Reformando Castilla y León

El pasado mes de enero, Ciudadanos presentó una proposición de Ley para modificar la Ley Electoral de nuestra amada región birregional y conjuntiva. La propuesta, que de llevarse a cabo requeriría de la modificación del Estatuto de Autonomía, incluye medidas encaminadas a reducir el gasto “para el bolsillo de los ciudadanos” -porque la democracia, además de un lío, es cara- y busca dotar a la comunidad de una ley electoral más justa y proporcional.

Es un tema por el que ha pasado de puntillas casi todo el mundo. Normal, por otra parte. Al lado del vodevil madrileño, con sus reuniones secretas, su postureo, sus encuentros, sus dimes y diretes, lo que sucede en nuestras cortes regionales parece la lectura del prospecto de las aspirinas. Más si tenemos en cuenta todo lo que prometía la legislatura -la casi espantada de Herrera, un gobierno en minoría controlado por Ciudadanos (cof, cof)- y lo poco que está dando de sí.

Todos tranquilos; aquí estamos nosotros para rellenar el hueco. Pero antes de nada, un aviso: en mi humilde opinión, las reformas electorales -como llenar la Constitución de buenos própositos- no sirven para nada. Bueno, sirven para poco, aunque normalmente se nos vendan como el bálsamo de Fierabrás. Es decir, si consideramos que la ley electoral no funciona bien o está mal diseñada, debemos reformarla, pero no esperemos que solo con eso la región se de la vuelta como un calcetín, se llenen de agua los pantanos y les crezca pelo a los calvos.

Tras esta advertencia previa respecto a mi incredulidad, empezamos. La propuesta de Ciudadanos se resume en ocho cuestiones. La primera, que el cargo de procurador sea incompatible con otros cargos en municipios de más de 20.000 habitantes. Una persona, un cargo. A mi me parece perfecto, aunque cabría preguntarse cómo Ciudadanos puede compatibilizar esta propuesta con haber dado y mantener en la Alcaldía de Salamanca a Mañueco, cuando este es también procurador en Cortes. Doctores tiene la Iglesia.

La segunda propuesta es permitir la sustitución temporal de procuradores cuando estén de baja o en medio de un proceso judicial. También la firmo, como la siguiente: primarias obligatorias en los partidos. Solo espero que se obligue a los partidos a hacerlas de verdad y no de mentirijilla como en Podemos.

Seguimos: reducción de la campaña electoral a 10 días y reducción de las subvenciones a los partidos. Lo de la campaña electoral me parece pura cosmética ahora que vivimos en campaña permanente. ¿Impedirá la ley los mitines antes del periodo electoral? ¿Impedirá el bombardeo continuo en los medios de comunicación? ¿Servirá de algo? Lo dudo. Y lo de las subvenciones… Desde que estalló la crisis y todos nos dimos cuenta de que los presupuestos de las administraciones públicas no son infinitos, se ha buscado culpables de estas estrecheces: los coches oficiales, los tropocientos mil políticos, etc. Las subvenciones son uno de los sospechosos habituales a la hora de señalar con la tijera. La palabra subvención es repudiada por unos y por otros. Hay una cacería contra las subvenciones… pero solo contra algunas. Las de sindicatos y partidos se llevan la peor parte, pero las que recibe, por ejemplo, la industria automovilística y los concesionarios de coches (Plan PIVE) son aplaudidas por propios y extraños. No, no me molestan las subvenciones a partidos y sindicatos por realizar su trabajo y esta me parece una medida de cara a la galería, meramente populista. 

Las siguientes propuestas requieren la modificación del Estatuto de Autonomía: desbloquear las listas, fijar en 85 el número de procuradores y establecer la comunidad autónoma, y no la provincia, como circunscripción electoral. El desbloqueo de las listas me parece poco significativo de cara al elector -a la vista está de qué sirve el desbloqueo de las listas del Senado- aunque puede que quizá obligue a los políticos a esforzarse por visibilizar su trabajo y aportar dentro de su grupo. Le daremos el beneficio de la duda. El objetivo de las otras medidas es que el reparto de escaños sea más proporcional. Ya saben, que el voto de una soriana valga lo mismo que el de un señor de Valladolid. Pobres sorianos. En el cuadro ven cómo está el reparto ahora: el resultado de las pasadas elecciones, el reparto de procuradores en las Cortes, la diferencia entre el resultado y el porcentaje de procuradores y cómo quedaría con la propuesta de Ciudadanos, que sería el principal beneficiario al sumar cuatro procuradores, mientras que el PP, el partido más sobrerrepresentado hasta el momento (+12%), perdería 6. 

ReformaElectoral

¿Es necesaria la reforma? Puede que sí. ¿Así? Pues no lo sé. Quizá el reparto actual sea poco proporcional, pero la circunscripción provincial asegura (más o menos) un peso mínimo en la agenda de los partidos a todos los rincones de la comunidad. La provincia de Soria tiene 93000 habitantes, la ciudad de Valladolid más de 300.000. Si usted fuese político ¿donde centraría sus esfuerzos si la circunscripción fuera única? ¿Para qué ir hasta Soria con lo lejos que está? Un sistema electoral no debe solo asegurar la proporcionalidad, también la representación de las minorías y el reparto justo de la voz y el voto. Sobrerrepresentar a una zona o a una región para que sus problemas tengan voz es perfectamente legítimo y democrático. 

Y como aquí somos mucho de proponer, mi propuesta. Elevar el número de procuradores hasta 89 -impar para evitar los empates-, fijar el mínimo provincial en tres y realizar un nuevo reparto por provincias. En la tabla, procuradores actuales, porcentaje sobre el total de procuradores, población, porcentaje sobre el total de la población, mi propuesta de reparto y el porcentaje que este número de escaños supondría sobre el total.

ReformaElectoral2

Como vemos, se mejora la proporcionalidad sin dejar casi sin voz a los pobres sorianos. Ahora la provincia de Valladolid, con el 21.36% de la población, reparte el 17.86% de los escaños; con nuestra propuesta pasaría a repartir el 21.35%. Incluso sería posible darle otro escaño a Soria a costa de uno de los nuevos escaños de León sin perjudicar en exceso la representación de estos últimos. Y así quedarían las cortes regionales con los resultados de las pasadas elecciones (mayoría absoluta en 45).

propuestaresultado

Los nuevos escaños se reparten entre PSOE (1), Ciudadanos (3) y el premio gordo se lo lleva Candidatura Independiente-Ciudadanos de Centro Democrático, que obtendría un procurador por Valladolid.

Por cierto ¿el nombre de estos muchachos no invita a equívocos? Qué pillastres.

3 Responses to Reformando Castilla y León

  1. Guillermo B. dice:

    Es limitada. La propuesta. Digo. Vamos, que exploras uno de los múltiples futuros. Lo suyo es aplicar distintos criterios de reparto y distinto número total de procuradores, y realizar simulaciones de Montecarlo hasta dar con la combinación que permita al PACMA tomar el gobierno regional.
    Porque eso de cambiar todo para que nada cambie (es decir, que PP y C’s sigan igual que estábamos) es una puñeta, que además quita dos puestos de trabajo en Soria y uno en Ávila, que falta nos hacen.

  2. Guillermo B. dice:

    Eureka.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: