Vox #Habla en Los 4 Palos

Hace justo una semana nacían en la red con este tuit…

“Desde Ávila y porque #HayFuturo #Habla #VOXEspaña, a trabajar por la regeneración democrática, con ilusión y ganas”

Hay ganas de escuchar nuevas voces, de ver qué es lo que tienen que decir. El país se cambia o con barricadas o con política; y, ahora que se acercan los compromisos electorales, nos gusta estar pendientes desde esta página de las nuevas propuestas. Vox Avila (el partido verde “Voxforito” me decía un gurú de esos del tuiter) salía a la luz y en apenas seis horas superaba ampliamente los 50 seguidores. En ese mismo momento, el pasado jueves, les pedimos una entrevista de amplio cuestionario que ahora nos remiten completa. Desde entonces, en una semana, ya superan los 220 seguidores).

Nuestra interlocutora es Aurora Pimentel Igea que se define como “Lectora, creyente, alegre, consciente, felizmente casada, dueña de una perra. Escribiendo. Con esperanza siempre”.

“Esto es un tema de conciencia y de pensar que no podrías mirar a las nuevas generaciones a la cara si no lo haces. El ejemplo de Ortega Lara para mí ha sido fundamental. ¿Cómo quedarse en casa cuando personas así dan el paso?¿Posibles insultos de gente anónima? Estar en política y tener una vida previa y amplia te hace medir mejor este tipo de cosas. Cuando tienes mucho trabajo no tienes tiempo para prestar atención a esas bobadas que ya califican a quienes las hacen”.

Le preguntamos por esa imagen de marca de VOX… “el nombre me gusta porque la voz es importante, como lo es siempre el tono de ésta. Es también la voz de tanta gente que tiene que hablar, y ya digo que no es sólo votar, es pronunciarse y no comulgar con ruedas de molino. El color verde transmite optimismo y esperanza”.

aurorapimentel

Foto: @aurorapimentel (Twitter)

- En el primer tweet introducís un “Habla” y las palabras ilusión, ganas y futuro. ¿Por qué ese “habla”? ¿Es esa vuestra apuesta por conectar con el ciudadano?

- Efectivamente. Pensamos que es tiempo de hablar y, como sigue nuestro lema, de convencer y de actuar. Creemos que hay muchos ciudadanos que están de acuerdo con las ideas que defendemos y les pedimos, por eso, que hablen, y no sólo con su voto, que pediremos para las elecciones europeas cuando toque, sino manifestando sus ideas y participando más a nivel público, no solo en la tertulia quejándose de cómo está todo.

- Ávila tiene fama – injusta o no – de movilizarse poco, de votar siempre lo mismo… ¿Es reversible esa situación o no hay nada que hacer?

- Es necesario un cambio que empieza por superar ese fatalismo tan español y dar un paso adelante. Esto implica quebrar el actual status quo de partidos que se han convertido sobre todo en máquinas de poder y electorales, pero también animar al ciudadano a que tome la iniciativa recuperando un espacio que es suyo. Sin ambas cosas será difícil la regeneración que necesitamos en España, Ávila no es una excepción.

 “Yo me quedo alucinada con la omnipresencia, tanto a nivel nacional como autonómico y provincial, de la política, digamos con p minúscula, en todo, es decir, de los partidos y cargos: en los periódicos, en las noticias del telediario, vas a una conferencia y ahí está el concejal de turno inaugurando, en las universidades, etc”.

- ¿Qué le diríais a aquellos que resumen VOX como la derecha del PP, el ala dura del PP, o los que “solo quieren eliminar las autonomías”?

Somos conservadores-liberales. Nuestro manifiesto explica nuestros principios y lo que queremos hacer, y dice algo más que eliminar las autonomías, que es un punto importante en el que, por cierto, están de acuerdo personas de todo el espectro político según estudios recientes: casi un tercio de los españoles. Por otro lado, creo que arrojar etiquetas es un modo estupendo de no entrar en el debate, especialmente en un país como España donde en los últimos años algunos han trabajado a conciencia para separar a los ciudadanos, para hacer un país cainita donde si eres de X ya no eres de Z, o eres de los nuestros o de los otros, un sectarismo bien alimentado los últimos diez años por ciertas cabezas, políticos y hasta periodistas con pocas luces y un sentido nulo de la responsabilidad.

Honradamente, creo que hay muchos liberales-conservadores que no saben que lo son, aunque las ideas que tienen lo sean, es una labor pedagógica también que hay que hacer, está claro. Y vamos a intentar conectar tanto con quienes se saben liberales-conservadores como con quienes no saben que lo son, sin complejos y con mucha ilusión y entusiasmo.

- El presidente Herrera ha sido siempre un autonomista, defensor del actual modelo. ¿Funciona bien Castilla y León como autonomía? 

Los grandes partidos se sostienen sobre esas autonomías que financiamos todos los ciudadanos. Además de las Cortes de la nación soportamos así 17 parlamentitos con un total de 1.200 diputados, más consejerías y todo el entramado. Las autonomías tienen mucho que ver con un storytelling que da vergüenza ajena, y muchas personas de buena fe, por no parecer “menos”, o por entender que si no lo asumían no eran “buenos” castellanos han caído en ese discurso que daría risa sino fuera por el dinero que nos quita a los ciudadanos y por lo poco efectivo que ha demostrado ser, con temas gravísimos como sanidad y educación que deberían ser comunes y que producen serias desigualdades en el territorio español. Yo no tengo los mismos derechos como paciente aquí o en otro lado. Además, determinadas autonomías y leyes hacen muy complicada la movilidad geográfica interna que es clave para nuestro país: si encuentro un trabajo en Barcelona y tengo niños en edad escolar, me va a resultar imposible educarlos en castellano, tendré que pagar un privado. Es una desigualdad muy grave. Y así con otros temas. Muchos opositores saben muy bien de lo que hablo, porque no concurren en igualdad de condiciones en todo el territorio español. También de esto saben muchos empresarios.

- ¿Y no sería muy costoso revertir todo ese modelo?

Revertir el modelo no se hará de un día para otro, pero puede iniciarse un proceso para ello, y nosotros vamos a trabajar en este sentido. ¿De qué vamos a estar en Europa y en un mundo cada vez más globalizado, manteniendo unas autonomías que son una auténtica patraña, una fuente de gastos y desigualdades, de desunión y que alimenta a una casta que en la mayoría de los casos no ha hecho nada antes de estar en política? Creemos que hace falta superar ese apelar a lo local o autonómico como llamada atávica en la política, en los partidos. No vamos a entrar a eso del tazón de leche y las esencias regionales. Vox es un partido nacional, con vocación europea, y no vamos a hacer el paripé en este ámbito porque al final es el ciudadano el que pierde y nosotros no nos lo creemos y nos parece que eso no es hacer país.

Hablamos con Aurora sobre este espacio, sabiendo que dentro de nuestro amplio panorama de lectores pueden encontrar comentarios en contra de su propuesta, tanto desde la derecha como de la izquierda, siempre desde el respeto… “No hay problema, os sigo la pista”

“De política real o con mayúsculas no se habla casi, no hay debate de ideas, no se hacen propuestas, es todo superficial y anecdótico, eslóganes y proclamas o ingenuidades. De repente se lleva la palabra “emprendedores” y todo el mundo entra a trapo y nos dan clases de “emprendimiento” personas que no han montado nada en su vida. Es de traca. O, también, se piden cosas que son imposibles: si estamos en crisis, si no hay dinero ¿cómo es que se pide más Estado y no menos? Nos acaba de pasar el desastre de las cajas, producto precisamente de su politización, y algunos piden nacionalización de la banca. ¡Pero si ya la tuvimos y hemos visto lo que ha pasado!”

- Ávila es ciudad con un mayoritario voto conservador dentro del panorama nacional ¿Puede convertirse VOX con el tiempo en un caballo ganador?

Vamos a trabajar por convencer a nuestros conciudadanos. Hay que ser valientes también y decir la verdad de dónde y cómo nos posicionamos y por qué lo hacemos. Y hay que saber que hay temas básicos donde habrá que buscar el acuerdo. Es una combinación de convicciones y de tejer en favor de los ciudadanos. Adicionalmente, creemos que muchos van a apoyar a un partido que ha atraído a muchas personas que llevamos toda nuestra vida trabajando fuera de la política, con experiencia amplia y variada y que nos hemos sumado a Vox porque sabemos que no habrá regeneración si personas de la calle no damos la cara y estamos en política.

– Ha sorprendido el impacto que ha tenido la salida de Abascal del PP, la aparición de Ortega Lara apoyándoles o la figura emergente de Cristina Seguí… ¿Fue el terrorismo la gota que colmó el vaso? ¿Considera que, como algunas voces han dicho o escrito, ha traicionado el PP de Rajoy a las víctimas?

Yo sólo sé que es una vergüenza que hoy se sienten en las instituciones los que no han condenado el terrorismo y le han facilitado la vida. Y en eso estamos de acuerdo un amplio espectro de ciudadanos, Vox no es el único, hay otros partidos que piensan lo mismo y que han actuado en consecuencia. Al terrorismo se le debe ganar siempre con la ley en la mano, pero ganarle, no hacer componendas. Y aceptarlas, sea vía, por cierto, del terrorismo de Estado de infausto recuerdo, sea vía ceder a lo que no se puede ceder, es mostrar la debilidad de las instituciones y traicionar el sentido de la democracia. Es no haber entendido qué es un Estado de derecho. Y es ser cobardes en ambos casos.

- ¿Se presentará VOX a las municipales y autonómicas en Ávila o dependerá de los votos que se consigan en las europeas?

La verdad es que no lo sé con certeza. Será una decisión que habrá que tomarla más adelante.

“Europa para nosotros es fundamental. Somos europeístas convencidos, algo que entronca bien con ese acabar con las autonomías, porque es España, pero es España siempre en Europa y mirando a Iberoamérica. Somos europeos, pero además compartimos lengua y mucho más con una comunidad pujante y diversa, con mucho que decir en el mundo, como la iberoamericana. Lo recuerdo aquí porque esta doble vocación está en el manifiesto de Vox y es muy importante, no es anecdótico para nada”.

- El sistema electoral actual, de cara a próximas citas, no favorece a las nuevas opciones. ¿Piensan que ese voto que se aleja del bipartidismo va a estar muy disputado y que pueden acabar perjudicándose unos a otros? ¿Por qué votar a VOX y no al partido de Rosa Díez o al de Albert Rivera? ¿Qué opina de ellos?

En elecciones europeas jugamos como una circunscripción única y eso cambia también en cierta medida el panorama. Lo que no puede ser en ningún caso es que sigamos con lo del voto útil. Reclamamos el voto con cabeza e ilusión, con ganas, y no con miedo. Ya está bien de ir a votar con la nariz tapada o al mal menor. Hay que animar a los españoles a que voten de acuerdo a sus principios y sabiendo que nunca se debe refrendar ni la corrupción ni el incumplimiento clamoroso de programa. Hay otras posibilidades. Respeto tanto a esas formaciones como a ellos como líderes que son. Pero tenemos un ideario diferente en puntos importantes, como también tenemos puntos de coincidencia. El voto liberal-conservador creo que encontrará en Vox a su partido.

- Sabemos que acaban de empezar, pero ¿cuánta gente está en VOX en Ávila? ¿Cómo van a trabajar para captar afiliados y simpatizantes?
De momento estamos contactando con afiliados y simpatizantes a quienes se les ha dado nuestro correo a través de redes sociales, etc. Pero vamos a salir a la calle a darnos a conocer porque creemos que es fundamental hablar con la gente, escuchar a los ciudadanos.
___

Pd: Nuestra charla con Aurora Pimentel fue incluso más extensa de lo que hemos publicado, aunque esperamos haber reflejado lo fundamental. Nos parecía interesante ofrecerles un espacio más amplio que el que un medio tradicional puede dispensar y promover el debate que como siempre es libre, desde el respeto, en los comentarios abiertos a los lectores de este rincón.

La fruta madura

¿Y si al final Mariano tuviera razón?

¿Y si en España todo era cuestión de aguantar y que las crisis pasaran? Subir impuestos y dejar al tiempo hacer. Y que lo del 15M pasara, y lo de la prima de riesgo pasara,  y lo de Barcenas dejara de ser portada, y lo de la monarquía dejara de sorprender y Montoro mediante sigo adelante.

Lo llaman arriolismo, por el consorte de Celia Villalobos. Así lo define Juliana

“El arriolismo es un marinero tumbado en una litera, observando como una mujer oriental, Flor de Loto, enciende la pipa de opio. El marinero expira e inspira y de golpe el mundo se detiene y todo lo malo que aparece en las encuestas es un lío que se va desvaneciendo.”

Un experto en medir los tiempos dicen de Rajoy los que ven su botella medio llena. Lo dicen ahora, que Mariano se ha pegado algún que otro batacazo electoral – arriolismo mediante – y por entonces no se le tenía por tan buen relojero. El caso es que para cuando lleguen las elecciones, los peores momentos de la crisis habrán pasado. Sí, hay protesta social. Sí, lo de Barcenas sigue ahí. Sí, lo de los bancos sigue sin cerrarse con preferentes y otros pufos. Pero España se mueve, como una tortuguita pero se mueve… y ya es más la tortuga que el cangrejo.

Así que salen las encuestas y el PP sigue arriba para las europeas – punto importante en el camino – y los nuevos partidos tampoco hacen tanta pupa. VOX quita uno o ninguno, UPyD y Ciudadanos siguen sin quererse y entre los dos hacen daño pero menos que IU, que a su vez le rasca al inoperante PSOE lo suficiente para impedir una victoria moral – o algo así – de los rubalcábidos.

Vamos, que ni tan mal.

Y sí, puede que si todo sigue así los resultados de las elecciones generales en un par de años nos conviertan en una especie de Italia…pero hasta entonces hay mucha partida por jugar, y se supone que la economía irá dando un respiro. Con unos gráficos en el debate televisivo de que vamos a mejor y con un poco de suerte veremos de nuevo al balcón de Génova celebrarlo.

Y si al final… después de toda esta crisis y con todos los que pensábamos que tal vez – ojalá – se iba a cambiar España entera… ¿y si al final no cambia nada?

Hace una temporada escribía sobre el riesgo de tener una recuperación económica sin haber aprobado ninguna de las reformas que la economía necesita. En el sistema político, sin nadie lo remedia, vamos camino de algo parecido; incluso si UPyD e IU sacan un resultado excepcional, es difícil imaginar una mayoría social reformista estable sin la participación de uno de los grandes partidos. Lo aterrador de esta crisis no es su profundidad; lo que realmente da miedo es el riesgo de salir de ella sin haber cambiado apenas nada.
(Roger Senserrich – Politikon)

¿Qué quedará de los movimientos sociales, los intentos de participación, las protestas, las mareas multicolores?

Y, sin embargo, sí que hay algo que va a hacer tambalear los cimientos y que hace que el resto de discusiones estén bien, pero queden incompletas. Lo que sí puede cambiar el modelo es Cataluña. No hablemos por un momento de si los nacionalismo son buenos o malos, de si Artur es Moisés o si se le vendrá el Nilo encima.  La solución al dilema catalán, da igual quiénes sean los buenos o los malos, traerá cambios de algún tipo ya sea independencia, reforma constitucional u otros escenarios complicados.

Eso parece al menos. El partido de si España cambiará mucho o poco se va a jugar en Cataluña… y está la duda de si Rajoy es muy listo o muy tonto. Si es un pusilánime o si también les va dejando caer cual fruta madura. Es un debate interesante, como lo era si Zapatero era bambi o un peligroso escrutador de nubes . Si leen su libro de memorias – ya les adelanto tras hacer una  rápida lectura vertical – se quedarán con la misma duda.

Y con Mariano… es parecido. Viendo lo que le ha pasado a Pedro J y lo que se insinúa con El País, habrá que pensar que hace algo más que leer el Marca.

2014 va a ser un año muy interesante desde el prisma político y los movimientos del poder.

Puro cambio

Cuando aterricé de vuelta a Castilla – allá por 2011 – me recibió el puro cambio. Era un día de bonitos paisajes nevados y chiripitifláuticos en la sierra segoviana cuando Óscar López, escoltado entre otros  por Pedro José Muñoz y Tomás Blanco, se fue quitando ropa de esquiador hasta quedarse con una camiseta de “Puro Cambio”. Empezaba su Tour 2011 con los dirigentes del PSOE de Ávila como los Manolo Saiz del invento. Fue algo tal que así…

Martes 21 de Enero de 2014, ayer. Abro “El Mundo” y leo una muy buena entrevista de Antonio García a Tomás Blanco en la que entre otras cosas el socialista dice…

“… lo de Fabio López es sencillamente una barbaridad democrática de Pedro José Muñoz (…) Son las cosas que hace Pedro José Muñoz en toda su vida de cargo público”.

Y añade después…

“Mientras esté Pedro José Muñoz allí (en Ferraz), allí no hay ninguna justicia, porque manipulará todo a su interés”.

Está siendo prolífico Tomás Blanco en entrevistas estos días. Enlazo esta otra en Tribuna,  por cierto con interesantes comentarios y enganchones  de los lectores que también merecen lectura.

Lo cierto es que parece que ha tenido años Tomás Blanco, el Benjamin Button de la política abulense, para darse cuenta de si Muñoz urdía tejemanejes a conveniencia. Mientras tanto-monta como monta-tanto fueron intercambiando poderes y posiciones no hubo choque aparente. Ponte tú aquí, te dejo esta portavocía, yo me presento a esto y tú a aquello. Colócame esta prebenda que necesita un huequico. Que ahora se utilice la expresión-denuncia “en toda su vida de cargo público” cuando has estado a esa vera unas cuantas legislaturas suena un poquito a llanto tardío.

Puro cambio, será. El que necesita el Psoe de Ávila, digo, porque poco ha cambiado allí en … ¿unos 15 años? De derrota en derrota hasta la insignificancia total.

El pelota

“Me pasé no hace mucho por vuestra taberna en la red y estáis algo más flojitos“, me reprochó el muy canalla.

La memoria escocesa turba mis recuerdos pero recuerdo a ciencia cierta que el prócer no era de complexión recia ni seco de carnes; siempre le había dado fuerte cuchara al desayuno parlamentario. Tampoco puede decirse que fuese enjuto de rostro, aunque en días como estos todos andemos con las legañas en la niebla. Ni siquiera hablamos de un gran madrugador salvo que nos refiramos a amanecer pronto para subirse a los esquís, pongamos que en Riaza.

Nunca vivió mal, supongo, aunque en invierno vista de pana.

“El truco está en pillarles la debilidad a los que están arriba. Y todos tienen la misma: el buen comer y que les den la razón”.

Su debilidad, ya lo adivinan, era la de soltar carrete cuando el anís se asienta, así que pedí otra ronda.

“No es cuestión de mamar años en las tropillas internas y aplaudir en los mítines. Hay que saber llegar pero sobre todo quedarse. Al pelota común se le desprecia porque se le ve venir. Hay que identificar cuando el jefe necesita una barra de bar y una sonrisa dispuesta: A mediodía con buen vino y un jamón, a la noche invirtiendo el orden y añadiendo picante cuando es necesario”.

Pasamos al café – con unos chorritos de alegría – mientras intentaba localizar con la vista unos taquitos de jamón que alargaran la sobremesa…

“Y entonces un buen día te lanzan la confidencia y ya tienes algo con lo que negociar. Pero no lo haces de inmediato, sino con el tiempo. Primero te has convertido en valioso, por escuchar y por callar, y más aún por no incordiar. Entonces un día te ofreces a comerte un marrón que era suyo, te ensucias las manos. Y al poco tiempo le descubres un lugar discreto, alejado de los sucios periodistas y de las miradas inquietas. Un sitio en el que todos los que estén compartan camaradería discreta y buen yantar. Ahí ya es tuyo, eres su caballo de confianza”.

Los taquitos del jamón, eso sí lo recuerdo, eran excelentes.

“Siempre tuve claras las reglas pero cada vez está más difícil. Muchos lo intentan y no van a llegar, se van a equivocar de bando.  Si te lees las encuestas aquí nadie tiene ya el sillón asegurado. Lo que nos puede salvar es la llegada de trepas a las otras filas. En este negocio no hay santos y las puñaladas no conocen de carnet de partido.Va a ser una batalla fea, no os va a faltar menú para la taberna”.

La camarera nos seguía desde lejos, discreta. Nunca he sabido cuánto hay que dejarles de propina.

“A los que intrigan los reconocerás el día de los escrutinios, mirando al móvil con sonrisa nerviosa o con pánico en los ojos. Cuchicheando con alguien en el auricular. Pero esos no son los verdaderamente peligrosos, los peligrosos son los que estarán esperando detrás del líder, aguardando el momento y dejando pasar y morir a los encontradizos y advenedizos. Con calma, el timing, ya haya caído o ganado, para hacerle recordar con una mirada o un apretón de manos que están ahí, que siempre estuvieron ahí, que qué hay de lo suyo. Y esos somos los que siempre estamos, los que nunca perdemos. Tal vez me llames pelota pero yo lo llamo supervivencia y vieja política”.

La cuenta, por favor.

“Escríbelo dentro de un tiempo en vuestro blog ese, anda. Y adórnalo un poco, que parezca de los otros o de los de en medio. Total, creo que a la siguiente no me presento. O tal vez sí, que fuera hace mucho frío. Qué coño, Negro, tómate otro anís que hay una niebla del demonio ¿A ti no te gusta esquiar? Pues deberías.”

Ni esquiar ni el gin tonic. Siempre nos quedará la quiniela.

* All characters appearing in this work are fictitious. Any resemblance to real persons, living or dead, is purely coincidental.

Hasta en la sopa

Yo de pequeño no era hiperactivo, ni excesivamente molesto, o al menos eso quiero recordar. La memoria es más un diario parcial de la realidad, intuida esta tras dos docenas de capas de cristales de colores, que un registro fiel de los hechos con pruebas periciales, reconstrucción forense y Grissom y House cojeando juntos camino de un prostíbulo. Me recuerdo más bien hipoactivo, si es que esta palabra existe -como lo sigo siendo no me he molestado en mirar si el término figura en algún lado o estoy a tiempo de solicitar la patente-, un chaval majete, de mirada cautivadora, leyendo cómics de Mortadelo y Filemón sentado en un sofá. El hijo, nieto, sobrino, novio, vecino, hermano que todos ustedes han querido siempre tener. No sé en qué momento se torció la cosa y terminé escribiendo por aquí en compañía de cuatro impresentables -tres escribidores de tres al cuarto y un pintamonas aficionado al Paint- pero sobre ese particular ya indagaremos otro día.

Hipoactivo era e hipoactivo sigo siendo, es muy difícil que un hombre cambie cumplidos los seis años. Un tipo tranquilo, pausado, poco dado a aspavientos. De la meseta. Por eso en las últimas semanas me produce tanto agobio y fatiga acercarme a la actualidad abulense. Un fuerte dolor en el pecho que solo se atenúa tirándome en el sofá, tapándome con una mantita y recitando con los ojos cerrados frases inconexas de Punset y Coelho. Abres el Diario y te encuentras a miembros del equipo de gobierno en todas las páginas, haciendo toda clase de cosas en toda clase de lugares. Un concejal por aquí, otro por allá, uno más en esta esquinita, el Alcalde en portada, en contraportada -menos mal que el Diario no es el As- y páginas interiores. Lo mismo pasa en los digitales: Tribuna de Ávila parece en ocasiones el Facebook del Alcalde -el otro día en portada había cinco fotos suyas- y ÁvilaRed, aunque de forma más comedida, no puede evitar seguir la actualidad del consistorio convirtiéndose en una agenda gráfica de las cosas notorias que hacen nuestros concejales. Y encima parece que la ciudad se les ha quedado pequeña. No contentos con inaugurar jornadas, presentar árboles con chupetes, visitar a los bomberos, besar niños y abrazar abuelos; nuestros concejales más viajeros, apóstoles de la abulensidad, recorren el mundo llevando con ellos la buena nueva amurallada. “Id e internacionalizaos”, les dijo Alicia García desde una colina a las afueras de Valladolid. Incluso se les ha visto sonreir -un buen concejal siempre sonrie, llueva, truene o se le explote la almorrana- en foros donde se crítica toda su política urbanística hecha o por hacer. Y también están en Twitter, donde me dan los buenos días, las buenas tardes y las buenas noches; me recuerdan qué día de la semana es, lo maravillosa que es la vida y lo atareados que están velando por nosotros mientras dormimos y hacemos nuestras cosas.

Están en todos lados, everywhere en definitiva, y se expanden rápido. Tanto es así que temo que cualquier día al levantarme me encuentre a un concejal haciéndome el café o, peor aún, lo halle al abrir la nevera sentado sobre el cajón de las verduras, en el lugar otrora reservado a las cervezas, tendiéndome el cartón de leche desnatada con una sonrisa en la cara, un gorrito de lana y unas orejeras de algún personaje Disney.

Bien puede ser que haya sido así siempre y que sea mi hipoactividad, y no su hiperactividad, la que se recrudece. Pero también puede ser que a medida que se acercan las urnas -las europeas están a la vuelta de la esquina y ya se otean, como pendones tras las colinas, los cartelones de las municipales- al equipo de gobierno le hayan entrado las prisas por demostrar su buen hacer, o al menos su hacer, espoleados por hipotéticas encuestas poco favorables, ocupando todo el espacio público y mediático del que son capaces.

Un bombardeo por saturación en toda regla que me tiene, como ya les dije, extenuado y al borde de la baja por impresión. Menos mal, alabados sean Rubalcaba y Susana Díaz, que los socialistas se lo toman todo con más calma, desde el trabajo de oposición a la búsqueda de propuestas, pasando por aquello de las primarias y la renovación. Ferraz y su franquicia de la Travesía de San Bernardo parecen buenos lugares para refugiarme con mi mantita. Que me despierten cuando hayan vuelto.

PS.- Al final he buscado lo de la hipoactividad. El diccionario de la RAE no lo recoge, pero si rebuscan en internet pueden encontrar cosas interesantes: niños aburridos, siempre cansados, sin interés por nada, vagos… ¿Y si el mal de España fuese una epidemia de hipoactividad? ¿Será Rajoy hipoactivo como yo?

El estado indecente

Ha sido una mala mañana - la del domingo, mientras escribo – para abrir los periódicos en el desayuno. En “El Mundo”  Piter Yi se saca una carta en la que relata con todo lujo de detalles cómo se financiaba la élite del Partido Popular. Les dejo a su análisis creerse el tema o no, pero el caso es que el segundo periódico más potente del país tira de una manta que también empezó a sacudir el más leído, “El País” con aquellos papeles y la posterior e infame comparecencia del presidente de plasma.

Como tampoco lo de la jefatura del estado está para echar cohetes (o disparos al pie/elefantes) la cosa está de película, bromeaba con Alberto.

Pero luego ibas a la otra acera, la de los Eres, y lo que te encuentras tampoco es mucho mejor. La foto de la tortilla está empezando a salir cara, Rubalcaba no se va ni con agua ardiente, el PSC está a su bola, el PSCyL jugando al Cluedo… una cosa riquísima.

Y, claro, luego vienen los titulares que vienen:

“La crisis y la corrupción acentúan el hundimiento del bipartidismo”

Y ante esos datos, cada uno hace su análisis…

Contestaba a mi amiga que eso del parlamento plural me parece muy bien pero es que no veo qué alianzas pueden salir con lo que se prevé. Incierto futuro. La luz al final del túnel está fundidilla. Y luego está lo de la bandera gigante en mitad de una fiesta, la lista de los buenos catalanes… 

En fin. Me paso a la prensa deportiva y veo chanchullos de Messi y cuentas jodidas del Atleti–> “El Atlético de Madrid pagará 100 millones de euros en dos meses”

Que no tengo nada contra el Atleti, pero espero que sea verdad que Hacienda se está poniendo seria con Atletis, Zaragozas, Valencias… y que si incluso miraran a ver cuánto ha costado Neymar de verdad, pues les aplaudiría.

Dicen que el palco del Bernabéu es cada vez más un nido de víboras, un consejo de ministros paralelo. Pásense por ahí algunos inspectores también, si es menester. Que no sea por colores, no me vayan a llamar ustedes merengón, que lo soy, pero ante todo soy un contribuyente hasta los pichirindilis del estado indecente que nos desayunamos cada día.

Pues eso, que habrá que hacer algo. Leo “España contra sus jóvenes” en Politikon y vuelvo a mirar con preocupación la prensa.

Yo también ando fundido como para proponer soluciones, pero sí propongo una reflexión. Tenemos la falsa percepción a nivel general – creo – de que España es una balsa de aceite en un mundo en el que las cosas malas solo les pasan a los demás. Egipto, Grecia, Islandia, catástrofes sociales, naturales o catarsis varias…pasan en una pantalla, lejos de nosotros. De vez en cuando algún gran suceso nos quita del videojuego, de nuestra Matrix de piel de toro, pero enseguida volvemos a nuestros problemas internos, menores.

Y no, estamos ante una crisis muy seria. No ya solo económica, que a esa ya hemos despertado casi todos quien más y quien menos…sino de estructura de estado. De lo que somos y queremos ser. Y a lo mejor hay que dar una independencia por aquí, eliminar privilegios fiscales por allá y plantearnos un estado que trabaje para sus ciudadanos y no para sus élites.

Afortunadamente en la TV hay un poquito de pan y circo, y confío en poder ver a Botín en el garaje del equipo Ferrari. Les dejo, que empieza la vuelta de calentamiento.

Pd: No se pierdan mañana la encuesta que hemos elaborado,desde esta página. Los datos no son científicos pero muestran, claramente, que también en Ávila balsa de aceites entre los aceites va a haber sorpresas.

La insoportable levedad del Psoe

Cuando uno va a Madrid y enfila la Carrera de San Jerónimo, a poco que le guste esto de la política, le vienen a la cabeza diferentes emociones. Puedes pensar en el 23F, con Tejero echándose un piti y Butanito haciendo una retransmisión antológica. O puedes pensar en Pavía rodeando al Congreso, catacloc, catacloc. Ves los leones y te haces una fotico intentando olvidar el feo presente o feo cercano presente, por-ejemplo-olvidar-que-sé-yo el tupé de Anasagasti. 

Pero hay algo que siempre me asusta cuando lo veo y es lo que no se ve en la tradicional foto. Justo al lado, Carrera de San Jerónimo 21, se levanta imponente el edificio de Sigma 2. Te asusta porque no puedes evitar preguntarte dónde está la soberanía popular, si en un edificio o en otro.

Gobernar a base de encuestas, que se dice. Bueno, miren, eso no se le puede reprochar a Rajoy. Gobierna contra toda encuesta y marea.

Pero bueno, que he venido a hablar de encuestas. La semana pasada conocimos la del CIS y alguna otra, como la de la Comunidad de Madrid, estupendamente analizada en Xaora. Y quería citar algo que ahí se dice…

“Ignacio González y el PP madrileño disponen de una holgada mayoría en la Asamblea de Madrid y no tienen problemas internos suficientemente relevantes como para resquebrajar la solidez de dicha mayoría. Por eso hay que considerar las encuestas como son, marcadores de tendencias; no como un adelanto de resultados. En una coyuntura cambiante a peor y con muchas posibilidades de movimientos sociales bruscos, dos años es una barbaridad de tiempo.”

Pues eso, hablando de Ávila. Que las encuestas solo indican tendencia y hay mucho partido por jugar. Empezando por los propios cabezas de lista. No sería lo mismo un resultado del PP con Miguel Angel García Nieto que con Alberto Plaza o con Antolín Sanz o con otro. Dependería. Y no es lo mismo que el Psoe se suicide con alguna otra eco-ocurrencia o vuelva a su candidato Blanco, garantía de fracaso electoral. Sin contar con lo que esté pasando a nivel nacional: Rubalcabas, Madinas, Chacones o Tomases Gómez. Queda muchísimo.

Pero, a día de hoy, sin conocer de primera mano encuestas locales, que haberlas internas haylas… estoy seguro de una cosa: la tradicional e invariable Ávila daría sorpresas.  Jueguen si quieren con este simulador de la Ley D´Hont. A mí, con mis pruebicas, me daría lo siguiente (a ojo de buen cubero, por “Agencia Intuición”, quitando votos a PP y PSOE y subiéndoselos a IU y UPyD)

Congreso: PP 3. (Sí, aunque perdieran número de votos…al perderlos también el PSOE, seguramente incluso más, lo más factible es que se anotaran los 3 porque entre Psoe, UPyD e IU se quitarían y no llegarían al mínimo).

Senado: PP 3, PSOE 1. (Aunque este último lo mismo se lo podrían anotar UPyD o IU si trabajan bien la provincia, aunque no creo que llegaran a rascar del todo la actual ventaja).

Comunidad: PP 4/5, PSOE 1/2, UPyD 0/1, IU 0/1. (En negrita mi pronóstico actual)  (Suponiendo una bajada del bipartidismo, magentas e izquierda unida se podrían meter, incluso los 2 a la vez, o al menos el que capitalizara más el cambio de voto. Sería algo tremendo, sobre todo para una provincia como la nuestra. Si el PSOE baja de 20 mil votos (tiene 24 mil) y crecen IU y UPYD… ahí ahí va a estar. Por poco, pero no sería imposible este resultado. Hay que tener en cuenta, que de 2007 a 2011, el PSOE ya se dejó 10 mil votos. ¿Dónde está el suelo, si es que lo hay?)

Y ahora viene lo más curioso…

Capital: PP 12, UPyD 6, IU 4, PSOE 3.

* Si en vez de 25, se repartiesen 17 con motivo de una reducción de concejales, actualmente el reparto habría sido 10-3-2-2 (PP, PSOE, UPyD, IU). Bajo mi “suposición” de arriba, el resultado entonces sería PP 8, UPyD 4, IU 3, PSOE 2.

* Un amigo de este blog, jugando con los datos de las encuestas, es más “bruto” aún y me asegura que le sale 10 PP -7 UPyD -5 IU -3 PSOE y en el caso de 17 concejales 7 PP -5 UPyD-3 IU -2 PSOE. Me parece demasiada bajada del PP, aunque aquí queda reflejado su análisis también.

Sí, van a pensar que me he vuelto loco. Sí, creo que a día de hoy el PSOE es la cuarta fuerza política en Ávila capital. Creo que pierde votos hacia IU y también hacia UPyD, y muy merecidamente porque el PSOE de Avila es una nulidad. Se merece el castigo: nacional, autonómico y sobre todo local. Y si UPyD sube, estando ya en 4, la mayoría del PP corre peligro. ¿Qué pactos saldrían de ahí? A eso jugamos otro día. Pero vamos, que la mayoría absoluta corre peligro.

Me remito a los párrafos anteriores para volver a decir que la situación actual no es real, porque queda mucha legislatura, es el peor momento de la crisis…y, cuando vaya a haber elecciones, los grandes partidos activarán la maquinaria. Sobre todo el PP, que tiene una base importante (y merecida, porque se la han trabajado) y harán todas las cábalas posibles: el mejor candidato, la mejor campaña, la mayor presencia en medios, para asegurarse la capital. Pero vamos, que no me digan que estos resultados no les suenan raros (o fascinantes, si lo prefieren) para una ciudad y provincia que suele parecer tan inmovilista. De verdad les digo que prueben con el simulador y sus intuiciones.

Evidentemente esto no tiene ninguna validez. Está hecho a ojo, por lo que me cuentan y por lo que veo en la vida diaria. Si quieren, prueben con el simulador y sus porcentajes y nos lo ponen en comentarios. Los míos son a ojo, de ver a los amigos que han votado PP y ahora no lo harían, los que sí lo seguirían haciendo, gente del PSOE que pasaría a IU o los que se suman a lo magenta desde uno y otro lado. Ya digo, intuición. Cero científico, que esto es solo un artículo sin más. Todos conocemos nuestro entorno lo suficiente para ver que las cosas han cambiado, las filias y fobias, apegos y desapegos.

Si he titulado este artículo como “la insoportable levedad del psoe” es porque el PSOE de Avila puede pasar a ser políticamente marginal. O no, porque lo mismo pillaban concejalía. De juventud o jardines, pero alguna concejalía. En serio, un senador (o no), 2 o 3 concejales y tal vez un único procurador en Cortes sería para hacérselo mirar. Porque lo de perder el diputado al Congreso, a día de hoy, me parece inevitable.

Cuando tanto se habla de la caida del bipartidismo…lo de Ávila puede ser antológico. No por el PP, que sigue con una base solida, sino por el PSOE. Pero todos tranquilos en Ferraz: Óscar López dice que lo importante es que se mantienen. Un tipo con fe.

¡Qué ganas de que haya elecciones! Por lo de los numericos, que me pirra. Y por todo lo demás también, qué carallo.

Por favor, no convoquen elecciones anticipadas

Llevo un par de semanas inquieto, preocupado, durmiendo poco y mal, comiendo peor. Tengo peor cara, estoy más pálido, tengo más ojeras y se me cae más el pelo. Camino como alma en pena, encogido, arrastrando los pies. Suspiro en cada esquina, no miro los escaparates y los bordillos me parecen muros infranqueables. Nada me levanta el ánimo. Me despierto deseando acostarme y me meto en la cama deseando levantarme. No estoy a gusto en ningún lado ni haciendo nada. Como otros dijeron antes que yo, vivo sin vivir en mi.

Durante algún tiempo pensé que quizás estuviese a las puertas de una depresión, algún déficit vitamínico, anemia o de algún tipo de astemia preprimaveral. Incluso un amigo me comentó que él, cuando dejó de beber, sufrió una especie de síndrome de abstinencia con síntomas similares. Pero ni he dejado las bebidas espirituosas – ni ningún otro tipo de vicio sano o insano – ni he sufrido nunca un bajón anímico relacionado con la época del año. Bueno, sí, al volver de vacaciones, pero no es el caso. ¿Tendría una depresión?

Estaba a punto de consultar el saldo de mi cuenta corriente para ver si me podía permitir pagar un psicólogo cuando encendí la tele y me descubrí observando interesado el Debate sobre el Estado de la Nación. Allí estaba Rajoy, allí estaba Rubalcaba. Allí estaban también Cayo Lara y Rosa Díez, y los del PNV, BNG, Coalición Canaria, Amaiur… Allí estaban todos. De pronto lo sentí: un nudo me cerró la boca del estómago, los intestinos se anudaron, los pulmones se bloquearon, me faltaba el aire, la cabeza me daba vueltas, las piernas me fallaban, el corazón latía sin ritmo, sincopado. Apagué la televisión y aunque seguía corriendo por mi espalda un sudor frío y pegajoso, poco a poco parecía recuperarme.

¡Dios! ¿Cómo podía no haberme dado cuenta? Entre las sinapsis de mis neuronas se llevaba tejiendo desde hacía meses un miedo atroz, un pánico salvaje. Ahora lo veía, ahora podía articularlo en palabras: Y si se convocasen mañana unas elecciones anticipadas ¿A quién demonios votaría?

A usted quizá todo esto ni fu ni fa, pero a mi, que soy un demócrata convencido de los que acude a las urnas con gorrito, matasuegras y confeti para celebrar por todo lo alto la fiesta de la democracia; estas cosas me quitan el sueño. Y es que, visto lo visto, el panorama es desolador. Y no es que crea que todos los políticos sean iguales, que no lo son, o que la democracia española parezca de segunda mano y comprada en un mercadillo, que no es así. Lo que sospecho es que nos ha mirado un tuerto y que en el peor momento de nuestra historia reciente nos han tocado en suerte las peores élites políticas de nuestra democracia reciente. Quizá también tenemos la sociedad más vergonzante de las últimas décadas y de ese polvo estos lodos, pero esa historia la podemos dejar para otro día.

Por un lado están el Gobierno y el Partido Popular. El paro, los recortes, las medidas inútiles, el reparto injusto del sufrimiento, las declaraciones sin sentido, Báñez, Montoro, Soria, Margallo, Cañete y sus yogures. Si la incapacidad manifiesta del gobierno para sacarnos de esta, por no hablar de la incapacidad manifiesta de Mariano para pronunciar todas las letras cuando habla, no eran motivos suficientes para negarles el voto, ahora nos los encontramos entrampados hasta las cejas en múltiples casos de corrupción, obcecados en negar lo innegable y en marear perdices, palomas, cigüeñas y avestruces. Y si Mariano se ve obligado a dimitir ¿quién sería el candidato? ¿Esperanza Aguirre? ¿Gallardón? ¿Monago? ¿Herrera? Casi mejor no pensarlo. ¿Floriano? ¿González Pons? Si es alguno de estos dos, me comprometo a darles una oportunidad. Sería una forma divertida de irnos al infierno.

Al otro lado, justo enfrente, está el PSOE con Rubalcaba, Valenciano, Óscar López y compañía. ¿Por qué no votar al PSOE en esas hipotéticas elecciones anticipadas? No sé ni por dónde empezar. Ya no es la corrupción, lo de Pepiño Blanco como artista invitado en varios procesos judiciales es una minucia al lado del ir y venir de sobres y tesoreros, es la sensación de agotamiento, de anemia ideológica, de fin de ciclo, de ruina, de colapso inminente. En algún momento del pasado, el PSOE se metió en un garaje sin ventilación y encendió el motor de un camión de 5 ejes antes de echar una cabezadita. Desde entonces, en la feliz ignorancia de la propia muerte, su ánima pasea errante por Congreso, Senado, comunidades y ayuntamientos. Rajoy salió fortalecido del debate porque la presencia de Rubalcaba le tendía la contrarreplica en bandeja de plata. Pero todos tranquilos en Ferraz, la renovación no corre prisa, 2025 está a la vuelta de la esquina. Hacer PSOE 2015 ¿llegará el PSOE vivo a 2015?

Votamos algo nuevo, venga, va. Adios al PPSOE, al bipartidismo y al turnismo de la transición. Miremos más allá ¿IU o UPyD? Con los primeros me pasa un poco como con la Iglesia Católica, que creo que su reino no es de este mundo. No veo a Cayo Lara viviendo en la Moncloa o a Centella de vicepresidente y portavoz y no creo que sea muy funcional convocar un referendum hasta para decidir el color de las cortinas de la Delegación de Hacienda de Burguillos del Cerro. ¿UPyD? Pues no lo sé. Quizá si jubilasen a CR7, digo, a R10, nombrasen a Gorriarán embajador en Kuala Lumpur y permitiesen a Cantó volver al teatro, al cine o a la televisión; pues igual así me lo pensaba. Hasta entonces, la rebelión frente a los políticos profesionales encabezada por la más profesional de los políticos no me convence. Igual la solución es montar una coalición por la renovación, en plan Liga de los Hombres Extraordinarios, con Rosa Díez, Esperanza Aguirre, Cascos, Pepe Bono, Jordi Pujol y Arzallus. Ministro de Economía, por supuesto, Mario Conde, otro caballero de la renovación. Si se presentan todos juntos, con los calzoncillos por fuera del pantalón y una capa magenta a la espalda, tienen mi voto.

Podría seguir mirando más allá, pero no creo que encontrase nada mejor. Si todavía viviese Labordeta… Tampoco creo que votase a ningún partido nacionalista periférico. ¿CiU? No me apetece que mande a la T.I.A. a rebuscar en mi basura ¿ERC? Las banderas no creo que llegasen a cegarme tanto. ¿BNG? No tengo muy claro qué es lo que piensan. ¿PNV? ¿Coalición Canaria? ¿Amaiur?

Pero es que si el panorama es sombrío a nivel nacional, prefiero no pensar en la posibilidad de que las elecciones que se adelantasen fuesen las locales. Si no hubiesen propuesto hace unos años poner un tranvía en la ciudad, me veía votando a Tierra Comunera, que una vez me invitaron a una cerveza en su caseta de Villalar.

Otra opción es que me monte mi propio partido y me vote a mi mismo, pero temo que de ganar terminaría defraudándome. Al final, me montaría un 15M para pedir mi dimisión, o escribiría un blog crítico contra mi gestión, desde el que, con otros tres o cuatro, dirigiría una campaña personal, pagada por mi mismo, contra mi mismo.

Eso sí sería para ir al psicólogo o para darse al güisqui. ¿Alguien quiere un chupito?

Som i Serem

Madrit ens roba.

Ya sabéis cómo es esto. Empieza uno sintiendo la flecha del amor, redescubre América y acaba subido a un púlpito.  Es por ello que nuestros queridos representantes, sabedores de lo que nos gusta montar porras electorales en Los 4 Palos, han decidido llamar de nuevo a las urnas. Lugar de la misión: Cataluña.

Y esta bitácora no podía faltar a la cita. El verraco se pone la barretina. Os mandamos de nuevo a LA PORRA.

per Joan Antoni el Petit

Nuestras reglas son las tradicionales. Copio y pego de anteriores aventuras…

¿Jugamos? Diputados electos en las elecciones catalanas del domingo 25. Gana, por supuesto, el que más se acerque al resultado final (y en caso de empate Guillermo nos hará de asesor estadístico de urgencia). Y para darle aún más emoción, y demostrar que los lectores de este blog son sabios cual demonios cananeos, os animamos a participar también en la porra que organizan en Politikon.es.  Allí tenéis la composición actual del Parlament. Os recomendamos también “Electrómetro” con posts como éste.

Ya sabéis: si gustáis, os dais una vuelta por allí, votáis, nosotros lo haremos, y nos pasáis vuestro pronóstico a los comentarios de esta entrada.

PS.- Como suponéis, aquí no regalamos nada. Pero en Politikon si dan cosas a los que ganan. A ver si alguno de vosotros tiene suerte.

Porra elecciones Galicia y Euskadi (Ávila se nos queda pequeña)

Se puede ser friki (del inglés freaky) de muchas cosas: del manga, de la tecnología, de los coches, de las maquetas de coches, de la música, de Eurovisión, de los coleópteros, de los dedales, de los rosarios, de la astronomía, etc. Prácticamente cualquier afición puede ser llevada hasta la obsesión. Hay gente a la que el término friki le molesta por considerarlo un insulto, pero hay otra mucha que está orgullosa de que los demás los vean así. Los primeros creen que los demás piensan que son unos bichos raros, los segundos prefieren pensar que son considerados todos unos expertos.

Los frikis orgullosos de serlo, el subtipo 2 de los que comentábamos antes, suelen ser gente sociable y frecuentemente organizan reuniones donde retroalimentar su “frikismo”. Los aficionados al manga celebran congresos en los que se suelen disfrazar de sus personajes favoritos. Los amantes de la tecnología tienen cientos de ferias organizadas por las grandes empresas, keynotes de Apple para que les publiciten gratuitamente sus productos, y docenas de MediaMarkt a los que ir a molestar a los empleados. Los fanáticos de Eurovisión se reúnen anualmente frente al televisor para disfrutar de un espectáculo digno de este gran continente, de un Nobel de la Paz y de un par de premios menores entregados por algún heredero sureño. Los frikis de los coleópteros, por su parte… bueno, supongo que también harán algo.

De la política también se puede ser un friki y, en este caso, sus momentos más felices suelen coincidir con las distintas convocatorias electorales, desde las campañas, las encuestas y los sondeos, hasta los pactos postelectorales, pasando por la noche electoral, la keynote de la democracia.

A los frikis de la política, sobre todo a los que por fortuna no nos jugamos los cuartos profesionalmente en estas cosas, nos gusta, además de ver en la soledad de nuestros estudios – con una pipa de jabón y un monóculo de plástico – los especiales electorales, demostrar cuan frikis-sabios somos lanzando nuestros pronósticos cada vez que hay ocasión. Por este humilde rincón ya tuvimos ocasión de demostrar nuestros (pocos) conocimientos con motivo de las pasadas elecciones nacionales y ahora no vamos a dejar pasar la oportunidad. Sí, Galicia y Euskadi nos quedan un poco a desmano, pero no hay fronteras que puedan frenar a un friki (y menos a un abulense, castellanoyleonés o similar).

¿Jugamos? Diputados electos en las elecciones gallegas y vascas en los comicios del 21 de Octubre. Gana, por supuesto, el que más se acerque al resultado final. Y para darle aún más emoción, y demostrar que los lectores de este blog son sabios cual demonios cananeos, os animamos a participar también en la porra que organizan en Politikon.es. Allí podréis ver los partidos que se presentan en cada comunidad, el número de diputados que obtuvieron en las últimas elecciones y la previsión del último sondeo del CIS.

Ya sabéis: si gustáis, os dais una vuelta por allí, votáis, nosotros lo haremos, y nos pasáis vuestro pronóstico a los comentarios de esta entrada.

PS.- Como suponéis, aquí no regalamos nada. Pero en Politikon si dan cosas a los que ganan. A ver si alguno de vosotros tiene suerte.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.103 seguidores

%d personas les gusta esto: