El tsunami

El despertador es casta.

Le miré, me dije “¡Podemos!” Pero ahí seguía estruendoso, eligiendo eliminar mi derecho a decidir. Lo dicho: casta.

erescasta

Se habla de diversas teorías de la razón de que el Rey haya adelantado la abdicación. Los hay que niegan ese punto: la decisión estaba tomada desde hace meses. Los hay maliciosos: todo es por Corinna. Y los hay que hacen cuentas: es porque las encuestas apuntan a que lo de la mayoría pronto ya no sale. Y con Rubalcaba como último baluarte de lo que queda del PSOE la cuenta todavía sale. Sucesión asegurada. Entre protestas y amenazas de rotura de costuras, pero sale.

Ya se sabrán las razones.

El caso es que hoy arrancamos semana con encuestas y el diagnóstico está claro: el país (o la demoscopia) (o ambos) está de atar.

“La Corona gana apoyo y el 73% cree que Felipe será buen Rey” dice Sigma 2 hoy en portada de “El Mundo”, que apunta a que un referendum daría el triunfo a la Monarquía por 20 puntos. Pues ni tan mal, ¿no?. Pero ahora vayamos a “El Periódico” (rotativo que, por cierto, fue el primero que adelantó el titular de la abdicación). Victoria del PP en las elecciones…

Pero miren esa bonita letra pequeña… ¿Partido con mayor intención de voto? Es decir, sin estimación. Es decir, sin cocina. Pues sí, Podemos con un 16,7%. Y arrastrando a Izquierda Unida a cifras que deberían preocupar. No es extraño que ayer Alberto Garzón les hiciera ojitos como el que mira a una chica (o al despertador) y promete que “no, cariño. Yo no soy casta”. Y es que no es la única encuesta del día. Ya saben que las encuestas no sirven para nada, pero más o menos suelen acertar las tendencias. ¡Ay, las tendencias!

Mientras tanto, Tomás Blanco (Renovator the First) va a dar una rueda de prensa hoy en Valladolid en la puerta del PSOE de Castilla y León para destapar las malignas fuerzas que están detrás del apuñalamiento a Villarrubia. Nada que no pasara en Roma. La decadencia del imperio. Los libros de historia mirarán a esta época y clamarán: ¡Cómo no lo vieron venir! ¡Si estaba claro!

Puro cambio.

federatas_oscar

Fe de Ratas (ABC CyL, 08-06-2014)

As time goes by, en Twitter (de donde surgen coletas, trendings y castas) lo más comentado a primera hora de la mañana es la NBA y la Virgen del Rocío. Arsa.

Pd: Podemos ¡Estrella de la Muerte!

La efectividad de las campañas

El artículo de hoy no puede ser concluyente porque sería resumir asignaturas enteras de sociología y política en apenas unas líneas, así que me limitaré a compartir ciertos pensamientos surgidos en mitad de  esta rara campaña (el desprestigio de la política, la previsible abstención, el efecto del horrible atentado, el debate no-europeo…)

En Valladolid (en unos días iré a Ávila, pero ahora mismo no sé como está vestida nuestra ciudad amurallada) media ciudad viste de pitufo. Cañete ha sido convertido en Papá Pitufo, todo de azul, vigilando las calles por si aparece Gargamel. Y Gargamel no, pero sí hay alguna Valenciano subida a las farolas en rojo optimista. No muchas, parece que el presupuesto del puño y la rosa ha bajado. Por otra parte, he visto algún cartel viejo de otros partidos y también un Sosa Wagner junto a Rosa Díez en cabinas de teléfono, que sin Rosa Díez no son los auténticos.

Y esa es mi primera pregunta… ¿es necesario estar tan presente en las calles para que la gente no se olvide de que hay elecciones, de que su partido es su partido? Lo pregunto sin maldad, sin retóricas retorcidas. Los que pasamos por aquí somos muy de seguir la política día a día, pero tal vez sí sea necesario reforzar tanto el mensaje, insistir. ¿No será perjudicial una sobreexposición? ¿Y da más buen rollito un candidato con azul hasta en la cara? Debe ser así, porque eso no es casualidad. Algún estudio de publicidad habrán hecho al respecto.

Rubalcaba empezó campaña haciendo un mitin express en Segovia. No dijo nada que salvara al mundo, pero salió en los telediarios y estrechó algunas manos. ¿Es necesario que “un famoso” acuda a cada pueblo o rincón para que los de ese sitio se sientan queridos y no olvidados? Puede ser. No es casualidad que la gente que se trabaja más pueblos, más rincones (también gracias a su propia estructura asentada) acaben arrasando en los municipios, cuanto más pequeños más “arrase”.

Luego está el problema de ser conocidos, de acceder a los medios de comunicación. Hay amargas protestas de los partidos sin representación por no tener altavoz, y es una batalla complicadísima. Conozco gente que cuanto más ve a uno del PP o del PSOE en el telediario, más tirria le tiene. Pero claro, a la hora de votar cogerás la papeleta del que más te guste de los que conozcas, o el que sepas que más fastidia al que quieres fastidiar. Si no les conoces, no coges su papeleta.

Pienso en Ciudadanos, en Cataluña. Tras una crisis interna que dejó a Rivera solo,  con 2 compañeros a su lado en el escano pero ya fuera del partido, lo que hizo muy hábilmente fue empezar a salir en tertulias televisivas y hacerse popular en gatos al agua, cascabeles y lo que hiciera falta. El cambio de estrategia hizo a Rivera más conocido, el tío también tiene telegenia y el partido recuperó simpatías, se impuso en ese espacio electoral a UPyD (que se presentó a esas elecciones con un antiguo diputado de Ciudadanos) y no ha parado de crecer desde entonces en el ámbito catalán, cerrando el paso a la formación magenta en una disputa estúpida de egos que resta fuerzas a lo que alguna vez pretendió ser una tercera vía.

¿Y las redes sociales? Podemos – o Pablemos – cada vez tiene mejor pinta en número de apoyos de cara a las Europeas. Pero… ¿ha sido por la presencia televisiva de su líder o por la acción política en canales más novedosos? ¿Hasta donde es eficaz estar presente en redes sociales, cuántos apoyos da y cuántos quita?

¿Sigue siendo la mejor forma de conseguir votos la de patear pueblos y hablar con los paisanos puerta a puerta? ¿Os gusta recibir en el correo convencional el sobre electoral con la papeleta, y una carta de los candidatos? A mi casa en particular, por ejemplo, ha llegado una carta de Cañete/Rajoy y una de Sosa Wagner.

O… ¿es directamente inútil todo esfuerzo en estos 15 días y la partida ya estaba echada de antes? En ese sentido, os contaré una anécdota real. Un joven periodista me contaba que el otro día hizo una encuesta electoral por las calles, y la conversación fue tal que así

– ¿A quién votará el 25M?
* A Mariano.
– Es decir, a Arias Cañete.
* No, a Mariano.
– Y… ¿Qué opina del resto de candidatos?
* Me la sudan, yo soy de Mariano.

Disculpen lo soez de la última frase, pero me juran que fue así. Dicho todo lo cual, les invito a comentar esta entrada y también  a participar de nuestra porra electoral #L4P25M gracias a este enlace.

Vox #Habla en Los 4 Palos

Hace justo una semana nacían en la red con este tuit…

“Desde Ávila y porque #HayFuturo #Habla #VOXEspaña, a trabajar por la regeneración democrática, con ilusión y ganas”

Hay ganas de escuchar nuevas voces, de ver qué es lo que tienen que decir. El país se cambia o con barricadas o con política; y, ahora que se acercan los compromisos electorales, nos gusta estar pendientes desde esta página de las nuevas propuestas. Vox Avila (el partido verde “Voxforito” me decía un gurú de esos del tuiter) salía a la luz y en apenas seis horas superaba ampliamente los 50 seguidores. En ese mismo momento, el pasado jueves, les pedimos una entrevista de amplio cuestionario que ahora nos remiten completa. Desde entonces, en una semana, ya superan los 220 seguidores).

Nuestra interlocutora es Aurora Pimentel Igea que se define como “Lectora, creyente, alegre, consciente, felizmente casada, dueña de una perra. Escribiendo. Con esperanza siempre”.

“Esto es un tema de conciencia y de pensar que no podrías mirar a las nuevas generaciones a la cara si no lo haces. El ejemplo de Ortega Lara para mí ha sido fundamental. ¿Cómo quedarse en casa cuando personas así dan el paso?¿Posibles insultos de gente anónima? Estar en política y tener una vida previa y amplia te hace medir mejor este tipo de cosas. Cuando tienes mucho trabajo no tienes tiempo para prestar atención a esas bobadas que ya califican a quienes las hacen”.

Le preguntamos por esa imagen de marca de VOX… “el nombre me gusta porque la voz es importante, como lo es siempre el tono de ésta. Es también la voz de tanta gente que tiene que hablar, y ya digo que no es sólo votar, es pronunciarse y no comulgar con ruedas de molino. El color verde transmite optimismo y esperanza”.

aurorapimentel

Foto: @aurorapimentel (Twitter)

– En el primer tweet introducís un “Habla” y las palabras ilusión, ganas y futuro. ¿Por qué ese “habla”? ¿Es esa vuestra apuesta por conectar con el ciudadano?

– Efectivamente. Pensamos que es tiempo de hablar y, como sigue nuestro lema, de convencer y de actuar. Creemos que hay muchos ciudadanos que están de acuerdo con las ideas que defendemos y les pedimos, por eso, que hablen, y no sólo con su voto, que pediremos para las elecciones europeas cuando toque, sino manifestando sus ideas y participando más a nivel público, no solo en la tertulia quejándose de cómo está todo.

– Ávila tiene fama – injusta o no – de movilizarse poco, de votar siempre lo mismo… ¿Es reversible esa situación o no hay nada que hacer?

– Es necesario un cambio que empieza por superar ese fatalismo tan español y dar un paso adelante. Esto implica quebrar el actual status quo de partidos que se han convertido sobre todo en máquinas de poder y electorales, pero también animar al ciudadano a que tome la iniciativa recuperando un espacio que es suyo. Sin ambas cosas será difícil la regeneración que necesitamos en España, Ávila no es una excepción.

 “Yo me quedo alucinada con la omnipresencia, tanto a nivel nacional como autonómico y provincial, de la política, digamos con p minúscula, en todo, es decir, de los partidos y cargos: en los periódicos, en las noticias del telediario, vas a una conferencia y ahí está el concejal de turno inaugurando, en las universidades, etc”.

– ¿Qué le diríais a aquellos que resumen VOX como la derecha del PP, el ala dura del PP, o los que “solo quieren eliminar las autonomías”?

Somos conservadores-liberales. Nuestro manifiesto explica nuestros principios y lo que queremos hacer, y dice algo más que eliminar las autonomías, que es un punto importante en el que, por cierto, están de acuerdo personas de todo el espectro político según estudios recientes: casi un tercio de los españoles. Por otro lado, creo que arrojar etiquetas es un modo estupendo de no entrar en el debate, especialmente en un país como España donde en los últimos años algunos han trabajado a conciencia para separar a los ciudadanos, para hacer un país cainita donde si eres de X ya no eres de Z, o eres de los nuestros o de los otros, un sectarismo bien alimentado los últimos diez años por ciertas cabezas, políticos y hasta periodistas con pocas luces y un sentido nulo de la responsabilidad.

Honradamente, creo que hay muchos liberales-conservadores que no saben que lo son, aunque las ideas que tienen lo sean, es una labor pedagógica también que hay que hacer, está claro. Y vamos a intentar conectar tanto con quienes se saben liberales-conservadores como con quienes no saben que lo son, sin complejos y con mucha ilusión y entusiasmo.

– El presidente Herrera ha sido siempre un autonomista, defensor del actual modelo. ¿Funciona bien Castilla y León como autonomía? 

Los grandes partidos se sostienen sobre esas autonomías que financiamos todos los ciudadanos. Además de las Cortes de la nación soportamos así 17 parlamentitos con un total de 1.200 diputados, más consejerías y todo el entramado. Las autonomías tienen mucho que ver con un storytelling que da vergüenza ajena, y muchas personas de buena fe, por no parecer “menos”, o por entender que si no lo asumían no eran “buenos” castellanos han caído en ese discurso que daría risa sino fuera por el dinero que nos quita a los ciudadanos y por lo poco efectivo que ha demostrado ser, con temas gravísimos como sanidad y educación que deberían ser comunes y que producen serias desigualdades en el territorio español. Yo no tengo los mismos derechos como paciente aquí o en otro lado. Además, determinadas autonomías y leyes hacen muy complicada la movilidad geográfica interna que es clave para nuestro país: si encuentro un trabajo en Barcelona y tengo niños en edad escolar, me va a resultar imposible educarlos en castellano, tendré que pagar un privado. Es una desigualdad muy grave. Y así con otros temas. Muchos opositores saben muy bien de lo que hablo, porque no concurren en igualdad de condiciones en todo el territorio español. También de esto saben muchos empresarios.

– ¿Y no sería muy costoso revertir todo ese modelo?

Revertir el modelo no se hará de un día para otro, pero puede iniciarse un proceso para ello, y nosotros vamos a trabajar en este sentido. ¿De qué vamos a estar en Europa y en un mundo cada vez más globalizado, manteniendo unas autonomías que son una auténtica patraña, una fuente de gastos y desigualdades, de desunión y que alimenta a una casta que en la mayoría de los casos no ha hecho nada antes de estar en política? Creemos que hace falta superar ese apelar a lo local o autonómico como llamada atávica en la política, en los partidos. No vamos a entrar a eso del tazón de leche y las esencias regionales. Vox es un partido nacional, con vocación europea, y no vamos a hacer el paripé en este ámbito porque al final es el ciudadano el que pierde y nosotros no nos lo creemos y nos parece que eso no es hacer país.

Hablamos con Aurora sobre este espacio, sabiendo que dentro de nuestro amplio panorama de lectores pueden encontrar comentarios en contra de su propuesta, tanto desde la derecha como de la izquierda, siempre desde el respeto… “No hay problema, os sigo la pista”

“De política real o con mayúsculas no se habla casi, no hay debate de ideas, no se hacen propuestas, es todo superficial y anecdótico, eslóganes y proclamas o ingenuidades. De repente se lleva la palabra “emprendedores” y todo el mundo entra a trapo y nos dan clases de “emprendimiento” personas que no han montado nada en su vida. Es de traca. O, también, se piden cosas que son imposibles: si estamos en crisis, si no hay dinero ¿cómo es que se pide más Estado y no menos? Nos acaba de pasar el desastre de las cajas, producto precisamente de su politización, y algunos piden nacionalización de la banca. ¡Pero si ya la tuvimos y hemos visto lo que ha pasado!”

– Ávila es ciudad con un mayoritario voto conservador dentro del panorama nacional ¿Puede convertirse VOX con el tiempo en un caballo ganador?

Vamos a trabajar por convencer a nuestros conciudadanos. Hay que ser valientes también y decir la verdad de dónde y cómo nos posicionamos y por qué lo hacemos. Y hay que saber que hay temas básicos donde habrá que buscar el acuerdo. Es una combinación de convicciones y de tejer en favor de los ciudadanos. Adicionalmente, creemos que muchos van a apoyar a un partido que ha atraído a muchas personas que llevamos toda nuestra vida trabajando fuera de la política, con experiencia amplia y variada y que nos hemos sumado a Vox porque sabemos que no habrá regeneración si personas de la calle no damos la cara y estamos en política.

– Ha sorprendido el impacto que ha tenido la salida de Abascal del PP, la aparición de Ortega Lara apoyándoles o la figura emergente de Cristina Seguí… ¿Fue el terrorismo la gota que colmó el vaso? ¿Considera que, como algunas voces han dicho o escrito, ha traicionado el PP de Rajoy a las víctimas?

Yo sólo sé que es una vergüenza que hoy se sienten en las instituciones los que no han condenado el terrorismo y le han facilitado la vida. Y en eso estamos de acuerdo un amplio espectro de ciudadanos, Vox no es el único, hay otros partidos que piensan lo mismo y que han actuado en consecuencia. Al terrorismo se le debe ganar siempre con la ley en la mano, pero ganarle, no hacer componendas. Y aceptarlas, sea vía, por cierto, del terrorismo de Estado de infausto recuerdo, sea vía ceder a lo que no se puede ceder, es mostrar la debilidad de las instituciones y traicionar el sentido de la democracia. Es no haber entendido qué es un Estado de derecho. Y es ser cobardes en ambos casos.

– ¿Se presentará VOX a las municipales y autonómicas en Ávila o dependerá de los votos que se consigan en las europeas?

La verdad es que no lo sé con certeza. Será una decisión que habrá que tomarla más adelante.

“Europa para nosotros es fundamental. Somos europeístas convencidos, algo que entronca bien con ese acabar con las autonomías, porque es España, pero es España siempre en Europa y mirando a Iberoamérica. Somos europeos, pero además compartimos lengua y mucho más con una comunidad pujante y diversa, con mucho que decir en el mundo, como la iberoamericana. Lo recuerdo aquí porque esta doble vocación está en el manifiesto de Vox y es muy importante, no es anecdótico para nada”.

– El sistema electoral actual, de cara a próximas citas, no favorece a las nuevas opciones. ¿Piensan que ese voto que se aleja del bipartidismo va a estar muy disputado y que pueden acabar perjudicándose unos a otros? ¿Por qué votar a VOX y no al partido de Rosa Díez o al de Albert Rivera? ¿Qué opina de ellos?

En elecciones europeas jugamos como una circunscripción única y eso cambia también en cierta medida el panorama. Lo que no puede ser en ningún caso es que sigamos con lo del voto útil. Reclamamos el voto con cabeza e ilusión, con ganas, y no con miedo. Ya está bien de ir a votar con la nariz tapada o al mal menor. Hay que animar a los españoles a que voten de acuerdo a sus principios y sabiendo que nunca se debe refrendar ni la corrupción ni el incumplimiento clamoroso de programa. Hay otras posibilidades. Respeto tanto a esas formaciones como a ellos como líderes que son. Pero tenemos un ideario diferente en puntos importantes, como también tenemos puntos de coincidencia. El voto liberal-conservador creo que encontrará en Vox a su partido.

– Sabemos que acaban de empezar, pero ¿cuánta gente está en VOX en Ávila? ¿Cómo van a trabajar para captar afiliados y simpatizantes?
De momento estamos contactando con afiliados y simpatizantes a quienes se les ha dado nuestro correo a través de redes sociales, etc. Pero vamos a salir a la calle a darnos a conocer porque creemos que es fundamental hablar con la gente, escuchar a los ciudadanos.
___

Pd: Nuestra charla con Aurora Pimentel fue incluso más extensa de lo que hemos publicado, aunque esperamos haber reflejado lo fundamental. Nos parecía interesante ofrecerles un espacio más amplio que el que un medio tradicional puede dispensar y promover el debate que como siempre es libre, desde el respeto, en los comentarios abiertos a los lectores de este rincón.

El pelota

“Me pasé no hace mucho por vuestra taberna en la red y estáis algo más flojitos“, me reprochó el muy canalla.

La memoria escocesa turba mis recuerdos pero recuerdo a ciencia cierta que el prócer no era de complexión recia ni seco de carnes; siempre le había dado fuerte cuchara al desayuno parlamentario. Tampoco puede decirse que fuese enjuto de rostro, aunque en días como estos todos andemos con las legañas en la niebla. Ni siquiera hablamos de un gran madrugador salvo que nos refiramos a amanecer pronto para subirse a los esquís, pongamos que en Riaza.

Nunca vivió mal, supongo, aunque en invierno vista de pana.

“El truco está en pillarles la debilidad a los que están arriba. Y todos tienen la misma: el buen comer y que les den la razón”.

Su debilidad, ya lo adivinan, era la de soltar carrete cuando el anís se asienta, así que pedí otra ronda.

“No es cuestión de mamar años en las tropillas internas y aplaudir en los mítines. Hay que saber llegar pero sobre todo quedarse. Al pelota común se le desprecia porque se le ve venir. Hay que identificar cuando el jefe necesita una barra de bar y una sonrisa dispuesta: A mediodía con buen vino y un jamón, a la noche invirtiendo el orden y añadiendo picante cuando es necesario”.

Pasamos al café – con unos chorritos de alegría – mientras intentaba localizar con la vista unos taquitos de jamón que alargaran la sobremesa…

“Y entonces un buen día te lanzan la confidencia y ya tienes algo con lo que negociar. Pero no lo haces de inmediato, sino con el tiempo. Primero te has convertido en valioso, por escuchar y por callar, y más aún por no incordiar. Entonces un día te ofreces a comerte un marrón que era suyo, te ensucias las manos. Y al poco tiempo le descubres un lugar discreto, alejado de los sucios periodistas y de las miradas inquietas. Un sitio en el que todos los que estén compartan camaradería discreta y buen yantar. Ahí ya es tuyo, eres su caballo de confianza”.

Los taquitos del jamón, eso sí lo recuerdo, eran excelentes.

“Siempre tuve claras las reglas pero cada vez está más difícil. Muchos lo intentan y no van a llegar, se van a equivocar de bando.  Si te lees las encuestas aquí nadie tiene ya el sillón asegurado. Lo que nos puede salvar es la llegada de trepas a las otras filas. En este negocio no hay santos y las puñaladas no conocen de carnet de partido.Va a ser una batalla fea, no os va a faltar menú para la taberna”.

La camarera nos seguía desde lejos, discreta. Nunca he sabido cuánto hay que dejarles de propina.

“A los que intrigan los reconocerás el día de los escrutinios, mirando al móvil con sonrisa nerviosa o con pánico en los ojos. Cuchicheando con alguien en el auricular. Pero esos no son los verdaderamente peligrosos, los peligrosos son los que estarán esperando detrás del líder, aguardando el momento y dejando pasar y morir a los encontradizos y advenedizos. Con calma, el timing, ya haya caído o ganado, para hacerle recordar con una mirada o un apretón de manos que están ahí, que siempre estuvieron ahí, que qué hay de lo suyo. Y esos somos los que siempre estamos, los que nunca perdemos. Tal vez me llames pelota pero yo lo llamo supervivencia y vieja política”.

La cuenta, por favor.

“Escríbelo dentro de un tiempo en vuestro blog ese, anda. Y adórnalo un poco, que parezca de los otros o de los de en medio. Total, creo que a la siguiente no me presento. O tal vez sí, que fuera hace mucho frío. Qué coño, Negro, tómate otro anís que hay una niebla del demonio ¿A ti no te gusta esquiar? Pues deberías.”

Ni esquiar ni el gin tonic. Siempre nos quedará la quiniela.

* All characters appearing in this work are fictitious. Any resemblance to real persons, living or dead, is purely coincidental.

A %d blogueros les gusta esto: