Medievales y carnavales

Vamos con los brotes verdes para empezar: el otro día daba gusto ver Ávila. Era de esas veces en las que vas con alguien de fuera y te sientes orgulloso. Había vida, música, alegría. Imagino que con Cir&Co pasará algo similar, o eso espero. Pero eso…que ibas alrededor de la muralla y veías a los arqueros ahí con los chavales y gente curioseando, los animalicos, los disfraces. Estupendo.

Me comentaban además que había un cierto impulso este verano en la hostelería de la zona. Que estaba habiendo música en directo y otros intentos por aprovechar el magnífico entorno.

Y vamos ahora con las críticas…

“Debe ser que las cañas saben mejor cuando uno se las toma embutido en leotardos o con casco vikingo, además los niños están muy monos y es una oportunidad más de lucirlos, antes de que tomen la comunión y empiecen a parecerse a sus progenitores”

La cita es de Luis Represa en un artículo polémico en AvilaRed. Pero… ¿Tiene razón? La verdad es que se están convirtiendo los medievales en los carnavales que nunca supimos celebrar. Sí, en Ávila en Febrero estar disfrazado es cosa de valientes. Que yo tampoco lo hago, ojo, que soy castellano y soso; y también tengo culpa como otros cuantos miles de paisanos.

No deja de ser chocante que en carnavales se disfracen pocos y en los medievales se disfracen muchos…  pero cada vez de cosas menos medievales.

“Supongo que el mercado medieval, los desembarcos vikingos o las payasadas celtas vienen bien a las economías locales, -y especialmente a esos tíos que nunca envejecen y se ganan la vida subido a los zancos entre ríos de calimocho y aroma de porros”

No cito más a Represa, ya que lo que hay que hacer es acudir al enlace original y leerlo entero. Seguramente no comparta el tono del artículo, aunque habrá quien defienda que tal vez sea bueno decir las cosas a lo bruto para que tengan más repercusión. ¿Cómo lo ven? En el propio AvilaRed ha habido un gran número de comentarios al respecto (30 al publicar este artículo).

PD: También ha tenido repercusión AvilaToday con su “Encuentran un quinto poste enterrado del monumento abulense “Los Cuatro Postes”“. Estaba claro que era Illo, nuestro viñetero.

Borja Jiménez: “El equipo nos ha sorprendido a todos”

Madre mía, los haters del Real Ávila.

Quien nos lo iba a decir hace un mes. Tras la victoria de hoy domingo en el Adolfo Suárez, elequipo de la capital ha sumado 4 de 6 puntos en su estreno liguero, lo que unido al excelente arranque de la Cebrereña (colider) deja un panorama absolutamente inesperado para los amantes de nuestro modesto balompié.

Borja Jiménez (1985) repite al frente del equipo encarnado desde el banquillo. Después de empezar hace diez años con los benjamines del club, ha pasado por todas sus categorías. Entrenó un año al Milan Academy, otro a la Casa Social y los últimos cuatro ha estado ligado al primer equipo del Real Ávila: dos como segundo entrenador y dos como entrenador.

“Creo que ni los mismos jugadores pensaban que podríamos competir al nivel del resto de equipos”.

Foto cedida por Borja Jiménez

Foto cedida por Borja Jiménez

- La primera pregunta, Borja, tiene que ver con el difícil inicio. El equipo está en construcción por las circunstancias que ha habido, pero se ha traído un primer punto de un campo difícil. ¿Cómo los vistes? (la entrevista se realiza poco antes de la segunda jornada)

B: La verdad que el equipo el primer día nos sorprendió muy gratamente a todos. En un equipo las pretemporadas son muy importantes para el desarrollo de todo el año y nosotros estamos en la tercera semana con las piernas muy cargadas. Miramos mas a largo plazo que lo que pueda ocurrir en estas cinco primeras jornadas. Todo lo que sumemos será un premio al esfuerzo del equipo.

¿Algún jugador en especial te sorprendió?

B: Me sorprendió el equipo en lineas generales. Es cierto que llevábamos pocos días juntos, pero hubo detalles de los que con trabajo podremos ir sacando cosas muy positiva: el nivel de los juveniles (16 años) y la capacidad de competir al mismo nivel.

- Imagino que el verano ha sido muy duro, con los problemas varios que han habido. ¿Quién te convence para volver a tomar las riendas del club?

B: Me convence el Real Ávila, ese sentimiento que vengo cultivando desde pequeño. Durante el verano pudo haber alguna que otra opción, pero mi prioridad siempre fue la de esperar al club donde me he criado. Creo que con el final que tuvimos el año pasado, merecía la pena que volviéramos a intentarlo. Aunque los objetivos sean muy distintos creo que si logramos mantenernos será mas meritorio que el año pasado, es un reto que afronto con mucha ilusión y ganas. Además, voy a trabajar con gente profesional de este deporte que me ayudara a seguir creciendo como entrenador.

- Se ha echado de menos en años anteriores que el Real Ávila esté presente en actos públicos, arropado por instituciones… ¿hay alguna idea o compromiso para esta nueva etapa? O preguntado de otro modo… como entrenador y también como abulense ¿Qué has echado en falta, o en qué te gustaría que mejorara el Real Ávila hacia la sociedad y la sociedad hacia el Real Ávila?

B: Creo que ya se está notando, la aportación de Juan y Pindado en cuanto a ideas e iniciativas es muy buena. Creo que debemos volver a potenciar ese sentimiento que se tiene en la ciudad por el club, poquito a poco y con mucho trabajo conseguiremos las metas que se están marcando. 

Foto cedida por Borja Jiménez

Foto cedida por Borja Jiménez

- Siguen llegando refuerzos, y aunque lo prioritario es mantenerse (sobre todo después de lo que se ha sufrido) ¿Se pone algún techo el equipo o algún objetivo?

B: Ya he comentado en alguna otra ocasión que el objetivo de este año estaba casi cumplido volviendo a competir, algo que hace un mes era impensable. Está claro que habiéndolo conseguido ahora tendremos que ir paso a paso hasta conseguir los 42 puntos que nos permitiría un año mas volver a estar en tercera. Ésta es la realidad. Sé que en la ciudad no se está acostumbrado a esto, pero este año tiene que ser así. Somos un equipo humilde, con la plantilla mas joven de tercera división incluido filiales, así que la meta será intentar competir todos los partidos independiente de quien sea el rival.

- ¿Sientes que te has ganado el respeto de los aficionados tras un comienzo de temporada pasada algo convulso?

B: No sé si el respeto exactamente, siento que lo que antes era muy negro ahora va siendo gris en algunos momentos. Creo que he ganado en cuanto a confianza, tengo que seguir trabajando para que algún día pueda formar parte de la historia del club. El año pasado creo que el esfuerzo que hicimos todos los que estábamos dentro fue digno de admirar y este año los que estamos involucrados tenemos esas mismas ganas.

___

Le cedemos el espacio para Borja Jiménez para que añada lo que crea necesario, en un momento en el que desde el club se está intentando recuperar afectos y apoyos.

“Para terminar quería aprovechar este espacio para agradecer a todas las personas que han estado ahí en los momentos difíciles, que no siempre es fácil. Agradecer enormemente el esfuerzo que está haciendo Pindado por mantener viva la llama del Real Avila y sobre todo pedir a la gente que arrope a los jugadores como si fueran abulenses porque los que están defendiendo esta camiseta son los que realmente han permitido que el club volviera a competir.

Un fuerte abrazo”. 

A tale of two benches (Fábula de Ramón y Gustavo)

10570502_898212740206114_4615526920755561537_n

Se conocieron en la Universidad de la Vida, en la Facultad del Mobiliario Urbano, magna institución en la que se han formado farolas, bancos, fuentes y papeleras desde que la fundase, a finales del S. XVIII, el honorable carpintero y artesano inglés Lord Woodgate. Congeniaron inmediatamente a pesar de que a primera vista lo único que tenían en común era el respaldo de madera. Uno, Gustavo, era arisco, terco, violento, egoísta; mientras que el otro, Ramón, era amable, encantador y desinteresado. Desde el principio, Ramón intentó suavizar el carácter de su amigo, con la convicción de que tarde o temprano sus agrias maneras terminarían buscándole un problema. Se lo decía una y otra vez, día tras día, en la cafetería, en clase, tirados en el césped frente a la facultad; pero Gustavo no daba su reposabrazos a torcer. Soy como soy, le decía cuando se hartaba del discurso moral de su amigo, y si a alguien no le gusto que se siente en otro sitio. Te buscarás problemas, le insistía Ramón. No busco amigos, solo sobrevivir, le aclaraba Gustavo poniendo punto y final a la conversación.

Ramón fue el primero de su promoción, el ojito derecho de sus profesores, el más admirado y deseado por papeleras y farolas. Gustavo aprobó y con eso le bastó. Después del verano, ambos conocieron sus destinos: la suerte quiso que compartieran ciudad. Ramón estaría cerca de un parque, como siempre había querido, viendo pasar a pequeños y mayores, sirviendo de descanso a unos y de juguete urbano a otros. Por su parte, Gustavo obtuvo mejor destino del que sus calificaciones parecían augurarle: estaría frente al ábside de la Catedral.

-Todo el día rodeado de gente, escuchando miles de conversaciones, en cientos de idiomas. ¿Te das cuenta, Gustavo? ¡Tienes un destino excelente! – le animó Ramón frente al tablón de la facultad.

-Vaya puta mierda -contestó Gustavo.

Los meses transcurrían en sus destinos con aparente normalidad. Ramón era feliz y Gustavo iba tirando. Una mañana de junio, mientras se despejaba para encarar una dura jornada de trabajo, Ramón recibió una notificación de sus superiores: un bar cercano iba a instalar un terraza de verano junto a él y había solicitado su retirada. El mundo se le cayó a los pies. Ramón decidió pelear y recurrió la decisión. Habló con los propietarios del bar, con sus superiores, solicitó la mediación de sus profesores de la Universidad, recogió firmas. Todo para mantener la que hasta ahora era su vida y a todos aquellos que formaban parte de ella: el abuelo que se sentaba a tomar el sol, la madre que apoyaba en él, todas las mañanas, la bolsa de la compra, el niño rubio que le utilizaba como si de un barco pirata se tratase. Todos sus quebraderos de cabeza se los contaba por la noche a Gustavo, que solía contestarle con gruñidos y otros sonidos guturales. Al final, la lucha sin descanso de Ramón dio resultado y consiguió permanecer en su ubicación.

Una mañana del verano siguiente fue Gustavo el que vio como a su alrededor crecía una terraza, con sus sillas, sus mesas y sus sombrillas. Pero Gustavo, al contrario que su amigo, vio en aquello una oportunidad. ¡Por fin le quitarían de allí! Estaba cansado de aguantar a la gente, de sentir sobre su espalda el trasero sudoroso de cientos de extranjeros, de que adolescentes hormonados se sentasen en su respaldo y le pusiesen los pies encima. Pasaba calor en verano y frío en invierno. Las palomas defecaban en él sin pedir permiso ni perdón e incluso algunos vándalos habían dejado grabados sus nombres en su piel. Aquella terraza era su gran oportunidad para salir de allí.

Y así fue. A las pocas semanas de la instalación de las mesas, unos operarios mandados por sus superiores le desatornillaron las patas y le llevaron en volandas y en furgoneta hasta un almacén donde, solo y a la sombra, pensaba disfrutar de su merecido retiro. Pero su tranquilidad apenas duró unos días y los mismos operarios que le habían salvado le devolvieron a su ubicación habitual. ¿Por qué? No conseguía entender nada. ¿Había hecho algo mal? ¿A qué dioses había enfadado para que su suerte fuese tan funesta? Ramón se lo explicó: alguien se había quejado de que unos bancos se retirasen y otros no.

- ¿Pero a ellos qué más les dará? ¡Yo era feliz en el almacén!

Gustavo sigue hoy allí dónde de nuevo le atornillaron los operarios municipales, esperando, ansioso, que aquellos que se quejaron de su retirada acudan a él para descansar. En las ciudades pequeñas todo se sabe, no hay secretos, y tarde o temprano podrá morderlos en las nalgas. Quizá así pueda volver a su almacén.  

Ps.- Fotografía cortesía de Juan Luis del Pozo

Otra vez Las Gordillas

La tarde del pasado jueves, de nuevo fuego, de nuevo llamas. Una vez más, los restos de Las Gordillas eran pasto de los vándalos, de la decadencia en la que los han sumido sus propietarios y de la dejadez de las administraciones, últimos responsables de la salvaguarda del patrimonio histórico y cultural.

En este rincón ya hemos hablado antes de este asunto, concretamente en noviembre de 2012, cuando la denuncia de un particular alertó a las autoridades sobre nuevos desperfectos en el edificio. Hace un año, otro incendio devolvió los vetustos muros del convento a las primeras páginas de los medios. En aquel momento, todas las instituciones afirmaron sentirse preocupadas por lo sucedido y por la situación de los restos y pusieron en marcha, o eso dijeron, los lentos y pesados engranajes del Estado, ese Leviatán tullido y ojeroso, para asegurar su conservación. Casualmente, a principio de este mismo mes, el director general de Patrimonio de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León anunciaba que la administración regional estaba preparada para intervenir en Las Gordillas, juez mediante, para asegurar su supervivencia y mejorar su seguridad. Apenas han pasado quince días. Casualmente. No hace falta glosar los antecedentes para concluir que la relación del patrimonio local con los vándalos y las casualidades es larga y desoladora.

Según el responsable de la Junta, las obras de consolidación de los restos aún en pie comenzarán durante el segundo trimestre del año próximo. Hasta entonces, me temo, nos tocará cruzar los dedos y confiar en que los hados nos sean propicios y alejen a los vándalos -y a los alanos- de los viejos muros. Tampoco estaría mal contar con la implicación del Ayuntamiento y de su Policía Local, pero igual nos sale más rentable y nos produce menos úlceras poner un par de velas en la Ermita de Sonsoles.

Izquierda Unida ha solicitado a la Junta, como hicimos aquí hace dos años, que expropie el Convento para asegurar su protección. La intervención de la Junta para consolidar los restos es necesaria y urgente, pero tras años de incumplir sus obligaciones es perentorio que los titulares del bien sean desposeídos de él. Este sería solo un primer paso pues, tras la consolidación y la expropiación del bien, sería necesario encontrarle un uso conveniente. De todas formas, si los acontecimientos siguen desarrollándose al ritmo actual, igual tenemos un par de décadas para pensarlo. Eso si el edifico no se cae antes, claro.

 

Rodrigo Martín: “Nunca dudamos de la continuidad del Óbila”

“El esfuerzo, la unión y el valor de equipo son los tres valores que destacaría que trasmite el Óbila a la ciudad”.

Foto enlazada desde @NAVALUENGA (twitter)

Rodrigo Martín nació el 26 de Julio de 1974, está casado y tiene dos hijos. Es Diplomado en Gestión de Recursos Humanos y Liderazgo de Situación, y Diplomado en Dirección de Empresa por UOC y la UEM. Afronta ahora el reto de insuflar vida al Óbila Club de Basket.

 – Hubo un momento en el que no parecía tener solución el poder salir una temporada más. ¿Con qué ánimo cogéis el equipo? ¿Hay proyecto a corto o incluso a medio plazo?

- En ningún momento hemos dudado de la continuidad del club, con el interés del equipo técnico y de la gente de la nueva directiva (gente que quiere que la ciudad tenga vida y los chavales deporte) era un proyecto de continuidad garantizada. En el baloncesto siempre ha habido mucha implicación por parte de todos, si bien es cierto que la salida de Hector Palencia generó un vacío en la dirección, ahora lo retomamos y cubriremos su hueco de la mejor manera.

- ¿Qué podemos esperar ver a corto plazo? 

- Los proyectos a corto plazo son crear una buena plantilla, estabilizar las cuentas y planificar los próximos 3 años.

- ¿Y mirando un poco más allá?

- A medio plazo, implicar a la ciudad y a la provincia en el proyecto deportivo del Óbila, haciendo del Óbila – si es posible en conjunto con otros deportes – el referente que nunca ha dejado de ser como imagen de la ciudad y un deporte en el que los jóvenes deseen participar desde pequeños para formarse y crecer jugando. Esto tiene también una planificación de continuidad a lo largo de todo el año.

[ Rodrigo Martín es una persona bastante conocida en la ciudad por su participación en diferentes iniciativas. En el propio Twitter se le puede encontrar en @Navaluenga (cuya foto de perfil vemos aquí arriba) y también en @ideapublicidad. Ya en el año 95 decidió continuar la tradición familiar en el sector de las artes gráficas y editoriales. Dentro de esee sector, en 1997 impulsó la primera imprenta de impresión digital y la primera empresa de personalización de regalos de nuestra capital; y fue en 1999 cuando nace Idea Publicidad, empresa de servicios globales de promoción, reclamo promocional y packaging. Además, desde 2007 y hasta la actualidad, prosigue su expansión en el turismo rural, innovando en el sector con alojamientos para grupos o parejas. De esta forma, aumenta el número de casas rurales que ha puesto en marcha desde el 2001. ]

- ¿Quién te acompaña para el desempeño directivo? ¿Cuales van a ser los principales apoyos? 

- La nueva junta directiva está formada por gente de la ciudad, empresarios y amigos comunes no vinculados con el mundo de la política pero muy activos en la vida pública, y con gran experiencia cada uno en su campo: José Ignacio Dávila, Javier Hernández Varas, Maurizio González, José Manuel Izquierdo, Jaime González, Santiago Latosa, Carmelo Casla. Tenemos pendiente otras dos incorporaciones y os las haremos saber en cuanto estén resueltas.

- ¿De qué manera ha sido fundamental el apoyo de los poderes públicos para salir adelante?

- Las instituciones públicas son un apoyo valiosisimo para que el club pueda desarrollar al completo todos sus ámbitos de crecimiento y agradecemos todos los apoyos recibidos.

- ¿Cómo va a continuar el trabajo de cantera? 

- La cantera seguirá como el año pasado pero con proyectos de crecimiento: 2 nuevos equipos senior masculino y femenino están en marcha.

- Y una última… El Obila no ha sido el unico equipo con dificultades para salir en Plata ¿Cuales son los principales escollos – no sé si solo monetarios – que se está encontrando este sector?

- Los escollos principales que tenía el Óbila eran económicos y de dirección. Esto último estamos completamente seguros que se quedará resuelto y el primero con el apoyo de los socios, los abonados y los patrocinadores lo resolveremos en breve.

Suerte y largo camino, Óbila.

El precipicio

Hay un momento magnífico en “El Ala Oeste de la Casa Blanca“. En realidad hay muchos grandes instantes, así que pónganse la serie desde el inicio y disfruten. Pero en este caso me refiero a una frase que Josh Lyman le espeta a Leo McGarry, que es algo así como “Fenomenal todo lo que me estás diciendo, pero alguien tendrá que pensar en los próximos ocho años”. McGarry pensaba a corto plazo en el final de legislatura de Bartlet y Lyman ya estaba ideando como aupar a Santos, aka Obama Latino, al despacho oval.

El paralelismo es un poco forzado, pero esa escena me vino a la mente cuando hablaba el otro día con un prócer de esto del deporte en el imperio abulense. Me contaba una serie de tejemanejes poco publicables pero resumibles en una frase:

“Real y Muy Católico Ávila Fútbol Club. Esa sería la única solución para que algunos aflojaran la pasta”.

No se refería a “La número 12″ que dibujara Illo en su tiempo. No era una cuestión de la Virgen de Sonsoles, sino de presiones varias para que los dineros fueran a las manos correctas. Algunos espónsores posibles cayeron por el camino, me contaba. De hecho, cuando hablamos, todo esto del Glorioso no tenía solución ni haciendo un Icebucket de esos (salvo que apareciera Charlie Sheen por la muralla).

Por allá por Julio, el exportero encarnado Pindado ponía unos tuits interesantes. Le tenía perdida la pista desde que dejara el equipo para meterse en una aventura fuera de España. Para aquellos que les guste el fútbol modesto, su relato de su llegada a Albania resulta muy curioso. Parece que su impulso ha resultado imprescindible para lograr que la pervivencia del Real Ávila se sustente en dinero llegado de fuera. No se conocen muchos más detalles de momento, así que no especularemos. Tampoco se volvió a saber de Aurelio Gurrea después de que aquellas palabras que sonaron tan bien pero que quedaron transformadas en eco, eco, eco.

Parece que hoy habrá partido y que hay nuevo preparador físico. Buena suerte. Y ahora, si se firman los papeles que falten, aváncese. También desde la afición, que si algo malo han traído estos últimos meses, lo peor ha sido ver cómo en vez de cerrar filas se han abierto aristas, rencillas, frases incorrectas, diplomas de buen y mal abulense y unas cuantas amistades perdidas en el camino.

A por el centenario, equipo. 

Cambiando de acera deportiva, al frente del Obila se ha puesto Rodrigo Martín, al que conozco desde hace muchos años y al que deseo mucha suerte. Suerte que también será la de todos. Tenemos pendiente desde hace unos días una pequeña charla, que saldrá publicada en cuanto haya respuesta, espero que para la próxima semana. De momento, el Obila en redes sociales se ha reactivado: ya se puede consultar el calendario y la campaña de abonados está abierta.

Que se actúe con acierto, que se abran los clubes a la ciudad y la ciudad a los clubes. Que paseen con dignidad y buenas maneras el nombre de Ávila por Castilla y León y por España. Y que con trabajo, ideas y un poquito de cariño sean referentes de buen hacer.

No caer al precipicio, unos y otros, ha estado muy cerca, y la amenaza no ha desaparecido. Hay que pensar en ciudad, en medio y largo plazo, ocho años y más, porque quedarse sin referentes deportivos sería un tremendo error.  Algunos, de hecho, parecían brindar ante la posibilidad de que cayeran unos, otros o unos y otros.  Peor aún, pongan ustedes la categoría, los que trabajaron de forma efectiva para que el hundimiento se produjese. Nunca lo entenderé.

Buena temporada y que siga habiendo ese futuro.

Ni bien, ni mal

Las playas atestadas de guiris enrojecidos, los aeropuertos y estaciones de tren repletos de maletas forradas de plástico verde, las carreteras convertidas en atascos interminables, tu piel morena sobre la arena, nadas igual que una sirena. España huele a agosto, a crema solar y salitre, a terraza, caña y tapa; a vacaciones, a turismo. Como no se cansan de señalar los medios, nuestra principal industria va bien y atraídos por todos los encantos de nuestro país, entre los que por supuesto está este blog, cada vez más extranjeros pasan sus días de asueto entre nosotros.

El turismo a nivel nacional va de record en record, pero ¿cómo van las cosas en este pequeño rincón de las Españas? ¿Se han visto por las calles de la ciudad más chanclas con calcetines que el año pasado? ¿Cuántos visitantes han disparado su nivel de colesterol con las viandas locales? ¿Se han vendido más tazas de Pedrolo que el año pasado? Responder a estas preguntas es difícil y agosto no es mes para esfuerzo, así que vamos a lo fácil: viajeros y pernoctaciones.

Antes de los datos, la advertencia de rigor. Cuando desde el Ayuntamiento se ofrecen datos sobre la evolución del sector turístico, suelen hacerlo en base a datos recogidos en las oficinas de turismo o en los accesos a los principales monumentos, mientras que nosotros preferimos utilizar los de la Encuesta de Ocupación Hotelera que proporciona el INE que son mucho más accesibles que los del transparente Ayuntamiento de Ávila y que además nos permiten realizar comparaciones con otras ciudades de nuestro país. Según estos datos, durante los primeros seis meses del año (el último dato publicado por el organismo público es el de junio) llegaron a nuestra ciudad 101563 viajeros (para el INE un viajero es aquel que pasa al menos una noche en la ciudad) y realizaron 144939 pernoctaciones. Respecto a 2013, esos datos suponen un aumento del 1,99% del número de viajeros (hip, hip, hurra) y un descenso del 3% en el número de pernoctaciones. Un brote verde con raquitismo.

     InteranualAvila

En la tabla superior, la evolución interanual de viajeres y pernoctaciones por meses. Buen inicio del semestre, y desastroso junio. Si tenemos que hacer caso a las noticias publicadas en la prensa local, la tendencia apuntada durante ese mes se prolongó durante julio, aunque durante el presente mes los datos parecen estar siendo mejores. El dato más positivo es que el número de visitantes extranjeros y el numero de pernoctaciones que realizan en la ciudad aumentaron considerablemente a lo largo de estos seis meses, un 28,9% y un 38,5% respectivamente. Excelente dato que nos permite adivinar sin esfuerzo que el turismo nacional vuelve a números rojos: los visitantes caen un 2.5% y las pernoctaciones cerca de un 10%. La recuperación económica es tan fuerte que los turistas españoles en lugar de venir a Ávila se van a Nueva York, Singapur y el lado oculto de la luna.

¿Y cómo van nuestros vecinos? Lo más importante: ganamos a Segovia en viajeros y pernoctaciones. Sí, por estrecho margen y sí, su sector turístico está evolucionando mejor en lo que va de año, pero ganamos. En la tabla que figura debajo de estas líneas tienen la evolución de algunas ciudades similares a la nuestra. Malos datos de Zamora y Cuenca, regulares de Ávila, Burgos y Salamanca. Buenos datos en Cáceres y Segovia y excelentérrimos en Toledo. Para que se hagan una idea, esas barritas azules y rojas se traducen en 60000 viajeros más y casi 90000 pernoctaciones para los castellanomanchegos.

InteranualTurismoCiudades

¿Y qué ha hecho Toledo para lograr ese milagro? Organizar, celebrar y publicitar el IV Centenario de la muerte del Greco. ¿Surtirá ese mismo efecto el próximo centenario de Santa Teresa sobre el sector turístico local? Esperemos, papa Francisco mediante, que sí, que el Centenario suponga un revulsivo para el turismo local y que ese efecto se mantenga en el tiempo. Mi impresión es que la organización y promoción de los eventos va con un poco de retraso, y que quizá falta un gran evento que sirva de atractivo a lo largo de la celebración (la exposición celebrada en Toledo sobre el pintor cretense superó el millón de visitantes), pero quizá sea solo una impresión personal. De todas formas, es un aspecto que iremos viendo y comentando por aquí.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.223 seguidores

%d personas les gusta esto: