Que no cunda el pánico…

Mucho lío el que se ha montado alrededor de la figura del Presidente de la Diputación, ¿no? En cierto modo es normal, es una situación a la que el Partido Popular no está acostumbrado. Grietas a nivel interno han tenido siempre, como en todo partido político que se precie, pero visibles al público no. Es más, ha parecido, durante muchos años, un partido sin fisuras donde nadie discrepaba de los máximos dirigentes y donde todos remaban siempre en la misma dirección a pesar de que muchos lo hicieran a regañadientes.

Todo cambió de forma grotescamente divertida el día 25 de junio. Ya sabéis lo que pasó. No voy a entrar en demasiados detalles en este tema. Cabrera Presidente por sorpresa, caras raras entre los asistentes, nerviosismo, “se lo voy a contar a los de Génova” y todo patas arriba en un momento en el que nadie se lo esperaba. Y ahí andaba la cosa. Antolín diciendo que se lo va a contar a Génova, Génova ya dijo en su día que él verá… El portavoz del PP diciendo que el Presidente de la Diputación no es de fiar intentando echarle un cable envenenado a Antolín Sanz y Sánchez Cabrera, Presidente de la Diputación, tranquilo como el que lleva 31 siendo mano.

Seamos serios. Mucha suspensión cautelar de militancia, mucho expediente, mucha investigación y muchos estatutos. Lo que queráis… Pero NO VA A PASAR NADA. Nada de nada. Bueno, sí, un rapapolvos a Cabrera para que parezca que han hecho algo. Una charla seria con él para que pida disculpas a su partido, un tirón de orejas más vergonzante para quien lo da que para quien lo recibe intentando transmitir la sensación de que desde Génova se controla la situación… Y ya. Se lo comen con patatas. El Presidente se queda. No hay más. Bueno, sí… El Presidente se queda y el señor Sanz se encontrará con medio pie fuera de la política y con él aquellos que quieran o intenten defenderle.

Si alguien se ha parado a escuchar el discurso de Jesús Manuel Sánchez Cabrera se dará cuenta de que tiene un tono diferente, a política actual, a otra forma de hacer las cosas. Se percatará de que, apenas una semana después de su investidura, ya había cerrado la mayoría de las fisuras que pudieran surgir dentro de su grupo político en la institución que preside. No hay que ser my listo para darse cuenta de que detrás de él hay mucha gente de su partido que le apoya en este estudiado y medido paso que ha dado. ¿Echarle del PP? Guerra en vísperas de unas elecciones, un lujo que el PP no puede permitirse en una provincia como Ávila. ¿Pedirle dimisión? Rechazada. Cabrera es el presidente de la Diputación Provincial de Ávila, va a serlo durante cuatro años pese a que haya a quien no le guste y de ahí no le pueden bajar si él no dimite. La otra opción pasa por una moción de censura y ahí ya metes en un fregado a la oposición que no tiene por qué colaborar.

Tenemos presidente y sus “jefes” lo saben. Tenemos presidente y si no quieren darse un tiro en el pie más vale que lo acepten. Tenemos un presidente a quien su partido no puede sancionar, un presidente que gusta a mucha gente dentro y fuera de sus filas. No va a pasar nada, que no cunda el pánico.

Presuntos políticos

El miércoles leía esta noticia en la web de la Cadena Ser:

La trama (Gürtel) contactaba con la cúpula del Partido Popular para sus negocios y no solo con el círculo de altos cargos imputados. Tres diputados actuales del PP, Juan José Matarí, Juan Carlos Vera y Sebastián González, trataban “aspectos de cobro y facturación” con la trama.

Para quien no lo sepa, Sebastián González es en la actualidad el Diputado Nacional del Partido Popular por Ávila elegido, democrática y legalmente por todos los abulenses de la ciudad y la provincia. Anteriormente había desempeñado otros cargos como por ejemplo Presidente de la Diputación de ÁvilaSecretario Ejecutivo de Organización del Partido Popular.

En la noticia que enlazo más arriba se habla de seis informes definitivos que la UDEF ha entregado al juez Ruz. Voy por partes. Según la Wikipedia, que me corrijan si estoy equivocado…

Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF)

Asume la investigación y persecución de las actividades delictivas, de ámbito nacional e internacional, en materia de delincuencia económica y fiscal, así como la coordinación operativa y el apoyo técnico a las respectivas Unidades territoriales. De esta Unidad dependerán:
1. Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal, a la que le corresponde la investigación de los delitos relacionados contra la Hacienda Públicas, contra la Seguridad Social, fraudes financieros, delitos bursátiles y estafas de especial trascendencia.
2. Brigada de Blanqueo de Capitales (…)
3. Brigada de Investigación de Delitos Monetarios(…)
4. Brigada de Investigación del Banco de España(…)
5. Fiscalía Anticorrupción(…)

Para que nos aclaremos, la parte competente de la Policía Judicial para esclarecer este tipo de delitos… Según la misma noticia de la Cadena SER:

El informe de la UDEF también subraya que tres actuales diputados del PP en el Congreso, Juan José Matarí,Juan Carlos Vera Pro, y Sebastián González Vázquez,eran contactos habituales del entramado y trataban “los aspectos de cobro y facturación” con la Gürtel en las Europeas de 2004, aunque el interlocutor fuera Luis Bárcenas.

Quizá esto solo sea un “uno más”. Igual estamos ya acostumbrados a oír hablar de presuntos corruptos. Igual nos pensamos que “mejor malo conocido que bueno por conocer” o que “si lo hacen estos por qué no lo van a hacer otros”. Sea como sea, creo que no ha tenido repercusión ninguna y, a mí al menos, me parece una noticia importante para Ávila y su provincia. Ahora habrá que esperar las decisiones del juez. El informe solo informa, las decisiones no debe tomarlas la UDEF, sino Ruz. 

Lo que tengo claro es que este tipo de noticias cada día me cuesta más digerirlas. No me caen bien. Me dejan mal cuerpo, me desencantan y me enfadan un poco más con el mundo. Un mundo donde parece que todos se lo lleven calentito a la mínima oportunidad que se les ponga por delante. Un mundo que, al menos a nivel político, cada día me parece más enfermo y más difícil de entender. Un mundo lleno de presuntos políticos que parecen buscar más sus beneficios personales que mirar por quien deben hacerlo.

Estoy cansado de esos presuntos políticos… Y no me refiero solo al asunto de Sebastián González.

Un cunero de bigotes

Cuando servidor entró en Los 4 Palos lo hizo con cierto recelo. Conocía a casi todos pero a algunos no tanto. Y no quería que la etiqueta de cada uno nos etiquetara a todos. Somos cada uno de nuestros padres y madres, como el lector inteligente sabe de leernos cada semana.

Y sin embargo el barco navega como ninguno imaginó. Y si así lo hace es porque todos respetamos a todos. Cada uno escribe de lo que quiere, como quiere y muchas veces sin que esa opinión sea compartida por el resto. Y si hay alguna duda se escribe en privado y se soluciona como buenos amigos. Y nos hemos hecho amigos por ese respeto. Porque cada uno tiene filias y fobias pero todos respetamos la independencia de todos.

Aquí nadie va de objetivo y cada uno tiene por un lado su trabajo y aquí su opinión. El que mezcle trabajo con opinión o con objetividad no se ha enterado de qué va este asunto. No hay nadie detrás, solo abulenses hablando de Ávila y que abren la puerta en este rincón a cualquiera que venga a debatir o introducir temas con buen talante. Y así seguirá siendo. Y que haya que escribir esto cada cierto tiempo indica que hay ojos viciados que solo ven lo que quieren ver.

Y dicho esto, y como nadie le cambia una coma a nadie, y como me gusta de vez en cuando demostrar que cada uno escribe de lo que le sale del apéndice nasal… yo hoy he venido a hablar de José María Aznar. Y además en tono positivo. ¿Ola ke dise? Pues que me estoy leyendo sus memorias y me están gustando.

No es que sea un libro escrito con pasión y grandes ganchos. No es que dé enormes titulares más allá de los que ya saltaron a la prensa…pero me picaba mucho la curiosidad de leer el primer tomo de Memorias de José María Aznar. Les recomiendo a los que les guste la política que echen un ojo vía biblioteca, epub, pdf, o lo que tengan a mano si no quieren gastarse unos euros.  Es interesante ver o recordar los primeros movimientos de algunos políticos y en el caso de JMA eso implicaba hablar de Ávila y de abulenses que es por lo que les traigo este tema aquí.

El tramo que Aznar dedica a Ávila en sus memorias no es muy largo pero sí jugoso. Se lee en 20 minutos, ya les digo. Deja algunas perlas que no voy a citar de forma textual (no es cuestión de que me caiga un gabinete de abogados y derechos de autor encima) pero sí voy a intentar reflejar de la mejor forma que pueda. Allá voy.

Cualquier tiempo pasado fue mejor, al menos mejor que éste.  El expresidente cuenta sus inicios en la política y aunque su prosa no sea la de Cervantes y de hecho acorde al personaje es austera y seca, se nota en las líneas que aquellos primeros tiempos de la democracia había otro espíritu político. Ideas, proyectos en los grandes partidos… donde ahora solo hay nuevas generaciones de ascensor y juventudes de carné.

Dice JMA que en Ávila no fue recibido con frialdad pero tampoco con entusiasmo. Sentía el recelo que despertaba, como era natural en todo paracaidista. Recuerda que lo primero que le llamaron, por ejemplo en Arévalo, fue “señorito”. Pero venía con ganas de trabajar y hacer trabajar. Por eso asegura que aunque la mayoría pensaba que en cuanto consiguiera acta se olvidaría de Ávila, él trabajó para que no fuera así. Cuando me dieron la responsabilidad de ser diputado me propuse hacer de Ávila la mejor provincia”

La comparación con el presente resulta odiosa, salvo que “el gato al agua” se grabe en Rasueros, asunto que hoy por hoy no me consta.

En sus memorias, el expresidente alaba el trabajo de Feliciano Blázquez (“era de los míos”) y la anécdota más graciosa o curiosa es que pone a Tormellas como el mejor barómetro de la actualidad. Dice Aznar que para comprobar si una política era acertada preguntaba a Feliciano  ¿Que dicen de esto los de Tormellas? La respuesta sería o “meando colonia” o “que se ponga a trabajar”. También habla de la “Republica independiente de Mingorria” porque afirma Aznar que así era mencionado en las emisiones de Radio Praga que se escuchaban de forma clandestina años atrás.

Más allá de filias y fobias, que aquí en Avila habrá de todo y más en estos tiempos convulsos, lo que queda claro de aquella época es que ese cunero de bigotes realizaba viajes maratonianos de ida y vuelta. mucho viaje, del Valle del Tietar a La Moraña y vuelta a empezar, peleando los escaños puerta a puerta sin dar nada por ganado o perdido, y que de ese modo se empezó a fraguar políticamente el que acabaría siendo líder de la derecha española.

Aquí aprendió, dice Aznar, a visitar sitio a sitio, ir conociendo a la gente, hablando con ellos y dejándose ver. Sé que por este paraje tenemos lectores de izquierdas a los que tal vez no les guste el personaje pero dejen un momento ese punto y si son de aquí y les gusta esto de la política, echen un vistazo a las páginas. Son interesantes, más allá de los posicionamientos políticos de cada cual. Y la narración, seca, aznarista en todo su aznarismo, precisamente por eso es adecuada para conocer al antiguo presidente del gobierno que indudablemente es uno de nuestros animales políticos contemporáneos.

Y que por tanto, y como no puede ser de otra manera, hubo de pasar y aprender de las cumbres de nuestro coqueto pero peleón terruño. 

A %d blogueros les gusta esto: