La mayor fuerza política

Estamos a 9 días de escuchar la frase “yo no voto, da igual, si siempre ganan los mismos”.

Lo comentábamos ayer en el whatsapp interno de los salvapatrias de este blog: ¿Alguien sabe si la encuesta sobre voto en Ávila indicaba porcentaje de indecisos y de abstención? “Creo que no” respondía el postureista Willy. “Vaya chufa” merengueaba el vendido al poder llamado Alberto. Pablo no contestaba, estaría quitándose el disfraz de Daredevil con el que ha empezado a patrullar el Mercado Chico… o tal vez anduviera de cañas con el viñetero para celebrar el cumpleaños del viñetero Illo. 

Eso era ayer.

Esta mañana, en la ciudad vecina, “El Adelantado de Segovia” lleva a portada a los indecisos. Según los acueductados paisanos, el 33´6% de indecisos decidirán el color de voto de la capital. Lo cual es tanto como decir que cualquier encuesta que haya salido hasta la actualidad vale de muy poco, porque la mayor fuerza política a 9 días de las elecciones seguramente sea la abstención. El voto final (los que finalmente vayan) se decidirá por la simpatía, por la última metedura de pata del Cañete de turno o por el globo que den al sobrino o nieto en el paseo del viernes 22.

No debería ser tabú decir que la sociedad de Sálvame es perjudicial para la democracia. Nuestro sistema se debería basar en el análisis consciente de una sociedad informada sobre las propuestas de unos partidos y otros y el trabajo de las organizaciones sociales y colectivas para el bien del sistema común. Pero no, aquí al final hay un 4% de voto, siendo generosos a la baja, que se decide porque el candidato o la candidata da bien en cámara. Por ser simpático.

Albert Rivera se dio ayer un baño de masas en Pucela. El pueblo que andaba paseando por el centro de Valladolid empezó a seguir cual rebaño a la multitud. ¿Quién es? ¿Quién es? ¡El de Ciudadanos! ¡Ay, que guapo! ¡!Pues yo pensaba que era más alto!

– ¿Qué le parece Albert Rivera?

* ¡Es muy guapo! ¡Y muy joven!

– ¿Le va a votar?

* Ay, pues… ¡a lo mejor sí!

Oiga, que no. Que Albert no se presenta a su ciudad. Ni a su ciudad ni a ninguna otra. Pero vamos, que digo Rivera como digo Pedro Sánchez, que también va de guapazo. Y es injusto, porque a mí el que me impresionó en persona fue Rajoy, un día que estuvo haciendo como que compraba manzanas en el Mercado Chico. De Mariano no te esperas que es un tiarrón de 1’90 M. Enamora, vaya.

Así que iba a decir que la gente proceda a estudiar las propuestas de unos y otros, pero me he venido abajo. Indecisos, hagan lo que quieran… ¡Quién se puede resistir a hacerse un selfie con un famoso!

¡Candidatos! ¡No digan nada! Es posible que pierdan el voto por presentar una propuesta, atrevida cuestión. Es mejor pasear por la ciudad repartiendo sonrisas y cantando. No descartaría yo que el PP local acabara su campaña haciendo un flashmob al estilo José Mota, como quien pide la mano del votante en pleno Mercado Grande

¡Gru Alcalde! ¡Minions Salvapatrias!

(Yo también quería poner unos dibujicos)

Alegrado el espíritu, regrese la consciencia: Indecisos, vayan a votar. No podemos estar luego cuatro años diciendo que hay que escuchar al pueblo, que la fuerza está en la gente, que no nos escuchan u otras zarandajas. La campaña empezó con 4 partidos empatados (a nivel nacional, digo). Primero se concentró fuego en Podemos, al que se dejó más que tocado. Luego se ha esperado a que el omnipresente Willy Fog Rivera se equivocara en 2/3 frases desafortunadas para exprimir todo lo posible al Efecto Naranjito. No se sabe si PP y PSOE intercambiarán artillería antes del 24M, más allá de la guerra de efectos especiales que se traen en Andalucía. Pero vamos, todo indica que Alberto tenía razón, que “Todo es fabuloso”, que la anestesia funciona bien y que en 9 días no nos jugamos nada más allá que el no quedar últimos en Eurovisión.

PD: Se recomienda visita por la web “Desmontando Ávila” que nos enlazaban en los comentarios de los lectores.

Aquí el 15Mm, aquí unos amigos

Les voy a confesar unas cosas, y con el tiempo que llevamos aquí escribiendo y lo que nos conocen, espero que me crean. Están en su derecho a no hacerlo y a llamarme victimista o cuentista. Lo dejo a su elección. Aquí está todo nuestro blog para darnos fuerza. Nuestra dignidad se basa en nuestra trayectoria. Opinable siempre, pero siempre honesta. Errónea en ocasiones, seguro, pero siempre saliendo de dentro. Ya nos conocen y eso es lo que me importa.

[Para políticos o personas que lleguen aquí con prisa, bajen con el ratón al punto 4 y se ahorran unos cuantos párrafos]

No lo he contado hasta ahora porque no procede. Y no lo contaré del todo porque sigue sin proceder y porque ni siquiera la persona a la que más le afectaría esto sabe toda la historia completa.

Un día, una persona con cierto poder, me metió en su despacho, cerró la puerta, exhibió su mejor sonrisa y me dijo:

“Bueno, en confianza. Tú y yo. Aquí solos y en confianza porque sabes que te respeto. Detrás de esa página en la que escribes… ¿Quién está? ¿Quién lo financia?”

Le dije que nadie. Que eramos 4 amigos y un viñetero. 5 abulenses de infanteria. No me creyó. Por Angélica de Alquezar, lo más sagrado, que no me creyó. Sonrió, me miró y dijo “Vale, como quieras. Nadie está detrás”. Hubo más conversación y sonrisita, pero eso me lo guardo porque soy una persona de palabra. Aunque ciertas insidias no merezcan la confidencia. Punto y aparte.

Lo de que ciudadanos comunes abran una página y poco a poco ésta vaya teniendo tirón e influencia les suena imposible a este tipo de personas. Son los del viejo modelo que no se dan cuenta de que el tema, el tinglao, se les va muriendo y muriendo. Son los mismos que hace siglos controlaban el papiro y no vieron venir la imprenta. Estoy diciendo bobadas históricas pero me entienden.

Internet lo ha cambiado todo. Y no todo para bien, claro. Y no todo son florecitas, pajaritos místicos y talegones revolucionarios. Pero ha cambiado las reglas. El juego es el mismo, los del compás, la escuadra y el cartabón siguen teniendo el poder máximo pero les han salido almorranas aquí y allá.

He aquí una almorrana. Nosotros preferimos vernos como un brote verde pero no. Somos una jodida almorrana en la tranquila y apacible muralla. Y por supuesto esta página le molesta sobre todo a la regidora máxima de Ávila (no es hombre, es mujer) pero no es a la única que le molestamos. Esta página molesta también a la oposición más acomodada, a los palmeros que llevan viviendo bien desde hace décadas. De derrota en derrota hasta la insignificancia total.

¡Y encima damos ejemplo o empuje y salen nuevas páginas! ¡Intolerable, incontrolable e inaceptable!

Imagino que la mayoría de ustedes se estarán preguntando que qué carajo le pasa hoy a Rubén. Pues les puede resultar estúpido porque lo es pero resulta que aquí somos el 15M. Esto lo lee por ejemplo nuestro comentarista Iñaki y le da un ataque de hipo. Somos el 15M o eso es lo que van pregonando ciertas personas para joder la vida de quienes escriben aquí. Y lo estoy escribiendo yo porque ya estoy en el paro y es al que menos importa que circule la insidia.

“Bueno, está claro que tenéis una campaña personal contra el concejal” “¿Tú eres de ese blog que lo único que hace es meterse con el alcalde, verdad?” “Qué vas a esperar de esos 4, si son del 15M” “¿Tu amigo el que escribe ahí…es del 15M verdad?” “Bueno, ya sabes, como zutanito es de los del 15M…” “Los 4 Palos..los del blog del 15M”.

Hemos mejorado. Ya no nos financian, ahora somos directamente antisistema. 15 M. Anatema. Revolucionarios. Anarquistas. Gente ávida de sangre, muerte y destrucción. Somos unos tíos que lo único que hacen es agitar a la masa contra sus regidores, que tienen algún interés oscuro particular detrás y que solo buscan destruir.

El problema no está en quienes nos leen, sino en quienes NO nos leen. En esos que sin saber de nada, escuchando a ciertas personas, se hacen una idea errónea. Así que déjenme que haga un poquito de historia…

1. No somos Antinada ni Democracia Real Ya ni 15M ni Gaitas.

Aquí respetamos a esas y otras asociaciones o colectivos ciudadanos, pero aquí no somos eso. Yo mismo he escrito criticando ciertas formas del 15M y afirmando Que sí nos representan. ¡Vaya antisistema estoy hecho! Como había motivo de debate extenso se dio espacio a un lector para defender su postura de forma más amplia (enlace). Y ya mucho antes habíamos tenido algún otro post y una extensísima charla sobre el tema. Aquí no se adoctrina, se da espacio para opinar.

No hay más ciego que el que deja la mente en blanco.

2. No somos de UPyD

Y es justo de lo que nadie nos acusa. Si hay un partido al que apenas se le ha dado en esta página un tironcillo de orejas es a Rosa y sus amigos. Es cosa de que lleven poco y estén en la oposición, pero tranquilos… algún día les tocará como a todos. Porque este es un espacio de opinión y se habla de todo. Y ellos son parte del todo. Y si quieren contestar, lo podrán hacer. Es la marca de la casa.

Sí nos han acusado muchas veces que somos del Psoe. Y créanme, si hay un partido que a mi particularmente me tenga hasta las arrobas, ese es el socialista abulense. No todos y hay gente buena como en el PP, UPyD, IU y el PACMA. Ávila es pequeña, nos conocemos todos y todos tenemos amigos aquí y allá. Pero si hay un partido tiquismiquis, mamandurriesco, palmero y atontolinao es el del puño y la rosa.

Por cierto… “aquí nunca se critica al Psoe” —

2.a) El Prado a Los Serrano (o a la plaza de toros)
2.b) Con la nueva mayoría
2.c) La politique en rose

Hay mucho más pero valga el ejemplo. En cualquier caso aquí tienen el Tag “Psoe” si quieren ver unos cuantos posts. Reciben menos que el PP, sí, pero porque no gobiernan por aquí. Así que no, no nos financia el Psoe. De hecho les encantaría – en general – que no existiéramos.

Para mi el Psoe de Avila es de lo peor que hay en estos lares desde hace años. Tal vez (y ahora sí que va a parecer que nos paga Rosa Díez) lo que pasa es que ahora las encuestas en nuestra provincia empiezan a preocupar a PP y Psoe. ¿Adiós chiringuito?

3. Aquí escribimos para adultos

Si yo digo que “si hay un partido que a mi particularmente me tenga hasta las arrobas, ese es el socialista abulense” esa frase la está escribiendo Rubén Negro Torres. No mi vecino, ni un antiguo compañero de trabajo, ni la chica que me atiende en el Inem, ni Juan Luis del Pozo, ni Pablo Garcinuño, ni Alberto Martín del Pozo ni ninguno de sus vecinos, compañeros, parejas o familiares. Para evitar eso, desde el primer día aquí se firma con nombre y apellidos. Tengo la sensación de ya haber escrito este párrafo pero es que cada semana aumenta el parvulario.

4. Este blog es muchísimo más que política

Y por eso estamos orgullosos de esta casa. Se habla de CULTURA (enlace 1, enlace 2, enlace 3…), HISTORIA (enlace 1, enlace 2, enlace 3…), DEPORTE (enlace 1, enlace 2…), OTRAS VOCES tienen aquí un altavoz (enlace 1, enlace 2, enlace 3…) y también damos testimonio de GENTE QUE MERECE LA PENA (enlace 1, enlace 2, enlace 3, enlace 4…) y que no siempre tienen el reconocimiento o simplemente conocimiento social que deberían en Ávila. Su tierra. Mi tierra. La que todos queremos ver mejor y razón por la que abrimos esta página.

Podría extenderme más pero ya hizo Willy en su día una completa recopilación de enlaces.

Está feo que yo lo diga porque soy parte del invento pero lo diré. Lo que pasaba, amigos políticos, palmeros y realeza de la metástasis amurallada, es que un blog como éste HACIA FALTA EN AVILA.

___

Así que como esas tenemos, desde la almorrana impertinente aquí va la confesión. Sí, somos 15: 4 juntaletras y un viñetero igual a 5 tíos más un puñado de colaboradores y lectores entusiastas, digamos otros 10… lo que sumado sí, da 15. 15 Mmm. 15 Muy molestos muchachos. 15 mamarrachos que piensan que en Ávila se puede opinar y dar altavoz y apoyo a iniciativas culturales y sociales que a los diarios y altavoces habituales no les importa un carajo. 15 Mojigatos. Y Pelagatos.

Somos 15 m, 15 mierdas. Pero hay algo insólito en estos 15 mierdas: tenemos dignidad. Y cuantas más veces nos callen la boca más la abriremos. Si hay algo que tiene claro cada uno de nosotros es que aunque personalmente este sitio nos haya costado ciertas cosas, cada día nos sentimos más orgullosos de ello.

Ayer les hablamos de nuevos sitios que han surgido en la red. Y es que el gran error de ciertas personas – siendo los socialistas abulenses con mando en plaza los peores en ese cuento – es que piensan que cuando no haya crisis todo volverá a ser lo de antes. Y no, amigos. Que no, que no. Que nada volverá a ser como antes. Wrong way. Game over.

15Mm. 15 Molestas mierdas (que pronto serán 30 y después 45…)

En defensa de la política

Que sí, señores y señoras, que sí que nos representan. Si hay algo que me decepciona de la evolución de las protestas multitudinarias (del 11M al 25S) es el triunfo de los eslóganes vacíos. La llamamos democracia porque ésta lo es. Mejorable, discutible, perfeccionable. Muy perfeccionable. Pero una democracia con políticos que Sí que nos representan.

No se equivoquen conmigo. Soy veinteañero, mileurista, harto de tasas, impuestos, inflación, políticos demagogos, telecinco, la Mtv y otros graves problemas de España. Cuando aquel 11M miles de personas salieron a la calle a decir “Basta Ya” me alegré mucho. No se querían banderas sino gritar en alto “parte de esta sociedad está harta”.

Con este artículo no haré muchos amigos. Verán, desde hace años mi voto nunca gana las elecciones. Soy republicano, federalista, laicista y otros istas que no son mayoritarios. Quiero que haya bankeros desfilando por los tribunales.  Pero ante todo creo en la democracia como el mejor de los sistemas. Y si hay algo que me irrita en cualquier manifestación (de indignados, de nacionalistas, de proetarras, de socios del Celta y Sevilla o de víctimas del terrorismo) es que al sacar a la calle a miles de personas éstas se llamen a sí mismo “el pueblo”. “El pueblo ha hablado”.

Que no, que el pueblo no ha hablado. Parte del pueblo ha hablado. Y muchas veces tendrá razón ese pueblo indignado pero no es El Pueblo. El Pueblo habla en las urnas. Cada vez que es convocado. Podemos discutir sobre si hay que votar más veces, si ciertas cosas han de ir por referendum, si hay que reformar el sistema autonómico, la ley electoral o lo que haga falta. Todo eso es debatible en democracia (y ésta lo es). El pueblo habla y lo hace en las urnas.

Rajoy y Zapatero no han salido de la nada. Ambos accedieron a la presidencia con la legitimidad de millones de votos Y pueden estar desplomándose en las encuestas pero el PPSOE (si lo queréis llamar así) sigue siendo mayoritario. Es lo que hay a día de hoy. Si a ti no te representan a millones sí. Y esos millones son tan ciudadanos como tú y como yo.

Este país se va al guano y es lícito salir a manifestarse. Lícito, necesario, comprensible. Es indiscutible y saludable que el hartazgo puede manifestarse todas las veces que quiera. Y será bueno. Yo mismo he salido unas cuantas veces en los últimos meses. Pero no nos volvamos locos. Esto se cambia desde el sistema cambiando el sistema, desde los partidos políticos y los cauces adecuados. Desde estos o de otros nuevos. La democracia permite la creación de nuevos partidos. Si no les gusta ninguno, funden uno y consigan una mayoría. Yo también quiero otro país. El político es necesario. El buen político. Votemos por los que lo sean.

Y no, no me lleno precisamente de alegría cada vez que escucho a Cristina Cifuentes o leo un tuit a Fornet. Me enciendo de enfado cuando veo a antidisturbios dar a diestro y siniestro sin atender a razones. Me lleno de apatía cuando unos dicen “solo había 6000 perroflautas” o al revés si exageran diciendo… “Millón y medio de catalanes”.

Ni los catalanistas son “el pueblo catalán” ni los indignados “el pueblo” ni twitter “el pálpito de la sociedad”. La sociedad, el pueblo, los 40 y pico millones son un porrón de gente diferente cada uno de su padre y de su madre. Ninguna mayoría por muy mayoría que sea puede atribuirse ser “la voz del pueblo”.

Un hombre un voto. Es lo que hay y si tienen otra idea mejor el mundo estará muy agradecido de escuchar la propuesta. Aunque algunos votos nos resulten incomprensibles cada uno es libre de hacerlo. Siglos ha costado llegar a ese punto. Por eso yo soy partidario de votar al Congreso, no de rodearlo. Y que la Policía proteja la Asamblea Nacional me parece lo más normal (siempre que se haga desde la ley y si alguno se excede de la ley como desde luego parece que ha sido estos días…al juzgado). La transición ha muerto caducada pero la solución no es convertir España en Gotham.

Éste es un artículo opinable y como tal quedan abiertos los comentarios. Solo pido respeto (este tema levanta ánimos enfrentados). Estas líneas creo que no han insultado a nadie y pido lo mismo entre los que tengan a bien comentar. Lo dicho, saquen la tecla y den su opinión que será bien recibido.

Indignados en el sistema

Estamos hartos del trinque. Siempre hemos estado hartos del trinque pero lo de ahora es un lodazal interminable.  Nos sobran los motivos para pedir una democracia real ya y para gritar con rabia que determinados tipejos no nos representan. Por todo ello yo también soy un ciudadano que si me preguntan diría que tengo “más bien simpatía” por el 15M. Me gusta ver ciertas pancartas (no determinadas banderas), ver reacción social, ver que parece que no damos todo por vendido sin más.

El otro día me acerqué a hablar un rato con el grupito de indignados que estaban a las puertas del Congreso del PP en Ávila (retomando lo que escribió Alberto). Conozco personalmente a algunos como también conozco a unos cuantos en Valladolid o incluso he estado de chachara con acampados amigos en la propia Plaza del Pilar en Zaragoza.  Comparto el pesar y la queja, me encantó el estallido inicial pero he ido perdiendo simpatía por cómo ha ido evolucionando el movimiento.

Tuve personalmente cierta implicacion (breve) en el germen de las protestas e Ávila. Esos primeros intercambios de mensajes por Twitter cuando las ciudades empezaban a movilizarse. Daba rabia ver a Ávila parada, sin salir en las listas de concentraciones que se iban impulsando.

Fue realmente bonito el inicio o a mi me lo pareció. Una amalgama de personas formaban la protesta del 15m. Rojos, azules, magentas, descoloridos. Unidos todos contra el hartazgo, diciendo que ya estaba bien. Pablo hizo un atinado post sobre aquello.

La pregunta era en qué iba a derivar aquello, quien lo utilizaría, si se dinamitaría o se apagaría o si por el contrario tomaría fuerza y sería ejemplo en todo el mundo. Un poquito de todo ha pasado, la verdad.

Yo me desapegué cuando comenzaron las asambleas. No por el hecho en sí de debatir en público, que eso siempre está bien. Lo que no veía bien era  que aquello parecía ir a misa (perdón). Lo que se votaba era el sentir del pueblo.  Y eso de apropiarse del término “pueblo” es un error. ¿No, nos representan? Sí, sí nos representan. Muy a mi pesar pero sí.

Estar de vocal en una mesa electoral me hizo volver a refrescar lo que ya sabía: El pueblo es una realidad muy heterogénea que incluye indignados, obreros, monjitas, pijoplayas, mediopensionistas y pensionistas enteros. Habrá que cambiar el sistema electoral, protestar por injusticias como el derroche o el caradurismo extendido pero la asamblea nacional es el Parlamento y los elegidos lo son democraticamente.

Sobre éste y otros temas aledaños tuvimos el otro día en Twitter una interminable discusión  @albertomdp, @mmerino  y servidor pero estábamos de acuerdo en numerosos puntos. Lo resumiría en lo que se escribía el otro día por aquí…

“A mi me gustaría que se afiliasen a un partido y lo cambiasen desde dentro, o que creasen uno nuevo para defender desde allí sus intereses, que lucharan por cambiar el país desde los canales tradicionales, pero sé que nada de esto es fácil y que los canales de participación llevan tiempo oxidados.”

Echo un vistazo a Grecia a ver qué pide la gente de Syriza. Un artículo me pone sobre la pista y leo con atención.  Ejemplo…

“Realizar una auditoría sobre la deuda pública. Renegociar su devolución y suspender los pagos hasta que se haya recuperado la economía y vuelva el crecimiento y el empleo. También añade lindezas como subir la renta al 75% para todos los ingresos por encima del medio millón de euros anuales. U otras no menos elocuentes como subir el salario mínimo a los 751 euros brutos, o nacionalizar la banca y todos los sectores estratégicos, las comunicaciones, acabar con los secretos bancarios. Igual trabajo igual salario, sin distinción de ningún tipo. Atajar de raíz la evasión y el fraude fiscal. Cambiar la Ley electoral para que la representatividad, de veras, sea proporcional. Una sanidad pública total.”

Me pirraría ver hechas realidad el 50% de los propuestas.La otra mitad me dan más respeto. No creo que les votara pero introducen al debate cuestiones interesantes. Servidor al final es un poco maricomplejines. Apoyo reformas estructurales de gran calado (republicano, federal y laicista) pero no aspiro a convertirme en un Kirchner.

En resumen, con cariño y sin ganas de enfadar a nadie…lo que me gustaría es que los indignados dieron un paso al frente y aspiraran a cambiar las cosas dentro del sistema. No digo como Syriza que aquí cada movimiento tendrá sus asuntos que proponer. Me refiero a que esto de ocupar plazas, hacer asambleas, manifestarse ha sido rejuvenecedor pero hay que dar el siguiente paso. Como dijo Willy para zanjar el debate en Twitter…

“Afiliaciones masivas a los partidos políticos. Esto se cambia desde dentro o a hostias. #NoHayMás”

Del 15M ya hablamos y hubo muchas opiniones. Ésta sería la mía: cambiar el sistema pero utilizando el sistema. De lo contrario hablamos de guillotinas y hogueras y creo que eso de momento se lo dejamos a los mayas a ver si echan un cable.  Muy chispeante a ser posible.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: