La modernidá

Cuando uno vive fuera de Ávila, aparte de extrañar las murallas, redescubre la capital del imperio cada vez que vuelve, sobre todo si pasa un tiempo entre una y otra visita. Así me pasó estas navidades, cuando descubrí que el horrendificio de Moneo estaba siendo rodeado de locales insospechados, como un 100 montaditos. Había chavalería escuchando Los 40 (¡en Ávila!) camino del Burguer King o del mencionado montaditos.

“Antes, todo esto era arena. Los chavales escuchaban Onda Cero Música y los policías locales no multaban a los chavales que jugaban a la pelota. Bueno, tal vez en Sonsoles sí”.

Bromas aparte, estaba escuchando en la radio uno de esos sesudos estudios que aseguraban que los castellanos y leoneses son los menos bailongos de España. Para que se venga arriba el cotarro, el presentador se ha dedicado a poner reggaetones a levantar el ánimo del paisanaje. Me imagino a Don Ambrosio en La Toledana cogiendo la fregona y prendiendo la gasolina. A mí me gusta la gasolina, dame más gasolina. Y la señora Paca mirándole con preocupación y amenazándole con darle un escobazo.

La modernidá… ¿ha llegado a nuestra ciudad? Hace unos pocos días pregunté por Twitter cuáles serían las palabras de la década. Si el año pasado fueron casta o dron… ¿Qué palabros sumaríamos desde tiempos ZP? Éste fue el ostentoreo resultado:

– Perroflauta, twerking, reggeaton, hipster, crowdfunding, fracking, whatsapp, bitcoin, postureo, ola ke ase, selfie (#conwilly), metrosexual, indignado, muffin…

Entonces… ¿Qué tal nos ha ido dentro de esta modernidad? Hemos quedado que de twerking vamos mal, aunque habría que ver a Miley en Músicos en la Naturaleza para comprobarlo. Perroflautas tenemos, alguno hasta hizo acampada en el Grande. Moderno en su look sería Alberto, al que pronto ¡ola ke ase! (de esto habrá que hacer post) veremos dar una conferencia en Ávila. No de indignados ni de crowdfunding, ni habrá que pagar entrada con bitcoin. ¿Postureo? Seguro. ¿Fue Santa Teresa la primera mística que luchó contra el postureo? Podría ser un buen título de conferencia. Se podrán hacer selfies con el autor, gurutoriador que usa whatsapp, seguramente sea contrario al fracking y sin embargo adepto al muffin. Todavía no había puesto smart, y en nuestra ciudad astronómicamente reconocida en ese aspecto, ese fallo era como tener una bombilla sin luz.

Y después de párrafo tan desastroso, la pregunta…

A pesar de tener ya “Los 40″… ¿Sigue siendo Ávila un buen refugio anti-modernidá? ¿Es posible ir de El Bulevar al Puente Adaja sin cruzarse con un hipster? ¿Se puede saltar de almena en almena sin divisar un metrosexual?

— Llevábamos unos días sin publicar y me apetecía algo más ligero para romper el hielo, sobre todo en día de debate sobre el estado de la nación. De lo del PSOE de Ávila ya hablaremos, cuando saquen definitivamente las espadas láser (ya saben, la modernidá). Se rumorea que George RR está en el Maspalomas tomando notas para su próximo libro de Juego de Tronos: “No es mala idea montar una gestora en Desembarco del Rey… y lo que surja”, le dijo al camarero. —

A %d blogueros les gusta esto: