Pulchra abulensis.

IMG-20141216-WA0002

El lunes por la mañana, con las primeras luces del alba y fuerte viento de levante, los brazos metálicos de varias excavadoras comenzaron a derribar con su brillantes dientes las vetustas paredes de la tienda de ultramarinos que, abandonada desde hace años, resistía frente al lienzo norte de la muralla. Un derribo planificado desde hace años, anunciado desde hace meses y anhelado por la mayoría de la población local. Como señalan desde el Ayuntamiento, el derribo se hace por motivos “estéticos” ya que el estado del edificio y el edificio en sí “afeaban” la imagen de la muralla. Tal cosa no se puede permitir, faltaría más, y menos ahora que la ciudad se va a llenar de turistas por aquello del Centenario de la Santa, celebración que empezará el día menos pensado.

Tentado estoy de liarme la manta a la cabeza y posicionarme en contra del derribo, del Ayuntamiento y de la ciudadanía y defender, a capa y espada, que si empezamos a derribar cosas porque nos parecen feas y molestan -argumento de peso también utilizado en su día para el derribo de la fábrica de harinas- igual deberíamos haber empezado por el Grande y continuado por el castillito rosa que tiene Hacienda frente a la Diputación, actos para los cuales, seguramente, lograríamos un gran consenso ciudadano. Tentado estoy también de preguntar si la preocupación estética del Ayuntamiento llegará con esto del Centenario hasta Las Gordillas o la Fábrica de Luz, ruinas patrimoniales que igual afectan menos a la visión de la muralla, pero que afean sin duda la imagen de una ciudad que presume de conservar su patrimonio.

Tentado estoy, ya les digo, pero no lo voy a hacer. En primer lugar porque está cerca la Navidad y la bilis empieza a ser sustituida por el ácido úrico y el colesterol; y en segundo lugar porque la edad nos enseña que solo hay que combatir aquellas batallas que podemos ganar. Lo que si voy a hacer es aprovechar la ocasión para reflexionar en voz alta sobre cómo estamos adaptando los monumentos a nuestro “ideal de monumentalidad”.

La imagen actual de la muralla de Ávila es una imagen inédita, nadie a lo largo del último milenio -lustro arriba, lustro abajo- la ha contemplado tal cual está. Igual esta afirmación le sorprenda, pues muchas restauraciones se hacen con el pretendido argumento de devolver tal o cual cosa a su estado original, pero eso es materialmente imposible en la mayor parte de los casos y, en mi opinión, tampoco es lo deseable. Si hablamos de la muralla, no solo tenemos que pensar que el lienzo principal ha sufrido a lo largo de los años modificaciones -recrecimientos de los muros, reformas de las puertas, apertura y cierre de huecos, restauraciones más o menos afortunadas, etc.- sino que además la muralla ha estado acompañada de una serie de construcciones externas -barbacanas, baluartes, edificios de uso civil y militar- que se han perdido casi por completo. La vista de la muralla nunca ha estado tan limpia como ahora y eso responde más a nuestro gusto estético que a la historia del monumento.

Piensen en qué habría sucedido en la Catedral si la hubiesemos sometido a un proceso de pureza arquitectónica similar al vivido por la muralla y pretendiesemos devolverla a su estado original*. Adiós a la mayor parte de las capillas, a la actual puerta principal, etc…

No pretendo con esto defender el edificio recién derribado, entre otras cosas porque quizá llego un poco tarde, pero sí animar una reflexión sobre cómo nuestros valores estéticos y nuestro percepción afectan a los elementos patrimoniales y a sus entornos. La “monumentalización” ha ayudado sin duda a la conservación de los bienes, pero en algunos casos les ha restado valor histórico y ha dificultado su comprensión como testigos no solo de una época concreta, sino del paso del tiempo y de la evolución de las sociedades. Es evidente que compensa, pero no está de más recordar que ninguna intervención sobre un bien histórico o patrimonial es neutral y que en muchas ocasiones nuestra percepción, gustos y deformaciones profesionales pesan tanto o más que la realidad histórica.

A ver si saco tiempo y un día les hablo de Viollet-le-Duc, responsable en buena medida de nuestro ideal de monumentalidad.

*¿Cuál sería el estado original de un edificio en construcción durante siglos? ¿En qué momento pararíamos el reloj? ¿S. XIII? ¿Tiramos todo lo posterior al XVI?

El pequeño pastelero de Madrigal

IMG_6443

Aunque ahora nuestra relación con el vecino Portugal sea más bien fría -toallas, calcetines, café, CR7 y mujeres vellosas- no siempre fue así. Conocemos mejor lo que pasa al otro lado del océano que lo que sucede al otro lado de la fina línea que una vez fue la frontera, pero durante siglos los destinos de ambos países estuvieron fuertemente entrelazados. Hoy el iberismo cotiza a la baja, pero durante mucho tiempo la pertenencia de ambos países a una misma realidad cultural era algo asumido por buena parte de las élites políticas y culturales. Para Quevedo, por ejemplo, España estaba compuesta de tres coronas: Castilla, Aragón y Portugal.

La historia de nuestro país y la de Portugal se entrecruzan en muchas ocasiones, como por ejemplo en los hechos que paso a relatarles, la historia del pastelero de Madrigal de las Altas Torres, sucedida a finales del S. XVI. Pero antes, un poco de contexto.

El fin de la reconquista no es el fin de la diversión

Para Portugal, acabada la reconquista peninsular en el S. XIII y aseguradas -más o menos- sus fronteras terrestres con la vecina Castilla, el mar era la única vía de expansión y la explotaron con dedicación y provecho. A principios del S. XV, naves portuguesas comerciaban con el norte de Europa con asiduidad -y no solo toallas y calcetines- y comenzaban a surcar las costas africanas, tomando las primeras plazas en el continente: Ceuta (1415) y Tánger. Aunque en un principio el asunto no parece de envergadura, al final se lían la manta a la cabeza y aquello termina convirtiéndose en una empresa global, a gran escala, a lo loco. Hasta el infinito, las Indias Orientales y más allá. El pequeño reino de Portugal, en la esquinita de Europa, se convierte en una potencia internacional a base grandes hombres -Gil Eanes, Nuno Tristáo, Diego Câo, Bartolomé Días, Vasco da Gama- que llevan a cabo grandes empresas hasta el momento impensables. La fina línea que separa a los héroes de los locos no era asunto que preocupara en aquellos momentos.

Por su parte, a este lado de la frontera, las Coronas de Castilla y Aragón, unidas bajo la monarquía de sus católicas majestades Isabel y Fernando, terminan la reconquista con la toma de Granada en 1492. Yo me habría sentado a disfrutar de las vistas desde la Alhambra, con una cerveza en la mano y unos pistachos, pero ellos no lo hacen. ¡Jodidos emprendedores! No solo ponen a un loco al mando de tres barcos para que se vaya a buscar las Indias por occidente; además está Italia, donde llevan años intercambiando sablazos con los franceses (y con los locales) y pronto también el norte de África.

¿Y qué interés tiene toda esta gente en el norte de África?

Básicamente tres. En primer lugar, claro, el vil metal y las viles especias. Por ejemplo, Ceuta, antes de la conquista portuguesa, era la terminal del comercio del oro subsahariano y desde allí se exportaban los productos del continente a Europa. Por otro lado, controlar el norte de África era un buen seguro para la península. Un visigodo de nombre Rodrigo puede dar fe de los peligros que pueden cruzar el estrecho de un día para otro. Además, buena parte de la costa era usada como refugio por los piratas berberiscos que atacaban desde allí embarcaciones y puertos cristianos, en especial los aragoneses. Barbarroja ens roba.

Por último, pero no por ello menos importante: la fe. Aunque, influidos por Hollywood, la idea de Cruzada nos remita a Ricardo Corazón de León y a sus contemporáneos, a finales de la Edad Media (S. XV) el mito de la Cruzada -la conquista de los Santos Lugares y la reconquista de todos aquellos territorios perdidos por la cristiandad- estaba muy presente. Este ideal, que bebía de fuentes dispares -los viajes de Marco Polo, el mito del Preste Juan, el pensamiento del mallorquín Ramón Llull, etc.- encontró en la península ibérica y en sus expansivos reinos un lugar perfecto para germinar. Igual los Santos Lugares pillan un poco a desmano de Marruecos, es verdad, pero los Reyes Católicos, como sucesores de los reyes visigodos y de los emperadores romanos -codazo, codazo, guiño-, consideraban tener derechos históricos sobre la costa africana, territorios que, además, un día fueron cristianos. El Papa, por supuesto, certifica todo esto con un par de bulas y un avemaría y Portugal cede a los castellanoleonesescatalanoaragoneses los reinos de Tremecén, Argel, Bugía, Túnez y Trípoli, mientras que se reserva Fez. Id, reconquistad y evangelizad. En 1497, la reconquista cruza el estrecho y el Duque de Medina Sidonia toma Melilla.

La muerte de la reina Isabel frena la expansión africana: Felipe y Juana ya tal, y Fernando está más preocupado por Italia, donde los franceses, inasequibles al desaliento, están dispuestos a seguir recibiendo sopapos hasta en la carte d’identité. Hasta la conquista de Orán, apenas dos escaramuzas: Mazalquivir y el Peñón de Vélez de la Gomera. El plan africano del aragonés, mucho más pragmático, nunca fue lanzarse a una conquista continental, sino asegurar unas cuantas plazas en la costa desde las que controlar el territorio y el mar e incordiar a los vecinos cual estudiantes universitarios.

La conquista de Orán es harina de otro costal. Primero, porque la iniciativa no surge de la Corona, sino de Cisneros y segundo porque el plan no es solo conquistar Orán, eso es tan solo el prólogo. Cisneros, uno de los grandes personajes de la historia de España, trata de convencer a Fernando el Católico y a los reyes de Portugal e Inglaterra, Manuel I y Enrique VII, de montar entre los tres una Cruzada y, desde el norte de África, acabar con el sultán de Egipto, tomar El Cairo y Alejandría y, usando Chipre como puente, lanzarse a la conquista de Palestina. El típico plan loco que te montas con tres colegas después de cuatro o cinco cervezas. Mientras en España e Inglaterra el asunto era tratado con cautela, el monarca portugués muestra su entusiasmo desde el primer momento. Tan grande era su fervor cruzado como grande fue después su decepción cuando el plan se vino abajo y le tocó deshacer las maletas.

Sebastián

Y hasta aquí el contexto. ¿Era necesario? Por supuesto. Si yo llego y les digo que un rey de Portugal muere en Marruecos ustedes, sin la precedente introducción, podrían haber pensado que Sebastian se había bajado al moro o que estaba por allí con una excursión del instituto. Ni mucho menos. Sebastián, bisnieto de Manuel I, recupera el ideal de cruzada que se había mantenido, como un runrún colectivo, desde tiempo de su abuelo. Sebastián, influido por una educación de corte jesuita, se consideraba un soldado de Cristo, el brazo armado de la cruz, el Special One de la Santísima Trinidad. Con poco más de 20 años organiza una cruzada contra el reino de Fez con apoyo económico de su tío, Felipe II, que antes había intentado, sin éxito, sacarle tan alocado plan de la cabeza. El principal problema: que su idea era, como buen capitán de la cristiandad, encabezar sus tropas espada en mano. Cuentan las crónicas que en junio de 1578, ochocientas naves con veinte mil hombres salieron del puerto de Belem. La empresa no duró mucho: el 4 de agosto las tropas portuguesas eran aniquiladas por los bereberes en Alcazaquivir con su rey a la cabeza. Bueno, a la cabeza pero sin ella. Todo un éxito.

Y aquí empieza la leyenda. La derrota fue un desastre económico, político y psicológico  para Portugal; la espoleta de una crisis que acaba con Felipe II ciñéndose la corona portuguesa. Un caldo de cultivo estupendo para las leyendas de corte mesiánico basadas, en este caso, en el regreso del difunto Sebastián, un rey bueno, para salvar a su pueblo de la pobreza, los españoles, las importaciones chinas y la troika. Un regreso que debía producirse desde el más allá -The Walking Sebastian- o quizá desde el más acá: al parecer, un grupo de soldados regresó aquella noche de agosto a una de las plazas portuguesas de la costa y para conseguir cobijo arguyó que entre ellos se encontraba, camuflado, el rey Sebastián. El rey no estaba muerto, estaba de parranda.

El asunto es que nadie volvió a ver a Sebastián, pero no faltaron oportunistas que aprovechando el río revuelto decidieron hacerse pasar por el difunto rey y vivir del cuento o, incluso, reclamar la corona lusa. Si cuela, cuela y si no es broma. Uno de ellos fue Gabriel de Espinosa, el pastelero de Madrigal.

El pequeño Gabriel

Como señalamos, Gabriel de Espinosa no es el único que intenta hacerse pasar por el desaparecido Sebastian, pero sí el protagonista de uno de los casos más curiosos. Gabriel, nacido quizá en el mismo Madrigal o quizá en Toledo, de profesión pastelero, aunque no de profiteroles y pepitos de chocolate, sino más bien de empanadas y pasteles de carne. Casado, padre de un hijo y residente en Madrigal de las Altas Torres desde 1594. Hasta aquí lo más o menos seguro. Unos apuntan que era un huérfano que llevaba toda su vida sobreviviendo de aquí para allá, otros que era miembro de la familia real portuguesa (hijo ilegítimo, bastardo, pecadillo de juventud, etc). En Madrigal, Gabriel conoce al portugués Fray Miguel de los Santos, vicario del Convento de Nuestra Señora de Gracia, confesor en la corte del difunto Sebastián, y por mediación de este a Doña María Ana de Austria, hija ilegítima de D. Juan de Austria, hijo ilegítimo de Carlos V, nieta doblemente ilegítima por tanto del emperador, sobrina ilegítima del reinante Felipe II y prima también ilegítima del difunto (o no) Sebastián de Portugal.

El plan es sencillo, coronar al pastelero como rey de Portugal y mandar a Felipe a pastar al Escorial. Para ello, y previa promesa de amor eterno, matrimonio y corona, María Ana de Austria, que tenía pocas ganas de seguir en el convento, entrega sus joyas al fraile y al pastelero para que las usen para conseguir fondos, convencer a nobles portugueses y desalojar al triste Felipe II de Portugal. El plan se tuerce sin remedio cuando el pastelero es detenido después de pasear las joyas y su supuesta altezidad por bares, tabernas y discotecas despotricando de Felipe II.

Detenido y encarcelado por bocazas, sus captores descubren con sorpresa una serie de documentos en lo que se intitula como rey de Portugal y que le relacionan, nada más y nada menos, con la sobrina del rey. El funcionario entona un trágame tierra y notifica tal suceso a la corte, que decide someter a pastelero y fraile al procedimiento habitual en estos casos: tortura y más tortura hasta que canten, hecho que no sucede. Gabriel tan pronto dice una cosa como la otra y el fraile jura y perjura que él creía que el pastelero era el mismo Sebastián. Resultado: dos condenas a muerte, el pastelero decapitado y descuartizado; ahorcado y descuartizado el fraile. La sobrina del rey es trasladada, como castigo, al Convento de Nuestra Señora de Gracia, en Ávila, para que guarde estricta clausura.

¿Cómo pudo un pastelero montar semejante sin dios? ¿Engañó o se dejó engañar por el fraile? ¿Y Doña María Ana de Austria? Según las crónicas, el pastelero, que no parecía dedicarse a la pastelería, recibía en su casa a altos personajes portugueses ¿Estafados o estafadores? El pastelero parecía tener buenos modos, como su humilde familia, buena planta y hablar idiomas. ¿Cómo había accedido a esas costumbres y conocimientos? ¿Por qué se declara todo el proceso secreto? ¿Por qué tanto interés por parte de la Corona?

Seguramente la respuesta a todas esas preguntas sea la más sencilla: una conspiración de sediciosos un tanto chapuzas para hacerse con el poder usando a un pobre hombre con cierto parecido físico -ambos eran pelirrojos- con el difunto rey, que termina creyéndose su papel. De todas formas, si usted quiere sacar sus propias conclusiones, aquí tiene un documento del S. XVIII que recoge los testimonios de todos los inculpados.

¿Era el pequeño Gabriel un charlie del CNI? 

Abúlicas raíces

Pues sí, aquí estamos un mes más. Y dura tanto la crisis que cada vez resulta más complicado no repertirse en estas entradillas que intentan dulcificar las duras cifras ¡y parece que fue ayer cuando la desaceleración de la economía se aceleraba! Y no es solo porque la imaginación e inventiva de uno sea limitada, sino también porque la situación económica, mes tras mes, ofrece pocas variaciones. Lo dicho el mes pasado vuelve a servir para este: la economía ha mejorado, aunque no mucho, ni lo suficiente, ni lo deseable; negras tormentas siguen ocultando el horizonte a la espera de que algo o alguien consiga dispersarlas. El gobierno, por su parte, mantiene su discurso optimista: hemos dado la vuelta a la tortilla, todo va mejor.

A nivel nacional, si ustedes han visto, escuchado o leído algún medio, ya sabrán por dónde van los tiros: en un mes tradicionalmente malo para el empleo baja el paro y sube la afiliación. Son buenos datos ensombrecidos por lo de siempre: precariedad, temporalidad, cobertura a la baja y la pesada mochila de siete años de crisis. En Castilla y León y en la provincia, los datos no son tan buenos: 3512 parados más en la comunidad -el paro solo baja en Palencia- y 378 en la provincia.

Noviembre2014

En la provincia, la cifra de parados vuelve a escalar hasta las 17033 personas, aunque el dato interanual sigue siendo positivo y el número de desempleados es inferior al de los dos últimos años. Pero si el dato nacional es bueno pues supone sobreponerse a la estadística, en la provincia no podemos consolarnos con esto: de los últimos siete noviembres, cuatro han sido mejores que el pasado. Por lo que respecta a la afiliación a la Seguridad Social, el dato sigue la misma tónica: positivo a nivel nacional, negativo en la provincia (-2091).

Intermensualnoviembre

Entrando en los detalles, el paro sube en todos los sectores, en especial en agricultura y servicios; cae el número de contratos firmados respecto al mes anterior, aunque suben respecto a 2013, y el número de contratos indefinidos es superior al de unicornios pero inferior al de gnomos: el 93,91% de los contratos firmados son temporales. Por último, de los 17033 parados, solo 7406 están recibiendo algún tipo de ingreso y de estos solo 2848 están cobrando una prestación contributiva.

Coberturanoviembre

Y es que, esté como esté la tortilla, sigue un poco cruda.

Noviembre20142

Por una blogosfera abulense de calidad

Hoy es un día muy especial para nosotros porque presentamos los resultados de un proyecto en el que llevamos años trabajando. Bueno, años quizá no, meses tampoco, pero mucho tiempo sí. Algo que hará que nuestra ciudad, comarca y provincia sean reconocidas en todo el planeta y parte de la galaxia por uno de sus productos más conocidos y celebrados. Estamos aquí reunidos para presentar al universo, aquí no nos andamos con tonterías, la marca de calidad de los blogs abulenses: Blog de Ávila SD.

BlogdeÁvila

El que ven sobre estas líneas es el símbolo que permitirá al lector despistado reconocer a primera vista un blog abulense de calidad, porque ese es el primer objetivo de esta iniciativa, certificar la calidad normalizada de los blogs según unos parámetros exigentes -elegidos, evaluados y certificados por nosotros mismos- que aseguran al consumidor un producto con todas sus cualidades intactas para alimentar su mente, procastinar con clase o pasar el rato alegremente sobre la tapa del retrete. Como ven, el símbolo consiste en una B -blog-, rodeada de una C -Calidad-, algo parecido a una muralla de trazado rústico -por dar un aire rural al conjunto- y las siglas SD. ¿Qué significan esas siglas? “Sin Diapasones”. No tiene mucho sentido, es verdad, pero nos parecía que quedaban bien y aportaban un toque misterioso al conjunto. También es cierto que el simbolito es regulero, pero es que la partida que teníamos destinada a la confección del símbolo tuvo que ser empleada en otras cosas -cerveza- y hemos tenido que tirar con lo que había: el Paint.

Centrándonos en lo importante ¿Qué características tendrán que reunir los blogs que aspiren a este reconocimiento? En primer lugar, los post tendrán que tener más de 100 palabras o, en su caso, si hablamos de dibujos o fotografías, más de 100×100 pixeles. El número máximo de erratas estará en cinco por cada 1000 caracteres y estará prohibido el plagio, la copia, las citas de Coelho y los videos de animales que no sean mamíferos. El número mínimo de publicaciones será de una al año y será necesario que se pueda acceder al blog por internet. No será necesario que el blog sea un blog.

Hemos decidido dejar abierto el aspecto geográfico y temático. Que cada uno hable de lo que quiera y lo haga desde donde quiera. ¿Por qué habríamos de limitar esta marca de calidad a los blogs que hablen de Ávila? Es más ¿no sería un poco provinciano que los blogs de Ávila tuviesen algo que ver con Ávila? La Atenas Gótica de la Meseta tiene que abrir las puertas de su muralla al mundo. Más lejos, más alto, más fuerte, más visitas, más clics.

De momento, somos el único blog que cuenta con el reconocimiento pero ya hemos enviado un correo a otros blogs abulenses de calidad (Meridianos, La Colonoscopia, HalonDisparado, el blog de Serzisanz, Microsiervos, Politikon, un par de columnistas de ElPaís, Arturo Pérez Reverte, un tipo del Financial Times que nos cae bien, un chavalín que escribe cosas graciosas en Armenia y un perro que tiene cuenta en Instagram) para que se sumen a nuestra iniciativa que redundará en beneficio del conjunto, sobre todo en unas fechas tan señaladas y tan importantes para la ciudad como las que se aproximan: el aniversario -no sabemos exactamente cuál- de la apertura del Centro Comercial El Bulevar y del McDonald’s.

No podemos dejar escapar esta oportunidad. Blog de Ávila (Sin Diapasones) Calidad sin Fronteras.

Municipales: minuto y resultado.

IMG_1685

Tiene toda la razón Pablo -el nuestro-; cada vez es más complicado seguir esto de la política. No solo por el surgimiento de nuevas alternativas coletudas, sino también por la crisis y estertores de las habituales, los crujidos de las costuras del sistema, las opciones de reforma o los múltiples casos de corrupción. En lo que no estoy de acuerdo es en que esto nos haga más infelices. Yo, particularmente, disfruto mucho de cada nueva encuesta, me río mucho cada vez que Floriano o Cospedal actúan de apagafuegos, me maravillo con las ocurrencias de Pdro Snchz y he despejado una pared del salón para hacer un mural con las fotos de todos los implicados por casos de corrupción. Didáctico, decorativo y entretenido.

De todas formas, quizá sea bueno, en especial para todos aquellos que tienen vicios más sanos que leer la prensa, hacer un repaso de cómo están las cosas ahora que se acercan las municipales, de cómo están preparando los distintos partidos los apasionantes comicios que asoman ya a la vuelta de la esquina.

PP ¿Calma antes de la tempestad?

Lo bueno del PP es que, como partido de orden que son, en la mayor parte de los casos las trifulcas internas no se hacen públicas y los cuchillos vuelan en la intimidad de los reservados. A pocos meses de las elecciones, el debate entorno al cabeza de cartel parece aplazado ¿Repetirá el alcalde? ¿Buscarán una cara nueva que les permita vender la renovación o confiarán en el tirón electoral del actual regidor? En una ocasión en la que perder o ganar puede ser cosa de pocos votos -mi impresión a día de hoy es que ganan las elecciones pero no sé si lograrán mayoría absoluta- evaluar correctamente si un candidato suma o resta puede ser clave. ¿Qué les dirán sus encuestas internas?

PSOE ¿Tempestad antes del naufragio?

Los socialistas son últimamente el partido del espectáculo, un circo de tres pistas imprevisible. Ya decía Zapatero que el PSOE es el partido que más se parece a España. Un guionista de Lost hasta arriba de psicotrópicos no habría escrito una situación tan caótica como la que atraviesa el PSOE local, de gestora en gestora hasta el administrador concursal final. Es una pena que cuando la calma, a pesar de los pesares, parece haber vuelto al PSOE regional, en la ciudad y provincia los problemas parecen enquistados. Hablar de candidatos a estas alturas de la fiesta no solo es prematuro, roza lo quimérico. Esperemos que las aguas se calmen porque las perspectivas electorales del PSOE no están para estos sustos.

UPyD ¿Miedo al techo?

Los resultados de las últimas elecciones y los distintos sondeos deberían preocupar en los cuarteles generales magentas. ¿Han llegado a su techo electoral? ¿Hay margen de mejora? Seguramente suban respecto a las anteriores municipales aprovechando el desgaste del PP y la situación del PSOE, pero habrá que ver cuanto y cómo le afectan las nuevas fuerzas que pudieran aparecer. El campo de juego para los partidos renovadores, del sentido común, transversales, ni de izquierdas ni de derechas, cada vez está más concurrido. Además, cambian de candidato. Sin saber si esto será bueno para sus resultados -hemos hablado internamente de esto y hay división de opiniones- es un mazazo para el PP que se ha quedado sin el 80% de su argumentario contra los magentas, basado en recordar a Manuel Vicente su pasado popular.

IU ¿Confluyendo?

La posición de IU es complicada. En realidad nadie lo tiene fácil en estas elecciones, la incertidumbre es alta, pero el fenómeno Podemos ha colocado a IU en una terrible encrucijada solo unos meses después de parecer el gran ganador del descontento ciudadano. De presentarse solos a las municipales, corren el riesgo de verse superados por una agrupación de electores empujada por Podemos-Ganemos, mientras que confluir implica otros riesgos, entre ellos el de ser absorbidos por fuerzas nuevas y pujantes que les van a hacer mucho daño a nivel regional o nacional. Ya sé que el barón Cayo Lara de Courbetin dijo que lo importante era participar, el cambio y ofrecer alternativas al pueblo; pero como confío poco en la naturaleza humana sigo pensando que el objetivo de los partidos es ganar elecciones y que eso será lo que intente IU en Ávila. ¿Mi apuesta? Que IU se ha puesto a la cabeza de la posible confluencia para que no le pase por encima y que concurrirá a las elecciones inmersa en una agrupación de electores. Veremos.

Podemos ¿Lo intentarán?

Como ya anticipamos en este blog, Podemos no se va a presentar a las municipales con su marca. A las regionales sí, porque es mucho más facil controlar apenas una decena de candidaturas que más de ocho mil ¿Dejaría usted una marca con tanto tirón al alcance de cualquier friki de las circunferencias? Era un riesgo que no podían correr en el camino a la Moncloa y el clan de Somosaguas lo sabía. Pablo Iglesias y su círculo confían tanto en la gente como yo, más bien poco, pero él lo disimula con mucho garbo. Con esta panorámica, el círculo local tiene dos opciones: intentar presentarse por su cuenta o confluir con alguna plataforma.

Ciudadanos. ¿Un nuevo actor?

Recien llegados a la ciudad. Habrá que ver cómo se mueven y cómo entra Rivera en la política nacional. Pueden restar votos a UPyD entre los electores tradicio-renovadores, pero es pronto para hacer apuestas.

¿Ávila es +?

Esta misma semana se nos anunciaba la presentación de esta plataforma, puesta de largo que está generando considerable expectación y ruido mediático. En declaraciones a los medios, su portavoz Henar Alonso -miembro, si no me equivoco, de distintos movimientos relacionados con la educación- no descartó presentarse a las elecciones aunque ese no sea su principal objetivo. Además de tener una voz y un tono muy parecidos a los de Ada Colau -lo señalo aquí porque me han sorprendido las similitudes- el discurso es muy similar al de la barcelonesa. A la espera de más noticias y con las necesarias reservas, me remito a lo dicho hasta ahora sobre confluencias.

VOX

:____)

El misterioso caso de la cartelería desaparecida.

11080744024_01c6f1d403_zNo sé cómo catalogar lo que les voy a contar. No sé si es una anécdota, una duda, una chanza o una tontuna para rellenar mi hueco semanal sin esforzarme demasiado. Digamos que tiene un poco de todo. Es una duda que me reconcome por dentro desde hace unos días, duda que espero me ayuden a resolver y que quizá no pasa de anécdota utilizada para fichar por aquí esta semana y poder cobrar a fin de mes mi salario por completo. Les cuento.

Hace casi un año les narraba por aquí mis impresiones sobre el recientemente inaugurado Palacio de Superunda-Museo Caprotti. Rescato de aquellas letras un párrafo.

“El recorrido por la muestra es un caos en primer lugar por la arquitectura del edificio, en segundo lugar porque no hay indicaciones ni están las salas numeradas, y en tercer lugar porque, al estar todas las puertas de todas las estancias del Palacio abiertas, es difícil acertar cual es el camino correcto. Esto lleva, por ejemplo, a que tras pasear por tres salas llenas de retratos de mujeres encuentres la explicación al conjunto en un rincón al fondo de la última sala. Este es otro tema ¿Dónde han ido a parar los 85000 euros invertidos por la Junta en cartelería? La información sobre el contenido brilla por su ausencia y cuando está es monolingüe (adiós a la internacionalización) y superficial. Es más, en varias salas las piezas -obras pictóricas, tapices, mobiliario y esculturas- están sin identificar. Tampoco hay, de momento, un folleto que te acompaña en la visita, ni hojas de sala que profundicen en el contenido de la obra”

No sé si alguna de las deficiencias que comentaba se han solucionado y aquí pueden ustedes comenzar su aportación. ¿Se ha mejorado la señalización del recorrido? ¿Es este más coherente un año después de su apertura? ¿Tenemos ya folleto del museo u hojas de sala? Los comentarios están a su disposición.

Uno de los aspectos que más me desagradó fue el referente a la cartelería, información en salas, etc.: incompleta, solo en castellano y poco relevante. Sin un discurso, un museo no es un museo. Esto me pareció especialmente relevante porque según se nos había informado la Junta había colaborado con 85000€ a la musealización del museo, una cantidad que sin ser una millonada si parecía dar para algo más que lo existente en aquel momento.

El otro día, buscando información sobre cartelería y señalética digital para instituciones culturales, encontré algo realmente curioso: Alzinia, una empresa madrileña con despacho en la ciudad y que ha trabajado con el Ayuntamiento en varias ocasiones (pantallas de información en edificios municipales, infraestructuras de comunicaciones de la Policia, etc.) incluye entre los trabajos realizados en nuestra ciudad la cartelería digital del Palacio Superunda-Museo Caprotti. ¿Sería ese el destino de la ayuda de la Junta o al menos de parte de ella?

Les voy a ser sincero: no recuerdo haber visto ningún panel digital en el Museo el día que lo visité y en las fotografías que hice de mi recorrido por sus salas tampoco se ve ninguno. He preguntado a un par de personas que han visitado el Palacio y tampoco recuerdan haber visto ninguno. Por último, he estado buscando en internet fotografías del Palacio y en ninguna de esas instantáneas se ve panel alguno.

¿Ustedes saben si están en la actualidad instalados? ¿Cúando se han montado? De no ser así ¿Dónde están los citados paneles digitales? ¿Qué ha sido de ellos? ¿Estarán guardados en un almacén cogiendo polvo? Igual solo se pusieron para las autoridades y luego se retiraron para que la plebe se centrase en el arte y no en pantallitas de colorines.

Cualquier información sobre el destino de los paneles se gratificará (con cariño, admiración y respeto).

ACTUALIZACIÓN 13/11: En un comentario firmado por el Ayuntamiento de Ávila se nos informa de que la citada empresa “prestó unos días una de estas pantallas para que desde el Ayuntamiento se valorara la posibilidad de implantar o no un dispositivo adicional (…) en el Palacio de Superunda. La compra no se realizó y la empresa se llevó su pantalla.”

De ser esto cierto, y nada nos invita a pensar lo contrario, hemos de concluir que la empresa miente en su web y utiliza el nombre del Ayuntamiento y de la ciudad para su estrategia comercial, aspecto que quizá debería ser evitado por el Ayuntamiento.

ACTUALIZACIÓN 14/11: En otro comentario, alzinia aclara que “nuestra empresa cedió durante 30 días, sin compromiso y sin coste alguno para el Ayuntamiento, un sistema de cartelería digital para el Museo, en el hall de entrada, donde se mostraba y explicaba la vida y obra del autor, y la remodelación de las instalaciones” y que “el sistema no se mantuvo posteriormente, según nos indicaron, por falta de presupuesto.”

Con esto queda aclarado el misterio de la carteleria digital del Palacio de Superunda. ¡Para que luego digan que los blogs no sirven para nada!

ACTUALIZACIÓN 25/11:

Antes:

Antes1Antes2

Ahora:

Ahora1 Ahora2

Suma y sigue

Octubre2014

Aunque ustedes piensen lo contrario, estaríamos encantados de contar buenas noticias, de felicitarnos por las buenas gestiones o iniciativas del Ayuntamiento o de la Junta o de celebrar con una cerveza de la sierra de Gredos el brillante porvenir de la ciudad y provincia; pero son tiempos duros para los buenos propósitos.

Es innegable que la situación económica general ha mejorado en los últimos meses, aunque podamos discutir a qué se debe tal mejoría y dudar de su vigor. También es cierto que se otean oscuros nubarrones en el horizonte y que a día de hoy no podemos asegurar si terminarán descargando sobre nosotros o si un benevolente Eolo de acento italiano conseguirá disiparlos. Pero si a nivel nacional la tempestad parece amainar, en Ávila el cielo sigue tronando y haciendo temblar las débiles bases de nuestra economía. Ayer era Global Rosetta, hoy Nissan.

AvilaParoOctubre2014

El paro subió en Ávila durante el pasado mes de octubre en 350 personas, hasta las 16655. Por sectores, sube en agricultura y servicios, baja en la construcción e industria. Mal dato -un solo parado más es un mal dato- pero no tan malo si se compara con los de años atrás. La menor subida del paro un mes de octubre desde 2010, casi la mitad que el año pasado.

Acumulado anual

En perspectiva, los datos siguen mejorando. En lo que va de año, el paro ha caído en 1993 personas y por primera vez a estas alturas de año hay menos parados que el año anterior y, lo que es más importante, más trabajadores. En concreto, 874 más según datos de la Seguridad Social. Otra cosa es, claro, qué tipo de contratos tengan estos. Del total de contratos firmados en la provincia a lo largo del año, solo el 6% son indefinidos y de estos vaya usted a saber cuántos son a jornada completa, aunque los datos de la EPA nos hacen temer lo peor.

Interanualparooctubre

Sin duda, el dato más preocupante de los ofrecidos por el Ministerio de Empleo es la llamada Tasa de Cobertura. De los 16655 parados, solo 7085, el 42,5%, reciben algún tipo de prestación pública. Es un dato terrible por todo lo que se esconde detrás de esa fría cifra.

Esperemos no tener que sumar en los próximos meses más nombres a la esta penosa estadística. Desde aquí, todo nuestro apoyo a los trabajadores de Nissan Ávila y a sus familias.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.312 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: