¿Dónde vas Real Ávila?

Hay más incógnitas que certezas ante la pregunta que abre este post. Pero antes de hablar del Real Avila permítanme que me desvíe por los cerros de Ulaca para desarrollar otro par de temas relacionados.

Hace unos años estaba en Zaragoza viendo un partido de voleibol. Los maños se jugaban el descenso contra otro equipo. No es cuestión de señalar al muerto, así que digamos que aquel otro equipo estaba ya sentenciado a muerte en los despachos. Gastaba mucho más de lo que tenía pese a lo cual poseía un plantel reforzado para las últimas batallas de la liga. Como era natural, aquel reforzado equipo se llevó la victoria y eludió el descenso en la pista.

Un par de meses después habían desaparecido y con ello el equipo zaragozano volvió a ocupar puesto de Superliga. Algunos entonces se quejaron de que había sido una “permanencia en los despachos”. Y aquello siempre me ha enfadado mucho… ¿acaso la competición no está adulterada si juegas contra equipos más inflados artificialmente que las ruedas de Armstrong mientras tú tienes las cuentas en su sitio? ¿Por qué en el deporte parece haber otras reglas? Lo siento pero me he cansado de sentimentalismos. Ya se llame Deportivo, Betis (ver enlace) o Palencia… si no tienen dinero que desaparezcan y punto. Las sufridas aficiones no tendrán la culpa pero la burbuja del deporte ha de caer. Especialmente la del fútbol. Basta ya de giliflautadas.

Pues no, parece que no. Muy al contrario. El panem et circenses ha de salvarse. Bueno, solo el circenses. Vean.

Suena ridículo pero es cierto. Y va más allá. Lean despacio este enlace: “La Generalitat Club de Fútbol”Destaco este párrafo: “Claro que si no pagaba el Hércules, ¿por qué debería hacerlo el Elche? Los dos préstamos del club ilicitano, por un valor de 14 millones (nueve con la CAM y cinco con el Banco de Valencia), tampoco van a ser devueltos. Tercer club en posesión de la Generalitat: un 40% de los títulos.”

¿A que no adivinan qué equipo está arrasando en Segunda División? ¡Ya está bien! ¡Desaparezcan y punto! Y si tienen que caer 200, que caigan 200. Qué cosa tan vergonzosa. Incluso si el fútbol a ustedes les da igual como deporte espero que compartan la indignación como contribuyentes. Intolerable.

Vamos más cerca. ¿Cuánto debía el Palencia a la hora de desaparecer? ¡1´7 millones de euros! ¡Un equipo en Tercera! ¡Y todavía hicieron plantilla con buenos jugadores para este año! ¿Con qué dinero?  ¿Y cómo va la Cultural en esa pelea?

Del fútbol seamos salvados. “Las deudas del fútbol las paga el espíritu santo”.

Y ahora sí vuelvo al Real Ávila. No para hablar del estado de su deuda, que desconozco. Bueno, es que del actual Real Ávila desconozco todo. Sin Luis Mari Soto no hay periodismo preguntón. Es así, aunque a algunos les cayera mal o yo mismo (que soy su amigo) no comparta todas sus filias y fobias.

¿Sabríamos tan poco del Real Avila si siguiera en activo el bigotes? Feo y lo que quieran, pero no habría tantas cosas en el aire. ¡Cuántas burradas se oyen en la grada y en los bares! Y encima es que tampoco sale nadie a desmentirlo. Se dice que hay jugadores que pagan por jugar y son intocables. ¿Cuánto, cómo? Y ninguna voz autorizada aclara estos temas. La verdad es que yo que soy fiel seguidor encarnado no tengo tampoco mucha idea de quiénes son los que ahora mueven el cotarro. ¿Entrevistas, declaraciones, objetivos, planes? Poco, muy poco se sabe. Lo más ruidoso son ciertas fanfarronadas tuiteras en segundos niveles. Tampoco nadie confirma, desmiente o encauza aquello. Mal. La temporada es un fracaso deportivo. No pasa nada, estas cosas pueden pasar.  Y si el club no debe dinero a día de hoy me doy por satisfecho. La próxima temporada se aprenderá de los errores y se irá para delante. Pero claro, para eso hay que reconocer que ha habido errores. Hay que pensar en el futuro. ¿Alguien lo está haciendo? Puede que sí pero … ¿Alguien ha leído algo? ¿Alguna voz sensata ha salido a la palestra? Hay que recapacitar.

A mi me gusta observar aquí y allá y les quiero enlazar algunos artículos con opiniones diversas. No comparto todo pero son interesantes de leer:

– De “Deportes en Avila”

“Se supone que si ellos se van, tendrán que venir otros de mayor nivel, salvo que se pretenda ahorrar dinero y pasar con más pena que gloria lo que resta de temporada cubriendo las plazas con juveniles. Es una completa incógnita saber hacia donde camina el histórico Real Ávila. Las iniciativas desde el club que contribuyan a fomentar la presencia del club en la sociedad abulense brillan por su ausencia.”

– O lo que pedía Jelko a principio de temporada

“mientras tanto, los aficionados seguimos esperando (Rosendo dixit) un guiño de GDA que nos hable del fútbol abulense, de la cantera, no solo del club, sino provincial, del modelo de gestión, del lugar que los socios vamos a ocupar, en definitiva de sus pretensiones reales.”

– También interesante la opinión de Carlos Jiménez preocupado del silencio…

“Lejos quedan los tiempos en los que más de dos pases seguidos hacia atrás levantaban el murmullo en la vetusta grada del municipal abulense; aquellos donde un empate en casa en Segunda B venía acompañado de golpes en la chapa de Tribuna y el clásico “¡Minguela vete ya!”; o esos donde, tras el pitido final, Anastasio Martín del Río aguantaba de pie de manera estoica los pañuelos blancos que el respetable mostraba hacia el palco porque el equipo deambulaba por mitad de tabla en la división de bronce del fútbol español.”

¿Cuál es mi punto? Que estoy dispuesto a conceder cierto beneficio de la duda a los nuevos gestores. Pensar que si hay poca deuda hay opciones de aprender de los errores. Comprender que lo de traer jugadores jóvenes de fuera y sacarles rentabilidad puede ser una buena idea si se acierta en la elección pero sin descuidar el trato con los valores de la tierra, que son los que hacen afición. Se ha desahuciado a jugadores que hacían equipo y ciudad (ver los resultados del año pasado) y no en todos los casos por temas de dinero. Si viene un holandés tiene que ser mucho mejor que un chico de la Zona Norte y si no estamos perdiendo el tiempo y haciendo el canelo. Me parece bien que se largue a jugadores más ocupados de beber que de jugar, si es que ha sido así. Pero no que no se explique nada, que las voces que parecen autorizadas sean las más “calientes”. Somos un equipo de tercera que ha de construirse desde la humildad y sin prepotencia. Haciendo afición, atrayendo a los pequeños, abriéndose a la sociedad. Hay un clima enrarecido, la afición ha devenido en grupúsculos enfrentados. Somos cuatro y mal avenidos y en vez de unir desde el propio club algunos desunen. Aquí no vale ir de Mourinho y eso no va por Diezma, a quien en principio respeto. El año pasado se hizo muy bien con él, algo bueno tendrá. Hay que reconocérselo también.

Hay que recuperar el orgullo encarnado. Por muy mal que se vaya y por muy secos que seamos los abulenses, cuando hay compromiso y garra se recupera al aficionado. 

“Señores, lo hemos hecho mal. Lo sentimos pero vamos a trabajar para encontrar el buen camino.”

La tensión quedaría rebajada un punto y se acabaría la temporada con dignidad. No hay que permitir que se acabe el curso arrastrándose por los campos y que triunfe la desgana y el desanimo, el todo da igual ya. Queda todavía demasiado.

Y aparte de eso, en el deporte en España, hay que acabar con el lodazal de deudas. Caiga quien caiga. Se desvirtúan competiciones, se inflan precios, salarios. No es justo para nadie. En fútbol y en lo que sea del deporte. Que como nos dejó escrito el Cimbalillo… por aquí todo anda mal.  Es complejo. Los lazos políticos, empresariales, financieros…son muy poderosos en el fútbol. El deporte rey es imperial en tejemanejes. El negocio ha acabado con el sentimentalismo y el que no lo vea es que no entiende la vaina.

Pero en fin, volviendo a nuestra modesta tierra. Que la Virgen de Sonsoles no puede ser la que lleve todo el trabajo. Y que Aupa Ávila y los fútbolistas de Ávila. Y Aupa Rubén Peña, y los guantes de Félix, los driblings de Barrera y los goles de Yeli.

¡Y que a pesar de todo me siga gustando esto del fútbol!

La economía y el dinero Fiat

Hace unos días la cuenta de “elabulaui” en Youtube subió un vídeo/reportaje explicativo hablando del dinero, la economía, la crisis y planteando un modelo alternativo. Es un vídeo largo (media hora) en el que el autor explica su posición y además se moja al final como pocos se atreven a hacerlo hoy en día. El contenido y su mensaje final puede suscitar muy diversas opiniones pero lo que resulta indudable es que se trata de un trabajo valiente, honesto, currado e interesante. Y salido de Ávila para más señas.

Este blog ha querido hacerle unas preguntas al respecto a su creador Pierre Arnaud. Aquí las preguntas/respuestas y el vídeo.

¿Qué te ha llevado a hacer este video?
Creo que carecemos por completo de perspectivas DIDÁCTICAS que expliquen de manera clara algo que, por desgracia, se ha convertido en una trampa para las sociedades: la Economía. La falta de discursos didácticos, a mi entender, viene dada por una flema un tanto egocéntrica por parte de las personas que se dedican a la economía en general. Olvidan —¿deliberadamente?— que el ciudadano normal no tiene por qué saber nada del invento económico. Para hablar con un niño conviene poner tus ojos a su altura… y no pretender que el niño te hable a 1.80m del suelo… ojos con ojos. Es pretencioso y muy poco ético.

¿Por qué ese enfoque?
El análisis de los billetes me pareció importante. Los billetes, como es sabido, son objeto de colección… y, además, son un registro del uso de la moneda de curso legal en un determinado punto del pasado. Son, por tanto, una herramienta estupenda para ver qué pasó en el pasado con la moneda basándose en hechos y no en conjeturas. Todos los billetes fueron de curso legal… por tanto registran el uso del dinero en el momento que les corresponde.
El resto de datos son acontecimientos históricos —como la Conferencia de Bretton Woods, o el Nixon Shock— que forman parte del ADN de nuestra economía… pensar que por ser acontecimientos pasados no tienen repercusión en lo que vivimos ahora mismo es pueril y temerario. Precisamente estamos padeciendo las consecuencias de muchas decisiones del pasado; o identificamos claramente la fuente del problema, o estaremos a merced de mentes criminales una y mil veces.

¿Qué crees que es lo más desconocido del actual sistema moneda-deuda?
Creo que lo más grave de todo es que cualquier persona no tiene muy claro ‘qué es el dinero’… por absurdo y evidente que pueda parecer. Sencillamente es algo que está… y lo usamos… punto. Una vez más y como siempre la clave de todo está en la educación. Teniendo muy claro lo que es el dinero… podríamos saber que HOY una cantidad ‘X’ de dinero ya no representa ese valor… en realidad significa que, en algún punto de la cadena de consumo, en algún eslabón anterior a mi, se debe esa cantidad ‘X’ de dinero. Y esto las personas no se lo plantean así. Las personas piensan que el dinero en sí mismo es un valor… y eso no es cierto, es algo falso.

Otro concepto clave y desconocido en el sistema es ‘la acumulación’. La excesiva acumulación de capital en algún punto de la cadena representa un excesivo endeudamiento en otro punto —este concepto no se podría tener claro sin el anterior—; por ello, para que en este modelo el sistema se mantenga vivo es necesario que el capital circule lo máximo posible por el máximo número de elementos posibles… no debe acumularse en un eslabón de la cadena. La deuda se va acumulando en último caso en el emisor; el capital por su parte se acumula en la estructura que más capacidad tiene para acumularlo. Lo más grave de todo, es que la deuda se hace pagar a la ciudadanía directa e indirectamente. Por tanto en la práctica se fabrica dinero para pagar la deuda que se genera al fabricar dinero… La deuda queda parta todos, y el capital para quien tenga la capacidad de sacarlo y acumularlo fuera del movimiento del sistema; al sacarlo se hace necesario fabricar más dinero… y así sucesivamente.

El sistema se fagocita. Es absurdo. 


¿Piensas que el movimiento 15m ha abierto muchos ojos?
El movimiento 15m ha propiciado un canal de comunicación a los ciudadanos. Quizá no ha abierto los ojos directamente, pero sí indirectamente. La información que por regla general emana de los medios de comunicación actuales suele ser capciosa cuando no abiertamente mal intencionada; los medios de comunicación actuales NO son independientes y eso, por suerte para los ciudadanos, se ha puesto en evidencia a raíz del 15m. Ahora sabemos que conviene aportar nuestro grano de arena individual… y que caiga donde caiga… un grano de arena bienintencionado, por muy pequeño que sea, siempre valdrá más que un bloque sólido de cemento malintencionado.

¿Crees que es factible un cambio del actual sistema monetario hacia algo como lo que propones?
Confío plenamente en que podría funcionar. Pero el cambio no lo veo factible. Con todo… si no establecemos una meta utópica… ¿qué sentido tiene la vida? Y no se trata de hacer filosofía barata… sencillamente no tiene sentido establecer otra meta en el horizonte que no sea la perfecta. Conseguirla… será otra cosa… pero tener claro dónde estamos, qué sucede y hacia dónde queremos ir… ¡es básico!
El problema es que la sociedad está MUY alienada —deliberadamente alienada—… y ha olvidado que pensar es muy necesario. Estamos acostumbrados a la inmediatez más absoluta pero… ¿cómo entender asuntos complejos sin emplear, aunque sea, unos minutos? Me preocupaba la duración del vídeo —28 minutos—… pero decidí no poner límite alguno. Podría haberlo hecho más largo… pero tampoco tenía mucho sentido. Quise ir al turrón y procurar hilar lo más fino posible. Pero claro… procurar hacerlo de manera didáctica y abarcar toda la complejidad de lo que sucede… me llevó 28 minutos. Sea como fuere, es un problema complejísimo; los economistas tratan cualquier planteamiento utópico con la displicencia que les caracteriza… pero son gentes de números y, en general, no se caracterizan por ser creativos… por tanto son ideales para mantener un sistema, pero JAMÁS para cambiarlo o mejorarlo… no se les ocurriría nada mucho más allá del tiesto (hemisferio izquierdo… es lo que tiene).

Creo que el cambio sería perfectamente factible, repito, pero soy pesimista al respecto… el propio sistema es el problema porque se destruye a sí mismo; el cambio implica reformular el modelo que utilizamos para relacionarnos económicamente. Cuando se ha pretendido hacer esto a lo largo de la Historia, el principal enemigo de la ciudadanía siempre es el mismo: una fuerte resistencia por parte de la codicia y avaricia (que nadie se lleve a engaño… estarán más o menos ocultas, pero son las únicas dos cosas que gobiernan cualquier poder). Sea como fuere… conviene entender las cosas… nos ayudará a tener los ojos abiertos.

A %d blogueros les gusta esto: