#TraedaJose

NOTA DE PRENSA DEL GRUPO ALMANZOR – EXPEDICIÓN AL PICO LENIN
“Parece que estamos más cerca de la repatriación”
Continuamos sin tener confirmación de la fecha en que por fin se realizará la repatriación del cadáver de José. Pero parece que estamos más cerca del final de esta triste y vergonzosa espera. Una vez que el dinero ya está en poder de la funeraria la cosa se mueve  y solo falta la firma de la embajada, que según parece depende de Moscú, y es un requerimiento necesario para poder realizar la repatriación.
Nos comentan que se está trabajando con la hipótesis de que pueda realizarse el vuelo el sábado o el domingo, pero no podemos confirmarlo.
En cuanto tengamos el dato y la certeza del día y la hora en que José regresa a Ávila para reunirse con los suyos lo informaremos para poderle dar nuestra bienvenida y el último adiós.

Es la última nota de prensa del Grupo de Montaña Almanzor. Está fechada a día 20 de agosto, jueves, 9 días después del fallecimiento de su compañero y amigo Jose Mª Hernández Torrubias mientras se encontraban en el Campo 1 antes de iniciar el ascenso al Pico Lenin en lo que se considerabaparte del plan de aclimatación para realizar el ascenso. Desde el triste suceso todo trabas, problemas y momentos incómodos para amigos y familiares que dificultan, aún más, vivencias ya de por sí complicadas.

Poco se puede decir de todo este lamentable trago que no hayan dicho ellos ya. El blog del grupo de montaña ha sido la mejor forma de estar informados sobre lo que iba sucediendo, los avances y los retrocesos. Ellos mismos informaban de la defunción el día que sucedió. Anunciaban después que conseguían llegar, con el cuerpo de José a la ciudad de Osh y pedían ya el compromiso de todas las partes para conseguir agilizar el proceso de repatriación quizá intuyendo que dicho proceso no iba a ser fácil… Fácil de intuir, por otra parte cuando desde el primer momento tuvieron que afrontar importantes gastos, como la evacuación en helicóptero de su compañero fallecido. Las trabas continuaban, primer toque de atención a MAPFRE, su aseguradora y la de José, y regreso a casa de los expedicionarios sin su compañero, “Esto no ha terminado: Falta uno”uno que no puede volver porque “Poderoso caballero es Don Dinero“. Pocas noticias más… Solo que una semana después continuaban a la espera de la repatriación y que ayer parecía que llegaban pequeñas dosis de optimismo sin confirmar en la nota que os he dejado al principio de la entrada.

Desde aquí queremos levantar la voz uniendo nuestro grito al de los compañeros de  Jose Mª Hernández Torrubias, pidiendo que vuelva a Ávila, su casa, para que su amigos, su familia y todo el que quiera hacerlo puedan darle el adiós que merece, pero con la burocracia y el dinero hemos topado. Una verdadera lástima por una parte y algo intolerable en pleno siglo XXI por otra.

Todo nuestro apoyo a la familia de José, todo nuestro apoyo a sus compañeros y amigos. Ojalá, pronto, podamos dejar de gritar #TraedAJosé.

Baja el paro, se hunde la cobertura por desempleo

Paro20102015

Tras unos meses de ausencia por diversas razones -desidia, coincidencia con otros asuntos, vacaciones, etc.- vuelven sus gráficas favoritas sobre el desempleo abulense. En la primera, la que abre estas líneas, habrán notado ciertas variaciones. He decidido quitar algunos años para mejorar la visualización de la gráfica -había tantas líneas que ya resultaba difícil seguirlo- y he truncado el eje vertical para poder ver mejor la evolución intermensual. Recuerden esto último al mirar el gráfico, pues fuera de él, por debajo, aún quedan 10000 parados, los que había en la provincia en noviembre de 2010.

Durante el mes de julio el paro registrado en nuestra provincia bajó en 587 personas, hasta los 14.457 parados. En perspectiva: 5139 personas menos que en el peor momento (febrero 2013) , pero aún el doble de parados que en enero de 2007. Estamos, más o menos, a niveles de 2010 o 2011. Lectura 1: Bien, como cuando acabo el gobierno de Zapatero. Rajoy lo ha conseguido. Lectura 2: 4 años para volver más o menos al punto de partido. Bravo.

Paro20072015

Porque, aunque es indudable que la economía ha mejorado en los últimos meses -sea por una cosa o por otra- dar por muerta y enterrada a la crisis es harina de otro costal. Primero, porque una tasa de desempleo por encima del 20% es una barbaridad. Segundo, porque una tasa de desempleo de dos cifras es una barbaridad en occidente. Tercero, porque vaya usted a saber si un estornudo de la economía global (Latinoamérica está regular, la Bolsa china hecha unos zorros, las materias primas por los suelos, Grecia y la Eurozona de mírame y no me toques, Rusia, Oriente Medio, etc.) no nos devuelve a los abismos. Y cuarto, Cataluña y las elecciones de final de año.

Intermensual

Como ya habrá tiempo de comentar todas estas vicisitudes, volvamos a nuestros terruños. Si comparamos el pasado mes de julio con sus precedentes, el resultado no es malo pero tampoco es para peregrinar a Sonsoles. El dato es similar al de 2011 y peor que el de 2013 y 2010. Nos faltan datos, pero parece que el efecto del Centenario sobre el empleo no está siendo muy significativo.

Cobertura

Con todo, el dato más preocupante es que del total de parados de la provincia, casi un 70 por ciento no cobra ningún tipo de ayuda. Es un dato que hay que relacionar con el aumento de los parados de larga duración (y también con el ahorro que el gobierno pregona en materia de desempleo). Según la última EPA, en España más de 1,2 millones de personas llevan cuatro o más años en paro, y es un número que no deja de aumentar, incluso durante estos últimos meses de descenso del desempleo. Un grave problema económico y social que habrá que afrontar sin moralinas, llamamientos al esfuerzo personal, el emprendimiento y demás bagatelas.

Líderes en aprovechamiento

Las vías del tren. #Ávila

A photo posted by Juan Luis del Pozo (@juanluisdelpozo) on

En tierras abulenses somos muy de aprovechar. Nacimos para aprovechar. Es uno de los deportes locales más practicados. Aprovechamos cualquier cosa para cualquier otra cosa. Un ejemplo es esta noticia que me encuentro en Diario de Ávila: El PP pide una lanzadera a Madrid aprovechando el desvío de trenes por Medina. Por si os choca un poco el asunto os cuento que es un aprovechamiento de manual. La noticia cuenta, por ejemplo, que…

El Partido Popular intenta dar la vuelta a lo que puede resultar una amenaza para el futuro ferroviario de Ávila, convirtiéndolo en una oportunidad de mejorar la conexión con Madrid.

En realidad, el Partido Popular pretende darle la vuelta a lo que su gobierno nacional ha consentido, dejar a Ávila sin trenes y quieren venderlo como un logro cuando en realidad, esta solución, no pasa de ser un parche a una situación más que complicada para nuestro futuro. Decidieron conectar Madrid con Salamanca vía Medina del Capo, dejando a nuestra ciudad fuera de esa unión y, por consiguiente, prácticamente aislada en cuanto a tráfico ferroviario se refiere. Una vez se complete la idea se replanteará el servicio de trenes que pasan por nuestra ciudad ya que muchos que cubrían ese trayecto hasta Salamanca dejarán de pasar por Ávila y por tanto de hacer parada en nuestra estación. Una vez que eso suceda, el tráfico de la línea Ávila-Madrid disminuirá considerablemente, evidentemente, porque nos quitan trenes, lo que Sebastián González pretende “aprovechar” para hacer un tren lanzadera a Madrid. 

González habla de  un plan específico para la realización de este proyecto que «ya está en los presupuestos de este año con 300.000 euros, y que parece que en el ministerio ha sido bien acogido», con la ventaja de que es una cuestión que «no requiere presupuesto, sino que requiere planificación y gestión».

Ojo. Un tren lanzadera a Madrid no significa alta velocidad, ni siquiera velocidad moderadamente superior a la actual, para eso tendrían que hacer actuaciones de mejor en las vías, antiguas ellas, y poner en marcha trenes nuevos. En el caso de Ávila…

«con los surcos que nos dejan libres (los trenes que os quitamos) queremos que se mantenga el compromiso de que los podemos utilizar a disposición de los abulenses con una serie de lanzaderas a Madrid, un tren directo con un horario consensuado y acordado por todos que dé servicio fundamentalmente a los trabajadores y a los estudiantes y también a los turistas», todo ello «sin necesidad de hacer inversiones en la vía, porque eso está descartado sobre todo en lo que es el cuello de botella de El Escorial a Las Rozas y de Las Rozas a la estación del norte»

Y todo esto para conseguir que el trayecto de Ávila a Madrid se quede en un trayecto de “una hora o una hora y cuarto”, trayecto que se completa actualmente en algo menos de una hora y media si eliges el tren correcto. Esto me hace pensar que el asunto, como bien dice González, no es un problema de presupuesto, sino de planificación. Es decir, de eliminar las paradas intermedias para no  perder tiempo y así ganar 15 minutos en el trayecto. Un plan redondo.

Un plan redondo con el que aprovechamos para olvidarnos de la gente de los pueblos que usan esa línea. Un tren directo de Ávila a Madrid, o dos, o tres (que no es cuestión de pasta), deja en una muy difícil situación a los vecinos de la zona de Pinares (Navalperal, Las Navas…). ¿Acaso se llena un tren de Ávila a Madrid con los trabajadores y estudiantes que se desplazan a diario de aquí a la capital? Yo lo voy dudando. De hecho, el tren sale de Ávila medio vacío y se va llenando a medida que pasa por las localidades de la provincia. ¿Es pues un tren lanzadera sin paradas la solución a los problemas que la escasez de trenes va a traer a nuestra provincia? Pues yo lo sigo dudando. 

Total. Que aprovechando que os la vamos a meter doblada con la alta velocidad y que os vamos a dejar sin trenes vamos a venderos las bondades de llegar a Madrid en tan solo una hora y cuarto como si del final de la crisis se tratara dejando patente que solo nos interesan los ciudadanos de segunda, los de la capital, en detrimento de los de tercera, que son los de la provincia. Sí, digo bien. En Ávila no hay ciudadanos de primera. Lo somos de segunda o de tercera… Pero eso, para aprovechar bien el tema, os lo cuento otro día.

Con la playa en las orejas

SanSebastian

El verano es todo arena. También es calor y chanclas, pero sobre todo es arena (calculo que un 80 por ciento). Fíjense en mí, no hace falta ir más lejos. Hace más de dos semanas que volví de la playa (empiezo a dudar de que alguna vez estuviera allí) y continúan saliendo granitos de tierra de mis libros, mis zapatos, mis mochilas, mis bañadores, mi cabeza.

Lo peor del verano es la cabeza llena de arena. Lo mejor, el vino con gaseosa, pero no compensa. El coco, una vez que se te convierte en algo parecido a una maceta, ya no furrula bien. Resulta terrorífico dudar de uno mismo, sospechar que te has vuelto loco porque un trozo de playa te entró por las orejas en un momento de descuido, quizás mientras resolvía el crucigrama de La Razón.

La vida tiene esas cosas. Te vas de vacaciones cuerdo y vuelves turuleta. Y todo son dudas, ya digo. ¿Yo antes tenía un gato de mascota? ¿Y quién es esa señora que me grita cosas cuando salgo de casa? ¿Tengo un blog… o dos? Es imposible pensar con claridad con tanta arena aquí dentro.

Y el PP no ayuda haciéndome luz de gas. Te vas de vacaciones con Antolín Sanz “dolorido y abochornado” y al volver le escuchas decir que “ese acontecimiento ya pasó”. El apretón de manos con Sánchez Cabrera aún retumba en mi cabeza, como si alguien me hubiera clavado una sombrilla en el hipotálamo o un par de niños hicieran castillos de arena con mis neuronas.

Tenía un futuro prometedor que perdí en un momento de descuido, mientras hacía crucigramas en la playa. Y ahora ya no sé si fue verdad o lo soñé; si escuché a Antolín Sanz aquella noche presumir de disciplina de partido en el Senado diciendo que, según levantara uno o dos dedos, todo el Grupo Popular votaba al unísono “sí” o “no”, incluso cuando la decisión iba en contra del progreso de Ávila (¿de verdad lo dijo o es cosa de la tierra que me entró por las orejas?).

Aquel día, ya tan lejano, a los diputados provinciales del PP les dieron la papeleta rellena para que no se confundieran a la hora de elegir presidente (aunque de poco les sirvió). Entraron en el pleno con un papel escrito por algún otro, como yo iba a hacer la compra cuando era niño y mi madre apuntaba “dos calabacines, tres tomates y pan”. Solo tenía que darle la nota al tendero. Todo era más sencillo entonces.

Deben ser cosas de la “nueva política”. Recuerdo que hablaban de la “nueva política” antes de que me entrara tierra en las orejas. “Ya no vale todo”, decía la gente. Pero vuelves y te encuentras a Juan José Lucas, Mar Angulo y Óscar López como senadores por la Comunidad de Castilla y León. Y la cabeza comienza a pesarte, mucho (si te entra agua se forma una pelota de barro). ¿Cuántos dedos ves aquí: uno o dos?

Lógico pero aburrido

A_PKzbACEAAD8beEl verano más caluroso que se recuerda, nos dicen, y debe ser cierto: se ha visto a lagartijas con sombrilla, los turistas extranjeros pagan más por una sombra que por la paella y la sangría, en Galicia andan escasos de agua, el Madrid aún no ha realizado ningún gran fichaje y la prensa ha difundido tantas veces sus consejos contra la deshidratación y los golpes de calor que se les empieza a estropear la cinta. Entre calor y la operación independentista catalana, conocida entre amigos como el procés, apenas hemos tenido tiempo de hablar de Gibraltar. Un verano sin algún incidente en Gibraltar -pescadores enfadados, patrulleras vilipendiadas, traficantes de tabaco detenidos, etc.- no es verano.

El calor se nota en toda la península, incluso en lugares donde estos fenómenos son poco frecuentes. Que haga mucho calor en verano en Sevilla es parte de su idiosincrasia, que haga mucho calor en Ávila es como ponerle a un Santa Teresa dos subfusiles y una banda de munición cruzada sobre el pecho. La situación es tan anómala que no podemos descartar que algunas de las cosas que pasan en la ciudad se deban a estos calores, sobre todo si tenemos en cuenta que la famosa cápsula debe actuar como un invernadero.

La cápsula, sí, ya saben, lo de la diputación. El presidente electo de la Diputación acudió el otro día a Madrid a dar su versión de los hechos, asumir responsabilidades y lo que fuese menester, pero dudo que le llegasen a dar un cachete flojito. En primer lugar porque la Comisión de Garantías del PP tampoco es que sea precisamente la Inquisición: por allí han pasado sin grandes alharacas muchos de los que después terminaron frente a un juez. Y en segundo lugar porque, le pese o no a Antolín Sanz, la mejor opción para el PP era darle una palmadita en la espalda a Sánchez Cabrera, pedirle que se porte bien de aquí en adelante y a otra cosa mariposa. La otra opción era una caza de brujas para buscar a los diputados rebeldes -por mucho que Sanz y otros muchos supongan o sepan quién apoyó la revolución, el voto es secreto- y su expulsión, lo que seguramente habría dejado al PP compuesto y sin la Diputación de Ávila. Como enfadarte con tus hijos e irte tú de casa.

Total, que Antolín Sanz nos ha confesado, tras pasar por Génova, que el buen rollito no es postureo, que él y Sánchez Cabrera son coleguis, que se hacen selfies cuando están de weekend o van de shopping y que le echan las mismas mierdas a los gintonics. Hablando se entiende la vasca. ¡Viva la gente! Eso sí, perdona, pero no olvida. Vamos, que cualquier día le pone el gintonic a Cabrera sin cardamomo y con tónica del Mercadona.

A ver si llega ya el otoño, el fresquito, la liga de fútbol y las elecciones. ¿No se les hace raro a ustedes que llevemos tanto tiempo sin votar? Con este calor y este mono le entran ganas a uno de montarse un movimiento nacionalista y votar cosas sin parar. ¡Que le pongan una ranurita a la cápsula y montamos un referendum! ¿Quiere usted que el Alcalde de Ávila vuelva a lucir esos chalecos tan campechanos que vestía día sí y día también durante la campaña?

Voy a ponerme un rato al aire antes de que se me vaya la cabeza.

PS.- Los de la foto somos nosotros, pero bien podría ser un party del PP.

Los políticos naturales y los de fiar

La prensa viene hoy con artículos interesantes de leer, de analizar y de reflexionar. No todo es Grecia.

Uno de los primeros artículos que me desayuné hoy fue el de Manuel Jabois en El País. Lleva por título “Más razón que un santo” y analiza el espinoso tema del populismo, cada vez más creciente y con tantas aristas, vértices y ángulos en esta España poliédrica.

Jabois habla de Revilla, el presidente cántabro. Que sí, que ha vuelto al poder. Y volverá en Taxi a la Moncloa. A mí me da igual que un líder vaya en un Renault o en un Sidecar, lo que me importa es que resuelva los problemas para los que ha sido elegido. Pero ahora es más importante el titular que la gestión. Peligroso. Las palabras vacías. Como dice Manuel… “lo nuestro, lo de casa: la gente normal”. En nombre del pueblo se dicen muchas vaciedades de las de echarse a temblar.

Después de leer ese artículo me adentré en las aguas abulenses. Primero pasé por “El Diario de Ávila” donde tienen una entrevista con David Beltrán, nuevo portavoz. Y el titular es un palo a Sánchez Cabrera: “Los afiliados desconfían de Sánchez Cabrera porque ha demostrado ser capaz de todo”.

Y es que las aguas del PP van complicadas por el Adaja. Por el Adaja, por el Voltoya, por el Tormes y por todos sus afluentes. En la siembra de apoyos la cosecha de unos y otros está siendo soterrada, pero de teléfonos quemados.

¿Y en la otra parte? Antonio García ha entrevistado a Sánchez Cabrera. Se puede encontrar en “El Mundo CyL“, aquí enlace. «Antolín no nos escuchaba y tuvimos que tomar la decisión de solucionarlo nosotros» es el titular. Es una gran entrevista. La primera pregunta es directa y al mentón: ¿El fin justifica los medios?

Las conclusiones se las dejo a ustedes, que hay que mucho que pensar tras leer las dos entrevistas… y lo de Jabois. Hay buenos y malos políticos. Los hay naturales y sin naturalidad. Y también confiables y los que no. Pero también hay Mascheranos o Nocionis a los que querrías siempre tener en tu equipo.

¿Underwood sí o no? Qué complicao es esto de la política, hasta en Ávila.

Algo different sobre Santa Teresa

FullSizeRender

El Centenariazo está dando para mucho. Santa Teresa de Jesús se nos ha aparecido en estos meses en el teatro, en distintas exposiciones, en una tarta de yema, nata y limón… incluso en una línea de productos olfativos. De muchas y muy diversas formas se ha alabado el carácter emprendedor, andariego, feminista, literario, fundador y supinador de nuestra Doctora de la Iglesia.

Se pueden imaginar que no han sido unos meses fáciles. Agarraré un dron con las manos si escucho una vez más la historia sobre cómo la niña Teresa intentó escaparse, junto con su hermano Rodrigo, para convertirse en mártir en tierra de moros. En muchos casos ha faltado originalidad y algunas de las actividades y manifestaciones artísticas que hemos visto este 2015 se han limitado a repetir los lugares comunes “teresianos”.

Y a estas alturas del Centenariazo, perdida ya toda esperanza, cae en mis manos un libro que se ha convertido en una agradable sorpresa. Si hacen caso a la portada, ‘Santa Teresa is different’ está escrito por Percy Hopewell, nada menos que el inventor de los botes de niebla. Pero el excéntrico inglés que hace las veces de narrador no es un más que un personaje inventado por el periodista y escritor Tomás García Yebra en los años 90, en el dominical El Semanal.

El inglés, un trotamundos a lomos de un ‘Dos Caballos’, vuelve a los ruedos y lo hace aterrizando en Ávila. A través de sus ojos, llenos de ironía, vamos descubriendo tanto las peculiaridades de la ciudad como la compleja personalidad de la protagonista de la novela, “una mujer que iba a su bola”. Si al humor se le suma un escritura sencilla –con difícil que es hacerlo fácil-, tenemos un libro que más que leerse, se devora.

Se cuentan las virtudes y los defectos de ‘La Santa’ y también esas cosas que suelen ocultarse, como “el ultraje y profanación” que sufrió su cadáver. Hopewell también visita otros lugares teresianos (Duruelo, Fontiveros, Alba de Tormes, etc.) para conocer más detalles de ese “ciclón de mujer”. “Su arrojo, su tenacidad y sus seductores galanteos (el “noviazgo” con Jesús lo explotó hasta sus últimos días) pudieron con todo lo que se le ponía por delante (incluidas la arrogancia y prepontencia con la que los hombres de su siglo intentaron doblegarla)”.

Nota: Hace tiempo que tuve la oportunidad de descubrir el original museo que Tomás García Yebra tiene en Las Navas del Marqués. Si no lo conocen, no tarden en visitarlo. Más información por aquí.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.554 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: