De Iván el Terrible a Teresa de Cepeda y Ahumada (2 de 3)

(Primera parte)

El segundo bloque de la exposición está dedicado a Europa. Bueno, a Europa y sus colonias. Esta es Europa en 1597, pintada por el artista, grabador y cartógrafo flamenco Joost de Hondt. Como decíamos ayer, para nosotros, europeos de pro, supone un esfuerzo hablar de la historia del mundo sin caer en una visión eurocéntrica. ¿Existió acaso el mundo antes del BCE? ¿No es la historia de la humanidad una evolución dirigida hacia el Euro? ¿No es acaso la Europa mitológica una remedo de Angela Merkel?

Ahora bien, hablar del S. XVI desde España y no caer en una visión hispanocéntrica es aún más complicado. La historia del S. XVI europeo casi puede ser resumida como la crónica de la política exterior de la monarquía hispana. En todos los saraos del siglo estaban inmiscuidos, por suerte o por desgracia, los representantes de la monarquía española. España era la gran potencia de la época, un imperio donde no se ponía el sol, posesiones en todos los continentes, The Special One. Y además, la espada de la religión, los defensores de la cristiandad y de Roma durante todo el siglo. La gente bajita, morena, con bigote, pica y arcabuz aparecía en las pesadillas de medio continente.

Son muchas las cosas que suceden a lo largo de este siglo y muchas las piezas que tenemos en nuestra exposición -no hemos reparado en gastos-, pero por su importancia, interés o porque son las que más me gustan, hemos seleccionado cuatro de ellas.

Primero, y como enlace con el anterior capítulo dedicado al mundo, el viaje de Magallanes y Elcano. Si hablamos antes de cómo el siglo XVI ensancha el mundo, de la época de los descubrimientos, sin duda la gran aventura, la gran gesta del siglo, es el viaje que circunnavegó por primera vez el planeta. La primera vuelta al mundo, protagonizada por Magallanes, marinero experimentado nacido en algún punto del norte de Portugal, y Elcano, vasco, contramaestre de una de las naves al inicio de la expedición, capitán de la expedición tras la muerte de Magallanes. Lo de Colón no estuvo mal, pero al lado del viaje de Magallanes y Elcano no pasa de ser un fin de semana en el Burguillo.

El 10 de agosto de 1519 cinco naos con 243 tripulantes partieron de Sevilla a las órdenes de Fernando de Magallanes hacia las Molucas (Indonesia). El objetivo era encontrar un paso, al sur del continente americano, para abrir una ruta de las especias. Tras tres años de aventuras y desventuras, sobre todo de estas últimas, tras atravesar tres océanos, la única nave superviviente, la Victoria, emprende el regreso por el Índico capitaneada por Elcano -Magallanes había muerto en una trifulca con los indígenas en Filipinas- hasta arribar el 8 de septiembre de 1522 a Sevilla con solo 18 hombres. De 243 tripulantes a 18. Ni UPyD tras las andaluzas.

Para hablar de esta aventura, tenemos una copia de la carta que Juan Sebastián Elcano remite a Carlos I desde Sanlucar de Barrameda para anunciarle que han logrado dar la vuelta al mundo. Como digo es una copia, del texto y posiblemente también de la caligrafía de Elcano. Desconocemos el paradero de la misiva original, de la que hasta ahora solo teníamos las copias remitidas por Carlos V a varios puntos de Italia. El documento ha sido adquirido recientemente por el Estado y llega a nuestra exposición desde el Archivo de Indias de Sevilla. Y si tienen tiempo y curiosidad, les recomiendo que se lean el relato del viaje de uno de los embarcados, el italiano Antonio Pigafetta.

Y de nada serviría descubrir si luego aquellas tierras descubiertas no se conquistasen. Sería como ir al Ikea a dar solo una vuelta. El S. XVI es el siglo de la conquista de América, de Hernán Cortés, de Pizarro, de Pedro de Mendoza, de Alonso de Ojeda, Diego de Losada. Es difícil hablar de esto sin caer en tópicos manidos, en blancos o negros. No podemos olvidar en ningún momento que la conquista de América fue una guerra, con conquistadores y conquistados, con vencedores y vencidos y que hay que pensar en ella desde ese punto de vista. Los conquistadores eran hombre valientes, seguro, y ambiciosos, muchos caminaban sobre la fina línea que separa el heroísmo de la locura, pero pocos de ellos eran santos. El siglo XVI también es el siglo de Fray Bartolomé de las Casas y de su Brevísima relación de la destrucción de las Indias, de la controversia de Valladolid, de las encomiendas, de la Leyenda (o no) Negra, etc.

De entre todas las piezas que nos hablan de la conquista de América, hemos seleccionado para esta visita el Penacho de Moctezuma, conservado en el Museo Etnológico de Viena, aunque no está claro que sea un penacho, un adorno para la cabeza, ni que perteneciese a Moctezuma. Posiblemente fue uno de los regalos entregados por Moctezuma, el emperador azteca que tuvo la mala suerte de conocer a aquellos hombres descritos por los textos como “hombres barbados de piel blanca que llegaron desde oriente a bordo de montañas que se movían sobre el agua”, a Hernán Cortés. Mide casi 130 centímetros de alto y casi 180 de largo, está compuesto por más de 400 plumas de queztal, además de casi un centenar de plumas de otras aves, y unas 1500 piezas metálicas, la mayoría de oro.

La tercera pieza de esta sección de la exposición nos trae de vuelta a Europa. El Siglo XVI es el siglo de la Reforma Protestante, de Lutero y de sus 95 tesis, de Calvino, del Concilio de Trento. También es el siglo de Servet y Galileo. La Reforma y la Contrarreforma tendrán implicaciones no solo religiosas, también políticas, sociales y culturales. Aunque respecto a la pintura y escultura, a las representaciones religiosas, Lutero era más indiferente que hostil y estaba en contra tanto de su veneración como de su destrucción, la Reforma Protestante dio lugar a varios brotes de iconoclasia, de destrucción de imágenes religiosas. Para Lutero el problema no eran las imágenes en sí, sino el uso que se hacía de ellas. Las imágenes religiosas podían servir como catecismo visual, pero no podían ser objetos de culto, ni veneradas como si fuesen reliquias. En los países donde se impuso la reforma su influencia sobre el arte y también sobre la vida de los artistas fue significativa. La reforma obligó a los artistas a diversificarse (menos obras religiosas y más retratos, paisajes y naturalezas muertas) y redujo el número de encargos y de mecenas. También obligó a otros a cambiar de profesión o a emigrar. Movilidad exterior de esa que gusta a Bañez y a la Virgen del Rocío.

La pieza que tenemos es de uno de estos emigrados, Hans Holbein el Joven, que cambió Basilea por Londres. Se titula “Alegoría del viejo y del Nuevo Testamento”, de principios de la década de 1530, y es una representación del antiguo y del nuevo testamento, pero en lugar de mostrar el nuevo testamento como una continuación del antiguo, los representa como antítesis. En la obra, el viejo testamento sería la tradición católica y el nuevo testamento la reforma luterana.

La cuarta y última obra de esta parte de la exposición nos lleva hasta Lepanto, una de las batallas más famosas de la Historia de la humanidad, una de esas que está en el imaginario colectivo como la batalla de Maratón, Waterloo o el clásico aquel en el que el Madrid le metió cinco al Barça. Uno de esos acontecimientos claves que de haberse producido de otra forma habrían cambiado el curso posterior de los acontecimientos, como el gol de Iniesta.

Aquel 7 de octubre de 1571, en el golfo de Lepanto, casi 600 naves tomaron parte en el combate. A un lado, la flota del Imperio Otomano, al otro, una coalición de estados cristianos llamada la “Liga Santa” formada el Ducado de Saboya, Génova, la Orden de Malta, Venecia, los Estados Pontificios y España. Alí Pasha comandaba la flota otómana, Don Juan de Austria, hijo de Carlos V, la de la coalición.

La obra que tenemos no es de las más conocidas. Del madrileño museo naval nos hemos traído esta “Revelación a San Pio V de la victoria de la Santa Liga en Lepanto”, de mediados del S. XVII, de autor anónimo, aunque la parte izquierda de la obra se atribuye a Juan Niño de Guevara. En esa parte vemos al papa Pío V en el momento en que un angel, mientras está rezando, le anuncia la victoria de Lepanto. En realidad el ángel saca un brazo, le agarra de la cabeza y se la gira, lo que seguramente constituya una de las revelaciones menos sutiles de la historia del arte. El skyline que vemos detrás del papa, se corresponde con el de la ciudad de Malaga, donde no estaba el Papa pero sí el cuadro, que colgó durante casi dos siglos de las paredes del convento de Santo Domingo.

A la derecha del cuadro se desarrolla la batalla. Creo que mejor que describir el cuadro, podemos dejar que un cronista de la época nos la narre.

Jamás se vio batalla más confusa; trabadas de galeras una por una y dos o tres, como les tocaba… El aspecto era terrible por los gritos de los turcos, por los tiros, fuego, humo; por los lamentos de los que morían. Espantosa era la confusión, el temor, la esperanza, el furor, la porfía, tesón, coraje, rabia, furia; el lastimoso morir de los amigos, animar, herir, prender, quemar, echar al agua las cabezas, brazos, piernas, cuerpos, hombres miserables, parte sin ánima, parte que exhalaban el espíritu, parte gravemente heridos, rematándolos con tiros los cristianos.

Mañana, si les parece, terminamos nuestra visita a la exposición. Como les dije el primer día, zona de acampada entre las salas 2 y 3, cafés y bollería en las máquinas de la entrada.

De Ivan el Terrible a Teresa de Cepeda y Ahumada (1 de 3)

Portada

Como todos ustedes sabrán si no han pasado los últimos meses en la misma cueva que Rosa Díez -¿alguna otra explicación para su ceguera política?-, este año estamos celebrando el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa. Con motivo de esta señalada efeméride, la ciudad se ha llenado de actos de toda naturaleza, clase, tipo, calidad y mérito; entre los cuales el que esto suscribe ha tenido el inmenso placer y honor de tener un hueco. El pasado 2 de marzo, con éxito de crítica y público -ninguno de los espectadores intentó apedrearme y asistió gente a la que ni conocía ni había pagado- pronuncié una pequeña conferencia dentro del ciclo “Ávila en Teresa” titulada “De Ivan el Terrible a Teresa de Cepeda. Una visita virtual al S. XVI”.

Por suerte o por desgracia, no hay registro audiovisual del evento más allá de unas cuantas fotos y del paguerpoint que utilicé como soporte de mi explicación. Pero, ante las numerosísimas peticiones recibidas por telegrama y correo aéreo, he decidido traer la charla a este rincón en tres cómodas entregas. ¿Pros? La humanidad tendrá siempre a su alcance este saber y aquellos que no pudieron asistir podrán disfrutar de la misma. ¿Contras? Esto pierde mucho sin mi aterciopelada voz.

La idea central de la conferencia -corran, que estamos empezando- era que Santa Teresa no sería Santa Teresa si no hubiese nacido en Ávila en el s. XVI. Santa Teresa es Santa Teresa porque nació en este rincón de la galaxia en 1515 y si hubiese nacido en otra época o en otro país no estaríamos aquí reunidos hablando de ella, entre otras cosas porque sería raro organizar en Ávila, con tartas de cartón de cinco mil euros, el V Centenario de una mujer nacida en Londres hace 45 años. Lo que quiero decir es que es fundamental conocer o comprender una época para comprender y conocer los sucesos de la misma y a las personas que los protagonizaron. El puto contexto histórico, vamos.

El siglo XVI, el siglo de Santa Teresa, es un siglo importante. En realidad todos los siglos son importantes, pero el S. XVI es uno de esos siglos que además de reunir personajes, sucesos y hechos claves de la historia de la humanidad, está clavado en el imaginario colectivo de la sociedad, en especial de la española. Es un siglo tan importante que es imposible resumirlo en los 45 minutos que me tenían reservados aquel día o en las tres entradas que va a ocupar en este blog.

Por eso, propuse a los asistentes y les propongo a ustedes, en lugar de una perorata sobre la época, que me acompañen en una visita guiada a una hipotética exposición montada con motivo de este quinto centenario, paralela a Las Edades del Hombre, para hablar de ese S. XVI. Una exposición increíble, con miles piezas de los cinco continentes, traídas de museos y colecciones privadas de todo el planeta. Una exposición carísima, por cierto, así que tenemos que imaginarnos también que al Ayuntamiento le ha tocado el Euromillón o una parte de la herencia del padre de Jordi Pujol.

Es una exposición enorme que tardaríamos horas, días o incluso semanas en recorrer -hay habilitada una zona de acampada entre las salas 2 y 3-, pero que nosotros vamos a tener que ver en 45 minutos porque hemos quedado luego a tomar unas cañas. Entendemos la cultura de forma integral y no hay nada más cultural que los bares.

La exposición está dividida en tres capítulos: el mundo, Europa y España. Es un esquema muy habitual: de lo más lejano a lo más cercano al público. El problema de este primer espacio, el dedicado al mundo, es que en Europa somos un tanto eurocéntricos. La historia que conocemos es la Europea, la que enseñamos a nuestros hijos en los colegios es también Europea e incluso en nuestras universidades escasean las asignaturas que vayan más allá de considerar otros continentes como colonias potenciales europeas, colonias o excolonias. El objetivo de este espacio era abrir un poco la mente del visitante -recuerde que usted ahora está en una exposición y no en el metro, en clase, en su trabajo o en el escusado- y mostrarle algunas de las cosas que pasaban fuera de nuestro bonito continente.

Es un siglo en el que el conocimiento del globo avanza una barbaridad, gracias, sobre todo, a la loca carrera de dos naciones situadas en una península al sur de Europa. Este es el mapa de Juan de la Cosa, pintado en 1500. Es el primer mapa en el que aparece el continente americano. Este otro, del holandés Gerard de Joe, de 1586. Fíjense en solo 80 años como ha cambiado la imagen del mundo. La exposición-charla está llena de mapitas. ¿Les he dicho que me gustan los mapas? ¿Saben que mi cumpleaños está cerca?

El mundo del S. XVI es un mundo cada vez más globalizado y abierto, donde contactos entre civilizaciones, culturas y mundos son cada vez más frecuentes. En realidad, los contactos siempre han sido mucho más frecuentes de lo que imaginamos o de lo que los tópicos o los lugares comunes reflejan. Por ponerles algún ejemplo, Felipe II se carteaba con el emperador de China mientras pensaba en conquistar aquellos pagos y los infantes de marina españoles se batían en el pacífico contra los samurais.

De entre las miles de piezas ubicadas en esta sección de la exposición -recuerden, no hemos reparado en gastos- nuestro guía ha seleccionado tres: un retrato de Iván el Terrible, un bronce de Benin y una miniatura del Akbar Namah.

Este retrato de Iván el Terrible es la primera obra a comentar. No es contemporáneo al personaje, sino que es de finales del XIX (1897), de Viktor Vasnetov, y se conserva en la Galería Tretiakov, en Moscú, cerca del Kremlin. Más allá de algunas bonitas anécdotas sobre cómo se ganó Iván su apodo -aunque hay que decir que más que terrible, en ruso su apodo está más cerca de riguroso o furioso- lo importante de Iván es que fue el primer Zar de Rusia, título derivado del Caesar romano, que realizó, con el apoyo de la Iglesia Ortodoxa una serie de reformas encaminadas a centralizar el Estado y a reducir el poder de la nobleza territorial y que comenzó la expansión del principado de Moscú que terminaría conduciendo a la Rusia actual. Centralización, aumento del poder de la monarquía, expansión militar ¿les suena? Aquí iban algunos chistes sobre Putin, Stalin e Iván el Terrible, pero la situación geopolítica aconsejó y aconseja que me los guardes donde la espalda pierde su casto nombre.

La segunda pieza de nuestro recorrido, ahora que ya hemos entrado en calor con un poco de sangre, es uno de los bronces de Benin conservado en el Museo Británico. Esta obra está datada a finales del S. XVI y es parte de una colección de más de 1000 piezas, repartidas por varios museos del mundo, fruto del saqueo británico de la ciudad de Benin, en el suroeste de lo que ahora es Nigeria. De estas 900, la mayoría, unas quinientas, se siguen conservando en el Museo Británico. Si ustedes tienen pensado acercarse próximamente a Londres, están en concreto en la sala 25. ¿Cómo llegó la pieza hasta allí? Pues como tantas otras: exploración, conquista, saqueo, reparto de las ganancias, condecoraciones de la reina. Una historia tan británica como el té, el café de agua de río y las fritangas esas de pescado.

Más allá de su ubicación actual, lo más interesante de esta pieza es que procede de Benin, un estado africano que ocupó buena parte de la actual Nigeria desde el s. XIV hasta el S. XIX, importante enclave comercial en las costas africanas, parada obligada de los navíos portugueses desde finales del S. XV. Allí los lusos comerciaban con especias, marfil y también esclavos. Benin fue durante muchos años el primer suministrador de esclavos para nuestro vecinos. En el bronce, los dos señores que aparecen detrás son portugueses.

El centro del estado era el Oba, el rey, que era una figura casi divinizada, venerada por la población, considerada descendiente directo del fundador mítico del reino. En la pieza, es el tipo que aparece sentado en el centro. El rey era la cabeza política, espiritual y ritual del reino y controlaba la mayor parte de los recursos del mismo, su explotación y su comercio con los europeos. El arte era un instrumento ideológico controlado también por la monarquía.

La última pieza de esta sección era esta preciosidad, una miniatura del Akbar Namah, conservada en el Museo Victoria y Alberto de Londres. Pertenece a la primera edición del citado manuscrito, fechada en los últimos años del S. XVI. La segunda edición, de la que se conservan algunas miniaturas en nuestro país, es algo más moderna, de los primeros años del S. XVII. El Akbar Namah es una obra que relata la historia del reinado del emperador Akbar. Fue escrito por el biógrafo oficial del emperador a instancias de este. Y como quien paga, manda, ya se pueden suponer que la obra es ante todo, un medio de propaganda política del emperador. Como la prensa de hoy y las administraciones. Akbar inaugura tal cosa, Akbar gana el debate del Estado del Imperio, Akbar dando chocolate con churros a los jubilados. ¡Akbar, te queremos!

Akbar fue el tercer monarca del Imperio Mogol y su reinado se prolonga desde 1556 hasta 1605. Fue esta la etapa de mayor expansión del imperio, que tras la muerte de Akbar comienza a replegarse hacia el norte. Durante su reinado, promovió reformas políticas para buscar la uniformidad del imperio, la centralización y reafirmar el poder de la monarquía sobre la nobleza local y sobre los líderes religiosos tanto hindúes como musulmanes. En relación a esto último, a su política llamemosla religiosa, además de tolerar la práctica en su imperio de cualquier religión, Akbar creó una nueva religión, una fusión de elementos persas, musulmanes e hindús, con algún ingrediente cristiano, en la que él era el eje central. La religión en si no tuvo mucho éxito, quedó muy limitada a la corte donde la gente se hizo creyente por aquello de llevarse bien con el Emperador, pero junto a ella Akbar se nombró máximo intérprete de Dios, con lo que limitó el poder de los líderes religiosos situándose sobre ellos.

Más centralización, más estatalización, importancia del comercio, más control sobre los otros poderes del Estado. Como en Benin, como en Rusia, como sucedía en aquel momento en media Europa occidental.

Mañana seguimos.

El futuro será smart

smartovejas_1

Las elecciones suelen ser llamadas “la fiesta de la democracia” en las crónicas periodísticas. Es una de esas coletillas que salen solas. ¡Fiesta de la democracia! ¡Marco incomparable! ¡En estas entrañables fechas! Seguramente muchos periodistas tengan programados atajos en su teclado para este tipo de frases. Sea como fuere, si aceptamos que las elecciones son “la fiesta de la democracia” debemos convenir que lo que nos espera este año va a ser muy similar a una de esas fiestas ilegales que se montan en la costa mediterránea cada fin de año. Cuatro coches, seis altavoces, una caravana, un par de tiendas de campañas, algunos perros famélicos trotando de un lado a otro, música a todo volumen, drogas, alcohol, sexo libre y mucho desenfreno. Lo que viene siendo un colegio electoral al uso.

Dejando a un lado esta afortunada metáfora -¿no ven ustedes a Floriano sobre el capó de un R5 amarillo echándose cerveza sobre el pecho desnudo, mecido su flequillo por la brisa marina, mientras grita enloquecido a los cuatro vientos que se le han acabado los porros?-, lo más festivo de las elecciones es todo lo relacionado con los programas electorales. Iba a compararlos con una carta a los Reyes Magos, por la ilusión, el gasto y tal, pero no son exactamente lo mismo, ya que en las elecciones niños, Reyes Magos, Mama Nöel, renos y camellos son uno y trino, como en ciertas religiones confusas, y los regalos, en teoría, son para todos y los pagamos a pachas.

A pesar de las apreturas de los últimos tiempos, los programas electorales vendrán tan llenos de promesas, buenos propósitos y obras faraónicas como otros años. En Badajoz, por ejemplo, tras años de telarañas, el dinero parece fluir como antaño: en solo un par de meses el Gobierno de Extremadura -el artista anteriormente conocido como Junta de Extremadura- ha puesto sobre la mesa casi 100 millones de € para proyectos de todo tipo: una nueva escuela de idiomas, una ronda de circunvalación, un nuevo puente sobre el río, un nuevo juzgado, parques, flores, columpios para niños, colegios, felicidad, etc. Proyectos que, por cuestiones meramente temporales, de organización, procedimientos y burocracia, se empezarán a materializar solo después de las elecciones.

En Andalucía, donde las calles ya huelen al rebujito de la fiesta de la democracia, ya tenemos negro sobre blanco los programas electorales de los partidos invitados al convite. De entre todo lo prometido hay algo que me ilusionado especialmente, me ha llenado de alborozo y ha dibujado en mi rostro una amplia sonrisa. El PP andaluz, agarrense que vienen curvas, promete crear “smart beaches”, playas inteligentes para los poco aficionados a las lenguas extranjeras. Playas con birretes sobre las sombrillas que informen al visitante, dialoguen con él y le den cremita en la espalda mientras le recitan algo de Espronceda.

Quizá el concepto “playa inteligente” no sea directamente exportable a nuestra ciudad -el oleaje del Chico es traicionero- pero sí la idea que subyace al invento. Pasemos de hacer inteligentes a las ciudades en su conjunto a convertir en inteligentes todos y cada uno de sus elementos. De las esmartciudades a los esmartparques, las esmartplazas y las esmartcalles. ¿No se lo imaginan? Pasos de peatones que llaman al 112 automáticamente cuando se produce un atropello, farolas que propinen collejas cuando alguien critique la iluminación en sus alrededores, banderolas del Centenario que se recojan solas cuando el aleteo de una mosca en sus cercanías amenace su existencia, árboles secos que griten “¡Floreceré la próxima primavera!” cada vez que alguien se pregunte por el sentido de su permanencia, rotondas que se muevan de un cruce a otro cuando no se las necesite. ¡Las posibilidades son infinitas! Imbornales inteligentes con un cubo de playa para que achiquen automáticamente el agua cuando llueva, depósitos de sal con dos carreras que salgan huyendo cuando nieve, Palacios de Congresos que organicen, sin intervención humana, actos, celebraciones y reuniones ¡Y que asistan a los mismos y aplaudan al finalizar con sincero fervor! Estatuas que posen para salir mal en las fotos, contenedores de basura que cuando estén llenos escapen de sus usuarios, bancos que se conviertan en papelera cuando alguien vaya a sentarse y papeleras que se conviertan en bancos cuando alguien se acerque a depositar algo en ellas, fuentes que solo funcionen cuando más hiele, edificios de Moneo que se esfuercen por salir y estropear todas las fotos ¡y palomas inteligentes que apunten a la coronilla de los turistas cuando defequen!

El futuro ya está aquí y es esmartvilloso.

Ps. Esmartplayas llenas de esmartchiringuitos, esmarturbanizaciones de lujo y esmarthoteles de cinco estrellas para los colegas, que para eso modificamos hace no mucho la Ley de Costas.

Ps2. En la foto, esmartovejas en los alrededores de la esmartciti.

En plena cuenta atrás

Decía el otro día Zarzalejos en El Confidencial que uno de los principales damnificados por la forma de ser y de gobernar de Rajoy era el Partido Popular. Zarzalejos, que pasa por ser uno de los gurús de la derecha, uno de los más virtuosos intérpretes de vísceras de gaviotas y uno de los mejores conocedores de cómo funcionan las válvulas, engranajes y correas de la maquinaria popular; afirmaba que el PP se ha quedado sin banquillo y que ante la perentoria necesidad de renovación en alguna de sus plazas, Rajoy y compañía habían tenido que recurrir a medianías, parches o viejas glorias.

Como todos ustedes son muy listos, ya saben lo que viene ahora. ¿Está en esta situación el PP de Ávila? El anuncio de la candidatura de Jose Luis Rivas me pilló frente al castillo de Arévalo y he de reconocer mi sorpresa. No era uno de los nombres que sonaban y en la encuesta que este mismo blog publicó, del centenar de participantes ninguno pensó en él. Por aquí son más de Woody y del actor secundario Bob (mira que sois malos). ¿Es Rivas renovación? ¿Es banquillo, medianía, parche o vieja gloria? No tengo el placer, así que daremos al candidato el beneficio de la duda. Respecto a su perfil renovador, sí y no. Él mismo presume de experiencia, aunque no haya sido en primera línea hasta hace poco. ¿Tiene banquillo el PP de Ávila? En una situación así, la retirada del alcalde, quizá hubiese parecido más lógico recurrir a uno de sus más directos colaboradores. ¿Hector Palencia, José Francisco Hernández, Patricia Rodríguez? Igual no es falta de confianza por parte del partido, igual se lo ofrecieron y ellos lo rechazaron. ¿Lo rechazó también Alicia Garcia? Creo que Rivas no ha sido la primera opción del PP abulense, puede que incluso no fuese la segunda, pero es tan solo una suposición.

Una de las cosas que he oído o leído destacar sobre el alcaldable popular -perdonen mi imprecisión, pero he estado de vacaciones- es que nunca había salido de Ávila más que para estudiar la carrera. Como abulense residente fuera de la ciudad este tipo de afirmaciones me producen ciertos reparos y no solo porque me inhabilitan como candidato del Frente Popular Palero – Unión, Palos y Democracia (FPP-UPyD). Unas declaraciones, eso sí, muy del gusto del Delegado del Gobierno en Andalucía. Los chistes ya están todos hechos y Jabois retrata muy bien la situación, pero ¿queremos que Ávila sea gobernada por un partido que tiene como logo una gaviota? ¿Cuántas gaviotas hay en Ávila? ¿No sería mejor una cigüeña? ¿Queremos que nos gobierne alguien que se llama José Luis? Estos nacionalismos de campanario tan patrios cada vez son más vergonzosos.

No me resisto a hablar de la leal oposición, empeñada a todas luces en facilitar la mayoría absoluta del PP. El PSOE está a un tris de implosionar y veremos qué pasa en UPyD. Los del puño y la rosa aprobaron anoche la lista que presentarán al Ayuntamiento sin contar con los partidarios de la candidata, ni siquiera con el número dos que ella misma había anunciado. La lista contó con un amplio respaldo, sobre todo por que la candidata y sus partidarios se levantaron y se fueron ¿Será Manoli Prieto nuestra Tania Sánchez? ¿Habrá una escisión en el PSOE local? ¿PSOE versus PSOE-Auténtico? Sea como fuere, pelear por el segundo puesto en las listas puede terminar siendo una pérdida de tiempo.

En UPyD las aguas bajan casi tan revueltas como en el PSOE. Manuel Vicente ha dejado la formación magenta y se va a Ciudadanos, donde se ha puesto a disposición del partido. ¿Será el candidato de los de Albert a la alcaldía? ¿Será Manuel Vicente candidato por Vox dentro de cuatro años? ¿Del PSOE dentro de ocho? ¿Volverá al PP dentro de doce? ¿Se dejará coleta, verá la luz y recalará en Podemos? Y respecto a UPyD ¿sobrevivirá a Rosa Díez o será esta su fundadora y liquidadora?

Fijense como estarán las cosas que el partido que parece más en calma a pocos meses de la cita electoral es Izquierda Unida. ¡De locos!

PS.- Lo último que sabemos de Trato Ciudadano es este manifiesto de doce puntos por una ciudad amable. El documento está bien, tan bien que podría ser firmado por todos los habitantes de la ciudad, de la provincia y de la galaxia. Arriba lo bueno, abajo lo malo. Supongo que terminarán derivando de cada uno de esos doce puntos varias medidas concretas. ¿Cómo garantizar desde el Ayuntamiento servicios básicos, sobre todo aquellos sobre los que no se ejerce ninguna competencia? ¿Cómo encaminamos la economía de la ciudad hacia el bien común? Esperamos ansiosos sus respuestas.

El turismo va bien

Pues sí, los datos del sector turístico son buenos. No, no es ironía. ¿Podían ser mejores? Claro, porque nosotros siempre aspiramos a la excelencia, al cochinillo asado de piel crujiente y a la puntilla neoclásica del huevo frito. Como vienen señalando los medios de comunicación locales y el Ayuntamiento de la ciudad, los datos recogidos referentes a la llegada de turistas a nuestra ciudad han abandonado la atonía de los pasados años de crisis y empiezan a ofrecernos alegrías, brotes verdes y raíces vigorosas.

Como ya sabrán los lectores frecuentes, en estas páginas solemos recurrir a los datos de la Encuesta de Ocupación Hotelera realizada y publicada por Instituto Nacional de Estadística con periodicidad mensual porque nos permite comparar los datos recogidos en nuestra ciudad con los de las ciudades de nuestro entorno. Porque ¿de qué sirve crecer un 1% si todo nuestro entorno lo hace un 25%? O al revés ¿sería un drama no crecer cuando nuestro entorno decrece? Una cosa es vernos guapos en el espejo y otra serlo realmente en la pista de baile de la discoteca. Al Ayuntamiento esta estadística no le gustaba ni un pelo cuando los datos eran malos -ya saben, era solo una encuesta- pero seguro que ahora, cuando los números son mejores, la tienen encima de la mesilla y le dan un besito antes de acostarse.

El año pasado, el número de viajeros aumentó un 5,17% y el de pernoctaciones un 2,21%. Los datos del conjunto de ciudades analizadas reflejan la recuperación del sector turístico de interior. Ávila está en la zona media de la tabla, ni muy mal como Zamora, ni muy bien como Toledo. Los números de la ciudad del Tajo son muy buenos. Los pinceles del Greco y su centenario consiguieron aumentar más de un 20% el total de viajeros y pernoctaciones. ¿Tendrá el mismo efecto el Centenario de la Santa sobre los datos abulenses?

Viajeros1413 Pernoctaciones1413Durante el pasado mes de enero, el número de viajeros aumentó un 25,95% y el de pernoctaciones un 33,03%. Son muy, muy buenos datos, sobre todo el de pernoctaciones. Por fin parece que se revierte la tendencia y que el turista empieza a pasar más tiempo en la ciudad. ¿El Centenario? En parte sí, por supuesto. Los datos son buenos para casi todas las ciudades analizadas, pero la mejora en nuestra ciudad es evidente: Ávila pasa de la zona media de la tabla a la cabeza y si no fuera por los datos estratosféricos de pernoctaciones de Segovia -¿algún centenario por allí?- destacaría sobre el conjunto. Por poner algún pero a los datos, de las casi 4400 pernoctaciones ganadas por nuestra ciudad respecto a 2014, solo 47 fueron realizadas por turistas extranjeros.

 

Viajeros1514 Pernoctaciones11514

 Y luego está Toledo, que mejora otro 20% su número de pernoctaciones respecto al mismo mes del año pasado. Ojalá el Centenario de la Santa tenga un efecto similar sobre el turismo abulense.

Con algo de retraso, el paro de enero.

En una sociedad que parece vivir en medio de un torbellino, donde lo inmediato parece más pasado que presente, comentar una noticia de hace una semana puede parecer una insensatez, pero nosotros, adalides de la libertad de pensamiento, la bonhomía y la vida relajada, creemos necesario reivindicar la reflexión pausada, la mirada tranquila y el largo plazo. Por eso, y porque no he tenido tiempo de hacerlo antes, paso a comentarles los datos del paro del pasado mes de enero con sus respectivos gráficos.

ParoEnero2015Durante el pasado mes de enero, el paro registrado aumento en la provincia en 137 personas, dejando la cifra total de desempleados en 17421 personas. El paro subió levemente en agricultura, industria y construcción, bajo en el colectivo sin empleo anterior y aumentó con fuerza en el sector servicios con el fin de la campaña de Navidad. A este aumentó del paro se unió un descenso de 691 afiliados a la Seguridad Social. Ambos datos en línea con los registrados en el conjunto de España.

Intermensualenero2015Que el paro aumente es mala noticia, pero no se puede negar que los números han mejorado. El gráfico sobre estas líneas es una prueba visual de esa mejoría. El aumento del paro durante el pasado mes de enero es el menor desde que comenzó la crisis. Con todas las pegas del mundo, eso sí. Los contratos duran menos que la opinión de Pedro Sánchez, cada vez están peor pagados y las condiciones de estos no dejan de empeorar; lo cual, dicho sea de paso, no es una novedad, aquí de las crisis siempre se ha salido así. El programa reformista-liberal del PP y su transformación de la economía nacional, nuestro modelo productivo y nuestra ropa interior.

Interanualenero2015Respecto al año pasado, en la provincia hay 1227 parados menos y 873 cotizantes más; 10318 más que en 2007. Una recuperación lenta y perezosa que apenas logra rebajar una tasa de paro impropia de un país desarrollado o en vías de desarrollo, una aberración para una economía normal. A este ritmo solo necesitaríamos algo más de 8 años para recuperar los niveles de desempleo previos al comienzo de la crisis. ¡Qué son ocho años! ¡Tan solo un par de legislaturas! Paciencia, hombre, paciencia.

prestacionesenero2015Ese 55,92% de los parados que no tienen ningún tipo de prestación ¿tendrán paciencia?

The more the merrier

la-foto-1

2015 tiene pinta de convertirse en uno de los años más divertidos que se recuerdan. Un carrusel de emociones, una montaña rusa de sensaciones, una explosión de adrenalina. Claro que si a usted, por lo que sea, la política le agota, igual este año se le hace largo. También he de decirle que debe ser usted de los pocos que se sientan así. Las calles se llenan de manifestantes, las tertulias y programas de contenido político no dejan de crecer y de sumar espectadores e incluso este humilde blog empieza a notar en su contador de visitas la cercanía electoral.

Hoy, 4 de febrero del año 15 -según el calendario mariano- se publica la última encuesta de intención de voto del CIS. ¿Hasta dónde le llegará a Mariano la marea podemita? ¿A Pedro Sánchez le quedarán tres o cuatro telediarios? ¿Pasará a la historia Rosa Díez como la primera persona que funda y finiquita un partido político? ¿Saldrá vestido o desnudo Albert Rivera? ¿Noticias de IU?

En nuestra patria chica, las cosas también están interesantes. Si usted no frecuenta Twitter, le contaré que ayer hubo gresca virtual entre Podemos Ávila e IU a cuenta de la entrevista/café con el secretario municipal podemita que publicamos el lunes. Por el momento el Frente Popular tendrá que esperar. También apareció por allí la Cadena SER, que al parecer lleva un mes esperando una entrevista con el mandatario podemita. Mientras, el PP se reafirma en su lucha contra el paro, la maldad y la cerveza sin alcohol; el PSOE se esfuerza por sobrevivir completar su proceso de primarias y UPyD se mantiene a la expectativa de lo que quizá sea su gran oportunidad. Y además, VOX y Ciudadanos ya han confirmado su presencia en las próximas municipales. ¡6 candidaturas 6!

Seis candidaturas… o alguna más. ¿Falange? ¿El PACMA? ¿Agrupación Los4Palos? Sí, también, quizá, pero no, no hablo de eso. A la espera de que la plataforma Ávila es +, de la que ya les hemos hablado, haga públicos sus planes de futuro, otra agrupación de electores parece estar dispuesta a dar el salto. Hablamos de Trato Ciudadano, una iniciativa cívica de cierto recorrido -aquí tienen ustedes una noticia al respecto desde el lejano 2008- que ahora parece estar dispuesta a concurrir a las próximas elecciones. O al menos, eso es lo que recoge el acta de la asamblea celebrada a finales del año pasado y disponible en la web del grupo.

Según su planificación, en estos momentos unas mesas de trabajo deben estar rematando su programa, que debe estar listo el próximo 15 de febrero para empezar a trabajar en las listas electorales. Si cumplen con lo planificado, a finales de marzo deberían tener programa y listas, momento en el cual comenzaría la recogida de los avales necesarios.

¿Contarán con el apoyo de algún partido? ¿Equo? ¿Podemos? ¿Cristalizarán en esta candidatura los distintos movimientos ciudadanos -15M, Afectados por las preferentes, Abulenses Sin Empleo, etc.- existentes en la ciudad? ¿Quién formará la candidatura? ¿Habrá nombres con experiencia en otros partidos? ¿Conseguirán los avales necesarios?

Estaremos atentos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.417 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: