Abúlicas raíces

Pues sí, aquí estamos un mes más. Y dura tanto la crisis que cada vez resulta más complicado no repertirse en estas entradillas que intentan dulcificar las duras cifras ¡y parece que fue ayer cuando la desaceleración de la economía se aceleraba! Y no es solo porque la imaginación e inventiva de uno sea limitada, sino también porque la situación económica, mes tras mes, ofrece pocas variaciones. Lo dicho el mes pasado vuelve a servir para este: la economía ha mejorado, aunque no mucho, ni lo suficiente, ni lo deseable; negras tormentas siguen ocultando el horizonte a la espera de que algo o alguien consiga dispersarlas. El gobierno, por su parte, mantiene su discurso optimista: hemos dado la vuelta a la tortilla, todo va mejor.

A nivel nacional, si ustedes han visto, escuchado o leído algún medio, ya sabrán por dónde van los tiros: en un mes tradicionalmente malo para el empleo baja el paro y sube la afiliación. Son buenos datos ensombrecidos por lo de siempre: precariedad, temporalidad, cobertura a la baja y la pesada mochila de siete años de crisis. En Castilla y León y en la provincia, los datos no son tan buenos: 3512 parados más en la comunidad -el paro solo baja en Palencia- y 378 en la provincia.

Noviembre2014

En la provincia, la cifra de parados vuelve a escalar hasta las 17033 personas, aunque el dato interanual sigue siendo positivo y el número de desempleados es inferior al de los dos últimos años. Pero si el dato nacional es bueno pues supone sobreponerse a la estadística, en la provincia no podemos consolarnos con esto: de los últimos siete noviembres, cuatro han sido mejores que el pasado. Por lo que respecta a la afiliación a la Seguridad Social, el dato sigue la misma tónica: positivo a nivel nacional, negativo en la provincia (-2091).

Intermensualnoviembre

Entrando en los detalles, el paro sube en todos los sectores, en especial en agricultura y servicios; cae el número de contratos firmados respecto al mes anterior, aunque suben respecto a 2013, y el número de contratos indefinidos es superior al de unicornios pero inferior al de gnomos: el 93,91% de los contratos firmados son temporales. Por último, de los 17033 parados, solo 7406 están recibiendo algún tipo de ingreso y de estos solo 2848 están cobrando una prestación contributiva.

Coberturanoviembre

Y es que, esté como esté la tortilla, sigue un poco cruda.

Noviembre20142

Nada que ver aquí

Qué fácil es acostumbrarse a éxito. A todos nos pasa. ¿Recodáis mi entrevista con @DiosTuitero? Yo sí. Qué tiempos aquellos en los que te veías con alguien influyente, hablabas con él, lo escribías y te sentabas delante del ordenador a ver cómo subía el contador de visitas del blog sobrepasando todos los registros hasta el momento y dejando unas cifras tan buenas que difícilmente podrán ser superadas. Ay, mi semana dorada desde que escribo en esto de los palos. Eso era vida.

IMG_20141128_090458¿Y ahora? Pues no lo sé. Ahora estoy en ese momento en el que cualquier tema que se me pasa por la cabeza me parece algo vano, sin sentido, sin recorrido. Algo que a vosotros, amigos y lectores, no os interesa. Y, sinceramente, no sé si tiene sentido seguir con este proyecto una vez alcanzada la gloria. Porque repaso las noticias locales y veo, por ejemplo, el turbio asunto de la marca Chuletón de Ávila. ¿Y qué hago yo ahora? ¿Dar mi opinión? Creo que a nadie le importa, no conseguiría gran cosa. Y sí, puedo dejar escrito que el concejal guapo se ha vuelto a columpiar sacándose de la manga una marca con la que ha conseguido enfadar a algunos sectores. Sí, puedo decirlo, no mejor que Alberto. Puedo hablar de lo lamentable que es que el Chuletón de Ávila pueda ser de carne de ternera andaluza (El reglamento no determina ni las razas del ganado vacuno ni la procedencia u origen del ganado). Por qué no. No es más que lo dicho mil veces. No es más que reiterar que nuestro ayuntamiento hace las cosas a lo loco, improvisadas y, la mayoría de veces, sin consenso. Y lo hacen porque gozan de una mayoría absoluta que les permite hacerlo. Pero la marca debía salir. Daba igual todo lo demás. Había que presentarla el miércoles sin falta, era estrictamente necesario porque dicha marca se había incluido ya como colaboradora dentro del fin de semana de Tapitas a la Cazuela que se celebra en la ciudad y que comenzaba un día después. El jueves. Dicha marca especifica cómo debe hacerse un chuletón contemplando dos formas de cocinarse entre sus estándares de calidad, brasa o plancha. Tiene pues toda la lógica del mundo que esta marca colabore en las Tapitas a la Cazuela. ¿No?

Lo dicho, un tema que no interesa… Pero ya que me lío con cosas que no interesan me viene a la cabeza que llevamos dos días que se han vuelto a producir dos desgraciados atropellos. Volvemos al lío. Ya sabéis cómo somos los de Los 4 Palos que nos gusta mucho revolver la mierda. Me llama la atención el segundo de ellos, producido ayer, en el que un coche embestía a un ciudadano en silla de ruedas que cruzaba por un paso de peatones. La propia noticia especifica que Según los mismos testigos oculares el siniestro se habría podido producir por la falta de visibilidad”. Si el accidente se produce por la mañana pensaría que el paso de peatones está poco o mal señalizado, pero habiendo sido de noche no me queda más remedio que irme a pensar en la nueva iluminación y en lo mala que es. Y es que, por mucho que puedan molestar mis palabras, no se ve. Un día como ayer con un poco de lluvia y de mal tiempo, una vez cae la noche sobre la ciudad, todos ciegos. Las luces de otros coches deslumbran comparadas con las de las farolas por la baja intensidad de estas últimas y vas por la ciudad esquivando ráfagas de luz que se mueven hacia ti y esperando no escuchar el sonido de una persona contra tu capó al pasar por un paso de peatones, por despacio que lo hagas. Que igual la solución pasa por hablar con los fabricantes de coches para que pongan faros menos potentes en sus vehículos y que así las luces de la ciudad parezcan medio aceptables… Puede ser. Pero de momento, con lo que tenemos, no se ve, señores. Hemos hecho una apuesta por ser #smartcity y vamos a ir hasta el final nos cueste lo que nos cueste. Tenemos la ventaja de que somos además ciudad accesible así que si hay más atropellos y aumenta el parque móvil de sillas de ruedas en la ciudad podremos presumir más de esta segunda condición… Todo controlado.

El caso es que hoy, finalmente, paso de escribir en el blog. No me apetece. Prefiero seguir disfrutando de la fama y la gloria de tiempos pasados. Así que nada, circulen, nada que ver aquí… Como en el resto de la ciudad.

Por una blogosfera abulense de calidad

Hoy es un día muy especial para nosotros porque presentamos los resultados de un proyecto en el que llevamos años trabajando. Bueno, años quizá no, meses tampoco, pero mucho tiempo sí. Algo que hará que nuestra ciudad, comarca y provincia sean reconocidas en todo el planeta y parte de la galaxia por uno de sus productos más conocidos y celebrados. Estamos aquí reunidos para presentar al universo, aquí no nos andamos con tonterías, la marca de calidad de los blogs abulenses: Blog de Ávila SD.

BlogdeÁvila

El que ven sobre estas líneas es el símbolo que permitirá al lector despistado reconocer a primera vista un blog abulense de calidad, porque ese es el primer objetivo de esta iniciativa, certificar la calidad normalizada de los blogs según unos parámetros exigentes -elegidos, evaluados y certificados por nosotros mismos- que aseguran al consumidor un producto con todas sus cualidades intactas para alimentar su mente, procastinar con clase o pasar el rato alegremente sobre la tapa del retrete. Como ven, el símbolo consiste en una B -blog-, rodeada de una C -Calidad-, algo parecido a una muralla de trazado rústico -por dar un aire rural al conjunto- y las siglas SD. ¿Qué significan esas siglas? “Sin Diapasones”. No tiene mucho sentido, es verdad, pero nos parecía que quedaban bien y aportaban un toque misterioso al conjunto. También es cierto que el simbolito es regulero, pero es que la partida que teníamos destinada a la confección del símbolo tuvo que ser empleada en otras cosas -cerveza- y hemos tenido que tirar con lo que había: el Paint.

Centrándonos en lo importante ¿Qué características tendrán que reunir los blogs que aspiren a este reconocimiento? En primer lugar, los post tendrán que tener más de 100 palabras o, en su caso, si hablamos de dibujos o fotografías, más de 100×100 pixeles. El número máximo de erratas estará en cinco por cada 1000 caracteres y estará prohibido el plagio, la copia, las citas de Coelho y los videos de animales que no sean mamíferos. El número mínimo de publicaciones será de una al año y será necesario que se pueda acceder al blog por internet. No será necesario que el blog sea un blog.

Hemos decidido dejar abierto el aspecto geográfico y temático. Que cada uno hable de lo que quiera y lo haga desde donde quiera. ¿Por qué habríamos de limitar esta marca de calidad a los blogs que hablen de Ávila? Es más ¿no sería un poco provinciano que los blogs de Ávila tuviesen algo que ver con Ávila? La Atenas Gótica de la Meseta tiene que abrir las puertas de su muralla al mundo. Más lejos, más alto, más fuerte, más visitas, más clics.

De momento, somos el único blog que cuenta con el reconocimiento pero ya hemos enviado un correo a otros blogs abulenses de calidad (Meridianos, La Colonoscopia, HalonDisparado, el blog de Serzisanz, Microsiervos, Politikon, un par de columnistas de ElPaís, Arturo Pérez Reverte, un tipo del Financial Times que nos cae bien, un chavalín que escribe cosas graciosas en Armenia y un perro que tiene cuenta en Instagram) para que se sumen a nuestra iniciativa que redundará en beneficio del conjunto, sobre todo en unas fechas tan señaladas y tan importantes para la ciudad como las que se aproximan: el aniversario -no sabemos exactamente cuál- de la apertura del Centro Comercial El Bulevar y del McDonald’s.

No podemos dejar escapar esta oportunidad. Blog de Ávila (Sin Diapasones) Calidad sin Fronteras.

Panegírico (anti)navideño por José Ramón Rebollada

Si siempre es agradable contar en este rincón con la aportación de lectores y amigos, lo es más si quien firma esas líneas es el periodista José Ramón Rebollada Gil. Si tú también quieres enviarnos un texto para su publicación, aquí os contamos cómo.

___________________________________________________

Panegírico (anti)navideño

IMG_20141122_202552

Ya nos llega de nuevo este tiempo del año en el que la hipocresía más absoluta se apodera absurdamente de una sociedad que parece adormilada, tomada por la sinrazón, hipnotizada por el absurdo. Sí, estoy hablando de esa cosa llamada “navidad”.

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua la palabra “navidad”, en su primera acepción, es: “Natividad de Nuestro Señor Jesucristo”, ¡nada menos! Esta es una nueva demostración incuestionable de hasta qué punto la creencia religiosa de un fragmento de nuestra sociedad se ha apoderado (sin derecho ni justificación alguna) de buena parte de nuestra propia esencia y funcionamiento social a lo largo de los siglos, incluyendo el lenguaje. Si me atuviera a la literalidad de la definición esa palabra no significaría nada para mí ni para ninguno de los  que no somos creyentes de alguna de las múltiples facciones del cristianismo porque todos nosotros no tenemos un “Señor Jesucristo” compartido y reivindicado como “Nuestro”. Una vez más una parte se apodera del todo en su propio beneficio, en este caso lingüístico, y eso es como apropiarse de la misma esencia de nuestro (éste sí de todos) código social por antonomasia: el lenguaje. Yo les ruego a los señores académicos que cambien la primera acepción de la definición de esta voz.

La celebración de la “Natividad de Nuestro Señor Jesucristo” tiene tras de sí una oscura y enrevesada historia como todo lo que tiene que ver con el cristianismo, especialmente en su facción católica. Por supuesto nada de lo que voy a relatar ahora se cuenta en los púlpitos de las iglesias y catedrales, allí simplemente se dice que el tal Jesucristo nació un 25 de diciembre. La iglesia católica no parece tener demasiado interés en divulgar su propia historia, ¿por qué será?

Es realmente sorprendente comprobar lo poco que saben los cristianos sobre un personaje que ellos afirman fue histórico (por tanto real y verdadero) y que es nada menos su dios. Una de las muchísimas cosas que no saben es cuando nació, pero claro, para no ser incoherentes con su afirmación de la verdadera existencia de ese tal Jesucristo se inventaron su fecha de nacimiento y eligieron el 25 de diciembre.

Sus propias escrituras contradicen esa fecha. Sus estudios barajaron en su momento muy diversas fechas para tal acontecimiento entre los meses de mayo y octubre, pero finalmente (y no por casualidad) se decidió que la fecha de nacimiento fuera el 25 de diciembre, “casualmente” en las cercanías del solsticio de invierno, unas fechas de celebraciones paganas ancestrales en muchas latitudes del planeta basadas en el ciclo de las estaciones, cuando los días empiezan a ser más largos, algo que (incontestablemente) sí es un hecho cierto.

No obstante, y pese a la trascendencia del dato, no parece que tuvieran mucha prisa en “conocerle”. Según diversos estudios (incluyendo sus propias fuentes) no hay rastro de preocupación alguna por esta cuestión hasta el año 220 más o menos, más de dos siglos después de la supuesta existencia de ese personaje. Se saca a colación la cronología del autor griego convertido al cristianismo Sexto Julio Africano como el primero en afirmar que nació el  25 de diciembre.

Pero hay que esperar unos 125 años más, hasta el 345, para que la iglesia “fijase” el 25 de diciembre como el día del nacimiento de su dios, parece ser que por influencia de dos de sus líderes: Juan Crisóstomo y Gregorio Nacianceno.

Y una vez inventado el día hubo que inventarse el año del nacimiento de Jesucristo. En la sociedad de la época en la que supuestamente nació regía el Calendario Juliano, instaurado por Julio César, que se estableció en el año 45 ac. Por no liarnos demasiado en este galimatías de los calendarios resumiré diciendo que fue el monje Dionisio el Exiguo el que en el año 533 de la actual era “calculó” que el nacimiento de Jesucristo ocurrió en el año 753 del calendario juliano, y estableció el 1 de enero de 754 como el primer día del primer año de la era cristina. Eso lo hizo, como digo, ¡533 años después del supuesto nacimiento!, con lo que (repito) no puede decirse que los cristianos tuvieran mucha prisa por “saber” cuando nació su dios. Además, según se desprende de múltiples estudios e investigaciones, el monje cometió varios errores en sus cálculos de tal forma que, según su calendario, Jesucristo tendría que haber nacido entre cuatro y siete años antes de Jesucristo… curiosamente. Pero los erróneos cálculos del exiguo monje fueron siendo adoptados progresivamente en occidente hasta llegar a nuestros días. Es por ello que nuestra forma de contar el tiempo en la actualidad es fruto de otro invento de los cristianos, una ficción, una fabulación que contiene incluso errores matemáticos e históricos, aunque ellos no lo explican nunca desde sus púlpitos, claro está.

Y aquí nos hallamos todos, creyentes o no, inmersos año tras año en la “celebración” del nacimiento de un supuesto dios cuya fecha de alumbramiento es fruto de la suplantación y apoderamiento de ritos ancestrales, la invención de unos pocos próceres cristianos de la antigüedad y los errores de un monje medieval… Si esto no es algo patético y absurdo no sé qué puede serlo. Éste, y no otro, es el origen la navidad cristiana, ni más ni menos.

Otro día podemos meternos en la no menos enrevesada cuestión del lugar del supuesto nacimiento, que esa es otra: ¿Belén o Nazareth? Por no mencionar la no menos espinosa y misteriosa cuestión de quienes fueron sus supuestos progenitores con ese invento (para ellos sagrado dogma) de la santísima trinidad. Igualmente no me meteré en la peliaguda cuestión de los llamados Reyes Magos sobre los que los propios líderes del Vaticano siguen enredando 2.000 años después; recordemos el planteamiento reciente del anterior Papa, Benedicto XVI, de que esos seres procedían de Tartessos, o sea, del suroeste español actual.

Pero claro, todo esto, a base de no contarlo ni recordarlo, se va “olvidando”. Sólo se conserva y se repite hasta la extenuación el nimio mensaje que se quiere trasmitir y fijar de forma intencionada: Jesucristo nació el 25 de diciembre ¡y punto!

No tengo esperanza alguna de que esta cosa de la navidad vaya a cambiar próximamente, hay demasiados intereses en juego. En primer lugar los de la propia iglesia católica defendiendo su prevalencia en la organización social de todos, creyentes o no. También los intereses comerciales que se han generado a lo largo del tiempo. No se puede olvidar tampoco que a lo largo de los siglos esto se ha convertido en un rito interiorizado que en muchos casos ni siquiera se vive en clave religiosa. A pesar de que estamos en un Estado aconfesional todos los Ayuntamientos se gastan una pasta en las fiestas navideñas: nos llenan las calles de luces, organizan cabalgatas o promueven la instalación de belenes utilizando espacios y recursos públicos de todos, creyentes o no… y ningún político va a arriesgarse a poner un poco de cordura en esta sinrazón, lo sé, pero por lo menos que sepamos a qué atenernos, de dónde viene la cosa, qué es en realidad lo que se “celebra”… cual es el origen de la patraña.

Municipales: minuto y resultado.

IMG_1685

Tiene toda la razón Pablo -el nuestro-; cada vez es más complicado seguir esto de la política. No solo por el surgimiento de nuevas alternativas coletudas, sino también por la crisis y estertores de las habituales, los crujidos de las costuras del sistema, las opciones de reforma o los múltiples casos de corrupción. En lo que no estoy de acuerdo es en que esto nos haga más infelices. Yo, particularmente, disfruto mucho de cada nueva encuesta, me río mucho cada vez que Floriano o Cospedal actúan de apagafuegos, me maravillo con las ocurrencias de Pdro Snchz y he despejado una pared del salón para hacer un mural con las fotos de todos los implicados por casos de corrupción. Didáctico, decorativo y entretenido.

De todas formas, quizá sea bueno, en especial para todos aquellos que tienen vicios más sanos que leer la prensa, hacer un repaso de cómo están las cosas ahora que se acercan las municipales, de cómo están preparando los distintos partidos los apasionantes comicios que asoman ya a la vuelta de la esquina.

PP ¿Calma antes de la tempestad?

Lo bueno del PP es que, como partido de orden que son, en la mayor parte de los casos las trifulcas internas no se hacen públicas y los cuchillos vuelan en la intimidad de los reservados. A pocos meses de las elecciones, el debate entorno al cabeza de cartel parece aplazado ¿Repetirá el alcalde? ¿Buscarán una cara nueva que les permita vender la renovación o confiarán en el tirón electoral del actual regidor? En una ocasión en la que perder o ganar puede ser cosa de pocos votos -mi impresión a día de hoy es que ganan las elecciones pero no sé si lograrán mayoría absoluta- evaluar correctamente si un candidato suma o resta puede ser clave. ¿Qué les dirán sus encuestas internas?

PSOE ¿Tempestad antes del naufragio?

Los socialistas son últimamente el partido del espectáculo, un circo de tres pistas imprevisible. Ya decía Zapatero que el PSOE es el partido que más se parece a España. Un guionista de Lost hasta arriba de psicotrópicos no habría escrito una situación tan caótica como la que atraviesa el PSOE local, de gestora en gestora hasta el administrador concursal final. Es una pena que cuando la calma, a pesar de los pesares, parece haber vuelto al PSOE regional, en la ciudad y provincia los problemas parecen enquistados. Hablar de candidatos a estas alturas de la fiesta no solo es prematuro, roza lo quimérico. Esperemos que las aguas se calmen porque las perspectivas electorales del PSOE no están para estos sustos.

UPyD ¿Miedo al techo?

Los resultados de las últimas elecciones y los distintos sondeos deberían preocupar en los cuarteles generales magentas. ¿Han llegado a su techo electoral? ¿Hay margen de mejora? Seguramente suban respecto a las anteriores municipales aprovechando el desgaste del PP y la situación del PSOE, pero habrá que ver cuanto y cómo le afectan las nuevas fuerzas que pudieran aparecer. El campo de juego para los partidos renovadores, del sentido común, transversales, ni de izquierdas ni de derechas, cada vez está más concurrido. Además, cambian de candidato. Sin saber si esto será bueno para sus resultados -hemos hablado internamente de esto y hay división de opiniones- es un mazazo para el PP que se ha quedado sin el 80% de su argumentario contra los magentas, basado en recordar a Manuel Vicente su pasado popular.

IU ¿Confluyendo?

La posición de IU es complicada. En realidad nadie lo tiene fácil en estas elecciones, la incertidumbre es alta, pero el fenómeno Podemos ha colocado a IU en una terrible encrucijada solo unos meses después de parecer el gran ganador del descontento ciudadano. De presentarse solos a las municipales, corren el riesgo de verse superados por una agrupación de electores empujada por Podemos-Ganemos, mientras que confluir implica otros riesgos, entre ellos el de ser absorbidos por fuerzas nuevas y pujantes que les van a hacer mucho daño a nivel regional o nacional. Ya sé que el barón Cayo Lara de Courbetin dijo que lo importante era participar, el cambio y ofrecer alternativas al pueblo; pero como confío poco en la naturaleza humana sigo pensando que el objetivo de los partidos es ganar elecciones y que eso será lo que intente IU en Ávila. ¿Mi apuesta? Que IU se ha puesto a la cabeza de la posible confluencia para que no le pase por encima y que concurrirá a las elecciones inmersa en una agrupación de electores. Veremos.

Podemos ¿Lo intentarán?

Como ya anticipamos en este blog, Podemos no se va a presentar a las municipales con su marca. A las regionales sí, porque es mucho más facil controlar apenas una decena de candidaturas que más de ocho mil ¿Dejaría usted una marca con tanto tirón al alcance de cualquier friki de las circunferencias? Era un riesgo que no podían correr en el camino a la Moncloa y el clan de Somosaguas lo sabía. Pablo Iglesias y su círculo confían tanto en la gente como yo, más bien poco, pero él lo disimula con mucho garbo. Con esta panorámica, el círculo local tiene dos opciones: intentar presentarse por su cuenta o confluir con alguna plataforma.

Ciudadanos. ¿Un nuevo actor?

Recien llegados a la ciudad. Habrá que ver cómo se mueven y cómo entra Rivera en la política nacional. Pueden restar votos a UPyD entre los electores tradicio-renovadores, pero es pronto para hacer apuestas.

¿Ávila es +?

Esta misma semana se nos anunciaba la presentación de esta plataforma, puesta de largo que está generando considerable expectación y ruido mediático. En declaraciones a los medios, su portavoz Henar Alonso -miembro, si no me equivoco, de distintos movimientos relacionados con la educación- no descartó presentarse a las elecciones aunque ese no sea su principal objetivo. Además de tener una voz y un tono muy parecidos a los de Ada Colau -lo señalo aquí porque me han sorprendido las similitudes- el discurso es muy similar al de la barcelonesa. A la espera de más noticias y con las necesarias reservas, me remito a lo dicho hasta ahora sobre confluencias.

VOX

:____)

De los Comuneros a Mourinho

jose mourinho divide al madrid

Acabar una noche de borrachera debatiendo con un amigo si los Comuneros eran “la casta” o “los Podemos” de su época. Y despertarte al día siguiente preguntándote cómo hemos podido llegar tan bajo. Molaba más antes, cuando se discutía sobre Mourinho. Desde que está Carletto, todas las polémicas giran en torno a una coleta.

Ahora hay que saber mucho de Venezuela para tocar bola en cualquier corrillo. Ser ágil en sumas y restas para demostrar que es posible o imposible (según el caso) la jubilación a los 60 años o la renta básica universal. Hay que echarle muchas horas al YouTube porque, cuando menos te lo esperas, alguien te suelta: “¿No has visto el vídeo en el que defiende a ETA?” “¿Qué me dices de cuándo le pillaron borracho cantando la Internacional después de un concierto?”. Y ya estás en fuera de juego porque tú te habías preparado en profundidad el tema Hugo Chavez.

Tiene pinta de que el programa electoral de Podemos va a ser un best seller: ‘Las 50 promesas de Grey’. Y habrá que leerlo en profundidad para meter el hocico en cualquier charla de café. Me imagino a la muchachada discutiendo en los botellones sobre la política de viviendas vacías “de la página 52”. Porque hoy en día todo son Círculos y cada cosa que toca Pablo Iglesias se convierte en noticia.

En este país no leía los programas electorales ni el apuntador. Éramos tremendamente felices por aquel entonces. ¿Se acuerdan? Con Mourinho solo había que tener claro el asunto Casillas-Carbonero y poco más. ¿Topo o héroe? Cada uno en su bando y a luchar cuerpo a cuerpo. Pero lo de ahora es tan… agotador. ¡Vuelve, José!

Somos un gran país

Termino de introducir los manguitos, el cubo, las palas y la toalla de la playa. Los de la casta somos así, nos vamos a ver el mar en mitad del mes de Noviembre. Comprenderán pues que esté con el optimismo subido y vea la vida de color de rosa. He puesto el telediario y solo he visto las noticias positivas (en las negativas cambiaba a los documentales de La 2, unas morsas preciosas).

He visto un presidente del gobierno siendo agasajado en su visita a las Antípodas. El tipo es saludado por las autoridades y hasta Obama se rinde al castellano para establecer comunicación con nuestro líder. Esto sí que es estar en la Champions League. A Mariano allí se le ve feliz, se nota que ahora con el 4G se puede leer el Marca en todas partes. Y, además, no hay catalanes cerca; doble placer.

Isco ha metido un golazo, cuentan los de La Sexta. Pero la imagen del día es la de Josep Lluis Nuñez, con taitantos muchos años, entrando en la cárcel. Otro más. Hace nada hemos visto irse caminito de Jerez, o de Alcalá Meco, hasta a un presidente de Diputación. Oigan, que lo de que somos un gran país lo digo en serio. Estoy reflejando que en los últimos días se ha demostrado que no hay intocables dentro de los plebeyos. Hasta el presi de una Diputación puede ir a galeras si no hace las cosas debidamente. Hasta el mandamás histórico del club más importante de España (soy madridista, pero esa gente tiene tropecientas secciones y hay que reconocérselo) puede pasar las noches a la sombra.  La justicia puede ser lenta, pero resulta que no hay intocables.

Vale, vale. A lo mejor querrían ver a otros tantos siguiendo ese camino, a esos protegidos por el poder que parece que hagan lo que hagan siempre se irán de rositas. Pero ahí tienen a la Juez Alaya encabezando otra escabechina, que dan ganas de ponerle un piso en el edificio de Moneo y verle pasear su trolley por el Rastro y lo que surja. O ese Ruz con folios en los cajones que pueden hacer caer gobiernos. ¿Será la justicia de verdad independiente? A ver si era verdad y aquí andábamos descreídos con la desazón tonta que eso podría haber provocado en nuestro talante democrático.

Releo y veo que sin querer queriendo me está quedando una entrada contradictoria. Que somos un gran país pero no del todo, o casi, o con potencial, pero al final uy casi. Que hay mucho chorizo y aunque se corte una cabeza la hidra tiene otras seis. Lo sé, lo sé. Pero al coger la chancleta y ver otra vez el gol de Isco me he venido arriba y me ha dado por pensar que a lo mejor el 2015 no será una catástrofe. Lo mismo hay esperanza y en esta España en la que todo el poder parece haber perdido la chaveta, tal vez haya alguna esperanza por ahí. Porque es que de repente he querido creer y me he dicho: “En España ya no hay intocables” (excepto el título II).

Que resulta que decir caiga quien caiga parecía una quimera pero es un hecho que van cayendo. No todos, no deprisa, pero sucede. A lo mejor entre tanto fango hay alguna salida. Tal vez de nuestra sociedad salga todavía algo positivo, la luz al final del túnel, el hombre o la mujer que deje su huella, sin que la esperanza le sea pisada.

Aprendiendo a nadar bajo el aguacero.

Ironías aparte, nuestro terruño ha aguantado líderes ambiciosos, ladrones, torpes y hasta contubernios internacionales. A lo mejor nos pasamos de pesimistas, al menos a veces, y resulta que somos un gran país. Aquí seguimos, pese a todo y pese a todos, pese a nosotros mismos. De ahí la entrada de hoy,  y el servirme un daiquiri, por si todavía we can.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.312 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: