“En tus heridas”

“Novela romántica”. Y escrita en Ávila.  Cuando mi compañera periodista Paula Velasco me comentó que iba a sacar un libro me picó de inmediato la curiosidad, interés que fue en aumento al conocer la temática. El libro ya es una realidad y promete ser “de fácil lectura y entretenido”. Lleva por título “En tus heridas” y consta de 280 páginas.

Foto Autor

Paula Velasco “En tus heridas”

Paula Velasco se lanza a la escritura con esta novela que pertenece a la serie “Ángeles Guardianes”. Aunque en un futuro está previsto que incluya más de un libro, cada uno de ellos se podrá leer de manera independiente “ya que versan sobre distintos personajes, cada cual con su propia historia”.

Velasco se confiesa “apasionada de las novelas en general, y de este género en particular”, aunque también le pirran las historias de ambiente medieval, “sobre todo escocesas”.

Aunque para su obra haya preferido escoger una temática actual, la historia se desarrolla de hecho en Edimburgo. Eso sí, “la protagonista tiene raíces abulenses y madrileñas”, y mezcla la historia de amor de los dos personajes “con subtramas y momentos de todo tipo; tensos, divertidos, tiernos o distendidos”.

¿Dónde hacerse con la obra? Se puede preguntar por ejemplares en Medrano, Senen, Letras, Ópalo, Adolma, Atenea y Borrajatos. Además, “En tus heridas” también está disponible en Fénix (Avenida de Juan Pablo II, 22), Notas (Nuestra Sra. Sonsoles, 81), Parapertxo (Rodriguez Sahagún, junto a Mercadona) y DTINTA (C/ Valladolid 17).
Presentacio¦ün1
Muchos conocerán a la autora, mujer de amplia sonrisa y trato agradable. Para los que no, hay que contar que Paula Velasco nació en Ávila, es licenciada en Comunicación Audiovisual y ha realizado estudios de postgrado en la especialidad de cine. En su labor profesional pasó por Radio Nacional de España, Televisión Ávila, Punto Radio Ávila y Radiotelevisión Castilla y León.

Le preguntamos a Paula por la intrigante y bella portada. “Era una idea que tenía en mente y han respetado todas mis ideas y sugerencias sin cambiar nada. El corazón indica quizá que es novela romántica, al igual q la letra “I” en rosa. De esta manera una lectora habituada al género sabrá distinguirlo”.

Y ese corazón de arena… “arena algo desperdigada porque, al igual que el corazón del protagonista masculino, la chica tendrá que recomponerlo de las heridas que arrastra, morales, desde un accidente de moto en el que resultó muerto su mejor amigo”.

“¿Podrá la fuerza de sus sentimientos imponerse a sus miedos?” pregunta la solapa de la obra. Nos acercamos al día 23 y no hay mejor idea que regalar un libro. Y si es de una abulense, mejor que mejor. De momento, la autora promete estar ese día firmando ejemplares en nuestra ciudad amurallada. En su página de Facebook se puede encontrar más información.

¡Suerte Paula!

El hundimiento

Bruno Ganz, el protagonista de la película que presta su título a este post, ha pasado a la historia del cine por reencarnar como pocos lo han hecho los últimos momentos de Adolf Hitler y del régimen nazi. En uno de esos giros tan propios de la postmodernidad fluida en que vivimos, Bruno Ganz forma parte también a la historia de internet. La escena en la que Hitler, al borde del síncope, descubre cómo todo está a punto de derrumbarse sobre su búnker ha servido de base para uno de los memes con más éxito de la red: “Hitler se entera de…”. Una búsqueda rápida en Google nos devuelve casi medio millón de resultados. Hitler se entera de la muerte de Michael Jackson, Hitler se entera de que van a cobrar las bolsas de plástico en el súper, Hitler se entera de que va a llover en Semana Santa, incluso hay un vídeo en el que Hitler se entera, con el rostro desencajado, de los vídeos de Hitler se entera. Si Ávila fuese una ciudad smart de verdad Hitler habría comentado todo el Centenario de la Santa. ¿Por qué no tenemos un Hitler se entera de que no viene el papa?

Dejando esto a un lado, el título de la entrada se podría aplicar en la actualidad a varios procesos, desde el hundimiento de Rodrigo Rato -de mejor ministro de Economía de la Historia a “ese señor del que usted me habla”- al hundimiento de UPyD, cual Titanic, con Rosa Díez atrincherada en la sala del timón para que nadie pueda quitarle el placer de decidir en qué parte del fondo del mar deposita su buque. Comentan los entendidos que la situación en UPyD CyL es terminal y que Caronte ya los tiene apuntados en su lista de pasajeros.

Pero si solo pudiésemos aplicar el título de la entrada, por cosas del marketing o de la propiedad intelectual, a una cosa, a un único irse a hacer gárgaras, el hundimiento del PSOE de Ávila brilla con luz propia y cegadora. La implosión, la gestora, el retraso de las primarias, las primarias, la lista, el número dos de la lista, la cabeza de la ganadora de las primarias en una pica… Incluso contamos con artistas invitados de talla mundial como Beatriz Talegón. El último capítulo, de momento, de este entuerto con ritmo de charanga ha tenido lugar esta semana, cuando la excandidata socialista y aún concejal Manoli Prieto acusaba a su partido de fraude y a su compañera y ahora candidata Yolanda Vázquez de tener “un ansia de poder sin límites”. También dejaba caer que igual encabezaba la lista de otro partido, Ahora Decide, una formación que está formada por disidentes socialista zamoranos, según el Diario de Ávila. El partido, que aparece inscrito en el Ministerio del Interior con fecha 12 de marzo de este año, ya ha presentado su candidatura en algunos municipios, como la capital zamorana y Benavente.

En la misma rueda de prensa en la que Manoli Prieto decía todo esto -lo del fraude, que la candidata es una trepa y que igual se presenta bajo otras siglas- afirmaba que no lleva su caso a los tribunales para no hacer daño al que todavía es su partido y no dejar “la imagen del PSOE por los suelos”. Tal afirmación solo habría ganado credibilidad de haberla hecho mientras sostenía un machete ensangrentado, un muñeco de vudú con la cara de Pedro Sánchez con cuatro docenas de alfileres clavados en sus partes o tras invitar a los periodistas a presenciar la quema de un pelele con la cara de Yolanda Vázquez.

Y todo esto a un mes de las elecciones ¿Será Ávila la primera capital española en la que el PSOE no obtenga ni un solo concejal? ¿Hacemos un Hitler se entera de los resultados en las municipales del PSOE de Ávila?

“Los otros sueños” (1. El documental)

Hoy contamos la historia de un chico de barrio, un abulense con un objetivo deportivo: ser futbolista. Y lo consiguió: llegó a las categorías inferiores del Real Madrid y de la Selección Española, y posteriormente logró debutar en Primera División con el Real Zaragoza. Su nombre, César Jiménez.

“Los otros sueños” es un documental dirigido por Jesús Del Caso que cuenta la historia de ese pequeño abulense.

Aquí, un adelanto.

CARTEL LOS OTROS SUEÑOS“Los otros sueños” se estrena hoy en Ávila, bajo invitación personal, a las 20:00 en el Palacio Los Serrano, en la plaza de Italia número 1.

Seguro que a muchos les suena la historia, una lesión de rodilla truncó su carrera profesional, pero según cuentan los creadores del documental, con el mismo “se quiere trasmitir no sólo la necesidad de luchar para conseguir una meta, también hacer ver lo importante que es la formación, la capacidad de superación ante la adversidad, y cómo continuar con tu vida cuando todo cambia”.

Como ya se puede ver en el trailer de arriba, cuenta con la participación de Vicente del Bosque, Albert Celades, Santiago Aragón, Juan Eduardo Esnáider, Paco Pavón, profesionales del Real Zaragoza, familiares y amigos de César Jiménez.

Hoy hemos querido tener unas palabras con Jesús del Caso.

Jesús, ¿Cómo y cuándo conoces a César?

Conozco a Cesar desde la infancia, como el jugaba al fútbol en Ávila, nos solíamos enfrentar cada uno en nuestro equipo en cadetes. Él era la referencia ya con15 años, no solo en Ávila sino en Castilla y León. Nosotros no eramos amigos directamente, pero teníamos muchos amigos comunes.

¿Cómo recuerdas el momento de la lesión?

Fue terrible, lo estaba viendo como muchos otros aficionados y en particular como todos los que seguíamos la trayectoria de César. Cuando supimos del alcance de la lesión, creo que a todos se nos puso un nudo en la garganta, sabíamos que nadie le había regalado nada y era injusto que le pasara algo así.

docu_cesar

César Jiménez sujetando la claqueta. Imagen cedida por @DocumentalCesar

¿Con quien te juntas para montar esta idea? ¿Ha sido difícil juntar los medios técnicos, hacer los desplazamientos?

La idea parte también de amigos comunes. Se dan cuenta de que hay una gran historia que contar y saben que hay alguien que puede hacerlo: yo. Soy socio fundador de Tanita Films, productora que hasta la fecha y bajo mi dirección ha firmado varios documentales, spots publicitarios… etc.

http://www.tanitafilms.com y tambien de Cinendigital http://www.cinendigital.com ambas son empresas abulenses aunque con proyección nacional e internacional. Ya hemos rodados en medio mundo y los técnicos tenemos amplia experiencia en cine y tv. El material ha salido todo de ahí.

Hablemos de lo que encontramos en el documental… ¿Ha habido alguien que te haya gustado especialmente recabar y conocer su testimonio?

Me han impresionado mucho todas las personas que han dado su testimonio, me ha impresionado la sencillez de Santi Aragón, Vicente del Bosque irradia sabiduría y tranquilidad, Esnaider pasión… y con Celades y Pavón me pasaría de cañas un fin de semana entero, son gente muy sencilla.

¿Pensásteis en poder hablar con el propio Figo?

Sí, se pensó, aunque no era primordial. Se hicieron algunos contactos a través de Zidane, pero andaba muy liado estos días con su candidatura a la Fifa, lo dejaremos para “Los otros sueños 2″

Gracias y suerte con la presentación.

Aquí estamos para lo que necesitéis.
___

Mañana en Los 4 Palos charlaremos con César Jiménez.

Ni tan mal

Hablaba ayer Rubén por estas líneas de las cada vez más próximas elecciones y de la influencia que tendrá, entre otras cosas, lo que suceda en Madrid y alrededores en los resultados electorales de nuestra ciudad y región. Tiene razón Rubén en todo lo que dice, es un chico leído e incluso escrito; buena parte de los votos que flotan aún en el limbo de la indecisión terminarán en una urna u otra por factores externos a nuestros páramos. Por ejemplo, los votos que va a perder UPyD en la ciudad están más relacionados con lo que pasa en la cabeza de Rosa Díez que con la tarea realizada los últimos cuatro años por el grupo municipal del partido magenta.

Otro de los factores a tener en cuenta de cara a las elecciones será la economía, en especial su efecto más visible sobre la vida diaria de los ciudadanos: las subidas y bajadas del número de parados. Una mejora de este indicador puede mejorar las perspectivas electorales del partido en el poder, rebajar en parte el cabreo generalizado de la población y reducir la fuerza motora de las nuevas formaciones que cabalgan, en parte, a lomos de esa desafección. En nuestro territorio quizá esto tenga un menor peso -por aquello de que son niveles de decisión distinto, el tirón del candidato, etc.-, pero sin duda será un factor más en la cabeza de los votantes.

Durante el pasado mes de marzo, el paro volvió a bajar en nuestra provincia. 261 parados menos que dejan la cifra total de desempleados inscritos en los servicios públicos de empleo en 17023. Hay menos parados que el año pasado, menos también que en 2013 y en 2012. Estamos, más o menos, donde Rajoy nos recogió, solo que cuatro años después.

marzo2015

El dato del mes pasado fue bastante bueno, aunque no tan único y extraordinario como el registrado a nivel nacional. El paro bajó en todos los sectores, exceptuando el colectivo sin empleo anterior, y lo hizo especialmente en el sector servicios, como viene siendo habitual. Si comparamos el dato con el de pasados años podemos comprobar como en 2011, durante la fase de la crisis conocida como la de los brotes verdes, el descenso fue considerablemente mayor. Por fortuna, esta vez parece que la tendencia a la baja del desempleo está más consolidada que entonces. Las raíces vigorosas del BCE, ya saben.

intermensual

Comparando nuestra provincia con las vecinas de nuestra comunidad birregional y conjuntiva, Ávila es la que registra un menor aumento de los cotizantes a la seguridad social y la tercera en la que menos cae el paro durante el mes de marzo. Si extendemos la comparación a lo que va de año, Ávila está en la zona media de la tabla. Mejor que Segovia, donde el paro ha crecido desde diciembre, pero peor que Palencia, donde el paro ha caído más de un tres por ciento desde que empezó el año.

CyL

Con todo, lo peor es que más del 55% de los parados de la provincia no cobran ningún tipo de prestación de desempleo.

coberturaSobre los habituales peros en torno a la creación de empleo poco hay que añadir. El empleo que se crea es temporal, precario y mal pagado. Es decir, exactamente igual que siempre.

Los amigos de Madrí

Cuando estábamos en plena jornada de reflexión para las europeas -por cierto, habrá algún día que acabar con esa atuntería de la jornada de reflexión o con la de no poder publicar encuestas en los últimos días- paseé por la Gran Vía de Madrí. Había quedado con un par de amigos del mundo comunicativo/educacional: uno habitaba por “Gran Vía 32″ y otro ejercía de profesor en una de esas facultades de las que salen los rojos como si fuera la factoría Mordor de Saruman. El caso es que estaba la arteria madrileña llena de carteles y paradas de autobús con la foto-pitufo de Cañete y otras de Elena Valenciano… y en alguna pared, medio arrancadas, se veían carteles de cuatro duros sobre la nueva formación esa, “Podemos”. Salían en ella, cual fotomatón, los ahora presumiblemente pronto ex-eurodiputados del partido.

Escribí un whats’app a ambos:

“Vosotros que sabéis de esto… ¿los de Podemos van a salir? Los de la foto del Coletas digo. Porque si veis las intenciones de voto de las encuestas podrían ir más fuertes de lo que pensamos”.

Ahora lo suyo es que les dijera que me contestaron que sí, que iban a ser la sorpresa. Pero no, no fue eso lo que me dijeron sino: “si acaso sacarán dos como mucho”. Vamos, que no acertó nadie aquello. O casi nadie.

Lo que sí acertamos por este humilde blog fue a decir que lo de la efectividad de las campañas tradicionales estaba muy en cuestión. Escribía por aquí, una semana antes del gran zasca electoral…

¿Y las redes sociales? Podemos – o Pablemos – cada vez tiene mejor pinta en número de apoyos de cara a las Europeas. Pero… ¿ha sido por la presencia televisiva de su líder o por la acción política en canales más novedosos? ¿Hasta donde es eficaz estar presente en redes sociales, cuántos apoyos da y cuántos quita?

¿Sigue siendo la mejor forma de conseguir votos la de patear pueblos y hablar con los paisanos puerta a puerta? ¿Os gusta recibir en el correo convencional el sobre electoral con la papeleta, y una carta de los candidatos? A mi casa en particular, por ejemplo, ha llegado una carta de Cañete/Rajoy y una de Sosa Wagner.

O… ¿es directamente inútil todo esfuerzo en estos 15 días y la partida ya estaba echada de antes?”

Y aquí estamos otra vez. Los sondeos, en Andalucía, han acertado bastante más que en las últimas citas. Parece que las cocinas van “calando” las respuestas de los encuestados. Ayer en nuestro terruño salió una primera encuesta de las que se nos avecinan. El PP estaría cerca de la mayoría absoluta, pero no está garantizada. En Ávila, Podemos y Ciudadanos obtendrían procurador a las Cortes arrebatando ambos uno cada uno al PP. El PSOE, según Sigma 2, a nivel provincial aguantaría en Ávila. En esto, como en las europeas, puede que haya sorpresas en cualquiera de las direcciones posibles.

Y luego está el tema de las municipales. Ha habido un debate realmente interesante en los comentarios de la entrada “Lo nuevo” al respecto de Trato Ciudadano. Les invito a leerlo.

Pero este blog u otros, por mucho que nos quieran callados las fuerzas políticas de la ciudad, no tiene un tirón realmente apreciable en la sociedad. Los debates que aquí tengamos podrán tener una cierta influencia pero será realmente escasa. En el votante de Duruelo, en la empadronada en Piedralaves y el habitante más oriental de Peguerinos es donde se van a jugar las autonómicas. En el señor que juega al mus en el centro social, en el mozo que ha pateado las calles de La Cacharra, en la autónoma que malvive para mantener su casa en la Toledana y en la pareja joven que habita junto a las rotondas inhumanas de la avenida de los derechos humanos… en esos -que no leen este blog- es donde Trato, el PSOE, Ciudadanos, IU y Ahora Aquí Juntos Podemos Decidir y sus variantes se juegan la tostada.

Mucho va a depender de los amigos de Madrí. No de los míos, que ya está demostrado su olfato político. Mucho va a depender de Rivera, Pablo Iglesias y Rosa Díez, me refiero. Porque esos 10 procuradores que Sigma 2 da a Ciudadanos o Podemos en las Cortes Autonómicas, o el 0 magenta, son por Rivera, Pablo Iglesias y Díez y no por lo poco que han dicho Luis Fuentes, Pablo Fernández o Rafael Delgado. Que a lo mejor no han dicho poco, pero no los conoce nadie.

Es decir, que está todo por trabajar y por decidir. Porque el voto va a depender mucho del recuerdo y de la simpatía, pero lo que decantará la balanza será un detalle final. Dicen que Pablo Iglesias ha estado un rato sin salir de la cueva porque la sobre-exposición les estaba perjudicando. Todos tendrán que salir de sus respectivas cuevas… pero ¿cuánto será bueno y cuánto será malo? ¿Habrá que esconder las siglas? ¿Será mejor que el candidato exhiba sonrisa en el cartel o que ponga gesto serio? ¿Será mejor directamente no poner cartel? ¿Pondrá Ciudadanos a Luis Fuentes con Rivera como UPyD ponía a Sosa con -lo que es la vida- Rosa Díez?

La campaña empezó ya, y algunos de momento llevan rumbo al desastre y otros tienen viento a favor pero lo van a perder. Hay uno que parece que lo tiene claro, y ese es Juan Vicente Herrera (no tanto alguno de sus grandes espadas). De momento, y esto es sólo mi opinión, es el que mejor lo está haciendo a nivel CyL.

¿Y en Ávila? Nadie. Aún nadie. Y con la ventana tan abierta sí hay una cosa clara: hacer lo de siempre no va a funcionar. 

Tic, tac.

Lo nuevo

13850705454_abcf83f0fd_z

Me declaro admirador absoluto de las películas de Indiana Jones, de Star Wars y de Star Trek. De todas y cada una de ellas. Sé que para algunos ser trekkie y eterno aspirante a Jedi es incompatible y que, habiendo estudiado lo que he estudiado, disfrutar como un niño con las aventuras de un expoliador como Henry Walton Jones Jr es infrecuente. Tampoco es lo más habitual que alguien diga que le gustan todas. Las viejas están mejor, no lo voy a negar, destilan aventura por sus cuatros costados, sus personajes tienen más carisma, menos años, más flexibilidad y son mucho más creíbles. Donde esté un ewok gruñón que se quite Jar Jar Binks, los nazis siempre han sido el blanco perfecto para el látigo de Indi y la tripulación del Enterprise siempre será la capitaneada por James T. Kirk. A pesar de eso, lo reconozco, también me gustan las películas nuevas.

Hay gente, en cambio, que prefiere las nuevas y desprecia las clásicas. De todo tiene que haber en la viña del Señor, que diría aquel. Supongo que tendrá que ver con los efectos especiales, muchos más creíbles ahora que cuando reventamos la Estrella de la Muerte, o con la adaptación del lenguaje narrativo a estos tiempos que corren. Sea como fuere, esta predilección por lo nuevo es habitual en nuestra sociedad. Si no me creen, ahí tienen ustedes a los fieles compradores de la marca de la manzana mordida. Cada vez que Apple saca un producto nuevo, cientos de miles de personas se agolpan a las puertas de sus tiendas para actualizar su dispositivo aunque el móvil que tienen en el bolsillo haga exactamente lo mismo que el nuevo, dispuestos a gastarse medio sueldo en una pantalla más grande que hasta hace no mucho despreciaban. Lo nuevo vende, en muchas ocasiones, solo porque es nuevo. También influye el marketing, es evidente, pero dudo mucho que nadie corriese ahora a comprarse un Nokia 3210 por mucho marketing que le acompañara.

No niego que a mi lo nuevo también me atraiga. Reconozco que cuando voy al Mercadona me lanzo como un poseso sobre los productos que aparecen catalogados como novedad. ¿Un helado nuevo? ¡Habrá que probarlo! ¿Un postre nuevo? ¡Habrá que probarlo! ¿Nuevas verduras? ¡No nos dejemos llevar por el sucio marketing capitalista! También hay gente que rechaza lo nuevo, simplemente por ser nuevo, como hago yo con las verduras simplemente por ser verduras.

En política esto también pasa, especialmente ahora cuando la vieja y la nueva política -al pobre Ortega le deben llevar meses pitando los oídos- parecen estar frente a frente dispuestas a enfrentarse en la batalla final. El otro día, en un comentario a una de mis entradas, se nos acusaba -supongo que a mi en especial por ser firmante del post- de estar en contra del cambio, de rechazar lo nuevo por ser simplemente nuevo, de revolverme contra lo desconocido y de ser, casi, aliados de la vieja política. Casi se me cae el monóculo mientras lo leo. Todo en relación con la presentación de Trato Ciudadano, la plataforma ciudadana que competirá en las próximas elecciones municipales y con algunas críticas vertidas en el citado post sobre sus primeros pasos.

Si en algo se ha insistido con vehemencia por aquí a lo largo de los últimos años es precisamente en eso, en la urgente necesidad de un cambio profundo, intenso, renovador y duradero. Les pondría enlaces a ejemplos concretos, pero igual no acabábamos. Pero esa perentoria necesidad no puede llevarnos a aceptar que todo lo nuevo, simplemente por ser nuevo, es mejor que lo antiguo. Lo nuevo tiene que cumplir los mismos requisitos y pasar los mismos filtros que lo antiguo, lo nuevo tiene que ser mejor o, al menos, no peor que lo antiguo.

No voy a votar a alguien simplemente por ser nuevo porque en Ávila, por mucho que se diga, hay partidos que llevan años trabajando -mejor o peor- con principios no muy distintos a los que Trato dice defender. Y digo principios porque de momento en ese terreno en el que nos movemos. Si hablamos de política local, de la que afecta al día al día del ciudadano, de la que va a dejar su marca en la ciudad durante decenios, hemos de exigir que un proyecto transformador nos diga cómo va a transformar la ciudad en aspectos tan concretos como el tráfico, los impuestos, el urbanismo, la recogida de basuras, los parques, las infraestructuras públicas, los museos, el patrimonio, los colegios, etc. Antes de votar necesito saber qué piensan hacer con mi voto, para qué va a servir, a dónde va a ir, porque las buenas intenciones, sean 12 o 19, se presuponen. Para programas inconcretos, amables y fantasiosos ya tenemos al PP.

Y mal harán si en lugar de admitir esto como lo que es, las dudas, aspiraciones y necesidades de un ciudadano, asumen que mis intenciones son aviesas y que toda crítica parte indefectiblemente del enemigo.

Eso sí sería muy “vieja política”.

De Iván el Terrible a Teresa de Cepeda (3 de 3)

(Primera parte)

(Segunda parte)

La tercera y ultima parte de la exposición está dedicada a nuestro país, aunque como se habrán dado cuenta, venimos hablando de España casi desde el principio de la visita. El siglo XVI es el gran siglo de España, aunque no lo sea de muchos españoles. El mapa que sirve de introducción a este capítulo es del año 1570, publicado en Amberés por Abraham Ortelius y editado por Aegidius Coppenius Diesth, cartografo de su católica majestad, Felipe II.

Muchas de las cosas que suceden durante este siglo les sonarán y no necesariamente a las clases de historia. Tras unos años de crisis durante las primeras décadas del S. XVI, España y Castilla viven décadas de expansión. Pero, todo aquello no dura mucho. Los años de bonanza se desaprovechan o, incluso, alimentan la posterior caída. El crecimiento económico tenía bases terriblemente endebles. La expansión demográfica -la población española crece casi de un 40% a lo largo de todo el siglo- no se ve acompañado de un incremento de la producción agrícola. Los precios agrícolas se disparan, y los metales americanos contribuyen a que la inflación se desboque. Se calcula que en apenas un siglo los precios se sextuplicaron. La economía española pierde competitividad, la población se empobrece y el Estado aumenta los impuestos para poder mantener un ejército desproporcionado que, además, se nutre de la mano de obra que podría haber cultivado los campos.

En resumen, un desastre que se prolongó casi un siglo y que dio lugar a una larga decadencia política y económica.

Cualquier comentario que se haga sobre la España, o la Castilla, del S. XVI ha de pasar ineludiblemente por el movimiento comunero. Y si se habla de los comuneros, esta es, sin duda, la pieza más conocida referida al citado suceso “La ejecución de los comuneros de Castilla”, obra del alicantino Antonio Gisbert. La obra se pinta en 1860, en un momento en el que florece no solo la pintura histórica, sino también en el que vuelve a ponerse de actualidad el mito del movimiento comunero. Todas las ideologías dominantes o con pretensiones han intentado situar, con más o menos fortuna, a los comuneros en su árbol genealógico. Y lo mismo sucedía con su interpretación por parte de los historiadores. Bravo, Padilla, Maldonado y compañía tan pronto eran unos revolucionarios, adalides del liberalismo, la democracia y de las libertades del pueblo, como furibundos reaccionarios, conservadores a capa y espada o defensores del feudalismo. Todo el mundo sabe que de ser nuestros contemporáneos, se montarían un blog llamado “Los 3 Comuneros”

¿Cómo se organizaba el movimiento en las ciudades? Lo más habitual era que una vez depuesto el representante de la corona, la dirección de la ciudad recayera en una asamblea en la que figuraban, junto a los representantes de las clases privilegiadas que regían la ciudad antes de la revolución, los representantes de los demás estados (clero, caballeros y escuderos) y diputados elegidos directamente por la población en barrios o parroquias. Estos últimos eran los que gobernaban realmente la ciudad y quienes tenían más amplios poderes. Estas asambleas se reunían de forma regular, incluso todos los días, y tenía autoridad sobre todos los aspectos de la vida de la ciudad, aunque no se limitaban tan solo a estos. Además de mediante la elección de diputados, el pueblo tomaba parte de forma directa en el gobierno, bien participando en las reuniones de las asambleas, pues eran públicas, o mediante asambleas de barrios en las que se opinaba o votaba sobre todo tipo de cuestiones.

Un rollo muy los de abajo contra los de arriba, la casta, confluencias transversales, la gente y tal. Lo que no dejan claro las fuentes es si había por allí mucha gente con coleta organizándose en redondeles o círculos de esos.

La segunda pieza de esta sección de nuestra exposición es “El martirio de San Mauricio y la Legión Tebana”, obra del Greco, por encargo de Felipe II para el Monasterio del Escorial. La obra, que es el fruto de casi tres años de trabajo, fue entregada por el propio pintor a finales de 1582. Esta pieza estaba pensada para decorar una de las capillas laterales de la Basílica del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

San Mauricio, su historia y martirio reunía varias cualidades que lo hacían atractivo para el momento político e histórico. Cuenta la leyenda que Mauricio, en el S. III era el comandante de la Legión Tebana, una unidad militar romana formada por soldados cristianos de la ciudad egipcia de Tebas. Llamados por el emperador a combatir en la Galia, serían torturados y martirizados, a pesar de su buen comportamiento en el campo de batalla, o bien por negarse a perseguir a los cristianos de la zona o bien por negarse a participar en rituales paganos. En el cuadro, vemos en primer término a San Mauricio y a otros oficiales discutiendo si acatan o no las órdenes de sus superiores. Al fondo, el martirio tras seguir fieles a sus creencias. Los colores, la composición y las figuras son las típicas del Greco. Figuras alargadas, formas inspiradas en Miguel Angel, colores de la escuela veneciana.

San Mauricio era, y es, el patrono de la orden del Toisón de Oro, de la cual era cabeza Felipe II y además es uno de los santos patronos de la lucha contra la herejía, una de las actividades favoritas de Felipe II. A pesar de eso, el cuadro no convence a Felipe II, que le compra la obra pero no vuelve a encargarle nada. No está muy claro qué es exactamente lo que le disgusta. Algunos señalan que es la composición, que Felipe II quería el martirio en primer plano. Otros dicen que en general la pintura de El Greco no era del gusto del monarca. Otros señalan que a Felipe II no le convenció que los protagonistas del cuadro vistieran a la manera del XVI aunque el Greco lo había hecho a propósito para relacionar a San Mauricio con su época, el paganismo y la herejía, al santo y a Felipe II.

Y cómo esta exposición se titulaba de “Iván el Terrible a Teresa de Cepeda” y hemos empezado con el zar de Rusia, tenemos que terminar con Teresa.

Tenemos aquí la edición príncipe de “La perfecta casada”, de Fray Luis de León, publicada en Salamanca, en 1583, en casa de Juan Fernández. Este ejemplar se conserva en la Biblioteca Nacional. Por desgracia, no conservamos ninguna copia manuscrita de este libro, perdidas seguramente en el incendio que asoló la biblioteca de los agustinos de Salamanca en el año 1774. Es un librito muy corto, esta edición tiene 77 páginas, que Fray Luis de León dedica a su prima María Varela Osorio, donde describe lo que para él es una esposa ejemplar, los deberes y atributos de la mujer casada en las relaciones de familia, las tareas cotidianas y Dios.

Todos sabemos quién era Fray Luis de León, un intelectual, un humanista, un admirador de la obra de Santa Teresa y su primer editor. Pues bien ¿Qué opina Fray Luis sobre las esposas? ¿Cómo ha de ser la mujer perfecta? Leo algunos extractos.

“Puesto que Dios no dotó a las mujeres ni del ingenio que piden los negocios mayores ni de las fuerzas a que son menester para la guerra y el campo, mídanse con lo que son y conténtense con lo que es de su suerte, y entiendan en su casa y anden en ella, pues las hizo Dios para la casa y los hijos”

“Es justo que se precien de callar todas, así aquellas a quien les conviene encubrir su poco sabe, como aquellas que pueden sin vergüenza descubrir lo que saben, porque en todas es, no solo virtud agradable, sino virtud debida, el silencio y el hablar poco”

“A la mujer buena y honesta no la hizo la naturaleza para el estudio ni para los negocios de dificultades, sino para un oficio simple y doméstico, así les limito el entender y por consiguiente les tasó las palabras y las razones”

“Y no piense que las crió Dios y las dio al hombre sólo para que le guarden la casa, sino también para que la consuelen y alegren. Para que en ella el marido cansado y enojado encuentre descanso y los hijos amor y la familia piedad.”

Como diría el presidente del gobierno, Fin de la cita. Hablamos al principio de que para poder valorar en su justa medida a un personaje es importante conocer su época el contexto político, económico y social. Hemos visto cómo el mundo del XVI es cada vez más global, como se acentúa el poder central de los estados. Hemos hablado del impacto de la conquista de América, de la reforma protestante y de la contrarreforma, de las guerras de religión, de la situación política, económica y social de España. Muchas de estas cosas influyen directamente sobre Teresa y su entorno familial y social. Al hablar de Santa Teresa, además de todo esto, no tenemos que olvidar que estamos hablando de una mujer del S. XVI, una época en la que a pesar de determinados avances, la mujer tenía dos únicas salidas en la vida: el matrimonio y el convento. Para muchas mujeres, el convento era el lugar dónde refugiarse cuando huían del matrimonio, de ese destino que describe Fray Luis de León. Teresa relata en sus libros algunos episodios sobre este particular, por ejemplo la historia de Casilda Manrique de Lara. O el caso de Catalina Godinez, que intenta afearse la cara quemándose al sol para que sus pretendientes la repudien. Teresa incluso llega a decir a las demás monjas “Mirad de qué sujección os habéis librado, hermanas” al hablar sobre el matrimonio. Muchas de estas historias, de estos pasajes, fueron incluso censurados por los primeros editores de las obras, o por la propia Teresa, temerosa de lo que sus palabras podrían suponerle. Bastante líos tenía ya.

Teresa sabía leer y escribir, era una persona inteligente, una persona capaz, valiente, sagaz… y además era mujer, lo que en la época, no lo olvidemos, era una dificultad añadida.

 

Y hasta aquí la visita a nuestra exposición. Espero que les haya gustado, pasen antes de marcharse por la tienda de recuerdos y disfruten del Centenario.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: