Un año ha, un año a

¿Tenemos mejor Ávila que hace un año? ¿Tendremos mejor Ávila dentro de un año?

Dibujo extraño que nos ha prestado Google

Dibujo extraño que nos ha prestado Google

Aquí cada uno somos de nuestra padre y nuestra madre, así que a las preguntas de arriba cada uno respondería a su manera. Les invito a hacerlo en nuestros comentarios.

No sé, por mi parte, si tenemos ahora mejor Ávila que hace un año. Desde siempre, cuando estaba un tiempo sin ir a la ciudad, lo interesante era irse fijando en los cambios. Lo que se había abierto, lo que había diferente. Ahora es más fácil darse cuenta de lo que ha cerrado, los carteles de se alquila y el abandono general. ¿O estoy pecando de pesimista una vez más?

En el CIS de mis amigos y familiares, pocas novedades. Alguno más al paro, alguno ha encontrado sitio, casi nadie ha hecho ninguna aventura extraña como cambiar de casa y aquellos que se fueron de España no han vuelto. Policías no hay, los pelicanos industriales están con el coto cerrado. Las luces verdes que haya, que alguna hay porque ha de haberla, me resulta difícil verlas en planos cortos. Vale, tenemos 100 Montaditos. Abriré plano la próxima vez.

Y… ¿el futuro? Lo fácil es decir que aquí siempre todo sigue igual, siempre mandan los mismos, nada cambia. Pero bueno, en el siglo XIV no había coches así que en algo sí que habremos cambiado. Bromas aparte, creo que este año sí habrá cambios. Toda una generación joven se enfrenta a un muro frío. Hay preguntas complejas a las que se dan respuestas fáciles o no se dan respuestas, y si se ofrecen respuestas complejas… ¡ay! eso no lo interesa a nadie. A ver quién está más diestro a la hora de defender lo suyo y lo común, el futuro de la ciudad.

Pero esta vez, pase lo que pase, tengo la sensación de que en un año el panorama será muy diferente. Por lo que habrá sucedido intramuros y lo que habrá sucedido extramuros. Lo que no sé es si será para bien, para mal o para regular. De aquí al próximo verano lo comprobaremos. ¿Cómo lo ven ustedes?

Dos más dos, cuatro

El pasado miércoles dos noticias compartían portada en los medios locales. En Ávilared titulaban así:

NoticiaA NoticiaB

Igual con esos dos titulares nos basta para comentar los datos del paro registrado de nuestra provincia conocidos esta semana. Nos ahorramos unas líneas, unos gráficos de colorines y aspiramos al Premio al Blog Austero 2014. Pero para que no nos acusen de simplistas, demagogos, malos españoles o delaETA; vamos a hacer el recorrido habitual por los citados datos, por sus luces y sus sombras.

Junio2014

Efectivamente, el paro bajó en Ávila durante el mes de junio en 824 personas hasta quedarse en 16807 y acumula cinco meses de bajada consecutivos. Si volvemos la vista un poco más atrás, el paro ha bajado en 1033 personas en un año. Junio es un mes positivo para el empleo y aunque la reducción de este año es inferior a la del año pasado, sigue estando por encima de la media de estos años de crisis.

Parojunio

 

No son malos datos, es verdad, pero tienen las habituales pegas.  La primera, claro, el titular de Ávilared. El paro ha bajado en más de mil personas, pero tiene más que ver con que la gente abandona la provincia o deja de buscar trabajo que con la creación de empleo. El pasado mes de junio acabó con mil parados menos, pero con solo 226 trabajadores afiliados a la Seguridad Social más que el año pasado. El paro baja en todos los sectores, pero la mayor parte del descenso se registra en el sector servicios, lo que nos permite intuir las características y duración de buena parte de esos trabajos. Los contratos indefinidos supusieron durante el pasado mes de junio -ojo al dato, que es un locurón- tan solo un 5,37% de todos los firmados, a pesar de bonificaciones, regalos fiscales, reformas laborales y abaratamientos del despido.

Salimos de la crisis -codazo, codazo, guiño- por la puerta grande.

Es que en Ávila…

Hay una práctica fea en el interné que es el “yoyadije”. Es algo así como las exclusivas del Marca, que durante tres meses te portadean 40 fichajes y cuando se confirma uno te sacan el “Como adelantó Marca…” y se quedan tan panchos.

Está feo pues eso del “yoyadije” pero me voy a marcar uno. Cuando abrimos el blog hace tres años (el sábado soplamos velas) me estrené por aquí aventurando que “Y después de Sastre la nada”. Ahí estamos ya, nadeando. Con Paula Arias dando raquetazos de esperanza desde lo individual, porque lo colectivo da pena. Pena, asco, indignación, enfado. Alguno de esos adjetivos.

Un compañero de los medios me pedía el otro día “Tú que eres de Ávila” si tenía algún contacto de Real Ávila, Obila o “Algún equipo que tengáis por ahí”. Mi cara fue un poema. ¿Contactos? Eh… sí. Pero otra cosa es que cojan el teléfono o tengan algo que decir. El oscurantismo está a nivel Voldemort. Hay presidentes que no deben ser nombrados. O algo así.

Escribo esto en Miércoles, ustedes lo leen en Jueves, y puede que hoy las portadas (no la del Marca, sino las cercanas) traigan novedades, pero mientras tecleo lo único que se sabe es que se pueden estar moviendo cosas pero esas cosas pueden acabar siendo otras cosas o que las cosas no acaben en cosa sino en caso. No sé si me explico.

“Es que en Ávila”
he titulado la entrada porque aquí lo fácil sería culpar al político. Por ejemplo, si uno lee…

“Desciende casi un 45 % desde 2008 el presupuesto municipal destinado al deporte” pero luego acude a la letra pequeña “los 48 euros dedicados al deporte por habitante hacen que Ávila esté por encima de la media nacional que es de 33,02 euros.” .

Así que el problema no está ahí, o no solo ahí si lo prefieren. El problema lo reflejan bien mis apañeros Carlos y Jelko, que siempre son certeros apuntando al deporte abulense.

“Es lamentable la imagen de un club sin dirección, sin nave, sin vigía, sin timonel, sin capitán, sin NADIE al mando. Da la sensación de que desde el momento que dejaron en manos de la plataforma (ya es hora de decirlo, las peñas Siempre Fieles y el Foro No Oficial) ellos abandonaron a su suerte al club, o dicho de otro modo, encargaron amortajar al muerto a los aficionados, que son los que han sacado las castañas del fuego durante estos meses, interviniendo en el club más que los propios propietarios.” (“Un barco sin dirección”)

“El secretismo en torno a un Real Ávila que, a día de hoy, no sabemos si existirá o no la temporada 2014/2015; declaraciones de los responsables del Óbila Club de Basket en las que dejan caer que salir a competir la próxima campaña en Leb Plata o EBA es poco más que una utopía; o noticias de dirigentes, de los pocos que quedan por estos lares, que quieren dar un paso a un lado y no encuentran relevo, caso de Ángel Sastre en la Cultural y Deportiva Cebrereña.” (“Larga travesía por el desierto”).

Cojo prestada una frase de cada uno de los artículos anteriores para cerrar éste. Porque es que en Ávila parece que da igual que todo se muera, también el deporte:

“Que la crisis económica ha influido y ha hecho que ni aquellas empresas que siempre apoyaban puedan hacerlo, también. Que las infraestructuras de las que disponemos frenan a nuestro deporte y a nuestros deportistas, pues quizá.” –> ” Porque no es cierto que a la gente de nuestra ciudad no le guste el futbol o el Real Avila, no le gusta la mediocridad, la desilusión o la falta de perspectiva”.

Es que en Ávila…recogemos los frutos de la división y del pasotismo (*) que sembramos.

(*: En algún momento alguien tendrá que agradecer públicamente las pelotas que han echado este año gente como Albertxo (no ha sido el único pero es al que más conozco) que hacen ver que no a todos en Ávila les da igual que se muera lo suyo).

Las cosas claras

Hay un miedo atroz a comprometerse y la política debería ser compromiso.

Pedro Sánchez Pérez Castejón, Castejón para entendernos, se presentaba por sorpresa ayer en Castilla y León. Tenía curiosidad por ver qué decía. Se repite la idea de que “España necesita un PSOE fuerte” y seguramente sea verdad, así que fui a verle a ver qué se contaba.

A primera vista, un tipo con buena presencia. Alto, guapete, sonriente. Haciéndose fotos y saludando a todos. Un político en campaña, vaya. Le presenta una militante de Palencia, quien señala que allí hay gente de las 9 provincias + 1 (El Bierzo) dando su apoyo al precandidato a la secretaría general socialista. Y, efectivamente, allí en una esquina vislumbro a Yolanda Vázquez. Empieza la presentación con más detalle: Doctor en Económicas (¡bien! no habrá que enseñarle nada en cuatro tardes), habla tres idiomas (¡carajo! ya era hora de algo así), tuvo vida fuera de la política (¡diantres! eso sí resulta fascinante)  y tiene experiencia en la política de verdad, la local (¡guau! parece interesante).

De entrada a mí me tenía ganado…hasta que decidió no mancharse en ningún lodo. ¿Villarrubia y López? Estoy preocupado por la situación en Castilla y León. ¿Si contaré con alguno en mis equipos? Quiero un proyecto de todos. ¿Qué en qué soy mejor que Madina? Voy a recorrer muchos kilómetros para exponer mi proyecto. ¿Mi proyecto? Luchar contra las desigualdades y apostar por la vía federal en el choque de trenes entre el nacionalismo y el inmovilismo de Rajoy. Y repito, no tengo ataduras. Pero…¿va a contar entonces con Óscar López? Ahora mismo soy un militante de base más.

La estrategia de manzanas traigo es muy política, pero seguramente ya no sea la hora de la corrección sino la de cambiar las cosas. Ya se sabe que Don Tancredo de la Moncloa tiene alergia a la confrontación de ideas en público, y que donde esté una buena pantalla de plasma y la recuperación como discurso de gobierno que se quite un debate.  Pero en fin, en el resto de opciones políticas y sobre todo con la que está cayendo, es la hora de dejarse de ser tiquismiquis y hablar claro. Por ejemplo:

- Miren, lo ideal es una república. Pero estamos hechos unos zorros, los catalanes se quieren independizar, en el País Vasco siguen su camino y acabamos de salir de la casi bancarrota. De momento vamos a seguir con los Borbones y cuando escampe abriremos el debate. Pero lo abriremos de verdad, será un compromiso claro.

- Lo de Cataluña no se puede consentir, no así. Tenemos unas leyes y hay que respetarlas. Pero está claro que hay un problema. Ustedes vuelvan al respeto a la ley y hablamos de una consulta, al estilo Escocia.  Yo pongo la pregunta, una de verdad y no la doble de los mundos de yupi europeos chiripitifláuticos.

- Financiación, eliminar diputaciones, reciclar el senado, despolitizar justicia. Ideas y planes sólidos. Quiero hacer esto, esto y esto. Mi diferencia con Madina, con Pablo Iglesias o con Rosa Díez es que yo haré esto y esto y ellos esto otro o no dicen lo que quieren hacer sino todo lo contrario.

O se presentan las cosas claras o el resultado electoral será espeso. No hay que tener miedo a plantear ideas claras como república, escuela laica o lo que uno defienda.  Sean valientes y den pasos claros al frente, vale ya de prudencias y pasos cortitos. Total, mucho peor no pueden ir las encuestas. Ni para PSOE, ni para IU ni para UPyD. Que aquí el que se come la tostada y comenta hasta Juego de Tronos lleva coleta y camino de juego, set y partido.

Hang on

Mariano Rajoy estaba en la SER cuando el Ministerio de Empleo y la Virgen del Rocío hicieron públicos los datos de paro del mes de abril. Evidentemente no era una coincidencia. Como llevaba una semana filtrando todo aquel miembro del gobierno al que se le acercase un micrófono, una grabadora o una oreja; el paro bajo en abril de forma contundente. Más de 111.000 personas dejaron de estar apuntadas en el paro y, lo que se suele considerar más importante, más de 133000 personas empezaron a cotizar a la Seguridad Social. Abril fue el tercer mes consecutivo en el que ambas cifras se tiñeron de verde. Sí, buena parte de la bajada del paro está relacionada con puestos de trabajo temporales en la hostelería para atender la demanda de Semana Santa, pero sin tener en cuenta el efecto calendario, el paro cae en 50000 personas y la afiliación crece en 61000.

ParoAbril

 

En Ávila, el paro baja en 481 personas y la afiliación sube en otras 520. El número de parados se queda en 17988, 1223 menos que el año pasado y 42 menos que en 2012. Atrás quedan años muy duros en los que el paro sumaba casi cuatro mil parados en 12 meses.

Abrilinteranual

Si echamos la vista atrás, el pasado mes de abril ha sido el mejor mes de abril para el empleo de toda la crisis, casi doblando los resultados de 2013 y 2011.

Abrilintermensual

 

Si ampliamos un poco el foco y nos fijamos en el comportamiento del paro a lo largo de los cuatro primeros meses del año, para eliminar el efecto de la luna sobre nuestro laicista calendario, el presente año es el segundo mejor desde 2008, solo por detrás de 2011. Es importante tener esto presente, pues la tenue recuperación de 2011, los famosos brotes verdes que animaron el adelanto electoral, fueron, nunca mejor dicho, flor de un día. ¿Será esta vez igual? No parece, al menos a corto plazo, pero como ya hemos dicho muchas veces, desde un estornudo de Putín hasta un catarro de Draghi, hay cientos de factores que pueden destruir los cimientos de la recuperación

EneroAbrilintermensual

 

Los datos, aunque marcados por la estacionalidad, son buenos. Baja el paro y, lo que es más importante, se comienza a crear empleo. Habrá que esperar a después del verano para ver si la tendencia se consolida, pero de momento llueve menos, algo que es bienvenido cuando estas, cuando estamos, con el agua bastante por encima del cuello. Los peros a los datos vienen por el lado habitual: temporalidad, precariedad y una cada vez más baja tasa de cobertura. En Ávila, menos del 50% de los parados reciben algún tipo de prestación por parte de las administraciones públicas. Por si todo esto fuera poco, los datos de la EPA difundidos una semana antes, dibujan un panorama totalmente distinto. Haríamos bien en evitar triunfalismos, pues necesitamos muchos meses como el pasado para maquillar el fracaso de nuestro modelo económico. Y no hablemos de buscar alternativas, que eso en plena campaña electoral está mal visto.

Mejor ma non troppo

Quizá hayan pensado que me había aburrido de hacer gráficas del paro, o quizá que ahora que los datos empezaban a mejorar escurríamos el bulto y nos apartábamos silenciosamente para no loar los éxitos de Rajoy Trimegisto y su equipo encabezado por la ministra Báñez y la virgen del Rocío. Está más cerca de lo primero que de lo segundo -aquí daremos la cara hasta que nos la partan- aunque la vagancia no es la única explicación. El que esto suscribe ha tenido unos días de asueto y ante esa ausencia prefirió en su momento dejarles un artículo cálido como el Perú que unas frías tablas sobre un tema aún más frío. Pasado ese asueto, y con las pilas más descargadas -uno es de los que siempre necesitan unas vacaciones para recuperarse de las idem- aquí estamos de nuevo, con los datos del paro del mes pasado.

Marzo14

Como seguramente saben, el paro bajó en nuestra provincia en 43 personas, un dato que por sí solo no resulta abrumador, pero que visto en perspectiva es tímido pero positivo: en estos momentos hay en la provincia mil parado menos que el mismo mes de 2013. Además, de comportarse los datos como el año pasado, con bajadas intermensuales del paro hasta agosto, a finales del verano podríamos tener menos parados que hace dos años, cuando cerramos el mes de agosto con 16800 personas en las colas del Ecyl. Con suerte, será una cifra no difícil de alcanzar.

ParoMarzo14

La cruz de los datos, otra vez, es la afiliación a la Seguridad Social. A pesar de la bajada del paro, la variación intermensual de la afiliación es negativa. Es decir, baja el paro pero hay menos gente trabajando. En concreto, 52 personas menos que un mes antes. Respecto al mismo mes de 2013, el número de trabajadores de alta ha aumentado en 164. Si profundizamos un poco más en este dato podemos concluir que casi toda la creación de empleo se ha concentrado en la capital, donde la afiliación ha mejorado en casi 130 personas respecto al año anterior. La estabilización del mercado de trabajo es aún débil y, como ya dijimos meses atrás, un estornudo puede acabar con ella.

ParoMarzo14interaunal

Y si la cruz de los datos es la afiliación, se nos acaban los adjetivos para hablar un mes más de la tasa de cobertura, el porcentaje de parados que están recibiendo algún tipo de prestación, que sigue situada por debajo del 50%. Un drama que no parece tener solución y que oculta tras las frías cifras miles de situaciones extremas. 

El cabo de Hornos

 

Datos referidos a la provincia de Ávila. Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social

No es necesario que les indique que el que estas líneas firma no es precisamente un fanático del actual gobierno, ni de su política económica, ni de las gafas de moderno de Montoro, ni de la sonrisa botulínica y anaranjada de sus ministras, ni del tinte del pelo de Rajoy. Esto no es óbice para que cuando hagan las cosas bien -algún día sucederá, como los relojes rotos que dan la hora bien dos veces al día- se diga entre clarines y timbales, o para traer a estas páginas noticias o datos positivos para nuestra economía, nuestro país, nuestra comunidad de vecinos o nuestra tarjeta de crédito. No somos por este rincón del cuanto peor mejor, ni de los que meten en una esquina de una página par, debajo de un anuncio o de una tabla con el precio del trigo, las noticias que no nos queda más remedio que dar aunque no nos gusten.

Y tras toda esta excusatio non petita, el titular: los datos del paro del pasado mes de febrero son buenos. No son los mejores posibles, a todos nos gustaría hablar de una intensa creación de empleo, de salarios altos y buenos trabajos; pero son buenos. No les niego que esta positividad quizá tenga algo que ver con el abismo del que venimos, con que tras atravesar el desierto hasta la charca más inmunda con el agua más corrupta y fangosa parece un oasis, pero por primera vez parece que, de verdad, se atisban signos positivos, aunque aún huelan mal y estén llenos de sapos, en el mercado laboral. Siguiendo una metáfora de Ángel Laborda, el mercado laboral es como un campo de batalla recién acabada la contienda. Ya no se oyen disparos, ya no hay combate abierto, lo que es sin duda positivo, pero el suelo está lleno de cadáveres y hay que empezar a retirar a los heridos.

PAroenefebre

Datos referidos a la provincia de Ávila. Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social

El paro bajó en febrero en nuestra provincia por primera vez desde 2007, es decir, por primera vez en febrero desde que comenzó la crisis. Descendió en 136 personas, dejando la cifra total en 18512 desempleados, 1084 menos que en febrero del año pasado, y lo hizo en todos los sectores de actividad. Este descenso vino acompañado de un muy leve ascenso del número de cotizantes a la Seguridad Social, exactamente 3 más, aunque las cifras siguen un poquito por debajo de las del año pasado: 27 empleados menos que en febrero de 2013. Además, nuestra provincia es la que mejor se comporta de la comunidad, en la que más ha caído el paro respecto al año pasado y en la que menos han caído los afiliados a la Seguridad Social. Se firmaron más contratos que el año pasado y se firmaron más contratos indefinidos, en concreto 186 (felicidades a los agraciados). El dato negativo viene por el lado de las prestaciones por desempleo, cuya cuantía media es la quinta más reducida del país, y que llegan a menos de la mitad de los parados de la provincia, una tasa de cobertura también entre las peores del país y que oculta tras los fríos datos situaciones dramáticas y a las que el leve consuelo de la tímida recuperación les sirve para poco.

PAroenefebre

Datos referidos a la provincia de Ávila. Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social

¿Y el futuro? Hay análisis y previsiones para todos los gustos. Los más prudentes hablan de un leve y regular descenso del paro a lo largo de todo el año, que nos alejaría de la cifra de los cinco millones de parados registrados pero que no nos permitiría hablar de verdadera recuperación económica y que enquistaría uno de nuestros principales problemas: el paro de larga duración. A este ritmo, tardaríamos cerca de 10 años en recuperar el nivel de afiliados a la Seguridad Social previo a la crisis. Otros, los más optimistas, afirman que una vez detenida la caída, la recuperación sorprenderá a propios y extraños. El crecimiento, según estos, permitiría al gobierno suavizar los ajustes y dejar de destruir empleo público, mientras que el sector privado, tras años de despidos, aprovechará cualquier atisbo de crecimiento para ampliar sus muy menguadas plantillas. Los más pesimistas afirman que todo esto no es más que un espejismo, que aún queda mucho para hablar de algo parecido a la recuperación y que cualquier susto a nivel internacional -un saludo a Putin- podría devolvernos a la senda bajista. Esperemos, por el bien de todos, que hasta los optimistas se queden cortos.

La fruta madura

¿Y si al final Mariano tuviera razón?

¿Y si en España todo era cuestión de aguantar y que las crisis pasaran? Subir impuestos y dejar al tiempo hacer. Y que lo del 15M pasara, y lo de la prima de riesgo pasara,  y lo de Barcenas dejara de ser portada, y lo de la monarquía dejara de sorprender y Montoro mediante sigo adelante.

Lo llaman arriolismo, por el consorte de Celia Villalobos. Así lo define Juliana

“El arriolismo es un marinero tumbado en una litera, observando como una mujer oriental, Flor de Loto, enciende la pipa de opio. El marinero expira e inspira y de golpe el mundo se detiene y todo lo malo que aparece en las encuestas es un lío que se va desvaneciendo.”

Un experto en medir los tiempos dicen de Rajoy los que ven su botella medio llena. Lo dicen ahora, que Mariano se ha pegado algún que otro batacazo electoral – arriolismo mediante – y por entonces no se le tenía por tan buen relojero. El caso es que para cuando lleguen las elecciones, los peores momentos de la crisis habrán pasado. Sí, hay protesta social. Sí, lo de Barcenas sigue ahí. Sí, lo de los bancos sigue sin cerrarse con preferentes y otros pufos. Pero España se mueve, como una tortuguita pero se mueve… y ya es más la tortuga que el cangrejo.

Así que salen las encuestas y el PP sigue arriba para las europeas – punto importante en el camino – y los nuevos partidos tampoco hacen tanta pupa. VOX quita uno o ninguno, UPyD y Ciudadanos siguen sin quererse y entre los dos hacen daño pero menos que IU, que a su vez le rasca al inoperante PSOE lo suficiente para impedir una victoria moral – o algo así – de los rubalcábidos.

Vamos, que ni tan mal.

Y sí, puede que si todo sigue así los resultados de las elecciones generales en un par de años nos conviertan en una especie de Italia…pero hasta entonces hay mucha partida por jugar, y se supone que la economía irá dando un respiro. Con unos gráficos en el debate televisivo de que vamos a mejor y con un poco de suerte veremos de nuevo al balcón de Génova celebrarlo.

Y si al final… después de toda esta crisis y con todos los que pensábamos que tal vez – ojalá – se iba a cambiar España entera… ¿y si al final no cambia nada?

Hace una temporada escribía sobre el riesgo de tener una recuperación económica sin haber aprobado ninguna de las reformas que la economía necesita. En el sistema político, sin nadie lo remedia, vamos camino de algo parecido; incluso si UPyD e IU sacan un resultado excepcional, es difícil imaginar una mayoría social reformista estable sin la participación de uno de los grandes partidos. Lo aterrador de esta crisis no es su profundidad; lo que realmente da miedo es el riesgo de salir de ella sin haber cambiado apenas nada.
(Roger Senserrich – Politikon)

¿Qué quedará de los movimientos sociales, los intentos de participación, las protestas, las mareas multicolores?

Y, sin embargo, sí que hay algo que va a hacer tambalear los cimientos y que hace que el resto de discusiones estén bien, pero queden incompletas. Lo que sí puede cambiar el modelo es Cataluña. No hablemos por un momento de si los nacionalismo son buenos o malos, de si Artur es Moisés o si se le vendrá el Nilo encima.  La solución al dilema catalán, da igual quiénes sean los buenos o los malos, traerá cambios de algún tipo ya sea independencia, reforma constitucional u otros escenarios complicados.

Eso parece al menos. El partido de si España cambiará mucho o poco se va a jugar en Cataluña… y está la duda de si Rajoy es muy listo o muy tonto. Si es un pusilánime o si también les va dejando caer cual fruta madura. Es un debate interesante, como lo era si Zapatero era bambi o un peligroso escrutador de nubes . Si leen su libro de memorias – ya les adelanto tras hacer una  rápida lectura vertical – se quedarán con la misma duda.

Y con Mariano… es parecido. Viendo lo que le ha pasado a Pedro J y lo que se insinúa con El País, habrá que pensar que hace algo más que leer el Marca.

2014 va a ser un año muy interesante desde el prisma político y los movimientos del poder.

Datos de paro para las dos Españas (Enero 2014)

Es importante estar a la moda, no quedarse descolgado de las tendencias triunfantes en la sociedad. Sentirse parte de la cresta de la ola mejora la autoestima, reconforta, fortalece el pelo e hidrata la piel. Yo nunca he seguido con mucha atención las tendencias -lo que se nota en mi piel y en mi pelo, nivel “Jungla de Cristal I” en la escala Bruce Willis de la alopecia- pero esta vez voy a hacer un esfuerzo por adaptarme. Ahora la moda es ser positivo, sonreir y verlo todo color de rosa, o al menos eso dice el PP, el Banco Santander, Coca-Cola, el BBVA, y el amigo ese del señor Juan Luis del Pozo. Así que lo que toca es leer los datos del paro haciendo hincapié en lo positivo, lo bonito, lo bueno, los brotes verdes. Pero como en el fondo soy un antiguo que no lleva barba por moda si no por vaguería, me resisto a quedarme solo con lo positivo. Hoy los datos del paro van a contentar a las dos Españas y a las dos Ávilas.

Los datos del paro para los que se abonan a abonar los brotes verdes en la esperanza de un mañana próspero y cercano.

ParoEnero

Es verdad que el paro aumentó en enero en 550 personas en nuestra provincia, pero hay dos datos que no se deben olvidar: que es el menor aumento del paro desde 2008 y que hay menos parados que hace un año, en concreto 546 menos. Esto, sin duda, nos habla de un cambio de tendencia en nuestro mercado laboral. Se ha parado la destrucción de empleo y ahora, gracias a la reforma laboral, se empezará a crear empleo con unas décimas de crecimiento. Sí, empleo precario, basura o de mierda, pero empleo al fin y al cabo. Esta tendencia ya es visible a nivel nacional, donde desestacionalizados los datos, el paro cae durante enero por sexto mes consecutivo y la afiliación a la Seguridad Social crece por quinto mes consecutivo. Hemos salido de la recesión y lo peor de la crisis ha pasado. Seguramente a lo largo del año España crecerá algo más de un 1% (si no explota algún país en el futuro cercano) y se crearán en torno a los 200.000 empleos. Son pocos con casi cinco millones de parados, pero por algo se empieza. Y en Ávila este año y el que viene tenemos la celebración del centenario de la Santa y contamos con la declaración de la Semana Santa como fiesta de Interés Turístico Internacional. Casi ná.

Los datos del paro para los haters, malos españoles, malos abulenses, socialistas, rojos, seguidores de Rubalcaba y, en general, gente que estaría mejor callada.

Nada de lo dicho antes es mentira, pero quedarnos solo con eso sería mirar la realidad de una forma sesgada. Es verdad que es el menor crecimiento del paro un mes de enero desde que empezó la crisis, y que el paro baja respecto al año pasado, pero nada de eso quiere decir que se cree empleo. En Ávila la afiliación a la Seguridad Social cayó durante enero en 719 personas y el dato es peor que el año pasado: hay 319 afiliados menos que en enero de 2013 y 3396 menos que hace dos años. Se destruye menos empleo, pero se sigue destruyendo. Además, de todos los contratos firmados menos de un 8% son indefinidos. Y el dato más dramático de todos: de los 18648 parados, solo 8953 están recibiendo algún tipo de prestación de desempleo, menos del 48%, y la cuantía media de las prestaciones (743€) es la segunda más baja de toda España. A toda esta gente eso de que lo peor ha pasado le sonará a humor negro.

Y no solo es que la situación de Ávila sea mala, es que es la provincia de la comunidad birregional y conjuntiva (Castilla y León) dónde más ha empeorado el empleo durante la crisis.

EPACyL

Al parecer, o la mediación de Santa Teresa llega con interferencias, o hay santos con más mano en las cifras de desempleo.

Haters

No puedes negar la tormenta si estás bajo el chaparrón.

En eso llevo pensando desde que el otro día publicó Willy por aquí su “seamos optimistas”. Llevamos una serie de entradas grises, del tiempo, como si el año de la recuperación nos hubiera pillado todavía con niebla. Y es que la luz debe estar ahí al fondo pero sus fotones ni son raudos ni calientan mucho por estos lares.

Veintitantos por ciento de paro, farolas sin luz, establecimientos que cierran, otros que no llegan, las promociones policiales no son lo que fueron, los clubes no tienen dinero, la gente no participa en los actos culturales todo lo que debería. Ves a la gente en la cabalgata y te preguntas dónde están el resto del año. Somos unos jeiters.

Se nos acusa de formar parte del bando perdedor, toma nísperos, cuando si Ávila va mal perdemos todos. Y no veo fácil solución. Si pienso en una decena de buenas cabezas que pudieran ponerse al frente de la ciudad y de la provincia no creo que tuvieran tampoco la varita mágica. ¿Con qué industria creamos empleo? ¿Cómo hacemos que la ciudad fluya, que haya vida y futuro?

Voy a dar por bueno que 2015 pueda ser un año mejor con Las Edades, la intercesión de la Santa, los voluntarios (no quiero ser tan jeiter como Willy en eso) y que incluso viniera el Papa y la Muralla viviera un “Juan Pablo II te quiere todo el mundo” versión extendida. Y que mucha, mucha gente acudiera a nuestra Semana Santa porque nos han dado un reconocimiento a mayores. Ojalá.

Quiero ser optimista, pero seguimos necesitando un plan. Millones, inversiones, que Ávila también exista. Que se acuerden de nosotros pero no para que nos caigan diputados cuneros sino para recibir proyectos. Que seamos los grandes beneficiados del Espanya ens roba porque quienes tienen más han de procurar que se levanten los que tienen menos. Y que esos dineros, inversiones y proyectos llegaran a Ávila y se tradujeran en empleo y futuro y no en inflamiento de bolsillos de las gabardinas habituales. Y que hubiese una oposición fuerte y no lo que aquí tenemos. Una alternativa creíble que apretara e hiciera mejores a los que mandan.

Estamos peor comunicados que las ciudades del entorno. Perdemos conexiones y las seguiremos perdiendo. El Prado y todo lo que supuestamente iba a generar también lo tenemos diferido en la caja B. Estamos deprimidos y si hay un motivo para la esperanza escríbanlo que lo compro.

Quiero que mi Ávila esté mejor. Estoy dispuesto a creer que podemos crecer porque de verdad lo quiero, y si hay algo que no estoy viendo, si estoy siendo pesimista sin motivo, pónganlo en comentarios.

No, no quiero ser un hater. No quiero participar en el blog de pitufo gruñon. Ojalá en cinco años tengamos que decir…

“Pues sí, estábamos equivocados: Nos va de puta madre.”

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.164 seguidores

%d personas les gusta esto: