Deconstrucción

La primera vez que escuché hablar de deconstrucción – lo confieso -fue asociado a la palabra “genialidad”, ahora se lo explico. Pero resulta que no, que la palabreja había nacido como término utilizado por el filósofo postestructuralista nacido en Argelia Jacques Derrida. Lo dice la Wikipedia:

“Consiste en mostrar cómo se ha construido un concepto cualquiera a partir de procesos históricos y acumulaciones metafóricas (de ahí el nombre de deconstrucción), mostrando que lo claro y evidente dista de serlo, puesto que los útiles de la conciencia en que lo verdadero en sí ha de darse, son históricos, relativos y sometidos a las paradojas de las figuras retóricas de la metáfora y la metonimia.”

No me voy a perderme por ahí, no sabía yo tanto. La verdad es que lo había escuchado entre fogones.

¿Un huevo frito?

Entrando en materia, lo que quería contar es que lo que consideramos como evidente no es más que una invención humana. Somos una pelotita azul acompañada de un satélite que da vueltas alrededor de una estrella. Las fronteras, gobiernos y leyes las hemos construido así porque el devenir histórico lo ha querido. Nada excepto nosotros pispos hizo que esto se llamara Ávila, que tuviera murallas, que hiciésemos una barbacoa en las hervencias y fuésemos leales y caballeros.

Las naciones se crearon por cuestiones históricas, guerras, cosas en común, cuestiones estratégicas o fastidie del vecino, veáse Gibraltar. En general, los países están formados por gentes que tienen cosas en común . Las administraciones que hemos creado van en una línea similar. A veces hemos pensado que es bueno cuanto más cerca esté nuestro regente. Otros opinan que es mejor un Palpatine que domine la galaxia.

Cuando ser mileurista era algo indeseable, había un debate abierto sobre la globalizacion y el pensamiento común. Existía el miedo de que se acabara con las tradiciones locales bajo el maligno influjo de la MTV. A estas alturas, se temía, era posible que todos nos no-vistieramos desnudos a lo Miley Cyrus, escucháramos raps y fuéramos con gorras hacia atrás y caras de Karim Benzema. En Ávila se rodaría La Cacharra Shore en vez de jugar a la calva.

tumblr_ms31e2jxK21qe2wr1o1_500

Al final con la crisis eso quedó un poco aparcado. Pasamos a hablar de Lehman Brothers, las preferentes y lo vacío que tenemos el bolsillo. Pero ese debate también está ahi.

En definitiva, que el post se me ha deconstruido a la vez que lo escribía. Recupero. El asunto al que quería llegar es que ni es el fin de la historia como pronosticó alguno, ni tenemos garantizado un estado del bienestar ni ni siquiera nuestro propio estado.

Damos por hecho que España es España – con sus cosicas varias – que estamos en la Unión y que pagamos en euros. Y lo mismo España pierde otro trozo en breve, ese trozo se queda fuera de la Unión, y con la crisis acabamos volviendo a la peseta, que sus defensores tiene.

Es el momento de deconstruir algo más que blogs. Es el momento de pensar a lo grande, a quince años vista. ¿Qué España queremos? Es más… ¿Queremos España?

A mí me gustaría una España republicana (con la bandera rojigualda), laica, federal, sin complejos en quererse a si misma y reivindicarse ante el mundo, que apueste por la innovación y deje de hablar de problemas internos. Un proyecto en el que esté quien quiera estar y el que no quiera que siga con su camino (eso sí, sin trampas). Ya les he contado otras veces que creo en el iberismo (unirnos del todo con Portugal) y que mi Castilla iría de Santander a Albacete.

Ese sería mi programa de máximos, que está claro que no es el mayoritario. De vuelta al mundo real, procuraré por tanto defender ideas ¿locas? como ésas en blogs como éste y darle mi voto y mi apoyo a los partidos políticos, colectivos o charlas en los que se impulsen ideas audaces. Porque lo que está claro, defiendan cada uno de ustedes lo que defiendan, es que si queremos tener futuro hay que dejar de hacer el Mariano Tancredo y apostar por nuevas ideas, audaces y ambiciosas.

Porque lo claro y evidente dista de serlo. Y huir de ese modo de esa frase espantosa que reza… “Es que aquí eso será siempre así, nunca cambiará”.

Audacia

Pedí turno esta semana en el blog después de la entrada de Pablo porque me había quedado picueto. Sí, picueto. Un perico picueto. Si no leyeron lo de ayer, pinchen por aquí. Garcinuño es uno de los sarcásticos más brillantes que conozco. A veces mira la realidad y le pone un prisma que no podríamos imaginar ningún otro: La Palomilla Perica. Toma nísperos. Marco incomparable sería aquello. Fotos por doquier.  Me lo imaginé y me gustó…claro que yo sí soy del Espanyol desde que aún llevaba eñe y jugaba en Sarriá.

Y al instante, por estas cosas tontas de la vida y la memoria, me vino a la mente un viejo programa de televisión. Se llamaba Audacia y lo presentaba “El Capitán de audaces por excelencia: ¡Jordi Estadella!“.

 Me acordé del programa por un concursante que fue un día al mismo. Donde todos se presentaban y decían “Soy Juan Luis del Pozo, presidente de Plumeros Sin Fronteras” el tipo aquel dijo algo así como “Soy Pepito Martínez y hoy voy a ganar porque estoy lleno de Audacia”.

Ya ven las cosas tontas que a veces guarda el cerebro. Me acuerdo de aquello y de que vi el programa entero… y de que por supuesto el tipo fue eliminado bien pronto. Más que lleno de audacia estaba lleno de falta de humildat y valors, por seguir con lo de los pericos.

Sin embargo, todo aquello le honró al concursante. Si vas a un programa en el que todos hacen el papagayo al empezar, decir algo diferente debería haber estado premiado. Haberle dado una vida extra. Inyustisia, ¿Pur qué?

He recordado todo esto porque tras leer lo de la palomilla perica me he venido arriba. Lo del turismo lo podemos hacer mejor o peor pero no nos va a sacar de pobres. La fábrica de policías la tenemos a la espera de mejores tiempos en las arcas del estado y Nissan…mejor no usar mucho la palabra no vaya a ser que vuelvan los nubarrones. Lear ya no está, el parking de Gredos no nos renta… En fin, que algo hay que inventar para salir de la cuesta abajo.

Y lo que nos falta es Audacia. Ser un Buñol o un Bérchules. Porque, por ejemplo,… ¿cómo surgió lo de la Tomatina?

“Un hombre se encontraba en la plaza de la ciudad cantando y tocando música, cuando un grupo de jóvenes que se encontraban escuchándole decidieron comenzar a lanzarle tomates”.

¿Y lo de celebrar la Nochevieja en Agosto?

“Desde 1994, a raíz de un corte del suministro eléctrico coincidiendo con la Nochevieja (…) A consecuencia se organizó una manifestación (la primera en este pueblo de 800 habitantes) en la que participó casi el 95% de la población.”

Si es que en España somos muy de manifestarnos por las cosas importantes. Pues eso, que lo que hay que ser es oportunistas y audaces, y así encontrar algo que nos dé pasta, guita, empleo y beneficie a nuestros entusiastas comercios y bolsillos.  De ahí que piense que lo de ayer de Pablo no es ninguna broma: ¡Es la puñetera salvación!

Lo que necesitamos es un equipo de gobierno lleno de audacia, que aproveche la ocasión. Si lo de La Santa Perica queda muy blasfemo, que puede serlo un poco, la verdad… pues hagamos otra cosa. Concurso masivo de bigotones. Un carnaval de Cremalleras gigantes en torno a la Avenida de Madrid. La Lieja-Hervencias-Lieja que propuse no hace tanto. Ser ciudad amiga del friki eurovisivo.

O aprovechemos nuestros puntos fuertes:

– Concurso nacional de la patata revolcona. Yo me apuntaba.

– Macromeeting internacional del Dardo. Abrir la mayor tienda del mundo de accesorios y frikadas en torno a la diana.

– Ponerle una plaza a Michelle Jenner. Y hacerle socia de honor del Real Avila y del Obila y del equipo de balonmano y de voleibol OhWait. Podríamos hacer para ello otra Estrella Gigante, donde La Viña o así.

– Ciudad libre de impuestos para los que reposten en gasolineras junto a rotondas. O cualquier idea que se os ocurra sobre rotondas.

– Capital mundial del halón disparado, con un túnel intercontinental:  Avila-Cern-Avila.

Pueden dejarnos en comentarios sus ideas. El futuro nos llama, ciudadanos amurallados. Colón nos ha señalado el camino. Ya lo decía Jordi Estadella:

“No sabemos exactamente si nuestros audaces serán hoy muy audaces o si serán millonarios dentro de un instante. “

Los minolles están para los que se apunten a la foto de la torllita de la audacia. Que este post puede parecer broma pero ¿y si no lo fuera?. ¡Oh, cielos, Leoncio! ¡Qué lástima que se nos hayan ido las grandes voces, caso de Estadella! Ese hombre sí que tenía audacia. ¡Que le pregunten al inspector Gadget o al Comandante Imperial Nemet!

A %d blogueros les gusta esto: