Un café con… Pablo Churches.

Llamé a Illo y me lo llevé a tomar unas Kwak: “Juan, Podemos”. Me miró circunspecto el viñetero, sabiendo que tramaba algo… y tenía razón. “No puede ser que Willy sea el único que haga entrevistas a tuiteros famosos”, le dije. “Nos vamos a Bruselas, que he quedado con él”. ¿Qué “él”?, preguntó Juan.

“El único él que no necesita sustantivo”.

pabloiglesias1

Fotografías: Illo.

– Pablo Iglesias, buenas tardes.

* Es el Ávila un equipo de entusiasmo sin igual.

– No sabía que era usted del Real Ávila.

* Del Rayo y del Numancia, pero hay que rascar votos de donde sea.

– Así que la transversalidad era esto.

* Quiero ocupar la centralidad, ya sabe.

– Que le venía a ver porque dice Dios tuitero que es usted el nuevo mesías. 

* Yo tengo el corazón a la izquierda y a monedero a mi derecha.

– ¿Nunca se cansa de ese chiste?

* Hacer bromas con “Errejón” es más dificil.

– Ya que tengo la oportunidad, le pregunto: ¿Quién es más Pablemos, usted o Garcinuño?

* Garcinuño, está claro.  Yo solo hablo con Sabina si está Evolé delante, o por aparentar. Realmente siempre me gustó más Miguel Bosé.

– Entiendo. Y… ¿para cuándo un mitin en Ávila? En plan Azaña llenando la Plaza, o a lo Sergio Dalma.

* Lo tengo que estudiar. Hablaré con Willy, el de los eventos.

– Querrá usted decir Woody.

pabloiglesias2

Fotografías: Illo.

* Eso, es que les confundo.

– Estos rojos es que son muy de confundir a la gente. ¿Y como ve usted el tema?

* Hombre, yo creo que si le ganamos a la Segoviana iremos hacia arriba, hay equipo.

– No, hombre. Lo de la política.

* Creo que Podemos.

– Tampoco se cansa usted de ese chiste, por lo que veo.

* Nunca, soy de traca.

– No, en serio.

* Hombre, pues en Pajares de Adaja creo que lo tenemos complicado, pero en el resto yo creo que podremos dar un bocado.

– ¿Y en Ávila?

* Allí tenemos topos hasta en las escaleras de la sede del PSOE. Lo tenemos hecho. De gestora en gestora hasta la coleta final.

pabloiglesias3

Fotografías y Zoom: Illo.

– Tengo la sensación de que cada vez me ocupa usted más pantalla.

* Imaginaciones suyas, señor Negro.

– Está bien. Juguemos a completa esta frase. Ávila, tierra de cantos…

* Y pronto de iglesias.

– ¿Está seguro?

* Rotondamente

– ¿Los 4 palos…

* Exprópiese.

– ¿Disculpe?

* Que se disculpe la casta. Y el fotógrafo, que me tiene loco.

– Es Illo. No tiene twitter. 

* Y ni un pelo de tonto, por lo que veo.

– Se le ve orgulloso de pelazo. Oiga, ¿qué se ve desde la torre más alta de Toronto?

* El Torreón de los Guzmanes.

– Diantres, sí que se viene usted arriba. ¿Y qué es aquello que reluce en medio del Almanzor?

pabloiglesias4

Fotografías y pelazo: Illo.

– Son los votos de Podemos que están entrando en calor.

– Usted en Podemos.. ¿se comerá el turrión?

* Le veo fino.

– Me falta una tuerca.

* Con K, menchevique.

– Entonces es verdad.

* El qué.

– Que usted es comunista.

* ¿Lo qué?

– Rojo, que si usted es rojo.

* Encarnado.

– A mí me tiene usted ganao, señor Churches…

Podrán

2015 va a ser un año clave para España. De tanto hablar de fechas históricas en cualquier partido de fútbol random, cuando llega una de verdad no la vemos venir. Se lo leía ayer a Jesús Cacho, que con todas sus cosas siempre es una lectura interesante para acabar/empezar la semana…

“El tirón del colectivo asambleario que este fin de semana se convierte en partido en el ruedo de Vistalegre es tal que, de acuerdo con las encuestas que maneja el propio Gobierno Rajoy, ya está electoralmente a la par con el PSOE tanto en la Comunidad valenciana como en la madrileña, lo que equivale a decir que de la sangría de votos que hoy corroe al PP no se va a beneficiar el partido socialista, sino el terremoto Podemos”.

Pues nada, que ahí siguen muchos sin entender lo que está pasando. Una señorita le toca el pompis a Pablo Iglesias y es la foto de portada. Era irresistible no hacerlo, supongo, pero sigue el pitorreo del que alerta Gabilondo. No se enteran o no se quieren enterar. Será por aquello que dijo Arriola, el sociólogo que más daño ha hecho en la democracia, de “Todos los frikis acaban planeando sobre Madrid”. Cuatro frikis sin importancia, claro.

Frikis, el coletas, memes graciosos varios… chanza y diversión, mientras Pablo Iglesias, Monedero, Echenique y otros tantos aprovechan los viejos medios (la televisión generalmente) y los nuevos (sobre todo Twitter) para colocar sus mensajes y seguir acaparando minutos de pantalla. Lo digo porque a mí no me gustan un pelo, que todo hay que aclararlo. Detrás de su pose veo impostura, hablan de centralidad cuando la hemoroteca apunta a lo contrario y sus discursos, sí, suelen apestar a demagogia, pero sabiendo qué mensajes quieren colocar.

Pero claro, es que enfrente no hacen las cosas mejor. Y ahí es donde muchos no se enteran. Pablo Iglesias no es ningún idiota, muy al contrario. Es el tipo que mejor ha entendido cómo captar a la España que quiere dar un revolcón a todo porque le han robado la esperanza, y está mejor preparado que el 95% de los que le ponen enfrente en las tertulias. Lo explica de forma magnífica José García Domínguez en “El asalto al cielo de Podemos”.

Porque con tanta gente en la lona, a muchos ya no les importa que caigan uno o doscientos, y lo que seguro que no les importa es el titular edulcorado de la última ocurrencia de Pedro Sánchez. Vean las intenciones de voto sin cocina y prepárense para el revolcón que se avecina, que muchos no se lo acaban de creer.

Sigan subestimando a Podemos, y podrán. Sigan enfrentándoles en los debates con políticos y tertulianos sin preparación que les seguirán ganando cada tertulia. Continúen dando una clase magistral de “Desastre en comunicación y recetas políticas del siglo XX antes del revolcón de 2015”.

Al arriolismo le molesta Pedro J. en El Mundo y Federico en la Cope, pero desprecian el poder de la televisión, dejándola en cuatro manos y poniendo a lo peor de los suyos a hacer el ridículo y el bochorno, véase la última burla.

Y todo esto sin que haya puesto la palabra Cataluña en toda la entrada, que seguir sigue ahí. Y dejando pasar las horas se podrá ganar tiempo, pero no encontrar soluciones. No me gusta ser pesimista, no me gusta ser apocalíptico, pero tampoco soy la reencarnación de Coelho: nos la vamos a pegar.

No porque no gane PP o PSOE, porque ya se ha visto que el modelo de la transición ha muerto caducado de corrupción. No por eso, sino por la ingobernabilidad que los números dejan entrever en el horizonte.

A España, de aquí a un año, no la va a conocer ni el arriola que la estadistificó. Dejo aquí la predicción con la esperanza de equivocarme, y dentro de un año, que tendremos generales a la vista si no se han adelantado, ya veremos qué fue del optimismo, el pesimismo y la realidad. Lo que nos pase nos lo habremos merecido a pulso por ser una sociedad que no quiso mirar de frente a la realidad.

Pero no se me distraigan de lo importante, que el sábado tenemos un nuevo partido del siglo: La BBC contra la MSN.

Santa Hipster

Es un empeño histórico de “esta nuestra comunidad bloguera” el fomentar que Ávila y provincia sea smart. Pero más que smart, moderna que te rilas. Con esa intención, aquí hemos pedido que se impulsen iniciativas como que la Palomilla se haga del Espanyol, se fomente un macromeeting internacional del Dardo o el ponerle una plaza a Michelle Jenner.

Y esta vez vengo con algo más audaz si cabe. No les pillará por sorpresa porque al fin y al cabo es el título de la entrada…

Celebremos “Santa Hipster”.

La idea me llegó tras un intercambio de tuits sobre la cuestión catalana. Doña @PJGarcinuno apuntaba que…

Y, oigan, poca broma con el tema. Según se lee en Ávila Turismo sobre la leyenda referida…

“Desesperada porque nota como se acerca el susodicho, pide a Dios que ‘le diese alguna fealdad en el rostro’ y de su rostro nace al momento una densa barba `tan espesa y tan compuesta como si fuera varón’.”

Aparte del hermanamiento que supondría con nuestro país vecino – siempre llevando el tema de forma delicada para que Olivenza no fuera invadida a modo de desagravio –  este acto sería todo ventajas. Podrían venir de invitados desde el nuevo Rey (y de paso se invitaba a Doña Letizia a un buen chuletón, que nunca viene mal para el estilismo) a Justin Timberlake, Batman, Illarra (valga la redundancia), su pony, Xabi Alonso, Russian Red y Arda Turan . Será por colchoneros en Ávila

El tema es que esto habrá que organizarlo rápido, que las modas vuelan y las barbas del vecino se ponen a remojar. Es decir, que lo hipster pronto será ir afeitado porque lo de los pelacos será ya demasiado mainstream.

Propuesta de mascota para el evento.

Propuesta de mascota para el evento.

Como primera medida, propongo que se organice un flashmob – desde la UCAV mismamente – con todo el equipo municipal embarbado, custodiados por Los 4 Pelos, Michelle Jenner y un invitado especial… el más moderno de todos los modernos.

¡Pablo Iglesias!

¡Claro que se puede! Los modernos, como es bien sabido, son muy además de gastarse las perricas en la zona de celebración: merchandising, marketing, fotos con la mascota de la ciudad. Lo que se tercie. Por si fuera poco, la polémica estaría servida con lo que eso ofrece de publicidad gratuita: entre lo laico y lo religioso, lo moderno y lo tradicional, lo irreverente y lo innovador. Directo de La Sexta noticias garantizado, con lo que pones a Ávila en el mapa, internacionalizas y categorizas.

Yo dejo ahí la idea, sin necesidad de royalties ni ná.

Pd: Lo de la barba adjunta en el gif se podría hacer con revolconas y torreznos.

Sueños de verano

En nuestro país se dan en la actualidad dos procesos de ensoñación colectiva evidentes y preocupantes, al menos para los que nos situamos fuera de ambos mundos. ¿El nuevo e ilusionante proyecto de Luis Enrique, basado en la cantera y en los valores del club? ¿El “emprendedurismo”? No, pero casí. Por un lado, el proceso catalán, el sueño de la independencia y la posterior conversión de Cataluña en la nueva Atlántida, el nuevo jardín del Edén, una Arcadia feliz, un paraíso terrenal. Por otro lado, Pablo Iglesias y Podemos (en adelante por abreviar, Pablemos) que en su lucha contra la casta, enemigos de la gente de bien, van a liberar a los españoles de las reglas de los mercados capitalista y las lógicas del mundo moderno a base de eslóganes, miradas intensas y círculos.

 Ambos movimientos merecen mi respeto, al igual que todos aquellos que abrazan ambas causas. No seré yo quien les diga a los primeros que no pueden ser independentistas, cuando todos hemos querido enviar a este país a hacer gárgaras alguna vez; o quien impida a los segundos soñar con una suerte de estado postcomunista. (Nota: para mi llamar a alguien comunista no es insulto). Pero mi respeto a sus causas no evita que el andamiaje intelectual y los argumentarios que los sostienen, por no hablar del resultado de su supuesto éxito, me parezcan prospectos de productos homeopáticos, invocaciones chamanistas a la pachamama. Si alguien quiere creer en los pitufos o en el trasplante de almas, perfecto, pero que no nos mire mal cuando nos riamos.

 Una buena parte de los catalanes que quieren la secesión son ajenos a la realidad. No lo digo yo, lo dicen las encuestas. La independencia no solo no les obligaría a dejar la Unión, a pesar de las docenas de declaraciones oficiales que se amontonan en contra, sino que esta correría a pedirles la adhesión y Cataluña se convertiría en uno de los principales motores de Europa. Y si la UE fuese tan tonta como para rechazarlos ¡tampoco pasaría nada!. Cataluña se convertiría en un motor de Europa igualmente, a la vez que competiría contra ella en igualdad de condiciones, siendo una suerte de paraíso fiscal y humano, gobernados, es un suponer, por la misma burguesía que cierra camas en los hospitales, se espía y amasa fortunas con fondos públicos. Y todo esto sin hablar de aquellos catalanes que se creen a pies juntillas, supongo que llevados por la emoción y la autocomplacencia, todas las bobadas que salen del Instituto de Nova Historia sobre la catalanidad de cuanto personaje ha sobresalido en la historia europea. Nunca apoyaré la secesión de Cataluña porque me parece un error, pero creo que los catalanes que así lo deseen tienen derecho a defenderlo. Y creo que tarde o temprano la salida a esto será una suerte de consulta, pero si se llega a ese punto las preguntas tienen que ser clara y las propuestas tienen que ser realistas: no se puede preguntar a los catalanes si quieren seguir en el infierno rojigualda, con demonios, azufre y madrileños; o mudarse al país de la piruleta. Negar los enormes costes de un proceso traumático como la fractura de un país es negar la realidad.

 En Cataluña, como en el resto de España, el ascenso de Pablemos es imparable: segunda fuerza en intención directa de voto según las últimas encuestas, tercera en el conjunto de España. Un partido, recordemos, gestado y dirigido desde Madrid por un núcleo muy reducido de personas que solo ahora, después del éxito de las pasadas europeas, empieza a articularse territorialmente. En Ávila y Castilla y León, la tendencia parece ser la misma, mientras desde el PP y los medios se desgañitan acusándolos de ser ETA, Chávez y Stalin al mismo tiempo. Acusaciones que normalmente se concentran en la figura de Pablemos, erigido por los suyos en una suerte de tribuno de la plebe frente a la clase senatorial. El debate, por llamarlo de algún modo, entre este y Esperanza Aguirre el pasado sábado fue un epítome de la estrategia de ambos: tú eres casta y tú terrorista.

A mi Pablemos no me gusta. No niego que sea inteligente, o que se mueva bien delante de las cámaras, sé que no es de ETA y me da igual si ha cobrado o no de Chavez o amigos, pero creo que al igual que hacen los independentistas catalanes, se aprovecha de la situación económica y social del país para colocar a la gente artificios ideológicos en su único beneficio. Enemigos claros a los que señalar y odiar y soluciones simples y bonitas a situaciones complejas. Blancos y negros en un mundo de grises. El programa de Pablemos para las pasadas europeas puede resumirse como sigue: arriba lo bueno para la gente (33%), abajo lo malo para la gente (33%), propuestas de IU (33%). El mérito de Pablemos es que nadie habla de esto mientras su figura crece aupada por sus adversarios y los medios, IU vuelve a debatir sobre su ser y esencia, noqueada ante la que parecía su gran oportunidad, y el PSOE da vueltas sobre sí mismo mientras se palpa las urnas. Nadie dice que el programa de Pablemos es papel mojado, retórica bien construida pero prácticamente vacía, mientras él y el fenómeno Podemos se alimentan de los absurdos ataques de la caverna.

Todo mi respeto a aquellos ciudadanos que han encontrado respuestas e ilusiones renovadas en estos movimientos sociales, porque no es fácil hallar tales sustentos en los tiempos que corren. Sin negar los aspectos positivos de ambos (sobre todo la politización de amplios sectores desmovilizados, ojalá Podemos en Ávila y CyL logre esto) solo les pido que no sigan el ejemplo de Rajoy, que no consideren a la realidad su mortal enemigo.

La gran incertidumbre

Usamos con demasiada ligereza el calificativo “histórico”. Hay acontecimientos históricos que no pasarían de una nota a pie en un manual de 800 páginas, partidos históricos que no repetirían ni en el canal televisivo del club vencedor y sucesos históricos que no merecerían ni un cuarto de columna en página par de un periódico de provincias. Igual ahora sí que estamos en un momento que merecería tal calificativo, pero para evitar caer en aquello que acabamos de criticar, digamos que estamos ante un momento crucial de nuestra historia reciente. Tal vez luego todo se deshinche -vísperas de mucho, días de nada- y en diez lustros estos años se narren como si de una noche loca, con resaca pero sin consecuencias, se tratase.

Si Rajoy no decide jugar con las fechas, adelantando las elecciones generales para por ejemplo hacerlas coincidir con municipales y autonómicas, en año y medio todo puede haber cambiado. O no. O sí y a la vez no. Todo esta en el aire, como el amor, la polución y los vencejos; y si no respiras, aunque te envenene, te mueres.

El ciclo empezó con las europeas, el ascenso de Pablemos y las dimisiones/abdicaciones de Rubalcaba y Juan Carlos I, y un nuevo engranaje se puso en movimiento el pasado fin de semana con la elección de Sánchez Pérez-Castejón como futuro Secretario General del PSOE. En noviembre, la posible consulta independentista catalana está marcada en rojo en el calendario, junto con las aún en el aire primarias socialistas; y luego llegan municipales, autonómicas y generales. Y no podemos descartar que mientras miramos con pasmo el discurrir de estos sucesos, un nuevo giro de guión -un banco que explota, un tesorero que canta, un encuentro en la tercera fase con pequeños hombres y mujeres de un planeta situado más allá de Orión- acabe con todo lo planeado y nos deje de nuevo colgando de un acantilado.

Hacíamos cábalas hace unas semanas con los resultados de las europeas y las futuras municipales. Que si el PP patatín, que si Podemos patatán, que si el PSOE tararí… Todos aquellos cálculos de concejales y tetrapartitos pueden quedarse en nada si Rajoy decide que la Ley Electoral es su Scattergoris y la gaviota un animal de compañía. Si una modificación de esta nos lleva a alcaldes elegidos por mayoría a una sola vuelta, el cambio en el Ayuntamiento quedaría aplazado ad kalendas graecas. Si finalmente no sale adelante este cambio legislativo -no podemos descatar que esto acabe como la reducción del número de concejales, el fin de los puentes o la regeneración democrática-, el papel de Podemos será fundamental. Mi apuesta: Podemos no se va a presentar a las municipales en la mayor parte de los núcleos si no es en coalición con otras fuerzas políticas o sociales. Plataformas como la barcelonesa Guanyem, la madrileña Municipalia (ahora Ganemos Madrid)o los que empiezan a verse en otras ciudades grandes como Valladolid o Zaragoza. ¿Puede surgir algo así en Ávila? ¿Hay movimientos en la ciudad que puedan confluir en un “Ganemos Ávila”? Creo que sí. ¿Qué peso electoral pueden tener? Veremos.

Me preguntaba el otro día Rubén, a la sombra de los Alpes, mi opinión sobre Cataluña. ¿Habrá consulta? ¿Choque de trenes? ¿Dialogarán Mas y Rajoy? No lo sé, y lo que es aún más importante, creo que ninguno de los protagonistas lo sabe. Lo que parece más probable es que la sangre no llegue de momento al río. La Generalitat convoca, el Gobierno recurre, el Tirbunal prohíbe y Mas convoca elecciones “plebiscitarias” en primavera para que ERC gane. Sí, solo aplazamos el problema, pero es lo que hay. ¿Ven ustedes otra salida? El conflicto se ha alargado tanto y de una forma tan enconada que Mas y Rajoy se han ido cerrando escapatorias. La independencia de Cataluña sigue pareciéndome un imposible -y un error gordo para ambas partes-, pero que el problema se disuelva como un azucarillo también me lo parece. Avanzar hacia un Estado realmente federal parece una salida, pero sus principales defensores, la alegre chavalada del PSC, bastante tienen con llegar vivos a su próximo aniversario.

¿Es el PSC, su descomposición interna, el futuro del PSOE? ¿Sobrevivirá el partido de Pablo Iglesias senior a la crisis? ¿Es Pedro Sánchez el Mesías? Ayer se conocieron los datos de la última encuesta postelectoral del CIS. Los españoles, en una escala del 1 al 10 donde 1 es izquierda y 10 derecha, se situaron en el 4,54. Es decir, España es de centroizquierda. También se les pedía que situasen en esa escala a los partidos políticos. ¿Saben cual es el partido más cercano a ese 4,54? El PSOE con un 4,67. Por otra parte, entre el 5 y el 3 se encuentran el 50% de los encuestados mientras que más allá del 3, más a la izquierda, solo está el 10% de la población. En ese terreno más allá del tres también están IU, Podemos y muchos de los partidos nacionalistas periféricos. Siempre he sido muy escéptico con eso del “giro a la izquierda” o con la “recuperación de los valores socialistas”, entre otras cosas porque creo que no se refiere a nada concreto. Igual lo que tiene que hacer el PSOE es ofrecer una alternativa real de centroizquierda -lugar que por otra parte siempre ha ocupado- sin hacer caso a los cantos de sirena de quienes, en muchos casos, ni han votado nunca al PSOE, ni tienen intención de hacerlo, ni han ganado, de momento, muchas elecciones.

¿Es Pedro Sánchez capaz de hacerlo? Habrá que ver, aunque seguramente de los tres candidatos era el más cercano al centro político. Algunos incluso dicen que más que socialistas o socialdemócrata, Sánchez es socioliberal, un palabro bastante feo utilizado por la Berdadera Hizquierda para señalar a aquellos que ponen ojitos al libre mercado. De momento, igual que hizo Zapatero con la salida de las tropas de Irak, ha querido mandar un mensaje obligando a los eurodiputados socialistas a votar en contra de Juncker en el Parlamento europeo. Como dicen los modernos: postureo.

Por cierto ¿ustedes lo ven guapo? ¡Si ni siquiera tiene los ojos azules!

PS.- Según Eldiario.es, el 0,76% de los abulenses están afiliados al PSOE. Igual les parece poco, pero es el mayor porcentaje de toda Castilla y León ¡Quién nos lo iba a decir!

¿El pluralismo era esto?

* Actualización 10:30 – El artículo, lógicamente, está escrito antes de la gran noticia de esta mañana. En principio no invalida lo escrito, simplemente es una más de esas “variables” que estaban sobre la mesa. Aunque, evidentemente, la política nacional entre Monarquía, Cataluña y PSOE está llena de intangibles.

___

Hablemos de espacios electorales.

Ha pasado una semana de las elecciones y el Zasca sigue teniendo en coma a los poderes diversos que han reaccionado de la peor forma posible: atacando y alimentando al auténtico ganador de estos comicios: Pablo Iglesias. Ahora sabemos de él que compra en el Alcampo, que le financia Hugo Chavez como si fuera un Pastor Maldonado de la vida, que se tomó unos vinos en una herriko taberna y que algunos alumnos le ven egoísta y además llama a las alumnas con diminutivos. Todo eso y mucho más pueden encontrar por sus rincones informativos predilectos. Mientras tanto, en el PP están moderadamente contentos porque VOX no salió y lo que triunfó en la derecha fue la abstención…el PSOE está rubalcádaver y en IU mucha militancia anda queriendo ser guay y con coleta sin darse cuenta de que la coleta no va a irse con unos lacayos de la casta y tal. Hasta Rosa Díez parece que hace ojitos.

Para el que por motivos higiénicos y de salud mental no haya visto ningún telediario esta semana, disponemos del análisis del mejor analista político de la última semana: Joaquín Reyes.

Hemos pasado unos cuantos años en España mirando hacia el exterior, viendo como en Francia sumaba apoyos Le Pen, en Holanda o Austria crecían fuerzas poco elegantes, en Italia irrumpía Beppe Grillo o en Grecia Syriza… pensando cuándo acabaría el bipartidismo en nuestra piel de toro. Pues en ello andamos. Lo cierto es que no terminaban de surgir movimientos fuertes a la derecha e izquierda de PP y PSOE. Lo que faltaba era una cara carismática. “La coleta” lo ha sido y Vidal Quadras no. Si a la derecha del PP además de criticar a ETA, el aborto y otros temas, apostaran por un chico o chica joven que a todo eso añadiera el término “casta”, lo petarían. Es una simplificación, pero algo así será. ¿Habrían sacado eurodiputado con Cristina Seguí como cabeza de lista – y no alguien que lleva años en el sistema – y habiendo trabajado  tertulias y gatos? Creo que sí, pero es percepción mía. Antes o después, estoy seguro, encontrarán su líder y su hueco.

Y ahora, yendo a Ávila, juguemos a política ficción pero algo razonada. Se han visto numerosas extrapolaciones de resultados a municipales y autonómicas, que por supuesto no indican nada en absoluto.  No es lo mismo votar a un partido a unas europeas que a un ayuntamiento. Es importante las personas y los equipos que se presenten a las elecciones.

Por eso, Podemos en Ávila será o no será en función de lo que presenten. De momento, no veo los mejores augurios y tengo claro que, en estas circunstancias, Izquierda Unida con un Pedro Tomé al frente (se le añora) subiría exponencialmente. En Valladolid, por ejemplo, sería lo justo que IU tuviera una subida como refrendo a su buen trabajo desde la oposición. Eso se gana en el día a día, no tiene nada que ver con un voto a circunscripción única en las europeas.

¿Cuál es el techo de UPyD en Ávila? En la capital han perdido un poco, y a buen seguro es debido al 4´4% de Ciudadanos. Pero eso no será así en las municipales y más con una posible alcaldía a tiro, y hay que tener en cuenta que están siendo muchas veces la verdadera oposición gracias al trabajo denodado de autodestrucción del PSOE de Ávila y de Castilla y León, merced a la batalla en nuestro caso entre Tomás Blanco I el Renovador y Pedro José Club de Fans de Óscar López Muñoz.

Así que hay y habrá muchas variables, pero vamos a poner dos escenarios posibles (algo extremos) y jugar a la ley D´Hont a ver que pasa. Se me han ocurrido de primeras dos ideas:

1. Un PP donde no repitiera Miguel Ángel y se quedaran en un 44% (a mitad de camino entre las últimas municipales y las europeas).  Un PSOE que ha encontrado cierto rumbo después de la autodestrucción y presentan una cara nueva…  retiene el 15%. UPyD recupera la barrera del 14%, más la posibilidad que estaría sobre la mesa del cambio en la alcaldía… digamos 19%.  IU y Podemos no llegan a ningún acuerdo, y pesa el hecho del trabajo de la legislatura y la inexperiencia de los segundos… que aún así sacan un 5% por un 11% de los primeros. ¿Qué sucedería? PP 12, UPyD 5, PSOE 4, IU 3 y PODEMOS 1. A ver quién es el que firma el pacto de gobierno.

2. Un PP con Miguel Ángel y un país al que le han metido la carta del miedo en cada newspaper 49%. El PSOE, con Susana Díaz al frente y alguna cara nueva como Madina, ha recuperado cierto brío pero en Ávila han perdido toda la legislatura en tonterías 15%. UPyD sube ligeramente 16% y Ciudadanos empuja con fuerza pero en Ávila apenas levanta un 3%. VOX, con lo de Cataluña caliente, ha encontrado una cara nueva y utiliza también las televisiones para intentar imitar lo sucedido por el otro ala del electorado. En Ávila hacen un pequeño mitin pero que encuentra su eco, y repiten aquello de AIAv… 5% y con ello concejal. PODEMOS ha seguido trabajando mucho las redes, ha dado buenos teatros en la Eurocámara y el partido que se ha quedado en fuera de juego es ahora IU. 8% y 7%. ¿Qué sucedería? PP 13, UPyD 4, PSOE 4, PODEMOS 2, IU 2 y VOX 1.

Evidentemente nada así ocurrirá, habrá otras variables posibles…pero es para hacernos una idea aproximada de por dónde puede ir el número de concejales. El PP tiene muy difícil bajar de 11 y seguramente 12 o 13 sea lo más normal, UPyD necesitaría alrededor de un 20% (¿es posible?) para llegar a 6 concejales, el 2-3 de IU y/0 Podemos depende de lo que suceda de aquí a entonces, y el PSOE veremos que hace con su hemorragia provincial y autonómica (nunca hay que infravalorar su autocanibalismo) y si puede estar más cerca del concejal 5 que del 3.  O del 2, Renovator mediante. Si Podemos no entrara… ¿sería posible un pacto entre IU, PSOE y UPyD en caso de sumar mayoría? Si el que entrara fuera VOX… ¿apoyarían la continuidad del PP? ¿Se abstendrían?

Para las Cortes parece que el 5-2 se asienta, pero si UPyD, IU o Podemos trabajan a destajo la provincia y van a por el 10% (no está tan lejos) podrían alterar ese resultado. No está el socialismo como para descuidar su granero.

En resumen, que hay mucha partida. Muchas variables que no se puedan controlar. Pero tengo algo claro en el actual escenario, y aún siendo Ávila como es…

El que sea listo y trabaje bien conseguirá sus objetivos.

____

Pd: Esta semana a una joven que lleva dos años siendo la más eficiente de su empresa le comunicaban que no podía ser más tiempo becaria – y eso a pesar de las triquiñuelas a las que se prestaba gentilmente su universidad – y que por supuesto era imposible hacerle un contrato. Se va al paro y se echaba a llorar. Esa chica, como muchos de su generación, se encuentra con un muro que le dice “no hay hueco para ti”. Esa chica tiene hermanos, padres y abuelos. No es ninguna casualidad que mucho votante de Podemos sean personas mayores. Ni mucho menos es solo algo de jóvenes o perroflautas. Nunca tendrán mi voto (no creo en sus irrealizables propuestas) pero no puedo ocultar que me alegra verlos sacudiendo el árbol y poniendo nerviosos a tantos. O ver a yayos coger su papeleta con una sonrisilla feliz: ¡Ésta por mi nieta!

Podemos, en Ávila

10151995_1380872022194163_2138171876244082259_n

Dentro de la erupción de nuevos partidos políticos que se está produciendo en nuestro país, se encuentra el proyecto que encabeza Pablo Iglesias. ‘Podemos’ es una formación de izquierdas que, según afirman ellos mismos, se organiza en “círculos locales, territoriales y sectoriales, en ciudades y pueblos, en los barrios y vecindarios, de manera abierta y sin prejuicios”.

Uno de esos Círculos está intentado dar sus primeros pasos en Ávila. Su responsable es Lorena Martín, una abulense de 20 años harta de que los partidos tradicionales “no sirvan para nada”. Se siente atraída por los principios de “democracia real y soberanía popular” que pregona ‘Podemos’. “Es hora de que nos devuelvan los derechos que ya conseguimos otra vez”, afirma.

Esta joven, que forma parte de la asociaciones Abulense Sin Empleo (ASE) y de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de impulsar ‘Podemos’ en Ávila. Tras el 22-M, se puso en serio con ello y entró en contacto con los responsables de esta iniciativa a nivel nacional. De hecho, ha podido hablar en varias ocasiones con el propio Pablo Iglesias, cabeza de lista a las elecciones europeas.

El funcionamiento del Círculo será de carácter asambleario. “No es lo que diga uno, es lo que digan todos”, afirma Martín. Los ejes fundamentales de ‘Podemos’, según señalan desde la formación, son tres: 1. Democracias y soberanía popular; 2. Participación y decisión ciudadana; 3. Derechos sociales, cambio de modelo productivo, reparto del empleo y la riqueza.

En estos momentos, Lorena Martín está buscando apoyos, otras personas dispuestas a formar parte de ‘Podemos’ en Ávila. Los interesados, pueden ponerse en contacto con ella a través del correo electrónico [email protected] o vía Facebook. Esperaba obtener más respaldo y una mayor repercusión en los medios de comunicación, pero no pierde la esperanza. Su deseo es contar con personas que le ayuden a organizar una o dos asambleas abiertas en la plaza del Mercado Grande. Después de eso, el siguiente paso será la visita de Pablo Iglesias a Ávila.

A %d blogueros les gusta esto: