Rodrigo Martín: “Nunca dudamos de la continuidad del Óbila”

“El esfuerzo, la unión y el valor de equipo son los tres valores que destacaría que trasmite el Óbila a la ciudad”.

Foto enlazada desde @NAVALUENGA (twitter)

Rodrigo Martín nació el 26 de Julio de 1974, está casado y tiene dos hijos. Es Diplomado en Gestión de Recursos Humanos y Liderazgo de Situación, y Diplomado en Dirección de Empresa por UOC y la UEM. Afronta ahora el reto de insuflar vida al Óbila Club de Basket.

 – Hubo un momento en el que no parecía tener solución el poder salir una temporada más. ¿Con qué ánimo cogéis el equipo? ¿Hay proyecto a corto o incluso a medio plazo?

- En ningún momento hemos dudado de la continuidad del club, con el interés del equipo técnico y de la gente de la nueva directiva (gente que quiere que la ciudad tenga vida y los chavales deporte) era un proyecto de continuidad garantizada. En el baloncesto siempre ha habido mucha implicación por parte de todos, si bien es cierto que la salida de Hector Palencia generó un vacío en la dirección, ahora lo retomamos y cubriremos su hueco de la mejor manera.

- ¿Qué podemos esperar ver a corto plazo? 

- Los proyectos a corto plazo son crear una buena plantilla, estabilizar las cuentas y planificar los próximos 3 años.

- ¿Y mirando un poco más allá?

- A medio plazo, implicar a la ciudad y a la provincia en el proyecto deportivo del Óbila, haciendo del Óbila – si es posible en conjunto con otros deportes – el referente que nunca ha dejado de ser como imagen de la ciudad y un deporte en el que los jóvenes deseen participar desde pequeños para formarse y crecer jugando. Esto tiene también una planificación de continuidad a lo largo de todo el año.

[ Rodrigo Martín es una persona bastante conocida en la ciudad por su participación en diferentes iniciativas. En el propio Twitter se le puede encontrar en @Navaluenga (cuya foto de perfil vemos aquí arriba) y también en @ideapublicidad. Ya en el año 95 decidió continuar la tradición familiar en el sector de las artes gráficas y editoriales. Dentro de esee sector, en 1997 impulsó la primera imprenta de impresión digital y la primera empresa de personalización de regalos de nuestra capital; y fue en 1999 cuando nace Idea Publicidad, empresa de servicios globales de promoción, reclamo promocional y packaging. Además, desde 2007 y hasta la actualidad, prosigue su expansión en el turismo rural, innovando en el sector con alojamientos para grupos o parejas. De esta forma, aumenta el número de casas rurales que ha puesto en marcha desde el 2001. ]

- ¿Quién te acompaña para el desempeño directivo? ¿Cuales van a ser los principales apoyos? 

- La nueva junta directiva está formada por gente de la ciudad, empresarios y amigos comunes no vinculados con el mundo de la política pero muy activos en la vida pública, y con gran experiencia cada uno en su campo: José Ignacio Dávila, Javier Hernández Varas, Maurizio González, José Manuel Izquierdo, Jaime González, Santiago Latosa, Carmelo Casla. Tenemos pendiente otras dos incorporaciones y os las haremos saber en cuanto estén resueltas.

- ¿De qué manera ha sido fundamental el apoyo de los poderes públicos para salir adelante?

- Las instituciones públicas son un apoyo valiosisimo para que el club pueda desarrollar al completo todos sus ámbitos de crecimiento y agradecemos todos los apoyos recibidos.

- ¿Cómo va a continuar el trabajo de cantera? 

- La cantera seguirá como el año pasado pero con proyectos de crecimiento: 2 nuevos equipos senior masculino y femenino están en marcha.

- Y una última… El Obila no ha sido el unico equipo con dificultades para salir en Plata ¿Cuales son los principales escollos – no sé si solo monetarios – que se está encontrando este sector?

- Los escollos principales que tenía el Óbila eran económicos y de dirección. Esto último estamos completamente seguros que se quedará resuelto y el primero con el apoyo de los socios, los abonados y los patrocinadores lo resolveremos en breve.

Suerte y largo camino, Óbila.

El precipicio

Hay un momento magnífico en “El Ala Oeste de la Casa Blanca“. En realidad hay muchos grandes instantes, así que pónganse la serie desde el inicio y disfruten. Pero en este caso me refiero a una frase que Josh Lyman le espeta a Leo McGarry, que es algo así como “Fenomenal todo lo que me estás diciendo, pero alguien tendrá que pensar en los próximos ocho años”. McGarry pensaba a corto plazo en el final de legislatura de Bartlet y Lyman ya estaba ideando como aupar a Santos, aka Obama Latino, al despacho oval.

El paralelismo es un poco forzado, pero esa escena me vino a la mente cuando hablaba el otro día con un prócer de esto del deporte en el imperio abulense. Me contaba una serie de tejemanejes poco publicables pero resumibles en una frase:

“Real y Muy Católico Ávila Fútbol Club. Esa sería la única solución para que algunos aflojaran la pasta”.

No se refería a “La número 12″ que dibujara Illo en su tiempo. No era una cuestión de la Virgen de Sonsoles, sino de presiones varias para que los dineros fueran a las manos correctas. Algunos espónsores posibles cayeron por el camino, me contaba. De hecho, cuando hablamos, todo esto del Glorioso no tenía solución ni haciendo un Icebucket de esos (salvo que apareciera Charlie Sheen por la muralla).

Por allá por Julio, el exportero encarnado Pindado ponía unos tuits interesantes. Le tenía perdida la pista desde que dejara el equipo para meterse en una aventura fuera de España. Para aquellos que les guste el fútbol modesto, su relato de su llegada a Albania resulta muy curioso. Parece que su impulso ha resultado imprescindible para lograr que la pervivencia del Real Ávila se sustente en dinero llegado de fuera. No se conocen muchos más detalles de momento, así que no especularemos. Tampoco se volvió a saber de Aurelio Gurrea después de que aquellas palabras que sonaron tan bien pero que quedaron transformadas en eco, eco, eco.

Parece que hoy habrá partido y que hay nuevo preparador físico. Buena suerte. Y ahora, si se firman los papeles que falten, aváncese. También desde la afición, que si algo malo han traído estos últimos meses, lo peor ha sido ver cómo en vez de cerrar filas se han abierto aristas, rencillas, frases incorrectas, diplomas de buen y mal abulense y unas cuantas amistades perdidas en el camino.

A por el centenario, equipo. 

Cambiando de acera deportiva, al frente del Obila se ha puesto Rodrigo Martín, al que conozco desde hace muchos años y al que deseo mucha suerte. Suerte que también será la de todos. Tenemos pendiente desde hace unos días una pequeña charla, que saldrá publicada en cuanto haya respuesta, espero que para la próxima semana. De momento, el Obila en redes sociales se ha reactivado: ya se puede consultar el calendario y la campaña de abonados está abierta.

Que se actúe con acierto, que se abran los clubes a la ciudad y la ciudad a los clubes. Que paseen con dignidad y buenas maneras el nombre de Ávila por Castilla y León y por España. Y que con trabajo, ideas y un poquito de cariño sean referentes de buen hacer.

No caer al precipicio, unos y otros, ha estado muy cerca, y la amenaza no ha desaparecido. Hay que pensar en ciudad, en medio y largo plazo, ocho años y más, porque quedarse sin referentes deportivos sería un tremendo error.  Algunos, de hecho, parecían brindar ante la posibilidad de que cayeran unos, otros o unos y otros.  Peor aún, pongan ustedes la categoría, los que trabajaron de forma efectiva para que el hundimiento se produjese. Nunca lo entenderé.

Buena temporada y que siga habiendo ese futuro.

Crucigrama III Edición

Recuperamos este verano una idea de actualización veraniega para pasar un buen ratinin enun sábado de Agosto. Se trata de nuestro crucigrama  (aquí el primero)  (aquí el segundo) que está conformado en esta ocasión por algunas de las palabras y temas que más repercusión o presencia han tenido por esta bitácora en el último año.

Como es también habitual en esta chanza, hemos colocado alguna trampilla o jocosidad, pero en general con vuestro ingenio y la ayuda de Google podéis sacar todo o casi todo.

Sobre todo, cervecita, unas papas y unas risas que no falten

- Por motivos técnicos… os tengo que redirigir a mi blog personal para alojar el invento, pinchad en la imagen sin miedo

crucigrama2014

¡Que haya suerte!

Un año ha, un año a

¿Tenemos mejor Ávila que hace un año? ¿Tendremos mejor Ávila dentro de un año?

Dibujo extraño que nos ha prestado Google

Dibujo extraño que nos ha prestado Google

Aquí cada uno somos de nuestra padre y nuestra madre, así que a las preguntas de arriba cada uno respondería a su manera. Les invito a hacerlo en nuestros comentarios.

No sé, por mi parte, si tenemos ahora mejor Ávila que hace un año. Desde siempre, cuando estaba un tiempo sin ir a la ciudad, lo interesante era irse fijando en los cambios. Lo que se había abierto, lo que había diferente. Ahora es más fácil darse cuenta de lo que ha cerrado, los carteles de se alquila y el abandono general. ¿O estoy pecando de pesimista una vez más?

En el CIS de mis amigos y familiares, pocas novedades. Alguno más al paro, alguno ha encontrado sitio, casi nadie ha hecho ninguna aventura extraña como cambiar de casa y aquellos que se fueron de España no han vuelto. Policías no hay, los pelicanos industriales están con el coto cerrado. Las luces verdes que haya, que alguna hay porque ha de haberla, me resulta difícil verlas en planos cortos. Vale, tenemos 100 Montaditos. Abriré plano la próxima vez.

Y… ¿el futuro? Lo fácil es decir que aquí siempre todo sigue igual, siempre mandan los mismos, nada cambia. Pero bueno, en el siglo XIV no había coches así que en algo sí que habremos cambiado. Bromas aparte, creo que este año sí habrá cambios. Toda una generación joven se enfrenta a un muro frío. Hay preguntas complejas a las que se dan respuestas fáciles o no se dan respuestas, y si se ofrecen respuestas complejas… ¡ay! eso no lo interesa a nadie. A ver quién está más diestro a la hora de defender lo suyo y lo común, el futuro de la ciudad.

Pero esta vez, pase lo que pase, tengo la sensación de que en un año el panorama será muy diferente. Por lo que habrá sucedido intramuros y lo que habrá sucedido extramuros. Lo que no sé es si será para bien, para mal o para regular. De aquí al próximo verano lo comprobaremos. ¿Cómo lo ven ustedes?

La ciudad fantasma

Entré el primero al vagón, que venía en silencio desde León, con sus pocos ocupantes aún dormidos o en sus cosas. Me disponía a ubicarme cuando una señora apareció por el otro lado del vagón cual velocirraptor para sentarse, por supuesto, en el asiento que marcaba mi billete. Resignado, me coloque donde pude y entonces los vi: una tropa de jovenzuelos vociferantes irrumpían en la estancia para eliminar cualquier resquicio de paz que hubiere. Supe en ese momento que los cinco bravucones, la señora y servidor teníamos el mismo destino: Ávila. Ninguno bajo en Medina del Campo o Arévalo. Ninguno prosiguió hasta Madrid. Todos bajamos en la concurrida estación abulense.

Concurrida, sí. Ahí había personas. El problema fue luego, cuando empecé a caminar hacia casa…

¿Dónde estaba la gente?

No, no es Ávila

No, no es Ávila

Más tarde, había quedado con Illo para echar unos cambalaches y hablar del tránsito intestinal de la ciudad. Y fue entonces cuando los ví. A los abulenses digo. Sí, estaban. Sí, viven. Y deben de ser unos 60 mil por lo visto. Habitan en un sitio llamado “Mercadona”.

Bueno, no todos. Ahí, en un rincón perdido por donde el pronto deshabitado CUM Carlos Sastre, había una docena de vecinos participando de una reunión de la urbanización. Estaban todos apiladicos debajo de un vestibulo, que llovía. Pero estaban, estaban. Había abulenses en Ávila. A las afueras, casi en El Fresno. Pero bien, vale, aún era Ávila capital.

¿Y si entonces – me pregunté hacia mis adentros - no es que hayan desaparecido los abulenses sino que andan viviendo cada uno en el punto más alejado del otro posible? Lo mismo se hicieron barrios a cascoporro, con rotondas diseñadas por Sauron, sin servicios básicos ni tiendas cerca y por eso la gente se concentra en el sitio ese llamado Mercadona. Afortunadamente, sabedor del buen hacer de los que se encargan de estas cosas, en breve se procurará revitalizar/rehabitar el centro histórico, rehabilitar casas, favorecer la llegada de comercios, hacer que el turista cuando llegue no se sienta en una ciudad fantasma. Pero vamos, que si eso y si la SmartCity lo permite.

Otro punto, me decía un tercer acompañante en aquello de los cambalaches, es el del deporte. Ésta puede ser la capital que pierda en la misma semana sus dos principales equipos sin que nadie abandone sus egoismos, personalismos o divismos. De este modo, los mejores estadios y pabellón donde encontrar un abulense será el Bernabéu/Calderón y el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. Así les devolvemos el favor a los de la Villa de colocarnos paracaidistas en las listas.

Al partir, siempre negatifo, había comprobado otro viejo axioma: el verano en Ávila sigue siendo un concepto discutido y discutible. Pero eso ya, para otro día.

Golpe de remo (y chupito)

- ¿Pues sabes que categorización, internacionalización, simplificación, colaboración público-privada, transparente, abierto, participativo, dialogante, con responsabilidad, rehabilitación, regeneración, edificabilidad y consolidación?

- Puede ser, pero no es menos cierto que hay que redimensionar la consolidación, garantía, incidencia, congestión, hoja de ruta, dinamización, revitalización, concertación, binomio, año 15, explicitación, casuística del espectro.

- Podríamos convenir pues que desregulación, gobernabilidad, contundente, relevo, particularización, perduración, paradigma y antagonismo.

- E incluso proactivo, intangible y priorización. Es decir, sensibilización y transversalidad.

(…)

- Sois casta. ¡Sí se puede!

__________

El error consiste en pensar que la nueva figura emergente, y sus componentes, son zotes que morirán cual moda pasajera. El error adquiere toda su gravedad al no dar la batalla ideológica, que sería la ganable, sino persistir en utilizar palabras huecas y vacías, como si el no hablar de la realidad eliminara la realidad. Porque a palabras los nuevos son mejores o utilizan mensajes que llegan más en estos tiempos. Conceptos fáciles (antes de ayer ZP y Talante, hoy Coleta y Podemos) que siempre calan bien por estas tierras frente a retóricas anticuadas. Estamos ante tiempos históricos, como Alberto dijo ayer aquí, y no parece que los dirigentes actuales estén a la altura de los desafíos que vienen. En dos años, España será muy diferente (lo que no tiene que ser peor por definición).

En cuanto a lo de ayer…

1.) No estoy seguro de la forma que utilizará Podemos para las elecciones municipales. Incluso no estoy de acuerdo en que todo se reduzca a Pablo Iglesias y del resto no puedan emerger nuevas figuras con tirón. Integrarse en plataformas puede hacerles diluirse cual azucarillo en esos procesos  y su capacidad de influencia se ha multiplicado tras las elecciones. Será interesante si hacen valer su innegable capacidad de arraste para imponer estar al frente de dichos colectivos. No veo yo que vaya a ser fácil una cosa u otra.

2.) Muy interesante ver en las encuestas el marronazo también histórico que se avecina en IU. Han dejado de molar y han de ver si quieren rendir el fuerte o… vuelta mi burra al trigo…dar batalla de ideas frente al discurso de Podemos.

3.) En UPyD tienen motivos también para ponerse a analizar el pinchazo que se les intuye.

4.) El gran beneficiado de 1,2 y 3… más Ley D´Hondt más posibles cambios en el sistema electoral es el PP. Pero con Cataluña en el horizonte y la probable pérdida generalizada de poder autonómico … tampoco hay muchos brotes verdes que se diga.

2014: y nos lo queríamos perder.

Fábula del estornino y la rata

Siguiendo la estela de la gata de Pablete, ha ido creciendo en mí una sensación de estar mosca. Todo empezó el otro día mientras atravesaba el Parque de San Antonio. En torno a la fuente central empecé a escuchar voces. No tardé en recordar la viñeta de Illo en la que los estorninos tomaban la calle con cánticos como: “Humanos, trogloditas…¡pitas pitas pitas!” Miré hacia arriba y no vi a ninguno de ellos pero en el suelo estaba toda la dura y reseca verdad. Todo San Antonio era una gran caca. Podría ser más fino, pero si es una caca es una caca. Me sentí amenazado por el silencio. Las voces en mi cabeza crecían y crecían hasta hacerme imaginar que en ese mismo momento una tropa de estorninos me tendrían en sus miras telescacópicas y que su caza había comenzado. Salí escopetado como un correcaminos hasta refugiarme en los aledaños de la tienda del Obila.

Lo siguiente que vi fue hienas. Ahí estaban, jiji jaja, hablando entre dientes y avistando su presa. Miraban el periódico y se reían del fondo oscuro de la foto de portada. Cómo me alegro, jiji jaja, de que esos altones ya no vayan a estar por la ciudad. Jiji jaja. Qué se habrían creído esos de 2 metros. No los necesitamos, jiji jaja. Pues de los otros tampoco se sabe nada, comentaba otra flacucha alimaña que había permanecido callada hasta ese momento. Mejor, mejor… tener de lado este velatorio es un win-win para lo nuestro.  Jiji jaja.

Lo de mi mente iba a peor. No solo veía animales sino que hasta reconocía voces. Me fui hacia el Maspalomas a ver si con un litro de agua se me pasaban las alucinaciones, pero la verja estaba echada. Mi situación no era nada buena… por la izquierda un pingüino bien alto saludaba desde el pasaje de la sede socialista. Eso sí que era inédito: saludaba de verdad, sin whatsapp. No sé bien por qué salí corriendo hacia el 2 de Mayo hasta que allá por donde la COPE fui atrapado por un topo que me condujo hacia su secreta madriguera.

¡Escucha y calla, rapaz! ¡Sígueme a las cloacas del centro de la ciudad, que ahí es donde todo se cuece!

No tenía ya todas conmigo, más aún al darme cuenta de que mis uñas se iban convirtiendo en garras y a ese ritmo ya no cabría por la madriguera. Pero seguí al conejo ¿o era topo? por las intrincadas casillas del subsuelo. Es de justicia reseñar que las vistas eran muy buenas hacia la sede de Bankia en Reyes Católicos. Una rata y una sumisa comadreja charlaban animosas, dueñas del cotarro: Es increíble, tía, lo de esa gallina. Ahí la tienes con contrato, cuando es una indignada de esas. Y a sueldo de la zorra, ni más ni menos. Ya, es la monda. Yo se lo voy diciendo a todo el mundo por ahí, que tengan cuidao, que es peligrosa. Uff, tía. Menos mal que no nos oye nadie, que hay mucha gata endemoniada por ahí.

williamOficialmente estaba confundido. Me giré y mi camarada el topo había desaparecido. Salí de mi escondite a tiempo para ver cómo la rata se había subido a una alta torre, a refugio de los crecientes murmullos de los estorninos francotiradores que volvían a empezar a cercarme como en una película de Shyamalan. Por fortuna una llamada de teléfono me sacó de mi terrible ensoñación. Te debo una, Felipe JF.

Escribí lo soñado y recordé que toda buena fábula ha de acabar con moraleja. Como no más Ave que otro estornino se espera, bajo esta fauna el abulense zoo solo tiene un destino:

Quedarse vacío. ¡Qué animalada!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.203 seguidores

%d personas les gusta esto: