En plena cuenta atrás

Decía el otro día Zarzalejos en El Confidencial que uno de los principales damnificados por la forma de ser y de gobernar de Rajoy era el Partido Popular. Zarzalejos, que pasa por ser uno de los gurús de la derecha, uno de los más virtuosos intérpretes de vísceras de gaviotas y uno de los mejores conocedores de cómo funcionan las válvulas, engranajes y correas de la maquinaria popular; afirmaba que el PP se ha quedado sin banquillo y que ante la perentoria necesidad de renovación en alguna de sus plazas, Rajoy y compañía habían tenido que recurrir a medianías, parches o viejas glorias.

Como todos ustedes son muy listos, ya saben lo que viene ahora. ¿Está en esta situación el PP de Ávila? El anuncio de la candidatura de Jose Luis Rivas me pilló frente al castillo de Arévalo y he de reconocer mi sorpresa. No era uno de los nombres que sonaban y en la encuesta que este mismo blog publicó, del centenar de participantes ninguno pensó en él. Por aquí son más de Woody y del actor secundario Bob (mira que sois malos). ¿Es Rivas renovación? ¿Es banquillo, medianía, parche o vieja gloria? No tengo el placer, así que daremos al candidato el beneficio de la duda. Respecto a su perfil renovador, sí y no. Él mismo presume de experiencia, aunque no haya sido en primera línea hasta hace poco. ¿Tiene banquillo el PP de Ávila? En una situación así, la retirada del alcalde, quizá hubiese parecido más lógico recurrir a uno de sus más directos colaboradores. ¿Hector Palencia, José Francisco Hernández, Patricia Rodríguez? Igual no es falta de confianza por parte del partido, igual se lo ofrecieron y ellos lo rechazaron. ¿Lo rechazó también Alicia Garcia? Creo que Rivas no ha sido la primera opción del PP abulense, puede que incluso no fuese la segunda, pero es tan solo una suposición.

Una de las cosas que he oído o leído destacar sobre el alcaldable popular -perdonen mi imprecisión, pero he estado de vacaciones- es que nunca había salido de Ávila más que para estudiar la carrera. Como abulense residente fuera de la ciudad este tipo de afirmaciones me producen ciertos reparos y no solo porque me inhabilitan como candidato del Frente Popular Palero – Unión, Palos y Democracia (FPP-UPyD). Unas declaraciones, eso sí, muy del gusto del Delegado del Gobierno en Andalucía. Los chistes ya están todos hechos y Jabois retrata muy bien la situación, pero ¿queremos que Ávila sea gobernada por un partido que tiene como logo una gaviota? ¿Cuántas gaviotas hay en Ávila? ¿No sería mejor una cigüeña? ¿Queremos que nos gobierne alguien que se llama José Luis? Estos nacionalismos de campanario tan patrios cada vez son más vergonzosos.

No me resisto a hablar de la leal oposición, empeñada a todas luces en facilitar la mayoría absoluta del PP. El PSOE está a un tris de implosionar y veremos qué pasa en UPyD. Los del puño y la rosa aprobaron anoche la lista que presentarán al Ayuntamiento sin contar con los partidarios de la candidata, ni siquiera con el número dos que ella misma había anunciado. La lista contó con un amplio respaldo, sobre todo por que la candidata y sus partidarios se levantaron y se fueron ¿Será Manoli Prieto nuestra Tania Sánchez? ¿Habrá una escisión en el PSOE local? ¿PSOE versus PSOE-Auténtico? Sea como fuere, pelear por el segundo puesto en las listas puede terminar siendo una pérdida de tiempo.

En UPyD las aguas bajan casi tan revueltas como en el PSOE. Manuel Vicente ha dejado la formación magenta y se va a Ciudadanos, donde se ha puesto a disposición del partido. ¿Será el candidato de los de Albert a la alcaldía? ¿Será Manuel Vicente candidato por Vox dentro de cuatro años? ¿Del PSOE dentro de ocho? ¿Volverá al PP dentro de doce? ¿Se dejará coleta, verá la luz y recalará en Podemos? Y respecto a UPyD ¿sobrevivirá a Rosa Díez o será esta su fundadora y liquidadora?

Fijense como estarán las cosas que el partido que parece más en calma a pocos meses de la cita electoral es Izquierda Unida. ¡De locos!

PS.- Lo último que sabemos de Trato Ciudadano es este manifiesto de doce puntos por una ciudad amable. El documento está bien, tan bien que podría ser firmado por todos los habitantes de la ciudad, de la provincia y de la galaxia. Arriba lo bueno, abajo lo malo. Supongo que terminarán derivando de cada uno de esos doce puntos varias medidas concretas. ¿Cómo garantizar desde el Ayuntamiento servicios básicos, sobre todo aquellos sobre los que no se ejerce ninguna competencia? ¿Cómo encaminamos la economía de la ciudad hacia el bien común? Esperamos ansiosos sus respuestas.

A %d blogueros les gusta esto: