Municipales: minuto y resultado.

IMG_1685

Tiene toda la razón Pablo -el nuestro-; cada vez es más complicado seguir esto de la política. No solo por el surgimiento de nuevas alternativas coletudas, sino también por la crisis y estertores de las habituales, los crujidos de las costuras del sistema, las opciones de reforma o los múltiples casos de corrupción. En lo que no estoy de acuerdo es en que esto nos haga más infelices. Yo, particularmente, disfruto mucho de cada nueva encuesta, me río mucho cada vez que Floriano o Cospedal actúan de apagafuegos, me maravillo con las ocurrencias de Pdro Snchz y he despejado una pared del salón para hacer un mural con las fotos de todos los implicados por casos de corrupción. Didáctico, decorativo y entretenido.

De todas formas, quizá sea bueno, en especial para todos aquellos que tienen vicios más sanos que leer la prensa, hacer un repaso de cómo están las cosas ahora que se acercan las municipales, de cómo están preparando los distintos partidos los apasionantes comicios que asoman ya a la vuelta de la esquina.

PP ¿Calma antes de la tempestad?

Lo bueno del PP es que, como partido de orden que son, en la mayor parte de los casos las trifulcas internas no se hacen públicas y los cuchillos vuelan en la intimidad de los reservados. A pocos meses de las elecciones, el debate entorno al cabeza de cartel parece aplazado ¿Repetirá el alcalde? ¿Buscarán una cara nueva que les permita vender la renovación o confiarán en el tirón electoral del actual regidor? En una ocasión en la que perder o ganar puede ser cosa de pocos votos -mi impresión a día de hoy es que ganan las elecciones pero no sé si lograrán mayoría absoluta- evaluar correctamente si un candidato suma o resta puede ser clave. ¿Qué les dirán sus encuestas internas?

PSOE ¿Tempestad antes del naufragio?

Los socialistas son últimamente el partido del espectáculo, un circo de tres pistas imprevisible. Ya decía Zapatero que el PSOE es el partido que más se parece a España. Un guionista de Lost hasta arriba de psicotrópicos no habría escrito una situación tan caótica como la que atraviesa el PSOE local, de gestora en gestora hasta el administrador concursal final. Es una pena que cuando la calma, a pesar de los pesares, parece haber vuelto al PSOE regional, en la ciudad y provincia los problemas parecen enquistados. Hablar de candidatos a estas alturas de la fiesta no solo es prematuro, roza lo quimérico. Esperemos que las aguas se calmen porque las perspectivas electorales del PSOE no están para estos sustos.

UPyD ¿Miedo al techo?

Los resultados de las últimas elecciones y los distintos sondeos deberían preocupar en los cuarteles generales magentas. ¿Han llegado a su techo electoral? ¿Hay margen de mejora? Seguramente suban respecto a las anteriores municipales aprovechando el desgaste del PP y la situación del PSOE, pero habrá que ver cuanto y cómo le afectan las nuevas fuerzas que pudieran aparecer. El campo de juego para los partidos renovadores, del sentido común, transversales, ni de izquierdas ni de derechas, cada vez está más concurrido. Además, cambian de candidato. Sin saber si esto será bueno para sus resultados -hemos hablado internamente de esto y hay división de opiniones- es un mazazo para el PP que se ha quedado sin el 80% de su argumentario contra los magentas, basado en recordar a Manuel Vicente su pasado popular.

IU ¿Confluyendo?

La posición de IU es complicada. En realidad nadie lo tiene fácil en estas elecciones, la incertidumbre es alta, pero el fenómeno Podemos ha colocado a IU en una terrible encrucijada solo unos meses después de parecer el gran ganador del descontento ciudadano. De presentarse solos a las municipales, corren el riesgo de verse superados por una agrupación de electores empujada por Podemos-Ganemos, mientras que confluir implica otros riesgos, entre ellos el de ser absorbidos por fuerzas nuevas y pujantes que les van a hacer mucho daño a nivel regional o nacional. Ya sé que el barón Cayo Lara de Courbetin dijo que lo importante era participar, el cambio y ofrecer alternativas al pueblo; pero como confío poco en la naturaleza humana sigo pensando que el objetivo de los partidos es ganar elecciones y que eso será lo que intente IU en Ávila. ¿Mi apuesta? Que IU se ha puesto a la cabeza de la posible confluencia para que no le pase por encima y que concurrirá a las elecciones inmersa en una agrupación de electores. Veremos.

Podemos ¿Lo intentarán?

Como ya anticipamos en este blog, Podemos no se va a presentar a las municipales con su marca. A las regionales sí, porque es mucho más facil controlar apenas una decena de candidaturas que más de ocho mil ¿Dejaría usted una marca con tanto tirón al alcance de cualquier friki de las circunferencias? Era un riesgo que no podían correr en el camino a la Moncloa y el clan de Somosaguas lo sabía. Pablo Iglesias y su círculo confían tanto en la gente como yo, más bien poco, pero él lo disimula con mucho garbo. Con esta panorámica, el círculo local tiene dos opciones: intentar presentarse por su cuenta o confluir con alguna plataforma.

Ciudadanos. ¿Un nuevo actor?

Recien llegados a la ciudad. Habrá que ver cómo se mueven y cómo entra Rivera en la política nacional. Pueden restar votos a UPyD entre los electores tradicio-renovadores, pero es pronto para hacer apuestas.

¿Ávila es +?

Esta misma semana se nos anunciaba la presentación de esta plataforma, puesta de largo que está generando considerable expectación y ruido mediático. En declaraciones a los medios, su portavoz Henar Alonso -miembro, si no me equivoco, de distintos movimientos relacionados con la educación- no descartó presentarse a las elecciones aunque ese no sea su principal objetivo. Además de tener una voz y un tono muy parecidos a los de Ada Colau -lo señalo aquí porque me han sorprendido las similitudes- el discurso es muy similar al de la barcelonesa. A la espera de más noticias y con las necesarias reservas, me remito a lo dicho hasta ahora sobre confluencias.

VOX

:____)

Golpe de remo (y chupito)

- ¿Pues sabes que categorización, internacionalización, simplificación, colaboración público-privada, transparente, abierto, participativo, dialogante, con responsabilidad, rehabilitación, regeneración, edificabilidad y consolidación?

- Puede ser, pero no es menos cierto que hay que redimensionar la consolidación, garantía, incidencia, congestión, hoja de ruta, dinamización, revitalización, concertación, binomio, año 15, explicitación, casuística del espectro.

- Podríamos convenir pues que desregulación, gobernabilidad, contundente, relevo, particularización, perduración, paradigma y antagonismo.

- E incluso proactivo, intangible y priorización. Es decir, sensibilización y transversalidad.

(…)

- Sois casta. ¡Sí se puede!

__________

El error consiste en pensar que la nueva figura emergente, y sus componentes, son zotes que morirán cual moda pasajera. El error adquiere toda su gravedad al no dar la batalla ideológica, que sería la ganable, sino persistir en utilizar palabras huecas y vacías, como si el no hablar de la realidad eliminara la realidad. Porque a palabras los nuevos son mejores o utilizan mensajes que llegan más en estos tiempos. Conceptos fáciles (antes de ayer ZP y Talante, hoy Coleta y Podemos) que siempre calan bien por estas tierras frente a retóricas anticuadas. Estamos ante tiempos históricos, como Alberto dijo ayer aquí, y no parece que los dirigentes actuales estén a la altura de los desafíos que vienen. En dos años, España será muy diferente (lo que no tiene que ser peor por definición).

En cuanto a lo de ayer…

1.) No estoy seguro de la forma que utilizará Podemos para las elecciones municipales. Incluso no estoy de acuerdo en que todo se reduzca a Pablo Iglesias y del resto no puedan emerger nuevas figuras con tirón. Integrarse en plataformas puede hacerles diluirse cual azucarillo en esos procesos  y su capacidad de influencia se ha multiplicado tras las elecciones. Será interesante si hacen valer su innegable capacidad de arraste para imponer estar al frente de dichos colectivos. No veo yo que vaya a ser fácil una cosa u otra.

2.) Muy interesante ver en las encuestas el marronazo también histórico que se avecina en IU. Han dejado de molar y han de ver si quieren rendir el fuerte o… vuelta mi burra al trigo…dar batalla de ideas frente al discurso de Podemos.

3.) En UPyD tienen motivos también para ponerse a analizar el pinchazo que se les intuye.

4.) El gran beneficiado de 1,2 y 3… más Ley D´Hondt más posibles cambios en el sistema electoral es el PP. Pero con Cataluña en el horizonte y la probable pérdida generalizada de poder autonómico … tampoco hay muchos brotes verdes que se diga.

2014: y nos lo queríamos perder.

La gran incertidumbre

Usamos con demasiada ligereza el calificativo “histórico”. Hay acontecimientos históricos que no pasarían de una nota a pie en un manual de 800 páginas, partidos históricos que no repetirían ni en el canal televisivo del club vencedor y sucesos históricos que no merecerían ni un cuarto de columna en página par de un periódico de provincias. Igual ahora sí que estamos en un momento que merecería tal calificativo, pero para evitar caer en aquello que acabamos de criticar, digamos que estamos ante un momento crucial de nuestra historia reciente. Tal vez luego todo se deshinche -vísperas de mucho, días de nada- y en diez lustros estos años se narren como si de una noche loca, con resaca pero sin consecuencias, se tratase.

Si Rajoy no decide jugar con las fechas, adelantando las elecciones generales para por ejemplo hacerlas coincidir con municipales y autonómicas, en año y medio todo puede haber cambiado. O no. O sí y a la vez no. Todo esta en el aire, como el amor, la polución y los vencejos; y si no respiras, aunque te envenene, te mueres.

El ciclo empezó con las europeas, el ascenso de Pablemos y las dimisiones/abdicaciones de Rubalcaba y Juan Carlos I, y un nuevo engranaje se puso en movimiento el pasado fin de semana con la elección de Sánchez Pérez-Castejón como futuro Secretario General del PSOE. En noviembre, la posible consulta independentista catalana está marcada en rojo en el calendario, junto con las aún en el aire primarias socialistas; y luego llegan municipales, autonómicas y generales. Y no podemos descartar que mientras miramos con pasmo el discurrir de estos sucesos, un nuevo giro de guión -un banco que explota, un tesorero que canta, un encuentro en la tercera fase con pequeños hombres y mujeres de un planeta situado más allá de Orión- acabe con todo lo planeado y nos deje de nuevo colgando de un acantilado.

Hacíamos cábalas hace unas semanas con los resultados de las europeas y las futuras municipales. Que si el PP patatín, que si Podemos patatán, que si el PSOE tararí… Todos aquellos cálculos de concejales y tetrapartitos pueden quedarse en nada si Rajoy decide que la Ley Electoral es su Scattergoris y la gaviota un animal de compañía. Si una modificación de esta nos lleva a alcaldes elegidos por mayoría a una sola vuelta, el cambio en el Ayuntamiento quedaría aplazado ad kalendas graecas. Si finalmente no sale adelante este cambio legislativo -no podemos descatar que esto acabe como la reducción del número de concejales, el fin de los puentes o la regeneración democrática-, el papel de Podemos será fundamental. Mi apuesta: Podemos no se va a presentar a las municipales en la mayor parte de los núcleos si no es en coalición con otras fuerzas políticas o sociales. Plataformas como la barcelonesa Guanyem, la madrileña Municipalia (ahora Ganemos Madrid)o los que empiezan a verse en otras ciudades grandes como Valladolid o Zaragoza. ¿Puede surgir algo así en Ávila? ¿Hay movimientos en la ciudad que puedan confluir en un “Ganemos Ávila”? Creo que sí. ¿Qué peso electoral pueden tener? Veremos.

Me preguntaba el otro día Rubén, a la sombra de los Alpes, mi opinión sobre Cataluña. ¿Habrá consulta? ¿Choque de trenes? ¿Dialogarán Mas y Rajoy? No lo sé, y lo que es aún más importante, creo que ninguno de los protagonistas lo sabe. Lo que parece más probable es que la sangre no llegue de momento al río. La Generalitat convoca, el Gobierno recurre, el Tirbunal prohíbe y Mas convoca elecciones “plebiscitarias” en primavera para que ERC gane. Sí, solo aplazamos el problema, pero es lo que hay. ¿Ven ustedes otra salida? El conflicto se ha alargado tanto y de una forma tan enconada que Mas y Rajoy se han ido cerrando escapatorias. La independencia de Cataluña sigue pareciéndome un imposible -y un error gordo para ambas partes-, pero que el problema se disuelva como un azucarillo también me lo parece. Avanzar hacia un Estado realmente federal parece una salida, pero sus principales defensores, la alegre chavalada del PSC, bastante tienen con llegar vivos a su próximo aniversario.

¿Es el PSC, su descomposición interna, el futuro del PSOE? ¿Sobrevivirá el partido de Pablo Iglesias senior a la crisis? ¿Es Pedro Sánchez el Mesías? Ayer se conocieron los datos de la última encuesta postelectoral del CIS. Los españoles, en una escala del 1 al 10 donde 1 es izquierda y 10 derecha, se situaron en el 4,54. Es decir, España es de centroizquierda. También se les pedía que situasen en esa escala a los partidos políticos. ¿Saben cual es el partido más cercano a ese 4,54? El PSOE con un 4,67. Por otra parte, entre el 5 y el 3 se encuentran el 50% de los encuestados mientras que más allá del 3, más a la izquierda, solo está el 10% de la población. En ese terreno más allá del tres también están IU, Podemos y muchos de los partidos nacionalistas periféricos. Siempre he sido muy escéptico con eso del “giro a la izquierda” o con la “recuperación de los valores socialistas”, entre otras cosas porque creo que no se refiere a nada concreto. Igual lo que tiene que hacer el PSOE es ofrecer una alternativa real de centroizquierda -lugar que por otra parte siempre ha ocupado- sin hacer caso a los cantos de sirena de quienes, en muchos casos, ni han votado nunca al PSOE, ni tienen intención de hacerlo, ni han ganado, de momento, muchas elecciones.

¿Es Pedro Sánchez capaz de hacerlo? Habrá que ver, aunque seguramente de los tres candidatos era el más cercano al centro político. Algunos incluso dicen que más que socialistas o socialdemócrata, Sánchez es socioliberal, un palabro bastante feo utilizado por la Berdadera Hizquierda para señalar a aquellos que ponen ojitos al libre mercado. De momento, igual que hizo Zapatero con la salida de las tropas de Irak, ha querido mandar un mensaje obligando a los eurodiputados socialistas a votar en contra de Juncker en el Parlamento europeo. Como dicen los modernos: postureo.

Por cierto ¿ustedes lo ven guapo? ¡Si ni siquiera tiene los ojos azules!

PS.- Según Eldiario.es, el 0,76% de los abulenses están afiliados al PSOE. Igual les parece poco, pero es el mayor porcentaje de toda Castilla y León ¡Quién nos lo iba a decir!

¿El pluralismo era esto?

* Actualización 10:30 – El artículo, lógicamente, está escrito antes de la gran noticia de esta mañana. En principio no invalida lo escrito, simplemente es una más de esas “variables” que estaban sobre la mesa. Aunque, evidentemente, la política nacional entre Monarquía, Cataluña y PSOE está llena de intangibles.

___

Hablemos de espacios electorales.

Ha pasado una semana de las elecciones y el Zasca sigue teniendo en coma a los poderes diversos que han reaccionado de la peor forma posible: atacando y alimentando al auténtico ganador de estos comicios: Pablo Iglesias. Ahora sabemos de él que compra en el Alcampo, que le financia Hugo Chavez como si fuera un Pastor Maldonado de la vida, que se tomó unos vinos en una herriko taberna y que algunos alumnos le ven egoísta y además llama a las alumnas con diminutivos. Todo eso y mucho más pueden encontrar por sus rincones informativos predilectos. Mientras tanto, en el PP están moderadamente contentos porque VOX no salió y lo que triunfó en la derecha fue la abstención…el PSOE está rubalcádaver y en IU mucha militancia anda queriendo ser guay y con coleta sin darse cuenta de que la coleta no va a irse con unos lacayos de la casta y tal. Hasta Rosa Díez parece que hace ojitos.

Para el que por motivos higiénicos y de salud mental no haya visto ningún telediario esta semana, disponemos del análisis del mejor analista político de la última semana: Joaquín Reyes.

Hemos pasado unos cuantos años en España mirando hacia el exterior, viendo como en Francia sumaba apoyos Le Pen, en Holanda o Austria crecían fuerzas poco elegantes, en Italia irrumpía Beppe Grillo o en Grecia Syriza… pensando cuándo acabaría el bipartidismo en nuestra piel de toro. Pues en ello andamos. Lo cierto es que no terminaban de surgir movimientos fuertes a la derecha e izquierda de PP y PSOE. Lo que faltaba era una cara carismática. “La coleta” lo ha sido y Vidal Quadras no. Si a la derecha del PP además de criticar a ETA, el aborto y otros temas, apostaran por un chico o chica joven que a todo eso añadiera el término “casta”, lo petarían. Es una simplificación, pero algo así será. ¿Habrían sacado eurodiputado con Cristina Seguí como cabeza de lista – y no alguien que lleva años en el sistema – y habiendo trabajado  tertulias y gatos? Creo que sí, pero es percepción mía. Antes o después, estoy seguro, encontrarán su líder y su hueco.

Y ahora, yendo a Ávila, juguemos a política ficción pero algo razonada. Se han visto numerosas extrapolaciones de resultados a municipales y autonómicas, que por supuesto no indican nada en absoluto.  No es lo mismo votar a un partido a unas europeas que a un ayuntamiento. Es importante las personas y los equipos que se presenten a las elecciones.

Por eso, Podemos en Ávila será o no será en función de lo que presenten. De momento, no veo los mejores augurios y tengo claro que, en estas circunstancias, Izquierda Unida con un Pedro Tomé al frente (se le añora) subiría exponencialmente. En Valladolid, por ejemplo, sería lo justo que IU tuviera una subida como refrendo a su buen trabajo desde la oposición. Eso se gana en el día a día, no tiene nada que ver con un voto a circunscripción única en las europeas.

¿Cuál es el techo de UPyD en Ávila? En la capital han perdido un poco, y a buen seguro es debido al 4´4% de Ciudadanos. Pero eso no será así en las municipales y más con una posible alcaldía a tiro, y hay que tener en cuenta que están siendo muchas veces la verdadera oposición gracias al trabajo denodado de autodestrucción del PSOE de Ávila y de Castilla y León, merced a la batalla en nuestro caso entre Tomás Blanco I el Renovador y Pedro José Club de Fans de Óscar López Muñoz.

Así que hay y habrá muchas variables, pero vamos a poner dos escenarios posibles (algo extremos) y jugar a la ley D´Hont a ver que pasa. Se me han ocurrido de primeras dos ideas:

1. Un PP donde no repitiera Miguel Ángel y se quedaran en un 44% (a mitad de camino entre las últimas municipales y las europeas).  Un PSOE que ha encontrado cierto rumbo después de la autodestrucción y presentan una cara nueva…  retiene el 15%. UPyD recupera la barrera del 14%, más la posibilidad que estaría sobre la mesa del cambio en la alcaldía… digamos 19%.  IU y Podemos no llegan a ningún acuerdo, y pesa el hecho del trabajo de la legislatura y la inexperiencia de los segundos… que aún así sacan un 5% por un 11% de los primeros. ¿Qué sucedería? PP 12, UPyD 5, PSOE 4, IU 3 y PODEMOS 1. A ver quién es el que firma el pacto de gobierno.

2. Un PP con Miguel Ángel y un país al que le han metido la carta del miedo en cada newspaper 49%. El PSOE, con Susana Díaz al frente y alguna cara nueva como Madina, ha recuperado cierto brío pero en Ávila han perdido toda la legislatura en tonterías 15%. UPyD sube ligeramente 16% y Ciudadanos empuja con fuerza pero en Ávila apenas levanta un 3%. VOX, con lo de Cataluña caliente, ha encontrado una cara nueva y utiliza también las televisiones para intentar imitar lo sucedido por el otro ala del electorado. En Ávila hacen un pequeño mitin pero que encuentra su eco, y repiten aquello de AIAv… 5% y con ello concejal. PODEMOS ha seguido trabajando mucho las redes, ha dado buenos teatros en la Eurocámara y el partido que se ha quedado en fuera de juego es ahora IU. 8% y 7%. ¿Qué sucedería? PP 13, UPyD 4, PSOE 4, PODEMOS 2, IU 2 y VOX 1.

Evidentemente nada así ocurrirá, habrá otras variables posibles…pero es para hacernos una idea aproximada de por dónde puede ir el número de concejales. El PP tiene muy difícil bajar de 11 y seguramente 12 o 13 sea lo más normal, UPyD necesitaría alrededor de un 20% (¿es posible?) para llegar a 6 concejales, el 2-3 de IU y/0 Podemos depende de lo que suceda de aquí a entonces, y el PSOE veremos que hace con su hemorragia provincial y autonómica (nunca hay que infravalorar su autocanibalismo) y si puede estar más cerca del concejal 5 que del 3.  O del 2, Renovator mediante. Si Podemos no entrara… ¿sería posible un pacto entre IU, PSOE y UPyD en caso de sumar mayoría? Si el que entrara fuera VOX… ¿apoyarían la continuidad del PP? ¿Se abstendrían?

Para las Cortes parece que el 5-2 se asienta, pero si UPyD, IU o Podemos trabajan a destajo la provincia y van a por el 10% (no está tan lejos) podrían alterar ese resultado. No está el socialismo como para descuidar su granero.

En resumen, que hay mucha partida. Muchas variables que no se puedan controlar. Pero tengo algo claro en el actual escenario, y aún siendo Ávila como es…

El que sea listo y trabaje bien conseguirá sus objetivos.

____

Pd: Esta semana a una joven que lleva dos años siendo la más eficiente de su empresa le comunicaban que no podía ser más tiempo becaria – y eso a pesar de las triquiñuelas a las que se prestaba gentilmente su universidad – y que por supuesto era imposible hacerle un contrato. Se va al paro y se echaba a llorar. Esa chica, como muchos de su generación, se encuentra con un muro que le dice “no hay hueco para ti”. Esa chica tiene hermanos, padres y abuelos. No es ninguna casualidad que mucho votante de Podemos sean personas mayores. Ni mucho menos es solo algo de jóvenes o perroflautas. Nunca tendrán mi voto (no creo en sus irrealizables propuestas) pero no puedo ocultar que me alegra verlos sacudiendo el árbol y poniendo nerviosos a tantos. O ver a yayos coger su papeleta con una sonrisilla feliz: ¡Ésta por mi nieta!

Hay partida

¿Qué es más impactante, el cabezazo de Sergio Ramos o la cabeza de Rubalcaba a punto de rodar lejos de su cuerpo*? ¿Qué estrategia fue más efectiva, la de Simeone o la de Arriola? ¿Funciona peor la placenta de yegua o los abrazos de Valenciano? ¿Fue mejor fichaje Bale o Cañete? ¿Está más cachas Cristiano o Pablo Iglesias? ¿Es la ceja de Carleto la que nos marca el camino o una flecha color magenta UPyD? Son tantas y tantas las preguntas y tenemos tan poco tiempo para contestarlas que no nos queda más remedio que desechar la mayoría, archivar en nuestra memoria las imágenes de Casillas con la copa al viento, las de Cañete imitándolo en la sede de Génova, y poner nuestros ojos en lo más inmediato: el próximo Mundial.

Pero como aún quedan algunos días para que vuelva a rodar el balón, hay que rellenar el hueco como se pueda e intentar superar el síndrome de abstinencia manteniendo la cabeza ocupada. Hoy hay buena etapa del Giro, pero para los no interesados en el ciclismo, aquí les dejo un artículo de política local, que también es droga dura. (Síndrome de abstinencia, ciclismo, drogas… cada día estoy más cerca de fichar como guionista de algún programa de La Sexta)

El Alcalde afirmó ayer ante la prensa que los resultados de las europeas no son extrapolables a las municipales, pero a esas horas todo el mundo en la ciudad -nosotros, la frutera de mi barrio, los demás partidos políticos y también el suyo- ya habían echado cuentas: si lo del domingo hubieran sido unas municipales, el PP habría perdido su mayoría absoluta. A pesar de lo que apuntaban las casas de apuestas londinenses, ahora ya sabemos que, aunque la diferencia sea leve, es más probable el cambio de gobierno local que la congelación del infierno. De repetirse el resultado del domingo, el PP se quedaría con 12 concejales, a uno de la mayoría absoluta y aparecería en el horizonte, cual bandera pirata en medio del Caribe, la posibilidad de un cambio de gobierno**. ¿Hay nervios en el Nido de la Gaviota? Diría que sí, que la sola posibilidad matemática intranquiliza. Falta de costumbre, supongo. Nos esperan meses divertidos en los que no hay que descartar baile de nombres, proyectos ilusionantes e ilusorios y castillos en el aire. El enésimo anuncio del AVE está más cerca, quién sabe si no se pondrá nueva fecha -cercana a las elecciones- al Museo del Prado y habrá que esperar para ver qué empresa está estudiando implantarse en la ciudad. Prepárense además para ver concejales del PP frecuentemente en los lugares más insospechados: fiestas de barrio, partidos del Real Ávila, supermercados, museos o Twitter.

¿Y en los demás partidos? ¿Nervios, intriga y dolor de barriga? En el PSOE, para sorpresa de propios y extraños, parecen aliviados, casi contentos, con los resultados. Sí, yo tampoco lo entiendo. Allí siguen buscando su suelo de votos, pero parece que bajo el ojo morado dibujan una sonrisa. ¿Será la caída de Rubalcaba la que les consuela? ¿La presumible caída de Óscar López con Rubalcaba? ¿La celebración de un Congreso y un nuevo reparto de fuerzas? Yo, la verdad, no estaría tan contento. En Ávila los socialistas mantienen el segundo puesto porque las nuevas alternativas restan votos a las viejas alternativas (Ciudadanos a UPyD y Podemos, presumiblemente, a IU). En Ferraz, los resultados se han cobrado la cabeza de Rubalcaba pero aquí, con el 15% de los votos en la ciudad y el 20% en la provincia, el mar parece estar en calma y todas las cabezas en su sitio. Caras nuevas y nuevos proyectos sí, pero en Madrid.

Acostumbrados a la travesía por el desierto del PSOE, los ojos se vuelven a los malos resultados de UPyD e IU. Sí, malos. UPyD pierde dos puntos respecto a las pasadas municipales y los de Cayo Lara apenas suman un punto. Con todo a favor, creo que el resultado de ambas formaciones es desilusionante. ¿Han tocado techo en nuestra ciudad? Si en UPyD están vendiendo ya la piel del oso, llamemos así a la Alcaldía, deberían esperar a cazarlo. El PP ha perdido 13 puntos desde las municipales, el PSOE 3 y ninguno ha ido a parar a su formación. ¿Confían en que para las municipales, ese voto abandone formaciones alternativas a las alternativas para recalar en UPyD?  Por si esto fuera poco, desalojar al PP pasaría ahora mismo por conformar un tetrapartido encabezado por el PSOE. Ya saben por dónde va a ir la estrategia del PP: o nosotros o el caos. Cosas más raras se han visto, es verdad, pero de momento creo que estamos hablando de un (casi)imposible. Quizá la pregunta clave sea si habrá candidatura de Ciudadanos, Vox y Podemos para las municipales. Si yo fuera del PP, haría todo lo posible para que así fuera.

Y luego están los chicos de Pablo Iglesias. Ella no sabe que va a salir en este post, así que no se chiven. Es un secreto entre ustedes y yo. Ayer a media tarde, después de compartir una foto de un amanecer con una frase de Coelho -el alba, el rocío de la mañana, los osos amorosos, unicornios enamorados de la brisa de poniente o algo así- subió una foto de Pablo Iglesias, con su camisa blanca, en medio de un mar de sonrisas. Ella se mostraba feliz por el resultado de Podemos y se identificaba como votante y simpatizante del mismo. Si hacemos caso a lo que dijo ayer el ultracentro sobre Pablo Iglesias y compañía, estamos ante una votante de extrema izquierda, filocomunista, admiradora de Chaves, de Maduro, de Lenin y del 15M. Su siguiente mensaje en Facebook también era de contenido político: una foto del Alcalde de Sestao y una frase de apoyo a sus declaraciones racistas. Igual etiquetar a los votantes de Pablemos como de extrema izquierda es un poco apresurado.

Podemos es la gran sorpresa de las pasadas europeas y, como dijo Rubén a las pocas horas de conocerse los resultados, nadie lo vio venir: ni los demás partidos, ni los comentaristas políticos, ni los sondeos, ni los apostantes de las porras salvo honrosas excepciones. El resultado de Podemos es impresionante y la forma de conseguirlo aún más. En nuestra comunidad, Podemos se ha quedado a 2000 mil votos de ser tercera fuerza política y es tercera fuerza, por delante de IU y de UPyD, en Burgos, León, Zamora y Soria. En Ávila, Podemos suma en casi todos los pueblos de la provincia, desde los más grandes hasta las aldeas más remotas, es tercera fuerza en muchos de ellos y segunda en sitios como Martiherrero, Navahondilla, Navarredonda de Gredos, Umbrías o Zapardiel de la Ribera. En Berrocalejo de Aragona, 44 habitantes, se queda a un voto de ganar las elecciones. Esto lo pones el día de antes de las elecciones y pasas la noche a costa de los contribuyentes en un centro de reclusión psiquiátrico. ¿El impacto de los medios de comunicación y las redes sociales? Algo habrá de eso ¿Un giro a la izquierda de la sociedad española? Quizá también haya algo de eso.

Alberto Plaza, concejal de nuestro Ayuntamiento, retuiteaba anoche una imagen que comparaba el programa de Podemos con el del Frente Nacional francés. Sí, hay algo de inquietud, mariposillas en el estómago, en nuestros gobernantes. Y sí, es posible que no todo, pero sí una parte -yo diría que una parte importante- del voto de Podemos sea puramente voto de cabreo, que ha acabado allí luchando contra la casta igual que podría haber acabado en otro lado si hubiesen señalado con acierto a otros enemigos. Votos populistas o el famoso voto nidederechasnideizquierdas donde pesa más la rabia y el enfado por la situación que la ideología o el sentido común que se suman a votos de izquierdas desencantados con las otras formaciones de esa zona del espectro. Transversal es quizá la palabra. Veremos si en Podemos son capaces de canalizar este apoyo y de organizarse de cara a las próximas citas electorales, si terminan confluyendo con IU (buena suerte a ambos convenciendo a sus respectivos votantes de mantenerse en la nave común) o si, en definitiva, terminan siendo una alternativa sólida con posibilidad de tocar poder.

Yo soy pesimista, creo que hoy por hoy es muy difícil que el PP no repita mayoría absoluta en la ciudad, pero sí, es innegable, hay partida. Y nosotros estaremos por aquí para comentarlo.

*Nota para el fiscal: esto es una metáfora.
**Como ya adelantó Rubén, el Ayuntamiento quedaría así: PP 12 concejales, PSOE 4, UPyD 4, IU 3 y Podemos 2. Por lo tanto, este artículo de Ávilared está mal. Ni Ciudadanos, ni Vox sacarían concejal porque en las elecciones municipales se desestiman las candidaturas con menos del 5% de los sufragios (artículo 180 de la Ley 5/1985 de 19 de Junio del Régimen Electoral General). Este del Diario, en cambio, sí realiza el cálculo correcto.

Una explicación a lo sucedido en Extremadura

9950243824_7c8329a509_z

Las últimas elecciones municipales y autonómicas me pillaron en un tren camino de Madrid. Como todos ustedes saben si alguna vez han usado un cacharro de esos, el trazado de la línea férrea coincide, con exactitud casi milimétrica, con las zonas de peor cobertura móvil de todo el país -me atrevería a decir que de todo el planeta- y con los únicos lugares del mundo donde la señal de radio no llega. Así que, debido a estas dificultades técnicas, mi seguimiento del recuento y de los resultados fue irregular. Solo cuando llegué a la villa y corte de las Españas pude ver por fin lo que había sucedido.

La mayor parte de los resultados fueron conforme a lo esperado, pero también hubo lugar para las sorpresas, por ejemplo y sobre todo, la derrota del PSOE en Extremadura. El PP, liderado por Jose Antonio Monago, se hacía con 32 diputados, mientras el PSOE se quedaba con 30. La llave de la Junta de Extremadura -ahora Gobierno de Extremadura- la tenían los tres diputados de IU. Me fui a la cama asumiendo que un pacto entre PSOE e IU estaba cantado y que solo habría que estar atento a los detalles de una negociación que seguramente no llevase demasiado tiempo, pero me equivocaba. Tras algunos dimes y bastantes diretes, el PP acabando ocupando la Junta-Gobierno de Extremadura con sus 32 diputados y la abstención de IU, que no alcanzó ningún acuerdo con el PSOE y llegó a un no-acuerdo con el PP.

Una moción de censura en plena campaña

Esta semana, aquellos hechos vuelven a estar de actualidad. La semana pasada, durante el debate sobre el estado de la región, el líder del PSOE anunció que presentaría una moción de censura para desbancar a Monago. Inmediatamente las miradas se volvieron hacia IU, que volvía a verse obligada a definir su posición, y también hacia los dos diputados regionalistas que pocos meses antes habían abandonado el PSOE. Sí, además de IU, hay otro grupo político en la Asamblea de Extremadura, cosa que no muchos fuera de la región conocen. El resultado de la moción de censura, como todos ustedes saben, ha sido el esperado: IU ha vuelto a abstenerse y la moción ha sido rechazada con los votos del PP. Los regionalistas, finalmente, apoyaron al PSOE.

Parece claro que la moción fue parte una estrategia consensuada entre Ferraz y el PSOE extremeño de cara a restar apoyos a IU, a recordar a sus votantes en la región quién gobierna y gracias a quién lo hace, y a señalar, de cara a las inminentes europeas, que PP y PSOE no son lo mismo y que a IU hay que votarla con cuidado, que las pinzas las cargas el diablo. A mi me ha parecido un movimiento inteligente, tanto a nivel regional como nacional -esto es política, no una partida de brisca entre monjas jubiladas- aunque igual ha tenido menor presencia en los medios de lo que pensaban en Ferraz, ensombrecida la actualidad por lo acontecido en León.

¿Y lo de IU?

Para entender la posición de IU hay que descender del plano teórico. Lo que voy a exponer a continuación es mi opinión personal, después de comentarlo con varias personas del entornos de ambos partidos en la región y de unas cuantas lecturas. No se piensen que desayuno todos los días con Vara -PSOE- y Escobar -IU- para comentar la última jornada de liga, la evolución de la prima de riesgo y el calor que empieza a hacer. Es una explicación, no LA explicación.

Durante años, el PSOE ha disfruta de un poder casi absoluto en la región. Los socialistas controlaban la Junta, las Diputaciones, los principales ayuntamientos y en casi ninguna parte necesitaban la ayuda de IU para gobernar. La política, más allá de ideologías, es también un juego de afinidades y simpatías, de relaciones persona a persona, de aprecios y desprecios. En muchos sitios, el poder que llegó a acumular el PSOE hizo que las personas que lo detentaban o aquellos que estaban a su alrededor no trataran a IU como hermanos en la fe de la izquierda y del progreso, sino como una anécdota incómoda que les criticaba -los de IU cuando se ponen pueden ser muy cansinos- y les restaba votos, aunque fueran pocos. La situación política animaba a esto: victoria tras victoria, mayoría tras mayoría ¿quién necesita a IU? Muchos en IU consideraban esto un desprecio, un desprecio tan personal como político. En las ciudades, esto se diluye en el conjunto de los partidos. Que Fulanito se lleve mal con Menganito, o que haya habído un roce político entre ellos, da un poco igual si otros cien Fulanitos no tienen una opinión formada sobre Menganito y nos limitamos a debatir sobre ideas, proyectos, programas y el fantasma de la derecha. Pero en los pueblos y en las ciudades pequeñas, donde los partidos están formados por pocas personas, estas relaciones personales-políticas tienen un peso casi definitivo. Si Fulanito se lleva mal con Menganito y Fulanito es el 15% de la agrupación, cuando Menganito venga a ofrecernos un pacto, después de 10 años de ninguneo, a Menganito le van a dar -con perdón- bien por culo.

Y al final Menganito necesitó a Fulanito.

El apoyo a Vara para la investidura y para la moción ha sido mayoritario en las agrupaciones de IU de las ciudades, pero se ha encontrado con el rechazo frontal de muchas de las situadas en los núcleos más pequeños. No niego que en la decisión también haya pesado el compromiso de IU con la alternancia, el cambio y el juego democrático -aunque en la vecina Andalucía esto haya pesado un poco menos- pero detrás de esta decisión también están los agravios personales y políticos sufridos durante años a la sombra de la mayoría socialista, las cuitas de muchas personas que han aprovechado la oportunidad -ahora y hace tres años- para dar una “lección de humildad” al socialismo extremeño.

Esto también es política y, arrimando el ascua a la sardina abulense, sería algo que deberían tener en cuenta los partidos de oposición abulense por si en las próximas municipales suena la flauta y el PP pierde la mayoría absoluta.

Bolcheviques

Posiblemente ustedes no lo sepan, pero se están perdiendo uno de los mayores espectáculos del mundo, algo selecto y casi desconocido ¿Un circo de dieciocho pistas con leones, tigres, ligres, caimanes, mujeres barbudas, equilibristas y tragafuegos? No. ¿Una carrera de Fórmula 1 con doscientos adelantamientos a trescientos kilómetros por hora, sin anuncios en los momentos más interesantes y con coches rojos que no parezcan llevar en sus entrañas un motor Trabant?  No, tampoco. Les estoy hablando del Pleno del Ayuntamiento de Ávila.

Vale. Es verdad que así de sopetón no parece demasiado emocionante, ni divertido, ni siquiera interesante. Pero detrás de esa apariencia gris y decimonónica, debajo de ese aconfesional crucificado ennegrecido y de esa foto del Rey que se intuye bajo varias capas de polvo, se esconde uno de los mayores espectáculos de la naturaleza. No es como las cataratas del Niágara, que están allí siempre, con sus turistas, sus miradores para enamorados y su espacio restringido para la grabación de películas basadas en hechos reales para la sobremesa de A3. Es algo más parecido a esa flor que solo florece cada cien años o a esos documentales de animales de La 2 en los que, tras una hora de ver al bicho haciendo nada, sucede algo mágico, inesperado o escalofriante que apenas dura un segundo. De igual forma, lo más normal es tener que ver el Pleno durante horas, aguantando los soporíferos procedimientos democráticos, para ver un fugaz estallido cegador. Las supernovas de la democracia valen su peso en oro.

El pasado lunes, el pleno del Ayuntamiento nos deparó uno de estos extraños fenómenos: el portavoz del gobierno local, el zarista José Francisco Hernández, calificó a los concejales de IU de bolcheviques por proponer la realización de varios estudios para valorar la posibilidad de remunicipalizar servicios del Ayuntamiento ahora externalizados. Es decir, que el Ayuntamiento gestione directamente esas áreas (agua, luz, basuras) en lugar de pagar a una empresa para que lo haga. Como todos ustedes saben, los bolcheviques fueron esos tipos que, abrigados hasta las orejas y con el puño en alto, acabaron de malos modos con la época de extraordinaria placidez zarista de la que disfrutaba Rusia. El asalto al Palacio de Invierno, Lenin, los soviets, Trotski, el Doctor Zhivago camino de Soria y esas cosas. En general, gente poco fiable y peligrosa, no por sus ideas o por esas perillas de chivo que estaban tan de moda en la época, sino porque montaron una “Revolución de Octubre” en noviembre. ¿Cómo nos vamos a fiar de gente con semejante descontrol? ¡Y menos dejarles gestionar la basura de Ávila!. El debate siguió en tuiter, ese gran invento, donde la cuenta del PP preguntó a IU si siendo comunistas no estaban orgullosos de ser llamados bolcheviques, a lo que estos respondieron pidiendo a los populares que les pasaran un diccionario para buscar la definición de fascista. Con palomitas les aseguro que todo esto se disfruta el doble.

IU Ávila remunicipalizando el Reichstag

IU Ávila remunicipalizando el Reichstag

La portavoz de IU, Montserrat Ilich Barcenilla, recordó al Partido Popular-Romanov que son muchos los municipios que sin hoces y sin martillos estaban remunicipalizando servicios para ahorrar. Una búsqueda rápida por internet da la razón a los bolcheviques. El Ayuntamiento de León, uno de los más endeudados de España, remunicipalizó el servicio de basuras, negoció con los sindicatos un recorte de sueldos, y el resultado es un ahorro anual de 9 millones de euros. Sorprendentemente, León está gobernado por el PP. En Cataluña son varios los municipios que han recuperado la gestión de sus servicios, pero de aquellas tierras nos podemos esperar cualquier cosa, hasta la existencia de partidos bolcheviques nacionalistas antiespañoles. Manacor, Arteixo y La Línea de la Concepción han recuperado la gestión del agua, como ya hicieron en su día París y Berlín. Hamburgo ha municipalizado la red eléctrica. Al parecer, España y Europa se están llenando de peligrosos rojos colaboracionistas con el régimen bolchevique de Lenin, Sánchez Gordillovich y Montserrat Ilich Barcenilla.

Pero lo más grave de todo, lo que debería obligarnos a reflexionar, es que el propio Ayuntamiento de Ávila ha remunicipalizado servicios. Como señaló la diabólica bolchevique Barcenilla, en 2012 el Ayuntamiento se hizo cargo de la gestión del Carlos Sastre y de los campos de fútbol cercanos al puente Sancti Spiritu. En aquel momento, el portavoz municipal aseguró que la medida supondría un ahorro de 200.000 euros al año. ¡El mismo argumento que usan los bolcheviques en su cruzada contra la libertad, la paz, el libre mercado y el chocolate con churros para los jubilados!

¿Es el portavoz del Ayuntamiento un infiltrado bolchevique en las filas zaristas? ¿Habrá más espías rojos en el ejército blanco? ¿Hay algún Rasputín susurrando al Zar? ¿Dónde está Anastasia?

Quizá en el próximo pleno nos saquen de dudas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.312 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: