“Los otros sueños” (y 2. César Jiménez)

Los días previos a la presentación del documental del que ya hablábamos aquí ayer, los encargados del mismo estaban con la agenda completamente llena. Eso hace que sea doblemente satisfactorio poder tener la siguiente charla con el protagonista: César Jiménez.

cesarj

César Jiménez en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza

Hace unos meses pude recuperar -gracias a mis viejos amigos de Zaragoza Televisión- un reportaje que allí emitimos sobre César. Fue en 2009 cuando pude quedar con él después de un tiempo queriendo entrevistar a mi paisano… y el día que finalmente nos juntamos fue gris: jornada de lluvia y de cierzo como solo Zaragoza sabe brindar. Me quedé con la espinita clavada de poder tener una charla más sosegada, y hablar de lo nuestro, de Ávila.

Así que esta vez, un lustro después, queríamos un huequito sin prisas ni inclemencias, con tranquilidad. Buscamos buena conexión y arrancamos charla/p>

¿Cómo le llega a César la idea del documental?

Por medio de unos amigos me ofrecen la idea de llevar a cabo la idea. Es una productora de aquí, abulense. Muchos amigos han colaborado para entre todos hacer un documental que ha quedado muy bien, la verdad. También con la ayuda de Roberto Ponce que se ha encargado de la prensa y de muchos más que han aportado su granito de arena.

¿Qué es lo primero que vemos en el documental? ¿Por dónde empieza la historia?

La historia arranca contando cómo un niño de barrio humilde logra su objetivo con sacrificio, contar una historia de deporte y de valores. Nuestra idea es que pueda servir a los chicos y chicas de Ávila para que, al igual que cuando yo era niño, tengan sueños y objetivos; y conozcan también todo el esfuerzo que eso supone.

Hay dos vertientes: una primera idea de ofrecer un producto audiovisual sobre mi vida deportiva, y otra sobre el camino de los sueños: la ilusión y el trabajo que conlleva.

Así que empezamos en Ávila…

Desde los inicios, cómo empecé en la Zona Norte, el A.D.E. que era entonces… hay entrevistas con mi entorno: familia, amigos y conocidos.

Luego a manos de Del Bosque

Marché a Madrid, donde Vicente Del Bosque era jefe de cantera. Sale también Celades, con quien tengo una amistad tremenda… o Paco Pavón.

Que también pasó por el Real Zaragoza

Sí, y de Zaragoza por ejemplo pues está Esnáider, que debuté con él y luego fue mi jefe en la Ciudad Deportiva. No me olvido de Michel, el fisio, o de Luis Costa, el jefe de la cantera con el que salto al campo.

Un chico de Ávila que llega al Real Zaragoza. Me interesa saber dónde das tus primeras patadas al balón

Yo soy del barrio Cervantes así que por ahí, la Toledana, San José Obrero…

Pero acabas en la zona norte, en el ADE, en ese campo del Seminario al que había que saltar entre las rocas…

Fue mi primo el causante. Mi primo me inicia…piensa que antes jugábamos a los 10 años, no a los 4 como ahora que hay ya equipos para los niños. En ese tiempo jugabas primero en el barrio. Mi abuela vivía en La Cacharra y yo me iba para allá a jugar. Mi primo ya estaba en el ADE, era más mayor. Así que iba a ver a mi abuela y entrenaba.

¿Quién te echa el ojo para dar el salto a Madrid?

Jugué en el Ávila con Jaime, al que imagino que conoces, y nos fuimos juntos de la mano con el equipo de Castilla y León. Recuerdo que jugamos contra Andalucía, Jaime jugaba muy bien, es muy bueno. De ahí, a través de un ojeador, me ficha el Madrid. Pasé 5 años hasta el B y me fui al filial del Zaragoza.

No es fácil tampoco llegados a ese punto el poder afianzarse en Primera

Estuve primero dos años en el B, luego vino la etapa de Almería,  ya volví a Zaragoza y bueno…llega el momento de la lesión.

[16 de Enero de 2005, la brutal entrada de Figo]

figo

¿Sale Figo en el documental?

Intentamos que estuviera, pero tiene la agenda llena con el tema de la candidatura de la FIFA. Es parte de mi vida deportiva, una parte importante, aunque no sea buena evidentemente. No, no sale, ha sido imposible.

Y ahora el fútbol desde la barrera. Te he visto últimamente en la valla del Adolfo Suárez

Sí, soy socio y voy casi siempre. ¿Cómo lo veo? El último en casa estuvo muy bien, me gustó. Pero ya sabes, el equipo salió tarde, muchos jugadores han ido y venido, ha sido complicado.

¿Tienes amigos por el club?

He hablado con Juanito alguna vez, está Pindado…

Lo digo porque con las dificultades seguro que algún paisano de la parroquia del Adolfo te habrá querido fichar

He estado en prácticamente todos los partidos de casa este año, pero voy como un socio y aficionado más.  Sé que sonó mi nombre en su día, jaja. Es normal, ya se sabe que cuando las cosas no van bien se buscan soluciones, y cuando uno es de casa es normal que acabe saliendo tu nombre.

El futuro a medio plazo, César…

Será algún proyecto relacionado con el fútbol. Pero ahora hasta que no acabe el tema del documental y desconecte unos días (Nota: la conversación fue el martes) no me pondré con ello. Este proyecto ha sido muy chulo, con mucha gente trabajando, con mucho cariño, pero ha sido agotador. Desde la semana que viene a ponerme con todo lo demás.

Quiero terminar César hablando de Ávila. Hemos tenido mejores años en lo deportivo… el Chava, siempre recordado. Tú en Primera División. El voley, Carlos Sastre. Ahora no nos funciona ni lo más modesto

Piensa que son épocas, esto son rachas como las de los delanteros. Lo que tenemos que proponernos es poner sobre la mesa qué es lo que podemos hacer para que los niños y niñas de ahora tengan una oportunidad como la que yo tuve.

Ese es un poco el espíritu del documental

Correcto. Me gustaría hacer todo lo posible para que la gente de Ávila tenga opciones, posibilidades de llegar más lejos. Que se tenga la ilusión, el sueño. Yo hablo siempre de tratar que eso sea una labor de todos, involucrarse.

Gracias César, fuerte abrazo y gracias por esta charla

Un placer, nos vemos por Ávila.

__________

Así es. Quedamos en vernos por las vallas del Adolfo Suárez, o las del Seminario.. o cualquier pista de colegio a las que los abulenses desde pequeñitos saltábamos para echarnos el partidillo de futbito con el sueño de ser un abulense en Primera División. Como César, o como Rubén Peña si todo sigue su buen camino.

“Los otros sueños” (1. El documental)

Hoy contamos la historia de un chico de barrio, un abulense con un objetivo deportivo: ser futbolista. Y lo consiguió: llegó a las categorías inferiores del Real Madrid y de la Selección Española, y posteriormente logró debutar en Primera División con el Real Zaragoza. Su nombre, César Jiménez.

“Los otros sueños” es un documental dirigido por Jesús Del Caso que cuenta la historia de ese pequeño abulense.

Aquí, un adelanto.

CARTEL LOS OTROS SUEÑOS“Los otros sueños” se estrena hoy en Ávila, bajo invitación personal, a las 20:00 en el Palacio Los Serrano, en la plaza de Italia número 1.

Seguro que a muchos les suena la historia, una lesión de rodilla truncó su carrera profesional, pero según cuentan los creadores del documental, con el mismo “se quiere trasmitir no sólo la necesidad de luchar para conseguir una meta, también hacer ver lo importante que es la formación, la capacidad de superación ante la adversidad, y cómo continuar con tu vida cuando todo cambia”.

Como ya se puede ver en el trailer de arriba, cuenta con la participación de Vicente del Bosque, Albert Celades, Santiago Aragón, Juan Eduardo Esnáider, Paco Pavón, profesionales del Real Zaragoza, familiares y amigos de César Jiménez.

Hoy hemos querido tener unas palabras con Jesús del Caso.

Jesús, ¿Cómo y cuándo conoces a César?

Conozco a Cesar desde la infancia, como el jugaba al fútbol en Ávila, nos solíamos enfrentar cada uno en nuestro equipo en cadetes. Él era la referencia ya con15 años, no solo en Ávila sino en Castilla y León. Nosotros no eramos amigos directamente, pero teníamos muchos amigos comunes.

¿Cómo recuerdas el momento de la lesión?

Fue terrible, lo estaba viendo como muchos otros aficionados y en particular como todos los que seguíamos la trayectoria de César. Cuando supimos del alcance de la lesión, creo que a todos se nos puso un nudo en la garganta, sabíamos que nadie le había regalado nada y era injusto que le pasara algo así.

docu_cesar

César Jiménez sujetando la claqueta. Imagen cedida por @DocumentalCesar

¿Con quien te juntas para montar esta idea? ¿Ha sido difícil juntar los medios técnicos, hacer los desplazamientos?

La idea parte también de amigos comunes. Se dan cuenta de que hay una gran historia que contar y saben que hay alguien que puede hacerlo: yo. Soy socio fundador de Tanita Films, productora que hasta la fecha y bajo mi dirección ha firmado varios documentales, spots publicitarios… etc.

http://www.tanitafilms.com y tambien de Cinendigital http://www.cinendigital.com ambas son empresas abulenses aunque con proyección nacional e internacional. Ya hemos rodados en medio mundo y los técnicos tenemos amplia experiencia en cine y tv. El material ha salido todo de ahí.

Hablemos de lo que encontramos en el documental… ¿Ha habido alguien que te haya gustado especialmente recabar y conocer su testimonio?

Me han impresionado mucho todas las personas que han dado su testimonio, me ha impresionado la sencillez de Santi Aragón, Vicente del Bosque irradia sabiduría y tranquilidad, Esnaider pasión… y con Celades y Pavón me pasaría de cañas un fin de semana entero, son gente muy sencilla.

¿Pensásteis en poder hablar con el propio Figo?

Sí, se pensó, aunque no era primordial. Se hicieron algunos contactos a través de Zidane, pero andaba muy liado estos días con su candidatura a la Fifa, lo dejaremos para “Los otros sueños 2”

Gracias y suerte con la presentación.

Aquí estamos para lo que necesitéis.
___

Mañana en Los 4 Palos charlaremos con César Jiménez.

“Poder contra verdad”: una verdad incómoda.

Contamos hoy con un texto que nos hace llegar Miguel Díaz Herrero, su segunda colaboración en este rincón ya que nos habló hace unos meses de su sentido barcelonismo. Si quieres mandarnos la tuya, aquí te decimos cómo hacerlo.

IMG-20140304-WA0000

Supongo que somos muchos aquellos a los que nuestra ciudad de origen nos produce sentimientos encontrados. Está claro que no seríamos quienes somos sin ella. Nuestra tierra es nuestra gente, nuestros amigos, nuestra infancia, el parque donde jugábamos al balón o los paseos con nuestro abuelo de la mano. Y claro, yo también recuerdo pasar de pequeño por la Real Fábrica de Harinas de Ávila (anteriormente Fábrica de Algodón) en largos paseos alrededor de las Murallas, junto al río.

Sin embargo, a los que volvemos a casa por Navidad (o especialmente a nosotros), nuestra ciudad también nos duele. Nos duele a muchos el clientelismo político, esa especie de necesidad de tener que estar siempre a bien con los poderes políticos, económicos y mediáticos, que desgraciadamente se dan tanto la mano, y que en Ávila se palpa en absolutamente todo lo que haces o dices. Por eso era tan necesario, sí, especialmente aquí, un documental como “Poder contra verdad”. Las casi 700 personas que llenaron la sala 1 de los cines Tomás Luis de Victoria el pasado viernes, más las 200 que se quedaron sin entradas, también somos abulenses. La mayoría recordamos el edificio de la Fábrica de Harinas, muchos la vieron funcionando. Algunos querrán ver en este proyecto rencillas políticas, ganas de revancha y de reescribir la historia. “A estas alturas”, veinte años después del derribo de la fábrica, con nocturnidad y, parece que también, con alevosía. Pero para los que estábamos allí, gente de todas las edades e ideologías, ésta no es una cuestión de izquierdas y derechas. Es una cuestión de saber la verdad.

Una verdad que el periodista José Ramón Rebollada quería contarnos y sobre la que se ha estado documentando durante casi seis años, para dar forma a una historia bien contada y construida, apoyada en la narración (especialmente enfática y efectiva la de Eduardo Mayorga) de dos periodistas y del poeta Paco Galán, que recita varios pasajes de “La sombra del ciprés es alargada” de Miguel Delibes, referidos a dicha fábrica. Una narración que nos lleva a finales del siglo XVIII, cuando se construía, al modo neoclásico, la Fábrica de Algodón, una fábrica dividida en plantas que suponía una novedad en la época. De su actividad llegó a depender la quinta parte de la población abulense. En 1984, y justo el día después a que se tramitase un informe para declarar el edificio Bien de Interés Cultural, éste sufre un misterioso incendio, en el que pierde casi todo su techado y planta principal. Desde entonces, comenzaría un incomprensible abandono de la Fábrica por parte de las autoridades municipales, que culminaría con su demolición en 1994 y en 1996. Una demolición a la que se oponían todos los informes técnicos de todos los arquitectos municipales, salvo uno externo que el Ayuntamiento pidió hacer especialmente para la ocasión. Además de los arquitectos, y en contra de lo que aseguraba El Diario de Ávila aquellos días, buena parte de la ciudad también se oponía, con especial hincapié la asociación “Malqueospese la veré”. Estos mantuvieron una reunión de urgencia con el entonces alcalde Ángel Acebes, en la que éste les aseguró entender sus razones, lo que no le impidió ordenar la demolición al día siguiente.

Muy entretenido, no exento de humor y a ratos ciertamente indignante, “Poder contra verdad” es el relato del progresivo abandono y posterior destrucción de uno de los iconos históricos de la ciudad. Porque nuestra ciudad, nuestra historia, no son sólo murallas e iglesias. La Fábrica de Harinas era vestigio de un pasado que para algunos no merecía la pena reivindicar. Un pasado obrero, claro. Criticado por “romper la armonía del lienzo amurallado” por muchos que luego defendieron el pegote de Moneo en la Plaza del Mercado Grande. El documental pone en evidencia cómo nuestros políticos locales llevan décadas escudándose en sus aplastantes mayorías absolutas para seguir creando el aséptico modelo de ciudad que dicta el partido, los constructores y los poderes económicos (que aquí son lo mismo). Para no escuchar, en definitiva, al que disiente, e incluso utilizar la venganza como en el caso de la Fábrica de Harinas. Patético también el relato de los miembros de Celtas Cortos, contando cómo un Concejal de Fiestas de Ávila, un don nadie, vaya, les amenazó (y lo cumplió) con impedir que volvieran a tocar allí en décadas por llevar una simple camiseta de la fábrica en su concierto de 1994. En definitiva, un acto de caciquismo y autoritarismo de los más sangrantes que se recuerdan por aquí. Pero, desgraciadamente, no el único.

Un fin de semana para el recuerdo de la Fábrica de Harinas de Ávila

Fabrica_Harina

Lo bueno se hace esperar y ya había ganas de poder ver en Ávila la película ‘Poder contra verdad’, el documental que cuenta la historia de la desaparecida fábrica de harinas que custodiaba el puente Adaja (ya os hablamos de este proyecto). Ya hay fecha, hora y lugar, pues está programada la proyección de tres pases: vienes 28 de febrero y sábado 1 de marzo a las nueve y media de la noche, y el domingo 2 de marzo a las seis de la tarde en el Cine Tomás Luis de Victoria.

El estreno en tierras abulenses (ya se pudo ver en la SEMINCI) servirá de excusa para que la Asociación Juvenil Claqueta, en colaboración con el equipo promotor de la película, organice unas jornadas culturales en torno a un edificio que se construyó en el siglo XVIII por orden de Carlos III. Además del documental, se podrá ver una exposición compuesta por diferentes piezas relacionadas con la antigua fábrica. Entre ellas, y de forma destacada, hay una maqueta de grandes dimensiones, obra de Paco García, que recrea cómo era el barrio del Arrabal del Puente justo antes de que comenzasen los derribos que hicieron desaparecer la fábrica y todo su entorno.

También se podrá ver una selección de fotografías a través de las cuales se narra la evolución arquitectónica y urbanística que tuvo tanto el edificio principal como su entorno, conjunto que estaba protegido por varias figuras legales que no sirvieron para impedir que la administración pública lo destruyera. Se incluyen otras piezas artísticas de varios autores, todas ellas inspiradas en ese enclave urbanístico de la ciudad que desapareció definitivamente en el mes de marzo del año 1996.

La organización ha fijado un precio de acceso para cada una de las sesiones de cuatro euros, con el único fin de contribuir a financiar los gastos.

A %d blogueros les gusta esto: