Chiss_Cremallera

by Illo

Un busto en su honor

Nuestra bonita ciudad, Ávila, parece tener una deuda histórica con un tal Tomás Luis de Victoria y, por si alguien no lo sabe, diré que no es el fundador de los ya cerrados cines, sino un músico y compositor nacido en el Siglo XVI entre nuestros muros y que llevó orgulloso sus raíces abulenses por aquellos rincones de la tierra por los que viajó.

En este año 2011 se celebran los 400 años de su muerte, ahí es nada, y en estas fechas es cuando se nos recuerda el poco reconocimiento que hemos hecho a su valiosa figura. Por esta razón, se ha decidido desde nuestro ayuntamiento, homenajear a Tomás Luis de Victoria como se merece. Haciéndole un busto. De hecho, dicho busto, ya está hecho en barro y ahora se pide la colaboración ciudadana para poder hacer un vaciado en bronce. Hacen falta 850€ para conseguirlo que, según el altruista escultor del mismo (Daniel Hidalgo), es el valor del material, ni más, ni menos.

Los estudiosos, esos que han dedicado tiempo a conocer a fondo la vida de nuestro ilustre compositor, coinciden en una idea común. No existen referencias gráficas que nos digan realmente qué aspecto físico tenía Tomás Luis de Victoria. Nadie sabe cómo era. Esto no lo digo yo, lo dicen muchos de los asistentes al Simposio celebrado hace unas semanas sobre su figura. Y claro, la pregunta es obligada. ¿Quién es la persona representada en el busto? ¿No se le podía homenajear como merece con algún otro tipo de escultura más fiel a la realidad? Una artística, pero fiel, reproducción de alguna de sus partituras por ejemplo. Ahí no hay fallo, éstas sí se conocen. Han sido referencias fundamentales para compositores como Mozart lo que, si duda, otorga a nuestro músico más ilustre el mérito que se le pretende reconocer. ¿No parece más coherente esta opción?

Otra cosa es la ubicación. De momento nos preocupamos de pedir dinero para hacer el busto, de no conseguirlo el Ayuntamiento correría con los gastos, y después ya miramos dónde ponerlo. Vistos otros precedentes seguro que pronto nos encontramos, como bien me apuntaba un tal Juanjo, con una nueva rotonda innecesaria con el único propósito de albergar el busto del señor desconocido al que todos pasaremos a llamar, equivocadamente, Tomás Luis de Victoria.

__________________________

Información sobre Tomás Luis de Victoria en esta web dedicada a su figura. 

¿Premio al Museo de Ávila? (por Helena Cerveto)

Abrimos el capítulo de colaboraciones del blog. La entrada de hoy os llega por cortesía de Helena Cerveto. Periodista de Barcelona afincada desde hace unos meses en Ávila. Puedes enviarnos tu aportación a [email protected] Más información aquí.

__________________________

¿Premio al Museo de Ávila?

La mayoría seguro que conocéis la noticia. El Museo Provincial de Ávila ha recibido este fin de semana el Premio Institucional que otorga la Asociación Profesional de Museólogos de España, durante unas jornadas que la APME celebraba en el Palacio de Polentinos. Un premio por sus 100 años de existencia que comparte con el Museo Provincial de Zamora, que también está celebrando su centenario.

Está bien eso de recibir galardones. Pero seamos sinceros, no sólo de estatuillas vive el hombre, y un museo tampoco.

Museo provincial de Ávila - http://www.avilaturismo.com

En los seis meses que llevo en Ávila he tenido la oportunidad de hablar en tres ocasiones con María Mariné, la directora del citado museo abulense. Transmite pasión por su trabajo desde la primera palabra. Y no dramatiza cuando habla de problemas. En esas tres ocasiones, al preguntarle sobre la situación del museo en la actualidad, ha comentado el problema de espacio que tienen.

Este fin de semana, al comienzo de las Jornadas de Museología, la directora daba datos:

–      El museo tiene una superficie de 2.700 metros cuadrados, de los que 900 están dedicados a la exposición (el Museo Provincial de Lugo cuenta con 5.000 metros cuadrados sólo de exposición).

–      Hay 900 piezas o conjunto de piezas expuestas y unas 100.000 guardadas.

Según María Mariné, el museo podría extenderse 4 veces más si sacaran a las salas expositivas una selección de las piezas más importantes que hay dentro de esa ingente cantidad de 100.000. Sólo una selección. Y sin causar fatiga museística, asegura.

El problema, y vamos al grano, es que la Junta de Castilla y León, quien lo gestiona, y el Ministerio de Cultura, su titular, no ponen en marcha esta ampliación. El viernes la directora nos comentaba que ha presentado varios proyectos para llevarla a cabo que han sido desestimados. Una información que no conocía y que no deja de sorprenderme teniendo en cuenta las palabras que pronunció el director general de Políticas Culturales de la Junta, José Ramón Alonso, cuando vino a Ávila a inaugurar la exposición dedicada a su centenario. Como estuve en ese acto, y tengo la grabación, puedo reproducir literalmente sus palabras. Decía: “Vamos a trabajar por intentar resolver un problema que sé que hay de espacios”, y “vamos a trabajar por traer las nuevas tecnologías, para que este museo sea una cabeza tractora para el desarrollo de la ciudad, de la provincia de Ávila”. Lo dijo en julio de este año. Y el tema viene de lejos, porque en el 2006 ya se hablaba de lo mismo.

No parece que el problema vaya a solucionarse pronto, a pesar de las palabras del director general de Políticas Culturales. Aunque María Mariné afirma, tajante, que seguirá presentando otros proyectos de ampliación. Por empeño que no quede. Para ella el premio recibido este sábado es un reconocimiento “a la resistencia”. Qué buena definición.

Este año celebramos el centenario del Museo de Ávila, y a falta de dos meses para llegar a las uvas,  aquí no se ha movido gran cosa. Se ha organizado una exposición con motivo del aniversario que se limitaba a mostrar en unos pocos paneles su historia, y la Junta ha editado un catálogo con las 100 piezas más representativas de sus fondos. Poca iniciativa si, como dicen, quieren que sea “una cabeza tractora para el desarrollo de la provincia”. A lo mejor, se me ocurre, la misma Junta le podría haber regalado al museo en este cumpleaños una web, que no tiene, y que es un objetivo más alcanzable que una ampliación. Bien hecha, incluso podría dar a conocer el museo fuera de la provincia y atraer más visitantes.

No quiero terminar sin agradecer a su directora, la ya nombrada María Mariné, que me explicara con detenimiento y entusiasmo la historia de las pizarras escritas de época visigoda y me abriera una pequeña ventana al interesante pasado de esta provincia cuando yo acababa de aterrizar en ella. Y a Juan Antonio Sánchez, guía del departamento didáctico del museo, que respondió con paciencia a todas mis preguntas sobre los verracos.

Globo sonda

Bienvenidos a la nueva forma de hacer política. Innovadora estrategia la del Equipo de Gobierno de Arenas de San Pedro. Bienvenidos al juego del Globo Sonda. Lo haré bien y empezaré por donde debo, el principio, por si alguien no se ha enterado de la polémica.

El día 29 de agosto aparece una noticia en la prensa según la cual el Teniente de Alcalde de Hacienda, Régimen Interior y Personal del Ayuntamiento de Arenas, Vicente Alejandro, dice estar planteándose aplicar un ERE al personal laboral que trabaja en el Consistorio areniense. Según sus propias declaraciones el ERE no afectaría a los funcionarios que han sacado su plaza mediante concurso público, creo que tampoco podría. Indica Don Vicente que los problemas económicos del Ayuntamiento apenas le dejan dormir al encontrarse “técnicamente quebrado” con una diferencia de dos millones de euros entre ingresos y deuda intentando, cómo no, culpar al anterior gobierno del problema.

El exalcalde de la localidad y actual portavoz socialista, Óscar Tápias, no tarda en salir a la palestra a dar su versión de la situación y cargar contra el anuncio del señor Vicente. Hasta aquí todo normal. Tapias da los datos de la situación económica del Ayuntamiento cuando en 2007 él accede a la alcaldía y la situación en que pasa el testigo el pasado mayo al nuevo Equipo de Gobierno asegurando, sobre el tema que nos ocupa, que “con el anuncio de presentación de un ERE por la situación de quiebra técnica en la que se encuentra el Ayuntamiento de Arenas lo único que van a conseguir es empeorar las cosas, pues no sólo se verá afectado el futuro de los trabajadores municipales, sino los servicios que se prestan a la ciudadanía”.

Menuda sorpresa me llevo cuando veo las últimas declaraciones de Vicente Alejandro. Ayer, día 31 de agosto, me encuentro con esta otra noticia en Ávila Digital. Asegura el señor que el anuncio de la aplicación del ERE no era más que un globo sonda para tantear cómo lo acogerían los implicados, la ciudadanía y allanar de paso el camino para una inminente reunión que llevará a cabo los próximos días con los sindicatos, el Comité de Empresa y la Junta de Personal.

Foto sacada de http://www.lu5egy.com/Proyecto_pampero/vuelo_14/vuelo_14.htm

Dejaré claro que no soy político por si alguien aún no lo sabe pero tampoco hace falta serlo para ser consciente de que si a una persona le dices que va a formar parte de un Expediente de Regulación de Empleo se lo va a tomar mal. Un globo sonda dice mientras, de paso, mete miedo a los afectados, desconcierta a los ciudadanos, a los que han depositado su confianza en él y a los que no, y se divierten, mientras tanto, cambiando estatuas de sitio atendiendo a criterios más que dudosos.

No lo tengo muy claro pero estoy seguro de que los vecinos de Arenas de San Pedro prefieren un responsable de Hacienda que busque verdaderas soluciones a los problemas económicos del municipio a un graciosillo que dedique su tiempo a lanzar globos sonda para entretenerse y hacerse con su parcelita de cobertura en los medios de comunicación, y todo para terminar reconociendo que el problema es el impago de varios conceptos que adeuda la Junta de Castilla y León y que llegan a suponer un importe de unos 450.000 euros entre unas cosas y otras. A sabiendas de estos datos todos habríamos hecho lo mismo. Intentar cargarle el muerto al anterior gobierno (del otro color) sin mencionar el asunto hasta que no me quede más remedio que dar marcha atrás. ¿Y si cuela? Ya habría estado divertido, ¿eh? Habría matado dos pájaros de un tiro.

Según el refranero popular, que siempre he defendido que es muy sabio, es mejor permanecer callado y parecer idiota que abrir la boca y confirmar que lo eres. Igual es que, algunos refranes, no se llevan mucho por algunas zonas de nuestra provincia. Y ahora soy yo el que lanza un globo sonda y os pregunta. ¿Os parece serio? Ya sabéis que a mi, no.

De penes, senos y escapularios.

Antes de nada, las presentaciones. De izquierda a derecha: el seno derecho de la Virgen María, en una Sagrada Familia de El Greco que se encuentra en el Hospital de San Juan de Toledo; en el centro, el pene del David de Miguel Ángel; y, a la derecha de la imagen, el seno izquierdo de la Madonna rodeada de querubines y serafines, de Jean Fouquet, un pintor francés del S.XV. Como ya suponen, este artículo habla de senos y penes, pero no de cualquier pene ni de cualquier seno.

La semana pasada, el Ayuntamiento de Arenas de San Pedro, gobernado desde las pasadas elecciones por el PP, decidió retirar de la Plaza del Ayuntamiento la escultura ganadora del último concurso de ideas convocado por el consistorio, aún bajo el mandato de la anterior corporación. La obra, titulada “El baño de Ataecina”, muestra dos cuerpos humanos idealizados que representan, según su autor, a dos deidades vettonas: Ataecina y Vaelico. ¿Y cuál era el problema? ¿La obra estaba mal instalada? ¿Era demasiado grande? ¿Atraía los rayos durante las tormentas? ¿La habían colocado sobre la plaza de aparcamiento del Alcalde? No. El problema, o mejor dicho los problemas, son el pito de Vaelico y los pechos de Ataecina. Concretemos, el tamaño del pito de Vaelico, el tamaño de los pechos de Ataecina y su ubicación estratégica frente al Ayuntamiento y la Iglesia.

Ese es el problema, aunque ahora el Alcalde en funciones lo niega y señala que lo que sucede es que la estatua “no se encuentra en el sitio más adecuado”. ¿Y por qué no es el sitio adecuado? Pues evidentemente porque están desnudos y porque en lugar de ser figuras asexuadas, Vaelico tiene pito y Ataecina pechos.

 ¿Y por qué afirmo que el problema es que las imágenes están desnudas si el Alcalde en funciones lo niega? Fácil. El asunto de la ubicación de las estatuas ya se planteó a principios de año y en el pleno del 27 de Enero el PP presentó una moción pidiendo la retirada de las estatuas. Aunque la moción no figura en el acta, podemos adivinarla en las respuestas de los demás grupos. El portavoz del grupo socialista afirma que “Efectivamente son dos desnudos (…) pero no están haciendo el acto sexual” También dice que “no es una postura sexista” y “tampoco tiene connotaciones sexuales”. El portavoz de IU habla en los mismos términos y, en su segundo turno de palabra, el portavoz del PP que ha defendido la moción afirma que “cada uno educa a sus hijos como quiere”.

 No hace falta darle muchas vueltas al acta para extraer de ella los motivos que causaban zozobra en el grupo popular: las figuras estaban desnudas, con connotaciones sexuales o incluso puede que practicando sexo y, para colmo, el acabose, estaban colocadas de una “manera sexista”. ¡Y todo ello frente a la Iglesia!

 ¿Hemos vuelto a toparnos con la Iglesia? No lo creo. Sí, lo digo sinceramente, no creo que aquí el problema sea la fe católica, sus creencias o sus cultos. La escultura no atenta contra los dogmas católicos (como mucho contra aquello de no adorar ídolos, pero a la luz está que los católicos lo han superado). Son dos cuerpos desnudos, nada más. El problema es, de nuevo, el intento por parte de algunos de imponer su moral al conjunto de la sociedad. El problema son los integristas de una moral preconciliar y antediluviana que, impulsados por sus palmeros y por la costumbre, creen tener el derecho y el deber de decir a los demás como tienen que pensar y actuar. El problema son todos aquellos que convierten esa cruzada por la moral en un derecho sagrado que puede conculcar cualquier derecho constitucional, desde la libertad de expresión a la libertad de prensa, pasando por la libertad de cátedra o cualquier otro derecho, libertad artística incluida, por situarse ellos en un plano superior. No se sienten por encima del bien y del mal porque ellos son el bien y los demás el mal. No es un problema del catolicismo, de verdad, la religión católica solo es el vehículo en el que transportan su moral y el estandarte con el que quieren imponerla. Una moral dogmática, convertida en espada y armadura. Si en lugar de católicos fuesen protestantes, budistas o musulmanes cambiarían los dogmas pero no el intento de imponer su verdad al resto, porque aquello que no es su verdad es un ataque contra su verdad, un insulto, una afrenta, una humillación. Conmigo o contra mí. El problema son los integristas de la fe, de cualquier fe. Los que están cegados por su verdad y quieren cegar a los demás. Integristas de algo y contra todos.

 

La retirada de esta estatua no es el único caso de integrismo moral que hemos visto estos días. En Mérida, la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento ha presionado a la dirección del Festival de Teatro clásico para que retirara de una exposición de retratos una fotografía que consideraban ofensiva. No han hecho falta manifestaciones, ni recogidas de firmas; tan solo 200 correos electrónicos para que el nuevo gobierno, casualmente también del PP, haya levantado el teléfono. En los dos casos, los integristas de la moral han contado con la inestimable ayuda de aquellos que se supone velan por la libertad y los derechos de todos. ¿Actúan buscando votos? Seguramente ¿Votamos para elegir censores? Eso parece. ¿Y si hubiera estado en manos de estos hombres y mujeres el futuro de las obras de arte expuestas más arriba? ¿Dónde estaría el David de Miguel Ángel? ¿Dónde El Greco?

Pero no hablamos de arte, o no solo de arte. Hablamos de derechos y cuando hablamos de estos hablamos de democracia. Cuando la moral de unos es más importante que los derechos fundamentales porque su apoyo puede traducir en votos, lo que esta en peligro es la propia democracia.

 PS.- La estatua será retirada y acabará en un almacén o en una rotonda. ¿A quien se le ocurrió colocar estatuas en las rotondas? Cada vez que un Ayuntamiento coloca una estatua en una rotonda, Rodin, Miguel Ángel, Bernini y Canova torturan a un gatito.

 PS2.- La fotografía de “El baño de Ataecina” ha sido cedida por el autor de la obra, Fernando Sánchez Blanco. Darle las gracias desde aquí y desearle, a él y a su obra, mucha suerte.

En Ávila hay cultura

Sí, señores, no me lo tomen a mal pero en Ávila hay cultura. Mucha y de la buena. De esa que no sale mucho en la tele, esa cultura que flota en toda ciudad que se precie. Me refiero a músicos, escritores, pintores, escultores… En su mayoría poco más que anónimos que hacen de las diferentes formas de expresión artística su hobby. Un hobby del que obtienen, en una gran parte de los casos y ahora hablo sobre todo de música, pocos beneficios a costa de una importante inversión y muchas horas dedicadas. A veces no nos enteramos y a veces no queremos enterarnos pero toda esa gente se lía un día la manta a la cabeza y, cada uno en lo suyo, te dan un concierto, exponen su obra, presentan su nuevo libro. Con pocos medios y sin apenas apoyos pero con mucha ilusión y con mucho gusto al hacer las cosas.

Este humilde blog intentará acercaros un poquito todo eso que tenemos. Os iremos hablando de una parte de la cultura actual abulense. Os presentaremos un grupo de Rock, un cantautor, os diremos dónde visitar las obras de un pintor… Lo que haga falta con tal de conseguir fomentar, dentro de nuestras limitadas posibilidades, todo lo que se hace desde la provincia de esta santa ciudad amurallada.

No hace falta decir que podéis poneros en contacto con nosotros por medio de [email protected] y hablarnos de artistas susceptibles de entrar en esta pequeña recopilación que queremos llevar a cabo.

En Ávila hay cultura y creemos que entre todos podemos demostrarlo.

A %d blogueros les gusta esto: