Líderes en aprovechamiento

View this post on Instagram

Las vías del tren. #Ávila

A post shared by Juan Luis del Pozo (@__willy_) on

En tierras abulenses somos muy de aprovechar. Nacimos para aprovechar. Es uno de los deportes locales más practicados. Aprovechamos cualquier cosa para cualquier otra cosa. Un ejemplo es esta noticia que me encuentro en Diario de Ávila: El PP pide una lanzadera a Madrid aprovechando el desvío de trenes por Medina. Por si os choca un poco el asunto os cuento que es un aprovechamiento de manual. La noticia cuenta, por ejemplo, que…

El Partido Popular intenta dar la vuelta a lo que puede resultar una amenaza para el futuro ferroviario de Ávila, convirtiéndolo en una oportunidad de mejorar la conexión con Madrid.

En realidad, el Partido Popular pretende darle la vuelta a lo que su gobierno nacional ha consentido, dejar a Ávila sin trenes y quieren venderlo como un logro cuando en realidad, esta solución, no pasa de ser un parche a una situación más que complicada para nuestro futuro. Decidieron conectar Madrid con Salamanca vía Medina del Capo, dejando a nuestra ciudad fuera de esa unión y, por consiguiente, prácticamente aislada en cuanto a tráfico ferroviario se refiere. Una vez se complete la idea se replanteará el servicio de trenes que pasan por nuestra ciudad ya que muchos que cubrían ese trayecto hasta Salamanca dejarán de pasar por Ávila y por tanto de hacer parada en nuestra estación. Una vez que eso suceda, el tráfico de la línea Ávila-Madrid disminuirá considerablemente, evidentemente, porque nos quitan trenes, lo que Sebastián González pretende “aprovechar” para hacer un tren lanzadera a Madrid. 

González habla de  un plan específico para la realización de este proyecto que «ya está en los presupuestos de este año con 300.000 euros, y que parece que en el ministerio ha sido bien acogido», con la ventaja de que es una cuestión que «no requiere presupuesto, sino que requiere planificación y gestión».

Ojo. Un tren lanzadera a Madrid no significa alta velocidad, ni siquiera velocidad moderadamente superior a la actual, para eso tendrían que hacer actuaciones de mejor en las vías, antiguas ellas, y poner en marcha trenes nuevos. En el caso de Ávila…

«con los surcos que nos dejan libres (los trenes que os quitamos) queremos que se mantenga el compromiso de que los podemos utilizar a disposición de los abulenses con una serie de lanzaderas a Madrid, un tren directo con un horario consensuado y acordado por todos que dé servicio fundamentalmente a los trabajadores y a los estudiantes y también a los turistas», todo ello «sin necesidad de hacer inversiones en la vía, porque eso está descartado sobre todo en lo que es el cuello de botella de El Escorial a Las Rozas y de Las Rozas a la estación del norte»

Y todo esto para conseguir que el trayecto de Ávila a Madrid se quede en un trayecto de “una hora o una hora y cuarto”, trayecto que se completa actualmente en algo menos de una hora y media si eliges el tren correcto. Esto me hace pensar que el asunto, como bien dice González, no es un problema de presupuesto, sino de planificación. Es decir, de eliminar las paradas intermedias para no  perder tiempo y así ganar 15 minutos en el trayecto. Un plan redondo.

Un plan redondo con el que aprovechamos para olvidarnos de la gente de los pueblos que usan esa línea. Un tren directo de Ávila a Madrid, o dos, o tres (que no es cuestión de pasta), deja en una muy difícil situación a los vecinos de la zona de Pinares (Navalperal, Las Navas…). ¿Acaso se llena un tren de Ávila a Madrid con los trabajadores y estudiantes que se desplazan a diario de aquí a la capital? Yo lo voy dudando. De hecho, el tren sale de Ávila medio vacío y se va llenando a medida que pasa por las localidades de la provincia. ¿Es pues un tren lanzadera sin paradas la solución a los problemas que la escasez de trenes va a traer a nuestra provincia? Pues yo lo sigo dudando. 

Total. Que aprovechando que os la vamos a meter doblada con la alta velocidad y que os vamos a dejar sin trenes vamos a venderos las bondades de llegar a Madrid en tan solo una hora y cuarto como si del final de la crisis se tratara dejando patente que solo nos interesan los ciudadanos de segunda, los de la capital, en detrimento de los de tercera, que son los de la provincia. Sí, digo bien. En Ávila no hay ciudadanos de primera. Lo somos de segunda o de tercera… Pero eso, para aprovechar bien el tema, os lo cuento otro día.

Fundido a negro

Cruzo uno de los arcos de la muralla y me llega el inconfundible olor de la pintura. Es un olor peculiar que siempre te recuerda a lo mismo y no suele haber ninguna duda, la pintura con la que se marca la señalización horizontal de carreteras y calles. En este caso concreto era el olor de un paso de peatones recién pintado. Cuando digo recién me refiero a horas antes, quizá el día anterior. En realidad el día anterior pasé a la misma hora por el mismo sitio y no olía a pintura pero bueno, me da igual, ayer, hoy… Si huele a pintura es que no lleva mucho tiempo pintado. 

Me acordé de que están haciendo trabajos de pintado en toda la ciudad. Lo anunciaban hace unas semanas. 250 pasos de peatones serán repintados tras sacar los trabajos a licitación.  Que bien, para qué negarlo, porque falta hacía. A todos nos suena el asunto ese tan feo de los atropellos en la ciudad que, si cierto es que sus cifras se han reducido un 27%, más cierto es que hubo una época en que todo eran peatones alcanzados por vehículos. Seguramente la solución no sea solo pintar de nuevo las rayas blancas en el suelo, pero en algo ayudará. Es más, la cosa parece ir viento en popa y una de las empresas que concursa para repintar los susodichos dice poder ampliar la cantidad de ellos en 20 más pasando de 250 a 270. ¡¡¡ADJUDICADO!!! Casi por el mismo precio pintamos más pasos de peatones. Bien.

Pero ay… Malditos coches y malditos conductores descuidados que no limpian a conciencia las ruedas de sus vehículos antes de salir de casa. No encontraréis paz para vuestras almas. Los pasos recién pintados ya se ven negros, negros cuando aún dura el olor a pintura fresca:

2014-07-22 14.03.00

Negros cuando el olor ya se ha ido hace días:

2014-07-22 14.12.49

Por cierto, ya no hay rodillo pintando sino una novedosa pistola que facilita enormemente el trabajo y lo agiliza hasta límites insospechados pero…

BsLC4OqIQAAdq-4¿Merece de verdad la pena? ¿Es una buena inversión pintar 270 pasos de peatones por cerca de 50.000 euros cuando en las zonas de más tráfico dejan de verse al día siguiente de hacerlo?

2014-07-22 14.09.41

A mí me da la sensación de que es un fracaso. De que la pintura no vale, no es de calidad, no está dada como se merece, no se ha dejado secar lo suficiente… algo está pasando… Pero no puede estar bien hecho nada de todo esto si los pasos de peatones recién pintados lucen negros pocas horas después.

2014-07-22 19.51.00

Momento pues de asumir errores, de pedir perdón, de parar el repintado de los pasos que quedan antes de que nos cueste más dinero arreglar del desaguisado y hacer un planteamiento más serio desde el principio. Quizá sea tan sencillo como hacerlo a la vieja usanza, a rodillo. O quizá sea que yo no tengo ni idea de estas cosas y que donde yo veo negro vosotros veáis blanco nuclear en cuyo caso me callo y nada de lo dicho sirve para nada, ni siquiera las fotos.

A %d blogueros les gusta esto: