A favor de la libertad de Bárcenas

IMG_1520Pues sí, ha leído usted bien el título. Me declaro a favor de que el señor Luis Bárcenas, extesorero del PP para el común de los mortales, “ese señor” para Mariano Rajoy, esté haciendo las maletas para abandonar la cárcel mientras escribo estas líneas. Me dan igual los argumentos jurídicos a favor o en contra, me da igual si la fianza es mucho o poco dinero, si se lo han dado sus amigos, lo ha sacado de debajo del colchón o si ha hecho un crowdfundig; y me da igual si su libertad es un nuevo golpe a la confianza del pueblo en la justicia o si la refuerza. Lo importante, lo más importante, lo único importante ahora, es el espectáculo. Bárcenas suelto, con una gabardina con los cuellos subidos, mirando a uno y otro lado, recorriendo todos los aparcamientos de Madrid buscando a Pedro J. ¡Espectáculo!

Por eso mismo, por el espectáculo, cruzo los dedos para que Susana Díaz adelante las elecciones en Andalucía y para que su ejemplo sea seguido por el lehendakari. Elecciones en marzo, en mayo, en julio, en septiembre y en noviembre. Y un referendum o dos, en octubre y diciembre, para completar el ciclo. Y en Europa igual. Tras las griegas del próximo domingo ¿por qué no las francesas en marzo, las alemanas en abril, las italianas en junio y las belgas, por ejemplo, en septiembre? ¿Y Juncker? ¿Juncker puede convocar elecciones? ¿Y si votamos una nueva constitución europea? ¡O la misma de antes para ver si hemos cambiado de idea! Y si puede ser, que los resultados de todas las elecciones sean lo más confusos posibles. Las mayorías absolutas son aburridas y la esencia de la democracia es el diálogo, la negociación y las peleas en el barro. Pablemos presidente del Gobierno, Tudanca en la Junta apoyado por una coalición PSOE-IU-Podemos-PREPAL-UPL y un ficus alcalde de Ávila con el voto de todos los partidos menos el PP. Todo risas.

La crisis, el paro, el centenario de la Santa, la independencia de Cataluña, la exploración espacial, Ramón Garcia con transparencias; todo eso es importante, es verdad, pero solo como ingredientes menores de una salsa mayor, del espectáculo. Lo importante de que nieve son las broncas posteriores porque contribuyen al espectáculo. ¡Y que sople el aire a ver qué pasa con las banderolas! ¡Y que llueva a ver qué pasa con los imbornales! ¡Y que se desborde el río a ver si aguanta la pasarela de los cuatro postes!

Espectáculo, diversión, risas. Si tenemos que soportar este 2015 que se avecina, que sea con una sonrisa en los labios. También podríamos darnos a las drogas, los juegos de rol o las lecturas de Coelho, pero todas estas soluciones son más caras. ¡Háganlo por nosotros!

El humo del tren

En el Círculo de Bellas Artes de Madrid había hace tiempo, no sé si seguirá, una exposición dedicada al urbanismo y a las infraestructuras. La muestra incluía una serie de mapas de España en los que las ciudades aparecían localizadas en función de lo que se tardaba en llegar desde ellas a Madrid en los distintos medios de transporte disponibles. Los mapas empezaban, creo recordar, en 1970 y el cambio era absolutamente brutal. Salvo excepciones (Extremadura está más lejos de Madrid ahora que en 1980) el país se encogía década a década, como una camiseta de mercadillo. Acortando distancias, acercando personas que dirían desde el Ministerio de Fomento. Ávila en esos mapas permanecía prácticamente estática desde 1980 y tan solo la apertura de la A51 acercaba levemente nuestra ciudad a la villa y corte.

Ayer, Gonzalo Ferrer, presidente de Adif, presentó en el Congreso de los Diputados los presupuestos y las previsiones para 2015 de la entidad pública empresarial responsable de la gestión, construcción y explotación de la mayor parte de infraestructuras ferroviarias de la piel de toro. Habló de dinero, de inversiones y también de la puesta en servicio de nuevas vías, la mejora de algunos trazados y los efectos que esas actuaciones iban a tener sobre los tiempos de viaje. Por ejemplo, un madrileño que quiera ir a comerse una paella a Valencia tardará solo una hora y quince minutos en llegar hasta los dominios de la Gurtel Rita Barberá. Si el mismo madrileño pasa de la paella y quiere acercarse a Burgos a tomar unas cañas, el viaje solo le llevará una hora y cuarenta y cinco minutos. Y si después de tanta comida lo que le apetece es darse un paseo por la Alhambra, de Madrid a Granada tardará dos horas y cincuenta minutos.

Podemos discutir sobre su precio y su necesidad, pero es innegable que el salto dado por las infraestructuras de transporte patrias en las últimas décadas es pasmoso. En la presentación de Adif se habló mucho de nuestra región: de Zamora, de Burgos, de Palencia, de León. Y también de Salamanca. Si al madrileño anteriormente citado le apetece tomarse unas pinchos por Van Dyck o cambia los campus de la Complutense por los de las riberas del Tormes, el viaje entra ambas ciudades durará una hora y veinticuatro minutos. ¡Menos de hora y media! Exactamente lo mismo que tardaría en llegar hasta Ávila en el tren más rápido de los disponibles. ¿Cómo es posible tal maravilla? Por la puesta en servicio de las mejoras en la línea entre Salamanca y Medina del Campo. A partir del año próximo, los viajeros que vayan desde Madrid a la capital charra podrán elegir viajar por Medina y tardar hora y media o viajar por Ávila y tardar dos horas y media.

No hace falta ser muy listo para suponer que esa nueva ruta reducirá el número de viajeros que con destino Salamanca pasan por nuestra ciudad y una vez que esto suceda tampoco resulta difícil suponer que se reducirá el número de trenes y servicios.

Hace dos años, Ramiro Ruiz Medrano, delegado del Gobierno en Castilla y León, prometió que el trayecto entre Madrid y Salamanca se reduciría a una hora y veinte minutos. Promesa cumplida. Pero el delegado del Gobierno, ante las dudas de los medios abulenses, juró y perjuró que esa mejora se daría en la línea que pasa por nuestra ciudad. Mintió, y su mentira solo tardó dos meses en hacerse evidente, el tiempo que tardaron en concretarse los planes de Fomento.

Con aquellas obras a punto de entrar en servicio, los altos mandos del PP de la ciudad, la provincia y alrededores (al diputado Casado le metemos en este último grupo) vuelven a vendernos, con motivo de los Presupuestos del Estado del año próximo, el brillante futuro del ferrocarril abulense mientras a su alrededor las vías, como la ciudad, se oxidan.

Vuelven a vendernos humo, lanzaderas, planes estratégicos y mentiras; pero será nuestra culpa si volvemos a dejarnos engañar.

PS1.- Ejem.

Los PGE de 2015 para Ávila y provincia.

image

El PP ha organizado hoy sábado un acto en nuestra ciudad para difundir los Presupuestos Generales del Estado para el año 2015 aprobados ayer por el Gobierno de la Nación. El acto, que ha contado con la participación de varios altos cargos del gobierno nacional y regional, entre ellos el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el vicesecretario general de comunicación del PP, Carlos Floriano, ha sido clausurado por María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha.

El siguiente vídeo es un resumen de las declaraciones realizadas por los diferentes cargos presentes en el acto sobre el impacto de los citados presupuestos en la ciudad y provincia de Ávila.

 

Pocos voluntarios

El asunto del voluntariado para la celebración del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa es algo que me tiene algo mosqueado, debo ser yo el raro. Ya comenté en su día que no me parecía bien tirar de voluntarios y que se podía hacer un esfuerzo por generar puestos de trabajo. Eso fue allá por el mes de febrero y la cosa no era una idea disparatada ya que parece que gustó a algunos sectores de la política abulense, aunque abiertamente no lo dijeran. Esto último fue por el mes de marzo.

Autorías intelectuales aparte, el lunes leía una noticia en Tribuna de Ávila que decía:

Pese a que este domingo estaba previsto el cierre del plazo para las inscripciones de voluntarios del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa, la Comisión de Voluntariado ha decidido ampliarlo hasta finales de mayo, debido a la gran demanda que se viene realizando en las últimas semanas.

Y claro, eso de “debido a la gran demanda que se viene realizando en las últimas semanas”, hace que salten todas mis alarmas. Decía Avilared:

Los interesados podrán inscribirse hasta el próximo 13 de abril, siendo la previsión de la diócesis no solo “fidelizar” a los 600 voluntarios que cooperaron en 2011 en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) sino incrementar esa cifra para atender a los miles de peregrinos que se esperan…

Con todo mi respeto… Creo que su previsión eran largas colas de gente a la puerta del Obispado, como si fuera un concierto de Bisbal, creo que han pinchado y creo que nos la están intentando colar. Creo que han tenido mucha menos afluencia de voluntarios de la que esperaban. Creo que lo de “la gran demanda que se viene realizando en las últimas semanas” no es ni la mitad de lo que quieren que parezca y que quieren maquillarlo de cara a la ciudadanía porque queda mejor poner eso que poner que “no se ha inscrito tanta gente como pensábamos en un principio”. 

Por cierto, que el plazo no se amplía una semana, unos días… No, un mes y medio, a lo loco… ¿Para poder gestionar la gran avalancha final? De verdad, resulta difícil de creer. Que puedo estar equivocado, ¿eh? No digo yo que no. Que esto va rodando, llega finales de mayo, se cierra el plazo de inscripciones, dan la cifra de voluntarios y son 2.564 inscritos. Ya pediría disculpas, ya sería yo el primero en decir que me he equivocado al escribir estas líneas. Eso sí sería una gran demanda. Pero de momento, visto lo visto, creo que es todo lo contrario.

Agotado el plazo inicial dado y según informa Diario de Ávila:

Hasta ayer (14 de abril) cerca de 300 personas habían dicho ‘sí’ a la llamada de La Santa , una cifra que supone casi el doble de la registrada hace ahora un mes.

Una cifra que no llega a la mitad de lo inicialmente esperado… Añado yo. ¿Seguimos hablando de gran demanda?

Por cierto, y cambio un poco de tema, parece que se está abriendo algún comercio por el centro que pretende aprovechar el tirón del evento. Me parece buena idea. A ver si poco a poco se va viendo movimiento y comenzamos a salir adelante. Espero que sean comercios duraderos y no solo para una temporada, la temporada del V Centenario. 

L4P: Objetivo 2015

L4P2015

“Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde” Sir Francis Bacon

Vivimos tiempos aciagos, lúgubres y oscuros. La pertinaz crisis, como la sequía, ha cercenado el presente, el futuro, las ilusiones y los planes de millones de personas. Cada vez más gente tiene como único objetivo sobrevivir, aguantar, llegar a fin de mes. Puede que la macroeconomía mejore, que la prima de riesgo se modere y que los número de las grandes empresas mejoren, pero a pie de calle, la economía real, anémica, sigue boqueando desesperada buscando oxigeno. Los parados se siguen contando por millones, las empresas siguen cerrando y el túnel parece no tener fin. No es necesario que llegado este punto les recordemos las dramáticas cifras que nos azotan desde los medios de comunicación, ni que les relatemos dramas que seguramente vivan ustedes en persona, entre su familia, sus amigos o en sus entornos más cercanos.

Pero la crisis no es solo económica, nos engañaríamos si así pensásemos. Sufrimos una crisis económica, sí, pero también una crisis política y social que no va a desaparecer aunque se cree tímidamente empleo y se maquillen las cifras del INEM; una crisis que no se va a solucionar esperando sentados a que deje de llover. Como el dinosaurio de Monterroso, todos estos problemas seguirán ahí cuando despertemos. La corrupción pronto exigirá un espacio en los telediarios dedicado en exclusiva a la crónica judicial. La descomposición de partidos y sindicatos es solo la parte más visible, la punta del iceberg, de unas estructuras -políticas y económicas, pero también sociales- agrietadas y carcomidas, sustentadas durante años por una burbuja tan irreal como la fingida salud del sistema. La desconfianza del ciudadano hacia sus instituciones es un problema grave que también hay que afrontar. Y esta descripción se puede aplicar a nivel nacional, regional o local; Ávila no se escapa del lento eclipse de nuestro modelo de convivencia.

Ha llegado el momento de dar un paso adelante. No creemos en soluciones mágicas, ni en bálsamos de fierabrás. No se puede cambiar el mundo con un “Me gusta”, con un RT o firmando una petición de Change.org; hay que levantarse del sofá y salir a la calle. Este blog ha servido como plataforma de debate, como altavoz para nuestras quejas y nuestras propuestas, pero no nos podemos conformar con mirar el contador de visitas. Es necesario hacer política, política de verdad. Si queremos cambiar algo -nos conformamos de momento con esta ciudad- es necesario que nos remanguemos, que salgamos a la calle y que estemos dispuestos a ocupar los despachos desde los que se gobierna el mundo real. Esto no va de conseguir fologüers, el objetivo es conseguir votos, porque no hay herramienta más potente que esa para transformar la realidad.

Por todo esto, hemos decidido constituirnos como partido político y presentarnos a las elecciones municipales de 2015. Ya hemos comenzado los trámites administrativos necesarios y el siguiente paso es construir un programa político que presentar a la sociedad abulense antes de solicitar su apoyo en las urnas. Pretendemos desarrollar un proyecto global, pensado para toda la ciudad, en el que todos los abulenses puedan verse representados, pero consideramos que hay una parte de la sociedad abulense que se está viendo afectada especialmente por la crisis, por el modelo de ciudad diseñado por nuestros regidores y por el modelo de representación política tradicional: los jóvenes. A ellos -a nosotros, pues también somos jóvenes- va especialmente dirigida nuestra propuesta.

Todas las encuestas reflejan que el interés de los jóvenes por la política es bajo y que un alto porcentaje de ellos no votan. Nuestro primer objetivo, por lo tanto, debe ser convencer a los jóvenes de que la única forma de que nuestras necesidades y preocupaciones sean tenidas en cuenta es organizándonos, movilizándonos y votando. Si no hacemos política, la harán otros por nosotros. Y no, una biodanza no es política.

No pretendemos saltar al vacío, por lo que contamos con todos vosotros, con vuestras ideas e iniciativas, y ya hemos comenzado a sondear la opinión de diversos colectivos. Estos primeros contactos nos han permitido perfilar algunos aspectos de nuestra propuesta y planificar algunos de nuestro primeros pasos. Este es un proyecto en construcción y por eso lo anunciamos con tiempo, para poder construirlo juntos.

Creemos que el cambio es posible, pero somos conscientes de nuestras fuerzas y de lo difícil de nuestra empresa. También lo somos de que si no actuamos con inteligencia podemos convertirnos en un freno al cambio que pretendemos conseguir. La aritmética electoral puede hacer que los votos que recibamos sirvan para apuntalar al partido en el poder a pesar de la presumible sangría de votos que sufrirá en los próximos comicios. Por eso, nuestra campaña va a estar muy centrada en movilizar el voto que hasta ahora no se sentía representado por ningún partido. Sin renunciar a ellos, no queremos restar votos a ningún partido de oposición sino sumar votos al cambio. Queremos el voto de aquellos que no suelen acudir a las urnas, ser su voz, sus representantes, sus intermediarios en las instituciones.

En las pasadas elecciones municipales solo acudieron a las urnas el 66% de los abulenses con derecho al voto. 15000 abulenses, muchos de ellos menores de 35 años, se quedaron en sus casas. Ahí está el hueco. Nuestro objetivo es conseguir que 3000 de esos ciudadanos confíen en nosotros. Pueden parecer muchos, pero solo son una parte minúscula de los abulenses que tienen que estudiar o trabajar fuera de la ciudad, de los que se sienten excluidos por los de siempre, de los que saben que su futuro no está en Ávila, de los que se sienten expulsados de la ciudad donde nacieron y donde les gustaría seguir viviendo. Ávila no puede seguir siendo una ciudad de cartón-piedra que solo palpita tres días al año.

Queremos ser una fuerza decisiva en un momento decisivo, un momento que se augura de cambio político, de alternativa. Queremos abrir las ventanas del Ayuntamiento y que el viento que viene limpio de la sierra recorra hasta el último rincón de nuestra vetusta ciudad. Creemos que podemos lograrlo. ¿Nos acompañas?

PS1.- En las próximas semanas habilitaremos un espacio en el blog dedicado en exclusiva a este proyecto con información, enlaces, zona de descargas, etc. También habilitaremos un espacio para colaborar con el proyecto. Pretendemos realizar una campaña muy personal, inspirada en el modelo desarrollado por el Partido Demócrata, y necesitaremos “agentes electorales”. Tenemos pensado realizar un importante esfuerzo con las comunidades abulenses residentes fuera de nuestra ciudad. Si eras un “abulense exiliado”, te necesitamos especialmente.

PS2.- Por Ley, estamos obligados a que nuestras listas electorales sean paritarias. Si eres mujer y estás dispuesta a ser parte fundamental de nuestro proyecto, en breve te diremos cómo colaborar.

___________________________

*

¡28 de Diciembre fun-fun-fun!

Esta entrada – junto con el gancho del relato – fue nuestra tradicional entrada conmemorativa de los Santos Inocentes. De momento no damos el salto a la política, aunque aceptamos propuestas y aguinaldos.

Felices fiestas para todos.

A %d blogueros les gusta esto: