Crónicas de Lampedusa

Espero que entiendan esta exageración en sus justos términos…

“El tinglao, Tomás Roncero y Telecinco”. Esos serían mis tres votos si me preguntaran en una encuesta del CIS por  los principales problemas de los españoles. Hace años me tocó responder en una encuesta de Eurostat pero desde entonces no he tenido ni un triste EGM que echarme a las barbas. Soy un ciudadano insignificante para el presidente del gobierno, para el señor Sigma 2 y para el resto de amigos de la estadística.

¿Se imaginan que Telecinco apareciera con un 0´17% de los votos en el CIS? Sería fantástico. E injusto, porque también habría que meter a la MTV en ese negociado.

En el “Bar de Lola“, Mr. T hacia este fin de semana una defensa del buen periodismo y enlazaba un estupendo artículo sobre Italia del que destacaba una magnífica frase:

“Dentro de 30 años, Italia (vale para España) no será como la habrán hecho los gobiernos, sino como la habrá hecho la televisión”. Ennio Flaviano.

Por la mañana asistiremos a algún nuevo escándalo de la casta y su metástasis.

Por la tarde, Telecinco idiotizará a las masas con Sálvame.

Y hoy por la noche hay fútbol. Tomás Roncero (o sus imitadores del otro lado del Ebro) dictarán doctrina de la exageración y el odio, sea cual sea el resultado. No hay mayor fábrica de nacionalistas y paletos que “Punto Pelota” y similares.

[…]

No somos Italia pero no estamos para tirar cohetes. Ya no vale decir que vamos camino de la mierda, chapoteamos en ella. Pero hay una solución: leer, leer y leer. No dejarse llevar por el fango de la mediocridad, el talibanismo y la infamia.

La solución es leer y escribir. Aquí vamos a seguir nosotros, y como habrán percibido lo haremos con un cambio de look. Lectores como Guillermo nos habían dicho en los últimos días que tenían problemas para comentar. También era ya legendario que surgiesen fallos en algunos navegadores o que se solapasen las columnas. Los cinco tipejos (aka 15 Mm) de la página hemos votado para adoptar un nuevo look y hemos elegido éste que ven. Funcionalidad al poder. No es arriesgado ni la última revolución de Agatha Ruiz de la Prada pero creemos que se ve bien y queda majo.

Esperemos que les guste y que estas páginas les hagan alejarse cada día unos minutos de la televisión, cuestión sanísima.

Un saludo, amigos.

Aquí el 15Mm, aquí unos amigos

Les voy a confesar unas cosas, y con el tiempo que llevamos aquí escribiendo y lo que nos conocen, espero que me crean. Están en su derecho a no hacerlo y a llamarme victimista o cuentista. Lo dejo a su elección. Aquí está todo nuestro blog para darnos fuerza. Nuestra dignidad se basa en nuestra trayectoria. Opinable siempre, pero siempre honesta. Errónea en ocasiones, seguro, pero siempre saliendo de dentro. Ya nos conocen y eso es lo que me importa.

[Para políticos o personas que lleguen aquí con prisa, bajen con el ratón al punto 4 y se ahorran unos cuantos párrafos]

No lo he contado hasta ahora porque no procede. Y no lo contaré del todo porque sigue sin proceder y porque ni siquiera la persona a la que más le afectaría esto sabe toda la historia completa.

Un día, una persona con cierto poder, me metió en su despacho, cerró la puerta, exhibió su mejor sonrisa y me dijo:

“Bueno, en confianza. Tú y yo. Aquí solos y en confianza porque sabes que te respeto. Detrás de esa página en la que escribes… ¿Quién está? ¿Quién lo financia?”

Le dije que nadie. Que eramos 4 amigos y un viñetero. 5 abulenses de infanteria. No me creyó. Por Angélica de Alquezar, lo más sagrado, que no me creyó. Sonrió, me miró y dijo “Vale, como quieras. Nadie está detrás”. Hubo más conversación y sonrisita, pero eso me lo guardo porque soy una persona de palabra. Aunque ciertas insidias no merezcan la confidencia. Punto y aparte.

Lo de que ciudadanos comunes abran una página y poco a poco ésta vaya teniendo tirón e influencia les suena imposible a este tipo de personas. Son los del viejo modelo que no se dan cuenta de que el tema, el tinglao, se les va muriendo y muriendo. Son los mismos que hace siglos controlaban el papiro y no vieron venir la imprenta. Estoy diciendo bobadas históricas pero me entienden.

Internet lo ha cambiado todo. Y no todo para bien, claro. Y no todo son florecitas, pajaritos místicos y talegones revolucionarios. Pero ha cambiado las reglas. El juego es el mismo, los del compás, la escuadra y el cartabón siguen teniendo el poder máximo pero les han salido almorranas aquí y allá.

He aquí una almorrana. Nosotros preferimos vernos como un brote verde pero no. Somos una jodida almorrana en la tranquila y apacible muralla. Y por supuesto esta página le molesta sobre todo a la regidora máxima de Ávila (no es hombre, es mujer) pero no es a la única que le molestamos. Esta página molesta también a la oposición más acomodada, a los palmeros que llevan viviendo bien desde hace décadas. De derrota en derrota hasta la insignificancia total.

¡Y encima damos ejemplo o empuje y salen nuevas páginas! ¡Intolerable, incontrolable e inaceptable!

Imagino que la mayoría de ustedes se estarán preguntando que qué carajo le pasa hoy a Rubén. Pues les puede resultar estúpido porque lo es pero resulta que aquí somos el 15M. Esto lo lee por ejemplo nuestro comentarista Iñaki y le da un ataque de hipo. Somos el 15M o eso es lo que van pregonando ciertas personas para joder la vida de quienes escriben aquí. Y lo estoy escribiendo yo porque ya estoy en el paro y es al que menos importa que circule la insidia.

“Bueno, está claro que tenéis una campaña personal contra el concejal” “¿Tú eres de ese blog que lo único que hace es meterse con el alcalde, verdad?” “Qué vas a esperar de esos 4, si son del 15M” “¿Tu amigo el que escribe ahí…es del 15M verdad?” “Bueno, ya sabes, como zutanito es de los del 15M…” “Los 4 Palos..los del blog del 15M”.

Hemos mejorado. Ya no nos financian, ahora somos directamente antisistema. 15 M. Anatema. Revolucionarios. Anarquistas. Gente ávida de sangre, muerte y destrucción. Somos unos tíos que lo único que hacen es agitar a la masa contra sus regidores, que tienen algún interés oscuro particular detrás y que solo buscan destruir.

El problema no está en quienes nos leen, sino en quienes NO nos leen. En esos que sin saber de nada, escuchando a ciertas personas, se hacen una idea errónea. Así que déjenme que haga un poquito de historia…

1. No somos Antinada ni Democracia Real Ya ni 15M ni Gaitas.

Aquí respetamos a esas y otras asociaciones o colectivos ciudadanos, pero aquí no somos eso. Yo mismo he escrito criticando ciertas formas del 15M y afirmando Que sí nos representan. ¡Vaya antisistema estoy hecho! Como había motivo de debate extenso se dio espacio a un lector para defender su postura de forma más amplia (enlace). Y ya mucho antes habíamos tenido algún otro post y una extensísima charla sobre el tema. Aquí no se adoctrina, se da espacio para opinar.

No hay más ciego que el que deja la mente en blanco.

2. No somos de UPyD

Y es justo de lo que nadie nos acusa. Si hay un partido al que apenas se le ha dado en esta página un tironcillo de orejas es a Rosa y sus amigos. Es cosa de que lleven poco y estén en la oposición, pero tranquilos… algún día les tocará como a todos. Porque este es un espacio de opinión y se habla de todo. Y ellos son parte del todo. Y si quieren contestar, lo podrán hacer. Es la marca de la casa.

Sí nos han acusado muchas veces que somos del Psoe. Y créanme, si hay un partido que a mi particularmente me tenga hasta las arrobas, ese es el socialista abulense. No todos y hay gente buena como en el PP, UPyD, IU y el PACMA. Ávila es pequeña, nos conocemos todos y todos tenemos amigos aquí y allá. Pero si hay un partido tiquismiquis, mamandurriesco, palmero y atontolinao es el del puño y la rosa.

Por cierto… “aquí nunca se critica al Psoe” —

2.a) El Prado a Los Serrano (o a la plaza de toros)
2.b) Con la nueva mayoría
2.c) La politique en rose

Hay mucho más pero valga el ejemplo. En cualquier caso aquí tienen el Tag “Psoe” si quieren ver unos cuantos posts. Reciben menos que el PP, sí, pero porque no gobiernan por aquí. Así que no, no nos financia el Psoe. De hecho les encantaría – en general – que no existiéramos.

Para mi el Psoe de Avila es de lo peor que hay en estos lares desde hace años. Tal vez (y ahora sí que va a parecer que nos paga Rosa Díez) lo que pasa es que ahora las encuestas en nuestra provincia empiezan a preocupar a PP y Psoe. ¿Adiós chiringuito?

3. Aquí escribimos para adultos

Si yo digo que “si hay un partido que a mi particularmente me tenga hasta las arrobas, ese es el socialista abulense” esa frase la está escribiendo Rubén Negro Torres. No mi vecino, ni un antiguo compañero de trabajo, ni la chica que me atiende en el Inem, ni Juan Luis del Pozo, ni Pablo Garcinuño, ni Alberto Martín del Pozo ni ninguno de sus vecinos, compañeros, parejas o familiares. Para evitar eso, desde el primer día aquí se firma con nombre y apellidos. Tengo la sensación de ya haber escrito este párrafo pero es que cada semana aumenta el parvulario.

4. Este blog es muchísimo más que política

Y por eso estamos orgullosos de esta casa. Se habla de CULTURA (enlace 1, enlace 2, enlace 3…), HISTORIA (enlace 1, enlace 2, enlace 3…), DEPORTE (enlace 1, enlace 2…), OTRAS VOCES tienen aquí un altavoz (enlace 1, enlace 2, enlace 3…) y también damos testimonio de GENTE QUE MERECE LA PENA (enlace 1, enlace 2, enlace 3, enlace 4…) y que no siempre tienen el reconocimiento o simplemente conocimiento social que deberían en Ávila. Su tierra. Mi tierra. La que todos queremos ver mejor y razón por la que abrimos esta página.

Podría extenderme más pero ya hizo Willy en su día una completa recopilación de enlaces.

Está feo que yo lo diga porque soy parte del invento pero lo diré. Lo que pasaba, amigos políticos, palmeros y realeza de la metástasis amurallada, es que un blog como éste HACIA FALTA EN AVILA.

___

Así que como esas tenemos, desde la almorrana impertinente aquí va la confesión. Sí, somos 15: 4 juntaletras y un viñetero igual a 5 tíos más un puñado de colaboradores y lectores entusiastas, digamos otros 10… lo que sumado sí, da 15. 15 Mmm. 15 Muy molestos muchachos. 15 mamarrachos que piensan que en Ávila se puede opinar y dar altavoz y apoyo a iniciativas culturales y sociales que a los diarios y altavoces habituales no les importa un carajo. 15 Mojigatos. Y Pelagatos.

Somos 15 m, 15 mierdas. Pero hay algo insólito en estos 15 mierdas: tenemos dignidad. Y cuantas más veces nos callen la boca más la abriremos. Si hay algo que tiene claro cada uno de nosotros es que aunque personalmente este sitio nos haya costado ciertas cosas, cada día nos sentimos más orgullosos de ello.

Ayer les hablamos de nuevos sitios que han surgido en la red. Y es que el gran error de ciertas personas – siendo los socialistas abulenses con mando en plaza los peores en ese cuento – es que piensan que cuando no haya crisis todo volverá a ser lo de antes. Y no, amigos. Que no, que no. Que nada volverá a ser como antes. Wrong way. Game over.

15Mm. 15 Molestas mierdas (que pronto serán 30 y después 45…)

#L4PSummermeeting (Versión extendida)

Si usted, dama o caballero, ha estado en la ciudad amurallada o alrededores en los últimos días, recordará que hace una semana, más o menos, durante dos o tres días las tormentas no dejaron de atormentar, valga la redundancia, a nuestra bella villa. Tal fenómeno tiene dos explicaciones posibles. La tradicional nos habla de altas y bajas presiones, de masas de aire húmedo, de ionización, etc. Paparruchas científicas en las que usted puede creer o no. Si usted opta por ser como Iker Jiménez y señora y piensa que esa gente con bata blanca no le ha aportado nada – el ordenador/móvil/tableta en el que usted está leyendo esta entrada lo inventó San Pedro – yo le ofrezco de manera altruista otra explicación. Las tormentas, los rayos y los truenos los provocó una extraña circunstancia: la coincidencia en el término municipal de Ávila de los cinco responsables de este engendro electrónico.

A mi me ha correspondido el honor de escribir unas líneas sobre el evento, pero no me parecía adecuado abrirles el apetito comentando el menú que degustamos – la paella exquisita pero escasa – o las tonterías que dijimos. Lo que les ofrezco a continuación son dos versiones de los hechos. Si usted, amado lector, nos odia profundamente la A es para usted. Descubrirá cuan perversos somos y la gran cantidad de fetos que podemos comer a lo largo del día mientras entonamos cantos satánico-izquierdistas-nacionalistas-malos bajo la ikurriña. Si usted simplemente piensa que somos un grupo de conocidos con aficiones comunes y ganas de darle a la tecla por amor al arte le recomiendo la versión B (aunque no puede perderse la A)

Versión A. El contubernio.

El hombre del traje oscuro se bajó de su carruaje y se aproximó silenciosamente hasta la vieja y pesada puerta de madera. Las sombras se alargaban lúgubres y siniestras mientras el sol caía perezoso tras las redondeadas montañas. El silencio, retirado como estaba aquel paraje de la civilización, era casi absoluto. Golpeó tres veces, esperó unos segundos y volvió a golpear tres veces. Un susurro, un golpe seco y el descorrer forzado de una vieja cerradura oxidada precedieron a la profunda voz que atravesó la puerta entreabierta.

– ¿Quién va? – preguntaron desde el interior.
– He quedado aquí con unos señores. – contestó el hombre vestido de negro
– Santo y seña.
– Mañueco es mi pastor, nada me falta.

Unos segundos de silencio precedieron a la apertura completa de la puerta que daba acceso a una sala baja, con techo de madera, al fondo de la cual un grupo de cuatro hombres se reunía en torno a una bebida de color amarillento. Las paredes estaban llenas de imágenes extravagantes de misteriosos seres rubios de nombre impronunciable y de cancerberos que vivían en pecado con mujeres de cabellos brillantes.

– Ya pensábamos que no venías, por Belcebú. – dijo el más alto de ellos.
– Estaba terminando de arreglar unos asuntos. – contestó el hombre de negro retirándose la tela que le cubría el rostro.

Una mujer de pelo rubio se acercó a ellos.

– Está todo listo.

Los cinco hombres se miraron y asintieron. Dejaron la bebida amarillenta sobre una barra de madera y agachándose para pasar por un bajo zócalo accedieron a otra sala, algo más grande que la anterior, tenuemente iluminada. Se colocaron alrededor de una mesa cubierta con un mantel blanco y guardaron silencio hasta que el hombre vestido de negro ocupó la cabecera. Cuando todos se encontraban en sus puestos, se dieron las manos, cerraron los ojos y empezaron a recitar una letanía en un idioma ininteligible. Al acabar, todos escupieron sobre un pájaro (¿un vencejo? ¿una gaviota?) muerto colocado en el centro de la mesa junto a un crucifijo invertido mientras gritaban.

– Por Satán nuestro señor, por Zapatero su mesías, por Rosa su profeta, por los comunistas y por todos nuestros innumerables señores a los que nos debemos – dijo el pintamonas del grupo mientras los demás elevaban sus brazos hacia el cielo – Que el gran asno redentor ilumine esta reunión. Bendice a tus humildes siervos y acompáñalos en la oscuridad.

Tras el juramento, los cinco hombres – todos ellos cejijuntos, de nariz aguileña aliento fétido y presencia en extremo desagradable – se sentaron en torno a la mesa mientras la mujer rubia y un hombre alto y fornido, con el rostro cubierto por una tupida barba, llevaban a la mesa diferentes platos de siniestro contenido: revuelto de fetos de ave con tubérculos, tripas de mamífero rellenas, fluidos corporales fermentados, pedazos sanguinolentos de cuadrupedos, etc…

– Maese – dijo uno de ellos, un hombre alto y delgado, con barba de dos días y ojos inyectados en sangre – a mi para beber traigame agua. No quiero tener problemas con los guardianes de los caminos.
– Yo también beberé de momento ese líquido insípido – dijo el hombre vestido de oscuro.
– ¿Los demás que van a tomar? – preguntó el posadero.
– Sangre de unicornio ¿no? – contestó un hombre con barba de ojos claros
– Hace – contestaron el más alto y el pintamonas.

Los posaderos se retiraron y dejaron a los cinco hombres a solas.

– Quiero felicitaros – dijo el hombre vestido de negro mientras se limpiaba con el brazo los restos de sangre que corrían por su rostro – por cómo se está desarrollando nuestro plan de dominación mundial. En los últimos meses hemos alcanzado grandes metas. Nunca pensé que llegásemos tan lejos.
– El mal es cada día más poderoso.
– Es cierto. – contestó el más alto mientras sonreía con maldad – Me consta que los guardianes de la Luz siguen nuestros pasos.
– ¿Acaso saben de nuestra existencia? – dijo el barbado.
– Si, camarada. Aunque a tu lejana residencia no lleguen más que los ecos y las sombras así es, puedo dar fe de ello.
– Ojalá pronto nazca el anticristo que ha de traer la oscuridad y podamos recoger los tesoros de los que somos merecedores. Nuestra valentía merece ser premiada – contestó.
– El infierno te escuche, amigo. – asintió el hombre vestido de negro.
– Por cierto, ¿cómo van los negocios de tu amigo el bardo? – preguntó el barbado al alto de los ojos enrojecidos.
– Avanzan – contestó aquel – Sus composiciones rezuman calidad.
– Me alegro. Ojalá Mefistófenes le ayude en su camino.

Guardaron silencio durante unos minutos mientras devoraban sin educación las viandas que el posadero había depositado sobre el en otro momento blanco mantel. Un eructo seguido de una flatulencia ambientaron la sala y rompieron el silencio.

– Me gusta que seais educados con nuestros posaderos – dijo el de los ojos inyectados en sangre.

Todos rompieron a reír, dejando que la comida que tenían en sus bocas corriera por sus barbillas y salpicara aún más el mantel, irreconocible bajo una gruesa capa de sangre y vísceras. Un golpe seco les hizo callar y aguzar el oído. Venía de fuera, de la calle. Un grito.

El posadero entró apresurado en la sala, con el rostró desencajado empapado de sudor.

– Les han descubierto ¡Los guardianes de la Luz están fuera acompañados por la guardia verde! ¡Rápido! ¡Por el pasadizo!

Los cinco hombres se pusieron en pie, apartaron la mesa y levantaron, tirando de una pesada argolla, una trampilla oculta bajo la misma. Fuera, los golpes y los gritos se sucedían. El posadero encendió varias antorchas y se las pasó a los hombres que, de uno en uno, descendieron por unos empinados escalones de piedra hacia la oscuridad.

– Tenga cuidado por los sótanos. – dijo el posadero con voz triste y preocupada.
– Nos has sido de gran ayuda, Amadeus. – dijo el último de ellos. – Tus esfuerzos se verán recompensados cuando el mal reine sobre la ciudad amurallada. Tú sigue caminando.

Cuando el último de los participantes en el conciliábulo abandonó la estancia, el posadero cerró la trampilla y volvió a correr la mesa para taparla. Justo en el momento en que esta quedó oculta, la puerta cedió y la máxima autoridad de los guardianes de la luz entró en el recinto acompañado de varios guardias verdes y azules.

– Mierda -exclamó – se han vuelto a escapar.

Versión B. La cena.

Aunque pueda parecer lo contrario, somos personas sanas y alegres. Quedamos medianamente pronto, cenamos, bebimos con responsabilidad, dijimos un par de tonterías y volvimos a nuestras casas cuando la noche empezaba a dejar paso al día. Así de normales y aburridos somos.

Fin.

El equipo P

En Julio de 2011, un comando compuesto por cuatro de los mejores hombres (ejem) de la infantería abulaui se encomendaron a dar a la tecla por un delito que no habían cometido. No tardaron en rescatar a un viñetista de la prisión en la que se encontraba recluido. Hoy, buscados todavía por el gobierno, sobreviven como juntaletras de fortuna. Si tiene usted algún problema, y se los encuentra, quizás pueda sobornarlos.

Esta bitácora colectiva cumple un año de vida. Hemos abierto debates, se han generado polémicas y también risas pero sobre todo estamos convencidos de que está sirviendo para su propósito inicial: unir a abulenses de cualquier rincón hablando de Ávila. Por aquí hemos hecho un poco de todo  y el compromiso (a pesar de las bromas y ciertos sinsabores) es seguir hacia adelante. Con vosotros y gracias a vosotros.

Los 4 Palos.

_

[Queda claro que Hannibal es Willy, Alber M.A. -el duro del grupo-, Rubén Murdock -lo tira todo-, Illo Fénix que siempre resurge para llevarse a la chica y Pablo el guionista de todo este invento, el Charlie de esta tropa de ángeles…]

A %d blogueros les gusta esto: