Ocho apellidos palos (El increíble caso de B.B.)

Es ya una tradición en las fiestas de fin de año que este rincón acoja un relato a cuatro manos. Cada vez le toca empezar a uno de los paleros, y por turnos se va completando un relato que siempre se envenena en intrincadas peripecias.

– Primera Edición: “Ávila, universo par” (arrancó Alberto y cerró Pablo)
– Segunda Edición: “Clandestinos”  (arrancó Willy y cerró Alberto)
– Tercera Edición: “Referéndum al tun tun” (arrancó Pablo y cerró Rubén)

la foto 1Ocho apellidos palos (El increíble caso de B.B.)

Cuando Benjamin B. despertó en la mañana, después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su estante un teléfono en llamas. Lo que antes fuera el celular de las intrigas estaba ardiendo, y de él ya solo quedaba una masa en forma de caparazón.

«¿Qué le habrá ocurrido al Whats´app?», pensó.

Su despacho, una habitación inhumana, pequeña, hasta entonces aparentemente tranquila dentro de las cuatro paredes del Ayuntamiento, olía a quemado. El fuego que todo lo purificaría. Aun somnoliento no se había percartado de que era el día de la señal. Pero no, no era un sueño.

Benjamin había logrado sobrevivir políticamente como portavoz del PSOE-A (de Ávila y Auténtico), superviviente de las guerras fratricidas del que fuera su partido durante décadas.

Por encima de la mesa, sobre la que había extendido un muestrario de poemas y unos discos de Gabinete Caligari -ante todo Benjamin era un sentimental- estaba escondida la foto del día que lo cambió todo. La imagen estaba a punto de ser pasto de las llamas, así que Benjamin no se lo pensó. Cogió el pequeño cuadro y salió corriendo hacia el Mercado Chico.

En sus manos estaba a salvo la instantánea. En ella se veía la ciudad desde los Cuatro Postes con tres personas colocadas alrededor de la cruz con un tablero de ouija. Ella era una dama ataviada con un sombrero y una boa de piel, a la que se veía en la imagen sentada y muy firme, y a la que los conocidos, sin que ella lo supiera, la llamaban La Pechotes. Él un joven emprendedor, un conseguidor, se hacía llamar John Fitzgerald, o, en la intimidad, Nicolás. Benjamin era el tercero. la foto 2

Recordaba aquel momento como si fuera ayer:

– Más te vale que funcione, John Fitzgerald.
* Puedes llamarme Nicolas, Thomas.
– Te he dicho que me llames Benjamin.
* Como gustes.

Mientras, la mujer se encontraba en estado de trance.

^ Del Pozo, Negro, Del Pozo, Garcinuño… Del Pozo, Del Pozo, Garcinuño, Del Pozo.

– No lo va a conseguir, John. No sale de esos cuatro apellidos. Se estanca en el “Del Pozo”. Nos faltan cuatro apellidos, maldita sea.

Contaba la leyenda que si decías los ocho apellidos palos en mitad de los Cuatro Postes lograrías convertirte en la nueva cara que necesitaba la ciudad,el  estandarte del puño y la rosa, el hombre que envejecería al revés y cada vez sería más guapo, más hábil, más fuerte.  El hipnotizador de voluntades, el animal político al que nunca más recordarían que se había presentado en elecciones anteriores para perder más y más concejales, porque muy al contrario ahora cada vez sería más joven y apuesto. Era el sueño de su vida, ser el hombre que cambiaría el PSOE(A) desde dentro y dejaría su huella pisada. El magno y novedoso renovador, adalid del puro cambio, que haría arrodillarse a su paso a todo concejal guapo que se le pusiera por delante.

Pero aquello todavía estaba por llegar, habría que ser pacientes. En la nochevieja de 2014, Podemos ni siquiera era todavía el partido del gobierno. Seguía al mando Rajoy y Bergoglio seguía sin confirmar si iría a la ciudad de las murallas.

^ Es inútil. Sin los apellidos del viñetas no hay sortilegio posible.

La cuarta pieza de la conspiración, el fotógrafo que había inmortalizado el momento, era un ambicioso profesor de universidad con coleta que no se andaba con remilgos.

_ El cielo se toma por asalto, Benjamin. Hay que raptar a esa panda de mequetrefes y obligarles a cantar.

Del Pozo, Negro, Garcinuño, el otro Del Pozo y el viñetas estaban echando un refrigerio en San Roque cuando todo cambió. En el Prisma vieron entrar a un chico con apariencia bien, que se hacía llamar Errejón, y  a otro con cara más como de ser encargado de una tienda en la Calle San Segundo, el camarada Monedero.

¨ Claro que podemos, Iñigo. Son esos cinco mamelucos.

La estrategia venía de años atrás. Desde La Complutense se había marcado la agenda de lo que sería el asalto a La Moncloa. Sabían, vaya sí lo sabían, que hacer caer al poder en Ávila sería la chispa definitiva para hacerse con la nación entera. Habían logrado dinamitar el PSOE de Ávila y distraer a verdes y magentas con círculos y convergencias random. Ya solo necesitaban que esos cabrones del blog dejaran de importunar con sus chistecitos. “No es país para churches”, habían titulado su última entrada.

No habría ninguna más. Un año después el ayuntamiento estaba en llamas y Benjamin había cumplido su objetivo: cada vez estaba más joven, más puro, más bradpitt. Encabezaba las encuestas y todo estaba saliendo a pedir de boca. Ya lo había augurado su eslogan de campaña en 2015:

Más Blanco.

….

Pocos segundos antes de que Monedero y Errejón dieran un sartenazo en el colodrillo a cada uno de los cuatro palos (e Illo), Willy había vuelto de la barra con un café doble y un mensaje.

“Es Froilán. Dice que ya están aquí. Que sigamos el plan previsto, el CNI no nos dejará a nuestro albur. Volverán a por nosotros. Va a doler, pero dejaos llevar. Todo sea por Ávila, por los comuneros de Castilla, por la Santa, por la Fábrica de Harinas, por la letra entre la I y la K, por Ariel Rot y por The Quireboys”.

¡Cloncccc! 

Tenía la cabeza dura, el muy pelos.                                       (la historia continúa aquí)

Belén 2014

inauguracionBelen2014

Un café con… Pablo Churches.

Llamé a Illo y me lo llevé a tomar unas Kwak: “Juan, Podemos”. Me miró circunspecto el viñetero, sabiendo que tramaba algo… y tenía razón. “No puede ser que Willy sea el único que haga entrevistas a tuiteros famosos”, le dije. “Nos vamos a Bruselas, que he quedado con él”. ¿Qué “él”?, preguntó Juan.

“El único él que no necesita sustantivo”.

pabloiglesias1

Fotografías: Illo.

– Pablo Iglesias, buenas tardes.

* Es el Ávila un equipo de entusiasmo sin igual.

– No sabía que era usted del Real Ávila.

* Del Rayo y del Numancia, pero hay que rascar votos de donde sea.

– Así que la transversalidad era esto.

* Quiero ocupar la centralidad, ya sabe.

– Que le venía a ver porque dice Dios tuitero que es usted el nuevo mesías. 

* Yo tengo el corazón a la izquierda y a monedero a mi derecha.

– ¿Nunca se cansa de ese chiste?

* Hacer bromas con “Errejón” es más dificil.

– Ya que tengo la oportunidad, le pregunto: ¿Quién es más Pablemos, usted o Garcinuño?

* Garcinuño, está claro.  Yo solo hablo con Sabina si está Evolé delante, o por aparentar. Realmente siempre me gustó más Miguel Bosé.

– Entiendo. Y… ¿para cuándo un mitin en Ávila? En plan Azaña llenando la Plaza, o a lo Sergio Dalma.

* Lo tengo que estudiar. Hablaré con Willy, el de los eventos.

– Querrá usted decir Woody.

pabloiglesias2

Fotografías: Illo.

* Eso, es que les confundo.

– Estos rojos es que son muy de confundir a la gente. ¿Y como ve usted el tema?

* Hombre, yo creo que si le ganamos a la Segoviana iremos hacia arriba, hay equipo.

– No, hombre. Lo de la política.

* Creo que Podemos.

– Tampoco se cansa usted de ese chiste, por lo que veo.

* Nunca, soy de traca.

– No, en serio.

* Hombre, pues en Pajares de Adaja creo que lo tenemos complicado, pero en el resto yo creo que podremos dar un bocado.

– ¿Y en Ávila?

* Allí tenemos topos hasta en las escaleras de la sede del PSOE. Lo tenemos hecho. De gestora en gestora hasta la coleta final.

pabloiglesias3

Fotografías y Zoom: Illo.

– Tengo la sensación de que cada vez me ocupa usted más pantalla.

* Imaginaciones suyas, señor Negro.

– Está bien. Juguemos a completa esta frase. Ávila, tierra de cantos…

* Y pronto de iglesias.

– ¿Está seguro?

* Rotondamente

– ¿Los 4 palos…

* Exprópiese.

– ¿Disculpe?

* Que se disculpe la casta. Y el fotógrafo, que me tiene loco.

– Es Illo. No tiene twitter. 

* Y ni un pelo de tonto, por lo que veo.

– Se le ve orgulloso de pelazo. Oiga, ¿qué se ve desde la torre más alta de Toronto?

* El Torreón de los Guzmanes.

– Diantres, sí que se viene usted arriba. ¿Y qué es aquello que reluce en medio del Almanzor?

pabloiglesias4

Fotografías y pelazo: Illo.

– Son los votos de Podemos que están entrando en calor.

– Usted en Podemos.. ¿se comerá el turrión?

* Le veo fino.

– Me falta una tuerca.

* Con K, menchevique.

– Entonces es verdad.

* El qué.

– Que usted es comunista.

* ¿Lo qué?

– Rojo, que si usted es rojo.

* Encarnado.

– A mí me tiene usted ganao, señor Churches…

Entrego el acta

La crisis en Los 4 Palos continúa tras la dura réplica del señor William. Es el momento de airear los trapos sucios y que zorra el aire.

Todo empezó una tarde de Julio, tras la última viñeta de Illo. El señor “JuanLuis – JuanLuis – DelPozo – JuanLuis”(léase con toniquete de sintonía del PP) escribía lo siguiente en el grupo de los cuatro secretarios generales paleros…

Pablo acariciando la gata

Pablo acariciando la gata

“Juan, si no utilizas filtros LED en tus viñetas, la pérdida de lectores seguirá siendo una constante. Según mis estudios, con la nueva iluminación aumentaríamos un 25% las pernoctaciones y visitas”.

Aquello desató una tormenta. Juan colgó sus photoshops, Alberto se fue a Canarias y Pablo acarició a la gata. El Tudanca de la casa, puro cambio, esperaba su oportunidad tras la pantalla de su Ipad dándole un sorbito a un rico vino riojano.

“Flaco, no me claves tus puñales”. Willy estaba de rodríguez en casa cuando recibió el whatsapp que nunca esperó recibir. El capitán viñetero estaba dando una rueda de prensa en la puerta de su casa, enseñando a todos los medios ahí concentrados su colección de monedas de El Greco y fotos comprometedoras de Juan Luis saltándose clases en El Dioce.

“Éste es el que se vende como futuro. La zorra que nunca supo cuidar a sus gallinas. Quién es parte del problema no puede ser parte de la solución.”

La verdad estaba ahí fuera. Qué se podía esperar de un chico que prometía mucho hasta que fue dejándose el pelo largo y se salía del colegio a echarse un piti camino del Cybernet, escuchando “El Salmón” a todo trapo en sus auriculares y fugándose a Los Sotanillos en cuanto tenía una oportunidad.

No, mentimos. Lo cierto es que mentimos. Esta crisis no empezó en Julio, sino en Diciembre pasado, cuando tras un relato supuestamente ficticio anunciamos que nos presentaríamos en 2015.

Aquello algunos se lo tomaron a broma, por aquella minucia de proclamarlo un 28 de Diciembre, pero la intención era cierta. Lo que no sabíamos es que teníamos la quinta columna en casa. El pelánganos, el modernito, se cortó el pelo para despistar. No quería que la gente sumara dos más dos y descubriera su terrible secreto.

Pero era cierto. Era cierto y yo lo supe cuando le vi más allá de mi churro y mi café. Se había vuelto a dejar el pelo largo y en su mano tenía un coletero. Una barba descuidada había empezado a crecer en su hasta entonces socialdemócrata piel. Su última frase, con la que concluyó el desayuno de la discordia, ponía las cartas sobre la mesa…

“Os gusta Podemos, ¿eh? Normal, si somos la polla con cebolla”

Estremecedor documento – La confesión de Willy en prime time

Ganemos Ávila 2015

Ganemos Ávila 2015

Willy se presentará con Ganemos (su pelo largo será la papeleta en sí, documento adjunto) y Pablo será su Darth Vader, de ahí la voz gutural que pone últimamente cuando coge el teléfono, como si antes de acostarse solo leyera microrrelatos de terror. Esta semana darán la noticia a Novoa (por Twitter) y a sus rivales de pádel (en raqueta y persona), a los que pillarán con el pie cambiado y el tobillo magenta. Ante ese panorama, entrego el acta cual Sosa Wagner apuñalado por la espalda y el churro.

O tal vez no, y esto sea solo un adelanto de lo que vendrá a final de año en nuestro relato a cuatro manos, que empezará servidor y que se titulará “Ocho Apellidos Palos” o “El Increíble caso de Benjamin Blanco”.

Incierto se presenta el reinado de Witillo.

Siempre negatifo

avilaThinking

ÁvilaThinking

A-bas-tos

modernoMercado

Pelusa attack

pelusaAttack!!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.550 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: