Algo se mueve: Andante moderato

Uno de los comentaristas más activos del blog, Guillermo B., nos ha hecho llegar el siguiente texto. Como siempre, darle las gracias por ayudar a mantener vivo este rincón de la red. Si queréis hacer como él y publicar algún texto en este humilde espacio sobre cualquier tema, aquí os explicamos como.

Soy un humilde aficionado a eso que tiende a llamarse música clásica, sin más ligazón con ella que el placer que me da verla y oírla, preferiblemente en directo, y la serenidad que me aporta su estructura y su alma.

He tendido siempre a entender la “cultura” como algo que transpire no sólo belleza, sino también esfuerzo, y que como tal, lo exija en cierta medida del espectador de la misma. Por ello, aun agradeciendo  el que instituciones públicas o fundaciones varias (incluyo a las extintas cajas) promoviesen conciertos y espectáculos (fantásticos los ciclos de cámara hace años en el Reyes Católicos, muy recomendables las contadas visitas de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, loables algunos ciclos de piano ofrecidos por Caja Duero o la Caja – recuerdo especialmente uno con Almudena Cano –), me encanta que la iniciativa privada y popular gestione conciertos, actos, encuentros, concursos… Ávila contó durante muchísimos años con una Sociedad Filarmónica Abulense, de la cual guardo memoria pero que no creo que llegase activa más allá de comienzos de los ochenta, y que como otras vecinas (véase con envidia la de Segovia), consistía en que los socios aportaban cuotas anuales con las que organizar conciertos. Cierto es que en muchos momentos la aupó y sostuvo el soporte de las instituciones, pero también que fue el sustento de la música en lo local. Como curiosidad al margen, en sus estatutos contemplaba que caso de disolverse, la liquidación de sus bienes irían a parar a erigir un monumento a Tomás Luis de Victoria. Hemos tardado años en resolverlo, mal y por otros cauces.

Quizás por culpa de la crisis, quizás gracias a ella, pero a buen seguro gracias a la visión y al continuado esfuerzo de unos cuantos, el panorama musical local y provincial empieza a ser distinto y considerable.  Y sobre todo, empieza a ser autónomo en gran medida de las instituciones. No quiero con esto decir que no necesiten ayuda o soporte (uso de espacios escénicos, algo de patrocinio, visibilidad), pero sí que la iniciativa y la gestación ya no vienen de arriba, cada vez más es gestada desde abajo, con esfuerzo y con muchísimo entusiasmo.

Tenemos una serie de eventos consolidados, señeros, que para mí son los cimientos que han de sustentar todo edificio que queramos construir. Desde el Curso Internacional de Clarinete Julián Menéndez, en su XVII edición, hasta el Curso Áureo Herrero y todas las actividades ligadas a la Fundación en el Barraco (con pleno patrocinio institucional, todo sea dicho). Desde las Jornadas de Canto Gregoriano y Jornadas Polifónicas (organizadas por nuestro consistorio), que a buen seguro algún año conseguirán no dejar desierto el concurso de composición asociado, hasta campamentos musicales como el de El Tiemblo, que agrupa a más de 200 niños en su décima edición. Tenemos tres corales con ya más de una década a sus espaldas, la Camerata, el Coro Gregoriano de la Santa, y Amicus Meus,  herencia posiblemente todas ellas de la extinta coral Tomás Luis de Victoria, y  que como los tres tenores, mantienen entre si una relación amor-odio pero engrandecen el panorama canoro local. Tenemos un conservatorio magnífico, y una serie de escuelas de música municipales igualmente fantásticas, pero con un futuro harto sombrío en estos tiempos. Un pianista consolidado a su edad como Antonio Bernaldo de Quirós,  al que elijo aquí no por su persona sino como estandarte y arquetipo de todos los músicos abulenses con excelente capacidad repartidos por el ancho globo. Con todo esto no estamos hablando de Bayreuth o Saltzburgo, pero lo que hay es mucho y sobre todo es bueno. Y seguro que existe más, que mi ignorancia y desconocimiento oculta, que complementa y aumenta este panorama.

Pero además de todo lo ya consolidado, que hay que mantener contra viento y marea (en este mundo de la música prima más lo asentado que lo espectacular pero efímero), hay múltiples iniciativas  que sin duda no pueden sino ayudar a que todo esto crezca y se consolide. Y son iniciativas que casi siempre tienen una o unas pocas caras detrás, muchísimas horas de esfuerzo no remunerado y toneladas de ilusión. Una vez más pecaré a buen seguro de olvidar a muchos y pido perdón de antemano, pero no por ello quisiera dejar de citar a otros. Una reciente orquesta de cámara Alla Breve formada por músicos locales, que tiene ya casi un año de andadura y una calidad excepcional.  Por si esto fuera poco, una sinfónica… Una Sinfónica… UNA SINFÓNICA!!! con músicos abulenses, que el pasado Julio me dio una de las mayores alegrías que recuerde y que demostró que la ilusión por algo mueve montañas y logra una cota de calidad inimaginable. Para ellos vaya la foto de este post, y la súplica de rodillas de que lo que vivimos no sea flor de un día sino semilla de futuro. (Nota al margen, lamento profundamente que una vez más nuestro periódico local considere lo relevante de un acto como éste el citar la lista de autoridades asistentes; las verdaderas autoridades que asistieron fueron las familias de todos los intérpretes, que con su esfuerzo, paciencia y apoyo han logrado que sean lo que son).

Ya que mento la Sinfónica, es necesario mencionar la asociación que la ha amparado y promovido, y de la que soy orgulloso miembro y a la que desde aquí invito a todos a unirse,  Juventudes Musicales de Ávila. Si más arriba hablé de la Filarmónica, Juventudes cumple hoy por hoy con ese papel de germen musical local. Y lo hace con la ilusión y el trabajo de todos sus miembros, pero con el motor –sólo comparable al del Saturno-V– de su presidente, Antonio Martín San Román. En menos de dos años, ha revolucionado y ha llenado de esperanza el panorama abulense. Sirva como muestra una iniciativa tan simple pero tan fantástica como el día de la música, sacando a nuestras calles a grupos noveles llenos de ganas.

En esta reciente edición de la Feria de Día, y en ciertas terrazas veraniegas, hemos podido escuchar a pequeñas formaciones de cámara, gracias al esfuerzo de los hosteleros, iniciativa que espero que se repita y se mantenga.

En breve asistiremos también al Festival Abulensis, fruto del encuentro entre nuestra Concejalía de Cultura y el Centro de Estudios Virtual creado en el Conservatorio. Hablamos de una primera edición, pero el nivel de detalle y el gusto en su programación dicen mucho de algo que necesariamente tiene que perdurar, trascender y llegar lejos, muy lejos . Bravo por Óscar y por todos los que se están dejando la piel en ello.

En fin, que como titulo, creo que algo se mueve, y aunque de momento el tempo sea andante, vale el dicho de chi va piano va lontano. Que todo de lo que he hablado, y una vez más pidiendo perdón por mi atrevimiento al hacerlo desde mi ignorancia, está orientado a crear en lo local, no a montar fanfarrias turísticas para atraer gente, como lamentablemente se intentó en tiempos pretéritos con las óperas amuralladas. Que la gente, en época de escasez, imagina y crea. Y que nuestras instituciones están aprendiendo (o debieran de aprender) a perder protagonismo en pro de una tarea que pase por aglutinar, por coordinar, por facilitar una programación coherente y escalonada de todos esas patas del banco; por aportar una página web que de una vez y por todas nos sirva de agenda cultural y en la que no sólo figuren los eventos institucionales, sino todos los que contribuyen; por buscar que la inversión sirva para respaldar iniciativas, para cubrir el riesgo inherente, pero no para dilapidar a fondo perdido y muchas veces sin criterio. A vuelapluma, como ideas, tenemos tres grandísimos coros y un patrimonio como Victoria. Aprovechémoslo, aunemos esfuerzos. Tenemos iniciativas en marcha como la Sinfónica que como todo bebé, precisa de cierto empuje, pero con el horizonte claro de que logre un día andar libre y aporte lustre al apellido familiar. Tenemos una ciudad plagada de iglesias y de órganos por aprovechar.  Tenemos nuevos promotores locales, como la UCAV, pero muchos otros por explorar. Tenemos un porcentaje de la población (no mucho, es cierto, pero por las mismas con un inmenso margen de crecimiento) que se demuestra fiel a cuanto acontezca.

Soy optimista, creo que la música clásica, la música en general, es un campo que puede ayudar a que nuestras vidas en Ávila sean mejores, más plenas y más felices. Y no sólo soy optimista pasivo, procuro día a día aportar mi ilusión y mi esfuerzo a cuanta iniciativa pueda surgir, y quisiera animaros a todos a lo mismo. Seguro que nos moveremos, y quizás lleguemos un día a hacerlo allegro, allegrissimo.

La colección de relojes

Jorge es un tío que merece la pena. Nuestros encuentros – salvando las distancias, la calidad, el nombre y los medios disponibles – son como hacer un Quintero. No son entrevistas, son crónicas de amistad. El formato blog lo permite y a nosotros nos presta más leernos y actualizarnos la cartilla mutuamente que bombardearnos a preguntas. Hablamos de ellas y de música. De música y de ellas. Al final es lo mismo. Al final es lo que importa. Al final eso es vivir la colección de instantes que merecen la pena.

Nuestro negociado arranca en la Calle Estrada. Es de noche y la luna puede dar fe de que trabajamos como chinos. Viene por fin con un disco bajo el brazo que Jorge Marazu exhibe orgulloso: “La colección de relojes”

“Me dan ganas de subirme a un zeppelin e ir repartiendo copias a todo el mundo. Que la gente lo escuche y se venga al siguiente concierto”

Para eso en Ávila no va a haber que esperar mucho. Este viernes (22:00) en el Episcopio el abulense exhibe a su alineación titular para presentar las canciones por primera vez en directo con toda la banda. Y un fichaje nuevo: Iván Valdés en la cuerda.

Recapitulamos episodios. Por este blog habíamos dejado a Marazu en Octubre pendiente de entrar a estudio. Pero la vida es ahora mismo la que es y las cuestas arriba a veces endurecen su pendiente. Hubo que serenar y encontrar nueva vía. Al final apareció el resquicio para salir adelante. 

Ya ha llegado el momento de sacar a la luz a esos hijos perdidos. Asegura Jorge que no le ha dado pena dejar algunas canciones fuera porque no le encajaban aunque seguro que alguna encontrará su camino en el futuro: “Un desliz que resbaló de más”, “Cubo de Rubik”, “Pájaros en mi habitación”… Le preguntamos por otras como “Jaque Mate”, “Tropiezos y trapecios” o “Mágico y trágico” y no parece haber suerte. Al menos de momento…

“Para mi este disco es como la despedida de un trayecto muy largo. Hay canciones que tienen casi 8 años y otras mucho más recientes. Están recogidos momentos muy diferentes”.

Le preguntamos por las más nuevas… El Rol va de esas chicas que no se van nunca, que te hacen tambalear la posición y que siempre significarán algo. 100% sin embargo es el portazo. El huir de lo que no quieres oír, el no tener que dar explicaciones. Por eso el grito final de la canción, el “uau” de liberación”

No faltan sus particulares clásicos – esos hijos perdidos – como “Recuerdo Crónico” o “Miedo” que será el single.  La idea es ofrecer una serie de bolos de aquí a que acabe el año e ir vendiendo discos en las actuaciones. Pronto estará también disponible la opción de escuchar los temas en Spotify o en Itunes…pero primero quiere darle una oportunidad al formato físico. ¿A pesar – le preguntamos – de lo que canta Rafa Pons “Tanto tiempo pa´poder sacar un disco y hoy resulta que se venden más los libros”? 

“Económicamente no merece la pena, no te voy a engañar. Pero sacar un disco en formato físico tiene ese punto romántico… Ojalá pudiera repartirlos gratis a cualquiera que quisiera escucharlo. Tengo la suerte de que han colaborado conmigo para que pueda ser una realidad. Compensa sobre todo en la parte emocional”

Pero no tanto a la hora de los agradecimientos. Siempre te dejas a alguien y siendo el primer disco tienes mucho que agradecer del camino. “No tienes idea de cuánto me ha costado esa parte. Quería ser justo con personas que a lo mejor ya no están donde antes pero que sin ellas habría sido imposible”. Con el primer nacimiento ya se puede pensar en los siguientes pero de momento Jorge tiene claro cuál debe ser el recorrido

“Con 18 años sueñas con ser famoso al día siguiente pero es mejor el camino de equivocarse-acertar-equivocarse-aprender. Es necesario ir escalón a escalón. Ahora estoy con quien quiero estar. El pan nos lo ganaremos tocando, convenciendo a la gente para que al próximo directo se traigan a un amigo”

La intención es irse al otro lado del charco en 2013 para ir ganando trayectoria. Hacer banda, ver como el proyecto siente y madura. Pero antes habrá 5 o 6 presentaciones por España, la primera junto a la muralla. Le sacamos algún detalle…

“Vamos a buscar adaptar las canciones a la atmósfera del directo. Queremos hacer un buen show”. ¿Alguna versión para completar? “Será de Fito Páez, un tema a piano y voz que no es muy conocido pero que me pone los pelos de punta”. A los rastreadores de Twitter les será fácil solucionar el jeroglífico.

Hablamos de Ávila. Música, fútbol y hasta política. Jorge es como cualquier cuatropalero o como cualquiera de ustedes que leen esta página con asiduidad. Marazu siente Ávila y sentir Ávila muchas veces es dolerte de ella. Pero también disfrutarla cuando algo sale bien. Por eso se felicita de que Peñita vaya escalando en el Real Valladolid. O que Paula Arias vaya abriendo camino en el Tenis. “Siendo abulenses triunfar es más difícil y hay que valorarles” 

José Cuervo quema la garganta y seguimos de parlamento reivindicativo…

“En Ávila apenas tenemos salas para música. Solo algunas que de vez en cuando abren con ese fin pero no es suficiente. Tendría que haber un Ávila Suena con bajo coste y que permitiera a muchos grupos ir probándose en directo. Pero peor aún es ver que se paga por traer tributos a cualquier cosa en vez de apostar por Triolocría que son bárbaros o ir dando a conocer a Los Pedales que suenan de escándalo”

Volvemos al disco. El bonus track es Inestable. Una canción que late por esquinas de Ávila y que sale al disco en formato descarnado. Grabada en directo con Basilio Martí tocando en la misma sala uno frente al otro

“Quería acabar con una balada y una frase final que sonara poderosa. “Mejor si no nos vemos”… con lo que la historia implica”

El viernes salta al ruedo para defender la colección de relojes. Paso a paso vendrá también la página web (en manos del futbolero Piru) y una mayor presencia en las redes sociales. Jorge habla maravillas de su manager Marcelo Bellagamba (“una eminencia”) y de cómo van a intentar ir abriendo camino. Todo arranca este viernes con la presentación en directo. Quedan invitados a acudir.

De fiestas y jarrones

Un año y un día han pasado. Contando todos los factores, entre ellos los que nos han llevado a que el último mes de febrero tuviera 29 días, hablamos de 367 días en total los que han pasado desde que en los inicios de este blog escribiese la entrada de las Fiestas de Verano de 2011. Un entrada que, si la recordáis o la releéis, no trataba más que de ironizar un poco sobre las actividades que se presentaron en el momento para los días de celebración. Esos días en que la gente sale más de casa por el mero hecho de ser fiesta, muchos sin saber apenas lo que se celebra, pero conscientes de que ‘fuera’ hay más y, debería ser, mejor diversión que cualquier otro día. Mejor oferta de lo que a diario ofrece la ciudad…Ya de por sí aquel programa se llevo varias críticas, pequeñas cosas que no me convencían y que como tal dije aquí y la verdad es que la idea era, este año, no hacerlo. Lo primero por no repetir, que también hay que intentar decir cosas diferentes y lo segundo por la facilidad de hacerlo este año. Año en el que el propio programa se descalifica prácticamente solo y año en que viviremos las fiestas más pobres que hemos tenido en la ciudad amurallada desde que yo tengo memoria. De hecho, revisando un poco el programa de actividades, podríamos estar hablando incluso de las fiestas de Ávila de 1983. Nada más hay que ver un poco el panorama musical que se moverá por la ciudad estos días y darnos cuenta de que la mayoría de los grupos que actuarán para amenizar nuestras noches eran por aquella época grupo de primer nivel que han pasado a malvivir cantando las canciones que un día les hicieron famosos, por cuatro perras y sin apenas grupo propio… Iguana Tango, Un Pingüino en mi ascensor, Miguel Costas (por cierto, la tercera o cuarta vez que viene a Ávila en apenas dos años…)… Sin comentarios… Os dejo aquí el programa de este año…

Y estamos de acuerdo, ¿eh? Que la cosa no está bien y que hay que gastar menos dinero. Es evidente que el panorama económico local, provocado por la herencia recibida, no es nada alentador y es comprensible que si hay que hacer inversiones importantes se dejen de un lado las actividades de ocio y se dedique dinero a cosas realmente necesarias y que puedan ayudar a sacar a la ciudad del agujero en el que se encuentra. Ya nos enteraremos, supongo, de a qué se dedica todo el dinero ahorrado en unas fiestas sencillas y pobretonas… O no…

La foto es de David Castro y la he ‘robado’ de la web de Diario de Ávila

Total, que por aquello de no repetirme no quería yo encenderme con las fiestas pero, la verdad, el otro tema que me ha llamado la atención esta semana también está ya tocado. Y es que resulta que ayer, jueves, el señor Jesús Terciado, recibía su Premio Gredos. Un premio que en realidad se le concedió hace un año, por lo que me cuentan, y que no había podido recibir desde entonces, imagino que por problemas de agenda. Un premio que puede que mereciera, por qué no… No tengo claros los criterios que se siguen al dar dichos premios, no voy a engañarles, de ahí mi duda de que el señor Terciado pudiera merecerlo el año pasado o no. Lo que sí tengo claro es que se le entrega un año tarde y se hace en medio de un proceso en el que el presidente de CEPYME está inmerso en calidad de imputado acusado de apropiación indebida, lo cual me lleva a pensar que, aunque mereciera la distinción hace un año, quizá ahora había dejado de merecerla. Que igual eso no funciona así, ¿eh? Puede que sea yo el raro y que esté equivocado al pensar que darle premios a personas inmersas en procesos judiciales como imputados por supuestos delitos es un mal ejemplo. Evidentemente no me corresponde a mí, ni mucho menos, decirles a los responsables de los Premios Gredos a quien deben entregar o no el Búcaro de la Suerte, visto el nombre del galardón igual sí es mejor buscar gente que necesite suerte como el señor Terciado en su proceso judicial a ver si el búcaro le ayuda a salir airoso del asunto pero siendo así puede que haya gente que merezca más el premio y quizá, quien sabe, el año que viene nos encontremos con otros pobrecitos que necesiten un cable del azar y veamos recibiendo el jarroncito de marras a mi tío Ángel o a su amigo Agustín. Puestos a repartir suerte, en plan lotería de navidad, creo que les vendría bien una mano también a estos dos. Ahí lo dejo, sólo como idea, por si para el año que viene seguimos con excedente de jarrones y queremos regalar otros cuantos.

Ciudad de avestruces

Hoy vengo derrotista y pido disculpas de antemano. Ávila cada día que pasa me tiene más y más agotado. Me cansa, me desquicia, me desespera. Es la del mirar hacia atrás antes de decir nada no sea que alguien esté escuchando. La ciudad de la auto censura, personal y, muchas veces, profesional. Ese lugar en el que poca gente querría vivir de conocer la realidad. Ese lugar que parece hacer esfuerzos, cada día más enfocados, para que los jóvenes, los disconformes, los críticos, los que procuramos tener una opinión propia lejos de lo políticamente correcto, decidamos de una vez por todas hacer la maleta y salir corriendo, da igual el rumbo, para intentar no volver más que de visita puntual.

Recuerdo los inicios de este blog. Recuerdo los primeros correos que cruzamos los cuatro titulares de este rincón preparando, debatiendo y decidiendo cosas fundamentales para que Los 4 Palos comenzaran a caminar. Buscábamos diseños iniciales para comenzar con lo puesto. No podíamos permitirnos perder dinero con algo que no pensábamos fuera a ser la mitad de lo que hoy es, gracias a los que nos leéis, sin duda. Teníamos claro que no pretendíamos nada más allá que contar, desde la libertad de no depender económicamente de nadie, lo que desde otros sitios no se contaba intentando, con nuestra humilde opinión, generar un poco de debate que creíamos, a fecha de hoy yo aún lo creo, necesario en una ciudad como la nuestra en la que solo existe una realidad con la que más te vale comulgar o estás, digamos… jodido. Los cuatro, desde el principio, creímos que la única forma que teníamos de dar credibilidad a nuestras palabras era dando la cara incluso a riesgo de que terminaran por partírnosla. Riesgos incluidos, en cada una de nuestras entradas y comentarios, como habéis podido comprobar, aparece debidamente el nombre de quien lo firma y eso, en Ávila, os puedo asegurar que no es fácil.

Vivimos en la ciudad de los agujeros. Una ciudad en la que cada uno de los ciudadanos tiene el suyo. No muy grande, ¿eh? Poquita cosa. Lo justo para que podamos esconder nuestra cabeza en él cada vez que vemos algo que no nos gusta pero que puede ir en contra de nuestros intereses, normalmente de los laborales. Esos agujeros que nos imaginamos con un largo cuello saliendo de ellos que termina desembocando en ese gran ave no voladora que todos conocemos como ‘avestruz’. Cualquier situación es buena para que, quizá sin querer darnos cuenta, el miedo y la cobardía se hagan más visibles. Es lo que se llama la cultura del miedo en una ciudad en la que todos nos conocemos de una u otra forma, para lo bueno y para lo peor.

Falta de libertad a todos los niveles. Recomendaciones de gente que te aprecia diciéndote, claramente, no te mojes hacia ese lado que te puedes buscar problemas. Malas caras, miradas impertinentes por el mero hecho de ser tú. Algunas seguro que merecidas, por qué no reconocerlo, otras hechas desde el prejuicio y la distancia sin dar opción, sin querer conocer la opinión personal. Por el mero hecho de hacer lo que haces, de estar con quien estas o de escuchar esa música tan rara que tienes puesta. Sin más. A veces toca aguantar cosas más divertidas tipo cercanía con la izquierda radical o más le vale que nunca echen de su trabajo o no volverá a encontrar algo decente en su vida. La cultura del miedo. La cultura de que si piensas por ti mismo te puede ir muy mal. La cultura de guiar la mentalidad de las personas desde cada una de las actuaciones que se realizan en esta ciudad. La cultura del borreguismo, del ¡sí, señor!, de no mear fuera del tiesto. De tú haz lo que yo te diga, deja de lado lo que se te haya ocurrido por tu cuenta y te irá mejor. La sensación es que vamos por detrás que el resto de España que, ya de por sí, creo que va por detrás de lo que debería y miedo me da el futuro… La sensación de que, desde hace más de 36 años Ávila no ha evolucionado absolutamente nada y, quede claro, me refiero a mentalidad e ideología y no a otro tipo de avances… que tampoco.

¿Sabéis aquello de “Nos mean encima y dicen que llueve”? En Ávila es diferente y creo que tardaré mucho tiempo en cambiar esta opinión. En Ávila nos mean encima y todos preferimos decir que llueve, que igual, si pensamos, terminan cagándonos y encima será culpa nuestra… ¡O eso diremos…!

Como decía al principio, siento venir tan derrotista, pero echando un vistazo a mi alrededor no puedo, por más que quiero, llegar a otra conclusión diferente. Imagino que en otro momento esta bendita ciudad me dará motivos para alabarla y hablar de sus bondades pero hoy, sintiéndolo mucho, esto es lo que hay.

Y ahora, si me disculpáis, voy a preparar la maleta, por si acaso…

Lo que hay que Wert

Dice usted que le gus­tan los Beatles… ¿sabe cuán­tas veces habrá sido inter­pre­tada —por otros indi­vi­duos— «Hey Jude»? ¿Cuán­tas veces habrá sido inter­pre­tada… y rein­ter­pre­tada —¿puede algo ser más ver­sá­til que eso?— ¿Se da usted cuenta del poten­cial alcance de una buena com­po­si­ción? ¿Cuán­tos músi­cos habrán inter­pre­tado «Yes­ter­day» en el metro de infi­ni­dad de ciu­da­des por todo el mundo para inten­tar sub­sis­tir? ¿De quién parte esa «herra­mienta» que les per­mite sacar cua­tro duros sin la ayuda de nadie?

Escribe lo anterior Luis Asiaín … un paisano atrevido, creativo, peleón, interesante siempre. Un hombre libre que no suele callar y que defiende sus ideas con vehemencia. Desde Triolocria interpelaba al ministro Wert a cuenta de una entrevista en la Rolling Stone de polémico titular “Puede que los músicos deban cobrar menos por la crisis”.

Expone Asiaín…

“De modo que en lo que a noso­tros con­cierne, recorte usted lo que le dé la gana, puesto que los músicos-compositores-intérpretes de base NO reci­bi­mos rigu­ro­sa­mente nin­guna ayuda por parte de las ins­ti­tu­cio­nes (…) los que pagan para alqui­lar una sala para poder dar un con­cierto de quin­tas a bre­vas, lle­va­mos toda la vida acos­tum­bra­dos a no exis­tir y a no estar regu­la­dos —de facto—. (…) Cíñase a la indus­tria, y déje­nos en paz a los MÚSICOS… que bas­tante tene­mos ya.”

Este texto de Asiaín tuvo bastante eco a través de las redes sociales, meneame y otras plataformas. Tal fue el eco que el propio Ministro – y eso le honra – contestó, aunque fuera brevemente, via Twitter:

“Tenéis razón, me he expresado mal. Me refería solo al cache de los “grandes bolos”. Mis disculpas. Ruego retwitear” (aquí enlace)

“Marazu” en la Calle San Segundo.

Mientras todo esto sucedía me encontraba disfrutando de una actuación al aire libre en Ávila: “Las cosas de la Calle San Segundo”. No conocía la iniciativa y me sorprendió para bien. Los bares se llenaron de gente, podías ver la actuación desde las terrazas… Una idea estupenda sobre todo para una ciudad como la nuestra. Algunos turistas paraban y echaban un vistazo. Otros pedían su caña. Todos ganan con la iniciativa. La verdad, ver una actuación (una actividad cultural, tirando a mayores) con nuestro patrimonio cultural de fondo es un activo que nuestra ciudad debe explotar y mucho. Aquí que tantas veces criticamos iniciativas, me parece de justicia poner en valor ésta. Es un buen camino.

Me recordó en cierto modo a las Visitas Teatralizadas a la Muralla. Un uso inteligente de lo que tenemos.

Y qué quieren que les diga… yo he pirateado música, series, películas y hasta algún libro. Es lo que hay, en una gran medida. El negocio ha cambiado. A los músicos modestos les toca patear mil escenarios y sobrevivir con la mayor dignidad posible. A estos últimos mi apoyo y un modesto apunte de esperanza: nunca he ido a tantos conciertos como ahora.

Qué bonito sería que Ávila fuese una cuna de actuaciones tan modestas como interesantes.

Music Avila Television

De esto hará unos meses y puedo asegurarles que el Flan Dhul casi se me escurre por la faringe dirección alvéolo. Era un sábado de esos de coger el mando, poner 25 canales, comprobar que la televisión sigue sin ofrecer nada y acabar apagando dicho elemento catódico. Pero de repente paré en el canal MTV: “Embarazada a los 16” se llamaba el programa engendro. Era una galería del horror. Adolescentes petardas, la cámara vendiendo unas actitudes sin aptitudes que no creo que traigan nada bueno a ninguna juventud del mundo.  Ni a la yankee ni a la del resto de países colonizados por la MTV.

Me quedé de piedra. No es que uno vaya de mojigato ni de liberticida. Si zutanito quiere comer 400 hamburguesas al mes, es cosa de Zutanito (ahora aquí alguno me dirá que luego habrá que pagarle la seguridad social). Y si en vez de hamburguesas quiere roscas con sorpresa de nueve meses pues allá él o ella. Bueno, en fin. Que ya sé que la televisión ya ni forma ni informa ni entretiene pero algunos límites no deberían sobrepasarse y ese programa era basura televisiva de la buena. ¿Quién se encarga de la producción? ¿Cuántas jovencitas americanas buscarán embarazarse para salir en dicho programa?

Estaba yo indignado con el asunto y se me ocurrió twittear algo así como que  “La Mtv es lo peor del imperialismo yankee entrando en los ojos de sus hijos”.   En diez minutos un coleguita de nueva generación me acusó de liberticida, chavista, antiamericano, torquemada y no sé cuántas cosas más. Pero en un momento, hoygan.  A mi, que oigo la musiquita de “El Ala Oeste de la Casa Blanca” y me pongo más firme que Camacho escuchando el himno de España.  Servidor, que tantas batallas dialécticas ha tenido con albertomdp en defensa del sistema político americano. Le muá, que tiene carné del Burguer King y con uno más me invitan a otro menú. ¡Antiamericano yo! ¡Recórcholis!

Por cerrar la introducción que ya se me va larga… la música pop se ha convertido en una fábrica de pilinguis. No lo digo solo yo, también lo dice la Rosenvinge.  Da susto esto de las divas pop y el sector circundante is disir factoría Disney y demás illuminatis de la vida. Britney, Christina y demás son unas santurronas al lado de Miley, la novia del Justin y el resto que vienen por detrás.

Tranquilos… aquí no pasamos de “El Barrio” y demás anecdotario zombie (para más información banda sonora poco original y correspondiente viñeta de illo). La influencia de la MTV sobre nuestra querida tierra no puede ser excesiva. Algún tunning motivado y poco más.

Pero en cualquier caso y por si fuera menester, Los4Palos sección ocio, cultura & entertainment propone una Ávila tuneada. Los plenos del ayuntamiento podrían ser un programa de baile tutelados por Alaska y Mario. Para el papel de Vaquerizo me encaja bastante bien nuestro querido Willy. En el rol de Alaska tengo un par de candidatas claras… pero en lo que proponéis nombres me quedo de momento con el árbitro del Real Ávila-Aguilar. Espectáculo garantizado.

“El canal MTV ha girado completamente su programación a series live action y telerrealidad” veo en Wikipedia. Nosotros también deberíamos. “A mis 17”  podría contarnos los primeros pasos de nuestros políticos. Un capítulo live action sobre los primeros debates de instituto de José Francisco Hernández o la primera visita a la sierra de Tomás Blanco. “El ecodebate” podría ilustrarnos con gráficos, subtítulos y maquetas explicativas la intrahistoria de un discurso de Juan Antonio Chamorro.

“Se esclerosan con pelotones de coches, enervantes tiempos en inmóviles burbujas que borbollonean circundantes la amalgama de su núcleo, buscando en su curso un radio que les lleve hasta su Centro.” Y tal.

‘Bullied’ (Acosados) Es un emocionante y real documental sobre víctimas reales del acoso.  (sic) Aquí podríamos darle un giro a la cuestión y ofrecer un 24 horas de un político local o regional. “Bored” (Acostados) Un emocionante y real documental sobre estar más estresado que un dirigente regional en una convencion de lechazo.

En “Cita para tres” conocerás a un chico o una chica incapaz de decidirse entre dos personas con las que quiere mantener una relación.  La adaptación abulense consistiría en sacar las cámaras por la noche e intentar identificar un intento satisfactorio de ligoteo. Conocerás a un chico o una chica incapaz de encontrar ni a media persona con la que mantener una relación. Y no digamos sexual.

“Behind The Music” podría ser un pograma itinerante que explicara los pactos de gobierno al estilo Pedro Bernardo. Locos por la música del poder.  “Degrassi”: Estrenamos esta serie juvenil, en la que conoceremos a un grupo de jóvenes en su camino del instituto a la universidad. Aquí en nuestra tierra podríamos ofrecer el camino del joven abulense hacia el exilio con una porra o apuesta en twitter sobre qué provincia será la que acoja a nuestro intrépido y futuro parado abulense.

Me falta encontrar algún programa presentado por Pedro Tomé y encontrarle un espacio a Alberto Martín del Pozo. Algo así como “Megacasas” para explicar el catacrackboom inmobiliario podría encajar.

Lo que tengo más claro es cómo poder dar espacio a nuestros comentaristas preferidos. El asunto sería reflotar “Beavis y Butthead”, de cuando la Music Television molaba y tal…

… y para reencarnar el vídeo de arriba Guillermo sería Butthead, Pepe Herráez Beavis y Cher sería El Cimbalillo de la Catedral.

Y que salga el sol por Antequera y por el Valle Amblés. Video killed the radio star…

[ Esta entrada intenta ser simpática y escurridiza, bienhumorada y saludable para acabar la jornada laboral. Que todos los mencionados se lo tomen como tal que con esa buena intención fue escrito. Buen fin de semana a los lectores ]

La Reacción

Suenan de fondo mientras escribo estas líneas. Están afincados en Ávila, aquí, en la tierra. Por diferentes sitios de nuestra provincia lo que hace todavía más meritorio su trabajo. Son cuatro chavales que comparten amistad y música. Se llama La Reacción y son, para mi forma de entender la música, uno de los mejores, si no el mejor, grupo de nuestra geografía.

‘Naked Dreams’ es el título del LP que publicaron, con sus propios medios y sin grandes apoyos, hará ahora, si no me equivoco, 3 años. Para los que nos hemos movido habitualmente por el panorama musical local se trataba de uno de los discos más esperados y debo decir que no defraudó. La fuerza de sus canciones y esa forma descarada de hacer Rock’n’Roll no pueden dejar indiferente a nadie. Un grupo diferente, fresco, que dista mucho del resto de grupo locales. Gente con cultura y conocimiento musical como para hacer un planteamiento serio y con pocas fisuras.

En estos tiempos de guerra entre los defensores y detractores de los derechos de autor y con la que está cayendo sobre el horizonte se agradece que grupos como éste decidan distribuir su obra de forma gratuita. Así, ya en su día, decidieron que Jamendo sería el lugar desde el que ofrecerían su disco al mundo y de forma gratuita bajo un tipo de licencia libre para que su música llegue a cuanta más gente mejor. Si queréis podéis descargarlo aquí. Enlazo también su página de MySpace por si queréis saber más de ellos y, por supuesto, no dejéis de pasar por su espacio en Facebook que, aunque algo olvidado, no deja de ser, parece, la vía que todos preferimos (o casi todos) para publicitarnos en este tiempo. Veo que además del perfil tienen página más actualizada y con fechas de próximos conciertos conciertos, el próximo esta misma noche…

Termino dejando un vídeo de uno de sus últimos directos en el que interpretan su tema ‘Bad Romance’ con la formación actual de la banda. Espero que os guste y si es así, espero os acerquéis algún día a verles en directo. Un grupazo, señores, un grupazo.

A %d blogueros les gusta esto: