De “El Encanto” a “La Cápsula”

Encapsulados.

Los 4 Palos Headquarters

Los 4 Palos Headquarters

Todas las alarmas saltaron en la central cuatropalera en la tarde del jueves. El equipo estaba en cuadro: Willy estaba paseando el dron en lo que se le volaba el perro, Juanillo dando de comer al Tamagotchi, Pablo escribiendo haikus, Alberto preparando los manguitos… sólo Rubén estaba de guardia vigilando a la contraoposición tuitera surgida de la nueva política.

– Central, estado de alarma. Repito, estado de alarma.

Nuestro infiltrado en “La Cúpula” estaba utilizando el sistema Morse. Algo gordo estaba por pasar.

– Central, repito: Estado de alarma. Hay dos candidatos a presidir la Diputación. Dos. Del PP. Los dos del PP.

Rubén miro alrededor: Illo acariciaba el dron de Willy, Willy se hacía la permanente, Pablo se había pasado ahora al yoga estilo Don Draper “Oohm, oohm” y Alberto empaquetaba picos y pala para la playa al grito de “La playa es de la Gente”. Locurón todo.

Los 4 Palos, en suma, estaban en cuadro. No había posibilidad de hacer post de urgencia, a pesar de la urgencia de la situación.

Los 4 Palos, sí. Una legislatura después había sucedido: Los 4 Palos se habían aburguesado.

Meanwhile, in “The Dome”

Under The Wall

Under The Wall

Si nos dicen el día de las elecciones que Ávila iba a ser “la ciudad del encanto” y luego “la capital de la cápsula” pues nos habríamos sorprendido grandemente. Tampoco en plan “oh, diosito mio”, porque ya pocas cosas nos provocan estupor total. Ni Ávila es ya aburrida. No seremos la mejor ciudad del mundo, pero tampoco ya la capital del bostezo. Recuerdo hace meses, cuando se decía aquello de “a ver si viene un circo y se escapa el tigre para que pase algo en Ávila”.

Tiempos aquellos.

¿Qué es la cápsula? Le cojo unas palabras a Antonio GG, y léanse la información completa, que no tiene desperdicio:

“Entre los integrantes de ‘la cápsula’ figuran nombres tan destacados como el propio Sebastián González, el exministro Ángel Acebes, o el eurodiputado Agustín Díaz de Mera, que plantearon esta rebelión interna contra un Antolín Sanz que, tras el pleno, desapareció sin haber saludado al nuevo presidente de la institución provincial

Y con esos nombres sobre la mesa… ¿Ahora qué? Periodista Digital titula “Los ‘rebeldes’ del PP en Ávila cortan la respiración a Génova”. En “El Topillo” arrancan análisis con “Con un palmo de narices”

¿Qué pasará en el PP? ¿Y en la Diputación? ¿Dirimirá la situación algún Poncio Pilatos u otra persona será la que dictamine justicia? ¿Habrá palmadas y felicitaciones después de todo? ¿Traerá esto desconfianzas en el propio ayuntamiento? ¿Habrá una H.Y.D.R.A. dentro de Los 4 Palos?

Tras “El Encanto” llega “La Cápsula”. ¡Y nos lo queríamos perder!

El movimiento…

… se demuestra andando.

La legislatura está arrancando y dice la cortesía que tras la toma de posesión se abren 100 días de gracia para que los nuevos gobiernos tomen el pulso a su gestión. Tres meses de prueba para Gobierno… y oposición. Digamos que a partir de Otoño se podrá empezar a sacar las primeras tarjetas amarillas.

El desencanto (dramatización)

El desencanto (dramatización)

La falta de acuerdo entre los perdedores, también conocido como “El Desencanto”, no significa que los próximos cuatro años estén perdidos para las cinco fuerzas políticas que han quedado fuera del equipo de gobierno. Como bien es sabido, no ha quedado una corporación en la capital que permita grandes alegrías. Diálogo y consenso han de ser normas de actuación. El movimiento se demuestra andando, y hay que convertir los brindis al sol en realidad. Si realmente hay ganas de cambiar la ciudad, todavía hay mucho que se pueda hacer. Hay propuestas a las que el pleno puede dar luz verde si hay ganas y pericia de impulsarlas.

Todo está abierto. Teníamos la broma el fin de semana pasado, cuando se constituían los ayuntamientos, de jugar en Twitter a “Carrusel Moción de Censura”. Ver dónde se produciría el primer anuncio de vuelco. El mismo sábado se metía el primer gol, o se señalaba el primer penalty, en Orense.  Parece que en Chiva han metido el segundo de la tarde. No estoy diciendo que haya que impulsarla en Ávila, los puentes han quedado bastante quemados; pero esa va a ser una realidad municipal por toda la piel de toro: o diálogo y cesiones, o inestabilidad.

Es el desenlace que nos ha dejado ese diálogo de trileros que fue “El Encanto”. Estos días han aparecido angelitos hijos de las nubes blancas y el olor a azafrán que aseguran haber ido a esas negociaciones con la mejor de las intenciones… pero resultaron finalmente engañados por ese malvado pérfido vendedor de naranjas llamado Marco Antonio Serrano. Por favor, no vendamos burras.  El acuerdo era muy difícil, pero si encima se pasaba por encima de la segunda fuerza en votos era imposible. Que Rivas resultara elegido alcalde era lo lógico, es lo que han querido mayoritariamente los abulenses. La macedonia era muy difícil de conjugar.

Toca trabajar por Ávila, no lamentarse. No es la era de los insultos, no es la era de poner etiquetas. Las buenas ideas han de salir adelante porque para cualquiera de ellas se van a necesitar mínimo dos fuerzas políticas. Así que vuelvan a “El encanto”, pero esta vez todos. Encántense por Ávila. Usen estos 100 días y el verano para despejar mentes y ampliar miras.

Ávila ya está demasiado a la cola en todo como para perder cuatro años. Buen aterrizaje y suerte a todos.

El encanto (post de urgencia)

La fumata blanca ha salido rana.  De momento (tras mandarina, copa y puro unos, y café con leche y una cucharada de azúcar de comercio justo otros) no hay más acuerdo que confirmar que el desacuerdo sigue siendo más fuerte que el encanto.

Exclusiva Palera

La reunión, que fue larga, pudo durar un minuto. ¿Van ustedes a votarme a mí, fuerza más apoyada en las urnas de los presentes… o no?

de Serzi

Porque no hay más. Todo lo demás son postureos. O apoyan (casi) todos o gobierna el PP. Y sin Cs no hay trato. Todo lo demás…películas y mareo inútil de perdiz.

Guillermo en la estela de Serzi

Para todo lo demás…Twitter. Ahí hemos estado a la espera de información del encuentro. Como decía un tuitero, no recuerdo ahora cual, esperemos que dado que la transparencia brilla por su opacidad, “al menos salga un buen artículo de Represa”.

¡a la cama, rojillos!

 El domingo se acaba el cuento. No habrá otra ni más “to be continued”

A %d blogueros les gusta esto: