La gran incertidumbre

Usamos con demasiada ligereza el calificativo “histórico”. Hay acontecimientos históricos que no pasarían de una nota a pie en un manual de 800 páginas, partidos históricos que no repetirían ni en el canal televisivo del club vencedor y sucesos históricos que no merecerían ni un cuarto de columna en página par de un periódico de provincias. Igual ahora sí que estamos en un momento que merecería tal calificativo, pero para evitar caer en aquello que acabamos de criticar, digamos que estamos ante un momento crucial de nuestra historia reciente. Tal vez luego todo se deshinche -vísperas de mucho, días de nada- y en diez lustros estos años se narren como si de una noche loca, con resaca pero sin consecuencias, se tratase.

Si Rajoy no decide jugar con las fechas, adelantando las elecciones generales para por ejemplo hacerlas coincidir con municipales y autonómicas, en año y medio todo puede haber cambiado. O no. O sí y a la vez no. Todo esta en el aire, como el amor, la polución y los vencejos; y si no respiras, aunque te envenene, te mueres.

El ciclo empezó con las europeas, el ascenso de Pablemos y las dimisiones/abdicaciones de Rubalcaba y Juan Carlos I, y un nuevo engranaje se puso en movimiento el pasado fin de semana con la elección de Sánchez Pérez-Castejón como futuro Secretario General del PSOE. En noviembre, la posible consulta independentista catalana está marcada en rojo en el calendario, junto con las aún en el aire primarias socialistas; y luego llegan municipales, autonómicas y generales. Y no podemos descartar que mientras miramos con pasmo el discurrir de estos sucesos, un nuevo giro de guión -un banco que explota, un tesorero que canta, un encuentro en la tercera fase con pequeños hombres y mujeres de un planeta situado más allá de Orión- acabe con todo lo planeado y nos deje de nuevo colgando de un acantilado.

Hacíamos cábalas hace unas semanas con los resultados de las europeas y las futuras municipales. Que si el PP patatín, que si Podemos patatán, que si el PSOE tararí… Todos aquellos cálculos de concejales y tetrapartitos pueden quedarse en nada si Rajoy decide que la Ley Electoral es su Scattergoris y la gaviota un animal de compañía. Si una modificación de esta nos lleva a alcaldes elegidos por mayoría a una sola vuelta, el cambio en el Ayuntamiento quedaría aplazado ad kalendas graecas. Si finalmente no sale adelante este cambio legislativo -no podemos descatar que esto acabe como la reducción del número de concejales, el fin de los puentes o la regeneración democrática-, el papel de Podemos será fundamental. Mi apuesta: Podemos no se va a presentar a las municipales en la mayor parte de los núcleos si no es en coalición con otras fuerzas políticas o sociales. Plataformas como la barcelonesa Guanyem, la madrileña Municipalia (ahora Ganemos Madrid)o los que empiezan a verse en otras ciudades grandes como Valladolid o Zaragoza. ¿Puede surgir algo así en Ávila? ¿Hay movimientos en la ciudad que puedan confluir en un “Ganemos Ávila”? Creo que sí. ¿Qué peso electoral pueden tener? Veremos.

Me preguntaba el otro día Rubén, a la sombra de los Alpes, mi opinión sobre Cataluña. ¿Habrá consulta? ¿Choque de trenes? ¿Dialogarán Mas y Rajoy? No lo sé, y lo que es aún más importante, creo que ninguno de los protagonistas lo sabe. Lo que parece más probable es que la sangre no llegue de momento al río. La Generalitat convoca, el Gobierno recurre, el Tirbunal prohíbe y Mas convoca elecciones “plebiscitarias” en primavera para que ERC gane. Sí, solo aplazamos el problema, pero es lo que hay. ¿Ven ustedes otra salida? El conflicto se ha alargado tanto y de una forma tan enconada que Mas y Rajoy se han ido cerrando escapatorias. La independencia de Cataluña sigue pareciéndome un imposible -y un error gordo para ambas partes-, pero que el problema se disuelva como un azucarillo también me lo parece. Avanzar hacia un Estado realmente federal parece una salida, pero sus principales defensores, la alegre chavalada del PSC, bastante tienen con llegar vivos a su próximo aniversario.

¿Es el PSC, su descomposición interna, el futuro del PSOE? ¿Sobrevivirá el partido de Pablo Iglesias senior a la crisis? ¿Es Pedro Sánchez el Mesías? Ayer se conocieron los datos de la última encuesta postelectoral del CIS. Los españoles, en una escala del 1 al 10 donde 1 es izquierda y 10 derecha, se situaron en el 4,54. Es decir, España es de centroizquierda. También se les pedía que situasen en esa escala a los partidos políticos. ¿Saben cual es el partido más cercano a ese 4,54? El PSOE con un 4,67. Por otra parte, entre el 5 y el 3 se encuentran el 50% de los encuestados mientras que más allá del 3, más a la izquierda, solo está el 10% de la población. En ese terreno más allá del tres también están IU, Podemos y muchos de los partidos nacionalistas periféricos. Siempre he sido muy escéptico con eso del “giro a la izquierda” o con la “recuperación de los valores socialistas”, entre otras cosas porque creo que no se refiere a nada concreto. Igual lo que tiene que hacer el PSOE es ofrecer una alternativa real de centroizquierda -lugar que por otra parte siempre ha ocupado- sin hacer caso a los cantos de sirena de quienes, en muchos casos, ni han votado nunca al PSOE, ni tienen intención de hacerlo, ni han ganado, de momento, muchas elecciones.

¿Es Pedro Sánchez capaz de hacerlo? Habrá que ver, aunque seguramente de los tres candidatos era el más cercano al centro político. Algunos incluso dicen que más que socialistas o socialdemócrata, Sánchez es socioliberal, un palabro bastante feo utilizado por la Berdadera Hizquierda para señalar a aquellos que ponen ojitos al libre mercado. De momento, igual que hizo Zapatero con la salida de las tropas de Irak, ha querido mandar un mensaje obligando a los eurodiputados socialistas a votar en contra de Juncker en el Parlamento europeo. Como dicen los modernos: postureo.

Por cierto ¿ustedes lo ven guapo? ¡Si ni siquiera tiene los ojos azules!

PS.- Según Eldiario.es, el 0,76% de los abulenses están afiliados al PSOE. Igual les parece poco, pero es el mayor porcentaje de toda Castilla y León ¡Quién nos lo iba a decir!

Desbloquear (Ctrl-Alt-Supr)

terrenos

Fábula del estornino y la rata

Siguiendo la estela de la gata de Pablete, ha ido creciendo en mí una sensación de estar mosca. Todo empezó el otro día mientras atravesaba el Parque de San Antonio. En torno a la fuente central empecé a escuchar voces. No tardé en recordar la viñeta de Illo en la que los estorninos tomaban la calle con cánticos como: “Humanos, trogloditas…¡pitas pitas pitas!” Miré hacia arriba y no vi a ninguno de ellos pero en el suelo estaba toda la dura y reseca verdad. Todo San Antonio era una gran caca. Podría ser más fino, pero si es una caca es una caca. Me sentí amenazado por el silencio. Las voces en mi cabeza crecían y crecían hasta hacerme imaginar que en ese mismo momento una tropa de estorninos me tendrían en sus miras telescacópicas y que su caza había comenzado. Salí escopetado como un correcaminos hasta refugiarme en los aledaños de la tienda del Obila.

Lo siguiente que vi fue hienas. Ahí estaban, jiji jaja, hablando entre dientes y avistando su presa. Miraban el periódico y se reían del fondo oscuro de la foto de portada. Cómo me alegro, jiji jaja, de que esos altones ya no vayan a estar por la ciudad. Jiji jaja. Qué se habrían creído esos de 2 metros. No los necesitamos, jiji jaja. Pues de los otros tampoco se sabe nada, comentaba otra flacucha alimaña que había permanecido callada hasta ese momento. Mejor, mejor… tener de lado este velatorio es un win-win para lo nuestro.  Jiji jaja.

Lo de mi mente iba a peor. No solo veía animales sino que hasta reconocía voces. Me fui hacia el Maspalomas a ver si con un litro de agua se me pasaban las alucinaciones, pero la verja estaba echada. Mi situación no era nada buena… por la izquierda un pingüino bien alto saludaba desde el pasaje de la sede socialista. Eso sí que era inédito: saludaba de verdad, sin whatsapp. No sé bien por qué salí corriendo hacia el 2 de Mayo hasta que allá por donde la COPE fui atrapado por un topo que me condujo hacia su secreta madriguera.

¡Escucha y calla, rapaz! ¡Sígueme a las cloacas del centro de la ciudad, que ahí es donde todo se cuece!

No tenía ya todas conmigo, más aún al darme cuenta de que mis uñas se iban convirtiendo en garras y a ese ritmo ya no cabría por la madriguera. Pero seguí al conejo ¿o era topo? por las intrincadas casillas del subsuelo. Es de justicia reseñar que las vistas eran muy buenas hacia la sede de Bankia en Reyes Católicos. Una rata y una sumisa comadreja charlaban animosas, dueñas del cotarro: Es increíble, tía, lo de esa gallina. Ahí la tienes con contrato, cuando es una indignada de esas. Y a sueldo de la zorra, ni más ni menos. Ya, es la monda. Yo se lo voy diciendo a todo el mundo por ahí, que tengan cuidao, que es peligrosa. Uff, tía. Menos mal que no nos oye nadie, que hay mucha gata endemoniada por ahí.

williamOficialmente estaba confundido. Me giré y mi camarada el topo había desaparecido. Salí de mi escondite a tiempo para ver cómo la rata se había subido a una alta torre, a refugio de los crecientes murmullos de los estorninos francotiradores que volvían a empezar a cercarme como en una película de Shyamalan. Por fortuna una llamada de teléfono me sacó de mi terrible ensoñación. Te debo una, Felipe JF.

Escribí lo soñado y recordé que toda buena fábula ha de acabar con moraleja. Como no más Ave que otro estornino se espera, bajo esta fauna el abulense zoo solo tiene un destino:

Quedarse vacío. ¡Qué animalada!

A gatas

Resulta que los gatos piensan que son los dueños de la casa. Lo he leído hace poco en algún sitio y creo que es el descubrimiento más pertubador de mi vida. Ahora miro a mi fiera, ahí tirada, en el sofá, e intento adivinar en qué piensa. ¡El jodido bicho cree que me está dejando vivir en su hogar! Y no soporto más esa carita de superioridad de algo que caga en una cajón de arena.

La situación me recuerda a un microrrelato de Pepe Maestro, uno de los narradores del último Cuentacuarenta: “Mi perro no sabe que es un perro. Su comportamiento es prácticamente humano. Lo que más me incomoda es cuando me coloca el collar para sacarme a pasear. Siempre le ladro”.

Partamos de la base de que, en el caso de mi gata, estoy casi seguro de que yo soy el dueño del pisito (simbólicamente hablando, casera). Sin embargo, ella (la gata, no mi casera) también parece tenerlo claro. Y uno de los dos se equivoca. La pregunta es quién. No dejo de darle vueltas al asunto, día y noche.

A veces, interpretar qué es real y qué es imaginario resulta más difícil de lo que parece. A mí gata y a mí, por ejemplo, no solo nos cuesta distribuir los papeles dueño-mascota. Uno de nuestros debates más encendidos es el tema de la crisis, eso de que ya empezamos a salir del pozo. En principio, nos lo creímos, pero esta semana nos han comenzado a entrar algunas dudas.

Esta semana, por ejemplo, hemos visto a los trabajadores de Global Rosetta defendiendo unos empleos que están “en el punto de mira”. Otros, los de Elgorriaga, continúan con problemas para cobrar mes a mes (¿cuánto llevan así en una empresa tan subvencionada por la Junta de Castilla y León?). Y, mientras tanto, siguen creciendo las ejecuciones hipotecarias.

Nos somos desconfiados (no más que otros), pero permitan que mi gata y yo pongamos en duda eso del “fin de la crisis”. Al menos ella tiene algo claro: mientras esté la cosa así de mal, me deja seguir viviendo en casa.

Locura en la naturaleza

Ya han pasado unos días, lo sé. Igual tenía que haber escrito estas líneas antes. No lo sé. Lo cierto es que no tenía claro ni siquiera si hacerlo o no. Quizá sea volver a lo mismo y contar más o menos lo que otros ya han dicho. Y es que hay cosas que son las que son y no se pueden cambiar y otras que serán apreciaciones más personales y que no todo el mundo tiene por qué estar de acuerdo conmigo.

20140705_233032El caso es que el sábado se celebró Músicos en la Naturaleza, como cada año, en Hoyos del Espino. Este año, ya os lo he comentado, con la visita de Rosendo y John Fogerty. El concierto se me antojaba uno de los mejores carteles que he visto en Gredos desde sus inicios. A quienes nos gusta el rock and roll nos tenían ganados desde el principio. Y en realidad no estuvo mal en cuanto a la entrega de los artistas se refiere pero hay muchas cosas que corregir en un festival que cada año debería crecer y que parece que viene dando pequeños pasos atrás edición tras edición. El caso es que hacer un evento a lo grande debe ser complicado, estamos de acuerdo, pero hay cosas que saltan a la vista. Una de ellas la larga cola para entrar al recinto y la larga espera que ocasionó. Espera para algunos, claro, mientras dos de los accesos estaban colapsados otros estaban casi libres. Dos personas organizando un poquito el asunto y todo habría sido más llevadero, seguro.

Las dificultades no eran solo para entrar, lo fueron también para salir. No me refiero a concierto terminado sino a la mitad del mismo. Quienes quisimos hacerlo nada más empezar la actuación de Rosendo y cuando aún quedaban miles de personas por acceder al recinto lo tuvimos fácil, la saluda estaba separa de la entrada y una chica muy amable se encargaba de ponernos una pulserita verde para volver a entrar después, eso sí, por el acceso por el que aún había colas kilométricas con gente que aún no había estado dentro. Quienes quisieron salir en el espacio de tiempo entre las actuaciones de Rosendo y Fogerty ya lo tuvieron algo más difícil. La fila de gente que quería obtener su pulserita llegaba hasta el centro del recinto y la espera se hacía excesivamente larga para poder abandonarlo. Una verdadera locura. Y es que los urinarios que se pusieron para el público dentro de la finca donde se celebraba el concierto se quedaban demasiado escasos para las 12.000 personas que abarrotaron el evento lo que hacía que la cola de gente para usarlos fuera casi ofensiva desde antes de que Rosendo tomase posiciones en el escenario y cuando quedaban más de 4.000 personas por acceder. No os voy a explicar lo de los tickets para comprar bebida que podían obtenerse en dos puntos, cada uno al lado de una de las barras (primera cola) y las dificultades para después pedir en ellas (segunda cola), lo que convertía cada litro de cerveza en 30 minutitos de espera, jaleo, y “oyes por favores”.

20140705_214925Y entre todo esto música. La de Rebeca Jiménez no la escuché, estaba ocupado en otros asuntos. Rosendo cumplió bastante bien. Abusó, quizá, de canciones de su último disco en un concierto que debía haber sido más de clásicos pero aún así se acordó de su época de Leño, de sus temas más emblemáticos y de hacer las cosas como sabe. Es un tipo que toca de memoria. Estoy seguro de que podría hacerlo con los oídos tapados de tantas y tantas veces que lo ha hecho lo que no le quita mérito y te asegura un mínimo exigible en estos eventos que sabes que se va a cumplir. Y cumplió. Hizo lo que sabe, su música, y lo hizo bien. Apretando canciones para que, en su papel de telonero, le diera tiempo a tocar todo lo que quería, que creo que fue que no. Un poquito más de bajo que nos hubieran dado desde la mesa de mezclas y habría sonado compacto y redondo como debe sonar. Pero lo del sonido os lo cuento ahora.

Y es que no sé si fue mi situación, un poco escorado a la izquierda del escenario, o fue que pusieron a un tipo torpe en el control de sonido pero cuando Fogerty se subió al escenario todo parecía sonar mal. Ojo, el bueno de John lo dio todo y demasiado bien para las 69 castañas que acumula sobre sus espaldas. Con relevo a la vista, por cierto, ya que su hijo Shane estaba junto a él en el escenario acompañándole con la guitarra. Un histórico que hizo lo que tenía que hacer, tocar. Con ganas, con intención y con la tradición que dan 50 años de experiencia sobre un escenario. Bien. Pero el sordo del control de sonido lo tenía todo manga por hombro. Fogerty no sonaba. Al principio le das el beneficio de la duda, siempre, casi todos los conciertos, necesitan rodar tres o cuatro canciones hasta que todo está equilibrado y en su sitio, pero las canciones pasaban y eso no mejoraba. El calvo que tocaba la batería, por ejemplo, que tenía unos brazos musculados como pocos y que daba unos estacazos de miedo, parecía no estar pegando más que al bombo y a la caja. Apenas sonaban los platos, los timbales de la batería, no parecía estar haciendo nada más que mover la pierna y el brazo izquierdo y, creerme, el tío era un espectáculo digno de ver que, desde mi humilde opinión, ensombrecía al propio Fogerty cuando se soltaba un poco la figurada coleta. Los guitarristas que acompañaban al jefe John no pasaron de anecdóticos al no escucharse apenas lo que hacían. El organo (¿hammond?) había momentos que lo tapaba todo y el bajo, fundamental en el tipo de música que se hizo el sábado en Gredos, parecía no estar sobre el escenario hasta pasada la mitad del concierto. Una locura. Eso sí, cuando el sordo de la mesa de sonido dio con la tecla (quedaban solo 8 canciones) aquello fue gloria bendita, lo que todos esperábamos, lo que habíamos ido a buscar.

Que no penséis mal, el concierto me gustó. Que era la segunda vez (sí, solo la segunda) que Fogerty tocaba en España y eso le daba más valor a la actuación. Que el cartel era de los buenos y que el concierto lo disfruté como el que más, pero que hay que mejorar. Músicos en la Naturaleza debe tratar mejor a su público y, a pesar de sus detractores, es un evento único que debe ir a más y no a menor, al menos, en los detalles.

P. D.: Se rumorea en los mentideros de la zona que algunos afortunados tenían conexión de datos 3G y pudieron subir fotos y tuitear cosas durante el concierto. Si conocéis a alguno y no os importa que se ponga en contacto con nosotros para que nos cuente la experiencia.

PD. 2: Que @hovejo23 me dejó tirado y no pagó sus deudas. Eso que quede claro. Ya estoy llamando al Cobrador del Jack Daniels en Frac para que le reclame lo que es mío. 

Nos caen tres palos

Hace tres años seguramente hizo un día de esos de sol abulense, que está ahí arriba en esplendor pero por la tarde refresca. Todo pues parecía normal hasta que en un lugar perdido de la interné surgió un rincón de cuatro palos y un viñetas. Un año después, los de “El equipo P” habíamos tenido ya 75 mil consultas, por lo que nos empezamos a preocupar seriamente del jaleo que habíamos montado. Nuestros peores temores se confirmaron cuando en 2013 duplicamos la cifra hasta los 150 mil.

Eso nos llevo a plantearnos nuestra existencia y también a pensar en dejarnos coleta. Teníamos la idea (“Palemos” era el branding que nuestro colectivo de brainstorming y social media strategy nos propuso) pero no tuvimos gaitas para sacarlo adelante. Hicimos un amago de “Referendum” e incluso trazamos el “Objetivo 2015″ pero no nos invitó “La Sexta” a ninguna tertulia – y eso que algunas siguen diciendo por ahí que somos del 15M para difamar, que algo queda – y nada, ahí se quedó la cosa. De momento, que no descartamos otra posibilidad. Lo mismo de repente nos vamos a una cena y el contubernio acaba en váyase a saber qué siglas.

El caso es que hará más o menos un año este blog rozo máximos históricos de visitas (Julio de 2013) pero desde entonces este curso fuimos perdiendo un poquito de empuje. Tomamos nota y hemos remontado en el último tramo. Aún así, seguimos por encima de los 5500 visitantes mensuales. Agradecidos por ello, vamos a hacer una de cuentas…

Número de visitantes

A pesar de lo anteriormente comentado, seguimos contando con una tropa de fieles que pasan regularmente por este lugar. 73917 lectores es la cifra que marcamos en el tercer cumpleaños, después de que el primer curso sumáramos 74602 visitantes y en el segundo marcáramos tope en 77640. Todo ello hace un total – en números redondos – de unos 225.000.

Nuestro pico histórico sigue estando en Marzo de 2012 cuando tuvimos 8664 usuarios, gracias a entradas como “Avila Digital” y “Expoliadores, piteros, ladrones y patrimonio histórico” . En el último curso, el récord lo marcamos el mencionado Julio con 8442 gracias a nuestra encuesta municipal “Todos sin beca” y a colaboraciones como las de Sergio Sánchez – “De lo malo también se aprende” – y Jota – “Otra indecencia, otra indignidad” -.

Como curiosidad, de momento este mes de Julio es el de mayor promedio de lectores por día desde que abrimos el blog.

Entradas y datos varios

Con ésta son un total de 703 entradas (213 este último año) y 1688 etiquetas.

En el último curso, lo más visitado ha sido la reciente carta de Jota sobre su despido (1252 visitas) seguido de la entrada que anunciaba el documental de la Fábrica de Harinas. Curioso año éste.

Destaca además la buena salud de la vieja entrada sobre los Comuneros (“¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo?) que ha obtenido 766 nuevas visitas.

En el global del blog, sigue al frente el mismo tridente: lo más leído es el “¿Quiénes somos?” (3338 visitas totales) seguido de la anteriormente mencionada entrada sobre “Ávila Digital” (2508 – 2117 el primer año, récord como tal de una entrada-) y “De penes, senos y escapularios” (1.940 curiosones).

El día con más visitas del blog se ha batido este año: Martes 4 de Febrero de 2014 con 726 visitantes. Fue la jornada en la que publicamos “Un fin de semana para el recuerdo de la Fábrica de Harinas de Ávila” que como ha quedado demostrado sigue siendo un tema candente en Ávila. Tuvimos además un total récord de 446 referencias (343 en Facebook, 27 en Twitter).

La guerra cuatropalera

El último mes ha habido una batalla encarnizada para evitar el farolillo rojo del año, que como bien es sabido es el que menos cobra luego de los sobres magentas. El palero en el que recae ese dudoso honor ha sido finalmente Rubén, tras un último sprint de Pablete y Willy.

- Primer Año: 1. Albertomdp 12007 / 2. los4palos (Illo, Post “Institucionales” y Colaboradores) 10551 / 3. Willy 10141. / 4. Rubén 7099 / 5. Pablo 6586. - Segundo Año: 1. los4palos (Illo, Post “Institucionales” y Colaboradores) 11939 / 2. Albertomdp 11878 / 3. Willy 9676. / 4. Rubén 8455 / 5. Pablo 5765. - Tercer Año: 1. los4palos (Illo, Post “Institucionales” y Colaboradores) 12272 / 2. Alberto 10904 / 3. Willy 7719 / 4. Pablo 7500 / 5. Rubén 7434. - Total: 1. Albertomdp 34818 / 2. los4palos (Illo, Post “Institucionales” y Colaboradores) 34772 / 3. Willy 27542. / 4. Rubén 22989 / 5. Pablo 19915.

Referencias y comentaristas

El señor WordPress, tirando de los 1000 comentarios últimos, nos proporciona estas medias…

Comentarios por mes: 36 (lejos de los 87 de 2013… la ausencia de Guillermo se nota) Comentarios totales: 3.905 (707 el último año) Hora del día más activa: 23:00 Entrada más comentada: ¡Que no nos representan, que no, que no! (67)

En 2014: IV Porra Electoral Los Cuatro Palos [ #L4P25M ] (23)

Aún en su ausencia, Guillermo sigue como comentarista indiscutible: 237 intervenciones de las últimas mil son suyas, nuestro sexto palo (en excedencia). Le siguen de lejos Lady Accesibilidad (63) y Pepe Herraez con 51 (todo ello hablando del último millar de comentarios y siendo conscientes de que este año los mismos han bajado de forma considerable).

Las entradas nos vienen principalmente de buscadores 15577 en el último año (40541 en total), seguido de Twitter con 8690 (24593 en total), Facebook 5155 (14601 en total) y AvilaRed 332 (también destacar Elzo_Meridianos que nos envía 309 visitas).

La inmensa mayoría de dichas búsquedas tienen que ver con “Los 4 Palos” o “Los cuatro palos” o fórmulas semejantes. Curiosamente nos entra mucha gente que busca “comuneros de castilla” (42 este año) o “pou muerto” (39 ciberhomicidas). Nos siguen emocionando, hablando del total, esos 355 clicks gracias a “penes” o los 50 de “aixa galiana”. Tiempos aquellos.

Desde aquí enviamos visitantes a Twitter (448 - 1215 en total), AvilaRed (185), Trapseia (164) y La Colonoscopia (152). Ya le pediremos el cheque a Jack. Y a Hovejo.

Por último, agradecer el seguimiento en las redes sociales: En Twitter tenemos 1053 seguidores (más de 300 nuevos este año y sigue pendiente la promesa de Illo de que se abriría un pajarito cuando llegaramos a los 1000); en Facebook sumamos 199 pulgares hacia arriba y en Google + unos modestos pero crecientes 17 circulitos. Además, tenemos 105 seguidores fieles aquí en WordPress…y 17 fans de “Viñetas de Illo” por el garito de Zuckerberg.

En total, según la plataforma, 1158 seguidores.

Es todo. Parece lo procedente dicho todo esto ponernos un reto: que dentro de un año hablemos de cuarto aniversario y de más de 300 mil visitas. Con su lectura y sus colaboraciones esperamos conseguirlo. Gracias de parte de los cinco por seguir ahí con nosotros.

Dos más dos, cuatro

El pasado miércoles dos noticias compartían portada en los medios locales. En Ávilared titulaban así:

NoticiaA NoticiaB

Igual con esos dos titulares nos basta para comentar los datos del paro registrado de nuestra provincia conocidos esta semana. Nos ahorramos unas líneas, unos gráficos de colorines y aspiramos al Premio al Blog Austero 2014. Pero para que no nos acusen de simplistas, demagogos, malos españoles o delaETA; vamos a hacer el recorrido habitual por los citados datos, por sus luces y sus sombras.

Junio2014

Efectivamente, el paro bajó en Ávila durante el mes de junio en 824 personas hasta quedarse en 16807 y acumula cinco meses de bajada consecutivos. Si volvemos la vista un poco más atrás, el paro ha bajado en 1033 personas en un año. Junio es un mes positivo para el empleo y aunque la reducción de este año es inferior a la del año pasado, sigue estando por encima de la media de estos años de crisis.

Parojunio

 

No son malos datos, es verdad, pero tienen las habituales pegas.  La primera, claro, el titular de Ávilared. El paro ha bajado en más de mil personas, pero tiene más que ver con que la gente abandona la provincia o deja de buscar trabajo que con la creación de empleo. El pasado mes de junio acabó con mil parados menos, pero con solo 226 trabajadores afiliados a la Seguridad Social más que el año pasado. El paro baja en todos los sectores, pero la mayor parte del descenso se registra en el sector servicios, lo que nos permite intuir las características y duración de buena parte de esos trabajos. Los contratos indefinidos supusieron durante el pasado mes de junio -ojo al dato, que es un locurón- tan solo un 5,37% de todos los firmados, a pesar de bonificaciones, regalos fiscales, reformas laborales y abaratamientos del despido.

Salimos de la crisis -codazo, codazo, guiño- por la puerta grande.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.164 seguidores

%d personas les gusta esto: