Centenario fulero

Ha comenzado el año del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús. No nos cabe ninguna duda. Todos tenemos en la cabeza esa multitudinaria celebración de la eucaristía que tuvo lugar el pasado día 15 de octubre coincidiendo con los 432 años de la muerte de la abulense más ilustre. Sin duda la mejor fecha para comenzar estas celebraciones. La fiesta real, la celebración concreta de la fecha en cuestión es el día 28 de marzo de 2015. Ese día sí podremos tirar fuegos artificiales y festejar, como se merece, que 500 años atrás nacía Teresa de Cepeda y Ahumada.

Lo cierto es que el programa está aún un poco verde y no tenemos nada claro qué se va a hacer. Es más, da la sensación de que el año del V Centenario ya ha empezado y aún se trabaja en cerrar los actos que durante el mismo se va a celebrar. Desde la citada misa de apertura hasta final de este año 2014 parece que poco se ha preparado desde el Ayuntamiento o desde la consabida Comisión Nacional para el V Centenario. Imagino que es la escasez de dinero la que lleva a este hecho. Hay pocas cosas programadas y nos dedicaremos, mucho me temo, a celebrar con especial devoción actividades que se repiten en Ávila cada año y que este se les dará una connotación más “teresiana”, sin aportar, de momento, novedad alguna. Me atrevo a apostar que esto puede ser así durante unos 5 meses y lo que se prepare, si al final es algo, se hará a partir del 28 de marzo. De esta forma podremos vender que es el propio Papa Francisco quien viene a dar el pistoletazo de salida a grueso de las actividades…. Y si no ya lo veremos.

Pero la escasez de actos no debe llevarnos al equívoco de hacernos pensar que no estamos de celebración. Es una postura que puede hacer que cometamos errores. Uno de esos errores, creo, ha sido esa operación asfalto que se ha realizado en la ciudad coincidiendo con las fiestas durante este mes de octubre que hoy termina. Seguramente una falta de previsión o una partida inesperada de dinero con la que no se contaba nos ha permitido lavarle un poco la cara a las calles de la ciudad y lo hemos hecho, aunque el momento no fuera el mejor, recuerdo que aún quedan calles cortadas y a medias de señalizar en cuanto a su pintura se refiere. Obras a destiempo como la de la Plaza de la Diputación que ha tenido el lugar levantado durante los meses de verano, que es cuando más visitantes pasan por la zona. El Mercado de Abastos acaba de comenzar unas obras que lo van a tener patas arriba hasta casi Navidad, suerte tendrán si no se retrasa la cosa y se acaban a tiempo. Estas obras han comenzado esta semana y tienen 55 días de plazo de ejecución. Las obras de la citada Plaza de la Diputación aún están sin terminar y faltan muchos “remates”, iban a terminar en agosto. Y ahora vamos a levantar la Calle Soledad. Uno de los accesos más importantes al convento de La Santa y, por lo tanto, a la capilla natal de la homenajeada Teresa durante este V Centenario. Una vez comenzada la fiesta lo levantamos todo para hacerlo más accesible y quitar los aparcamientos. Que no me parece mal la idea. Creo que esa zona de la ciudad puede quedar muy bonita una vez realizado el proyecto, pero digo lo mismo, no es el momento. Es algo que tenía que estar ya hecho desde hace meses como la restauración de la susodicha capilla que lleva ya desde mayo terminada.

Lo mismo digo de otro asunto de controversia que ha estado de actualidad los últimos días. Si las cuentas municipales son correctas y la nueva luz ornamental de la ciudad puede hacer crecer un 25% las pernoctacionesJa, Ja, Ja, es algo que tendría que estar ya realizado y terminado. No creo que me pase a mí solo. Me da la sensación de que se improvisa, se van haciendo las cosas a medida que nos vienen a la cabeza, como los niños de 6 años, sin previsión alguna y, por supuesto, tarde. Muy tarde, teniendo en cuenta que deberíamos haber conseguido que durante este año todas las miradas apuntasen hasta nosotros. Y digo deberíamos porque creo que no se ha conseguido.

Termino. Para hacerlo le robo una foto a Serzi Sanz:

En la imagen se puede ver la pasarela peatonal de reciente construcción que une la zona del Lienzo Norte de la ciudad con Los 4 Postes. Una buena idea para no tener que dar la vuelta por el puente Adaja para poder llegar hasta allí. Está a la espera de ser inaugurada. Terminada desde hace, al menos, semanas, debe faltar que alguien firme algo o que encuentren una buena fecha para hacerse la foto. Seguramente en esta ocasión sí encuentren el momento idóneo de hacerlo para intentar meterse en el bolsillo un puñadito de votos pensando en las próximas elecciones municipales. En esto seguro que no hay fallo…

P. S.: Por cierto, estos también van a tener un Centenario fulero…  Ánimo a todos… y mucha suerte.

De nuevo, humo

No me creo nada. Lo siento. Soy así de escéptico, pero no me lo creo. No me creo que la escuela de policía en los próximos años vaya a tener más de 1.000 alumnos de nuevo. No me creo que en unos meses se vaya a reducir o eliminar el peaje de del AP-51. No me creo que con un millón de euros dé para un proyecto que necesita 80 ni me creo que ese millón sea solo para un estudio previo que ya se hizo hace 8 años. Y si lo es significa, hablando claro, que alguien se va a llevar 1 millón de euros por tocarse mucho las pe… por no hacer nada.

No me creo que antes de aprobar las ordenanzas municipales haya empresas que quieran venir a Ávila, no me creo que vayan a “renovar por completo” la línea de ferrocarril de Ávila a Madrid. No me creo que la situación del Museo del Prado vaya a desbloquearse.

Y podéis llamarme incrédulo, claro, ¿por qué no? Así que para demostrados que no lo soy voy a deciros cosas que sí me creo…

Sí me creo que en 2015 hay convocatoria de elecciones municipales y autonómicas, que todo esto que se anuncia sin concretar prácticamente nada no responde más que a populismo para intentar vender a los abulenses una inexistente buena gestión. Que el anunciar tanta mejora para “los próximos años”, “el próximo curso académico” (que comienza ya en septiembre de 2015, pasadas las elecciones) , “los próximos meses…” que puede ser enero o noviembre del año que viene… Todo esto no responde a otra cosa que a intentar vender humo aprovechando la coyuntura de la elaboración de los últimos presupuestos generales antes de que votemos a los nuevos gobernantes para los próximos 4 años.

Los datos de esta ciudad, los de verdad, los que podemos cotejar a fecha de hoy mismo, son otros. Son que en la escuela no hay más de 300 alumnos (y ya regalo unos cuantos), son que todas las ciudades de Castilla y León tendrán alta velocidad menos Soria y Ávila por mucho que nos vendan lanzaderas y otros cuentos para que nos creamos que no va a ser tan malo como los bolcheviques de esta ciudad van vamos a querer vender. Los datos nos indican que tenemos en la provincia 230 parados más a término de septiembre y que parece que ni siquiera el efecto V Centenario va a ayudar mucho a que todas estas cifras sean mejores.

Me creo que esto es más de lo mismo y que Ávila no importa más que para tener un buen sitio donde poner un cunero necesitado de un buen puesto. Que las cosas se pueden hacer mejor, mucho mejor, y que así vamos muy mal.

Por cierto. Ayer se presentaba una nueva iluminación ornamental para los monumentos de la ciudad. Una iluminación que aún no tiene ni plazos ni presupuestos y que, según nos dicen en Avilared… 

El rediseño de la iluminación quiere, “mediante la luz proyectada en los monumentos, comunicar la historia de Ávila” para atraer a visitantes que pernocten la ciudad al ofrecer “un valor añadido por la noche”. García Nieto ha calculado que si aumentan las pernoctaciones en un 30 por ciento, los ingreso en la ciudad serían de 19 millones de euros.

La reflexión es importante. “si aumentan las pernoctaciones un 30% los ingresos en la ciudad serían 19 millones de euros…” y si mi abuela tuviera ruedas sería… ¡una bicicleta!

De nuevo humo.

Rocanrró

Qué semana más larga, parece no llegar nunca el sábado. Cuando esperas algo con ganas pasa el tiempo más despacio. El tiempo se detiene, cada minuto añade a su vida varios segundos más, muchos segundos más. Trabajas más horas, las tardes son más largas, las noches, sinceramente, no lo sé, tengo el sueño profundo pero me levanto con la sensación de haber pasado una noche larga.

El sábado 5 de julio, en Hoyos del Espino, tenemos la suerte de poder asistir al único concierto que John Fogerty tiene programado en España. Que dicho así, John Fogerty, habrá quien no sepa ni de quien hablo, pero si os preocupáis de darle al play a los vídeos que acompañan esta entrada rápido tendréis claro quien es o, al menos, qué canta. Lo digo porque mucha gente me ha arrugado la nariz, me ha mirado raro al exaltar la figura de Fogerty cuando me enteraba de su visita  nuestra provincia y después no han podido evitar un “anda… es este” al escuchar alguno de los temas que le hicieron famoso allá por mediados de los años 60 con Creedence Clearwater Revival. De aquella época la mayoría de sus éxitos. Canciones directas que se metían, se meten, en la cabeza para no salir.

Seguramente, uno de los mejores discos el mejor disco de la banda, sea el editado en 1969 y titulado Willy and the poor boys y que puede parecer una premonición de quienes nos hemos juntado para escribir esta bitácora. En dicho disco se encontraban algunos de los temas que se han convertido en himnos de la Creedence y después de la carrera de Fogerty en solitario como el Fortunate Son que abre esta entrada o el Cotton Fields (justo tras este párrafo) junto con otras canciones que nos han acompañados a la mayoría de nosotros desde hace muchos años.

Junto a Fogerty podremos disfrutar también de otro grande y mítico del panorama musical, en este caso, del nacional. Rosendo, mítico guitarrista de Ñu (que por cierto vuelven a Ávila en las fiestas de julio), fundador de Leño, una de las bandas de Rock and Roll más escuchada en nuestro país, y exitoso compositor que continuó su carrera en solitario una vez disuelta esta última, paseará su Pan de higo, su Masculino Singular, su Agradecido, su Ganador… y otras muchas canciones por el escenario antes de que lo haga el cantante estadounidense. Sin duda un telonero de lujo para un concierto de lujo.

Y a última hora, la organización de Músicos en la Naturaleza, ha anunciado la presencia, antes de los dos míticos (y avanzados en edad) rokeros, de Rebeca Jiménez. Se anunciaba ayer mismo que la cantante española estará también sobre el escenario para “abrir plaza” y puedo catalogarlo como uno de esos movimientos extraños que hace la organización, que no servirá para mucho más que para alargar el evento y que poco aportará al desarrollo del mismo como el año pasado ya sucediera con Bebe. Pero bueno, ya estamos casi acostumbrados a que sucedan estas cosas.

Captura de pantalla 2014-07-02 a las 11.41.35

Total, que el sábado hay ROCANRRÓ, así, con mayúsculas, que @hovejo23 ha dicho que se paga unos Jack Daniels y que tengo unas ganas locas locas de acercarme a Gredos a disfrutar de estos dos grandes (y avanzados en edad) músicos que estoy seguro de que no van a defraudar… ¿Qué? ¿Os animáis?

Que empiece el Rocanrró.

P.D.: Por cierto, que si vais no os olvidéis una rebequita por si refresca llevar abrigo que además de que bajan las temperaturas, en Gredos hace un frío polar gordo una vez se pone el sol. Y llamadme exagerado pero unos guantecitos tampoco os van a sobrar…

P.D. 2: Y, desde las 17.00 horas unos grupos locales de menor repercusión pero seguro que con muchas ganas estarán sonando en la explanada de acceso al recinto del concierto para hacer más amena la espera.

P.D. 3: Os dejo el podcast del programa de El Sotano de Radio 3 del pasado día 27 de junio y que dedicaron íntegro a la figura de John Fogerty con motivo de su visita a Ávila.

Las calles se llenan de gente

Las calles de nuestra ciudad, Ávila, cada día están más llenas de gente. No me refiero al maravilloso mes de septiembre en el que hemos disfrutado de distintas actividades que han sacado al abulense a la calle, a la parte bonita de que los rincones de la ciudad rezumen vida por los cuatro costados, eso es algo que me parece más anecdótico que otra cosa. Eso no es más que el famoso recurso de toda la vida de “Al pueblo pan y circo”. Mientras no muramos de hambre y haya entretenimiento para que la gente esté distraída parece que todo está, no sé si bien, o simplemente bien tapado.

“Al pueblo, pan y circo”. Esta frase se origina en Roma en la Satira X del poeta Romano Juvenal (circa 100 A. D.). En su contexto, la frase en Latin panis et circenses («pan y juegos del circo») es dada como la última atención del pueblo Romano, quien había olvidado su derecho de nacimiento a involucrarse en la política. Juvenal muestra su desprecio por la decadencia de sus contemporáneos Romanos. Los políticos Romanos visualizaron un plan en 140 a. C. para ganar los votos de los pobres; al regalar comida barata y entretenimiento, los políticos decidieron que esta táctica de “pan y circo” sería la forma más efectiva de subir al poder. Juvenal hace referencia a la práctica romana de proveer trigo gratis a los ciudadanos romanos así como costosas representaciones circenses y otras formas de entretenimiento como medio para ganar poder político a través del populismo.
(Wikipedia)

Lo que pasa es que en nuestra ciudad el trigo no es gratis. Todo es caro por mucho que nos digan, nos prometan o quieran hacernos creer que no. La parte del circo, por qué no decirlo, ha estado muy bien. Muchas actuaciones y mucha gente atendiendo a acrobacias imposibles en las plazas más importante del centro urbano, pero eso no basta cuando lo que va faltando es el pan.

Y es que a la gente se le acaba el pan  (y no solo el pan). Es cierto que la calle se llena de gente, cada vez más. Basta con darse un paseo desde la estación de trenes a la Plaza del Mercado Chico e ir comprobando cómo ha aumentado la cantidad de gente que hay en el trayecto que pasa por Santa Ana, Calle Duque de Alba, El Grande, La Plaza de Adolfo Suárez, Calle Alemania, Reyes Católicos… La cantidad de cartones donde se puede leer “Necesito una ayuda”, “No tengo trabajo”, “Mis hijos no tienen para comer”… Y una persona, cabizbaja la mayoría de las veces, que te miran con una mezcla entre temor y vergüenza, pidiendo desde un grito silencioso, un poco de caridad para una situación desesperada. Tenemos que sumarle a toda esta gente aquellos que no están quietos. Los que se acercan a ti cuando pasas por su lado o te cruzas en su camino y te dicen de corrido “A ver si puedes darme una ayudita, por favor, que lo necesito para comer…”. Se puede echar un vistazo también a las puertas de las iglesias a las horas de misa y a las colas de los centros en los que se reparten alimentos a los más necesitados… El número de personas que necesitan ayuda crece cada día…

Sí, las calles de Ávila, tristemente, se llenan de gente, de gente a la que el circo no le importa porque solo quieren pan. A otros parece que les dé igual, solo buscan votos.

El Bulevar, zona de gran afluencia turística

2. También tendrán plena libertad para determinar los días y horas en que permanecerán abiertos al público en todo el  territorio nacional los establecimientos de venta de reducida  dimensión distintos de los anteriores, que dispongan de una superficie útil para la exposición y venta al público inferior a 300 metros cuadrados, excluidos los pertenecientes a empresas o grupos de distribución que no tengan la consideración de pequeña y mediana empresa según la legislación vigente o que operen bajo el mismo nombre comercial de dichos grupos o empresas.

Ley 1/2004 de 21 de diciembre de horarios comerciales.

Los pequeños comercios de Ávila de superficie útil para exposición inferior a 300 metros tenían desde el año 2004 plena libertad para determinar los días y las horas que quieren permanecer abiertos. En este documento se puede comprobar cómo la Cámara de Comercio de Ávila informaba además de las modificaciones que dicha Ley sufría en julio de 2012. En dicha modificación se define de forma detallada en qué consiste ser una “Zona de Gran Afluencia Turística” y deja en manos de los gobiernos regionales el otorgar dicha consideración en función de ciertos parámetros que parece ser se cumplen en nuestra ciudad. Hasta ahí, bien.

El martes se publicaba en el BOCyL que Ávila ha recibido dicha distinción y lo ha hecho tras petición del Ayuntamiento de Ávila. Dicho documento ordena cronológicamente todo lo ocurrido de forma clara y que paso a resumir. Para comenzar:

Con fecha 30 de enero de 2013 tuvo entrada en el registro de la Consejería de Economía y Empleo un escrito presentado por el Ayuntamiento de Ávila en el que solicita, debido a la gran cantidad de visitantes que recibe por razones turísticas, la declaración de «Zona de Gran Afluencia Turística» para todo el municipio…

Por supuesto que el Ayuntamiento presenta los documentos requeridos para que la Junta tenga a bien atender sus peticiones. Por un lado un informe de la Concejalía de Turismo sobre la actividad turística de la ciudad. En él se recoge la gran cantidad de visitantes que recibe la ciudad al ser Patrimonio de la Humanidad, la amplia oferta, capacidad y variedad de alojamiento y la diversidad de recursos culturales que existen. Por otro lado se presenta también un informe de la Cámara de Comercio e Industria de Ávila favorable a la solicitud en el que se habla de la conveniencia de la declaración de Ávila como Zona de Gran Afluencia Turística “en particular la zona patrimonio de la humanidad”. Y por último se adjunta también un informe de CONFAE que sí hace más hincapié en que la declaración debería hacerse solo para la zona declarada Patrimonio de la Humanidad. En concreto el BOCyL lo refleja así:

El informe emitido por la Federación Abulense de Empresarios de Comercio es favorable a la solicitud formulada por el Ayuntamiento de Ávila, estimando que esta declaración posibilitaría potenciar la actividad del sector del comercio, aunque estima que dicha declaración debe limitarse a la zona centro o casco histórico, ya que es este área la caracterizada por una acusada afluencia de visitantes.

Y comienza el lío. Los de Confae que mal. En concreto Andrés Sánchez, presidente de la Federación de Empresarios de Comercio, decía, según esta noticia de ÁvilaRed que ““Igual que nosotros estamos muy molestos, me imagino que los propietarios, gerentes e inversores de polígonos y extrarradios estarán muy contentos, y todos sabemos quiénes  son”, manifestó en declaraciones a la Cadena SER. Se refería a Héctor Palencia, concejal de Turismo, Comercio y Patrimonio Histórico y, profesionalmente, gerente del Centro Comercial El Bulevar.” “Los turistas vienen al centro de la ciudad, no a los polígonos ni al extrarradio”. Toda la razón.

En la misma noticia y en declaraciones de Carmen Jiménez, Concejal de Comercio del Ayuntamiento, ya vemos que alude a la Junta de Castilla y León como la que propone que sea toda la ciudad y que ellos se limitan a decir “ah, vale, no seremos nosotros quienes digamos que no”, hechos que quedan en nada tras leer el primer párrafo del BOCyL anteriormente mencionado. Es más, dicho párrafo desacredita también las palabras de José Francisco Hernández Herrero, portavoz del Equipo de Gobierno en las que decía, el pasado día 18 de abril, que el Ayuntamiento era mero transmisor de la petición de la Federación de Empresarios y no tener posicionamiento en el asunto.

La petición de declaración de Zona de Gran Afluencia Turística, como bien queda reflejado en la modificación de julio de 2012 de la Ley 1/2004 de 21 de diciembre, deben hacerla los ayuntamientos a las comunidades autónomas por lo que dudo, incrédulo de mí, que haya sido nuestro consistorio un mero transmisor.

El caso es que:

La Dirección General de Turismo emite informe favorable para la consideración de la «Zona Centro» de la ciudad de Ávila como Zona de Gran Afluencia Turística con fecha 5 de marzo de 2013 en virtud de la valoración que realiza de la oferta y la demanda turísticas.

Pero:

A la vista de dichos informes, con fecha 13 de marzo se remitió un oficio al Ayuntamiento de Ávila en el que se le informaba del contenido de los mismos por si consideraba oportuno proceder a la reconsideración del perímetro de su solicitud.

Y al Ayuntamiento le dio igual. No quiso recosiderar nada y lo dejó correr a sabiendas de que Confae quería que no fuera toda la ciudad y se hiciese la declaración solo para la zona centro. No seré yo quien presuponga que la cosa se hizo con doble intención al ser el Concejal de Turismo el gerente del Centro Comercial como insinuó Andrés Sánchez, yo solo diré unas cositas más para terminar.

Mal el Ayuntamiento por hacer una solicitud a la Junta de Castilla y León sabiendo de la disconformidad de Confae con algunos puntos de la petición. Mal la Cámara de Comercio de Ávila, necesario actor por ley en este entuerto y propulsora inicial de la solicitud, por no centrar su informe únicamente en la zona Patrimonio de la Humanidad y tan solo indicar la conveniencia y no la necesidad de que se limite la declaración a esa zona. Mal Confae, por apoyar una declaración para la libertad de horarios cuando dicha libertad ya existía para los negocios de menos de 300 metros (Ley 1/2004 de 21 de diciembre) beneficiando con esta nueva propuesta a la grandes marcas en detrimento del comercio local, más aún sabiendo que «las pequeñas empresas no podrían abrir, por no tener recursos» como indica el propio Andrés Sánchez en esta noticia de Diario de Ávila de, atención, diciembre de 2011. Y mal la Junta de Castilla y León por dar validez a una solicitud basándose en unos informes contradictorios al no coincidir en la zona a declarar de Gran Afluencia Turística, contradicción que era razón, más que de sobra, para dejar el asunto como estaba, no se habría beneficiado a nadie con intereses en ningún sitio y no se habría generado toda esta polémica.

En fin, que creo que todo lo que se hace, se hace solo para beneficiar a los de siempre, los dueños y gestores de las grandes empresas, cuando creo que en Ávila habría que promocionar mucho más lo local, lo modesto, lo pequeño, que es, al fin y al cabo, lo que mueve la economía de la ciudad. Por cierto, otro mal para el Ayuntamiento por intentar engañar a los ciudadanos diciendo no tener posicionamiento en el asunto y un pequeño bien para la Junta que deja con el culo al aire al portavoz del Ayuntamiento de Ávila, de su mismo partido, aclarando quién presenta la solicitud y en qué términos, eso es amor…

Engañar, no engañan a nadie, eso por delante, pero eso sí, siempre, siempre, siempre, se salen con la suya… Aunque por el camino pasen un poco de vergüenza… O ni eso…

Y aquí podéis ver el BOCyL para que corroboréis que los resaltados de esta entrada son reales, no sea que alguien empiece a ver plumeros donde no los hay…

———————————————————-

ACTUALIZACIÓN (21.15 HORAS): Comenta Jesús Arribas Soria en esta misma entrada, y me dice que no he hablado de la posición de los grupos de la oposición en este asunto. Ya lo explica él muy bien pero actualizo la entrada con los datos que aporta. Según el acta de la Junta de Gobierno Local del 24 de enero de 2013 (click en el enlace para descargar), la solicitud de Zona de Gran Afluencia Política para la ciudad de Ávila se aprueba por unanimidad y así se puede comprobar en dicho acta. Siendo así diré que mi opinión NO cambia. Mal. Y cuando antes decía mal el Ayuntamiento, entren aquí los cuatro grupos (PP, PSOE, IU y UPyD) en él representados que en dicha Junta de Gobierno Local apoyaron este documento ya que sigo pensando que era una solicitud innecesaria pues los pequeños comercios, la mayoría, que no están sujetos a grandes marcas, ya disponían de libertad de apertura y esto solo beneficia a las grandes empresas. 

De lobos y buitres…

Creo que no es la primera vez que tratamos, o trato yo en este caso, el tema que hoy traigo. Continuamos leyendo desde hace meses noticias que no podemos hacer otra cosa que considerar lamentables. Ávila, está siendo víctima de continuos ataques, cada vez más frecuentes. Cada poco tiempo leemos, vemos, escuchamos en los medios de comunicación cómo los buitres de la provincia, los lobos en su defecto, han devorado hasta la muerte cierta res, en algunos casos incluso dos. Unos ataques que no por ser cada vez más deben terminar por convertirse en normales. El campo, la mayor riqueza de nuestra tierra, no puede ser olvidado y dejado de la mano de los que nos gobiernan.

Cada una de esas terneras devoradas, de esas ovejas atacadas sin pudor se traduce, además de en muchas otras cosas, en cifras. Cifras económicas referidas como pérdidas por los dueños de las explotaciones ganaderas. Pérdidas económicas que no está claro que vayan a recuperar y pérdidas económicas que les ahoga un poquito más en esta situación de crisis en la que nos encontramos y de la que cada vez creo que será más difícil salir.

Los lobos y los buitres son animales que viven en libertad y que dependen de sus propios medios para alimentarse. Aquí entra en juego el instinto de supervivencia y eso complica algo más la situación. Animales hambrientos que deciden comer mientras las personas que tendrían que hacer algo por solucionar el problema miran cada uno de los ataques desde la distancia rezando, seguramente, por que sea el último y esperando que la situación se resuelva sola.

Y no puedo dejar de pensar en esos lobos y esos buitres que anteponen su supervivencia, de forma instintiva, a los problemas económicos de ese señor que es el dueño de la vaca que acaban de matar a picotazos y mordiscos. Pero me da por pensar en ellos de forma que las plumas o el pelaje pasan a ser bonitos trajes y vestidos que cubren y adornan figuras humanas y que atacan, en este caso no en el campo, pero sí a víctimas inocentes, poco precavidas, que una vez, tras ríos de palabrería barata disfrazada de favores, depositaron su confianza en ellos. Nadie está a salvo, son listos. Además, en este caso, no hablamos solo de supervivencia, hablamos de avaricia. No se conforman, los buitres de despacho, solo con sobrevivir, ni mucho menos. Su hambre es insaciable y nunca comen lo suficiente. Comen y comen y comen todo lo que encuentran a su paso, recordándote que en su día te hicieron un favor dejándote el terreno necesario para que pastase tu vaca lo que les da derecho a comérsela si creen que no cumples con las obligaciones que contragiste con ellos por ese hecho.

Es curioso que la mayor catástrofe que está sufriendo nuestro campo sea una extraña metáfora de la mayor catástrofe que estamos sufriendo todos y cada uno de los ciudadanos de este país, por supuesto también de esta provincia. Es curioso que los ganaderos estén afónicos de tanto pedir soluciones a sus problemas mientras el resto, las víctimas de los buitres de corbata, aún no somos conscientes de que hay que alzar la voz, pedir responsabilidades a todas las especies, salvajes y carroñeras, que deciden manejar nuestros destinos de forma unilateral pensando sólo en seguir llenando el buche a pesar de que no lo necesitan.

No tiene fácil solución este asunto de los lobos y los buitres, no. En todo caso, lo único que podemos hacer es dejar de ser terneras en manos de carroñeros, dejar de ser ovejas en el punto de mira de los depredadores. Quizá debamos aprender algo de ellos y responder con la misma actitud. Ir a por lo nuestro sin importarnos a quién nos llevamos por delante. No olvidemos que en nuestro caso sí es una cuestión de supervivencia, aunque algunos piensen, desde su sillón de cuero o su coche oficial, que somos unos caprichosos por el mero hecho de querer sobrevivir.

‘Vidas Inanimadas’ – Antonio Bartolomé –

La vida está hecha de retazos de un pasado cercano y necesario. Los testigos del devenir del tiempo permanecen en la memoria y en el día a día. Sólo una mirada atenta puede descubrir la presencia de detalles que forman parte de nuestra existencia y devolverles el protagonismo necesario. ‘Vidas Inanimadas’ quiere honrar la memoria colectiva a través de los objetos silenciosos que nos rodean.

“Zapatillas” – Antonio Bartolomé –

Antonio Bartolomé es un joven abulense de 29 años que se gana los cuartos como fotógrafo de Diario de Ávila desde el 2004 tras terminar, casi un año antes, sus estudios en Madrid. Desde el pasado 10 de mayo y hasta el 10 de junio, expone sus fotos en la Casa de las Carnicerías. Nada tiene que ver, evidentemente, su trabajo diario con la exposición ya que “para prensa sabes muy bien los elementos que deben aparecer en una foto para que tenga el valor informativo que se necesita mientras que, cuando se piensa en exponer se tiene mucha más creatividad, sobre todo, porque tienes que ser capaz de transmitir las sensaciones que tienes cuando haces la captura”.

‘Vidas Inanimadas’ es el nombre de la colección que cuenta con un total de 28 fotografías, todas ellas realizadas dentro de los límites de la provincia de Ávila pero que, como bien me comenta Antonio, “podían haberse hecho en cualquier otro sitio y seguirían significando exactamente lo mismo”. Y la pregunta es evidente, ¿Qué significan? “La mayoría no son más que pequeños detalles que normalmente no tenemos en cuenta al pasar a su lado pero que no carecen de cierta belleza a pesar de tratarse de objetos alejados del lujo”. Esos objetos son herramientas que alguna vez fueron manejadas por alguien con la intención de realizar un buen trabajo o una vistosa armadura a la que le faltan dos dedos en una de sus manos que nos deja intuir las batallas en las que algún día participó, unas zapatillas de fútbol viejas y gastadas que nos dan una idea de la cantidad de balones que se golpearon con ellas… Objetos cotidianos, por todos conocidos, carentes de vida propia pero que nos muestran una historia detrás de ellos, una historia forjada por las personas que una vez les dieron uso y que Antonio plasma perfectamente con su cámara.

Las fotografías, de gran tamaño, han sido reveladas de forma tradicional a pesar de que el soporte del que se partía no era el negativo sino la tarjeta de memoria. “La foto adquiere una textura diferente al revelarla en lugar de imprimirla, se emula el acabado que daba la película y eso es algo que ‘el pixel’ nunca podrá igualar”. Las fotos no han sufrido un exceso de retoque digital, “el equilibrado justo que necesita cualquier fotografía”, ya que se trataba de plasmar la realidad, sin más, por lo que todas las imágenes han sido capturadas sin iluminación externa, sin flash, sin recolocar ninguno de los elementos que en ellas aparece. “No hago fotos de cosas que no me gustan. No saco una madera con un agujero para luego, digitalmente, quitar el agujero. En todo caso busco otra madera que represente por sí misma lo que yo quiero plasmar”. La primera de las fotos se toma en el año 2005 cuando aún la exposición era inimaginable y las últimas en este mismo año 2012 cuando estaba ya todo encaminado. A pesar de esa diferencia de 7 años entre la primera y la última captura, Antonio nos presenta un trabajo muy completo y muy bien hilado en el que las texturas (óxido, madera, pintura… ) marcan el punto de unión entre unas instantáneas y otras y nos llevan por un recorrido, sin quererlo, que nos hace recordar situaciones, momentos, elementos, similares a los que esta exposición nos enseña ya que “son objetos que generan emociones por ellos mismos al ser instrumentos cotidianos que todos hemos visto en algún momento de nuestra vida”.

Pero, ¿cómo se decide Antonio a exponer estas obras? Lo hace tras un encuentro con Sonsoles Sánchez-Reyes que es la persona que le propone entrar a formar parte del proyecto Iniciarte mediante el cual se le da la oportunidad a jóvenes ‘principiantes’ para que hagan visibles sus creaciones por medio de exposiciones. La condición es no haber expuesto previamente. En el caso de Antonio es cierto que ya había visto colgadas un par de obras suyas en una exposición de múltiples artistas pero “en realidad, ésta es la primera vez que expongo yo solo y debo agradecer esta oportunidad que se me brinda”. Es de imaginar que el proceso, desde que se decide exponer hasta que se inaugura una exposición, es largo y costoso. “Cuando me propusieron hace unos 7 meses el tema de la exposición me vinieron a la mente algunas de las imágenes que tenía guardadas desde hacía años y que me sirvieron como punto de partida pero, tras varios descartes para evitar ciertas duplicidades visuales, me decidí a completar la colección con algunas capturas nuevas que tenía en mente pero que en su día no hice por no ser la luz del momento la que más me gustaba para algunos detalles… por lo que tirando de memoria decidí recuperar esas fotos que no hice pero que me quedé con ganas de hacer”.

Creo que cada uno de esos 28 disparos es un gran acierto y ya solo puedo hacer dos cosas más. Agradecer la atención que me prestó Antonio durante nuestra cita y recomendar que os deis una vuelta por la Casa de las Canicerías antes del próximo domingo 10 de junio. ¡Merece la pena!

A %d blogueros les gusta esto: