Los Lannister y los Stark se perderán el Centenario de La Santa

10363743_10152290543421636_3595492039369328108_n

Khaleesi y sus dragones quizás vengan al fin de semana siguiente, con el Festival Cir&Co, y la líen parda. ¿Quién te dice a ti que Tyrion Lannister no se apunte a algún congreso de CITeS sobre la influencia de Santa Teresa en las teorías de Stephen Hawking? Puede que la próxima lista que Arya Stark repita en bucle sea la de bares participantes en ‘Tapitas a la cazuela’. Lo que es seguro es que ninguno de ellos asistirá este fin de semana al encuentro de fans de Juego de Trono del Mercado Medieval.

El motivo es que en esta edición no hay tal encuentro. La idea surgió el año pasado de las cabezas de dos hermanas abulenses, Lara y Diana Fernández, y del madrileño Javier Conde. “Se nos ocurrió de forma espontánea porque, como abulense que soy, me daba pena que el Mercado Medieval no se promocione cuando es una maravilla –decía Lara por aquel entonces-. Somos fans de ‘Juego de Tronos’ y nos pareció una oportunidad aprovecharlo porque la estética es similar. Lo llevamos mascando desde el verano de 2013”.

A mí me pareció una gran idea desde el primer momento, y no solo porque sea un yonki de la serie. Es algo bueno, bonito y barato, que con un coste mínimo (imagino que los únicos gastos fueron los tres premios que se dieron y ocupar el Palacio de los Verdugo durante un rato para que el jurado eligiera a los ganadores entre todos los participantes) puede traer visitantes. Creo que la participación no estuvo mal para ser el primer año: unos 15 personajes de ‘Juego de Tronos’ compitiendo en el certamen y el claustro prácticamente se llenó para la ocasión. Por eso pensé que sería una iniciativa que perduraría en el tiempo y que, poco a poco, se iría consolidando.

Los tres impulsores del encuentro le propusieron la idea al Ayuntamiento de Ávila en 2013 y, al no tener respuesta, decidieron organizarlo por su cuenta el pasado año, aunque finalmente, casi en el último momento (y tras salir la noticia en los medios de comunicación), el Consistorio decidió respaldar el evento. No habrá segunda edición y el motivo que se da desde la Concejalía de Turismo es que nadie lo ha solicitado.

No tiene sentido que la celebración (o no) de una actividad dependa de que haya (o no) un impulso o petición expresa por parte de la ciudadanía. Si algo funciona y ya está en marcha (gracias, por ciento, al esfuerzo que realizaron tres aficionados de la serie), no entiendo porque hay que suprimirlo; sobre todo cuando el programa de los dos últimos años de las Jornadas Medievales prácticamente no incluye novedades. Y lo peor no es que no se sume, sino que en algunos casos, como este, se resta.

Pérfidas pérdidas

ecopop

Lo malo de las oportunidades perdidas es que se pierden. Y eso es una putada. Hace unos años se me fueron unos amigos a disfrutar del Ecopop. Estuve apunto de irme con ellos, pero al final, no sé muy bien por qué motivos, me quedé en casa. Y ya sabéis lo que pasa siempre que uno se queda en casa: la fiesta padre.

Vinieron encantados. No solo por el aspecto puramente musical, que también. Lo que más les había gustado era el ambiente que se respiraba y destacaban la cercanía de los grupos con el público. Un festival de dimensiones reducida, sí, pero bien organizado y con un encanto especial (como la CocaCola). Lo dicho, que tuvieron muy poca consideración por mi persona y se lo pasaron pipa.

La pérdida, este año, ha sido generalizada. O eso parece. Solo dos días antes de su puesta en marcha se anunció que el Ecopop de este año se aplazaba por “cuestiones técnicas”. La gente que entiende de esto me dice que será difícil que pueda volver a convocarse, al menos este año, sobre todo por el daño hecho a todos los que tenían entrada –algunos de ellos incluso se organizaron un plan alternativo, ese mismo fin de semana, en Arenas de San Pedro-. Mala noticia anunciada de forma muy poco seria. Y una nueva oportunidad perdida. Esperemos que solo sea temporal y que el próximo verano se pueda volver a disfrutar del Ecopop.

Cómo la cosa va de oportunidades pérdidas, no me quiero olvidar del encuentro de fans de Juego de Tronos convocado con motivo del Mercado Medieval de Ávila. Se ha organizado por primera vez este año por un grupo de aficionados a la serie de HBO. Se lo propusieron al Ayuntamiento de Ávila el año pasado, pero no tuvieron respuesta y al final han decidido arrancar el proyecto por su cuenta. A mí me parece una idea buena, bonita y barata que se podía haber probado el año pasado, aunque solo fuera por probar.

Toda la suerte del mundo para esos valientes… y que Khaleesi nos acompañe.

A %d blogueros les gusta esto: