Deudas

Voy a confesar algo por lo que este blog pronto pasará a llamarse “Los 3 Palos”. Me está costando escribirlo porque sé que al hacerlo voy a defraudar a varios trolls de la casa y porque además con ello voy a provocar que nos quiten la subvención del fondo de reptiles y que ya no podamos viajar cómodamente en el Azor. Está bien, lo diré: Quiero que gane el PP en Andalucía. Lo quiero con mucha fuerza.  Bueno, por ser más preciso… quiero que el PSOE se dé el mayor batacazo posible. Quiero que Griñán pierda el poder y caiga el clientelismo montado durante todo este tiempo al sol y sombra del poder. La única opción realista para ello es que gane Arenas. Si luego UPyD y hasta el Partido Andalucista sacan 12 representantes cada uno pues mejor pero en definitiva deseo que el PSOE caiga con estrépito por méritos propios.

Un cambio en Andalucía como metáfora del cazo.  Volviendo a los terrenos de este blog un buen cazo por aquí podría ser León. Una ciudad y provincia en la que todos parecen haber metido cuchara. El titular de la semana era muy simpático para el bolsillo del contribuyente: 160 millones de euros en deuda a proveedores en una ciudad que no es precisamente Nuea York. ¿A que se les ocurre a bote pronto el nombre de tres o cuatro políticos de dicha tierra que no parece que estén en la ruina patrimonial? ¡160 millones! ¡Qué barbaridad! En fin, que no concreto mucho más porque si publicara las insidias que se me están ocurriendo – bastante verosímiles – me meterían una buena demanda. Ustedes son listos y saben tirar de hemeroteca. De la gaviota, de la rosa y de los leonesistas. Ahí todos tienen a sus rockstars que han tirado de despilfarro como si no costara.

He dicho León como podría haber dicho Grecia pero déjenme ir uniendo ideas  de un modo un poco anárquico y llevar todo este contexto más allá  ¿Se les ocurre alguna ciudad o comunidad autónoma en la que sería higiénico que se levantaran las alfombras? Pero…¿verdad que las alternativas presentadas generalmente – y especialmente en Ávila – han generado cero ilusión y nulas expectativas reales de cambio?

De vuelta a las deudas. Más titulares de los últimos días…

“La deuda de Castilla y León se mantuvo en 2011 en el 9,4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) y se situó como la quinta más baja del conjunto del Estado, por detrás de La Rioja (7,9 por ciento), País Vasco (8,1 por ciento), Canarias (8,8 por ciento) y Asturias (9,1 por ceinto). No obstante, el volumen de la deuda autonómica, que ascendió a 5.476 millones, creció entre octubre y diciembre un 7,58 por ciento, respecto al tercer trimestre del pasado ejercicio, y un 27,23 por ciento, en relación al cuarto de 2010, según datos del Banco de España”

Me ha dado un mareo. Salgo a pasear por Valladolid y me encuentro con el frontón: La sede de la FRMP . La llamada casa de los ayuntamientos es un palacete prohibitivo, un frontón terrorífico, un hijo orgulloso de la crisis, una apoteosis más del hormigón. Un mamotreto que costó 5 millones y medio de euros y que se sitúa en frente de las Cortes… lugar conocido por no tener nunca una sala libre. Correcto ironic mode on.

Hablamos de deuda y de repente la FRMP se constituye con los nuevos cargos y decide plantear un marco regulatorio para los sueldos de los alcaldes. Suena agradable a primera vista pero traducido a cuentas de la vieja… resulta que el de Valladolid cobraría menos y sin embargo otros tantos ganarían más.

En fin, concluyo, que no parece de extrañar que los políticos sean el primer problema del país. Habrá habido heroicos casos de representantes públicos honrados y que pierdan horas y dinero en el empeño municipal. Seré justo…seguramente sean más los buenos que los malos. Pero los malos llegan más alto y tienden a perpetuarse igual que se perpetua la mamandurria como deporte nacional.

Lo único bueno de la crisis está siendo desnudar a ciertos reyes desnudos. Lo malo es que quien a fin de cuentas  lo paga es el españolito de a pie. ¿Cómo es posible que haya un tinglado en Andalucía que tenga tan mala pinta y nadie levantara la voz? ¿Qué tipo de oposición hay en Valencia para que nada cambie? ¿Cómo es posible que el señor Rubalcaba sea el mismo que ha perdido unas elecciones con un batacazo descomunal y ahí siga entre el aplauso del Titanic?

Sí, quiero que gane Arenas. Y quiero que Cándido Méndez deje de salir en los telediarios algún lustro de estos y que al marido de Cospedal le hagan supervisor de nubes para que ZP no se sienta solo en su empeño. Quiero que Berlusconi se lleve a Leire Pajín a un crucero lejano y largo y quiero que Aznar instruya en Georgetown a una banda de estorninos y topillos.

Pero sobre todo me gustaría que la oposición municipal, provincial, regional  y nacional propusiera algo que me hiciera decir “Viva la Pepa” y no “que hartazgo de tíos”.

Pasarán unos años, gastaremos más de lo debido, poco habrá cambiado y la mamandurria volverá a mover el tinglado. Al menos confío en que no se construyan más cremalleras gigantes para adornar rotondas.

Pd: Este post fue escrito antes de escuchar el discurso de Mariano Rajoy en Cádiz. Quede unido a lo de Georgetown o a la supervisión de nubes

A %d blogueros les gusta esto: