Quedamos…

Hace ya varios meses que se inauguraba la exposición Las Edades del Hombre en Arévalo. Una muestra de arte sacro que puede visitarse hasta el próximo día 3 de noviembre en las iglesias de Santa María, San Martín y El Salvador en la localidad de Arévalo, provincia de Ávila. Según informaban hace unos días en La 8 de Ávila, la muestra ha superado ya los 90.000 visitantes y la repercusión económica que está teniendo en la localidad no está siendo mala.

No somos, en este blog, los más indicados para dar los datos exactos de afluencia por la mera razón de que eso lo hacen mejor los medios de comunicación y no uno de opinión como el nuestro así que voy a hacer lo que se espera de nosotros y voy a opìnar. Tranquilos porque no he visto aún Credo, es más, creo que tardaré una temporada en verlo a pesar de que la oportunidad que se me brinda mañana es especialmente atractiva y llamativa. Pero voy a lío y voy explicándolo todo.

La Fundación Las Edades del Hombre decidió, cuando comenzaba a gestarse la organización de Credo, hacer una apuesta por un tipo de marketing diferente y comenzar a salirse de las vías habituales de comunicación. Sí, sí, vengo a hablar de redes sociales. Al contrario de lo que pasa con otras administraciones y organizaciones, desde Las Edades del Hombre han decidido jugar la baza de explotar, contando con la gestión de un profesional, las bondades que ofrecen estos espacios que, poco a poco, se van popularizando cada vez más. No hace mucho tiempo manteníamos una conversación entre varias personas, entre ellas Rubén Negro, compañero de este blog y yo. Rubén hablaba de “cuando Twitter molaba”. Cuando éramos cuatro los que ahí estábamos y no se había profesionalizado de la forma que lo ha hecho. En cierto modo tenía parte de razón, es indudable, recuerdo otros tiempos en los que, como comentábamos, encontrarse a alguien de Ávila en la red de los 140 caracteres era casi motivo de celebración. En los orígenes éramos bastante pocos los que desde aquí volcábamos nuestras cortas reflexiones en Twitter y, cómo son las cosas, cuatro de esos “bastante pocos”, terminamos abriendo este blog. Son las cosas que me gustan de las redes y que creo que hacen que merezca la pena estar en ellas a título personal, dejando temas profesionales aparte.

El caso es que todo evoluciona y las redes también y era solo cuestión de tiempo que los profesionales de la publicidad entrasen a formar parte del entramado de internet y Las Edades del Hombre, como decía, no se quedaron atrás. Ahora, una de las ideas que han tenido, es la de unir un poco más la cultura y las redes sociales y en concreto la cultura que se puede ver en su muestra y proponen, como otras veces se ha hecho antes, una “tuitquedada”. Un reunión de gente, afín a las redes sociales, para entablar relaciones personales con gustos comunes, en este caso la cultura. El encuentro es mañana sábado a las 5 de la tarde y se incluye en él una visita guiada a la exposición Credo con el secretario general de la exposición como anfitrión y guía. Por supuesto que está abierto a todo el que quiera acercarse hasta Arévalo previo envío de datos personales a [email protected] El punto de encuentro para quien se acerque está en La Casa de los Sexmos y es una buena oportunidad de ahorrarse unos euros en la visita de la exposición.

¿Alguien se anima? Yo estoy en ello y, como ya he dicho antes, creo que lo tengo complicado, pero del éxito de la cita de mañana depende la convocatoria de otras fechas, especiales para amigos y seguidores de las redes sociales de la muestra. Animaos, pasad una buena tarde en Arévalo y meted presión para que se convoque la siguiente y pueda acercarme yo.

Buen fin de semana.

¡Pero… ¿esto qué es?! (por José Ramón Rebollada Gil)

José Ramón Rebollada, conocido periodista local, le ha pillado el gusto a esto de colaborar con nosotros y nos remite otro texto para que lo publiquemos en su nombre. Si tú también quieres enviar una entrada a Los 4 Palos sólo tienes que seguir las indicaciones que te damos en la página de participación y contacto. Y, por supuesto, nuestro agradecimiento a “Jota” por esta aportación. Ahí va…

———————————————————–

¡Pero… ¿esto qué es?!

El pasado 14 de junio la Diputación Provincial de Ávila celebró un pleno extraordinario en Arévalo cuyo orden del día tenía dos puntos.

El enunciado del primero de ellos dice, literalmente, lo siguiente:

 “1.- DECLARACIÓN DE APOYO INSTITUCIONAL A LA FUNDACIÓN “LAS EDADES DEL HOMBRE”.

Como esa declaración institucional no es muy larga me permito incluirla en este escrito íntegramente:

La Fundación las Edades del Hombre ha presentado una solicitud de ayuda a la Secretaría de Estado de Cultura (Resolución 27 de marzo de 2013) bajo la denominación “DIFUSIÓN DE LA OBRA DESARROLLADA POR LA F. LAS EDADES DEL HOMBRE. ALCANCE PATRIMONIAL SOBRE EL TERRITORIO DE LAS EXPOSICIONES DE LAS EDADES DEL HOMBRE”, cuyos objetivos y alcance de la iniciativa son:

– Difundir la importante obra desarrollada por la Fundación Las Edades del Hombre en la restauración y puesta en valor del patrimonio religioso. Recopilar y difundir los trabajos desarrollados en los últimos 25 años.

– Desarrollar las herramientas necesarias y adecuar los materiales disponibles para su difusión efectiva. Implementar el componente espacial como herramienta de difusión de los elementos patrimoniales afectados.

– Se pretende esparcir el prestigio y el mensaje de las Edades del Hombre por las localidades en las que están la ingente cantidad de obras de arte que han participado en las 18 ediciones de “Las Edades del Hombre”.

Consideramos que el proyecto que presenta es de muy alto interés para nuestra institución, y para la difusión y para la promoción del patrimonio cultural, por lo que vemos conveniente colaborar en la definición, supervisión y difusión, y estamos interesados en los resultados que pudieran surgir del mismo.

O sea que con la aprobación de esta declaración la Diputación Provincial no ha apoyado al Ayuntamiento de Arévalo o a sus vecinos, ni siquiera a la exposición “Credo” por los supuestos beneficios que pudiera reportar a la comarca de La Moraña (nada de esto se menciona tan siquiera en el texto)… ¡no! Se apoya a la fundación “Las Edades del Hombre” en su petición al Ministerio de Cultura para difundir “su obra y mensaje”, es decir, se apoya a una entidad católica cuyo principal objetivo no es el arte y el patrimonio en sí sino la evangelización a través de ellos. De hecho así se especifica en los estatutos de la fundación resumidos en su página web con este texto:

“El fin fundacional de la promoción de la cultura, tal como rezan los Estatutos de la Fundación, viene matizado por los siguientes instrumentos: “el conservar, restaurar, investigar y difundir el patrimonio que tienen las once diócesis católicas en Castilla y León, en orden a la evangelización”. (Las negritas son suyas).

Teniendo esto en cuenta, y también el hecho de que somos un país aconfesional, cabe preguntarse si es adecuado, oportuno, necesario y legal que la institución provincial haya aprobado ese texto de apoyo a una fundación religiosa cuyo objetivo principal es la evangelización, en este caso a través del arte.

Después de aprobar el primer punto (por asentimiento) se procedió a la lectura y aprobación del segundo. El enunciado literal del mismo es el siguiente:

2.- INSTITUCIONALIZACIÓN DE UN PLENO EXTRAORDINARIO MONOGRÁFICO PARA ABORDAR CUESTIONES VINCULADAS A LOS ACTIVOS Y VALORES INHERENTES AL PATRIMONIO CULTURAL, HISTÓRICO, NATURAL Y TURÍSTICO DE NUESTRA PROVINCIA.

El desarrollo de este punto es más largo por lo que no voy a incluirlo en el texto, pero cualquiera que tenga interés puede leerlo íntegramente en la web de la Diputación Provincial que publica las actas de todos los plenos (y aseguro que tampoco tiene desperdicio ese segundo punto). Pues bien, en contra de lo dicho en el propio enunciado no se aprobó la “institucionalización de un pleno extraordinario monográfico…”, ¡no!, se aprobó la realización de dos anualmente, con esos objetivos, y a celebrar en otros tantos pueblos de la provincia.

¿Fue realmente necesario hacer un pleno para aprobar estos dos puntos que no tienen trascendencia alguna para los vecinos de la provincia de Ávila? ¿Fue necesario hacerlo fuera de la sede de la institución? El presidente explicó que la celebración del mismo en uno de los pueblos de la provincia justificaba la propia existencia de la Diputación Provincial puesto que su actuación está dedicada a los pueblos. Admitiendo ese razonamiento (pero tapándome la nariz al pensar en el campo de golf de Naturávila, por ejemplo) cabe preguntarse entonces ¿por qué se hizo un pleno extraordinario y no una sesión ordinaria?… ¿por qué?

Una vez aprobado el segundo punto se levanto la sesión. Después los diputados visitaron la exposición y posteriormente comieron en un conocido restaurante de la ciudad un menú compuesto por entrantes, cochinillo con ensalada y postre. La Diputación Provincial puso a disposición de los señores y señoras diputados/as varios coches para su desplazamiento desde Ávila a Arévalo y regreso, con sus correspondientes chóferes, (chóferes que comieron aparte… por cierto).

El pleno de la Diputación Provincial de Ávila está compuesto por 25 personas, 4 de ellas tienen dedicación exclusiva. Los 21 diputados no liberados tienen derecho a cobrar la retribución establecida por asistencia a plenos, juntas de gobierno, comisiones etc. En el caso de los plenos tienen derecho a cobrar 400 euros por sesión ordinaria. En el caso de los plenos extraordinarios la propia Diputación establece que no se cobrarán a excepción de que los convoque el presidente, en cuyo caso también tienen derecho a cobrar esos 400 euros. Este es un punto interesante porque, hasta ahora, todos los plenos, incluyendo este de Arévalo, les ha convocado el presidente (y no sé si legalmente puede ser de otra forma), por lo que todos los diputados no liberados también tienen derecho a cobrar esos 400 euros. Según el acta de la propia Diputación Provincial en ese pleno de Arévalo estuvieron presentes 24 de los 25 diputados, de ellos 20 no tienen dedicación exclusiva.

El pleno sólo duró 12 minutos. Es decir que los 20 diputados no liberados que asistieron al pleno de la Diputación Provincial tienen derecho a cobrar 33,33 euros por cada minuto que duró la sesión… ¡8.000 euros en total!

Según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social el Salario Mínimo Interprofesional está fijado en España en la actualidad en 21,51 euros al día y 645,30 euros al mes. Nuestros diputados provinciales tienen derecho a cobrar casi 13 euros más por 12 minutos de peno que el SMI de un día, y poco menos de 150 euros por doce minutos de sesión plenaria que lo estipulado legalmente para el trabajo de ¡todo un mes! (y nos podemos acordar ahora de la reforma laboral aprobada por el PP y los trabajadores que se verán abocados a cobrar el SMI por la desaparición de la negociación colectiva).

A los 8.000 euros de retribución a los diputados no liberados hay que sumar el precio de la comida, el precio del desplazamiento en los coches oficiales, el del kilometraje que se tiene que pagar a los que no se desplazaron en el coche oficial y no sé si alguna cosa más, con lo que el coste total del “evento” supera con creces los 8.000 euros… y eso por doce minutos de sesión oficial que no sirvió para nada útil en beneficio de los ciudadanos de la provincia, para absolutamente nada.

En mi opinión la aprobación de esos dos puntos (si es que se consideraba imprescindible su aprobación) se podría haber hecho en una sesión ordinaria con el mismo resultado y ahorrándose con ello todos los costes del pleno extraordinario. De hecho la Diputación Provincial celebró su sesión ordinaria tan sólo diez días después de este pleno de Arévalo, por lo que los diputados no liberados tienen derecho a cobrar no 400 sino 800 euros por asistencia a plenos en ese mes de junio.

Es de justicia reseñar que el único diputado que ha anunciado que devolverá el dinero es Santos Martín Rosado, de Unión Progreso y Democracia, y también afirmó que no asistió a la comida ni viajó en coche oficial para asistir al pleno.

No sabemos para qué servirán a los vecinos los otros dos plenos extraordinarios que se convocarán y celebrarán anualmente en otros tantos pueblos de la provincia, pero sí sabemos que con su celebración los diputados no liberados van a tener derecho a cobrar 800 euros más al año, o sea, otros 16.800 euros anuales de gasto como mínimo si asisten todos los diputados y cobran sus retribuciones.

Yo realmente no sé para qué sirve la Diputación Provincial, máxime teniendo en cuenta su coexistencia con la Delegación Territorial de la Junta. La Diputación es una institución cuyos integrantes no se eligen en las urnas sino a través de  los concejales electos, la misma perversión “democrática” por la que el presidente del gobierno, el de la Junta o el alcalde no los elige el pueblo sino sus “representantes” salidos del escrutinio, otra “curiosidad” más de este sistema con el que los políticos que lo controlan están tan felices y contentos. Por cierto al delegado territorial de la Junta tampoco le elige el pueblo. Sinceramente no quiero creer que la Diputación Provincial sirve únicamente para que los diputados provinciales cobren todo lo posible por asistir a plenos, juntas de gobierno, comisiones informativas, mesas de contratación, tribunales etc. etc. etc. pero con actuaciones como ésta me es muy difícil convencerme a mí mismo de que no es así.

José Ramón Rebollada Gil.

Credo, Las Edades

Arévalo siempre merece una visita pero con “Las Edades del Hombre” esa visita se hace obligatoria.

la foto

Plaza de la Villa (Credo, Las Edades)

“Credo”, la exposición de las Edades del Hombre en su 25 aniversario, es una realidad.  La muestra, ya lo habrán visto en diferentes medios de comunicación, ha sido inaugurada por la Infanta Elena. A grandes rasgos, podemos decir que se exhiben 92 obras en 3 sedes: Santa María, San Martín y El Salvador. Un bello escaparate histórico-artístico para acoger piezas de Goya, El Greco, Juan de Juni, Berruguete o Gregorio Fernández.

No es mi intención adentrarme más en detalles de la exposición, ya que pueden encontrar información mucho más completa en periódicos, revistas, televisión… Pero me parecía de justicia traer aquí un pequeño gancho para invitarles a acudir a Arévalo.

Es un placer poder hablar de cosas bien hechas, y no hay duda de que “Las Edades” es algo de lo que nos podemos sentir bien orgullosos en nuestra tierra. He tenido la fortuna de poder visitar la exposición, y de escuchar además al comisario abulense Óscar Robledo.  Para la radio hicimos un reportaje con su voz y música de Mozart. Si alguno quiero escucharlo, aquí les dejo la opción.

Gargallo (Credo, Las Edades)

Gargallo (Credo, Las Edades)

De verdad que merece la pena la visita. Primero porque es bonito lo que se exhibe, segundo porque la propia ciudad es muy digna de visitarse y se están esforzando por presentar sus mejores galas. Y tercero y más importante…porque como abulenses debemos apoyar lo nuestro cuando así lo merece. Les dejo aquí dos fotografías de un Gargallo y un Goya que allí se pueden ver. Aunque, créanme, es bastante mejor en persona.

la foto (2)

Goya (Credo, Las Edades)

Como curiosidad, apuntar que este 25 aniversario de las Edades quiere ir de la mano del llamamiento al año de la fe que convocara el Papa Benedicto XVI, y para ello lo que se pretende es exhibir el Credo, presentando mediante obras plásticas los contenidos de la fe cristiana.

Ser creyente o no creyente es lo de menos, les escribe esto un agnóstico.  La exposición habla del Credo cristiano pero también refleja otras creencias. Desde un Buda, un Krishna niño a una Torá del Museo Sefardí de Toledo completan la exposición.

92 piezas esperan al visitante en la ciudad de Arevalo, confluencia de caminos y ahora también de arte.

Si pueden, no se lo pierdan.

Recortando concejales

Ahora que han terminado los Juegos Olímpicos y que hemos dejado el pabellón bien alto ganando un montón de medallas de todos los colores y diplomas olímpicos para empapelar media Biblioteca Nacional, volvamos a lo que de verdad importa a los españoles: el fútbol. ¡Que no! ¡Qué es broma!  Vamos a hablar de los recortes y de la crisis económica. ¿A qué se han asustado por un momento? Tranquilos ¿Quien quiere hablar de fútbol o de cualquier otro entretenimiento proletario pudiendo hablar de las tijeras más afiladas a este lado de la vía láctea? Donde esté un buen BOE repletito de recortes y ajustes que se quiten la Liga, la Copa, la UEFA, la FIFA y la TIA. La gestión del gobierno si es un espectáculo – con sus idas, sus venidas, sus desmentidos, sus notas de prensa pactadas sin pactar, etc. – y no las bicicletas o los músculos del Cristiano Ronaldo ese. Montoro y Guindos dan diez mil vueltas a Messi e Iniesta – jugando al fútbol, al tenis o en un concurso de belleza – y a la Ministra de (des)Empleo no hay quien la gane explotando burbujas en el iPad.

¿Dónde lo habíamos dejado antes de la tregua olímpica? Previously on Lost: El país se iba al garete tan ricamente mientras en cubierta, armado con una motosierra, el capitán quitaba lastre arrancando de cuajo los mástiles mientras repetía: “Es culpa de la herencia recibida, es culpa de la herencia recibida. ¡Austeridad expansiva, yo te invoco!” Las últimas medidas del gobierno que conocimos, a principios del mes de julio, eran lo mejor de cada casa: subida del IVA, reducción del sueldo de los funcionarios (dos medidas estupendas para reactivar el consumo), reducción de las prestaciones por desempleo (según el gobierno, para incentivar a los parados a buscar trabajo, proeza a la altura de Schliemann), subida de impuestos medioambientales y especiales (gasolina, tabaco, alcohol), liberalización de algunos sectores (esto habrá que verlo), de horarios comerciales, etc. Junto a estas, un par de medidas destinadas a calmar los ánimos de la masa enfurecida: la reducción de las subvenciones a partidos, sindicatos y organizaciones empresariales y la reducción del número de concejales. El chocolate (tóxico) del loro.

Como prácticamente todos estamos de acuerdo en que las medidas económicas solo van a conseguir profundizar la recesión y la destrucción de empleo – solo hace falta echar un ojo a los últimos datos de Grecia o Portugal – vamos a hablar de las dos últimas medidas que he citado: subvenciones a partidos, sindicatos y organizaciones empresariales y reducción de concejales. Ambas se justifican por la imperiosa necesidad de ahorrar, aunque sean unos céntimos, y por la creciente desafección de los ciudadanos hacia el sistema político y sus actores. De esto hablaba Pablo hace unos días por estos páramos. El mantra de “Todos los políticos son iguales” está en boca de buena parte de la sociedad que ve a sus gobernantes como una casta privilegiada, pagada con sus impuestos, totalmente ajena a la realidad y responsable de buena parte de lo que nos pasa. Partiendo de aquí, cualquier medida que reduzca “sus privilegios” o su número va a ser bien recibida, sin mayores problemas y sin mucha reflexión, por un buen número de ciudadanos.

Sobre la reducción de las subvenciones a partidos, sindicatos y a organizaciones empresariales solo un apunte: se ha vuelto a optar por lo fácil (e ideológico). La medida suena bien – partidos, sindicatos, caca –   pero quizá antes de celebrar con cava marca Hacendado que hemos acabado con los chupopteros que parasitaban al ciudadano, deberíamos plantearnos las alternativas que dejamos a estas organizaciones para cubrir sus presupuestos con la actual legislación y las consecuencias que esto acarrearía. Cuotas más caras, menos participación política, menos participación sindical, más recurso a donaciones, fundaciones paralelas, créditos bancarios condonados, etc. Más oscuridad en un ámbito nunca demasiado claro.

La reducción del número de concejales sigue una lógica parecida: hay muchos políticos, los políticos son caros, eliminemos políticos. Internet ha dado alas a un bulo (entre otros) que no por repetido se convierte en cierto: en España hay medio millón de políticos. Tanto éxito ha tenido la afirmación que ha sido repetida por gente, en teoría, formada e informada como el Sr. Pérez Reverte, y por periodistas como Carlos Herrera (sí, he sacado voluntariamente a Herrera de los formados e informados). En España, a ojo de buen cubero, hay unos 80000 políticos, un número normal para un país como España,  y de éstos 68462 son concejales, la mayoría de los cuales no cobra un sueldo. En lugar de eliminar las diputaciones – por innecesarias, inservibles y poco democráticas – se decide reforzarlas y para ahorrar cuatro duros se cercena la representación en el ámbito municipal reduciendo un 30% el número de concejales.

La reducción del número de concejales será efectiva en las próximas elecciones municipales, en 2015, si el Gobierno no cambia antes de idea, cosa que tampoco debería extrañarnos. ¿Y cómo afectará todo este bodrio a los resultados? Todos tranquilos, en Los4Palos tenemos vocación de servicio público, como Mario Conde, y hemos preparado una tabla – ¡una tabla!- extrapolando los resultados de las últimas elecciones en algunos municipios de la provincia a ese futuro cercano. Los numeritos debajo del nombre del municipio es el número de concejales actuales y el que tendría en 2015.

Como ven, con la nueva ley no habría grandes cambios en los gobiernos municipales salvo en Madrigal, donde el PP perdería la mayoría absoluta, y para IU, que perdería su representación en Sotillo, Pedro Bernardo y el Herradón de Pinares. En Ávila, donde se rompería el empate entre PSOE y UPyD, la oposición se quedaría aún más en ropa interior. Pero más allá de esto, más allá de que será más difícil para los partidos minoritarios obtener un concejal y más fácil para los mayoritarios obtener mayorías absolutas con menos votos, lo más peligroso es el mensaje que se transmite a la ciudadania. No se reducen cargos de confianza y de libre designación, no se despolitizan la administraciones y las instituciones, no se persigue el clientelismo ni el corporativismo, no se eliminan dietas abusivas (aunque se ha anunciado una regulación de salarios y complementos de las administraciones), si es que este es el problema que se intenta atajar, ni se fusionan municipios. Se eliminan los representantes de los ciudadanos más cercanos afirmando, incluso, que así funcionarán mejor las administraciones. Es díficil no caer en la falacia de la pendiente resbaladiza en este asunto. Si con 15 se hace mejor que con 21, con 10 se hará mejor que con 15 y con uno mejor que con diez. Y si a ese uno no hay que votarle mejor, que la democracia es cara.

Al final, para evitar la desafección de los ciudadanos hacia la democracia terminaremos suprimiendo la democracia.

¡La tuya es más grande!

Como han podido imaginar por el título, vamos a hablar de deudas municipales. Si ustedes han imaginado otra cosa, es culpa de su mente sucia. Si han llegado a este post desde un buscador y no están interesados en el apasionante tema del que vamos a hablar, ustedes se lo pierden.

La cosa esta del dinero, o más bien de su ausencia, está muy de moda desde hace un par de años y semana tras semana vuelve al centro de la actualidad encarada desde nuevos ángulos o descubriendo nuevos e interesantes detalles. Por este humilde rincón ya hemos hablado del tema y a grandes rasgos estoy de acuerdo con lo comentado. Estas semanas todos los focos están centrados en las deudas de las administraciones con los proveedores y el plan del Gobierno para sanear sus cuentas. Los datos publicados permiten observar como la gestión de los fondos públicos ha sido en muchos casos lamentable, ciega y cortoplacista. Las administraciones públicas están lastradas por las facturas de tiempos mejores que no volverán y ahora nos toca andar a todos, justos y pecadores, entre los lodos de aquellos polvos. Conviene señalar, eso sí, que no todas las administraciones están con el agua al cuello y que también hay Ayuntamientos y comunidades que, a pesar de la pertinaz crisis, mantienen en buen o regular estado sus cuentas. No todo son catástrofes insalvables en este valle de lágrimas.

El título del post hace referencia a que la gestión de las cuentas públicas suele ser un argumento recurrente en las discusiones políticas, se produzcan estas en los plenos municipales, en los parlamentos o en la barra de un club de alterne. La sabiduría popular nos dice que, corruptelas a parte, la derecha gestiona mejor el dinero que la izquierda, más tendente al derroche y al gasto. ¿Es esto cierto? ¿Se puede comprobar de algún modo?

La pasada semana, cuando se empezaron a conocer las cifras de las facturas que los gobiernos municipales iban a remitir al Ministerio de Hacienda, comenté a Rubén por email que sería interesante que, además del dato en bruto, los medios ofreciesen la cifra de deuda por habitante, mucho más orientativa, y el color del gobierno municipal. Como no he sabido encontrar estas cifras en ningún medio y sé que a ustedes les encantan las tablas con datos, he preparado dos: una con los principales ayuntamientos de la provincia que se han acogido al plan del gobierno central y otra con los ayuntamientos de las capitales de provincia de Castilla y León. Las tablas incluyen las deudas remitidas al Ministerio, la deuda por habitante y el partido en el gobierno municipal desde el año 1995. Esto último no pretende dar respuesta a la duda que les planteaba más arriba (o solo lo hace parcialmente) por varios motivos, pero puede ser un ejercicio curioso y orientativo. Problemas: la deuda de la que estamos hablando es solo con proveedores, no se incluye deuda bancaria ni pasivos, y no todos los ayuntamientos se han acogido al plan, algunos incluso lo han hecho solo de forma parcial. Recordar, por ejemplo, que la deuda viva del Ayuntamiento de Ávila a finales de 2010 era de 47 millones de €. También sería necesario analizar pormenorizadamente de dónde vienen las deudas, si son resultado de una inversión productiva o de la megalomanía de los dirigentes locales, pero reconozco que recabar esa información de cada municipio me supera (aprovecho aquí para recomendar el reportaje que publicó El País el pasado domingo sobre gobierno abierto y transparencia)

Como digo, no podemos extraer una conclusión científica de todo esto, pero podemos comparar, opinar y criticar, que para eso tenemos un blog. Primero los municipios de la provincia (click para ampliar).

Como vemos, el municipio con más deuda por habitante es Piedrahita, seguida de Arenas de San Pedro y de la capital. En Arenas, el consistorio del Partido Popular culpa de la deuda al anterior equipo socialista, aunque a estos no le salen las cuentas y culpan a su vez a gobiernos anteriores, que como vemos en la tabla, fueron todos del PP. En Piedrahita han usado la misma excusa, con el agravante de que aquí echan la culpa de las deudas al equipo municipal que abandonó la Alcaldía en el año 2007. En la capital, por su parte, el consistorio no ha podido echar la culpa a nadie. La únicas conclusiones que podemos extraer de esta tabla es que el PP es endémico de estas tierras y que las victorias socialistas se pueden contar con los dedos de una mano.

Vamos con los datos de las capitales de la Comunidad.

De estos datos podemos extraer dos conclusiones: que seguramente alguien debería estar en la carcel por la situación económica del Ayuntamiento de León (declaran tener deudas por valor de 280 millones, aunque al Ministerio de Economía en el año 2010 solo le constaban 76) y que las deudas no parecen tener color. Valladolid y Segovia, gobernada la primera por el PP durante toda la serie y la segunda por el PSOE durante los últimos años, no se han acogido al Plan por no considerarlo necesario. En Segovia dicen no tener deudas pendientes y en Valladolid, aunque reconocen una deuda de más de 5 millones, dicen poder pagarla sin recurrir al Estado. Por debajo de la media se sitúan Palencia y Salamanca, la primera gobernada por el PSOE durante muchos años, la segunda siempre en la serie por el PP. Ávila y Soria presentan situaciones parejas, a pesar de su distinto color político, y despuntan Zamora y Burgos, en manos del PP de forma mayoritaria.

Las deudas, en definitiva, no parecen ser patrimonio de partidos o ideologías, ni siquiera parecen ser consecuencia inevitable de un modelo de financiación mal desarrollado (aunque sí en parte). Las deudas son herencia de malos gestores que, en mi opinión, deberían asumir responsabilidades por sus actos en los casos más graves.

PS.- Los malos gestores deberían asumir responsabilidades ¿Y los partidos que los eligen? ¿Y los ciudadanos que los votan?

PS2.- Se me olvidaba. El Ayuntamiento de Ávila ha publicado la lista de facturas que ha remitido al Ministerio. Los proveedores están identificados solo con el CIF pero no hay nada que Google no pueda solucionar. Por ejemplo: 75.000€ al Diario de Ávila, 64.000€ a ASPAYM (Asociacion de Parapléjicos y Grandes Minusvalidos de CyL) o 32.000€ a la SGAE. A Telefónica le debe 3 páginas de facturas.

A %d blogueros les gusta esto: