El pequeño pastelero de Madrigal

IMG_6443

Aunque ahora nuestra relación con el vecino Portugal sea más bien fría -toallas, calcetines, café, CR7 y mujeres vellosas- no siempre fue así. Conocemos mejor lo que pasa al otro lado del océano que lo que sucede al otro lado de la fina línea que una vez fue la frontera, pero durante siglos los destinos de ambos países estuvieron fuertemente entrelazados. Hoy el iberismo cotiza a la baja, pero durante mucho tiempo la pertenencia de ambos países a una misma realidad cultural era algo asumido por buena parte de las élites políticas y culturales. Para Quevedo, por ejemplo, España estaba compuesta de tres coronas: Castilla, Aragón y Portugal.

La historia de nuestro país y la de Portugal se entrecruzan en muchas ocasiones, como por ejemplo en los hechos que paso a relatarles, la historia del pastelero de Madrigal de las Altas Torres, sucedida a finales del S. XVI. Pero antes, un poco de contexto.

El fin de la reconquista no es el fin de la diversión

Para Portugal, acabada la reconquista peninsular en el S. XIII y aseguradas -más o menos- sus fronteras terrestres con la vecina Castilla, el mar era la única vía de expansión y la explotaron con dedicación y provecho. A principios del S. XV, naves portuguesas comerciaban con el norte de Europa con asiduidad -y no solo toallas y calcetines- y comenzaban a surcar las costas africanas, tomando las primeras plazas en el continente: Ceuta (1415) y Tánger. Aunque en un principio el asunto no parece de envergadura, al final se lían la manta a la cabeza y aquello termina convirtiéndose en una empresa global, a gran escala, a lo loco. Hasta el infinito, las Indias Orientales y más allá. El pequeño reino de Portugal, en la esquinita de Europa, se convierte en una potencia internacional a base grandes hombres -Gil Eanes, Nuno Tristáo, Diego Câo, Bartolomé Días, Vasco da Gama- que llevan a cabo grandes empresas hasta el momento impensables. La fina línea que separa a los héroes de los locos no era asunto que preocupara en aquellos momentos.

Por su parte, a este lado de la frontera, las Coronas de Castilla y Aragón, unidas bajo la monarquía de sus católicas majestades Isabel y Fernando, terminan la reconquista con la toma de Granada en 1492. Yo me habría sentado a disfrutar de las vistas desde la Alhambra, con una cerveza en la mano y unos pistachos, pero ellos no lo hacen. ¡Jodidos emprendedores! No solo ponen a un loco al mando de tres barcos para que se vaya a buscar las Indias por occidente; además está Italia, donde llevan años intercambiando sablazos con los franceses (y con los locales) y pronto también el norte de África.

¿Y qué interés tiene toda esta gente en el norte de África?

Básicamente tres. En primer lugar, claro, el vil metal y las viles especias. Por ejemplo, Ceuta, antes de la conquista portuguesa, era la terminal del comercio del oro subsahariano y desde allí se exportaban los productos del continente a Europa. Por otro lado, controlar el norte de África era un buen seguro para la península. Un visigodo de nombre Rodrigo puede dar fe de los peligros que pueden cruzar el estrecho de un día para otro. Además, buena parte de la costa era usada como refugio por los piratas berberiscos que atacaban desde allí embarcaciones y puertos cristianos, en especial los aragoneses. Barbarroja ens roba.

Por último, pero no por ello menos importante: la fe. Aunque, influidos por Hollywood, la idea de Cruzada nos remita a Ricardo Corazón de León y a sus contemporáneos, a finales de la Edad Media (S. XV) el mito de la Cruzada -la conquista de los Santos Lugares y la reconquista de todos aquellos territorios perdidos por la cristiandad- estaba muy presente. Este ideal, que bebía de fuentes dispares -los viajes de Marco Polo, el mito del Preste Juan, el pensamiento del mallorquín Ramón Llull, etc.- encontró en la península ibérica y en sus expansivos reinos un lugar perfecto para germinar. Igual los Santos Lugares pillan un poco a desmano de Marruecos, es verdad, pero los Reyes Católicos, como sucesores de los reyes visigodos y de los emperadores romanos -codazo, codazo, guiño-, consideraban tener derechos históricos sobre la costa africana, territorios que, además, un día fueron cristianos. El Papa, por supuesto, certifica todo esto con un par de bulas y un avemaría y Portugal cede a los castellanoleonesescatalanoaragoneses los reinos de Tremecén, Argel, Bugía, Túnez y Trípoli, mientras que se reserva Fez. Id, reconquistad y evangelizad. En 1497, la reconquista cruza el estrecho y el Duque de Medina Sidonia toma Melilla.

La muerte de la reina Isabel frena la expansión africana: Felipe y Juana ya tal, y Fernando está más preocupado por Italia, donde los franceses, inasequibles al desaliento, están dispuestos a seguir recibiendo sopapos hasta en la carte d’identité. Hasta la conquista de Orán, apenas dos escaramuzas: Mazalquivir y el Peñón de Vélez de la Gomera. El plan africano del aragonés, mucho más pragmático, nunca fue lanzarse a una conquista continental, sino asegurar unas cuantas plazas en la costa desde las que controlar el territorio y el mar e incordiar a los vecinos cual estudiantes universitarios.

La conquista de Orán es harina de otro costal. Primero, porque la iniciativa no surge de la Corona, sino de Cisneros y segundo porque el plan no es solo conquistar Orán, eso es tan solo el prólogo. Cisneros, uno de los grandes personajes de la historia de España, trata de convencer a Fernando el Católico y a los reyes de Portugal e Inglaterra, Manuel I y Enrique VII, de montar entre los tres una Cruzada y, desde el norte de África, acabar con el sultán de Egipto, tomar El Cairo y Alejandría y, usando Chipre como puente, lanzarse a la conquista de Palestina. El típico plan loco que te montas con tres colegas después de cuatro o cinco cervezas. Mientras en España e Inglaterra el asunto era tratado con cautela, el monarca portugués muestra su entusiasmo desde el primer momento. Tan grande era su fervor cruzado como grande fue después su decepción cuando el plan se vino abajo y le tocó deshacer las maletas.

Sebastián

Y hasta aquí el contexto. ¿Era necesario? Por supuesto. Si yo llego y les digo que un rey de Portugal muere en Marruecos ustedes, sin la precedente introducción, podrían haber pensado que Sebastian se había bajado al moro o que estaba por allí con una excursión del instituto. Ni mucho menos. Sebastián, bisnieto de Manuel I, recupera el ideal de cruzada que se había mantenido, como un runrún colectivo, desde tiempo de su abuelo. Sebastián, influido por una educación de corte jesuita, se consideraba un soldado de Cristo, el brazo armado de la cruz, el Special One de la Santísima Trinidad. Con poco más de 20 años organiza una cruzada contra el reino de Fez con apoyo económico de su tío, Felipe II, que antes había intentado, sin éxito, sacarle tan alocado plan de la cabeza. El principal problema: que su idea era, como buen capitán de la cristiandad, encabezar sus tropas espada en mano. Cuentan las crónicas que en junio de 1578, ochocientas naves con veinte mil hombres salieron del puerto de Belem. La empresa no duró mucho: el 4 de agosto las tropas portuguesas eran aniquiladas por los bereberes en Alcazaquivir con su rey a la cabeza. Bueno, a la cabeza pero sin ella. Todo un éxito.

Y aquí empieza la leyenda. La derrota fue un desastre económico, político y psicológico  para Portugal; la espoleta de una crisis que acaba con Felipe II ciñéndose la corona portuguesa. Un caldo de cultivo estupendo para las leyendas de corte mesiánico basadas, en este caso, en el regreso del difunto Sebastián, un rey bueno, para salvar a su pueblo de la pobreza, los españoles, las importaciones chinas y la troika. Un regreso que debía producirse desde el más allá -The Walking Sebastian- o quizá desde el más acá: al parecer, un grupo de soldados regresó aquella noche de agosto a una de las plazas portuguesas de la costa y para conseguir cobijo arguyó que entre ellos se encontraba, camuflado, el rey Sebastián. El rey no estaba muerto, estaba de parranda.

El asunto es que nadie volvió a ver a Sebastián, pero no faltaron oportunistas que aprovechando el río revuelto decidieron hacerse pasar por el difunto rey y vivir del cuento o, incluso, reclamar la corona lusa. Si cuela, cuela y si no es broma. Uno de ellos fue Gabriel de Espinosa, el pastelero de Madrigal.

El pequeño Gabriel

Como señalamos, Gabriel de Espinosa no es el único que intenta hacerse pasar por el desaparecido Sebastian, pero sí el protagonista de uno de los casos más curiosos. Gabriel, nacido quizá en el mismo Madrigal o quizá en Toledo, de profesión pastelero, aunque no de profiteroles y pepitos de chocolate, sino más bien de empanadas y pasteles de carne. Casado, padre de un hijo y residente en Madrigal de las Altas Torres desde 1594. Hasta aquí lo más o menos seguro. Unos apuntan que era un huérfano que llevaba toda su vida sobreviviendo de aquí para allá, otros que era miembro de la familia real portuguesa (hijo ilegítimo, bastardo, pecadillo de juventud, etc). En Madrigal, Gabriel conoce al portugués Fray Miguel de los Santos, vicario del Convento de Nuestra Señora de Gracia, confesor en la corte del difunto Sebastián, y por mediación de este a Doña María Ana de Austria, hija ilegítima de D. Juan de Austria, hijo ilegítimo de Carlos V, nieta doblemente ilegítima por tanto del emperador, sobrina ilegítima del reinante Felipe II y prima también ilegítima del difunto (o no) Sebastián de Portugal.

El plan es sencillo, coronar al pastelero como rey de Portugal y mandar a Felipe a pastar al Escorial. Para ello, y previa promesa de amor eterno, matrimonio y corona, María Ana de Austria, que tenía pocas ganas de seguir en el convento, entrega sus joyas al fraile y al pastelero para que las usen para conseguir fondos, convencer a nobles portugueses y desalojar al triste Felipe II de Portugal. El plan se tuerce sin remedio cuando el pastelero es detenido después de pasear las joyas y su supuesta altezidad por bares, tabernas y discotecas despotricando de Felipe II.

Detenido y encarcelado por bocazas, sus captores descubren con sorpresa una serie de documentos en lo que se intitula como rey de Portugal y que le relacionan, nada más y nada menos, con la sobrina del rey. El funcionario entona un trágame tierra y notifica tal suceso a la corte, que decide someter a pastelero y fraile al procedimiento habitual en estos casos: tortura y más tortura hasta que canten, hecho que no sucede. Gabriel tan pronto dice una cosa como la otra y el fraile jura y perjura que él creía que el pastelero era el mismo Sebastián. Resultado: dos condenas a muerte, el pastelero decapitado y descuartizado; ahorcado y descuartizado el fraile. La sobrina del rey es trasladada, como castigo, al Convento de Nuestra Señora de Gracia, en Ávila, para que guarde estricta clausura.

¿Cómo pudo un pastelero montar semejante sin dios? ¿Engañó o se dejó engañar por el fraile? ¿Y Doña María Ana de Austria? Según las crónicas, el pastelero, que no parecía dedicarse a la pastelería, recibía en su casa a altos personajes portugueses ¿Estafados o estafadores? El pastelero parecía tener buenos modos, como su humilde familia, buena planta y hablar idiomas. ¿Cómo había accedido a esas costumbres y conocimientos? ¿Por qué se declara todo el proceso secreto? ¿Por qué tanto interés por parte de la Corona?

Seguramente la respuesta a todas esas preguntas sea la más sencilla: una conspiración de sediciosos un tanto chapuzas para hacerse con el poder usando a un pobre hombre con cierto parecido físico -ambos eran pelirrojos- con el difunto rey, que termina creyéndose su papel. De todas formas, si usted quiere sacar sus propias conclusiones, aquí tiene un documento del S. XVIII que recoge los testimonios de todos los inculpados.

¿Era el pequeño Gabriel un charlie del CNI? 

Abúlicas raíces

Pues sí, aquí estamos un mes más. Y dura tanto la crisis que cada vez resulta más complicado no repertirse en estas entradillas que intentan dulcificar las duras cifras ¡y parece que fue ayer cuando la desaceleración de la economía se aceleraba! Y no es solo porque la imaginación e inventiva de uno sea limitada, sino también porque la situación económica, mes tras mes, ofrece pocas variaciones. Lo dicho el mes pasado vuelve a servir para este: la economía ha mejorado, aunque no mucho, ni lo suficiente, ni lo deseable; negras tormentas siguen ocultando el horizonte a la espera de que algo o alguien consiga dispersarlas. El gobierno, por su parte, mantiene su discurso optimista: hemos dado la vuelta a la tortilla, todo va mejor.

A nivel nacional, si ustedes han visto, escuchado o leído algún medio, ya sabrán por dónde van los tiros: en un mes tradicionalmente malo para el empleo baja el paro y sube la afiliación. Son buenos datos ensombrecidos por lo de siempre: precariedad, temporalidad, cobertura a la baja y la pesada mochila de siete años de crisis. En Castilla y León y en la provincia, los datos no son tan buenos: 3512 parados más en la comunidad -el paro solo baja en Palencia- y 378 en la provincia.

Noviembre2014

En la provincia, la cifra de parados vuelve a escalar hasta las 17033 personas, aunque el dato interanual sigue siendo positivo y el número de desempleados es inferior al de los dos últimos años. Pero si el dato nacional es bueno pues supone sobreponerse a la estadística, en la provincia no podemos consolarnos con esto: de los últimos siete noviembres, cuatro han sido mejores que el pasado. Por lo que respecta a la afiliación a la Seguridad Social, el dato sigue la misma tónica: positivo a nivel nacional, negativo en la provincia (-2091).

Intermensualnoviembre

Entrando en los detalles, el paro sube en todos los sectores, en especial en agricultura y servicios; cae el número de contratos firmados respecto al mes anterior, aunque suben respecto a 2013, y el número de contratos indefinidos es superior al de unicornios pero inferior al de gnomos: el 93,91% de los contratos firmados son temporales. Por último, de los 17033 parados, solo 7406 están recibiendo algún tipo de ingreso y de estos solo 2848 están cobrando una prestación contributiva.

Coberturanoviembre

Y es que, esté como esté la tortilla, sigue un poco cruda.

Noviembre20142

Somos un gran país

Termino de introducir los manguitos, el cubo, las palas y la toalla de la playa. Los de la casta somos así, nos vamos a ver el mar en mitad del mes de Noviembre. Comprenderán pues que esté con el optimismo subido y vea la vida de color de rosa. He puesto el telediario y solo he visto las noticias positivas (en las negativas cambiaba a los documentales de La 2, unas morsas preciosas).

He visto un presidente del gobierno siendo agasajado en su visita a las Antípodas. El tipo es saludado por las autoridades y hasta Obama se rinde al castellano para establecer comunicación con nuestro líder. Esto sí que es estar en la Champions League. A Mariano allí se le ve feliz, se nota que ahora con el 4G se puede leer el Marca en todas partes. Y, además, no hay catalanes cerca; doble placer.

Isco ha metido un golazo, cuentan los de La Sexta. Pero la imagen del día es la de Josep Lluis Nuñez, con taitantos muchos años, entrando en la cárcel. Otro más. Hace nada hemos visto irse caminito de Jerez, o de Alcalá Meco, hasta a un presidente de Diputación. Oigan, que lo de que somos un gran país lo digo en serio. Estoy reflejando que en los últimos días se ha demostrado que no hay intocables dentro de los plebeyos. Hasta el presi de una Diputación puede ir a galeras si no hace las cosas debidamente. Hasta el mandamás histórico del club más importante de España (soy madridista, pero esa gente tiene tropecientas secciones y hay que reconocérselo) puede pasar las noches a la sombra.  La justicia puede ser lenta, pero resulta que no hay intocables.

Vale, vale. A lo mejor querrían ver a otros tantos siguiendo ese camino, a esos protegidos por el poder que parece que hagan lo que hagan siempre se irán de rositas. Pero ahí tienen a la Juez Alaya encabezando otra escabechina, que dan ganas de ponerle un piso en el edificio de Moneo y verle pasear su trolley por el Rastro y lo que surja. O ese Ruz con folios en los cajones que pueden hacer caer gobiernos. ¿Será la justicia de verdad independiente? A ver si era verdad y aquí andábamos descreídos con la desazón tonta que eso podría haber provocado en nuestro talante democrático.

Releo y veo que sin querer queriendo me está quedando una entrada contradictoria. Que somos un gran país pero no del todo, o casi, o con potencial, pero al final uy casi. Que hay mucho chorizo y aunque se corte una cabeza la hidra tiene otras seis. Lo sé, lo sé. Pero al coger la chancleta y ver otra vez el gol de Isco me he venido arriba y me ha dado por pensar que a lo mejor el 2015 no será una catástrofe. Lo mismo hay esperanza y en esta España en la que todo el poder parece haber perdido la chaveta, tal vez haya alguna esperanza por ahí. Porque es que de repente he querido creer y me he dicho: “En España ya no hay intocables” (excepto el título II).

Que resulta que decir caiga quien caiga parecía una quimera pero es un hecho que van cayendo. No todos, no deprisa, pero sucede. A lo mejor entre tanto fango hay alguna salida. Tal vez de nuestra sociedad salga todavía algo positivo, la luz al final del túnel, el hombre o la mujer que deje su huella, sin que la esperanza le sea pisada.

Aprendiendo a nadar bajo el aguacero.

Ironías aparte, nuestro terruño ha aguantado líderes ambiciosos, ladrones, torpes y hasta contubernios internacionales. A lo mejor nos pasamos de pesimistas, al menos a veces, y resulta que somos un gran país. Aquí seguimos, pese a todo y pese a todos, pese a nosotros mismos. De ahí la entrada de hoy,  y el servirme un daiquiri, por si todavía we can.

Un café con… Pablo Churches.

Llamé a Illo y me lo llevé a tomar unas Kwak: “Juan, Podemos”. Me miró circunspecto el viñetero, sabiendo que tramaba algo… y tenía razón. “No puede ser que Willy sea el único que haga entrevistas a tuiteros famosos”, le dije. “Nos vamos a Bruselas, que he quedado con él”. ¿Qué “él”?, preguntó Juan.

“El único él que no necesita sustantivo”.

pabloiglesias1

Fotografías: Illo.

- Pablo Iglesias, buenas tardes.

* Es el Ávila un equipo de entusiasmo sin igual.

- No sabía que era usted del Real Ávila.

* Del Rayo y del Numancia, pero hay que rascar votos de donde sea.

- Así que la transversalidad era esto.

* Quiero ocupar la centralidad, ya sabe.

- Que le venía a ver porque dice Dios tuitero que es usted el nuevo mesías. 

* Yo tengo el corazón a la izquierda y a monedero a mi derecha.

- ¿Nunca se cansa de ese chiste?

* Hacer bromas con “Errejón” es más dificil.

- Ya que tengo la oportunidad, le pregunto: ¿Quién es más Pablemos, usted o Garcinuño?

* Garcinuño, está claro.  Yo solo hablo con Sabina si está Evolé delante, o por aparentar. Realmente siempre me gustó más Miguel Bosé.

- Entiendo. Y… ¿para cuándo un mitin en Ávila? En plan Azaña llenando la Plaza, o a lo Sergio Dalma.

* Lo tengo que estudiar. Hablaré con Willy, el de los eventos.

- Querrá usted decir Woody.

pabloiglesias2

Fotografías: Illo.

* Eso, es que les confundo.

- Estos rojos es que son muy de confundir a la gente. ¿Y como ve usted el tema?

* Hombre, yo creo que si le ganamos a la Segoviana iremos hacia arriba, hay equipo.

- No, hombre. Lo de la política.

* Creo que Podemos.

- Tampoco se cansa usted de ese chiste, por lo que veo.

* Nunca, soy de traca.

- No, en serio.

* Hombre, pues en Pajares de Adaja creo que lo tenemos complicado, pero en el resto yo creo que podremos dar un bocado.

- ¿Y en Ávila?

* Allí tenemos topos hasta en las escaleras de la sede del PSOE. Lo tenemos hecho. De gestora en gestora hasta la coleta final.

pabloiglesias3

Fotografías y Zoom: Illo.

- Tengo la sensación de que cada vez me ocupa usted más pantalla.

* Imaginaciones suyas, señor Negro.

- Está bien. Juguemos a completa esta frase. Ávila, tierra de cantos…

* Y pronto de iglesias.

- ¿Está seguro?

* Rotondamente

- ¿Los 4 palos…

* Exprópiese.

- ¿Disculpe?

* Que se disculpe la casta. Y el fotógrafo, que me tiene loco.

- Es Illo. No tiene twitter. 

* Y ni un pelo de tonto, por lo que veo.

- Se le ve orgulloso de pelazo. Oiga, ¿qué se ve desde la torre más alta de Toronto?

* El Torreón de los Guzmanes.

- Diantres, sí que se viene usted arriba. ¿Y qué es aquello que reluce en medio del Almanzor?

pabloiglesias4

Fotografías y pelazo: Illo.

- Son los votos de Podemos que están entrando en calor.

- Usted en Podemos.. ¿se comerá el turrión?

* Le veo fino.

- Me falta una tuerca.

* Con K, menchevique.

- Entonces es verdad.

* El qué.

- Que usted es comunista.

* ¿Lo qué?

- Rojo, que si usted es rojo.

* Encarnado.

- A mí me tiene usted ganao, señor Churches…

Suma y sigue

Octubre2014

Aunque ustedes piensen lo contrario, estaríamos encantados de contar buenas noticias, de felicitarnos por las buenas gestiones o iniciativas del Ayuntamiento o de la Junta o de celebrar con una cerveza de la sierra de Gredos el brillante porvenir de la ciudad y provincia; pero son tiempos duros para los buenos propósitos.

Es innegable que la situación económica general ha mejorado en los últimos meses, aunque podamos discutir a qué se debe tal mejoría y dudar de su vigor. También es cierto que se otean oscuros nubarrones en el horizonte y que a día de hoy no podemos asegurar si terminarán descargando sobre nosotros o si un benevolente Eolo de acento italiano conseguirá disiparlos. Pero si a nivel nacional la tempestad parece amainar, en Ávila el cielo sigue tronando y haciendo temblar las débiles bases de nuestra economía. Ayer era Global Rosetta, hoy Nissan.

AvilaParoOctubre2014

El paro subió en Ávila durante el pasado mes de octubre en 350 personas, hasta las 16655. Por sectores, sube en agricultura y servicios, baja en la construcción e industria. Mal dato -un solo parado más es un mal dato- pero no tan malo si se compara con los de años atrás. La menor subida del paro un mes de octubre desde 2010, casi la mitad que el año pasado.

Acumulado anual

En perspectiva, los datos siguen mejorando. En lo que va de año, el paro ha caído en 1993 personas y por primera vez a estas alturas de año hay menos parados que el año anterior y, lo que es más importante, más trabajadores. En concreto, 874 más según datos de la Seguridad Social. Otra cosa es, claro, qué tipo de contratos tengan estos. Del total de contratos firmados en la provincia a lo largo del año, solo el 6% son indefinidos y de estos vaya usted a saber cuántos son a jornada completa, aunque los datos de la EPA nos hacen temer lo peor.

Interanualparooctubre

Sin duda, el dato más preocupante de los ofrecidos por el Ministerio de Empleo es la llamada Tasa de Cobertura. De los 16655 parados, solo 7085, el 42,5%, reciben algún tipo de prestación pública. Es un dato terrible por todo lo que se esconde detrás de esa fría cifra.

Esperemos no tener que sumar en los próximos meses más nombres a la esta penosa estadística. Desde aquí, todo nuestro apoyo a los trabajadores de Nissan Ávila y a sus familias.

Los nervios nerviosos

Castilla y León, último faro de Occidente. ¿O no?

Hablemos de los nervios nerviosos. Para populares con problemas cardíacos, habrá que decir que las encuestas apocalípticas que han salido, y que vamos a presentar aquí, no son verdad. Me atrevo a decirlo sin duda. Habrá quien vea en estas encuestas un intento de “Que viene el lobo” para movilizar a la derecha, habrá quien vea detrás al Ibex35 forzando a que se abra la puerta a grandes pactos, y habrá también quien perciba a Pablo Iglesias como el esperado redentor, el Isco Alarcón de la política que toca y toca como nadie. Expongamos los hechos y luego que cada uno arrime el ascua a su sardina.

Porque… pase lo que pase el PP nunca perdería Castilla y León, ¿verdad? Pues según Llorente&Cuenca así podría ser (imagen 1)

post2_encuestaCyL

L&C: PP (38-40), PSOE (23-25), Podemos (10-16), UPyD (4), IU (2-3), UPL (2)

El problema de este estudio es su amplitud territorial y que está realizado antes de las últimas grandes revelaciones. Además, se crea en función de estimaciones y con un alto grado por tanto de defecto-nostradamus. Dicho lo cuál, es el primer estudio que veo que recogería la sorpresa… las Cortes dependerían de un pacto PP-UPyD o PP-UPL, o por el contrario un acuerdo multipartidos, que en función de los últimos escándalos podría resultar curioso.

Normal que cuando salió lo de Cofely Juan Vicente Herrera saltara como un resorte a cerrar vías.  Manejarán éste y otros estudios que hablan de que Castilla y León tampoco es ya una isla electoral apacible y con viento a favor.

¿Ha salido algo nuevo con datos de Castilla y León? Sí, ayer mismo, en el blog Electomanía,  que particularmente es un sitio que me gusta bastante, aunque también tira de ojo de buen cubero. Los cuberos son buenos, así que reflejemos lo que dicen.

En este caso hablarían del Congreso, (que fue 21-11) y lo que augurarían es…PP (14-16), Podemos (8-10), PSOE (6-7). Los socialistas se quedarían sin diputado en Segovia y Soria, y tendrían colgando de un hilo Zamora y Ávila. Haciendo una proyección a lo bruto a las Cortes, que sería otro escenario diferente, pero bueno, por hacerse una idea aproximada… PP (37-42), Podemos (21-26), PSOE (15-18), UPyD (10), IU (6-7). No tiene ninguna validez esto, porque no tendrían que ver ni candidatos ni programas. Pero bueno, ahí queda la barbaridad a efecto de nervios nerviosos. ¿La mayoría? Muy justa. Mucho partido. Y eso a la espera de qué pasará con León.

post_1EncuestaMetrosc

Encuesta Metroscopia

Y ahora vamos con la del apocalipsis: Metroscopia (imagen 2)

No se entienden los datos directamente desde el análisis frío. Ya viene Metroscopia de darse un buen batacazo de previsión en lo que se refiere a las europeas, que no dieron ni una, pero incluso mucho menos que cualquier otro. En general, las encuestas metroscópicas dan al PSOE 5-6 puntos más que el resto de proyecciones. Se puede decir que el efecto Pedro Sánchez se centra en su edificio. El titular de Podemos como primera fuerza creciendo a costa prácticamente del PP, por mucho corrimiento de tierras electorales que haya, no tiene sentido. Según ellos, los populares apenas llegarían a 5 millones de votos y eso no es razonable. Todo ello sin que se beneficiaran UPyD, Ciudadanos o Vox. Una encuesta con muchos agujeros. Aunque bueno, si alguno cree que están en lo cierto es libre de hacerlo. Sigma 2 también sacó hace poco una encuesta para el nuevo programa Mediaset que daría PP (28%), Podemos (24%), PSOE (23%). Suena más creíble, y más en línea con lo que intuyen Electomanía y Termoelectoral.

Partido ———- Proyección Electomania —- Proyección Termoelectoral

PP ——————  108-116  (25´4%) ————————-  107 (22´7%)
PODEMOS ———–88-99 (23´5%)  —————————- 91 (21´5%)
PSOE —————- 78-85 (19´5%) —————————- 89 (19´6%)

post3_pollo

Tras lo de León, la respuesta del ingenio.

¿El resto? ERC (13-15), CiU (10), IU (7-11), UPyD (3-9), C’s (4-5),  el nacionalismo vasco sumaría 11, Vox podría entrar por Madrid…  En fin, que se nos quedaría a día de hoy un país muy cambiado. Queda mucho, y la primera batalla (sin contar Cataluña) serán las autonómicas y municipales que pueden precipitar, o no, unas generales.

Por esas cosas de la Demoscopia, en Ávila a unas generales, aún perdiendo el PP 15 puntos podría anotarse el 3-0. Si el PSOE se sigue metiendo disparos al pie podría perder el diputado bien con el PP, bien con Podemos. Pero claro, de aquí a entonces todo esto es política ficción. Lo que queda claro, tanto a nivel nacional como regional y hasta local, es que hay una alta volatilidad. Todo es posible aún, y dependerá mucho de los errores de unos y otros. Errores, corruptelas, tertulias, conspiraciones y cuentas en Suiza

Y todo esto a la espera de que salga el CIS, que parece que llegará suculento desde la cocina.  Cada uno que se quede con lo que le parezca, que hay encuestas para cada cual. Es normal que haya medio país que esté de los nervios nerviosos, y el otro medio con el cuchillo entre los dientes.
_
Pd: Lo de la pelea de la semana pasada entre Willy y servidor era mentira, que algún tuitero se quedó preocupado porque Pablo confundía a la gente con misteriosos tuits. Y si no, que venga aquí pasado mañana al blog Dios y lo vea.

La bandera

Bandera_de_España_en_Ávila

Podríamos decir, amado lector, que ya existe entre usted y yo una relación de confianza, no tanta como para invitarle a cenar a mi casa, pero sí la suficiente como para aceptar que me invite usted. Tras más de tres años de relación, de pasear de la mano y darnos besitos castos en las esquinas, es hora de sincerarse: nos leen cuatro gatos. Este no es el blog de Escolar, ni Politikon, ni Microsiervos, ni nada remotamente parecido. Meridianos nos da sopas con hondas.Por aquí pasan usted, nuestras familias, los que llegan engañados desde Google y otros cuatro o cinco. Una buena parte de las visitas acumuladas se deben a que cada vez que piso un centro comercial o una tienda de tecnología entro en el blog desde cada dispositivo que ponen a mi alcance. Si tienen siete iPads en una mesa, siete visitas. ¿Un portatil encendido? Otra visita. ¿Un móvil desamparado? Otra visita.

Lo que sucede, y también les voy a ser sincero con esto, es que en ocasiones los que damos a la tecla tenemos la sensación de que esa persona que tienes al lado en el ascensor, el señor que está sentado tomando un café mientras paseas o la señora que sale de la librería cuando tú entras es uno de tus lectores. Intuyes que hay algo entre vosotros, una relación etérea, un lazo invisible, por cómo te mira, cómo te deja salir antes del ascensor o ese tic extraño que se le ha disparado en el párpado. A mi me pasa poco porque fuera de la ciudad algunos de los temas que tratamos no tienen el mismo impacto -lo del Murallito creo que no es tema de conversación más allá de las murallas-, pero supongo que a los demás miembros del blog esto les sucede constantemente.

Como les digo a mi me pasa poco, pero me pasa. Sin ir más lejos, hace poco escribí una entrada en la que pontificaba sobre la sana indiferencia que define el debate identitario en estas tierras ¡y pocos días después el alcalde me planta una bandera de España de 14 metros cuadrados en un mástil!. No solo es evidente que el alcalde me lee -un saludo y un beso desde aquí, que hace mucho que no nos vemos- sino que además está claro que le gusta llevarme la contraria. Voy a empezar a defender muy fuerte la organización del Centenario de la Santa a ver si hay suerte y el alcalde, por dejarme mal de nuevo, decide cambiar todo de arriba a abajo y nos da una alegría.

En la presentación del evento banderil, después de decir el alcalde -otro beso para él- que la bandera será “un elemento fijo que recuerde el centenario, y nada mejor que identifique a los españoles de bien”, el general Budiño, director de Asuntos Económicos del Ejército de Tierra, afirmó que le gustaría “que esto no fuera solo para los militares sino para todos los españoles, que también sintieran ‘un algo’ al ver su bandera”. ¿Qué es un “español de bien”? ¿Qué es ese “algo” que esperan que sintamos ante la bandera? ¿Sienten los españoles de bien ese “algo” con más intensidad que los españoles reguleros? ¿Hay un símbolo nacional para los españoles del montón?

El debate sobre los símbolos nacionales es casi tan largo como el debate sobre el ser y la esencia de España. A mi la bandera de España no me desagrada, ni me provoca rechazo, incluso me parece estéticamente más atractiva que la de la franja morada. Es más, les diría que en alguna parte de mi casa hay una guardada, posiblemente junto a la republicana y a la de nuestra comunidad birregional y conjuntiva. Pero comprendo que haya gente a la que le provoque urticaria. Primero, porque este es un país libre y cada cual puede sentir hacia los símbolos propios o ajenos lo que le plazca; y segundo porque el uso que se ha dado a estos es lógico que genere cierto rechazo en amplias capas de la población. Y no, no hablo de Franco.

España es un país plural, como todos en mayor o menor medida, pero precisamente aquellos que más dicen defenderla son los que más reniegan de ello y los que se enfrentan a este hecho. Los que más hablan de España son los que más hacen por destruirla, excluyendo de sus entrañas a una buena parte de la sociedad, la que no casa con su idea de la patria. Los que más rompen España son los que atizan con los símbolos comunes, con las leyes de todos y con las instituciones a aquellos que por algún motivo no parecen españoles de bien. La España monolítica es imposible y están tardando demasiado en darse cuenta, de la misma forma que los demás, los de la España plural, están tardando en darse cuenta de que esa batalla, la defensa de una idea de España abierta e inclusiva, es un batalla que hay que luchar. Los españoles de bien se han hecho con los símbolos comunes por la no comparecencia de los demás.

España dolía a los intelectuales del 98, como si ser español fuese una enfermedad autoinmune, una mancha de nacimiento, genética, que te convierte en tu principal enemigo. Más de un siglo después, la ansiedad patriótica parece haber vuelto a prender en nuestras entrañas a lomos de una crisis económica que no se va y una crisis social e institucional que apenas ha llegado. España ya no duele, España agota. ¿A usted no se le está haciendo eterna esta legislatura?

Mientras escribo estas palabras, atruenan por Madrid los motores de aviones y vehículos blindados, los sones militares reverberan en las fachadas de los edificios de la zona, la cabra de la legión pasea risueña por la Villa y Corte y Mariano Rajoy preside, otra vez, el coñazo ese del desfile. Como habrán adivinado, hoy es 12 de octubre, Día de la Fiesta Nacional, de la Hispanidad, de las Españas, de la Virgen del Pilar y de San Rotobaldo de Pavía, que no tiene nada que ver con todo lo demás pero tiene un nombre gracioso.

 

¡Viva San Rotobaldo!

¡Viva España!

PS.- Otro beso para el alcalde.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.312 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: