Suma y sigue

Octubre2014

Aunque ustedes piensen lo contrario, estaríamos encantados de contar buenas noticias, de felicitarnos por las buenas gestiones o iniciativas del Ayuntamiento o de la Junta o de celebrar con una cerveza de la sierra de Gredos el brillante porvenir de la ciudad y provincia; pero son tiempos duros para los buenos propósitos.

Es innegable que la situación económica general ha mejorado en los últimos meses, aunque podamos discutir a qué se debe tal mejoría y dudar de su vigor. También es cierto que se otean oscuros nubarrones en el horizonte y que a día de hoy no podemos asegurar si terminarán descargando sobre nosotros o si un benevolente Eolo de acento italiano conseguirá disiparlos. Pero si a nivel nacional la tempestad parece amainar, en Ávila el cielo sigue tronando y haciendo temblar las débiles bases de nuestra economía. Ayer era Global Rosetta, hoy Nissan.

AvilaParoOctubre2014

El paro subió en Ávila durante el pasado mes de octubre en 350 personas, hasta las 16655. Por sectores, sube en agricultura y servicios, baja en la construcción e industria. Mal dato -un solo parado más es un mal dato- pero no tan malo si se compara con los de años atrás. La menor subida del paro un mes de octubre desde 2010, casi la mitad que el año pasado.

Acumulado anual

En perspectiva, los datos siguen mejorando. En lo que va de año, el paro ha caído en 1993 personas y por primera vez a estas alturas de año hay menos parados que el año anterior y, lo que es más importante, más trabajadores. En concreto, 874 más según datos de la Seguridad Social. Otra cosa es, claro, qué tipo de contratos tengan estos. Del total de contratos firmados en la provincia a lo largo del año, solo el 6% son indefinidos y de estos vaya usted a saber cuántos son a jornada completa, aunque los datos de la EPA nos hacen temer lo peor.

Interanualparooctubre

Sin duda, el dato más preocupante de los ofrecidos por el Ministerio de Empleo es la llamada Tasa de Cobertura. De los 16655 parados, solo 7085, el 42,5%, reciben algún tipo de prestación pública. Es un dato terrible por todo lo que se esconde detrás de esa fría cifra.

Esperemos no tener que sumar en los próximos meses más nombres a la esta penosa estadística. Desde aquí, todo nuestro apoyo a los trabajadores de Nissan Ávila y a sus familias.

Noticias reales

Llevamos unas semanas de agitación continúa y ascendente. Fútbol, elecciones, renuncias, congresos, dimisiones, abdicaciones. Un frenesí de noticias, hechos, crónicas, y fotos que enmascaran la realidad del día a día y convierten la actualidad más rutinaria en un ruido de fondo. El pasado martes, como cada principio de mes, se conocieron los datos de paro registrado y de afiliación a la Seguridad Social a cierre del mes anterior, en este caso, el florido y venturoso mayo. Si usted no ha tenido ocasión de repasar las cifras, sincopado su corazón y su entendimiento por los brillantes reflejos de las grandes noticias de estos días, esta es una buena oportunidad para revisarlas, con la calma necesaria y con los bonitos gráficos marca de la casa con los que solemos adornar este trance.

Graf1

 

El paro bajó en Ávila durante el pasado mes de mayo en 357 personas, con lo que encadena cuatro meses a la baja. Desde enero, el paro en la provincia ha caído en mas de mil personas. Durante el pasado mes, el paro descendió en todos los sectores, menos entre aquellos que aspiran a conseguir su primer empleo. Especialmente significativo es el descenso en el sector de la construcción. Es el segundo mayor descenso del paro durante un mes de mayo desde que empezó la crisis, solo superado por el del año pasado.

Mayo2014

 

Buenas noticias, sin duda, que admiten los habituales peros: estacionalidad y precariedad. ¿Cuántos de estos empleo están ligados a la temporada turística veraniega? ¿Cuántos de estos contratos tienen una fecha de caducidad muy próxima? De los 3562 contratos firmados durante el pasado mes en la provincia, solo 251 fueron indefinidos. Desde que empezó el año, se han firmado en la provincia 14354 contratos laborales de los que el 92,04% han sido temporales. Por si no se acuerdan, la última reforma laboral impulsada por el Gobierno pretendía atajar este problema. A la vista está el éxito de la misma.

Mayo2014ParoSS

 

Si bien es cierto que el paro registrado ha entrado en una senda bajista de cierta intensidad, la creación de empleo no lo ha hecho en igual medida. En la actualidad, en la provincia de Ávila hay 1171 parados menos que el año pasado y en la comunidad 16705 menos que en mayo de 2013. A pesar del aumento registrado en las afiliaciones a la Seguridad Social durante mayo, en la actualidad solo hay en la provincia 132 personas más trabajando que hace un año, mientras que en la comunidad el aumento es de 997.  Debemos concluir que, por desgracia, el descenso del paro no se produce por la creación en la misma medida de puestos de trabajo, sino por el descenso del número de personas que los buscan, ya sea porque estas están saliendo de la provincia y de la comunidad, porque se jubilan o porque renuncian a seguir intentándolo.

Porque, a pesar de que avanzamos en la buena dirección, hay empresas abulenses antipatriotas, rojas, republicanas y votantes de Podemos, que se resisten a reconocer el éxito de las reformas de Mariano, la contribución del Rey a la democracia, la buena temporada de Torres y los nuevos horizontes de progreso del país; y que siguen empeñadas en empañar la #MarcaEspaña. Si hace poco nos enterábamos del cierre de Imcodávila, esta misma semana los medios de comunicación informaban del ERTE en CGS (Global Rosetta), aka Matchmind. Un abrazo desde aquí a los trabajadores de ambas empresas.

Sin querer menospreciar la contribución del turismo al empleo en la ciudad y provincia, una última reflexión ¿Cuántos nuevos restaurantes/bares tienen que abrir para compensar los empleos perdidos en estas y en otras industrias cerradas en los últimos años? ¿Son puestos de trabajo, por condiciones y futuro, equivalentes? ¿Cuánto puede dar de si este modelo económico? ¿Es sostenible esta terciarización/hostelización casi absoluta de la ciudad y provincia?

En este valle de lágrimas

“Silicon Valley, CAL, US, 2011”, por Luke Ma

“Silicon Valley, CAL, US, 2011”, por Luke Ma

Mi padre me guarda cada domingo la revista que viene con el periódico. Normalmente la deja en su escritorio para que la coja cuando quiera, pero en esta ocasión prefirió dármela en mano. “Dicen que aquí todo es posible”, dijo mientras me mostraba la portada. “Silicon Valley”. En grandes letras amarillas. Y abajo, más chiquito, se leía: “La ambición por cambiar el mundo”.

Me guardé la revista para el viaje que, unos días después, tendría que hacer a Madrid. Ya en el tren pude echar el vistazo a otros reportajes, pero no abordé el texto dedicado al “valle de la innovación” hasta llegar al metro. Leía la historia de Stanley Yang, el responsable de un chip que mide el nivel de atención de nuestro cerebro, cuando me interrumpió el discurso que comenzó a dar una señora en el Metro.

Decía algo de que a su hija, que estaba en proceso de desintoxicación, le habían detectado algún problema cerebral y no podía pagar el tratamiento. Me fastidió que viniera con ese cuento y que no me dejara concentrarme en ese lugar donde “las ideas más locas, las más controvertidas, son a menudo las que rompen”. “No hay sueños irrealizables”, reza el texto escrito por Joseba Elola en El País Semanal.

Igual que vino, se fue. La buena mujer entró en escena por una lado del vagón y salió por el otro, como si se tratara de una obra de teatro de barrio. No vi que nadie soltara un duro, aunque tampoco lo puedo asegurar porque ahora estaba inmerso en la historia de Michael Buchwald, que ha desarrollado una tecnología para actuar sobre el ordenador a distancia, con nuestra mano, prescindiendo del ratón.

Junto a mí, un señor habla por el teléfono móvil (cuando yo estudié en este pueblo no había cobertura en el subterráneo…). Dice algo de un ERTE en su empresa. Habla fuerte mientras le cuenta a alguien que no sabe cuál será el siguiente paso, que están todos acojonados. Estaría de lujo que hablara más bajo porque el reportaje exige mucha concentración. Hay que adivinar qué carajo significan palabras como offline, networking o hackatons, y no es fácil si tienes a un tío a un lado contando penas.

No hay ambición pequeña para el valle”. Punto y final. Me quedo pensando, con la cara más interesante e innovadora que tengo (mirada al infinito). Entra en escena una pareja. Ella va unos pasos atrás, parece harta. Él toma la palabra y dice no sé qué de un desahucio. Creo que venden paquetes de pañuelos de papel. ¡Qué poca iniciativa empresarial, tú! Me apresuro a coger el iPhone, enganchar los cascos y ponerme a escuchar algo de música. Igual que vinieron, se fueron. Pero por el otro lado del vagón.

A %d blogueros les gusta esto: