar las cosas. Ya se sabe que Don Tancredo de la Moncloa tiene alergia a la confrontación de ideas en público, y que donde esté una buena pantalla de plasma y la recuperación como discurso de gobierno que se quite un debate.  Pero en fin, en el resto de opciones políticas y sobre todo con la que está cayendo, es la hora de dejarse de ser tiquismiquis y hablar claro. Por ejemplo:

- Miren, lo ideal es una república. Pero estamos hechos unos zorros, los catalanes se quieren independizar, en el País Vasco siguen su camino y acabamos de salir de la casi bancarrota. De momento vamos a seguir con los Borbones y cuando escampe abriremos el debate. Pero lo abriremos de verdad, será un compromiso claro.

- Lo de Cataluña no se puede consentir, no así. Tenemos unas leyes y hay que respetarlas. Pero está claro que hay un problema. Ustedes vuelvan al respeto a la ley y hablamos de una consulta, al estilo Escocia.  Yo pongo la pregunta, una de verdad y no la doble de los mundos de yupi europeos chiripitifláuticos.

- Financiación, eliminar diputaciones, reciclar el senado, despolitizar justicia. Ideas y planes sólidos. Quiero hacer esto, esto y esto. Mi diferencia con Madina, con Pablo Iglesias o con Rosa Díez es que yo haré esto y esto y ellos esto otro o no dicen lo que quieren hacer sino todo lo contrario.

O se presentan las cosas claras o el resultado electoral será espeso. No hay que tener miedo a plantear ideas claras como república, escuela laica o lo que uno defienda.  Sean valientes y den pasos claros al frente, vale ya de prudencias y pasos cortitos. Total, mucho peor no pueden ir las encuestas. Ni para PSOE, ni para IU ni para UPyD. Que aquí el que se come la tostada y comenta hasta Juego de Tronos lleva coleta y camino de juego, set y partido.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.288 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: