#SalvarBancaTelefónica (por Berta Cuadrado Mayoral)

Tenemos la suerte de contar con la colaboración de Berta Cuadrado Mayoral (@jimenaalmenara), un texto en defensa de los puestos de trabajo asociados a la banca telefónica de Caja España-Duero en León

—————————————————————————————————————————

¿Saben? Yo no entiendo de bebés en el Congreso, ni de rastas. Yo no sigo los avances de los pactos políticos para gobernar lo ingobernable. Yo no sé muy bien qué pasa con esa porción de España llamada Cataluña que quiere salir remando en su balsa de piedra, al más puro estilo de Saramago. Pero hay algo que sí entiendo. Sé lo que es sustentar un sueño en el día a día, una vida. Sé lo que es levantarte en un hogar, madrugar para ir a trabajar y desplazarte caminando a un lugar de trabajo. Recorrer unas calles aún húmedas por el relente, pasar por delante de aquel bar donde anoche tomaste una caña en buena compañía. Aspirar unos segundos el olor de la churrería. Ver en una marquesina el anuncio de una exposición del MUSAC a la que apetece ir. Detenerte frente al cartel de una obra infantil del teatro San Francisco, que supone una buena oferta de ocio familiar. Leer el flyer que anuncia una feria internacional en el León Arena donde ir a echar unas risas, y aprender, y disfrutar con unos amigos.

Todo esto de camino al trabajo… y terminar la jornada laboral y regresar al mismo hogar del que se partió. Dejar las llaves en ese “vuelcatodo” sin nombre. Y saber que estarán ahí al día siguiente, en el que todo volverá a comenzar.

¿Saben? Hay 46 familias que van a perder esa seguridad. Y ¿saben algo más? Que no son solo 46 familias. Que también perderá el MUSAC, y el bar, y la churrería, y el teatro San Francisco y el León Arena. Porque cuando se produce un despido no es solo una pieza la que cae. Son muchísimas más.

León está a punto de perder el centro de trabajo que mantenía el asesoramiento de banca telefónica a Caja España-Duero. Se lo llevan. Fuera de nuestra ciudad, de nuestra provincia, de nuestra región. Aquí nos quedamos, aislados, vendidos. Como nos quedamos cuando se esfumó la minería, como sucedió con Everest

Hoy ha amanecido y las calles no estaban húmedas solo por el relente. Había algo más. Nuestra catedral llora, llora San Isidoro, llora la Plaza del Grano. Y nadie busca soluciones para calmar el torrente.

Y no hay balsa de piedra a la que subirse y remar.

8 Responses to #SalvarBancaTelefónica (por Berta Cuadrado Mayoral)

  1. Tornilla dice:

    ¿Será un flashback?…Creo haber vivido esta situación anteriormente: amigos pidiendo nuestra colaboración en medios de comunicación a nuestro alcance o en las redes sociales para difundir tristes noticias de puestos de trabajo en fase terminal.
    ¿Cuántos despidos masivos de trabajadores tendremos que seguir defendiendo con nuestras palabras?. ¿Y qué hacer?. Nos sentimos tan indefensos ante esta triste e inmerecida situación, que nuestra única espada son las palabras. Palabras que son aliento pero no sustento para nuestros amigos y sus familias. Sentimientos expuestos públicamente para despertar las conciencias de quienes corresponda…
    Vayan pues estas líneas como escudo para ellos, para los trabajadores, que con su esfuerzo del día a día han defendido sus puestos de trabajo y ahora tienen que seguir luchando con más empeño para que no les despidan. No piden otra cosa que seguir trabajando ¿puede haber algo más digno?. Ojalá consigan el respeto y consideración que merecen por un trabajo bien hecho. Mucha suerte en la lucha.

  2. Guillermo B. dice:

    Desde luego para los abulenses que otean desde los cuatro palos esto les sonará reciente. Llevar los servicios centrales de nuestra extinta (qué bien suena) Caja de Ahorros de la Calera a Madrid nos privó de muchos puestos de trabajo, y los pocos que han podido seguir con ello, ya no pueden pasar delante de churrerías, bares o calles mojadas, otro que no sea en su tempranísimo camino a un autobús o coche que los desplace a más de 100 kms.
    Sí, es una pérdida. Pero en una absorción como la de Unicaja (que fue compra, no fusión) el comprador aplica sus criterios políticos y de optimización. Suena triste, pero es la vida. Y en una mezcla de negocios bancarios, los servicios centrales llevan las de perder.
    Al margen de si otra gestión hace uno o dos lustros hubiera salvado a las Cajas locales, la pregunta estriba en si por tamaño tenían opciones de sobrevivir, cada una con sus servicios y empleados, quizás redundantes, sostenidos al fin y al cabo con el dinero de los impositores (menos remuneración en los depósitos, más comisiones y préstamos más caros que la banca más grande). Recordemos que Caja España-Duero es la fusión de dos cajas, que a su vez son la fusión o adquisición de otras, que a su vez lo son de otras… ¿Serían hoy por hoy viables la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León, la Caja de Ahorros Provincial de Zamora, la Caja de Ahorros Popular de Valladolid, la Caja de Ahorros Provincial de Valladolid, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Palencia, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Salamanca, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Valladolid, la Caja de Ahorros y Préstamos de la Provincia de Palencia, la Caja Rural de Ávila, la Caja de Crédito Agrícola de Ciudad Rodrigo, la Caja Rural de Cáceres, la Caja Rural de Arenas de San Pedro la Caja de Ahorros y Préstamos de Soria y el Crédit Lyonnais España? ¿Sabemos cuántos empleos se han perdido de forma más o menos traumática en estos últimos 30 años de fusiones? Defender una entidad financiera regional como necesidad por un lado y por otro criticar -justamente en mi opinión- el control político de las mismas son cosas que tendremos que hacernos mirar todos, yo el primero.
    En todo caso, suerte en la lucha, pero creo que se debió de dar hace ya unos años, cuando se abandonó la defensa (quizás imposible) del engendro cajero regional, algunas otras cajas (Ávila entre ellas) huyeron del mismo para caer en otro barco con un boquete aún mayor abierto, y así nos va a todos.

  3. carlos dice:

    Es una triste nueva, de tan repetida noticia, ajada y envejecida, sobre lo que acontece en nuestra geografía, como sucede con las fichas de dominó cuando se presentan alineadas y basta con golpear, “debil mente” que agitas el vil garrote, tan solo una de ellas para derribar toda la línea. Y las piezas caídas ignorantes de la razón del porqué a mi sí y a otros no, extienden las manos hacía los otros paralepípedos alienados que ignoran porqué aún se sostienen en pie. En cualquier caso habrá que seguir peleando.

  4. Supermon dice:

    Las empresas siguen concentrando su producción o llevándosela a sitios más baratos: lo que queda de Tabacalera en Logroño va a cerrar tambien, en aras de la eficiencia y la concentración. Eso de fusionar y concentrar es una estrategia recomendada por muchos gurús y a veces, hasta impuesta por quien lo puede imponer (por ejemplo, el Banco Central Europeo) con la connivencia de los gobiernos. Juntemos tres empresas de 1000 empleados cada una, resulta que con unos 1.500 nos apañamos; ergo la empresa es más rentable. El problema son los otros 1.500 que se van a la calle de manera directa y, de oca a oca, otros tantos entre limpieza, seguridad, proveedores, el del bar de abajo…

    A este paso, en poco tiempo habrá un único banco en España, que podría haber sido superrentable si no fuera porque todos sus clientes se quedarán en el paro.

  5. Charlatan dice:

    ¿Alguna otra operación o consulta?
    Gracias por su llamada.
    Última llamada telefónica que entrará en León, para que Málaga se lleve puestos de trabajo que perderá una Comunidad Autónoma, que ni es comunidad ni es autónoma.

  6. Obis dice:

    El asunto es pur(t)amente político. Se decide si que quiere una banca pública o no. Se decide si se permite concentrar el sector bancario privado para facilitar oligopolios y beneficiar a los accionistas o no. Y esas decisiones las toman y ejecutan los partidos que gobiernan porque reciben más votos en las elecciones correspondientes. Sencillo.

    • Guillermo B. dice:

      Gran verdad, querido Obis. Lo que viene a decir que el asunto no hay verdades absolutas, no admite “bien” o “mal”. Habrá quién opine que negro (banca estatalizada o altamente regulada) o blanco (banca liberalizada y por tanto sujeta a las concentraciones que indique el sector), o incluso grisáceos (leyes antitrust, modelo híbrido de banca nacional compitiendo con liberales). Pero esto no es de buenos o malos. Si Unicaja, entidad privada que se debe a sus accionistas tiene que tomar una decisión, no se le puede pedir que ponga condicionantes políticos o de arraigo en sus decisiones. Otra cosa es que en León dejen de llevar sus ahorros o de pedir préstamos al nuevo banco, en venganza, que es la fortaleza del ciudadano de a pie.

  7. lunanueva dice:

    Tendrían que sacar una ley de corresponsabilidad municipal en estos asuntos. Te quedas sín trabajo porque se cierra un centro de trabajo en el municipio en el que resides y pagas impuestos. Pues desde la misma empresa e instituciones públicas del municipio ( Ayuntamiento, JCYL…), deberían ofrecer un plan de recolocación a esos trabajadores. Y a nivel municipal, desde el Ayuntamiento, moverse por mantener puestos de trabajo, algo fundamental para la subsistencia del individuo, por encima de otros programas locales. Atraer industrias y empresas. Por desgracia en CYL no lo hacen y no es porque la comunidad no tenga potencial o ciudadanos serios y preparados, es por una clara inpetitud e ineficacia de las clases políticas. Los hechos, las cifras y las estadísiticas, hablan por sí sólas. El personal de las entidades municipales se ha triplicado en los últimos diez años, sin ser reseñable el crecimiento poblacional de la región con una pirámide poblacional claramente inversa; Con una mayor dotación de trabajadores los Ayuntamientos deberían ser´más eficaces en sus respuestas a las demandas sociales y de los ciudadanos y me atrevo a decir que no sólo no lo son, sino que la duplicidad de personal no se ve reflejada en la mejoría de la calidad de vida de los ciudadanos de las ciudades castellano leonesas ni en la defensa de sus derechos e intereses fundamentales, como el del trabajo. Se dedican a potenciar estéticamente las ciudades, a atraer el turismo y en definitiva a temas menos prioritarios que el bienestar de los ciudadanos. Pero claro de alguna forma hay que justificar el excedente de personal municipal.
    Suerte Berta e intenta sacar un lado positivo a la situación; Además de que tendrás derecho a prestación por desempleo, puedes aprovechar para cambiar de rumbo profesional y mejorar o sentirte más realizado con otro trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: