El hundimiento

Bruno Ganz, el protagonista de la película que presta su título a este post, ha pasado a la historia del cine por reencarnar como pocos lo han hecho los últimos momentos de Adolf Hitler y del régimen nazi. En uno de esos giros tan propios de la postmodernidad fluida en que vivimos, Bruno Ganz forma parte también a la historia de internet. La escena en la que Hitler, al borde del síncope, descubre cómo todo está a punto de derrumbarse sobre su búnker ha servido de base para uno de los memes con más éxito de la red: “Hitler se entera de…”. Una búsqueda rápida en Google nos devuelve casi medio millón de resultados. Hitler se entera de la muerte de Michael Jackson, Hitler se entera de que van a cobrar las bolsas de plástico en el súper, Hitler se entera de que va a llover en Semana Santa, incluso hay un vídeo en el que Hitler se entera, con el rostro desencajado, de los vídeos de Hitler se entera. Si Ávila fuese una ciudad smart de verdad Hitler habría comentado todo el Centenario de la Santa. ¿Por qué no tenemos un Hitler se entera de que no viene el papa?

Dejando esto a un lado, el título de la entrada se podría aplicar en la actualidad a varios procesos, desde el hundimiento de Rodrigo Rato -de mejor ministro de Economía de la Historia a “ese señor del que usted me habla”- al hundimiento de UPyD, cual Titanic, con Rosa Díez atrincherada en la sala del timón para que nadie pueda quitarle el placer de decidir en qué parte del fondo del mar deposita su buque. Comentan los entendidos que la situación en UPyD CyL es terminal y que Caronte ya los tiene apuntados en su lista de pasajeros.

Pero si solo pudiésemos aplicar el título de la entrada, por cosas del marketing o de la propiedad intelectual, a una cosa, a un único irse a hacer gárgaras, el hundimiento del PSOE de Ávila brilla con luz propia y cegadora. La implosión, la gestora, el retraso de las primarias, las primarias, la lista, el número dos de la lista, la cabeza de la ganadora de las primarias en una pica… Incluso contamos con artistas invitados de talla mundial como Beatriz Talegón. El último capítulo, de momento, de este entuerto con ritmo de charanga ha tenido lugar esta semana, cuando la excandidata socialista y aún concejal Manoli Prieto acusaba a su partido de fraude y a su compañera y ahora candidata Yolanda Vázquez de tener “un ansia de poder sin límites”. También dejaba caer que igual encabezaba la lista de otro partido, Ahora Decide, una formación que está formada por disidentes socialista zamoranos, según el Diario de Ávila. El partido, que aparece inscrito en el Ministerio del Interior con fecha 12 de marzo de este año, ya ha presentado su candidatura en algunos municipios, como la capital zamorana y Benavente.

En la misma rueda de prensa en la que Manoli Prieto decía todo esto -lo del fraude, que la candidata es una trepa y que igual se presenta bajo otras siglas- afirmaba que no lleva su caso a los tribunales para no hacer daño al que todavía es su partido y no dejar “la imagen del PSOE por los suelos”. Tal afirmación solo habría ganado credibilidad de haberla hecho mientras sostenía un machete ensangrentado, un muñeco de vudú con la cara de Pedro Sánchez con cuatro docenas de alfileres clavados en sus partes o tras invitar a los periodistas a presenciar la quema de un pelele con la cara de Yolanda Vázquez.

Y todo esto a un mes de las elecciones ¿Será Ávila la primera capital española en la que el PSOE no obtenga ni un solo concejal? ¿Hacemos un Hitler se entera de los resultados en las municipales del PSOE de Ávila?

De las primarias de Podemos Ávila

Podemos4Palos

El otro día casi me da un soponcio. Un soponcio virtual, pero soponcio al fin y al cabo. Uno de mis tuits, fuentes de sabiduría diaria, fue retuiteado por Alberto Plaza. Como puedo leer sus mentes sé que ahora mismo están pensando “Vaya puta mierda nos viene a contar este imbécil”. Todos tranquilos. Lo sorprendente no era que me retuiteara alguien, uno es una tuitstar de provincias y a veces le pasa, si no que lo hiciera alguien de esa adscripción ideológica. No tengo muchos fanes al otro lado del charco del pensamiento ¿Y qué provocó tamaña alineación planetaria? Critiqué a Podemos. ¡La Gran Coalición PP-Los4Palos ya está aquí!

En realidad, como pueden ustedes comprobar, tampoco era una crítica especialmente dura; solo comparaba la participación en su proceso de primarias con la participación registrada en las primarias socialistas que eligieron al líder regional* el pasado octubre –las primarias municipales ya tal. En tuits posteriores comentaba someramente las lagunas del proceso de primarias y acaba con una gracieta sobre el número de politólogos de la Complutense en paro que hay por las Españas. Nada del otro mundo. Tres tuits de mañana de sábado postnavideño.

Por la tarde, mientras me preparaba para no ir a la presentación del libro del señor Negro, acabé enzarzado en una conversación tuitera con uno de los miembros del nuevo Consejo Ciudadano y con la cuenta oficial del círculo local. Nada grave, tampoco vayan ustedes a creer, aunque me preocupa que los nuevos partidos y sus seguidores estén reproduciendo a gran velocidad algunos de los vicios de los viejos partidos y sus seguidores. Aquello de la paja y la viga en los ojos propios y ajenos. Negación de los errores, poca cintura para la crítica, pretensión de superioridad moral y de pureza ideológica, etc. No hablo del círculo abulense, del que conocemos más bien poco, sino en general de la actitud del partido, cúpula, círculos y seguidores en los últimos tiempos. Si visitan las redes sociales, sabrán de lo que hablo. Ante las, en mi opinión, razonables dudas sobre sus primarias -yo no creo que haya habido pucherazo o amaño, pero sí que han sido un poco chapuceras– el nuevo partido optó por afirmar que todo había sido un error de comunicación, excusa utilizada por todos los gobiernos habidos y por haber cuando sus políticas eran rechazadas por la ciudadanía mientras el país se iba feliz hacia la mierda.

En Ávila capital, el nuevo Secretario General (SG en adelante), tras vencer al otro candidato -el presidente y fundador de la asociación Abulenses Sin Empleo- es Óscar Gregorio Jiménez Rodríguez (aquí su FB), jugador profesional de póquer. Los medios abulenses apenas aportan más información al respecto que este dato y los resultados de las votaciones, lo que no deja de ser curioso teniendo en cuenta el escenario que dibujan las encuestas. En la web del partido podemos leer algo más sobre su biografía y trayectoria (estudiante de arquitectura técnica, empresario, auxiliar de notaría, etc.) y un documento político-organizativo titulado “Tomar la muralla”.

PortadaPodemosAv

Como somos de naturaleza curiosa, como el difunto gato aquel, y nos gusta saber de lo que hablamos, vamos a echar un ojo al documento. En primer lugar, me declaro fan absoluto de los soldaditos morados de la portada (la imagen superior) que avanzan, con su espada, su escudo y su canesú, a asaltar la muralla dentro de la que se guarece el malvado bipartidismo local. Nota marginal: es curioso que a nivel municipal se hable de bipartidismo PP-PSOE cuando el PSOE de Ávila lo más cerca que ha estado del poder en los últimos decenios fue un día que Chamorro se acercó a saludar al alcalde.

El documento arranca, punto uno, hablando de la auditoría ciudadana de la deuda municipal. Buen inicio, uno de los grandes hits del partido, aunque como no pone para qué va a ser servir auditarla, tampoco podemos decir mucho más. Auditamos, nos llevamos las manos a la cabeza y a otra cosa mariposa. El punto dedicado a la transparencia, el segundo del documento, me parece especialmente reseñable. Les dejo una imagen.


transparenciaPodemosAv

El tercer punto se centra en la participación ciudadana y el cuarto en la financiación municipal. Hay que cambiar y mejorar ambas. Ahí estamos de acuerdo ¿Cómo? No lo pone, nos quedamos con la miel en los labios. Se lo perdonaremos porque están empezando. Y llegamos al meollo del asunto: las próximas municipales. ¿Participarán en las elecciones? ¿Confluirán en alguna plataforma, crearán nuevas? Por desgracia, es un capítulo en construcción, así que tampoco podemos inferir gran cosa. El nuevo SG deja la decisión en manos del Consejo Ciudadano -aclara en varios puntos del documento que él aboga porque el SG no sea una figura con demasiado poder dentro de la organización, lo que me parece estupendo- aunque su opinión es que deben “dejar crecer a los movimientos ciudadanos, animando a los militantes a participar, pero sin interferir en su completa ciudadanía” sin negar “los beneficios que traería conseguir un puesto en lo alto de la lista electoral y tener ojos y oídos en el ayuntamiento”. Vía libre, de momento, para Ávila es +.

De aquí en adelante -sí, esto es todo lo que pone de Ávila- el documento es un proyecto de estatuto, seguramente la adaptación local de un modelo. Lo más destacable de esta parte es que el nombre de la ciudad no aparece bien escrito, con acento en la primera “a”, ni una sola vez. Yo no soy ningún talibán de la ortografía, entre otras cosas porque sería una de las primeras víctimas, pero tanto el documento como la presentación en la web del candidato están llenas de faltas, algunas muy llamativas. Sí, ya lo sé, otro error de comunicación, pero igual escribir bien el nombre de la ciudad que pretendes cambiar no estaría mal. Imaginen las risas que nos echaríamos si tal error apareciera en el programa electoral del PP.

Personalmente, y creo que es una opinión compartida por el resto de los palos y por los lectores del blog, estoy deseando conocer las propuestas y las opiniones de este nuevo partido sobre la ciudad, su presente y su futuro, sobre todo porque si las encuestas aciertan están llamados a jugar un papel fundamental en la ciudad, la región y el país. Como no podía ser de otra forma, los comentarios de este post están abiertos a que cualquiera opine, comparta información o me insulte, aunque esto último con moderación, que uno tiene sentimientos. Además, desde ahora mismo invitamos al nuevo SG de Podemos Ávila a participar en nuestra sección “Un café con…”. Pagamos nosotros. Mejor dicho, paga @__Willy_.

*El primer tuit, por cierto, está equivocado pues comparo la participación en las primarias locales de Podemos con la participación a nivel provincial en las primarias regionales del PSOE. En la capital, la participación fue 74,19%, unos puntitos por debajo.

PS.- La foto del punto dedicado a la transparencia no tiene ningún error, está en blanco en el documento original. ¿Una metáfora? Tal vez. ¿Un error de comunicación? Quizá.

A %d blogueros les gusta esto: