Tierra de bicis

Uno de mis recuerdos de juventud es pasear por la zona sur de Ávila y cruzarme con un par de chavales a los que había conocido poco antes en una noche de videojuegos. Me los habían presentado como Alberto e Illo, y por entonces yo pensaba que eran hermanos. Ahí estaban los dos, montados en sendas bicis, mirándome y diciendo un hola tímido tras un largo intercambio de miradas de “sí, es el del otro día, el barbilampiño flacucho”.

Somos ciudad de bicicletas, afortunadamente. De salir de casa, coger la bici y rápidamente plantarse en el campo, los caminos, las rutas. Recuerdo ir a Úbeda a por una flamante nueva bici y llevarme una decepción porque no tenían el maillot de Banesto. Compré otro uniforme cualquiera y un cuentakilómetros que fue mi juguete favorito del verano. 6 kilómetros y pico del Adolfo Suárez hasta El Fresno, me chivaba dicho cuentakilómetros. Un día logré por fin hacerme el camino de ida y vuelta y me sentí la reencarnación de Perico. Quería ser ciclista o jugar como el navero Juan Carlos y que Luisma Soto, Juanjo García o Luis Sánchez narraran mis goles para deleite de la parroquia abulense.

Pasé mil veranos en El Soto. Todo empezaba más o menos una vez pasada la Semana Santa, aunque pronto descubriera que era alérgico y tenía que tener cuidado con los pólenes. Me cogía la bici y tiraba hacia El Soto. Lo primero que había que hacer era elegir el camino más pegado al río o el otro… y tener cuidado con niños y señores. Luego llegábamos al primer punto caliente… el bosque encantado. Esos árboles tenían un aura de misterio que a poco que te quedaras embobado te ibas al suelo. Puede que entonces, en parado, miraras hacia alguna de las playitas del Adaja y vieras a una pareja dándose besos con descaro.

Eso cuando había agua, que años malos hubo muchos, de gran sequía y tierra agrietada pidiendo agua a gritos. Si lograbas vencer los miedos y cruzar el tramo de árboles encantados, pasabas a una ruta más tranquila, en la que el camino a veces se estrechaba y pasabas junto a fincas de ganado, con vacas y toros disfrutando del sol abulense. Ahí tenías que medir tus fuerzas y ver si podías seguir adelante o si no… y, de hacerlo, si no tardarías mucho en volver y preocuparías a tus padres. Pero al final un día lo haces y sigues…y te propones no dejar de pedalear hasta encontrar el siguiente pueblo, que resultaba ser El Fresno. El primer día que lo conseguí, con mi cuentakilómetros nuevo, supe que algún día ganaría la Vuelta a España.

Estoy aún en ello.

Otra ruta era ir hacia Tornadizos, más o menos entre la vía del tren y el Río Chico, por caminos que llamábamos “El campo de las mariquititas”, por la abundancia de susodichos bichos. Ahí, un día se nos hizo de noche tras llegar a Tornadizos, y volvimos sin luces, por un camino en cuesta empinada… con uno de los nuestros delante, yo en medio y otro detrás. Estaba convencido, con bastante terror, que alguno acabaría tomando mal alguna curva y cayendo a una escombrera que había por ahí. Llegamos todos sanos porque a veces no es tu hora, o vete a saber por qué. Ese día, si hay ángeles de la guardia, trabajaron a destajo.

Llegabas a casa, te duchabas “hueles a montuno, hijo” y echabas un PC Futbol hasta que el sueño te vencía.

Más tarde conocí a un chaval de El Fresno, ahora buen amigo. Le pregunté si les llamaban fresneditas o fresnícolas, y se lo tomó a mal. Era una broma con buena intención. De siempre, desde pequeño, aquel pueblo era como mi gran logro ciclista, era la etapa que había logrado vencer. El Fresno, ese lugar al que estaba seguro que acabaría llegando Ávila con tanta construcción.

Estamos aún en ello, también.

Los sapos bailan flamenco (y llegan a Ávila en Ave)

No por mucho madrugar, Segovia Guiomar. Y cuando las barbas del PGOU veas como un AVE volar, pon tu cigueña a remojar. Por San Blas.

Disculpen la mezcla de refranes, pero es que venía a hablar del tren y me he dado cuenta de que hasta en este rincón de Internet tenemos casi todo ya dicho sobre Ávila y la alta velocidad. Hablar del AVE para nuestra tierra permite tirar de refranes, oportunidades perdidas, declaraciones vacías, promesas incumplidas, mentiras no piadosas y marca ACME.

Solo bajo la etiqueta “tren” tenemos en este blog ya 14 entradas contando ésta.  ¿En verdad sería beneficioso el AVE? ¿Vivimos bajo el día de la marmota? ¿Qué cosas hemos vivido junto a las vías?

Y mi favorita de ese pequeño truhán llamado Alberto… la historia de nuestros raíles y máquinas. 

Pero precisamente por ese interés en seguir de cerca las novedades del tren, hoy me quiero hacer eco de algo que pasó ayer por Valladolid,  donde el escudo de La Gasca. Estuvo la ministra del ramo, Ana Pastor, natural de Zamora y entre “no quiero prometer cosas que no voy a cumplir” – no como Zapatero, viene a decir y a veces lo dice – pronunció también un “quiero venir a mi tierra y que no se me caiga la cara de vergüenza”. (Por aquí un enlace a Europa Press)

Y hablando de la tierra, en ese foro de El Norte de Castilla en el que estaba participando teníamos presencia de periodistas abulenses como Carlos Aganzo o Sonia Andrino, así que hubo espacio y pregunta para lo de Ávila. Y… ¿qué dijo la ministra de lo nuestro? Pues que sí, pero  “cuando la situación económica mejore”.

“No descarto el AVE en sitios con dificultades”, ha señalado, tras lo que ha se referido en concreto a las obras de las alta velocidad en Ávila, algo que no ha descartado aunque ha abogado por esperar a que la situación “mejore”. “Quiero venir a mi tierra y que no se me caiga la cara de vergüenza”, ha aseverado.

Y decía más… “en Ávila se han reorganizado los servicios posibilitando el paso de trenes de larga distancia. Actuamos en toda Castilla y León para mejorar”.

Mientras, Ana Pastor explicaba con detalle lo poco que se tardaría de Madrid a Zamora, Salamanca, León y Palencia. Y al escucharlo daba bastante rabia ver que estorbamos en el mapa, que estamos a desmano, que efectivamente tirar por Segovia era más recto y más eficiente. Y bueno, al menos esos pérfidos segovianos tienen la estación al quinto cuerno y tanta envidia no dan porque tardan más en llegar a Guiomar que a Chamartín.

Pero en fin, que la situación mejorará. Cuando lleguen los brotes verdes y el buen karma, nos llegarán policías, aves, decatlones y maratones de bienestar. Hasta Museos del Prado si es menester. Y si no, mientras tanto, nos podemos contentar con la llegada de diputados cuneros que pelearán a brazo partido por nuestra tierra y para que otras provincias no nos coman la tostada, o nos dejen enlazarnos a la suya.

De clases y vida

Traigo a este rincón un debate que se ha suscitado en algunos foros estos días. Ese asunto es la presencia de alumnos viendo la llegada del cortejo fúnebre de Adolfo Suárez. Días después, la noticia al respecto sigue estando entre las más vistas en Ávilared.

Si pasearon ese día por la ciudad, es posible que vieran estar presentes en las calles a chavales que a esa hora suelen tener clase. Según cuenta la información, fueron varios los colegios que dieron permiso para ello, ya fuera por trabajos al respecto u otras consideraciones.

¿A ustedes que les parece?

Recuerdo de pequeño habernos “fumado” la clase porque pasaba la Vuelta Ciclista a España por la misma ventana del colegio. Era imposible dar la hora lectiva… entre el griterío que había fuera y la excitación que teníamos los chavales. Al final, los profesores accedieron a dejarnos mirar por la ventana, y poco después a bajar a la puerta. Eso sí, todos juntitos y formales.

Eran los tiempos en los que el ciclismo todavía era puro a ojos del común. Veníamos de las gestas de Perico y de repente en Ávila teníamos al Chava, a jóvenes como Mancebo y Sastre… Recuerdo perfectamente que en aquellos años no habría perdonado a mis profesores no haber visto la salida de la etapa. Ni se me pasaba por la cabeza que nos privaran de algo tan importante (eso pensaba, criatura de mí).

Un par de años después aquello se fue de madre. El caso Festina y otros sucesos poco edificantes convirtieron el paso de la Vuelta en otra cosa. Tengo grabado a fuego en la memoria a unos compañeros un poco quinquis que, aprovechando que Virenque no podía ir a ninguna parte, no le paraban de hacer gestos de dopado, jeringuillas, palmadas y etcétera.

Son un par de recuerdos de aquellos años. Me vienne a la mente perfectamente esos momentos y evidentemente no recuerdo todas las clases. Por ello, creo que si ahora fuese alumno o profesor, estaría a favor de haber ido a ver el cortejo. Son días especiales y, en este caso, mucho más importantes.

Me explico: no ir por ir. No simplemente decir a los chavales “salid a la calle, haced lo que queráis” sino dar unas clases, explicar la figura de Suárez, lo básico y también lo más importante, y además vincularlo con la propia historia de la ciudad. Hacerles aprender que en nuestra última tierra se ha escrito mucha historia y se sigue escribiendo.

Despertarles el sentido cívico y la pasión por la historia. Pidiendo permiso a los padres, claro, porque leo opiniones contrarias (en los comentarios de ÁvilaRed) sobre la idea de presenciar duelos o sepelios.

¿Cómo lo veis los lectores de este espacio?

Suárez, la dignidad posible

“Ellos mandan que nos echemos al suelo y yo era el presidente del Gobierno y no me da la gana. El presidente del Gobierno no iba a hacerlo.” (Cita)

suarez

Suárez en el 23F es la imagen de que hasta en España puede haber espacio, ahora desocupado, para un político digno y de altura.

Descanse en paz.

P.I.E.C.

* La noticia original en ÁvilaRed.

Negro pide cambiar el nombre del Partido Socialista
por el “desprestigio de sus dirigentes”

“Dado el rechazo actual de la gente a sus representantes y el de dichos representantes a sus propias siglas”, ha manifestado Negro, el ciudadano común no entiende que se mantengan las cuatro letras del Partido Socialista Obrero Español, que datan de 1879, “para dar nombre a un colectivo que prácticamente ya no ejerce el servicio público de oposición”. “En Ávila, todo lo que queda es lo de partido: entre lópeces, blancos, caros y oscuros”.

Tras insistir en que “no tiene sentido” mantener el actual nombre del partido, Negro ha asegurado desde Los 4 Palos que “aquí solo falta que fichen al padre de Neymar” y apuesta por buscar una denominación “de consenso, que posibilite a todos estar cómodos, algo real, tradicional, que evoque la unidad, algo así como Partido Infantas Elena y Cristina“.

Eso sí, el articulista manifiesta que “no va a proponer ningún otro nombre porque parecería una confrontación” y lo que persigue en este artículo es “que ahí dentro alguien se centre en ofrecer propuestas de verdad que interesen a los ciudadanos de modo que al menos retengan un concejal en las próximas elecciones” porque “lo que está claro es que en las generales el PP se endosará el Hat-Trick”.

PIEC, pa´que os quiero.

Vox #Habla en Los 4 Palos

Hace justo una semana nacían en la red con este tuit…

“Desde Ávila y porque #HayFuturo #Habla #VOXEspaña, a trabajar por la regeneración democrática, con ilusión y ganas”

Hay ganas de escuchar nuevas voces, de ver qué es lo que tienen que decir. El país se cambia o con barricadas o con política; y, ahora que se acercan los compromisos electorales, nos gusta estar pendientes desde esta página de las nuevas propuestas. Vox Avila (el partido verde “Voxforito” me decía un gurú de esos del tuiter) salía a la luz y en apenas seis horas superaba ampliamente los 50 seguidores. En ese mismo momento, el pasado jueves, les pedimos una entrevista de amplio cuestionario que ahora nos remiten completa. Desde entonces, en una semana, ya superan los 220 seguidores).

Nuestra interlocutora es Aurora Pimentel Igea que se define como “Lectora, creyente, alegre, consciente, felizmente casada, dueña de una perra. Escribiendo. Con esperanza siempre”.

“Esto es un tema de conciencia y de pensar que no podrías mirar a las nuevas generaciones a la cara si no lo haces. El ejemplo de Ortega Lara para mí ha sido fundamental. ¿Cómo quedarse en casa cuando personas así dan el paso?¿Posibles insultos de gente anónima? Estar en política y tener una vida previa y amplia te hace medir mejor este tipo de cosas. Cuando tienes mucho trabajo no tienes tiempo para prestar atención a esas bobadas que ya califican a quienes las hacen”.

Le preguntamos por esa imagen de marca de VOX… “el nombre me gusta porque la voz es importante, como lo es siempre el tono de ésta. Es también la voz de tanta gente que tiene que hablar, y ya digo que no es sólo votar, es pronunciarse y no comulgar con ruedas de molino. El color verde transmite optimismo y esperanza”.

aurorapimentel

Foto: @aurorapimentel (Twitter)

- En el primer tweet introducís un “Habla” y las palabras ilusión, ganas y futuro. ¿Por qué ese “habla”? ¿Es esa vuestra apuesta por conectar con el ciudadano?

- Efectivamente. Pensamos que es tiempo de hablar y, como sigue nuestro lema, de convencer y de actuar. Creemos que hay muchos ciudadanos que están de acuerdo con las ideas que defendemos y les pedimos, por eso, que hablen, y no sólo con su voto, que pediremos para las elecciones europeas cuando toque, sino manifestando sus ideas y participando más a nivel público, no solo en la tertulia quejándose de cómo está todo.

- Ávila tiene fama – injusta o no – de movilizarse poco, de votar siempre lo mismo… ¿Es reversible esa situación o no hay nada que hacer?

- Es necesario un cambio que empieza por superar ese fatalismo tan español y dar un paso adelante. Esto implica quebrar el actual status quo de partidos que se han convertido sobre todo en máquinas de poder y electorales, pero también animar al ciudadano a que tome la iniciativa recuperando un espacio que es suyo. Sin ambas cosas será difícil la regeneración que necesitamos en España, Ávila no es una excepción.

 “Yo me quedo alucinada con la omnipresencia, tanto a nivel nacional como autonómico y provincial, de la política, digamos con p minúscula, en todo, es decir, de los partidos y cargos: en los periódicos, en las noticias del telediario, vas a una conferencia y ahí está el concejal de turno inaugurando, en las universidades, etc”.

- ¿Qué le diríais a aquellos que resumen VOX como la derecha del PP, el ala dura del PP, o los que “solo quieren eliminar las autonomías”?

Somos conservadores-liberales. Nuestro manifiesto explica nuestros principios y lo que queremos hacer, y dice algo más que eliminar las autonomías, que es un punto importante en el que, por cierto, están de acuerdo personas de todo el espectro político según estudios recientes: casi un tercio de los españoles. Por otro lado, creo que arrojar etiquetas es un modo estupendo de no entrar en el debate, especialmente en un país como España donde en los últimos años algunos han trabajado a conciencia para separar a los ciudadanos, para hacer un país cainita donde si eres de X ya no eres de Z, o eres de los nuestros o de los otros, un sectarismo bien alimentado los últimos diez años por ciertas cabezas, políticos y hasta periodistas con pocas luces y un sentido nulo de la responsabilidad.

Honradamente, creo que hay muchos liberales-conservadores que no saben que lo son, aunque las ideas que tienen lo sean, es una labor pedagógica también que hay que hacer, está claro. Y vamos a intentar conectar tanto con quienes se saben liberales-conservadores como con quienes no saben que lo son, sin complejos y con mucha ilusión y entusiasmo.

- El presidente Herrera ha sido siempre un autonomista, defensor del actual modelo. ¿Funciona bien Castilla y León como autonomía? 

Los grandes partidos se sostienen sobre esas autonomías que financiamos todos los ciudadanos. Además de las Cortes de la nación soportamos así 17 parlamentitos con un total de 1.200 diputados, más consejerías y todo el entramado. Las autonomías tienen mucho que ver con un storytelling que da vergüenza ajena, y muchas personas de buena fe, por no parecer “menos”, o por entender que si no lo asumían no eran “buenos” castellanos han caído en ese discurso que daría risa sino fuera por el dinero que nos quita a los ciudadanos y por lo poco efectivo que ha demostrado ser, con temas gravísimos como sanidad y educación que deberían ser comunes y que producen serias desigualdades en el territorio español. Yo no tengo los mismos derechos como paciente aquí o en otro lado. Además, determinadas autonomías y leyes hacen muy complicada la movilidad geográfica interna que es clave para nuestro país: si encuentro un trabajo en Barcelona y tengo niños en edad escolar, me va a resultar imposible educarlos en castellano, tendré que pagar un privado. Es una desigualdad muy grave. Y así con otros temas. Muchos opositores saben muy bien de lo que hablo, porque no concurren en igualdad de condiciones en todo el territorio español. También de esto saben muchos empresarios.

- ¿Y no sería muy costoso revertir todo ese modelo?

Revertir el modelo no se hará de un día para otro, pero puede iniciarse un proceso para ello, y nosotros vamos a trabajar en este sentido. ¿De qué vamos a estar en Europa y en un mundo cada vez más globalizado, manteniendo unas autonomías que son una auténtica patraña, una fuente de gastos y desigualdades, de desunión y que alimenta a una casta que en la mayoría de los casos no ha hecho nada antes de estar en política? Creemos que hace falta superar ese apelar a lo local o autonómico como llamada atávica en la política, en los partidos. No vamos a entrar a eso del tazón de leche y las esencias regionales. Vox es un partido nacional, con vocación europea, y no vamos a hacer el paripé en este ámbito porque al final es el ciudadano el que pierde y nosotros no nos lo creemos y nos parece que eso no es hacer país.

Hablamos con Aurora sobre este espacio, sabiendo que dentro de nuestro amplio panorama de lectores pueden encontrar comentarios en contra de su propuesta, tanto desde la derecha como de la izquierda, siempre desde el respeto… “No hay problema, os sigo la pista”

“De política real o con mayúsculas no se habla casi, no hay debate de ideas, no se hacen propuestas, es todo superficial y anecdótico, eslóganes y proclamas o ingenuidades. De repente se lleva la palabra “emprendedores” y todo el mundo entra a trapo y nos dan clases de “emprendimiento” personas que no han montado nada en su vida. Es de traca. O, también, se piden cosas que son imposibles: si estamos en crisis, si no hay dinero ¿cómo es que se pide más Estado y no menos? Nos acaba de pasar el desastre de las cajas, producto precisamente de su politización, y algunos piden nacionalización de la banca. ¡Pero si ya la tuvimos y hemos visto lo que ha pasado!”

- Ávila es ciudad con un mayoritario voto conservador dentro del panorama nacional ¿Puede convertirse VOX con el tiempo en un caballo ganador?

Vamos a trabajar por convencer a nuestros conciudadanos. Hay que ser valientes también y decir la verdad de dónde y cómo nos posicionamos y por qué lo hacemos. Y hay que saber que hay temas básicos donde habrá que buscar el acuerdo. Es una combinación de convicciones y de tejer en favor de los ciudadanos. Adicionalmente, creemos que muchos van a apoyar a un partido que ha atraído a muchas personas que llevamos toda nuestra vida trabajando fuera de la política, con experiencia amplia y variada y que nos hemos sumado a Vox porque sabemos que no habrá regeneración si personas de la calle no damos la cara y estamos en política.

– Ha sorprendido el impacto que ha tenido la salida de Abascal del PP, la aparición de Ortega Lara apoyándoles o la figura emergente de Cristina Seguí… ¿Fue el terrorismo la gota que colmó el vaso? ¿Considera que, como algunas voces han dicho o escrito, ha traicionado el PP de Rajoy a las víctimas?

Yo sólo sé que es una vergüenza que hoy se sienten en las instituciones los que no han condenado el terrorismo y le han facilitado la vida. Y en eso estamos de acuerdo un amplio espectro de ciudadanos, Vox no es el único, hay otros partidos que piensan lo mismo y que han actuado en consecuencia. Al terrorismo se le debe ganar siempre con la ley en la mano, pero ganarle, no hacer componendas. Y aceptarlas, sea vía, por cierto, del terrorismo de Estado de infausto recuerdo, sea vía ceder a lo que no se puede ceder, es mostrar la debilidad de las instituciones y traicionar el sentido de la democracia. Es no haber entendido qué es un Estado de derecho. Y es ser cobardes en ambos casos.

- ¿Se presentará VOX a las municipales y autonómicas en Ávila o dependerá de los votos que se consigan en las europeas?

La verdad es que no lo sé con certeza. Será una decisión que habrá que tomarla más adelante.

“Europa para nosotros es fundamental. Somos europeístas convencidos, algo que entronca bien con ese acabar con las autonomías, porque es España, pero es España siempre en Europa y mirando a Iberoamérica. Somos europeos, pero además compartimos lengua y mucho más con una comunidad pujante y diversa, con mucho que decir en el mundo, como la iberoamericana. Lo recuerdo aquí porque esta doble vocación está en el manifiesto de Vox y es muy importante, no es anecdótico para nada”.

- El sistema electoral actual, de cara a próximas citas, no favorece a las nuevas opciones. ¿Piensan que ese voto que se aleja del bipartidismo va a estar muy disputado y que pueden acabar perjudicándose unos a otros? ¿Por qué votar a VOX y no al partido de Rosa Díez o al de Albert Rivera? ¿Qué opina de ellos?

En elecciones europeas jugamos como una circunscripción única y eso cambia también en cierta medida el panorama. Lo que no puede ser en ningún caso es que sigamos con lo del voto útil. Reclamamos el voto con cabeza e ilusión, con ganas, y no con miedo. Ya está bien de ir a votar con la nariz tapada o al mal menor. Hay que animar a los españoles a que voten de acuerdo a sus principios y sabiendo que nunca se debe refrendar ni la corrupción ni el incumplimiento clamoroso de programa. Hay otras posibilidades. Respeto tanto a esas formaciones como a ellos como líderes que son. Pero tenemos un ideario diferente en puntos importantes, como también tenemos puntos de coincidencia. El voto liberal-conservador creo que encontrará en Vox a su partido.

- Sabemos que acaban de empezar, pero ¿cuánta gente está en VOX en Ávila? ¿Cómo van a trabajar para captar afiliados y simpatizantes?
De momento estamos contactando con afiliados y simpatizantes a quienes se les ha dado nuestro correo a través de redes sociales, etc. Pero vamos a salir a la calle a darnos a conocer porque creemos que es fundamental hablar con la gente, escuchar a los ciudadanos.
___

Pd: Nuestra charla con Aurora Pimentel fue incluso más extensa de lo que hemos publicado, aunque esperamos haber reflejado lo fundamental. Nos parecía interesante ofrecerles un espacio más amplio que el que un medio tradicional puede dispensar y promover el debate que como siempre es libre, desde el respeto, en los comentarios abiertos a los lectores de este rincón.

War!

Según contaba la prensa local, se trató de una épica batalla. Desde una atalaya en la que se podía poner a cubierto de cualquier tipo de fuego amigo, el camarógrafo logró captar toda la escena. Sólo podía quedar uno, y el más escurridizo de los contendientes tenía las de ganar aunque partiera en desventaja de peso.

Para entendernos, la táctica era hacerle la envolvente. Irle enganchando poquito a poco, ponerle fuera de acción… y que cuando el grandote quisiera volver por sus fueros y tirar de sus viejas garras, ya no tuviera radio de respuesta.

En la batalla de la vida – y toda vida es una batalla – no hay que perder de vista al enemigo, aunque en un principio parezca poco feroz. Por eso, cuando el atenazado intentó volver a respirar ya no podía, ahogado. Le estaban dejando sin aire aunque intentara volver a salir a la escena pública. Ya era tarde y la envolvente había triunfado. Su vano intento moriría en la orilla.

Estas escenas no siempre acaban igual, dijeron después los expertos. Otra escurridiza criatura quiso comerse a un pez gordo y acabó explotando. Seguramente, esta vez, se había pasado de audaz pues su presa era demasiado grande.

La batalla de la vida, como las elecciones, nos deja esas pequeñas escenas tan evocadoras: la guerra está en nuestra naturaleza.

Underwood for America.

Un Gotelé…a golpe de blues

“Castilla la bien nacida, pero tan mal repartida
con el problema tan dentro que por ello cantamos..

¿Cómo se sobrevive en Ávila, y en general en nuestra dolorosa Castilla, en esto de la música? le preguntó a Gotelé Bluesband y responden citando a Cigarra:

…Está claro que los castellanos somos muy castellanos, tenemos nuestra manera de actuar y de ver las cosas y por lo general es más complicado sacar adelante proyectos de este tipo en nuestra comunidad que en otras. Será cuestión de carácter”.

IMG_8072 copy

Fotos cedidas por Gotelé Bluesband

Presentemos a Gotelé por el blog.  Un grupo nuestro, de Ávila, nacido de un grupo de amigos dedicados a distintos ámbitos del arte (música, pintura, cine, literatura..) ¿Cómo surgió más concretamente?

_MG_8084

” Como en todo grupo de amigos se habla, se debate y se comparten cosas, solo que en este sentido la mayoría de las conversaciones giraban en torno a la música, a la literatura, al cine… La primera formación de 2010 la integrábamos, Alberto Blázquez (guitarra y voz), Fernando Delgado (violín, armónica y percusiones), el señor M.Achaques (bajo) y Alfonso López (guitarra, voz y compositor). Tras casi un año se incorporó Alberto Cavero (batería y percusión)”.

El grupo – nos cuentan – a lo largo de dos intensos años de trabajo duro ha ido madurando y creciendo musicalmente;  con las últimas incorporaciones a principios de 2013  de Sabas Yagüe (piano y voz) y Teresa Blázquez (voz).

gotele 1_6

¿Cuánto llevan en la carretera recopilando sensaciones y anécdotas?

“Cuatro años de “Gotelé” dan para contar más de una anécdota, por supuesto. Destacaríamos todos los conciertos y todos los sitios en los que hemos estado. Cada uno tiene su parte de “Gotelé”, cada cuál a su manera. Algunos por malos, otros por buenos, otros por emotivos… Todos son especiales, el del Búho Real (Madrid), el de Piedrahita, el del Delicatessen, Salamanca…”

gotele 1_4Hay un punto de inflexión para Gotelé y fue el Auditorio de San Francisco…

“Todos los conciertos son y todos quedan, pero si tuviéramos que destacar uno, destacaríamos dos. Justo al empezar con el grupo en el Auditorio de San francisco, con una formación aún muy pobre y una acústica horrible, se puede imaginar el lector el resultado, aquello fue desastroso, mucho. Fue la manera que tuvimos de decirnos que no volveríamos a hacer algo tan malo, y nos pusimos a trabajar a destajo en el proyecto. Fue un punto de inflexión sin duda.”

[El próximo 19 de abril vuelven al auditorio con la intención de mejorar el concierto de aquella vez con creces]

“El otro concierto a destacar sería el del episcopio el verano pasado. Fue un muy buen concierto con toda la formación al completo, con un sonido y un marco (amurallado) espectacular. Un concierto que estuvo repleto de gente, que reactivo el cariño de los fieles y enganchó a nuevos seguidores, y del cuál salimos muy satisfechos todos. Fue una manera de reafirmarnos de nuevo y de coger muchas mas fuerzas”.

Y aquí unimos de nuevo con el principio, con esa cita a Castilla y la referencia a Cigarra… ¿Querer caminar hacia delante con la música requiere de mucha voluntad, mucho de  tocar una puerta y otra?

gotele 1_5

“Como en casa en ningún lado. Si bien es cierto que las oportunidades son pocas, hay que aprovecharlas las que se te ofrecen, y saber buscarlas y encontrarlas. Se sobrevive porque esto nos apasiona y nos ilusiona. Y la pasión es el motor del mundo. Nos hemos encontrado con algunas situaciones penosas y hemos dado con otras excepcionales, esto es lo que hemos elegido y por el momento compensa. El tiempo, el esfuerzo y el trabajo se ven recompensado con los dos minutos que se tarda en salir a un escenario y ver que la gente está esperando a que salgas, a que les cuentes todo lo que les tienes que contar, aunque la mayoría no sepan ni por donde vas a tirar. Es una sensación tremenda, la mejor. Cuando te encuentras con algo que no es de recibo te decepcionas un poco, pero sigues caminando; la vida se trata de esto precisamente, de no darse por vencido y de seguir adelante”.

Traemos a Gotelé ahora a Los 4 Palos porque están trabajando en estudio, en Alquimia Estudios, con la intención de ofrecer un producto depurado…

“La intención de grabar algo similar a una maqueta siempre estuvo muy presente. Pero de un tiempo a esta parte quizás muchos de los temas ya tenían la madurez suficiente como para ser grabadas en un sencillo, de manera profesional. Habría bastantes canciones con el mismo sentido y de hecho cerraban una etapa y abrían otra. No había vuelta atrás, había que grabar el disco. Rodri (Alquimia Estudios) y David Pollo pusieron y han puesto mucho de su parte para llevar a cabo este proyecto. Esto entre otras muchas cosas es lo que nos llevó a meternos a grabar un disco, del cuál no queremos desvelar muchos detalles, pero que sin duda será algo que recordar y que tener presente.”

Nos dejan con la miel en los labios así que nos ponemos un poco de su música…

“Será un disco repleto de detalles. Aún no se puede desvelar el nombre y mucho menos la portada. Contará con unas colaboraciones de lujo, entre las que se encuentran Manuel Galán, Jorge Marazu, Cintia Pérez e Imanol Nieto. El disco tendrá muchos colores de la música americana y saldrá a la luz a mediados de este año”.

Suerte y mucho trabajo, goodfellas de Gotelé Bluesband.

La fruta madura

¿Y si al final Mariano tuviera razón?

¿Y si en España todo era cuestión de aguantar y que las crisis pasaran? Subir impuestos y dejar al tiempo hacer. Y que lo del 15M pasara, y lo de la prima de riesgo pasara,  y lo de Barcenas dejara de ser portada, y lo de la monarquía dejara de sorprender y Montoro mediante sigo adelante.

Lo llaman arriolismo, por el consorte de Celia Villalobos. Así lo define Juliana

“El arriolismo es un marinero tumbado en una litera, observando como una mujer oriental, Flor de Loto, enciende la pipa de opio. El marinero expira e inspira y de golpe el mundo se detiene y todo lo malo que aparece en las encuestas es un lío que se va desvaneciendo.”

Un experto en medir los tiempos dicen de Rajoy los que ven su botella medio llena. Lo dicen ahora, que Mariano se ha pegado algún que otro batacazo electoral – arriolismo mediante – y por entonces no se le tenía por tan buen relojero. El caso es que para cuando lleguen las elecciones, los peores momentos de la crisis habrán pasado. Sí, hay protesta social. Sí, lo de Barcenas sigue ahí. Sí, lo de los bancos sigue sin cerrarse con preferentes y otros pufos. Pero España se mueve, como una tortuguita pero se mueve… y ya es más la tortuga que el cangrejo.

Así que salen las encuestas y el PP sigue arriba para las europeas – punto importante en el camino – y los nuevos partidos tampoco hacen tanta pupa. VOX quita uno o ninguno, UPyD y Ciudadanos siguen sin quererse y entre los dos hacen daño pero menos que IU, que a su vez le rasca al inoperante PSOE lo suficiente para impedir una victoria moral – o algo así – de los rubalcábidos.

Vamos, que ni tan mal.

Y sí, puede que si todo sigue así los resultados de las elecciones generales en un par de años nos conviertan en una especie de Italia…pero hasta entonces hay mucha partida por jugar, y se supone que la economía irá dando un respiro. Con unos gráficos en el debate televisivo de que vamos a mejor y con un poco de suerte veremos de nuevo al balcón de Génova celebrarlo.

Y si al final… después de toda esta crisis y con todos los que pensábamos que tal vez – ojalá – se iba a cambiar España entera… ¿y si al final no cambia nada?

Hace una temporada escribía sobre el riesgo de tener una recuperación económica sin haber aprobado ninguna de las reformas que la economía necesita. En el sistema político, sin nadie lo remedia, vamos camino de algo parecido; incluso si UPyD e IU sacan un resultado excepcional, es difícil imaginar una mayoría social reformista estable sin la participación de uno de los grandes partidos. Lo aterrador de esta crisis no es su profundidad; lo que realmente da miedo es el riesgo de salir de ella sin haber cambiado apenas nada.
(Roger Senserrich – Politikon)

¿Qué quedará de los movimientos sociales, los intentos de participación, las protestas, las mareas multicolores?

Y, sin embargo, sí que hay algo que va a hacer tambalear los cimientos y que hace que el resto de discusiones estén bien, pero queden incompletas. Lo que sí puede cambiar el modelo es Cataluña. No hablemos por un momento de si los nacionalismo son buenos o malos, de si Artur es Moisés o si se le vendrá el Nilo encima.  La solución al dilema catalán, da igual quiénes sean los buenos o los malos, traerá cambios de algún tipo ya sea independencia, reforma constitucional u otros escenarios complicados.

Eso parece al menos. El partido de si España cambiará mucho o poco se va a jugar en Cataluña… y está la duda de si Rajoy es muy listo o muy tonto. Si es un pusilánime o si también les va dejando caer cual fruta madura. Es un debate interesante, como lo era si Zapatero era bambi o un peligroso escrutador de nubes . Si leen su libro de memorias – ya les adelanto tras hacer una  rápida lectura vertical – se quedarán con la misma duda.

Y con Mariano… es parecido. Viendo lo que le ha pasado a Pedro J y lo que se insinúa con El País, habrá que pensar que hace algo más que leer el Marca.

2014 va a ser un año muy interesante desde el prisma político y los movimientos del poder.

Apología del Monaguismo

Estoy pensando en un señor de Totana o de Ribadeo al que le pregunten quién es Juan Vicente Herrera.. ¿Lo qué? Por no preguntarle quién es Villarubia o si le preocupa la bicefalia del PSOE en la bicomunidad regionalizada y vitaminazada “Valladolid ens roba”.

Sin embargo, pregúntenle a ese señor por Rodríguez Ibarra ¡El bellotari! Eso era un presidente, carajo. Consciente de que en este país el que no llora no mama – y de que si no haces ruido no eres nadie – el presidente extremeño era un excelente creador de titulares que hasta acabó convertido en Icono Pop. Vean, vean qué músculo y qué porte.

No era fácil suceder a Ibarra, no. Pero ahí tenemos a Monago en cada charco (No he avisado a Alberto de que iba a escribir esto, para que así en comentarios nos ilustre de qué hay más allá de los titulares que salen de Mérida y aledaños): El aborto, la balanza fiscal, llevarle la contraria a Montoro o lo que haga falta. Un barón de su baronía.

Me pasaron un enlace el otro día: “Ávila se muere o la están matando” reza el artículo, échenle un vistazo. Y de algún modo acabé pensando que… ¿Estaría Castilla y León más en el mapa político si tuviésemos un presidente a lo León de la Riva? Que se mojara, diera titulares, se metiera en todos los charcos, protestara y le pusiera morritos a la actualidad.

No me he vuelto loco, no del todo. Sé que estoy hablando de nombres polémicos, con muchas aristas puntiagudas y que tienen sus contradicciones. Les pongo otro en la mesa: Revilla, el del taxi y las anchoas.

Y acabo más en serio… ¿es mejor tener un dirigente que llame la atención sobre su tierra, lloriquee si es preciso, puntito demagogo… o un tipo sobrio, que trabaje entre bambalinas y no dé una nota más alta que otra?

Qué difícil es esto de la política. ¿Monaguismo sí o monaguismo no? Les dejo la pregunta desde el buen carácter, que es lunes y no es preciso que nadie empiece con mala pata la semana, más aún ahora que hemos ganado a la Segoviana y el Obila está en racha.

Un Herrera… ¿Icono pop? Tal vez en manos de La Colonoscopia…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.103 seguidores

%d personas les gusta esto: